Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 34 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 16:56 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Aviso: este tema surge, principalmente, por una solicitud de Natascha11. Ella me hizo caer en la cuenta de que Victoria Alberta, la primogénita de Louis IV de Hesse y Alice de Inglaterra, era la única de las hijas de esa pareja que no dispone de un rinconcito. Y, si uno bien lo piensa, resultaba incoherente porque Victoria da mucho juego, debido a su personalidad, a su carácter, a su interesante descendencia. Además...¡qué rayos!...seguro que Maravilha estará varios días batiendo palmas con las orejas a contar desde el preciso instante en que descubra este lugar, jajaja.

Para abrir boca, unas fotos del Hessisches de la joven Victoria Alberta:

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 17:00 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Mucho antes, fue un bebé:

Imagen

Victoria Alberta Elisabeth Mathilde Marie, nacida en un Domingo de Resurrección, concretamente el 5 de abril de 1863, en el castillo de Windsor.

Una foto de sus padres con la criaturita:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 17:02 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Con papá:

Imagen

Y aquí, en esta imagen del Hessisches, con carita enfurruñada...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 17:03 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Una chiquitina muy despierta:

Imagen

Posando con estilo:

Imagen

Y que no se note demasiado que soy un trasto, parece decirnos desde esta imagen:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 17:05 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Con sus hermanas Ella e Irene, en plan "las tres Gracias":

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 17:07 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
La niña:

Imagen

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 17:14 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Una adolescente, junto a su hermana predilecta, Ella:

Imagen

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 18:33 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Una historia de bodas y nacimientos...

El 10 de marzo de 1863, en la capilla de Saint George, en Windsor, se celebra un casamiento. El novio se llama Albert Edward, príncipe de Gales, aunque se le conoce, generalmente, por el apelativo de Bertie. La novia, Alexandra, cariñosamente denominada Alix, procede de Dinamarca. El pueblo británico se ha entusiasmado con ese enlace; todos y cada uno parecen arrobados porque, esta vez, la que ha llegado para convertirse en esposa del heredero NO ES ALEMANA. En realidad, habría mucho que decir al respecto: con una rápida ojeada al árbol genealógico de la princesa danesa, se descubre al instante que su herencia genética es, primordialmente, germánica. Pero los ingleses se han quedado con el detalle de que se trata de una DANESA. Por añadidura, una jovencita muy hermosa y a la que no le falta encanto. Para esa muchacha, hubiesen deseado una boda rodeada de esplendorosa pompa en Londres. Sin embargo, la reina Victoria no ha hecho concesiones a la galería. Todavía no se han cumplido QUINCE MESES desde la muerte de su adorado esposo, el príncipe Albert. Sigue enlutada de la cabeza a los pies y profundamente afligida. Todos deberían entender que, por lo que a ella se refiere, el mundo entero podría irse al garete; bastante tiene con prolongar su duelo, mimar su depresión y, en especial, insistir en un constante tributo a la memoria de Albert.

Fallecido Albert, Victoria había tomado la firme decisión de llevar a cabo lo que hubiera sido aprobado por el difunto. Albert había promovido el compromiso de su hija la princesa Alice con el príncipe Louis de Hesse. En consecuencia, Victoria accedió a que Alice se casase con Louis el 1 de julio de 1862. Pero se había tratado de una ceremonia privada, en Osborne House, la villa de estilo italiano situada en la isla de Wight. De hecho, los esponsales de Alice habían parecido un funeral, con abundancia de crespones negros y lloros tanto de la madre de la novia, que no se resignaba a la viudedad, como de las hermanas de la novia, sin duda influídas por aquella atmósfera tan cargada de recuerdos del ausente cuyo retrato presidía el evento.

Albert también había estado de acuerdo en que Bertie debía comprometerse con la bonita Alix de Dinamarca. Lo cierto es que, resumiendo mucho, Albert había caído mortalmente enfermo después de exponer su delicado organismo a una lluvia torrencial y un viento gélido con el único motivo de visitar a su hijo Bertie en Cambridge para amonestarle seriamente. Una efímera aventura de Bertie con la moza irlandesa Nellie Clifden había provocado una absoluta consternación en Albert, que siempre había sido un modelo "de pureza" y no mostraba ninguna empatía en relación con los "pecados contra el sexto mandamiento" del resto de los varones. Por ir a cantarle las cuarenta a Bertie, Albert había afrontado una climatología adversa y su salud, bastante precaria, no aguantó el embite. Por supuesto, ese episodio había indignado a Victoria con Bertie. Enseguida determinó que Bertie debía abandonar Inglaterra para realizar una amplia gira, de varios meses de duración, por tierras lejanas. El príncipe visitó Egipto y Jerusalén, el Líbano y Siria, antes de recalar en Constantinopla, capital del entonces Imperio Otomano. Sólo al cabo de tiempo, Victoria manifestó que ya había sonado la hora de que Bertie se encaminase a Bruselas, la capital de Bélgica, para declararse, en el palacio de Laeken, a la princesa Alix de Dinamarca, que había estado por entonces, muy convenientemente, de vacaciones en Ostende con su familia.

Victoria no se hacía ilusiones acerca de Bertie. Coincidiendo con el casorio de su hijo, escribió:

"Temo que Alix no llegue nunca a ser lo que hubiera podido ser con un marido inteligente, razonable y culto en lugar del muchacho abúlico e increíblemente frívolo con el que se ha casado. ¡Ay!, ¿qué será de nuestro país si yo muero? Si Bertie sube al trono, todo serán desgracias".

La visión negativa que Victoria tenía de Bertie corría pareja con la que se había fraguado, para esa época, del segundo de sus hijos varones, Affie. Affie había sido un favorito de Albert, por la sencilla razón de que había heredado muchos rasgos de los Coburg. Pero, a la muerte de Albert, Affie, que desarrollaba una carrera de oficial de marina, estaba perdiendo la brújula de la moral, en opinión de Victoria. Primero, se le había ocurrido "encandilarse" de su flamante cuñada Alix. A continuación, no había tenido mejor idea que infatuarse por completo con Constance, duquesa de Westminster. En resumidas cuentas: Victoria está que arde con sus hijos Bertie y Affie.

Menos mal que, a finales de marzo de 1863, Victoria centra su atención principalmente en su hija Alice, princesa de Hesse. Alice, por supuesto, había viajado junto a su marido Louis desde Darmstadt, en Hesse, a Inglaterra, para asistir a la ceremonia nupcial de Bertie con Alix. Dado que Bertie y Alice siempre se habían sentido especialmente unidos, hubiese sido impensable que precisamente ella se perdiese la boda de él. Además, se daba el caso de que Alice estaba embarazada por primera vez; se aguardaba el nacimiento del retoño para principios de abril. La reina Victoria se había empecinado en que Alice tendría que dar a luz "en casa", es decir, en Windsor. La reina había puesto en el mundo nueve retoños, pero nunca había estado presente en un alumbramiento y, a esas alturas, no quería perderse el natalicio del bebé que llevaba en su seno Alice.

Alice experimenta las punzadas de dolor que anticipan el parto en la tarde del sábado 4 de abril. Inmediatamente, la reina Victoria ofrece a su hija su propia "camisa de dormir"; se trata de una prenda con una antiguedad considerable, nada menos que veinticinco años, con la que la soberana había cubrido su desnudez durante sus nueve alumbramientos. De alguna forma, Victoria confía en que la camisa ayudará a Alice a superar la prueba. Pero el parto no viene fácil ni de corta duración: durante una noche entera, Victoria y su yerno Louis se mantienen junto a una Alice rodeada de médicos y comadronas. El sufrimiento de Alice es tan intenso que Victoria, sublevada, dirige fuertes reproches a Louis por haber puesto a la mujer "en aquella situación". Al amanecer del día 5, surge en escena una niñita. Para entonces, Victoria ha decidido que el parto es un proceso absolutamente horrible; no se priva de declarar que, de hecho, es peor asistir a un parto que a una muerte.

Opine lo que opine Alice, no responde a su madre. Se encuentra exhausta, le faltan fuerzas para intentar convencer a la reina de que, por duro que haya resultado el parto, se siente perfectamente recompensada con su hijita, a la que desearía alimentar de sus propios pechos. Alice se limita a indicar que la niña se llamará Victoria Alberta, en honor a la reina y al fallecido príncipe consorte. A Victoria se le enciende el alma: la única nieta que había tenido hasta entonces, la hija mayor de su hija Vicky y Fritz, había recibido el nombre de Charlotte, para gran disgusto de la soberana. Ahora, Victoria puede remitir una carta a Vicky jactándose de que Alice ha tenido la deferencia de ofrecerle una Victoria Alberta nacida en Inglaterra. El mensaje subyacente estaba claro: por una vez, Alice había hecho las cosas infinitamente mejor que Vicky.

A la niña, eso sí, se le impondrán tres nombres más: Elisabeth, Mathilde y Marie. Acudirá al bautizo en brazos de la mismísima reina Victoria, el 27 de abril.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 18:59 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Así llegó al mundo Victoria Alberta.
(grin)

Más fotos de la chiquilla:

Imagen

Imagen

Nadie dijo nunca que Victoria fuese particularmente guapa, pero muchos admitían que poseía una apariencia "interesante". Mi percepción es que Victoria era una de esas muchachas con una personalidad muy marcada, con un carácter claramente definido, que suelen llamar la atención porque parecen irradiar una evidente capacidad de liderazgo entre quienes forman su entorno. Aún en la temprana infancia, manifestó una naturaleza vitalista y rotunda; le gustaba mantenerse en movimiento, ir de un lado a otro alborotando; también hacía gala de una fuerte curiosidad, de una profunda inclinación a preguntar el porqué de todas las cosas. Cuando contaba unos seis años, su madre ya había llegado a la conclusión de que la criatura mostraba una más que notable facilidad de aprendizaje. Había empezado a leer con relativa fluidez...y la pasión por la lectura no decaería a lo largo de sus casi noventa años de vida.

En ese aspecto, Victoria Alberta había salido a su madre, Alice, y a su tía materna Vicky. Tanto Vicky como Alice estaban dotadas de una aguda inteligencia, a lo que añadían la predisposición a la lectura de obras "de envergadura". Les atraían las obras que versaban sobre ciencias naturales o sobre filosofía; ninguna perdía el tiempo con absurdas novelas góticas o almibarados romances. Victoria Alberta experimentó el mismo interés por adquirir un vasto caudal de conocimientos en astronomía, matemáticas, geología o arqueología. Cuando se trataba de sacar partido a los libros, su madre observó que la muchacha podía ser rigurosa y metódica a la hora de confeccionar fichas sinópticas del contenido. A Alice tuvo que halagarle detectar esa veta intelectual en Victoria Alberta, pues se hacía evidente que no la había heredado de Louis. La extrema simpleza de Louis llegaba a avergonzar a Alice, quien daba al marido ciento y raya en cuanto a erudición.

Quizá lo que atrae en Victoria es la mezcla. Por un lado, una chiquita a la que encantaban las actividades físicas, a poder ser al aire libre, o trastear de forma ruidosa cuando tocaba permanecer en el interior de las residencias. Por otro lado, una muchacha con un bagaje cultural siempre in crescendo, ávida lectora y capaz de retener en su cabeza mucho más que algunos conceptos básicos en un repertorio de materias complejas. Si hubiera que definirlo en una palabra, se diría que Victoria Alberta tenía "sustancia".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 19:23 
Desconectado

Registrado: 08 Sep 2009 21:43
Mensajes: 33
Dear Minnie!

they are the best!! thanks, do you have more about her with her Husband or her siblings ??
she is not such a beauty like Ella, but she is beautifull in her own way.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 19:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 12:45
Mensajes: 3739
Ubicación: Viña del Mar- Chile
Mi humilde aoporte al tema. La "Primera" foto de Victoria, cuando aun se encontraba en el vientre de su madre. Como notan, Alice sale considerablemente hinchada y tapada por una gruesa capa de "paisley" para ocultar la barriga, pues no era de buen gusto salir mostrando el "bombo" :))

Imagen

_________________
Carolath Habsburg (as seen on Tumblr!!)

http://carolathhabsburg.tumblr.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICTORIA ALBERTA DE HESSE
NotaPublicado: 09 Sep 2009 19:44 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
A las siete y cincuenta minutos de la mañana del 14 de diciembre de 1878, exactamente el mismo día en que se cumplían catorce años del fallecimiento del príncipe Albert, su hija Alice, que tan devotamente le había cuidado a él en su agonía, fallecía con apenas treinta y cinco años de edad. Una difteria se llevó a Alice, dejando viudo a Louis y huérfanos a sus hijos Victoria Alberta, Ella, Irene, Ernie y Alix. Los cinco retoños tuvieron que encajar el golpe psicológico de la desaparición de la madre cuando no había transcurrido ni un mes del fallecimiento de la pequeña de la familia, la princesita May.

Victoria Alberta declararía, en una etapa posterior, que la muerte de Alice puso el punto final a su infancia. No hay razón para dudar de su palabra, en ese sentido. Al tratarse de la hija mayor, había sido más consciente -dolorosamente consciente...- que sus hermanos menores de cuánto se había deteriorado su madre en los años precedentes. Alice no era, por naturaleza, robusta y dotada de poderosa vitalidad; más bien al contrario, había en ella cierta tendencia enfermiza heredada de su padre, Albert. Se daba el caso de que, por añadidura, cualquier disgusto, cualquier golpe anímico, cualquier presión psicológica, se somatizaban en forma de achaques físicos. Presenciar el terrible accidente que había costado la vida a su quinto retoño y segundo varón, Frittie, en mayo de 1873, había devastado a Alice; el resultado fue que se multiplicaron sus quebrantos de salud, en la misma medida en que se acentuaba su melancolía depresiva. Victoria Alberta había visto de cerca cómo su madre íba consumiéndose lentamente.

En el verano de 1878, no obstante, Alice había parecido más compuesta a ojos de su hija. La familia al completo se había concedido el lujo de unas largas vacaciones estivales. En primer lugar, por supuesto, se dirigieron a Inglaterra; visitaron a la reina Victoria en Osborne, para, más tarde, aceptar una invitación formulada por los duques de Devonshire para que se alojasen en Compton Place, en las inmediaciones de Eastborne. Quiso el destino que, por esas fechas, se produjese un terrible accidente fluvial en el Reino Unido: un barco de vapor denominado Princess Alice chocó contra un carguero en pleno Támesis, hundiéndose estrepitosamente y causando la muerte de cientos de pasajeros. El drama impresionó a todos, pero Alice se lo tomó peor que nadie: que el buque hubiese llevado su nombre le infundió la idea de que algo terrible se cernía sobre ella y sobre sus allegados. Antes de regresar a Hesse, todavía visitaron a los duques de Baden. Luise de Baden no dejó de observar lo angustiada que se sentía Alice a cuenta de lo ocurrido en el Támesis.

De forma algo siniestra...resultó que Alice llevaba razón en cuanto a que el hundimiento del buque anunciaba una tragedia para la princesa. Una tarde, a principios de noviembre, Victoria Alberta entretenía a sus hermanos leyendo en voz alta "Alice in wonderland". De pronto, empezó a sentirse mal, le ardían la cabeza y la garganta. Se la mandó a la cama, pero, al cabo de unas horas, se encontraba todavía peor. Los médicos acudieron para examinarla y, para horror de todos, dictaminaron que no, no se trataba de un resfriado, sino de una difteria. Durante ONCE días Victoria Alberta estuvo muy, muy enferma: se llegó a temer por su vida, a pesar de que se trataba de una chica pletórica de energías, lo que representaba una ventaja en la lucha contra la peligrosa difteria. Justo cuando ella empezaba a mejorar, se descubrió que se había contagiado su hermanita Alix. Después, enfermaron rápidamente Irene, Ernie y la pequeña May. Incluso el gran duque Louis sucumbió a la difteria. Sólo estaban sanas Alice, que no daba abasto para atenderles, y Ella, la hermana preferida de Victoria, que había sido enviada urgentemente a Bessungen con la abuela paterna, Elisabeth de Prusia. En conjunto, los enfermos evolucionaron positivamente...con la excepción de May, que murió. Cuando Alice comunicó el fallecimiento de May a Ernie, que preguntaba constantemente por la hermanita a la cual adoraba, el niño rompió a llorar desconsoladamente; tratando de aligerar la pena, la madre le abrazó y besó: así contrajo también la difteria que la llevaría a la tumba, con su Frittie y su May.

No hay que ser particularmente sensible para hacerse una idea de lo que tuvo que sufrir Victoria Alberta. Ella había sido la primera en contraer difteria, la que, de alguna forma, había llevado aquella enfermedad potencialmente letal al Neues Palais. Sólo Ella, su favorita, se había librado de contraerla, razón por la que se había decidido mandarla a Bessungen. Los demás habían tenido que afrontar la grave enfermedad. Y en el caso de dos personas, la encantadora May y la princesa Alice, el desenlace había sido la muerte. A sus quince años (QUINCE), Victoria Alberta acababa de convertirse en la que, hasta dónde le fuera posible, debía reemplazar a la madre perdida ante sus hermanos menores, que estaban hechos unos guiñapos, en especial Ernie. Cierto que había dos abuelas -dos atribuladas abuelas...- dispuestas a centrar sus energías en atender a los huérfanos de Alice. La reina Victoria haría lo que pudiera para llevárselos a Inglaterra con harta frecuencia, en tanto que la princesa Elisabeth estaba disponible para ellos en Bessungen. Pero en la práctica, si se encontraban en Darmstadt, a Victoria Alberta le correspondía (así lo experimentaba ella...) encargarse de confortar a Ella, Irene, Ernie y Alix. Una tarea difícil, que la empujaba fuera de la infancia hacia una precoz madurez.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 34 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro