DINASTÍAS | Los Foros de la Realeza
https://dinastias.forogratis.es/

ISABEL, CONDESA DE PARIS.
https://dinastias.forogratis.es/isabel-condesa-de-paris-t527-12.html
Página 2 de 12

Autor:  legris [ 09 Sep 2008 19:50 ]
Asunto: 

Lo de los puros habanos no es nuevo en la familia real española. La reina Mª Amelia de Sajonia esposa de Carlos III pedía a Cuba Tabaco del fuerte t la infanta Mª Amelia de España, esposa del principe Adalberto de Baviera fumaba tabaco cubano, creo que puros pero no estoy segura.Me refiero a la suegra de la infanta Paz. 8)

Autor:  Minnie [ 09 Sep 2008 20:08 ]
Asunto: 

legris escribió:
Lo de los puros habanos no es nuevo en la familia real española. La reina Mª Amelia de Sajonia esposa de Carlos III pedía a Cuba Tabaco del fuerte t la infanta Mª Amelia de España, esposa del principe Adalberto de Baviera fumaba tabaco cubano, creo que puros pero no estoy segura.Me refiero a la suegra de la infanta Paz. 8)


Efectivamente, Legris ;) El rey Ludwig I de Baviera, al conocer a la flamante esposa de su hijo Adalbert, Amalia del Pilar, se sorprendió de dos cosas: la falta de belleza de la muchacha y su inclinación a fumar habanos. Así que el gusto por los habanos parece haber sido compartido por varias infantas españolas, jajaja. Aunque, en el caso de Isabel, ya ves que no sólo los habanos y el aguardiente definen su perfil "nada femenino". Eso combínalo con el rejoneo y la caza...

Uno de los biznietos de Isabel relata que ésta, embarazadísima de su último hijo, notando ya las primeras punzadas de dolor que anticipaban los dolores de parto, no quiso privaarse de salir de caza. Se fue al campo con su escopeta al hombro y abatió seis pájaros. Luego volvió a la casa, se tumbó en la cama, dió a luz con relativa facilidad...y de inmediato pidió que le sirviesen en una fuente los pájaros que había abatido porque tenía hambre.

Todo un carácter...

Autor:  Minnie [ 09 Sep 2008 20:11 ]
Asunto: 

La joven Isabel con un libro: parece una cándida palomita ;)

Imagen

Autor:  Minnie [ 09 Sep 2008 20:35 ]
Asunto: 

Imagen

Este gallardo mozo era primo hermano de Isabel por el lado paterno. El padre del chico que posa en la imagen había sido Ferdinand Philippe, duque de Orleans, el prometedor hijo mayor del rey Louis Philippe y la reina Marie Amelie de Francia. Ferdinand Philippe estaba felizmente casado con la princesa Helene de Mecklenburg-Schwerin, junto a la cual había asegurado ya la continuidad de su estirpe teniendo en poco tiempo dos hijos varones: Philippe y Robert. Nada hacía presagiar que un terrible accidente destrozaría esa familia.

El trece de julio de 1842, Ferdinand Philippe se dispuso a realizar un corto viaje a Neuilly para despedirse de sus padres, Louis Philippe y Marie Amelie, antes de marcharse a Plombières a reunirse con Helene, que por supuesto tenía consigo a los niños, para disfrutar de unas semanas de asueto. En Sablonville, un punto del trayecto, los caballos que conducían el coche, manejado por el propio príncipe, debieron encabritarse y él hubo de emplearse a fondo en un intento vano de retomar el control. De alguna forma, salió despedido del coche y, en la caída al suelo, se fracturó la base del cráneo al chocar contra una acera. Inconsciente, malherido, se le condujo a una cercana tienda de ultramarinos: los dueños, apurados, colocaron unos colchones en el suelo para que se acomodase sobre ellos al príncipe. Se avisó precipitadamente a varios miembros de la familia real francesa. Louis Philippe y Marie Amelie se presentaron con el corazón en un puño, acompañados por Madame Adelaide, la hermana del rey, y por la menor de las hijas, la princesa Clementine. El duque de Aumale se apresuró para poder llegar desde Courbevoie, en tanto que el duque de Montpensier hacía lo propio para cubrir el trayecto desde Vincennes. Todos asistieron, en profunda congoja, a la agonía de Ferdinand Philippe, que no alcanzó a recuperar la conciencia ni siquiera para recibir el cariño de los suyos.

Helena, la desolada viuda, se quedó a cargo de Philippe, de cuatro añitos, y Robert, de dos. Para complicar las cosas, se produjo, en febrero de 1848, la Revolución que precipitó la fuga inmediata de Louis Philippe, Marie Amelie y la mayoría de sus hijos. Sólo se quedaron atrás Helena, decidida a luchar por los derechos de su primogénito toda vez que la marcha del abuelo paterno implicaba una renuncia al trono, y la joven Luísa Fernanda, mujer de Montpensier, olvidada en una sala de palacio (un diputado tuvo que ayudarla a salir al exterior y a emprender el viaje que la llevaría a reunirse con el esposo y la parentela política en territorio británico). Helena intentó en vano que se restaurase de inmediato la monarquía en la personita de Philippe, pero a los franceses no les interesaba ese "rey en miniatura" (diez años) bajo una regencia. El sueño de Helena se frustró; la amargura la corroía mientras se largaba a Alemania con los niños, que se educarían en Eisenach.

La muerte de Helena en 1858 había dejado huérfanos por completo a Philippe y Robert, que ya estaban recibiendo instrucción militar en academias. Los chicos, de veinte y dieciocho años, se apoyaron el uno en el otro para trazarse un camino. Fervientes liberales y convencidos de que la esclavitud suponía la gran lacra de la humanidad, se largaron a los Estados Unidos de América para participar en la Guerra de Secesión apoyando al Norte frente al Sur; les acompañaba su tío el duque de Joinville, que se dedicó a plasmar los acontecimientos en acuarelas. Philippe, conde de París, fue, simplemente, el capitán Orleans mientras formó parte del staff del general unionista George MacClellan. Siempre recordaría con nostalgia esa etapa de su vida.

Los hermanos volvieron a Europa decididos a casarse y establecerse. Robert, conde de Chartres, el "segundón", lo tenía complicado para conseguir una princesa de alguna de las principales dinastías europeas. Así que, con un notable sentido pragmático, se decantó por su prima Françoise de Joinville, hija del tío Joinville con la bella Françoise de Braganza. En cuanto a Philippe, contaba con mayores posibilidades, ya que era el pretendiente orleanista al trono de Francia: en ese momento, no se sabía si podía llegar a producirse una restauración que hiciese de él el rey Philippe VI. Enseguida le llegaron "los cantos de sirena" de su tío Montpensier, que le invitaba a visitarles en Sevilla para que viese qué linda estaba su prima Isabel.

Autor:  Minnie [ 09 Sep 2008 20:37 ]
Asunto: 

Una foto de la pareja: Philippe conde de París e Isabel.

Imagen

Autor:  Minnie [ 09 Sep 2008 20:58 ]
Asunto: 

En el Palacio de San Telmo, se le ofreció una acogida muy calurosa. Philippe, con sus ojos azules y su barba rizada, añadía a su prestancia su buen talante natural, se dispuso a entretener a los hermanos pequeños de Isabel con relatos de sus aventuras norteamericanas, lo que le valió la simpatía entusiasta de los niños. En cuanto a Isabel misma, a los quince años es relativamente fácil acomodarse a los designios paternos cuando lo que se te pone por delante es un hombre bien plantado y capaz de describir con todo lujo de detalles magníficas escaramuzas.

Se podría hablar de amor o, al menos, de enamoramiento. Isabel se transformó en una novia envuelta en sueños e ilusiones, en ningún caso una ovejita llevada al matadero de las uniones dinásticas. Acudió junto a sus padres a la corte de Madrid, para que su tía materna Isabel, que entre tanto estaba a punto de dar a luz a su noveno retoño (sería una niña y se llamaría Eulalia...) firmase la preceptiva aprobación al futuro matrimonio de la joven con Philippe de Orleans. Por esa época, mientras se hallaban ausentes, enfermó su hermanito Felipe de meningitis: murió sin que la madre ni la hija mayor llegasen a verle en ese trance. También enfermó, de sarampión, la hermanita Mercedes, pero logró reponerse.

Ligeramente mitigada la pena, los Montpensier se dispusieron a viajar a Inglaterra con sus hijos mayores, porque era en Inglaterra dónde residía la reina Marie Amelie de Francia y se había decidido que allí debía casarse Philippe con Isabel.

Autor:  Minnie [ 11 Sep 2008 15:03 ]
Asunto: 

Que...por cierto...luego seguiré...pero tengo que hacer un pequeño inciso para incluír una preciosidad de retrato de Isabel niña, obra de Madrazo...

Imagen

Autor:  Minnie [ 19 Sep 2008 21:43 ]
Asunto: 

Y un retrato a todo color de la mujer en la cual se transformó esa niña tan resalá:

Imagen

Autor:  Minnie [ 19 Sep 2008 21:49 ]
Asunto: 

La boda:

Imagen

Imagen

Autor:  Minnie [ 19 Sep 2008 21:56 ]
Asunto: 

Ya condesa de París:

Imagen

Autor:  Minnie [ 19 Sep 2008 21:57 ]
Asunto: 

Bonito primer plano:

Imagen

(Esta maravilla es un REGALAZO de Danjel...).

Autor:  Maite [ 25 Oct 2008 12:35 ]
Asunto: 

Minnie escribió:
sabbatical escribió:
Por favor, que sorpresa.. creí que iba de Madame la cosa...


Esta primera Madame nos toca más de cerca ;)



Yo también cuando he visto este subforo he pensado que se refería a Madame, me gustaría un subforo dedicado a ella y su famila

Página 2 de 12 Todos los horarios son UTC + 2 horas
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
http://www.phpbb.com/