Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 40 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 15:43 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
En el amplísimo elenco de personajes femeninos vinculados de manera directa al Primer Imperio francés, hay una que pasa casi desapercibida. Muchos autores se limitan a despacharla en pocas frases, tipificándola simplemente como una auténtica princesa sacrificada en aras de las conveniencias políticas de su padre, pero que, en contraste con cierta verdadera archiduquesa que tuvo que aceptar un destino similar, supo ser, más tarde, una esposa fiel y devota. Sin embargo, pienso que merece que recuperemos su historia, porque en ella hay algo que va más allá de una lealtad firme e inquebrantable a su marido -la mereciese él o no-.

Se trata de...

Imagen

Katharine Sophie Friederike Dorothee de Württemberg, o, alternativamente, Friederike Katharine Sophie Dorothee de Württemberg, ya que sus nombres de pila aparecen colocados en distinto orden según la genealogía que se consulte. En cualquier caso, fue conocida y pasaría a la historia por el nombre Katharine, generalmente en la versión francesa Catherine. Un nombre que se le otorgó en honor a la zarina Catalina II de Rusia, llamada La Grande, durante cuyo reinado nació la niña, precisamente en la imperial San Petersburgo.

En realidad, hubiera tenido más sentido que hubiese nacido en territorio germánico. A fín de cuentas, su padre, Friedrich Wilhelm Karl von Württemberg, era el primero de los doce hijos que la sumamente atractiva margravina Friederike Sophia Dorothea von Brandenburg-Schwedt, querida sobrina del rey Friedrich "El Grande" de Prusia, había proporcionado a su marido, el príncipe Friedrich Eugen von Württemberg. Por otro lado, la madre, Augusta Caroline Friederika Luise von Braunschweig-Wolfenbüttel, era una de los siete vástagos fruto del enlace dinástico entre Karl Wilhelm Ferdinand II, duque de Braunschweig-Wolfenbüttel, y su esposa Augusta, nacida princesa de Gran Bretaña.

Con esos antecedentes, lo primero que toca es entender qué hacían Friedrich de Württemberg y Augusta de Braunschweig-Wolfenbüttel en San Petersburgo, en la corte de la autocrática Catalina II, La Grande...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 16:28 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 8035
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

Su padre, Federico de Wurtenberg


Imagen

Su madre, Augusta de Brunswick


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 16:50 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Aquí tenemos a la madre de la niña de San Petersburgo, Auguste Caroline Friederika Luise von Braunschweig-Wolfenbüttel:

Imagen

Os avanzo que se trata de un personaje femenino absolutamente intrigante y en gran medida cautivador. La notable autora Flora Fraser, hija de mi admiradísima lady Antonia Fraser, se refiere a Auguste de modo tangencial al plantear su biografía de una de las hermanas de ésta: Caroline, la desdichada reina Caroline, esposa detestada de George IV de Inglaterra. Flora Fraser no duda en definir la historia de Auguste como "un cuento Gótico". Y, desde luego, hay ahí un verdadero cuento Gótico para descubrir.

Auguste, a quien sus familiares y allegados dieron pronto el nombre de Zelmira, era hija de otra Augusta, una princesa de Gran Bretaña, que no había encontrado ni siquiera una dosis aceptable de felicidad en su matrimonio por motivos dinásticos con el heredero de Braunschweig-Wolfenbüttel. Lo cierto es que, en el repertorio de los matrimonios amañados a lo largo de siglos, encontramos un porcentaje de enlaces bastante más venturosos para los implicados en ellos de lo que hubiera podido esperarse; otro porcentaje resultaron simplemente satisfactorios; hay un tercer grupo conformado por uniones en los que marido y mujer se limitaron a tratarse con una evidente indiferencia mútua y un cuarto grupo que cabría calificar de absolutamente calamitosos. Augusta de Gran Bretaña y su Karl Wilhelm Ferdinand de Braunschweig-Wolfenbüttel se corresponden con el tercer grupo. Ella no ocultaba que se sentía completamente inglesa, añoraba su país natal y procuraba viajar allá a la mínima ocasión; no encajaba bien en el ducado de su familia política y le importaba un ardite que su marido exhibiese en la corte a sus favoritas, en particular a Antonia Branconi, que debió ser algo así como la Pompador de Braunschweig. Cumplió su papel reproductor, eso sí: entre finales de 1774 y finales de 1772, llevó a término siete embarazos, con un resultado de tres féminas y cinco varones. El problema surgió del hecho de que, entre los cinco varones, dos de ellos, consecutivos, presentaban serias limitaciones mentales y físicas, al punto de que hubo que declararles inválidos para apartarles de la línea sucesoria. Asimismo, la menor de las niñas murió prematuramente. En resumidas cuentas, de la poco amable vida conyugal de Augusta de Gran Bretaña, sólo parecían aprovechables su hija mayor, Zelmira, Karl Georg, Caroline y Friedrich Wilhelm.

Zelmira se casó joven, a los dieciséis años. Por supuesto, ella no tuvo voz ni voto en el asunto, sino que su padre escogió al marido. Se trataba de Friedrich de Württemberg. El abuelo paterno, llamado Karl Alexander, había sido duque y le había sucedido, según costumbre, el mayor de los hijos varones, Karl Eugen, quien, sin embargo, había muerto sin un hijo varón de incuestionable legitimidad que pudiese reemplazarle. Así que el título ducal había recaído en el hermano que seguía en edad a Karl Eugen, Ludwig Eugen, padre de sólo tres hijas en su matrimonio. El resultado inevitable era que a Ludwig Eugen le seguiría su hermano Friedrich Eugen. Y a Friedrich Eugen, llegado el día, le heredaría este Friedrich de Württemberg con el que tuvo que casarse Zelmira. Dicho de otra forma: Friedrich de Württemberg era un partido...con vistas al futuro. En el momento de la boda, ofrecía una sólida carrera militar al servicio del rey de Prusia...y la expectativa de obtener todavía mayores laureles si emigraba a Rusia, dónde una de sus hermanas, Sophie Dorothee, se había convertido en la gran duquesa María Feodorovna, esposa del tsarevich Paul, hijo del difunto zar Pedro y de la autócrata "porque-yo-lo-valgo" Catalina II.

Zelmira tuvo que quedarse necesariamente de una pieza cuando se encontró cara a cara con Friedrich, diez años mayor que ella. Este retrato de Friedrich...

Imagen

...le muestra como un hombre de elevada estatura y bastante fornido, pero no proporciona ni de lejos una idea exacta de su presencia física. Friedrich superaba en once centímetros los dos metros de estatura, pero, además, era tan extremamente robusto que llegó a acercarse con el tiempo a los doscientos kilos de peso. Figuraos la tremenda MOLE HUMANA. Para rematar las cosas, tenía un carácter difícil, con frecuentes arrebatos coléricos. Por lo visto, no controlaba su enojo...ni su fuerza. Se le consideraba violento, en particular por lo que concernía a su rubia mujercita. Probablemente ella le interesase muy poco, ya que se decía que, aun siendo bisexual, tenía marcada preferencia por algunos miembros masculinos de su staff. Pero Zelmira le venía bien para procrear...y para tener a alguien en quien volcar toda la frustración o rabia que las circunstancias de la vida le hiciesen acumular.

Cuando ambos se instalaron en la corte rusa, para beneficiarse del hecho de que una hermana de él estaba casada con el heredero del trono imperial, se hizo evidente que no había ni una sola posibilidad de que Zelmira lograse un trato amable o siquiera fríamente cortés por parte de su marido Friedrich. A la propia Catalina La Grande parece haberle molestado mucho la tendencia la actitud avasalladora de Friedrich hacia Zelmira. Pero el asunto estallaría de manera peligrosa en 1786. Para entonces, habían tenido cuatro hijos: Wilhelm, nuestra Catherine, Sophie y Paul. Sophie, no obstante, se había malogrado en el primer año de vida, poco antes de que Zelmira diese a luz a Paul, el benjamín. En 1786, Wilhelm tenía cinco años, Catherine tres años y Paul un año escaso. En ese momento, el 17 de diciembre de 1786, estalló un escándalo en el Palacio de Invierno de San Petersburgo cuando una aterradísima Zelmira irrumpió de pronto en los aposentos de la zarina y se arrojó a sus pies implorando protección frente a su marido Friedrich.

El asunto en sí mismo sigue constituyendo un misterio. Los rumores apuntaban que, a su regreso de una campaña contra los turcos, Friedrich había descubierto que su esposa Zelmira había estado no sólo coqueteando con otros hombres sino incluso concediendo sus favores a alguno de ellos, por lo que habría perdido completamente los estribos, amenazando con molerla a palos. De cualquier manera, Catalina debió juzgar que Zelmira merecía que le echase un capote. Friedrich recogió a sus tres hijos, para marcharse de Rusia, pero Zelmira se quedó en San Petersburgo. Y ahí las cosas se enredan todavía más. Catherine envió una extensa misiva al padre de Zelmira, el duque de Braunschweig-Wolfenbüttel, para conocer si había la posibilidad de que éste negociase un divorcio siquiera medianamente honroso antes de recoger en casa a la hija. El duque de Braunschweig-Wolfenbüttel no estaba por la labor, sencillamente. Da la sensación de que a Catalina se le hacía oneroso mantener a Zelmira en el Palacio de Invierno. Algunos sugieren que, simplemente, esto era un motivo adicional de conflicto con su hijo Paul y su nuera María Feodorovna, hermana de Friedrich. Bastante tensión había en el círculo familiar para añadir leña al fuego, de manera que Catalina habría decidido alejar a Zelmira. Otros autores barajan la posibilidad de que Zelmira, liberada de su marido y convencida de contar con el respaldo absoluto de Catalina, hubiese seguido cometiendo peligrosas indiscreciones. Se dice que podría haber tenido alguna aventura con uno de los preferidos ocasionales de la mismísima Catalina o atraído efímeramente la atención de su concuñado el zarevitch Paul, para absoluta furia de María Feodorovna. Evidentemente, circularon rumores para todos los gustos acerca de Zelmira, porque de lo que no cabe duda es de que Catalina se la quitó de enmedio de forma expeditiva y un tanto cruel. La mujer fue forzada a abandonar San Petersburgo y confinada en la un tanto tenebrosa fortaleza de Lohde, situada al sur de Tallin, en la actual Estonia. Que la manden a una a Lohde, bajo custodia de un tipo bastante inflexible llamado Wilhelm von Pohlmann, indica claramente que Catalina se desentendía por completo de Zelmira.

Y ahí no acaba el cuento Gótico, ni mucho menos. Zelmira murió en Lohde, a los veintitrés años de edad, en circunstancias bastante misteriosas. Una teoría que se baraja es que se hubiese embarazado de su guardián, von Pohlmann, aunque no se descarta que en vez de tratarse de una seducción amorosa, se hubiese tratado de un caso flagrante de abuso sexual del caballero sobre la princesa caída en desgracia. Por lo visto, von Pohlmann prefirió que Zelmira afrontase a solas un parto tremendamente duro, sin buscar ayuda de ningún médico, ni siquiera de alguna comadrona experimentada. Zelmira habría muerto en medio de espantosos sufrimientos y se la habría enterrado apresuradamente en la iglesia de Koluvere. Catalina de Rusia se encargó de darle carpetazo al tema mandando una carta brevísima a los padres de Zelmira, en la que atribuía la defunción de la hija a una hemorragia causada por la ruptura de un vaso sanguíneo. Puesto que a los padres no les interesaba en absoluto remover el turbio asunto, se conformaron instantáneamente con esa cartita tan cínica de la emperatriz de Rusia.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 17:16 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Catherine, la niña de San Petersburgo, contaba cinco años cuando su madre falleció en Lohde, en oscuras circunstancias. Para entonces, el padre, Friedrich, se había establecido en Maguncia, a fín de reiniciar su carrera militar y supervisar de cerca la educación de los dos hijos varones, Wilhelm y Paul. Pero Catherine requería algo diferente, en opinión de su padre. Así que la había enviado a Montbéliard, la hermosa residencia de los abuelos paternos, Friedrich Eugen, anciano heredero del ducado de Württemberg, y Friederike Sophia Dorothea von Brandenburg-Schwedt. Pese a su edad, Friederike Sophia seguía siendo una mujer de mente aguda e inquisitiva, con modales impecables. Acogió a su nieta con sincero interés y absoluta benevolencia.

La niña llegó con una gobernanta suiza, Madame Bomant. Se trataba de una mujer seria, disciplinada, pero de carácter demasiado enérgico. Enseguida debió de "herir susceptibilidades" en Montbéliard, porque la abuela Friedrike Sophia decidió prescindir de sus servicios. No pensó que eso podía impactar negativamente en Catherine, porque ésta, una criatura apacible y dócil, era lo bastante pequeña para acomodarse enseguida con otra gobernanta. Fue Friedrike Sophia quien determinó buscar el reemplazo de Madame de Bomant también en Suiza. Después de mucho indagar, se decidió por Madame Blancher, que tenía el mérito adicional de ser francamente talentosa para tareas de ajuga y para el arte en general. Incluso se había ganado reputación de pintar excelentes retratos en miniatura, una afición muy elegante que podía tal vez transmitir a su pupila. El único pero de Madame Blancher fue que insistía en llevar consigo a Montbéliard a su propia hija, para que creciese y se educase junto a la princesa Catherine. Finalmente, Fiedrike Sophia decidió que seguramente se trataba de un punto a favor de Madame Blancher. Su nieta tendría la suerte de ganar, de una tacada, una magnífica gobernanta y una compañera de estudios así como de juegos de plena confianza.

La cuestión estribaba en que la pequeña Blancher parece haber adolecido de un temperamento poco agradable, porque Catherine jamás llegó a considerarla ni de lejos una amiga...

No obstante, en general, Catherine recordaría siempre con afecto sus años en Montbéliard con los abuelos. La muerte del abuelo, acaecida en 1797, sólo dos años después de haberse convertido en duque, representó un duro golpe para la muchachita de catorce años. Aún no había tenido apenas tiempo de asumir la pérdida cuando falleció la abuela, en marzo de 1798. Para entonces, el padre de la propia Catherine recibía los honores de duque de Württemberg en la corte de Stuttgart, en dónde quedó instalada la princesa.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 17:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Sep 2009 20:51
Mensajes: 1093
Minnie, no me comprometo a participar mucho (me curo en salud) pero tengo una fantástica biografía de su hija, Matilde Bonaparte, que pillé en París hace unos meses, si no la posees será un honor compartir toda la info que pueda contigo (como si tú lo necesitases!)

Ánimo! Será un placer leerte!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 17:20 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 8035
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

La abuela, Federica dorotea de Brandemburgo-Schwedt


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 17:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Dic 2008 00:48
Mensajes: 4804
Minnie, Catherine siempre me despertó curiosidad. No sé mucho sobre ella.
Te acompañaré ;)
(like) (like) (like) (like)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 20:59 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
legris escribió:
Imagen

La abuela, Federica dorotea de Brandemburgo-Schwedt


¡Qué bonito retrato, Legris! Lo cierto es que viendo esa miniatura, me ha llamado la atención el parecido de su hija Sophie, luego gran duquesa y zarina con el nombre de María Feodorovna, con su madre. No veo en cambio que María Feodorovna sacase ningún rasgo de su padre, aquel hombre que llegó a ganar notoriedad sobre todo por su extraordinariamente valiosa colección de Biblias...

Y aprovecho el mismo mensaje para invitarte, Riccardo, a participar siempre que te apetezca, porque creo que eso es lo que da sustancia a los temas. El mismo cuento te puedes aplicar, querida Amélie ;) Yo tampoco soy precisamente una autoridad sobre Catherine, jajajaja, pero lo que he ído recopilando por aquí y por allá, estoy más que dispuesta a compartirlo con vosotros. A ver si entre todos logramos captar un reflejo auténtico de la personalidad de esa princesa ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 21:35 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 8035
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

El castillo de Lohde, en Estonia, donde murió Augusta de Brunswick. Hoy se llama Koluvere.De" Eesti Mosaiportaal."


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 21:46 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
En mayo de 1797, siete meses antes de que la jovencísima Catherine hubiese de afrontar la muerte de su abuelo paterno el duque, su padre había viajado hasta Londres para casarse en segundas nupcias. La boda de Friedrich con Charlotte, Princesa Real, la mayor entre las hijas del rey George III y la reina Charlotte, había podido celebrarse después de que el monarca británico hubiese superado fuertes recelos. A fín de cuentas, George III había sido tío carnal de Zelmira. Había escuchado a menudo que Friedrich de Württemberg se había comportado de manera atroz con Zelmira y, comprensiblemente, se negaba a que su hija padeciese lo mismo que había padecido su difunta sobrina. Pero Charlotte deseaba intensamente contraer un matrimonio que la emancipase de la estricta y absolutamente pesistente tutela de sus progenitores. Aparte, parece que George III recibió prolijos informes que trataban de demostrar que, aunque Friedrich de Württemberg hubiese tenido sus fallos en el papel de marido, Zelmira tampoco había sabido ser una buena esposa durante la infausta estancia de la pareja en la corte de San Petersburgo, demasiado corrompida en general. Al fín, se autorizó el casamiento y Friedrich viajó hasta Londres para intercambiar sus votos con Charlotte en la capilla del palacio de St James.

Imagen

Charlotte, que había crecido teniendo que soportar que se la comparase constantemente con la hermana que la seguía en edad, otra Augusta más para este cuento, estaba tan ansiosa por obtener un marido que logró incluso la hazaña de sobreponerse al temor que le infundió la primera visión del gigantesco Friedrich. Los dos viajaron a Stuttgart, en dónde Charlotte enseguida se descubrió embarazada. De hecho, estaba embarazada de cinco meses cuando murió su suegro, lo que elevó a su marido a la dignidad de duque soberano e hizo de ella la duquesa. Y el embarazo había alcanzado el octavo mes cuando, en marzo de 1798, se produjo el deceso de la duquesa viuda, su suegra. Por entonces, fue cuando la única fémina entre los hijos que Zelmira había tenido, Catherine, pasó a residir con el padre y la madrastra. Catherine no llegó a la vida de Charlotte en el mejor momento posible, porque el embarazo de éste concluyó en un parto extremadamente complicado. El retoño, una niña, nació sin vida, en tanto que aquella ordalía había dejado tales secuelas físicas en la princesa británica, que quedó claro que nunca podría volver a concebir.

Catherine nunca tuvo una buena relación con Charlotte -aunque tampoco hubo, en realidad, una mala relación. Catherine había admirado profundamente la viveza de su abuela paterna. En su madrastra no encontró ni un leve vestigio de aquella vivacidad, sino que se trataba más bien de una mujer con horchata en las venas y bastante aburrida. Considerando que, en general, Catherine misma era una jovencita de quince años retraída, apacible, agua mansa, sin ninguna tendencia a salirse del cauce por el cual se esperaba que fluyera, es llamativo que pensase que su madrastra resultaba una mujer carente de sustancia. De cualquier manera, el penosísimo parto de la niña muerta había dejado a Charlotte para el arrastre y su salud, mermada por aquel episodio, entró en declive en 1801, apenas dos años después, cuando empezó a ser pasto de fortísimas jaquecas y dolores reumáticos severos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 22:26 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
En realidad, la vida de Catherine, como la de tantas otras princesas europeas de su generación, viene marcada por dos acontecimientos de enorme trascendencia: el estallido de la Revolución Francesa, con todo lo que implica de ruptura brutal con el Antigüo Régimen, y la posterior deriva hasta la implantación de un Consulado encabezado por un general corso de enorme talento tanto militar como político, Napoleón Bonaparte, que acabaría por hacerse proclamar emperador de un sorprendente Imperio en constante expansión. De unos polvos vinieron unos lodos que cubrieron toda Europa.

Evidentemente, el padre de Catherine, un duque soberano de un pequeño país germánico, no íba a dejar de sufrir los efectos de la expansión continental en la etapa napoleónica. En el año 1800, los ejércitos franceses avanzaban triunfantes a través de territorios germánicos y, desde luego, no se privaron de ocupar el ducado de Württemberg. El duque, con su duquesa consorte y familiares inmediatos, tuvo el tiempo justo de largarse en dirección a Viena. En esas circunstancias, no obsante, Friedrich debió decidir que la única opción sensata radicaba en jugar a las cartas con el pujante Napoleón. Usó sus cartas lo mejor posible, lo que llevó a que él cedió Montbéliard a Francia mientras que recibió de Francia Ellwangen. Con toda la reorganización geo-política auspiciada por Francia, Friederich dejó de ser el duque de Württemberg para convertirse en el Príncipe Elector de Württemberg. O sea, que pasó de herzog a Kürfurst, lo que no estaba mal. Pero siguió haciéndole la rosca a Napoleón, para desespero de su suegro inglés, George III. Y Napoleón acabaría decidiendo que el Kürfurst pasase a ser König...lo que significa Rey...de Württemberg. Friedrich fue rey de Württemberg a partir del 1 de enero de 1806. George III siguió negándose a admitir los hechos, por mucho que eso significase no reconocerle el título de reina consorte a la mayor de sus hijas, Charlotte.

Friedrich triunfó con Napoleón, en un caso muy parecido al del Kürfurst de Baviera, Maximilian Joseph, también convertido por obra y gracia de Napoleón en rey. Esas alianzas eran valiosas para Napoleón y quiso utilizarlas para emparentar a sus familiares con viejas dinastías europeas. Así, el 14 de enero de 1806, en Munich, Napoleón, con su esposa Josephine, asistió al enlace del hijo varón de Josephine, Eugène de Beauharnais, virrey de Italia, con la princesa Augusta Amalia Ludovika Georgia de Baviera. Era una de las hijas mayores del flamante rey Max Joseph. En esa boda hay un precedente para otra que se arreglaría justo con la paz de Tilsit: la de la princesa Catherine de Württemberg con el príncipe Jérôme Bonaparte, el menor de todos los hijos que Letizia Ramolino había tenido con Carlo María Buonaparte.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: LA REINA DE WESTFALIA
NotaPublicado: 13 Ene 2012 23:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 8035
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen


Federico y Napoleón.wikipedia


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 40 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro