Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 83 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 7  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: CHARLOTTE DE PRUSIA, PRINCESA SAXE-MEININGEN
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Un espacio para la mayor de las cuatro hijas del káiser Friedrick III y su kaiserina Victoria "Vicky", la "princesa real" inglesa.

Imagen
Charlotte, retratada por De Laszlo.

Y me siento obligada de antemano a comentaros que, durante años, experimenté un profundo disgusto, incluso bastante "tirria", hacia esa nieta concreta de la reina Victoria. La veía como una mujer insidiosa, desleal, conflictiva, una "trouble-maker" por excelencia. Seguramente, mi visión de Charlotte, apodada "Charly", experimentó un cambio radical a raíz de tener conocimiento de este libro cuya portada me permito incluír:

Imagen

Ese exhaustivo y magnífico trabajo de investigación revela, a partir de pruebas de ADN a partir de los huesos tanto de Charlotte como de la única hija de ésta, Feodora, que ambas padecían porfiria. Ese mal, que marcó en parte el devenir de la dinastía Hanover, se traduce en ataques más o menos frecuentes cuyas principales manifestaciones son fuertes dolores abdominales, convulsiones y una serie de desórdenes o trastornos tanto de índole neurológica como psiquiátrica (por ejemplo, a menudo se produce delirio extremo). Recomiendo vivamente a los interesados en conocer mejor la incidencia de dicha enfermedad en los ancestros y en algunos descendientes de la reina Victoria el libro citado (creo que se puede obtener, por ejemplo, a través de eurohistory y de amazon...).

Pienso que, partiendo de ese punto, quizá haya ganas de profundizar en la vida de Charly observando el conjunto desde una perspectiva más "comprensiva".

PD: Me edito para indicaros que precisamente la portada del libro está ilustrada con una foto de la reina Victoria junto a su hija Vicky, su nieta Charly y su bisnieta Feodora, cuya historia es verdaderamente trágica.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
El formidable retrato muestra a una joven pareja principesca profundamente enamorada: Friedrich "Fritz" de Prusia junto a Victoria "Vicky" de Inglaterra. Los dos posan para el pintor con sus dos hijos mayores, Wilhelm "Willie" y Charlotte "Charly":

Imagen

Y, a continuación, un "detalle" del cuadro que muestra a la bebé Charly:

Imagen

Por entonces, obviamente, se trataba de una criatura adorable. Su madre, Vicky, no podía intuír que esa niña que acababa de llegar a sus vidas se convertiría en una constante fuente de ansiedad y aprensión, de preocupaciones y disgustos. La relación de ambas estaría marcada por un conflicto que surgió en los primeros años de existencia de la princesa.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:35 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Antes de arrancar, un breve repaso en fotos por la vida de Charly.

Una niña...

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Algo más crecidita...

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Una adolescente...

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
En plena juventud...

Imagen


Última edición por Minnie el 02 Sep 2008 20:50, editado 1 vez en total

Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Una adulta...

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Aunque, de todas sus fotos y retratos, pienso -opinión personal...- que la imagen que mejor la refleja es el siguiente dibujo obra de De Laszlo:

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 22:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Imagen
Una diminuta Charly...

En Postdam, el 24 de julio de 1860, la esposa "inglesa" del príncipe Fritz, Vicky, se puso de parto por segunda vez. El resultado fue una niña a la cual se otorgaría los nombres de Viktoria Elisabeth Auguste Charlotte. Sin embargo, se la conocería por su cuarto nombre de pila, Charlotte, y, dentro del círculo familiar, por el diminutivo Charly.

Cuando Charly entra en escena, su hermano mayor, Willie, cuenta apenas dieciocho meses de edad. Se trata de un niñito afligido por una "tara en su brazo izquierdo", concretamente una absoluta rigidez y parálisis causada por un daño en los nervios superiores del brazo provocada en el curso de su dificilísimo nacimiento Tratando de arreglar lo que no tenía arreglo, el chiquillo se veía sometido al suplicio de tener que probar una serie de artilugios mecánicos combinados con un duro programa de ejercicios. Charly, sin embargo, llegó al mundo en perfecto estado, aunque, al ir creciendo, se observaría que poseía un tronco muy desarrollado así como unos miembros -brazos, piernas- bastante cortos. El tercer vástago de Fritz y Vicky, otro barón bautizado Heinrich si bien la madre se empeñaba en denominarle Henry, vió la luz en agosto de 1862: para entonces, Willie frisaba en los tres años y medio, en tanto que Charly sumaba dos años.

De momento, una imagen de los dos niños mayores juntos: Willie y Charly.

Imagen


Última edición por Minnie el 02 Sep 2008 17:35, editado 1 vez en total

Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Sep 2008 23:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Imagen
Vicky con Charly.

En gran medida, Vicky jamás logró "conectar" con las necesidades en el plano emocional y afectivo de sus dos hijos mayores. Respecto a Willie, influyó de forma decisiva la secuencia de acontecimientos que habían rodeado el parto, extremadamente largo y plagado de complicaciones. En aquel momento crucial previo al alumbramiento de su primogénito, Vicky se había sentido absolutamente dividida: ella, inglesa hasta la médula, había deseado ser atendida por los doctores y la comadrona británicos enviados de forma expresa por la preocupada reina Victoria; sin embargo, en la corte prusiana insistían en que su princesa debía recibir la asistencia de los médicos alemanes, que, por supuesto, no usarían la generosa dosis de cloroformo que pretendían usar los "extranjeros". La atención a la parturienta se había convertido en un intenso rifi-rafe entre unos y otros. Al final, in extremis, el médico de confianza de la reina Victoria había tenido que usar fórceps para extraer al niño que no quería salir del cuerpo de la torturada mamá. Pero, en el proceso, se habían dañado de forma irremisible el conjunto de nervios en la parte superior del brazo izquierdo del bebé. Así, ese varón tan anhelado, que encarnaba el futuro de la dinastía Hohenzollern, había que presentarlo con una "tara importante". Los alemanes culparon a los ingleses, faltaría más. De rebote, el sentimiento de culpabilidad se cebó en Vicky.

La princesa se empecinó en corregir la deformidad del niño. Se diseñaron una serie de "moldes" en hierro que se sujetaban al tronco con unos arneses, dentro de los cuales se insertaría el brazo dañado en un desesperado intento por fortalecerlo y enderezarlo: aquel artilugio causaba no sólo incomodidad, sino dolor en el pequeño. Como no bastaba, se recurrió asimismo a un completo e intenso programa de ejercicios físicos. Para Willie suponía un constante recordatorio de su "tara importante", a la vez que un suplicio. Su carácter absorvió esa situación traumática, haciéndole cada vez más tozudo e iracundo.

Con Charly, el asunto fue distinto...aunque similar. No se trataba de una niña especialmente guapa ni poseía un carácter adorable. Su madre se mostraba decepcionada y crítica con el aspecto de la chiquilla, pero más aún con su conflictiva naturaleza. Dado que no existía un conocimiento respecto a un mal genético como era la porfiria, no se tomó nunca en cuenta ese dato esencial para entender el comportamiento de Charly. Desde la perspectiva de Vicky, Charly se mostraba exageradamente nerviosa, saltaba a la mínima, cogía rabietas, montaba pataletas. Para colmo, se le ocurría romperse las uñas de los dedos o meterse en la boca, para sorberlo o morderlo, las mangas de su vestido o el ruedo de la falda. Se la sometió a una larga serie de castigos para que asimilase que no podía "perder el control de sí misma" de semejante manera. Pero, sencillamente, cuando sobrevenía una crisis, la niña no podía dominarse del modo en que se esperaba que se dominase.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 02 Sep 2008 18:44 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Vicky había sido una criatura precoz y se transformó en una mujer intelectualmente brillante. Había concebido elevadas expectativas respecto a sus hijos y, además, se distinguía por un profundo, acendrado, sentido crítico. La mezcla de ambos factores estropeó desde el principio su relación con los hijos mayores.

Una característica común a la inmensa mayoría de los niños es que perciben con gran rapidez que no se ajustan a la imagen mental que previamente se han hecho los padres respecto a cómo serían y cómo evolucionarían los retoños. Willie y Charly captaron enseguida la exasperación, la frustración e incluso el desencanto que rebosaban de Vicky. Dejando a un lado la "tara importante" de Willie, tampoco parecía poseer una mente inquisitiva y aguda, una viva inteligencia, una notable rapidez para aprehender conceptos o para expresarse. Asimismo, aún pasando por alto los "horribles tics" de Charly, no mostraba una feliz disposición al estudio ni una particular sensibilidad artística. Ninguno de los dos tenía nada que ver con lo que Vicky había representado en su infancia...la niña prodigio, capaz de desenvolverse a los tres años en tres idiomas distintos con una fluidez y un desparpajo que llamaban la atención de cualquiera, con facilidad para absorver conocimientos y un notable talento para los dibujos o las acuarelas.

Entra dentro de lo normal que los niños empezasen a notar en su interior el aguijonazo de cierto resentimiento y animosidad hacia esa madre que, confiando en que ella pondría en el mundo hermosos cisnes blancos, se encontraba de repente con que no había tenido más que dos patitos feos. Para ellos, resultaba más fácil y natural el amor incondicional que les mostraban sus abuelos paternos.

Y ahí, en buena medida, radica el quid de la cuestión. Wilhelm y Augusta, los padres de Fritz, se convirtieron en reyes de Prusia cuando Willie tenía dos años y Charly seis meses. Su ascenso al trono les situó en una posición preeminente y dominante, la corte entera giraba en torno a ellos aunque el verdadero poder lo ejerciese, con mano de hierro, Otto von Bismarck desde la cancillería. Wilhelm, que en sus años mozos había manifestado ciertas tendencias liberalizadoras, no podía oponerse a lo que encarnaba Otto von Bismarck...un conservadurismo reaccionario con el fuerte tinte militarista propio de la tradición prusiana. Así que, por resumir, Wilhelm acabó adhiriéndose a los postulados de Otto von Bismarck, que tenía grandes planes acerca de una Prusia hegemónica en Alemania y en Europa. En cuanto a Augusta, procedía de la corte de Weimar, un lugar especialmente ilustrado y de ferviente cariz liberal, pero sus conflictos del pasado con Bismarck la habían obligado a "entrar en vereda".

De modo que Wilhelm y Augusta encabezaron el partido conservador en tanto que Fritz y Vicky servían de bandera al partido liberal. Eso originaría una gran tensión familiar y cortesana. En semejante ambiente, Wilhelm y Augusta, sin embargo, consiguieron llevarse a los hijos mayores de Fritz y Vicky a su terreno.

Tanto Wilhelm como Augusta bebían los vientos por sus nietos. A ojos de los abuelos, se trataba de criaturas de gran apostura, con sus hechuras "tan Hohenzollern". Los Hohenzollern, por supuesto, constituían una dinastía orgullosa de sí misma. Habían tenido sus momentos de gloria (¡ah, el recuerdo de Frederick el Grande...!) y no cabía duda de que seguirían un camino ascendente si Otto von Bismarck, desde la cancillería, conseguía materializar sus planes cuidadosamente elaborados. De hecho, lo consiguió: en 1871, nada menos que en la Gran Sala de los Espejos del Palacio de Versalles, en Francia, Wilhelm, rey de Prusia, fue proclamado emperador (káiser) de Alemania, con el nombre de Wilhelm I. En ese mismo instante, Augusta, reina de Prusia, se transformó en la emperatriz (kaiserina) de Alemania. Willy, de once años, y Charly, de nueve, estaban sencillamente arrebatados de puro entusiasmo.

Los abuelos habían infundido en esos nietos, al igual que en Henry, que siguió la pauta de Willy y Charly, el convencimiento de estar por encima de los demás. Eran prusianos y encima eran Hohenzollern, en una época en que Prusia, y los Hohenzollern, alcanzaban una posición hegemónica en Europa. La certeza de hallarse tan encumbrados supuso un revulsivo para los principes...


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 02 Sep 2008 18:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Imagen
Fritz y Vicky con sus hijos mayores. Fritz sostiene en brazos a su cuarto retoño, Sigismund, apodado Sigi. Se distingue perfectamente a Willie, Henry y, por supuesto, Charly.

Hay un curiosísimo paralelismo entre Vicky y una de sus sobrinas, la princesa Marie "Missy" de Edinburgh. En el caso de ambas, los hijos mayores (Willy, Charly y en menor medida Henry por lo que atañe a Vicky; Carol y Elisabetta por lo que atañe a Missy) se criaron bajo la égida dominante de "los abuelos" (por lo que se refiere a los niños de Vicky, sus abuelos paternos, Wilhelm y Augusta; por lo que se refiere a los niños de Missy, sus tíos abuelos los reyes Carol y Elisabetta, así como la abuela paterna, Antonia de Braganza, de casada princesa Hohenzollern-Sigmarigen). Para Vicky, los "hijos de su corazón" serían los que llegaron después: Sigismund (Sigi), Viktoria (Moretta), Waldemar (Valdy), Sophie (Sossy) y Margareta (Mossy). Para Missy, los "hijos de su corazón" también aparecieron en escena después de esos primeros niños: Marie (Mignon), Nicolae, Ileana y Mircea.

Pero...centrándonos en Vicky. Tuvo la desgracia de perder en circunstancias tristísimas a sus dos adorados varones, Sigi y Valdy. Sigi falleció a consecuencia de un ataque de meningitis con apenas veinte meses de edad, en junio de 1866. Valdy falleció a causa de una difteria a los once años de edad, en marzo de 1879. La pérdida de Sigi supuso un golpe muy fuerte para Vicky, pero la de Valdy por poco no la hizo pedazos. Sólo le quedaron, a modo de consuelo, sus hijas Moretta, Sossy y Mossy, que se caracterizaban por ser "muy británicas".


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 83 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 7  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro