Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 121 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 6, 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 05 Abr 2022 22:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Mar 2008 13:17
Mensajes: 6923
A mi me parece que Abdala se ha librado del heredero, que quería su padre, le sucediera en el trono.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 11 Abr 2022 13:59 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Jul 2012 15:27
Mensajes: 34030
El rey de Jordania se someterá a una operación de columna en Alemania

https://www.efe.com/efe/espana/gente/el ... 07-4780859


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 24 Abr 2022 18:22 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile
El Rey Abdalá II y el Príncipe Heredero Al Hussein son recibidos por el presidente de Egipto, Abdel Fattah El-Sisi, en el Aeropuerto Internacional de El Cairo.

Imagen

El Rey Abdalá, el presidente Abdel Fattah El-Sisi y el jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan, príncipe heredero de Abu Dabi y subcomandante supremo de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos en el Aeropuerto Internacional de El Cairo.

Imagen

(The Royal Hashemite Court)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 10 May 2022 16:27 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Jul 2012 15:27
Mensajes: 34030
Los reyes reciben el Path to Peace Award en Nueva York



Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 17:10 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile
El Rey Abdalá II escribió la siguiente carta respecto al caso del Príncipe Hamzah:

“En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso,
Alabado sea Dios, y las oraciones y la paz sean para nuestro Profeta Mohammad.
Mi única familia jordana,
La paz, la misericordia de Dios y las bendiciones sean con vosotros.
Extiendo a ustedes, hijos e hijas de nuestra familia jordana unida, mis más profundos sentimientos de orgullo y afecto. Ustedes son fuente de la esperanza y la determinación, y con ustedes seguiremos construyendo nuestra noble nación, que seguirá siendo un modelo de compasión, solidaridad, armonía y resistencia, por muy grandes que sean los desafíos.
Les escribo con la esperanza de pasar la página de un capítulo oscuro en la historia de nuestro país y de nuestra familia. Como saben, cuando se revelaron los detalles del caso de sedición el año pasado, opté por tratar con mi hermano, el príncipe Hamzah, dentro de los límites de nuestra familia, con la esperanza de que se diera cuenta del error de sus actos, se arrepintiera y se convirtiera en un miembro comprometido de nuestra familia hachemita.
Pero después de más de un año en el que agotaron todas las oportunidades para restablecerse en el camino correcto, en línea con el legado de nuestra familia, he llegado a la decepcionante conclusión de que no cambiará. Esta convicción se hizo más profunda con todo lo que ha dicho y hecho mi joven hermano, al que siempre he tratado como a un hijo. Y ahora, estoy seguro de que vive en un estado de autoengaño, en el que se ve a sí mismo como el único guardián de nuestro legado hachemita, y el objetivo de una campaña sistemática por parte de nuestras instituciones. Sus frecuentes cartas han reflejado el estado de negación en el que vive, y su negativa a asumir cualquier responsabilidad por sus actos.
Mi hermano Hamzah sigue ignorando todos los hechos y las pruebas indiscutibles, manipulando los acontecimientos para reforzar su falso relato. Por desgracia, mi hermano cree realmente en lo que afirma. El engaño en el que vive no es nuevo; otros miembros de nuestra familia hachemita y yo nos hemos dado cuenta hace tiempo de que incumple sus promesas y es persistente en sus acciones irresponsables que buscan sembrar el malestar, sin preocuparse por las ramificaciones de su conducta en nuestro país y nuestra familia. Como es típico en él, al poco tiempo de prometer que renunciaría a sus erróneas formas, se desdice de sus promesas y vuelve al camino que eligió hace años, anteponiendo sus intereses a la nación en lugar de inspirarse en la historia y los valores de su familia. Sigue viviendo en los confines de su propia realidad en lugar de reconocer la gran talla, respeto, amor y cuidado que le hemos dado. Ignora los hechos, niega las realidades y se hace la víctima.
En los últimos años, he ejercido los más altos grados de tolerancia, autocontrol y paciencia con mi hermano. He disculpado su comportamiento, con la esperanza de que algún día madurara y entonces encontrar en él un hermano de apoyo al servicio de nuestro orgulloso pueblo y a la salvaguarda de nuestra nación y sus intereses. He sido siempre paciente y me he visto decepcionado una y otra vez.
El caso de sedición de abril del año pasado no fue el comienzo del estado de negación de Hamzah. Decidió apartarse del legado de su familia hace años; aunque afirmó que había aceptado mi decisión constitucional de restaurar la posición del príncipe heredero a su norma constitucional original, todas sus acciones desde entonces han demostrado lo contrario. Su comportamiento negativo fue obvio para todos los miembros de nuestra familia, ya que se rodeó de individuos que pretendían promover la oposición a esa decisión y no hizo ningún esfuerzo por detenerlos.
Tenía la esperanza de que Hamzah encontrara satisfacción en la estatura y la posición con la que Dios Todopoderoso le había bendecido, para que pudiera servir a nuestra querida nación y a nuestro pueblo. Sin embargo, continuó con su comportamiento ofensivo contra mí, el legado de su familia y nuestras instituciones estatales que le brindan todo su apoyo a él y a otros.
No obstante, decidí pasar por alto sus acciones con la esperanza de que superara este estado autoimpuesto. A pesar de todo, es mi hermano. Sin embargo, eligió sistemáticamente tratar con recelo a todos los que le rodeaban, y siguió suscitando polémica. Al mismo tiempo, justificaba su incapacidad para servir a nuestra nación o para presentar soluciones realistas a los retos a los que nos enfrentamos alegando que estaba siendo atacado y victimizado.
Intenté apoyar su carrera en las Fuerzas Armadas, con la esperanza de que la dedicación, la paciencia y los sacrificios de nuestros hermanos de armas le dieran ánimos y le ayudaran a superar su abrumadora negatividad. Pero me decepcionó. Durante los años que pasó en nuestras valerosas Fuerzas Armadas, una escuela de honor y fortaleza, recibí quejas de los dirigentes del Ejército Árabe y de sus colegas sobre su conducta arrogante hacia sus superiores, y sus intentos de sembrar dudas en la profesionalidad y las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas.
He intentado, al igual que los miembros de nuestra familia, liberar a Hamzah de sus ilusiones autoinducidas para que pudiera convertirse en un miembro activo de nuestra familia al servicio de Jordania y de los jordanos. Le he presentado muchas tareas y funciones al servicio del país, que sólo han sido recibidas con recelo y escepticismo. Nunca ha ofrecido nada sustancial más allá de las quejas y los eslóganes populistas, y ni una sola vez ha acudido a mí con una solución o una propuesta práctica para abordar cualquiera de los problemas a los que se enfrenta nuestra querida nación. La única propuesta que presentó el príncipe Hamzah fue la de unificar los brazos de inteligencia de nuestras Fuerzas Armadas bajo su mando, a pesar de la irracionalidad de esta sugerencia y del hecho de que se contradice completamente con la forma en que operan nuestras Fuerzas Armadas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 17:11 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile
Soy plenamente consciente de los retos a los que se enfrenta nuestra nación y de la necesidad constante de subsanar las deficiencias y las lagunas. Agradezco y busco la crítica constructiva y el diálogo de todos. Pero, al mismo tiempo, reconozco que estos retos no pueden ser abordados o superados mediante el espectáculo que pretende explotar nuestros problemas económicos para difundir la desesperación y el discurso derrotista.
Durante años, me dolía cada vez que notaba la ausencia de Hamzah en las ocasiones nacionales y familiares, y rezaba para que dejara de aislarse de esta manera. Sin embargo, prefirió crear una controversia en torno a su ausencia, con la esperanza de que reforzara la imagen de víctima que se había creado, en lugar de cumplir con sus obligaciones nacionales y familiares. Incluso se negó a participar en el funeral de nuestro tío mayor, Su Alteza Real el Príncipe Mohammad bin Talal, que en paz descanse, para adoptar públicamente una postura personal durante un momento familiar que reclamaba solidaridad y compasión.
Después de que el intento de sembrar la sedición fuera cortado de raíz el año pasado, y como parte de los esfuerzos para tratar con el Príncipe Hamzah dentro de los confines de la familia, nuestro tío, Su Alteza Real el Príncipe El Hassan bin Talal, se ha reunido con él en varias ocasiones para ofrecerle consejo y orientación. Nuestros hermanos y primos también hicieron grandes esfuerzos para que volviera al redil. Pero hoy, después de todo el tiempo que ha tenido para la auto-reflexión y la auto-reconciliación, sigue en el mismo rumbo equivocado.
No he visto en él más que desprecio por los hechos y negación de todos sus errores y equivocaciones, que han afectado a toda una nación. Esto se hizo evidente en una carta privada que me envió el 15 de enero, en la que distorsionaba los hechos e ignoraba cualquier detalle que no encajara en su narrativa. Incluso llegó a poner palabras en mi boca, atribuyéndome declaraciones que nunca hice.
Distorsionó intencionadamente la verdad de lo que ocurrió entre él y el Jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército, afirmando que la visita del jefe a su casa fue una sorpresa, cuando en realidad se produjo en el momento y lugar que él mismo había fijado.
Presentó una narración falsa de su papel en el caso de sedición, haciendo caso omiso de los hechos que el público conoció sobre su sospechosa relación y comunicaciones con el traidor Bassem Awadallah, y con Hassan bin Zeid, de quien mi hermano sabía que se había puesto en contacto con dos embajadas extranjeras para preguntar sobre la posibilidad de que sus países apoyaran lo que él había descrito como un cambio de régimen.
Hamzah afirmó que él y su familia han sido durante mucho tiempo objeto de ataques y persecuciones, cuando, en realidad, siempre se les han concedido todas las comodidades y lujos en todos los aspectos de su vida y en su palacio. Esto continuó incluso después de los sucesos de la sedición; en ningún momento se impuso ninguna restricción a su familia ni a su acceso a sus cuentas personales.
Mi hermano violó todas las tradiciones de nuestra familia, así como los valores jordanos. Degradó su estatura como príncipe hachemita cuando violó los principios más básicos de conducta moral al grabar en secreto su reunión con el jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército e, inmediatamente después, enviar la grabación a Bassem Awadallah. También se apresuró a enviar un vídeo grabado a medios de comunicación extranjeros, en un acto impropio de nuestra nación y nuestra familia. No consideró ni por un momento las consecuencias de tal acción para nuestro país y nuestro pueblo. Podría haberse puesto en contacto conmigo o con quien quisiera de nuestra familia para hablar de lo que había ocurrido sin poner en peligro su reputación ni la de la familia, pero en lugar de ello eligió vilipendiar y difamar a Jordania como medio para ganar popularidad y manipular las emociones.
Nunca, en la historia de nuestra familia, ni en la de otras familias reales, un miembro de la familia ha enviado mensajes de vídeo grabados a entidades extranjeras, atacando a las propias instituciones nacionales de las que él mismo se beneficia y poniendo en duda su integridad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 17:12 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile
Estas acciones representan una flagrante violación de su estatura como príncipe hachemita, y una contravención de las normas y tradiciones que cada miembro de nuestra familia ha honrado desde que Abdullah I, que su alma descanse en paz, asumió sus funciones. Imagínese el caos que se produciría si cada miembro de mi familia decidiera expresar públicamente sus opiniones sobre asuntos políticos y de Estado, y criticar nuestras instituciones sin respetar nuestra Constitución y nuestras tradiciones.
Mi hermano Hamzah predica la moralidad, invocando deshonestamente nuestros valores hachemitas mientras los viola con sus acciones y su comportamiento. Pretende vivir con el ejemplo de nuestros antepasados en sus palabras, pero desprecia su legado con sus actos. Seguir el ejemplo de los antepasados no se hace emulando su apariencia, sino salvaguardando su legado, comprometiéndose con sus principios y encarnando su ética. Es evidente que el Príncipe vive en la fantasía creada por quienes le rodean de que sólo él ha heredado este gran legado, a pesar de su corta edad y su escasa experiencia. Cómo he deseado que hubiera pasado más años con nuestro padre Al Hussein, que su alma descanse en paz, para aprender de él los valores del liderazgo y los principios inquebrantables que nos inculcó, pero no era la voluntad de Dios.
A lo largo de los años, he hablado con Hamzah sobre todo esto y le he aconsejado en un esfuerzo por ayudarle a salir de este estado autoimpuesto, pero ha sido en vano. Por el contrario, persistió en su delirio y tocó fondo el año pasado. Esto ha sido evidente en todas sus cartas, que me pareció que estaban preparadas para el consumo de los medios de comunicación y reflejaban su insistencia en hacerse la víctima a pesar de todos los intentos de llegar a él.
Después de todo esto, me he dado cuenta de que mi joven hermano seguirá cautivo de su propia mentalidad equivocada, que le ha hecho incapaz de distinguir los hechos de la falsedad. También me he dado cuenta de la dificultad de tratar con alguien que se ve a sí mismo simultáneamente como héroe y víctima.
"En efecto, Dios no altera el estado de un pueblo si éste no ha alterado el estado de su alma".
No obstante, me esforcé más por razonar con él y le envié una respuesta escrita a la carta privada que me había enviado. Le pedí que acudiera a mí tras reconciliarse consigo mismo, reconocer sus errores y comprometerse con nuestros valores y nuestro legado. Le insistí en que si quería una resolución legal, como había solicitado, la opción legal seguía estando a su disposición, siempre que aceptara las consecuencias.
A petición suya, me reuní con él, en presencia de nuestros hermanos Sus Altezas Reales el Príncipe Feisal bin Al Hussein y el Príncipe Ali bin Al Hussein, con la esperanza de que volviera a la luz. Y le presenté, en la reunión, un camino a seguir para reconstruir la confianza, incluyendo pasos realistas que, si él lo decidía, le permitirían restaurar su papel como miembro activo de la familia hachemita. Le di plena libertad de elección, y me sentí optimista cuando Hamzah decidió admitir lo que había hecho y me envió una carta pidiendo disculpas a la nación, al pueblo y a mí por sus acciones.
Desgraciadamente, sólo fue cuestión de unas semanas antes de que Hamzah confirmara sus verdaderas intenciones, y volviera a su familiaridad con el espectáculo y el victimismo. Se abstuvo de salir de su palacio durante todo un mes y se negó a hacer uso de los privilegios que se le ofrecían. En su lugar, publicó un comunicado en las redes sociales renunciando a su título, sabiendo perfectamente que la concesión y retirada de títulos es una prerrogativa exclusiva del Rey, de acuerdo con el artículo 37 de la Constitución y la Ley de la Familia Real. Y, al mismo tiempo que el Príncipe Hamzah anunciaba a la opinión pública que había renunciado a su título, me enviaba una carta privada en la que pedía que se mantuvieran los privilegios financieros y logísticos que conlleva su título durante todo el próximo periodo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 17:12 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile
Hamzah renegó de las promesas que hizo en su carta, e incumplió los compromisos que contrajo en nuestra reunión, aunque su compromiso sólo implicaba medidas a corto plazo para restablecer la confianza. Y, como siempre, recurrió a los medios de comunicación para crear un revuelo y ganar simpatía y atención.
En la misma línea, Hamzah intentó instigar un enfrentamiento con los honorables miembros de nuestra Guardia Real en la mañana del Eid Al Fitr, en una clara señal de su determinación de seguir fabricando crisis, como ya había hecho con el Jefe del Estado Mayor Conjunto el año pasado. Hamzah sabía que los preparativos para la oración del Eid habían sido fijados, de acuerdo con las medidas de seguridad establecidas en relación con sus movimientos. Sin embargo, provocó a la Guardia Real con su comportamiento agraviante, recurriendo al uso del discurso religioso para ganarse la simpatía, y filmó el incidente que incitó. Afortunadamente, el personal de la Guardia Real cumplió con su deber de forma profesional y respetuosa, impidiendo que Hamzah montara una escena que no es digna de su talla ni de la de nuestras Fuerzas Armadas.
"No puedes guiar a quien quieras, sino que [es] Dios [quien] guía a quien quiere".
Después de agotar todas las opciones para tratar con Hamzah en el seno de la familia a través del consejo y el diálogo fraternal, no veo otra alternativa que actuar conforme a mi obligación y responsabilidad hacia mi gran familia jordana y sus intereses, que superan con creces mi deber hacia mi pequeña familia. No permitiré que nadie, sea quien sea, ponga sus intereses por encima del interés de la nación, y no permitiré que ni siquiera mi hermano perturbe la paz de nuestra orgullosa nación.
No tenemos el lujo del tiempo para lidiar con el comportamiento errático y las aspiraciones de Hamzah. Tenemos muchos retos y dificultades por delante, y todos debemos trabajar para superarlos y satisfacer las aspiraciones de nuestro pueblo y su derecho a una vida digna y estable.
Por lo tanto, he decidido aprobar una recomendación del consejo formado de acuerdo con la Ley de la Familia Real, para restringir las comunicaciones, el lugar de residencia y los movimientos del Príncipe Hamzah. Esta recomendación fue presentada el 23 de diciembre del año pasado, pero había aplazado su aprobación para dar a mi hermano Hamzah la oportunidad de reflexionar sobre sus actos y volver al buen camino.
Teniendo en cuenta las perjudiciales acciones del Príncipe, no me sorprenderá que lance mensajes ofensivos que ataquen a la nación y a sus instituciones. Pero yo, y nuestro pueblo, no perderemos tiempo en responderle. Estoy convencido de que seguirá difundiendo esta falsa narrativa, pero no tenemos el lujo de tiempo para ocuparnos de él. Tenemos ante nosotros muchas prioridades y retos nacionales que debemos abordar con rapidez y audacia.
Proporcionaremos a Hamzah todo lo que necesite para llevar una vida cómoda, pero no tendrá el espacio del que antes abusaba para ofender a la nación, a sus instituciones y a su familia, ni para socavar la estabilidad de Jordania. Jordania es más grande que todos nosotros, y los intereses de su pueblo están por encima de los de cualquier individuo. Nunca permitiré que nuestro país sea rehén de los caprichos de alguien que no ha hecho nada para servir a su país. Por lo tanto, Hamzah permanecerá en su palacio, de acuerdo con la decisión del Consejo de la Familia Gobernante, y con el fin de evitar que se repita cualquiera de sus acciones irresponsables, que serían tratadas en consecuencia.
En cuanto a la familia del Príncipe Hamzah, ellos no cargan con el peso de sus acciones. Son mi familia y se les dará todo el cuidado, el amor y la crianza que necesiten en el futuro, como han recibido en el pasado.
Con la gracia de Dios, nuestro país seguirá siendo resistente, seguro y estable. Su fuerza reside en vuestra unidad, en nuestro orgulloso pueblo y en vuestra solidaridad. Esta es Jordania, la patria de la sabiduría y la tolerancia, la nación de la determinación y la fortaleza, que se mantiene fuerte ante la sedición y los desafíos.
A través de ustedes y con ustedes, nuestro viaje continuará, ya que ponemos nuestra confianza en Dios Todopoderoso. Siempre sacaré mi determinación y esperanza de ustedes, mientras trabajamos juntos para construir sobre los logros de nuestros antepasados y trazar el camino hacia un futuro brillante, prometedor y estable.
Que Dios Todopoderoso los proteja a todos, salvaguarde nuestra noble nación y nos conceda virtud e integridad.
Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Dios sean con ustedes".

http://rhc.jo/en/media/news/royal-decre ... w-restrict


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 17:16 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile
Hamzah nunca solía tratar con la arrogancia, nunca fue una persona de obsesión y delirio, no vestía la ropa de un predicador hipócrita, y nunca fue ofensivo con la patria, conspirando contra ella. Todo lo mencionado en el mensaje no es más que una calumnia y amenaza al Príncipe Hamzah e incitación contra él. La historia se repite (Rey Talal)



Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 17:17 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 May 2011 03:37
Mensajes: 5723
Ubicación: Santiago, Chile


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 19:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Feb 2010 20:52
Mensajes: 2573
¡WOW! :shock:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: JORDANIA (II)
NotaPublicado: 19 May 2022 21:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 18:57
Mensajes: 18167
Ubicación: España
:surprised:

¿No hay nadie, un poquito neutral, que pueda explicar que puñetas ha pasado realmente con estos hermanos?

En lo del Rey Talal me he perdido...


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 121 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 6, 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Condiciones de Uso | Política de privacidad | Configuración de cookies | Denuncie el foro