Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 159 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 ... 14  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 12 Jul 2014 18:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
No os creáis que me he olvidado de Godoy y otros interesados en este hilo, ya sé que avanza despacio :ooops: pero no he estado ociosa. Voy cambiando poco a poco los enlaces de todas las fotos de mis temas a Dropbox, las que se han caído de imageshak y las que no también porque tarde o temprano se caerán (sad) Es un trabajo de chinos pero es que sin las fotos de las joyas o los mapas de batallas los hilos quedan cojos :thumbdown:

Como Felipe se lavó las manos, el papado se vio obligado a asumir el control de la campaña militar en la figura de Arnau Amalric, abad de Cîteaux. Y eso fue fatal porque este hombre, suprema autoridad espiritual de la zona entre 1208 y 1213, encarna la línea más dura contra los herejes. De todas formas nadie esperaba una gran campaña, se trataba de una operación de castigo rápida y no se habían preparado para una ocupación, las ciudades del sur tenían fuertes murallas que las protegían y resultaban costosas de conquistar, la mayoría de los nobles esperaba meter la cabeza en un agujero y capear el temporal hasta que todo volviese a su cauce.

A la vista de los movimientos por el norte la nobleza occitana comenzó a cerrar filas… o lo intentó. Raimon IV quiso firmar una alianza con Raimon Roger Trencavèl pero por desgracia éste no puedo superar su odio a los Tolosa (sus familias llevaban enfrentadas tropecientos años). Tras el desaire Raimon debió pensar: “pues ahora te vas a cagar por listo” y se unió al ejército cruzado en junio de 1209, después de hacer pública penitencia y pedir perdón. Los prohombres de pueblos como Aviñón, Nimes, Montpellier, Arlés, Provenza y Marsella, viendo las orejas al lobo, hicieron otro tanto. Condes como los de Auvernia, Torena, Enduza, los obispos de Limoges, Agen, Cahors, caballeros provenzales y gascones… todos se subieron al carro. Esta no es una lucha norte-sur, es una guerra civil. Y todos fueron directos a por Trencavèl.

Raimon Roger se reunió con el rey de Aragón y el conde de Foix para estudiar las acciones a partir de ahora, éstos le recomendaron que se sometiera a la Iglesia, pero ya era tarde y, sobre todo, él no era nadie. Los legados pontificios quedaron encantados con la reconciliación del de Tolosa porque eso les quitaba de en medio el dilema de atacar a un vasallo del rey francés, Raimon Roger es un pequeño aliado de Pedro el Católico, pero no el más importante. Además, todo el mundo daba por supuesto que sus tierras eran un nido de herejes.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 17 Jul 2014 21:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Así pues Raimon Roger se preparó para lo que se suponía era una rápida operación de castigo, un simple toque de atención, un temporal que le zarandearía un poco y después se calmaría. Y entonces sucedió la desgracia que nadie esperaba: en Béziers, el 22 de julio de 1209, una mala salida de los confiados defensores dejó las puertas sin vigilancia, cosa que los cruzados aprovecharon para masacrar la ciudad. Dejando de lado la exagerada cifra de 20.000 muertos que nos da el legado del papa Arnau Amalric (el de la famosa frase ¡Matadlos a todos, Dios reconocerá a los suyos!), la matanza debió ser tremenda: unos 8.000 de los 10.000 habitantes totales de la villa, la mayoría asesinados además cuando se habían acogido a sagrado en la iglesia de la Madeleine. Rápida, brutal e impactante, la conquista de Béziers no entraba en las costumbres de la época (ni siquiera para los francos, en España ya sabemos por el hilo de Alfonso VIII y las Navas que este tipo de acciones eran impensables) Hay quien dice que la idea era causar pánico al resto de los señores del sur para evitar resistencias, otros acusan a Monfort y su supuesta crueldad. Yo creo simplemente que las cosas se descontrolaron y los jefes de la cruzada se vieron impotentes para frenar la matanza cuando la masa de sus soldados se vio ebria de poder y sed de sangre, sin respetar viejos, mujeres o niños, apoderándose de un cuantioso botín de iglesias y casas particulares, para posteriormente incendiar la ciudad.

Imagen

Los cruzados tienen ahora el camino libre a Carcasona, capital de Trencavèl y cuyo castillo habían construido los antepasados de Raimon Roger hacía cien años.

Imagen

La ciudad contaba con buenas defensas y, pese a que nadie olvidaba Béziers, estaban dispuestos a la lucha. El rey de Aragón, señor del vizconde, intentó mediar una solución pacífica pero la situación era desesperada y él no podía ejercer ninguna presión: quien sitiaba Carcasona era el papa, de quien Pedro el Católico era vasallo, hacerle frente sería lo mismo que declararse a favor de los herejes. Tras 15 días de sitio, el calor y la falta de agua obligaron al joven caudillo occitano a entablar negociaciones con los asaltantes, ofreciendo su persona y la ciudad a cambio de respetar la vida de la población que se contaba en unas 25.000 almas. El 15 de agosto se entregaba Raimon Roger, a quien el legado papal encerró en las mazmorras de su propio castillo, despojándolo de todos sus títulos y bienes en nombre de la Iglesia católica. Dos meses después murió, supuestamente de disentería, seguramente envenenado por orden del nuevo vizconde de Carcasona, Simón de Montfort.

Simón de Montfort conde de Leicester, un noble cruzado dispuesto a imponer la ortodoxia, no fue la primera elección del legado para nuevo señor de esta hermosa ciudad. Arnau se dirigió en primera instancia a los condes de Nevers y Saint-Pol y al duque de Borgoña, los más principales de entre las gentes nobles que se habían apuntado a esta cruzada. Los tres rechazaron el ofrecimiento con gesto de disgusto: el orden feudal se había trastocado desposeyendo a un noble, unos de los suyos, en favor de la Iglesia. Esta acción sentaba un precedente que no podían ver con buenos ojos, pensando que si el día de mañana les tocaba estar del otro lado, la Iglesia no vacilaría en arrebatarles sus posesiones.

Simón no tuvo esos escrúpulos… a decir verdad, se dice que no tenía ninguno en ningún sentido.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 26 Jul 2014 20:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Simón de Montfort-l'Amaury era hijo de Simón III de Montfort y de Amicie de Beaumont, co-propietaria del condado de Leicester a medias con su hermano. Éste murió sin descendencia por lo que nuestro Simón se convirtió en V conde de Leicester durante apenas unos meses, ya que el rey Juan sin Tierra privó de sus títulos y bienes a todos los nobles anglo-normandos cercanos al rey de Francia. Y Simón era muy muy cercano al monarca galo. Su abuelo había sido conde de Évreux y senescal de Francia y su padre Simón, fue gruyer (una especie de guardián) real del bosque de Yvelines. Su tía abuela fue la esposa del Felipe I de Francia, de la que hablamos en el hilo de Damas Olvidadas.

Como corresponde a un alto barón de Francia, Simón hizo un matrimonio brillante con la hermana del condestable del reino: Alix de Montmorency. La piadosa dama se convirtió pronto en su mayor apoyo junto a un joven monje llamado Pierre, cronista oficial de las hazañas de su señor, sobrino del abad de Vaux-de-Cernay, confesor de Simón. Todo queda en casa :-D

Simón ya era cruzado antes de unirse a la campaña albigense. Entre 1203 y 1204 participó activamente en la IV expedición a Tierra Santa, aquella que los venecianos manipularon para atacar el Imperio Bizantino y hacerse con la hegemonía comercial del Mediterráneo oriental. Como era muy versado en estrategia militar y estaba muy al tanto de cómo se movía la política internacional y las conspiraciones en la sombra, fue uno de los pocos que se vio venir de lejos la intención de la Serenísima República, se negó a dejarse mangonear y se dirigió por su cuenta a Palestina con un grupo de leales. En abril de 1204 los cruzados conquistaron Constantinopla y, aunque luego cambiaron las tornas y se consideró una desgracia la lucha entre cristianos y una vergüenza el saqueo al fue sometida la ciudad, lo cierto es que al principio se la tuvo por brillante victoria y Simón pilló fama de cobarde y traidor cuando regresó a Francia en 1206 por haber abandonado al grueso de las tropas. Su propia campaña en Palestina había sido bastante exitosa, pero Simón tuvo la sensación de que la gloria (y el riquísimo botín) se lo habían llevado otros.

Esa frustración, y el lastre de traidor, fue lo que lo llevaron a abrazar con extremo fervor en 1208 la causa contra los herejes cátaros. Quería la revancha, ambicionaba todo lo que se le había negado en Oriente y esta vez nadie le iba a arrebatar la gloria. Es por eso que aceptó los títulos y tierras que le ofreció el papa aun cuando los grandes barones de Francia consideraban una deshonra apoderarse de los despojos de Trencavèl. Lo cierto es que Arnau Amalric acertó eligiendo a su compañero, al que entregó el mando militar mientras que él se quedaba el espiritual. Juntos formaron un equipo perfecto para enfrentarse a lo que estaba por venir.

Aunque en ese momento nadie creyese que hubiese algo aproximándose en el futuro. Simón sustituyó a Raimon tranquilamente y los cruzados volvieron a sus casas con la impresión de haber terminado con el nido de herejes. La Cruzada ha sido un éxito… punto y final ¿no? :-/ :-/ :-/

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 29 Jul 2014 19:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Pues no. La realidad es que Simón apenas controlaba Béziers y Carcasona con una mesnada escasa en número. La muerte de Raimon Roger en las mazmorras de su antiguo castillo fue demasiado “conveniente” a los intereses de Montfort y la sospecha de juego sucio afloró. Entre los antiguos vasallos de los Trencavèl la palabra “asesinato” corrió como la pólvora y la oposición a su nuevo señor comenzó a hacerse visible: el conde de Foix rompió sus acuerdos con los cruzados y Pedro el Católico se negó a aceptar el pleito homenaje de Simón como vasallo.

A principios de 1210, Inocencio III se dio cuenta de que la situación se le estaba yendo de las manos y era necesario pedir refuerzos a toda la cristiandad. El reclutamiento, llevado a cabo por los cistercienses, no hacía ascos a nadie: nobles y caballeros pero también mercenarios, aventureros o forajidos. Como consecuencia la violencia repuntó y mutilaciones, violaciones, ejecuciones, saqueos y excesos estaban a la orden del día sin que Simón de Montfort cumpliese con su obligación como vizconde: proteger a la población que se le había encomendado junto con el señorío. En cambio, decidió comportarse como el resto de los caudillos cruzados, con notable crueldad excitada por odios religiosos, diferencias culturales, ansias de revancha, de botín, de dominio, obviando el juramento al que se había comprometido al aceptar el vizcondado. Simón no sentía que aquella tierra y aquellas gentes le perteneciesen como lo habían sentido los Trencavèl durante siglos, para él sólo eran territorios conquistados y revoltosos a los que someter. Es por eso que Simón de Montfort no me simpatiza: como caudillo militar fue brillante pero como señor feudal fue un desastre; un traidor al juramento de vasallaje que suponía la base del derecho y de la sociedad en aquellos años; un fraude como caballero, incapaz de mantenerse fiel a la palabra dada.

Sí me fascina como maestro de la táctica y la estrategia. En territorio hostil, rodeado de enemigos, sabiendo que no podía contar con sus vasallos occitanos, ni con el conde de Tolosa, el de Foix o el rey de Aragón, mantuvo sus posiciones y dio lo mejor de sí mismo, trabajando codo con codo con Arnau Amalric, un maestro a su vez de la organización, la logística y la propaganda. Juntos eran perfectos.

Su primer objetivo fue someter de una vez por todas las tierras de los Trencavèl. Los viejos vasallos del difunto Raimon buscaron por todos los medios la forma de quitarse de encima a los franceses del norte, tratando de llegar a acuerdos con Tolosa y Aragón, que aún se sentían reacios a entrar en guerra abierta con la Iglesia. Sin su apoyo, las plazas fueron cayendo una tras otra lo largo de 1210: Minerve, Termes, Puivert, Castres y Lombers, y Simón de Montfort había incluso ampliado sus territorios originales

Termes hoy

Imagen

Termes en 1210

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 29 Jul 2014 19:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Los cátaros son expulsados de Carcasona a la llegada de Simón. Grandes Crónicas de Francia.

Imagen

A lo largo de este primer año y medio de vida de la Cruzada Albigense se habían sentado las bases de lo que habría de ser el final según el Papa: el país de los herejes sería purificado barriendo a la nobleza local y sustituyéndola por otra, caballeros leales a la Iglesia. No se puede decir que Inocencio III cerrase las puertas a una solución negociada, pero tampoco puso mucho empeño en ello, prefiriendo siempre alentar la conquista guerrera. Y por muchas vueltas que le estuviesen dando la realidad es que el objetivo a batir era el conde de Tolosa, a quien el pontífice tenía por una molesta mosca cojonera.

Y mientras tanto nuestro rey Pedro el Católico poco más podía hacer que mirar desde la barrera. La verdad es que entre 1209 y 1210 se le había ido acumulando el trabajo: de un lado había cruzados franceses invadiendo tierras de su dependencia; por otro lado su hermano el conde de Provenza había muerto, dejando en sus manos la regencia del territorio y la tutela de su sobrino, el pequeño Ramón Berenguer V; y en la Península Ibérica todo apuntaba a que el rey castellano iba a romper las treguas con el califa almohade y el frente islámico se abriría a una nueva guerra. El pobre hombre no tenía capacidad de maniobra para todo y si atendía a Alfonso VIII de Castilla tenía que desatender a los occitanos, así que decidió hilar fino en alta política y tratar de cubrir todos sus frentes. No tenía una mala jugada de cartas el rey de Aragón, desde luego no peor que la de Simón o Inocencio y mucho mejor que la del conde de Tolosa seguro, lo que pasa que al final las cosas no salieron como él pensaba y todo se quedó en un farol descubierto.

Pedro II de Aragón en un acto feudal en febrero de 1198. Esta imagen del Liber feudorum Ceritaniae es la única imagen contemporánea al rey de Aragón que se conoce.

Imagen

Veamos. En enero de 1211 se reunieron en Montpellier los cuatro en discordia: Pedro el Católico, Raimon VI de Tolosa, Rotger de Foix y Simón de Montfort. El rey de Aragón acepta como vasallo a Simón, nuevo vizconde de Carcasona, a cambio de que el condado de Foix se mantenga neutral. Además, Pedro y Simón acuerdan el matrimonio de sus hijos: Jaime de Aragón (de unos 3 años de edad por aquel entonces) y Amiçie de Montfort (de unos 10 años) y se decide que el niño sea criado con su futura esposa hasta su mayoría de edad, actuando como prenda de la buena fe de Pedro hacia Simón. Además Pedro ofrece al vizconde que, junto con su hijo, custodie la herencia materna de éste: el señorío de Montpellier.

En principio parece un acuerdo que favorece mucho al francés. En realidad, lo que Pedro consigue de este modo es hacer que Simón corra con todos los gastos de manutención del príncipe y su señorío; se han hecho amigos y Simón no le va a atacar por la espalda mientras resuelve la guerra con los almohades y de paso queda bien con su vecino castellano; el Papa está contento como unas castañuelas; se libra de tener que lidiar con las gentes de la ciudad de Montpellier, que se le habían enfrentado abiertamente todos estos años; si los cruzados ganan y Montfort acaba convertido en conde de Tolosa pues mira qué buen matrimonio hará su hijo con su hija y si no, pues tampoco pasa nada porque el rey está intentando separarse de María de Montpellier para volver a casarse y tener mucha más descendencia ¿a quién le importa usar a un niño pequeño como peón si previsiblemente tendrá muchos más? Además, en estos años hay que tener en cuenta la alta mortalidad infantil.

Así que Pedro tenía plan A y plan B y el futuro se presentaba de color de rosa. La desgracia del rey fue no tener plan C cuando los dos anteriores se le chafaron.

En cualquier caso, de momento, estos acuerdos significan que Raimon VI de Tolosa se ha quedado solo y con el culo al aire. Los legados papales le exigieron que se implicara de una vez por todas y en serio en la lucha contra los herejes aunque sean vasallos suyos y si no, que se largase a Tierra Santa con sus caballeros y dejase el condado libre, condiciones que evidentemente un conde de Tolosa no podía aceptar (ni va traicionar el juramento de homenaje dejando a sus vasallos a merced de la Iglesia, ni va a renunciar a su condado, herencia de sus antepasados) Con eso contaban precisamente Arnau y Simón, con que no aceptase. En febrero de 1211 Raimon es excomulgado y comienza a movilizar sus fuerzas.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 29 Jul 2014 20:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Imagen

Inocencio III proclama la Cruzada Albigense. Grandes Crónicas de Francia de la British Library.

El señor de rojo en primera fila es Simón de Montfort.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 24 Dic 2014 05:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Feb 2008 12:02
Mensajes: 4455
=D> =D> =D>
Yo también estoy con un bol enorme de palomitas :mrgreen:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 15 Ene 2015 19:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Los occitanos comprendieron que el rey de Aragón se quedaba al margen y dejaba a Montfort las manos libres para concluir la conquista de los territorios de los Trencavèl. Las hostilidades se recrudecieron mientras Pedro se desesperaba puesto que era consciente de haber dejado a sus vasallos con el pompis al aire literalmente. En un movimiento de acercamiento trató de reforzar su alianza con Raimon VI, pese a los acuerdos anteriores y la entrega de su hijo Jaime, mediante el matrimonio de su hermana Sancha con Raimondet de Tolosa (futuro Raimon VII)

Imagen

En cualquier caso fue un movimiento inútil y, tras la excomunión del conde de Tolosa por parte del papa, se abrió la veda por sus territorios. Simón de Montfort atacó todo lo que se movía, ejecutando nobles señores y nobles señoras sin distinción y quemando unos 400 cátaros en la hoguera. La llegada de refuerzos franceses y alemanes le permitió atacar a la propia Tolosa pero tras dos semanas de asedio tuvieron que levantar el campo. La capital del condado era hueso duro de roer y Simón traga como puede su primera derrota de la campaña.

Esta ofensiva marca un punto de inflexión. La población, incluso aquellos que aún soñaban con llegar a un acuerdo por las buenas, de repente fue plenamente consciente de que los cruzados NO perseguían herejes, sino que convertían en hereje a todo el que se oponía a su dominación. La amenaza se cernía sobre todos, no sólo sobre los cátaros, el rey de Aragón les daba la espalda y sólo ellos, cerrando filas con Raimon VI, podían salir de este lío. Así que tomando la iniciativa se lanzaron a diversas escaramuzas contra los hombres de Simón, sin que la balanza se inclinase claramente por uno u otro lado.

Pese a la primera impresión los cruzados en seguida tomaron control de la situación. La campaña de aquel invierno fue exitosa gracias al refuerzo que supuso Guy de Montfort, el hermano de Simón, que llegaba con sus hombres desde Tierra Santa (no confundir con su sobrino del mismo nombre. El tío es señor de Bréthencourt, Beynes, Castres, etc y el sobrino fue conde de Bigorra por matrimonio) Los condes de Tolosa, Foix y Comminges respondían con todo lo que tenían, peor no era suficiente. Y mientras tanto el papa destituía eclesiásticos de la zona a diestro y siniestro y colocaba a los de su cuerda, con el famoso legado papal Arnau Amalric como nuevo arzobispo de Narbona.

El flamante nuevo arzobispo, por cierto, hubo de ausentarse en abril de 1212 porque se le antojó participar en el asuntillo de las Navas :yay:

Simón como he dicho puede haber sido un mal bicho ambicioso y cruel, pero nadie ha negado nunca que fuese un estratega genial. Sabía que Tolosa no se rendiría a un ataque frontal así que puso en marcha un asedio estratégico, que es esa práctica de bloquear todos los recursos naturales y económicos a los que tiene acceso una ciudad para desgastar la moral de la población. En los meses centrales de 1212, los cruzados fueron cerrando el cerco, atacando Foix, Comminges e incluso Moissac, que no era sospechosa de ocultar herejes, lo que deja claro como el agua que aquí la religión ha dejado de ser una excusa y en lo que estamos es en una conquista militar al uso.

Viendo lo muy mal que iban las cosas, y peor que se iban a poner, en septiembre de 1212 Raimon VI quema su último cartucho y se dirige con Bernart de Comminges y Raimon de Montpellier a la corte del rey de Aragón, a ver si por vergüenza torera le obligan a implicarse o si tiene el valor de decirles a la cara que los abandona a su suerte.

La cripta de la iglesia románica de San Saturnino de Tolosa

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 19 Ene 2015 22:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
A finales de 1212 la guerra en el sur de Francia había llegado a un punto límite. En tres años de combates Raimon VI lo había perdido todo menos Tolosa (que rebosaba de refugiados), Montauban y algunos castillos del nordeste. Simón se las prometía muy felices puesto que sólo restaba esperar el colapso de la capital de su enemigo, así que pudo dedicarse cómodamente a redactar unas leyes para gobernar sus futuros dominios que se llamaron los Estatutos de Pamiers. Cuarenta y seis artículos que regulaban los aspectos de la vida occitana al completo. A saber:

Religión: persecución y marginación social de los herejes, restitución de diezmos y primicias, respeto a la inmunidad del clero y obligación de ir a misa, guardar fiestas, ayunos etc. según el calendario de la Iglesia.

Fiscalidad: imposición de tributos a la Iglesia, regulación de censos y Simón controla los tributos de los vasallos de aquellos que se hayan ido a las cruzadas.

Sociedad: prohibición a doncellas y viudas occitanas de casarse con occitanos sin permiso de Simón de Montfort (que si eran ricas o con buena dote las quería para premiar a sus caballeros con buenas bodas), prohibición de formar ligas y asociaciones sin permiso de Montfort, expulsión de prostitutas de las ciudades y se prohíbe ejercer la venganza privada (a los occitanos, no a los franceses del norte).

Política: el ejército será exclusivamente francés y está a disposición de Simón, se prohíbe reconstruir fortificaciones sin permiso de Simón y se prohíbe prestar cualquier ayuda a Tolosa.

Como veis hay mucho artículo con la coletilla “sin el permiso de Simón” y, por vez primera, muchos occitanos que no eran herejes y que suponían que contra ellos no iba la guerra, se dieron cuenta de que los franceses habían llegado con ganas de quedarse y mangonear y por primera vez asumieron que estaban siendo conquistados. A estas alturas del conflicto, el único arreglo pasaba por un acuerdo directo con Roma, y ya sabemos que el papa no estaba muy por la labor, o por la intervención de su señor el rey de Aragón, hacia quien muchos se volvieron porque la cosa ya se ponía negra de verdad.

La realidad es que la actitud prudente de Pedro el Católico ya daba vergüenza hasta el punto de parecer debilidad. Cierto que era vasallo del papa, cierto que no podía defender a herejes, cierto que contaba con pocos medios y la mayoría los tuvo que emplear en ayudar a Alfonso en lo de las Navas… pero es que jopé, por el norte se estaban merendando su territorio y masacrando a su gente. Estaba a punto de perder Tolosa que era la llave del control político y militar del sur de Francia; estaba perdiendo poder a pasos agigantados en favor de los vasallos del rey de Francia; estaba desoyendo los gritos desesperados de sus propios vasallos, lo que supone un deshonor y una vergüenza para un caballero; y por último, si la Iglesia confiscaba todo lo que poseían Raimon VI y su hijo Raimondet, incluido su título, la que quedaba con el pompis al aire era su propia hermana y sobrinos, si los hubiera o hubiese en el futuro.

Y fue por su hermana, y supongo que por su honor en última instancia, que a Pedro no le quedó otra opción que hacer valer sus derechos. El momento era además propicio: su prestigio militar tras la épica derrota de los almohades en las Navas era indiscutible, su condición de soberano de las partes enfrentadas le hacía perfecto para mediar en el conflicto, como señor directo de la nobleza pirenaica estaba obligado a defenderles, como pariente del conde de Tolosa no podía dejar que los cruzados destrozasen la herencia de su hermana, como señor de los Trencavèl tenía derecho a reclamar que se contase con su opinión antes de desposeer a su vasallo en favor de Simón y como vasallo del papa era más fácil que pudiese interceder ante Roma en favor de los occitanos sin levantar sospechas de complicidad con la herejía. Vamos, que no tenía escapatoria, a Pedro le tocaba abordar el conflicto de frente y sin tapujos.

Ahora sólo falta que esté a la altura del desafío.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 19 Ene 2015 23:20 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Desde luego él creía que lo estaba. El impacto de las Navas de Tolosa fue muy grande en toda la cristiandad y la fama de los tres reyes, el de Castilla, el de Navarra y el de Aragón, traspasó las fronteras de Europa. Los elogios hacia Pedro, su valor y sus aptitudes de combate se multiplicaron, tanto en las crónicas castellanas como en las aragonesas. La batalla campal, el combate frontal y directo contra el enemigo es una situación anormal en la guerra medieval. Eran batallas caras, agotadoras para los caballeros y peligrosas desde el punto de vista militar y político y pocos reyes vivían alguna (Jaime el Conquistador se ganó su apodo sin participar en ninguna por ejemplo) Por tanto, por su rareza y por el esfuerzo que conllevaban, participar en una te marcaba de por vida y te dotaba de un gran prestigio militar y autoridad moral. Pero sobre todo se consideraban un Juicio de Dios y los ganadores, entre ellos Pedro, consideraban que habían recibido la gracia de Su ayuda. Tenían a Dios de su parte. Es difícil imaginar mayor prestigio para un monarca cristiano a principios del siglo XIII.

Además, para Pedro personalmente la batalla había tenido repercusiones psicológicas a costa de una experiencia traumática. El monarca de Aragón había visto la muerte muy de cerca, por un pelo de hecho. Al terminar el combate se vio que tenía una lanzada en el pecho que le había atravesado la cota de malla alcanzando el algodón del perpunte (el acolchado), aunque no había tocado la carne. Es decir, si Dios aquel día había estado del lado de Alfonso y de Sancho, más aún lo había estado del de Pedro puesto que le había salvado por muy poco de ser atravesado.

Imagen

En resumen, que el católico rey de Aragón se encontraba en un momento de éxito personal y de exaltación religiosa considerándose poco menos que el elegido de Dios. Que se lo tenía muy creído, vamos.

(Inciso: en Muret, Pedro morirá exactamente del mismo golpe de lanza del que se salvó en las Navas ¿coincidencia o temeridad por su parte al creerse el “elegido”?)

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 19 Ene 2015 23:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1959
Ubicación: Madrid
Pobre Pere, muy felices se las prometía.

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Muret 1213
NotaPublicado: 20 Ene 2015 18:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 13556
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
En noviembre de 1212 se presentan en Roma dos importantes caballeros de la corte aragonesa: el obispo Hispán de Segorbe y el maestro Colom, procurador y notario del rey. Ambos presentaron al papa un “plan de paz” que pasaba por reconocer la complicidad del conde de Tolosa con la herejía (a estas alturas todo el mundo sabe que este hombre está perdido), su abdicación en su hijo y una especie de tutoría del mismo por parte del “Gracias a las Navas muy Católico e Irreprochable Soberano de Aragón”. Además, Pedro ponía especial énfasis en las violencias de los cruzados en las tierras de Foix, Comminges y Bearn, dependientes de Aragón y cuya conquista era una usurpación injustificada que debía ser reparada.

El rey se apoyaba en argumentos jurídicos muy sólidos y en la propia realidad occitana: después de tres años de guerra lo que se supone que pretendía el papa, limpiar de herejes el foco central en las tierras de los Trencavèl, ya se había logrado. Tolosa estaba a punto del colapso y los nobles más rebeldes que apoyaban a los cátaros estaban muertos o huidos, perdido todo su poder e influencia. Los capitostes de la Iglesia en la zona habían sido sustituidos por gentes de la confianza del papado. Y el pontífice no podía ignorar a estas alturas que Simón de Montfort era poco menos que un psicópata muy ambicioso y que la mala baba del obispo Arnau Almaric contra los nobles occitanos rozaba la obsesión compulsiva. De hecho, este par estaban fuera de control y el propio Inocencio III había confesado al rey de Francia que empezaban a ponerle muy nervioso y que tanto matar cristianos en el sur de Francia impedía centrarse en la lucha contra los musulmanes.

Pedro se calló, muy oportunamente, que el catarismo estaba más vivo que nunca fuera del arrasado Trencavèl, que la nobleza y la población occitanas eran lo suficientemente testarudas como para plantar cara a Roma hasta el final antes que someterse y que este plan extendía la influencia de Aragón por la zona dando una soberana bofetada en la cara al rey de Francia y sus intereses (esto último no es que se lo callase sino que saltaba a la vista por sí solo)

En resumen, que era necesario dar por terminada la empresa de una vez y, francamente, quién mejor para brindar una solución que el aliado más querido de Roma y reciente vencedor de almohades. El rey de Aragón y el papa, juntos, podrían extender el triunfo de las Navas a Tierra Santa y abrir una época de prosperidad sin precedentes para la cristiandad. Pedro le contó al papa exactamente lo que el papa quería oír, aquello que le iba a emocionar y entusiasmar más que nada y el papa se mostró encantado y optimista. Para Inocencio III, la lucha contra los albigenses pasaba a un segundo plano para centrarse en la secular batalla contra el Islam.

La antigua basílica de San Pedro

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 159 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 ... 14  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro