Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 85 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: GRAN DUQUESA MARÍA PAULOVNA, "MASHA".
NotaPublicado: 21 May 2008 21:56 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Tema para una mujer bastante controvertida...

Imagen

La gran duquesa María -"Masha"- Paulovna. Primera de los dos hijos nacidos del breve matrimonio entre el gran duque Paul de Rusia y la princesa Alexandra "Aline" de Grecia (ya casada se usaba la fórmula gran duquesa Alexandra Georgievna). Masha tenía por abuelos paternos al zar Alexander II y a la zarina María Alexandrovna, lo que la hacía sobrina carnal del zar Alexander III y prima hermana del zar Nicholas II. Sus abuelos maternos eran el rey Georgios I de Grecia y su esposa Olga, nacida gran duquesa Olga Constantinovna. Esto la hacía sobrina carnal de la zarina María "Minnie" Feodorovna, casada con su tío paterno Alexander III, y, de nuevo, prima hermana del zar Nicholas II.


Última edición por Minnie el 21 May 2008 22:05, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 May 2008 22:00 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 27152
Ubicación: ESPAÑA
¿Es la hermana de Dimka, entonces...?
Bueno, otra de esas vidas apasionantes ciertamente, gracias :-)

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 May 2008 22:03 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
sabbatical escribió:
¿Es la hermana de Dimka, entonces...?
Bueno, otra de esas vidas apasionantes ciertamente, gracias :-)


Sí, la hermana de Dimka. La hermana mayor, que desarrolló un extraordinario afán de protección sumado a un amor casi sofocante hacia Dimka. Una muchacha muy entretenida, la mires por dónde la mires...no le faltó de nada a su biografía ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 May 2008 22:16 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
LA MADRE A LA CUAL LA NIÑA NO PODÍA RECORDAR...

Esta es una hermosísima foto...

Imagen

Muestra a la princesa Alexandra "Aline" de Grecia poco después de haberse convertido, por obra y gracia del matrimonio, en la gran duquesa Alexandra Georgievna de Rusia. Pocas bodas, por no decir ninguna, de un príncipe Romanov habían sido recibidas con tanto alborozo en la familia como la de Paul. Alexandra "Aline" lo tenía todo para ser acogida con caluroso entusiasmo en la corte imperial.

Nadie podía suponer que Aline moriría demasiado pronto. Su casamiento se celebró el 17 de junio de 1889 en San Petersburgo, cuando la novia contaba diecinueve años de edad. Casi diez meses más tarde, el 6 de abril de 1890, daba a luz a una niña bautizada con el nombre de María en honor a la zarina viuda de Alexander III y madre de Nicholas II. Hacia febrero de 1891, Aline se quedó de nuevo encinta. Con siete meses de gestación, mientras pasaba con su marido unas semanas de feliz asueto en la propiedad de uno de los hermanos de éste, el gran duque Serge "Gega", casado con la gran duquesa Ella, un lamentable accidente adelantó el parto de Aline. Fue un auténtico suplicio para la pobre muchacha, a la que hubo de asistir una comadrona que vivía en los alrededores de Illinskoye para que pudiese alumbrar un niño el 18 de septiembre de 1891: Dimitri, o Dimka. Aline había caído en coma durante el terrible alumbramiento, de forma que ni siquiera se enteró de que su hijo acababa de llegar al mundo. Falleció el 24 de septiembre de 1891, causando una profunda conmoción en cuantos formaban parte de su extensa familia.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 May 2008 10:10 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
LA HISTORIA DE ALINE...

En este punto, es oportuno, e interesante, fijar en la memoria a Aline, aunque para nuestra Masha no representase ni siquiera un borroso recuerdo. Si Aline no hubiese fallecido tan joven, sin duda el curso de los acontecimientos para su esposo, Paul, y sus dos hijos, Masha y Dimka, hubiese sido diferente.

Alexandra, Aline, nació de la afortunada unión de Georgios I, rey de Grecia, con la gran duquesa rusa Olga Constantinovna. La pareja ya había tenido dos hijos varones, Constantinos, "Tino", duque de Esparta en su condición de heredero del trono, y Georgios, cuando, por fín, hallándose en la isla de Corfú, llegó al mundo su primera hija, Alexandra. Se trataba de la primera princesa de la dinastía en la que Georgios I y su Olga interpretaban el papel de fundadores. Precisamente por ser la primera princesa griega, se la acogió con gran simpatía y afecto. Luego, detrás de esa niña, aparecerían en escena Nicolaos, María (apodada "Minnie" como su tía zarina de Rusia), Olga (fallecida con apenas tres mesecitos de vida), Andreas y Christopher (llamado Christo).

Esta imagen muestra a los cinco primeros retoños de los reyes griegos: Tino, Georgios, Aline, Nicolaos y María "la Minnie griega":

Imagen

Y estas dos fotos reflejan a la familia griega al completo, incluyendo los padres y los dos niños menores, Andreas y Christo, en distintas épocas:

Imagen

Imagen

Aline fue una niña y una jovencita que se metía en el bolsillo a cuántos la rodeaban. Tenía un carácter risueño y animoso. Se mostraba muy alegre y hacía gala de una inmensa vitalidad. Su padre, el rey Georgios, no disimulaba su preferencia hacia esa hija en concreto. Su madre, la reina Olga, forjó con ella un vínculo de profunda complicidad como el que la había unido siempre a ella misma con su progenitora, la gran duquesa Alexandra "Sanny" Iosifovna. Los hermanos y la hermana adoraban a Aline. Cuando viajaban a Dinamarca, país natal del padre, para participar en los grandes "gatherings" veraniegos que organizaban los abuelos reyes, Christian IX y Louise, Aline se mezclaba con franco entusiasmo con sus primos daneses, ingleses y rusos. Cuando viajaban a Rusia, país natal de la madre, para visitar a los abuelos maternos Konstantinovich y a la extensa parentela Romanov, Aline hacía gala de su proverbial simpatía. En resumidas cuentas: todos comían en la palma de su mano.

Al crecer, no se transformó en una belleza, pero sí en una muchacha bonita y muy atrayente debido a su vibrante personalidad. Con motivo de la celebración de las bodas de plata de sus padres Georgios y Olga, muchos miembros de la familia desperdigados por el continente se desplazaron a Atenas con la intención de conmemorar el evento. Entre el contingente de visitantes, estaba el gran duque Paul Alexandrovich, hijo menor del difunto zar Alexander II y de la también fallecida zarina María Alexandrovna, hermano pequeño del zar Alexander III. Paul estaba desde hacía tiempo en edad casadera, pero, como no se decidía a cortejar a la muchacha apropiada, la sociedad de San Petersburgo se hacía lenguas a propósito de su ferviente enamoramiento platónico hacia su cuñada Ella, esposa del gran duque Serge "Gega". Sin embargo, en Atenas, Paul pareció prendado de Aline. La pareja inició un idilio que desembocó en el anuncio de compromiso y en la posterior boda.

Imagen
Paul y Aline.

Al triángulo que habían formado Serge, Ella y Paul se incorporó de repente Aline, convirtiéndolo en un cuarteto que hizo enarcar muchas cejas entre los miembros de la sofisticada y decadente alta sociedad rusa. Se les hacía difícil encajar que Paul mantuviese la misma intensa amistad con su hermano Serge y su cuñada Ella, añadiendo a lo anterior la aparente afinidad entre Ella y Aline. En teoría, Aline tendría que haber recelado de su con-cuñada Ella, hasta entonces amor platónico de Paul. Pero, contrariamente a lo esperado, Ella y Aline parecían, de pronto, dos excelentes amigas.

Imagen
Aline con Ella.

Las "lenguas viperinas" enseguida insistieron en una historia bastante morbosa, según la cual Ella había animado a su enamorado cuñado Paul a casarse con la griega Aline para tener una estupenda tapadera. Generalmente, en esos círculos se "compadecía" (con esa clase de compasión no exenta de malicia) a Aline, la muchacha ingenua y cándida utilizada tanto por su esposo como por su supuesta amiga. Pero esos rumores parecen carecer de una base. Aunque es cierto que Paul, en una época, había estado "obnubilado" por la hermosura y la gracia de Ella, la impresión es que, cuando conoció a Aline, se enamoró sinceramente de su lejana prima griega (a través de su madre, Aline era bisnieta del zar Nicholas I, abuelo paterno de Paul). Las dos parejas compartían muchos momentos inolvidables en San Petersburgo, pero también en la gran propiedad rural de Serge y Ella cerca de Moscú, Illinskoye.

Paul y Aline enseguida tuvieron a su primer bebé: Masha.

Imagen

Imagen
Dos tiernas imágenes de Aline con Masha.

Luego, cuando Masha todavía era muy pequeña, Aline se quedó embarazada por segunda vez. Ese segundo embarazo no resultó fácil: ciertas indicaciones permiten suponer que la gran duquesa padecía pre-eclampsia, una enfermedad potencialmente muy peligrosa entonces para la futura mamá y para el bebé que llevaba en su seno. No deja de sorprender, por tanto, la falta de precauciones en torno a la embarazada. Cada vez que Paul y Aline visitaban Illinskoye, en calidad de invitados favoritos de Serge y Ella, no llevaban consigo, por ejemplo, ningún médico "por si las moscas". Pecaron de optimistas, sin duda alguna, porque Aline, incluso con una gestación difícil, mantenía su actitud retozona y bulliciosa. De hecho, con un embarazo de siete meses, paseando por los alrededores de Illinskoye, quiso saltar, como el resto de los presentes, desde un pequeño embarcadero a una barquita amarrada al mismo en el que solían navegar por el lago. Dió un traspié y cayó al suelo. Aunque de momento no pareció suceder nada a cuenta de tan inoportuno tropezón, por la noche, durante una fiesta en la casa, mientras bailaba, experimentó una violenta contracción que la tumbó. Rápidamente, la llevaron al lecho. Se buscó alguien para asistirla, pero sólo se le pudo proporcionar una comadrona que vivía en una aldea cercana -una mujer capaz de manejarse bien con partos naturales sencillos, pero no con una parturienta que caía en coma mientras su cuerpo trataba de expulsar un bebé sietemesino-. Aline tuvo a Dimka, pero ni siquiera fue consciente de ello.

Ella tuvo que pasar por el trago de enviar un telegrama a Dinamarca. Los padres de Aline se encontraban allí, en una de las grandes reuniones de familia danesas, al igual que la zarina viuda Minnie, hermana de Georgios. Georgios y Olga, espantados por el tegrama recibido, emprendieron un rápido viaje hacia Rusia junto con Minnie, francamente horrorizada por el accidente de su sobrina -y a la vez concuñada- Aline. Cuando Georgios y Olga llegaron a Illinskoye, su hija, sin consciencia alguna, estaba a punto de expirar. Ambos se quedaron sencillamente devastados.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 17:03 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Así que ese fue el inicio: Aline murió demasido joven, demasiado pronto, causando un profundo shock en sus familiares y allegados. Los únicos ajenos al duelo general eran sus hijos. Masha aún no había cumplido dos años y Dimka era un bebé prematuro, de una absoluta fragilidad, que requería cuidados especiales para salir adelante.

Paul, el viudo, se sentía dominado por una feroz desesperación. Durante el entierro de Aline, las emociones le empujaron a abalanzarse hacia el féretro sobre el cual se arrojaban las primeras paletadas de tierra. Su hermano Serge, Gega, hubo de emplear su -notable- fuerza física para retenerle a su lado, ante la mirada profundamente afligida de la hermana de ambos, María Alexandrovna, duquesa de Edimburgo. En aquellos momentos, Paul no estaba en condiciones de hacerse cargo de la tutela de los dos niños. No hizo falta ningún "consejo de familia" para tomar una determinación acerca del destino inmediato de los pequeños, porque se dió por descontado, desde el principio, que Gega y Ella, los cuales carecían de progenie, se encargarían de ellos.

Imagen
Serge y Ella.

Resultó una sorpresa, sin embargo, que pusiese mucho mayor empeño personal en la difícil tarea el gran duque que la gran duquesa. Gega dedicó muchas horas a atender al bebé, a quien envolvía cuidadosamente en cálidas frazadas después de haberle bañado, llevándole a una cuna situada en una habitación bien caldeada. Para el niño, se recreó una atmósfera reconfortante y vigorizante, tipo incubadora; así, logró superar la fase crucial de sus primeros días de vida, empezando a ganar peso y con eso aumentando sus posibilidades de supervivencia. Pero, incluso poniendo el máximo interés en el varoncito cuya llegada al mundo había coincidido, dramáticamente, con la muerte de la mujer que le había gestado, el gran duque no olvidó tampoco prodigarle sus atenciones a la niña.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 17:19 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Imagen
Pequeña Masha.

Imagen

Imagen
Los dos hermanos, Masha y Dimka.

Aunque en cuanto Paul se hubo repuesto de su pena lo suficiente se le devolvieron a los niños, la pura verdad era que el gran duque viudo pasaba casi tanto tiempo en la residencia de su hermano Gega y su cuñada Ella como en su propia casa -tan vacía sin Aline-. De modo que, en realidad, Masha y Dimka siempre se encontraron bajo la tutela efectiva de Gega y Ella, si bien la presencia de su padre resultó ser muy importante para los dos.

Imagen
Paul retratado con Masha y Dimka en sus rodillas.


Por supuesto, en general, de quien más dependían tanto a nivel práctico como en el aspecto afectivo era de su niñera. Nanny Fry se convirtió en la presencia verdaderamente significativa, la que señalaba el curso de los días y les proporcionaba la seguridad que requieren todas las criaturas para desarrollarse.

Imagen
Nanny Fry con Masha y Dimka.

Nanny Fry, desde luego, les hablaba en inglés. Es muy revelador que la pequeña Masha no lograse aprender ruso hasta sobrepasados los seis años de edad: para entonces, al inglés aprendido de la señorita Fry ya se le había añadido el francés por obra y gracia de una gobernanta llamada Hèléne. La educación que se les proporcionó se basaba en reglas estrictas dictadas por el tío Gega acerca de un adecuado reparto del tiempo entre clases de distintas materias y actividades al aire libre. Sobre todo cuando estaban en Illinskoye, los niños pasaban largas horas en los prados que cirundaban la enorme residencia, haciendo piruetas en la hierba, correteando y montando sus ponys. El tío consideraba que el ejercicio físico robustecería sobre todo a Dimka, que había iniciado la vida en circunstancias debilitantes. Masha tenía, por su parte, plenamente asumido su rol de hermana mayor: se mostraba ultra-responsable y absolutamente protectora hacia el pequeño, por quien sentía verdadera adoración. En esa época tan temprana, se pusieron las bases del amor pleno, desbordante e incluso sofocante de la gran duquesa Masha por el gran duque Dimka.


Última edición por Minnie el 22 Jun 2008 19:18, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 17:31 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Imagen

La foto fue tomada durante una de las grandes reuniones familiares en Illinskoye, dónde a Gega y Ella les encantaba ejercer de perfectos anfitriones. Gega aparece al fondo, un gigante que se destaca entre su sobrino el joven zar Nicholas y la duquesa Victoria Melita -Ducky- de Hesse. Ella surge, espléndida, a la derecha de la foto, sentada delante del gran duque Ernie. En primer plano, en el suelo, nuestra pequeña Masha, entre la gran duquesa Olga Alexandrovna, hermana menor del zar Nicholas, y su propio padre, el gran duque Paul.

Esa imagen representa perfectamente los primeros años de vida de Masha. Tenía al lado a su "daddy", aquel hombre no siempre presente, pero que, cuando aparecía en su mundo infantil, se mostraba invariablemente afectuoso y envuelto en cierto aura de melancolía. Alrededor, una gran familia orgullosa tanto de su formidable panoplia de ancestros como del lugar privilegiado que ocupaban en el mundo. La niña asimiló pronto la idea de que pertenecía a un clan que encarnaba en cada uno de sus miembros el devenir del imperio ruso.


Última edición por Minnie el 18 Jun 2008 17:59, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 17:35 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Masha niña:

Imagen

Imagen

Aquel delicado equilibrio se alteró bruscamente cuando el gran duque Paul volvió a enamorarse. Todos los adultos podían comprender que se consolase de su temprana viudedad buscando la compañía de alguna bailarina o actriz, algo muy típico para un gran duque ruso; pero, igualmente, se esperaba que, cuando pensase en emprender una relación con visos de perdurabilidad, buscase a una mujer con la adecuada raigambre principesca. Lo que no entraba en las apuestas de nadie era que Paul, que había cumplido ampliamente las expectativas dinásticas al contraer su primer matrimonio con una Alexandra de Grecia, se emparejase, de repente, con una plebeya ya casada con un oficial del ejército y, por añadidura, madre de varios hijos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 18:13 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Imagen

Esta joven y agraciada mujer se llamaba Olga Valerianovna Karnovich. En la imagen, aparece colgada del brazo de su marido, el oficial Erik Augustinovich von Pistolkors, de nacionalidad rusa, pero originario de una familia báltica que combinaba ancestros alemanes y suecos. Con él se había casado en mayo de 1884, teniendo enseguida tres hijos: Alexander, Olga y Marianna.

Los niños von Pistolkors eran muy pequeños cuando su madre empezó a serle infiel a su padre con el gran duque Paul de Rusia. El asunto se convirtió en un escándalo monumental, no sólo porque el viudo gran duque "se entendía" con una mujer casada. En realidad, eso entraba dentro de lo que la sofisticada alta sociedad petersburguesa podía deglutir fácilmente, sin ningún esfuerzo. Pero resultaba que Paul ostentaba un rango bastante superior al de su subordinado von Pistolkors en el ejército, y, dentro de las normas tácitamente aceptadas por los hombres de armas, un oficial no se "beneficiaba" a la mujer de otro oficial de menor rango sin incurrir en un gran "deshonor personal". Daba la impresión de que Paul había jugado con ventaja, para doble humillación de von Pistolkors. Así que la aventura con Olga originó una auténtica escandalera, casi parecía que se tratase del único adulterio que había presenciado la ciudad imperial por los siglos de los siglos.

Si al menos Paul hubiese corrido un tupido velo en torno a su vinculación amorosa con Olga, la gente, poco a poco, se habría "sosegado". Pero para Paul, Olga no era una amante pasajera, de usar y tirar. Estaba completamente prendado de ella, enamorado hasta los tuétanos. No veía ninguna razón para ocultar sus sentimientos, máxime cuando la mujer se quedó embarazada a consecuencia de sus encuentros íntimos. Olga se separó entonces de su marido, con la intención de obtener un divorcio en los meses siguientes. Sin embargo, hay que hacer notar que el proceso de divorcio se complicó y se dilató en el tiempo. Cuando nació el bebé de Paul y Olga, un niño a quien se decidió llamar Vladimir, éste ostentaba por ley el apellido von Pistolkors, ya que, al estar todavía su madre casada con el señor von Pistolkors, se atribuía a éste, de forma automática, la paternidad de cualquier hijo que la señora von Pistolkors trajese al mundo. Sintiéndose muy afligido por esa situación, Paul trató de forzar el ritmo del divorcio. Con el tiempo, pensaba darle al niño su nombre a modo de patronímico (Paulovich), una forma de reconocerle expresamente en calidad de hijo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 19:41 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18377
Imagen
Vladimir, el medio hermano "bastardo" de Masha y Dimka, en brazos de su niñera, ataviada a la usanza rusa y muy enjoyada para la ocasión.

El nacimiento del pequeño Vladimir, "Volodia" para sus padres, significaba, claramente, que el gran duque Paul estaba formando una segunda familia. Oficialmente, era un viudo con dos hijos en plena infancia. En la realidad, era un viudo con dos hijos pequeños de la primera difunta esposa, conviviendo maritalmente con una divorciada que le había dado un hijo ilegítimo. Obviamente, en tanto que Paul se centraba casi por entero en Olga y baby Volodia, se distanciaba de Masha y Dimka. Le constaba que Gega y Ella se hacían cargo de los niños, de forma que, en ese sentido, no tenía porqué preocuparse de nada; en cambio, su compañera sentimental y el niño dependían exclusivamente de él, le necesitaban de forma clara y evidente.

Olga, además, estaba afligida tras su divorcio porque esto le había provocado problemas adicionales con sus hijos. Su hijo varón, Alexander von Pistolkors, tenía once años cuando la madre abandonó el domicilio familiar para marcharse con su amante, de quien esperaba una criatura que sería Volodia. A sus once años, Alexander estaba en una edad en que no es nada fácil encajar un hecho de semejante naturaleza. San Petersburgo dedicaba los peores epítetos a Olga: arribista, trepa, inmoral, vergonzosa criatura, etc. Para Alexander se hacía tan dura la situación que asumió una postura de rabiosa hostilidad hacia Olga -lo cual le hacía daño a la mujer-. Las niñas, Olga y Marianna, de ocho y siete años respectivamente, parecían muy confundidas por el giro de los acontecimientos. La expresión aturdida en los rostros de las dos niñas le afectaba más a Olga que el amplio repertorio de insultos que podían dedicarle en la corte imperial o en las grandes mansiones de la ciudad.

Imagen
Olga y Paul, pareja ya consolidada tras el nacimiento de su hijo, acompañados de Eugen de Leuchtenberg, primo y amigo de él. Por cierto que Eugen parece a punto de darle un bocado a Olga...

Considerando todo lo que Olga había sacrificado por él -una respetabilidad, un prestigio social, una familia constituída...-, Paul quería retribuírla llevándola consigo a todas partes. No pensaba mantenerla al margen de ninguna esfera de su vida. Por eso, Paul se decidió, varios años después del nacimiento de Volodia, a aparecer en un baile de gala de la corte con Olga colgada de su brazo. La dama no sólo lucía, para la ocasión, un lujosísimo vestido, sino que se adornaba con magníficas joyas. Lo peor era que no se había limitado a usar alhajas adquiridas exclusivamente para ella por su amante en las más prestigiosas tiendas del ramo, sino que, a petición de él, se había puesto algunas que éste había heredado de su madre, la difunta zarina María Alexandrovna. La visión de Olga Valerianovna Karnovich engalanada con joyas que habían pertenecido a María Alexandrovna le pareció un atrevimiento imperdonable a cada una de las mujeres que formaban parte de la familia imperial: es probable que fuese la primera vez en la que todas estaban absolutamente de acuerdo. En pleno ataque de indignación, la zarina viuda María Feodorovna, Minnie, ordenó que "aquella mujer" abandonase el palacio para no volver jamás.

Paul, el hijo pequeño de Alexander II y María Alexandrovna, siempre había sido el niño mimado de la familia. Sus hermanos habían asumido una postura protectora hacia él. Su única hermana, María Alexandrovna, duquesa de Edimburgo, le adoraba. Sus cuñadas Minnie, Miechen y Ella le habían querido tanto como le habían compadecido a raíz de la muerte de Aline. En conjunto, Paul, acostumbrado a que le consintiesen en cualquier circunstancia, se aterrorizó ahora al ver la reacción unitaria de la familia contra Olga a raíz de la aparición de ambos en palacio. Temiendo que ejerciesen una gran presión sobre él para que se separase de ella, decidió marcharse al extranjero con su amante y con el hijo común. Así se inició una espantá que tendría grandes repercusiones...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Jun 2008 19:44 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 27152
Ubicación: ESPAÑA
Qué pena me da Vladimir cada vez que lo veo... bueno, aún no me puse con este foro (wink)

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 85 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro