Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 81 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 7  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: ELISABETH EN BAVIERA, esposa de ALBERT I.
NotaPublicado: 18 May 2008 15:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Tema para una de las reinas más interesantes del siglo pasado...

Imagen

Elisabeth Gabriele Valérie Marie, duquesa en Baviera, nacida en el castillo de Possenhofen, a orillas del lago Starnberg, el día 25 de julio de 1876. Se casó con Albert, entonces príncipe de Bélgica, el 2 de octubre de 1900. Su marido se convertiría en rey Albert I el 23 de diciembre de 1909. Durante nada menos que veinticuatro años -cruciales en la historia europea...- Elisabeth representaría el papel de reina consorte junto a su esposo. Luego, vería ascender al trono a su hijo mayor, Leopold III. También le vería abdicar en favor de Baudouin I, nieto de Elisabeth.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 15:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Imagen

Éste es el castillo de Possenhofen, cuyos habitantes solían denominar, de forma afectuosa, "Possi". Se eleva entre suaves colinas y frondosos bosques, justo a orillas del Starnberg; sin duda, un paraje de gran belleza en el corazón de Baviera.

Allí, un cálido y luminoso día de verano en el año 1876, una princesa dió a luz a la segunda de sus retoños. Su primer bebé, que había llegado al mundo diecisiete meses atrás, había sido una niña a la que se había dado los nombres de Sophie Adelheid. Ahora, aparecía en escena otra criaturita de sexo femenino. Se decidió que su madrina de bautismo fuese una hermana del padre, la emperatriz Elisabeth de Austria-Hungría. Por halagar a la madrina, la pequeña se llamó Elisabeth Gabriele Valérie Marie.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 16:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Estos eran, de recien casados, los padres de la neófita...

Imagen

Karl Theodor, apodado "Gackel", duque en Baviera, y María José de Braganza, princesa de Portugal.

Karl Theodor había estado casado, en primeras nupcias, con su prima hermana Sophie de Sajonia. Como todas sus hermanas, Sophie poseía una salud delicada, pero también una naturaleza amable y complaciente. Los dos habían formado un matrimonio sorprendentemente feliz, del que había nacido una niña, Amalie. Por desgracia, cuando Amalie apenas había cumplido quince meses, la tuberculosis se llevó a la tumba a Sophie. Karl Theodor se quedó viudo con una pequeña a su cargo.

En cualquier caso, no tuvo prisa por buscarse una esposa que asumiese con gusto el cuidado de la pequeña huérfana. La madre de Karl Theodor, la duquesa Ludovika, se hizo cargo de atender a Amalie, que siempre sería su nieta predilecta. Entre tanto, Karl Theodor había abandonado el ejército bávaro, en el que poseía rango de oficial, porque se sentía demasiado afectado y asqueado a cuenta de todo lo que había presenciado mientras participaban en la reciente guerra austro-prusiana de 1866 (los bávaros pelearon en el bando austríaco, que padeció una auténtica sangría y acabó perdiendo). Dado que se negaba a pasarse la vida entera como un duque ocioso, se matriculó en la Universidad Ludwig Maximilians de Munich. Estudió leyes y economía, pero acabó decantándose por la medicina.

Hacia 1870, estalló la guerra franco-prusiana. En esa ocasión, Karl Theodor hubo de interrumpir sus estudios para volver a incorporarse en calidad de coronel a su regimiento de caballería ligera bávaro, que tenía que reforzar al ejército prusiano. La contienda, muy dura, se saldó con la victoria prusiana y la consiguiente derrota francesa, lo que llevó camino al exilio a los emperadores Napoleón III y Eugenia. Por fín, Karl Theodor retornó a Munich y retomó la carrera. Entre 1872 y 1873 completó medicina, adquiriendo, por méritos propios, la condición de doctor. Enseguida decidió especializarse en olfalmología. Para adquirir esa especialización, quiso seguir unos cursos primero en Viena, después en Zurich.

Obviamente, mientras se encontraba en Viena el duque se trató con la corte imperial. A fín de cuentas, el emperador Franz Joseph era su primo hermano y, además, estaba casado con su hermana Elisabeth. Sucedía también que uno de los hermanos de Franz Joseph, Karl Ludwig, había estado casado en primeras nupcias con la princesa Margaretha de Sajonia, una hermana de la fallecida Sophie de Karl Theodor. Ahora, mientras aceptaba las frecuentes invitaciones de Karl Ludwig, Karl Theodor enseguida cogió aprecio a la tercera consorte de éste, María Theresa de Braganza, princesa de Portugal. De la forma más espontánea, acabaron cruzándose los caminos de Karl Theodor y una hermana de María Theresa, María José.

María José sumaba a su inteligencia una clara predisposición a hacer algo más en la vida que interpretar el papel de princesa encantadora. En ese sentido, enseguida desarrolló un fuerte sentimiento hacia el duque bávaro que quería dedicarse profesionalmente a la oftalmología. En cuanto a Karl Theodor, comprendió que aquella mujer se convertiría en la compañera perfecta para él. Los dos se prometieron en matrimonio...y se casaron, a plena satisfacción de sus respectivas familias, el veintinueve de abril de 1874.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 16:28 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Imagen

Y esta foto muestra a la pareja formada por Karl Theodor y María José años después de su romántica boda. Los dos habían demostrado con creces ser personas equilibradas, con toneladas de buen sentido común, pragmáticos y trabajadores en extremo.

Desde el principio, María José se había establecido con naturalidad en el entorno de Karl Theodor. Él la había llevado consigo a Possenhofen, "Possi", dónde la natural simpatía de la princesa le permitió ganarse por completo el cariño de su suegra Ludovika (particularmente meritorio si se considera que "Gackel" era su hijo preferido...) y de su hijastra de nueve años, Amalie. Luego, en rápida sucesión, María José dió a luz a Sophie Adelheid (ella misma se empeñó en que la niña recibiese el nombre de Sophie, que contaba con una gran tradición en la casa bávara, a modo de homenaje sentimental a la primera mujer de su marido) y a Elisabeth.

Coincidiendo casi con la aparición en escena de Sophie Adelheid, antes de que naciese Elisabeth, se había producido una muerte en la familia: la del ya anciano príncipe Carl de Baviera. Ese Carl, uno de los hijos del rey Maximilian I Josef y de su primera mujer, Wilhelmine de Hesse, había desarrollado una honrosa carrera militar, pero había permanecido exento de obligaciones oficiales a raíz de sus dos consecutivos matrimonios morganáticos: la primera esposa había sido Marie Anna Sophie de Pétin, a quien se otorgó el título de cortesía de baronesa von Bayrstorff, y la segunda esposa Henriette Scholler. La duquesa Ludovika, medio hermana de Carl, sentía adoración por él, que la retribuía ampliamente. Al morir Carl, se abrió su testamento y resultó que favorecía de modo especial a su medio hermana Ludovika.

De Carl, Ludovika heredó el hermoso castillo de Tegernsee y una magnífica residencia erigida en Wildbad Kreuth. Coincidiendo con el natalicio de Elisabeth, la abuela Ludovika tomó una generosa decisión: regaló Tegernsee y Wildbad Kreuth a Karl Theodor. Así, cuando Elisabeth tenía pocas semanas, la familia se trasladó de Possenhofen a Tegernsee. En Wildbad Kreuth, Karl Theodor abriría su primera clínica oftalmológica, en la que le asistiría, frecuentemente, María José. Poco a poco, Karl Theodor adquirió una gran reputación en ese campo médico. Diez años después, en 1895, inauguraría un pequeño hospital en la Nymphenburger Strasse de Munich. Allí, se dedicaría de forma especial a operar cataratas, un procedimiento entonces bastante novedoso y que requería una gran habilidad por parte del oftalmólogo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 16:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
La progresión en la carrera de Karl Theodor, con el respaldo constante de su María José, discurrió en paralelo con la ampliación de la familia.

Después de Elisabeth, habría otra niña que nacería en octubre de 1878: Marie Gabrielle. Ludwig Wilhelm, el primer varón, llegó al mundo en enero de 1884. La lista se cerró con un segundo varón, Franz Joseph, a quien María José dió a luz en marzo de 1888.

Generalmente, a los Wittelsbach se les consideraba hipersensitivos, volátiles, temperamentales, inestables, atolondrados y extravagantes. Sin embargo, Karl Theodor representaba la excepción a la norma, con su profundo racionalismo científico y su disposición a trabajar sin descanso. Puesto que María José compartía los valores esenciales de Karl Theodor, los chicos -Amalie, Sophie, Elisabeth, Gabrielle, Ludwig y Franz- crecieron en un entorno "muy saludable" no sólo en el aspecto físico, sino también en un plano mental. Se mantenía la tradición de la familia ducal en cuanto a favorecer las actividades al aire libre de los muchachos (aprendían a montar nada más aprender a andar, nadaban como peces, trepaban a los árboles, en invierno se deslizaban por las colinas nevadas en sus trineos o patinaban sobre hielo). También se mantenía la tradición de la familia ducal en cuanto a recibir una educación basada en el amor por todas las manifestaciones artísticas. Pero, simultáneamente, se les inculcaba un notable interés por la ciencia y por los avances científicos como una vía para mejorar las condiciones de vida de la gente común y corriente.

Karl Theodor se negaba a que sus queridas hijas Amalie, Sophie, Elisabeth y Gabrielle se pareciesen a sus propias hermanas. Para Karl Theodor había algo muy criticable en la actitud existencial de las hermanas. Helene, Nené, la mayor, había caído en una profunda depresión al perder a su marido, Maximilian Lamoral von Thurn und Taxis: eso Karl Theodor podía comprenderlo, incluso podía respetarlo, pero si él había logrado sobreponerse a la angustia que le había causado el prematuro fallecimiento de su primera mujer para hacer "algo positivo" con su vida, hubiese deseado atisbar la misma voluntad en Nené. A fín de cuentas, postrarse en una chaise longue a llorar por lo que se ha perdido no llevaba a nada bueno. En cualquier caso, Nené le simpatizaba más que las otras. Elisabeth, la emperatriz, era una criatura de belleza ya legendaria entre sus coetáneos, inteligente y de extraordinaria cultura, pero se pasaba los años rehuyendo sus responsabilidades de soberana, eludiendo a su marido e hijos mayores, viajando de un lado a otro para permitirse caprichos del tipo de convertirse en una estrella de la caza a caballo en territorio británico o de recorrer los mares que habían recorrido los héroes mitológicos griegos: un desperdicio, desde el punto de vista de Karl Theodor. María, privada del trono napolitano que había compartido brevemente con su esposo, era otro desastre: vivía sin ninguna clase de deber, buscando con avidez el protagonismo en cientos de eventos sociales y manteniendo un nivel que le subvencionaban los Rothschild. Tampoco Mathilde ni Sophie Charlotte, la pequeña, habían logrado una plena satisfacción en sus matrimonios.

El duque estaba decidido a proporcionar a sus hijas una formación que impidiese que ellas "se echasen a perder" de manera parecida...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 17:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Elisabeth, niña:

Imagen

Al igual que sus hermanas mayores -Amalie y Sophie- y que su hermana menor -Gabrielle-, cursó estudios en el reputado colegio Saint Joseph de Zandberg. Su padre prefería que asistiesen a un centro educativo de prestigio, en vez de limitarse, como tantos príncipes, a ponerles una institutriz y unos preceptores que les proporcionasen, más que una formación completa, una cierta pátina cultural combinada con refinamiento social.

En Saint Joseph, Elisabeth demostró ser una alumna atenta y aplicada. Pronto se expresaba con fluidez en francés e inglés, aparte de en su alemán natal. Le apasionaban las ciencias naturales y las artes, rasgos muy Wittelsbach. Llegó a destacar en pintura y escultura. También tocaba el piano y, con particular entusiasmo, el violín.

En los días libres y vacaciones, Elisabeth volvía "a casa". En la residencia de sus padres en Munich o en el castillo de Tegernsee, no eludía nunca las visitas de rigor a la clínica oftalmológica, un lugar que la fascinaba. En un aspecto más lúdico, solía reunirse con sus numerosísimos primos. La red de conexiones familiares era formidable, desde luego. Aparte de los notables parentescos de su padre, a través de su madre era prima hermana de las cinco princesas de Luxemburgo y de los veinticuatro niños de Parma...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 20:00 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Algunas fotos de familia que permiten contemplar a Elisabeth en distintos momentos de su niñez:

Imagen

La imagen se tomó con motivo del nacimiento del primer varón de Karl Theodor y María José: Ludwig Wilhelm. A la izquierda, aparece la duquesa Ludovika, madre de Karl Theodor, con uno de sus perros favoritos en el regazo (en la corte vienesa, las damas que querían darle estopa a la emperatriz Elisabeth, se hacían lenguas, en tono malévolo, de la afición de Ludovika a llevar consigo a sus perros a todas partes, indicando que incluso comía con ellos en brazos y que les dejaba lamer su plato en cuanto ella finalizaba...). Junto a Ludovika, su nieta Sophie, la primera de las hijas en común de Karl Theodor y María José. Al lado de Sophie, Amalie, hija de Karl Theodor con su primera difunta mujer, Sophie de Sajonia. Con Amalie, la madrastra, María José, sosteniendo al bebé. El caballero con bombín, por supuesto, es Karl Theodor. Delante de Karl Theodor, nuestra Elisabeth. Y a la derecha sentada en una silla, Gabrielle.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 20:02 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26166
Ubicación: ESPAÑA
Nacieron en el mismo castillo de Poshenhoffen, las dos Elisabeths, ¿No...?

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 20:12 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Imagen

En esta foto -de no muy buena calidad...- la duquesa María José sostiene a su benjamín, Franz Josef. Karl Theodor está de pié, entre María José y la duquesa Ludovika, su madre, que, para no variar, tiene encima de las rodillas al perro. Las dos niñas son Elisabeth (la más cercana a la abuela Ludovika) y Gabrielle. No se me ocurre quien puede ser el niño en traje bávaro. Debería tratarse de Ludwig Wilhelm, pero le encuentro muy grande teniendo en cuenta que Ludwig Wilhem contaba cuatro años de edad cuando nació Franz Josef.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 20:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
sabbatical escribió:
Nacieron en el mismo castillo de Poshenhoffen, las dos Elisabeths, ¿No...?


La Elisabeth emperatriz no nació en "Possi" ;)
De hecho, nació en el palacio muniqués del duque Max y la duquesa Ludovika, en la Ludwigstrasse. La familia solía pasar allí lo más riguroso del invierno, incluyendo la Navidad. Elisabeth -la emperatriz- fue un bebé de Nochebuena, jajaja, nació un 24 de diciembre.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 20:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26166
Ubicación: ESPAÑA
Bueno, por lo menos es el famoso palacio de la famosa película, que fisicamente no lo es... no sé si me explico (grin) (grin) (grin)

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 20:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17399
Tres hermanas bávaras:

Imagen

La niña que aparece a la izquierda de la foto es Gabrielle. Sophie está en el centro. Elisabeth a la derecha.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 81 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 7  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro