Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 69 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: NICOLAS Y ALEJANDRA
NotaPublicado: 28 Feb 2009 17:00 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
En el año 1984 murió Anna Anderson, la que afirmaba ser Anastasia, así que se aprovechó de publicar ésta historia basada en el libro Nicolás y Alejandra de Robert Massie.

Imagen

NICOLAS Y ALEJANDRA

Últimos zares de Rusia, vivieron una apasionada historia de amor. El sufrimiento, si embargo, los acompañó toda la vida. Un hijo enfermo, un monje loco que intervino en el gobierno y la revolución, forman parte de ésta historia que culminó en un horroroso final.

Imagen

A los 21 años, Nicolás Romanov era un joven esbelto, de cara cuadrada y ojos grises. Había heredado el encanto de su madre, era afable, tranquilo y cariñoso. Sus días transcurrían placenteramente entre la opera, los bailes y los viajes, ya que como su padre, el zar Alejandro III, era aun joven, nadie se había ocupado de prepararlo para el día en que heredara el trono. Tenía un buen adiestramiento militar, pero se encontraba muy alejado e la función gubernativa y el propio zar lo consideraba con poco carácter.

Imagen

En esta época llegó a pasar una temporada a San Petersburgo una princesa alemana de 16 años. Cuñada del gran duque Sergio. Se llamaba Alix de Hesse Damstadt, era nieta de la reina Victoria, tenía un largo pelo rubio y ojos azules inteligentes. Nicolás fue presentado, y durante las 6 semanas que ella estuvo en Rusia pasearon juntos, acudieron a los bailes de la nobleza y patinar en hielo a los parques de San Petersburgo. Al irse ella, Nicolás escribió en su diario: "Mi sueño es casarme algún día con Alix".

Imagen

Sin embargo, no era nada de fácil que el heredero concretara su sueño. La alta sociedad rusa no compartía el embeleso de Nicolás por esta joven que había dejado la impresión de ser demasiado tímida, nerviosa y altanera, además de que los alemanes no eran bien mirados en Rusia. Los zares, por su parte, aspiraban a que su hijo se casara con alguien más encumbrado de las casas reinantes de Europa, y Nicolás, desde sus primeras insinuaciones, encontró una fuerte oposición de sus padres.

Imagen

Los 5 años siguientes transcurrieron entre viajes de Nicolás a ver a Alix e intentos de la zarina Maria de encontrarle a su hijo una candidata que le interesara. Pero, como el joven había declarado que no se casaría con nadie si no lo hacia con Alix, al llegar 1894, y enfermarse seriamente Alejandro, los zares consideraron que por lo menos había que dejar al heredero casado. Pocos días después Nicolás salio hacia Alemania a pedir la mano de Alix.

Imagen

El matrimonio habría de celebrarse con toda la pompa en San Petersburgo. Pero antes de que se acercara la fecha, el zar Alejandro III se agravó notablemente.

Imagen

Diez días después de la llegada de Alix, a Rusia, Alejandro III murió. Nadie mejor que Nicolás entendió el alcance de su muerte. Tomando a su cuñado del brazo lo llevó a un salón de abajo y lloró desconsoladamente. Sabia que ahora él era el emperador y el peso de su carga lo sofocaba. "¿Que voy a hacer?, decía, ¿Que nos va a ocurrir a mi, a Alix, a toda Rusia? No estoy preparado para ser Zar. Nunca quise serlo. No sé nada del arte de gobernar..."

Imagen

En medio del dolor general, Alix la princesa alemana de 22 años, se convirtió del protestantismo a la fe ortodoxa y tomó su nuevo nombre de Alejandra. Y una semana después del funeral, el 26 de noviembre de 1894, Nicolás y Alejandra se Casaron.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2009 17:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
El zar sólo rinde cuentas a Dios

Muy luego el nuevo zar tuvo que abocarse a su nueva tarea: reinar sobre la sexta parte de la tierra y dirigir a 130 millones de hombres. Después de ser coronado, e instalarse con Alejandra en un ala del palacio de sus padres, se dedicó la mayor parte del día a sus labores gubernamentales. Su padre le había dejado en herencia 13 años pacíficos y profundamente autocráticos. El zar era personalmente el gobierno de Rusia. Su poder era absoluto y sólo debía rendir cuentas a Dios. Todos los funcionarios y ministros eran nombrados por él, no había parlamento, ni el pueblo no tenía nada que opinar del gobierno. La prensa estaba bajo fuerte censura y todos aquellos que querían realizar cambios democráticos en el país eran enviados a pasar una temporada a Siberia.

Imagen

Nicolás II siguió en los primeros años el camino de su padre, desilusionado a los liberales que esperaban cambios con el nuevo zar.

Imagen

Su falta de preparación, sin embargo, hizo que en los primeros 10 años sui reinado estuviese fuertemente influenciado por su madre y por sus tíos, los hermanos de Alejandro III. Por otra parte, el zar no dominaba la técnica del buen manejo de los subordinados, lo que hacia difícil su relación con los ministros y la familia, de quien él era cabeza. Era un hombre inteligente, pero por su carácter no era el monarca mas adecuado para los difíciles momentos que a Rusia le tocaría vivir.

Imagen

Imagen

Su familia era un mundo donde Nicolás se sentía plenamente feliz. Al año de matrimonio había nacido Olga, y en los años siguientes llegaron 3 hijas más. Vivian en el palacio de Tsarkoie-selo. Después de la cena, Nicolás leía en Voz alta mientras Alejandra y sus hijas hacían labores. A veces se tocaba el piano, y la zarina se quedaba hasta altas horas leyendo en cama. En esta forma de vida era la que Nicolás y Alejandra siempre habían soñado. Pero sin duda, la nobleza no estaba nada de contenta con la poca vida social que hacían los zares, y todas las antipatías se centraron en Alejandra.

Imagen

Educada en las estrictas normas de la pequeña corte de Damstadt, Alejandra no estaba preparada para integrarse a una sociedad alegre y disipada. Les escandalizaban los chismes, los amoríos y las fiestas que duraban toda la noche. Con un criterio moralista, tachó de las listas de invitados a todos los que tenían enredos amorosos, y muy luego fue catalogada como mojigata y aburrida. Cuando intentó organizar un grupo benéfico con la intención de que cada socia tejiera para los pobres, la mayor parte de las damas declaró que no tenia tiempo para las boberías de una mujer que le dedicaba tanto tiempo a la religión. Ante todo esto, Alejandra concluyó que la nobleza no representaba a la verdadera Rusia. A quien ella gobernaba en realidad, era a los millares de campesinos que vivían diseminados en pueblos; aquellos analfabetos que en los inviernos morían de hambre, pero que eran religiosos y que la llamaban "madrecita".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2009 17:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
Parece que los pots son muy largos, los siguientes los acortaré, pero mi intencion era mas poner las fotografias, que la historia en si.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2009 19:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Nov 2008 21:30
Mensajes: 3481
Ubicación: España
No te preocupes Pedroro, los textos son muy buenos, amenos y muy interesantes para comprender las fotografías, que son fabulosas. Algunas fotos que has puesto nunca antes las había visto. Ánimo.

_________________
Perlery


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2009 19:44 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Sep 2008 19:13
Mensajes: 126
Que buenísimo esta!!
Felicitaciones Pedroro!

_________________
ERA BELLO Y MALO COMO SATÁN


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2009 20:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26126
Ubicación: ESPAÑA
Oh, tranquilo Pedroro, está fenomenal como todos tus temas, a menos que alguien le cueste muchísimo cargar la página y lo diga, yo creo que está bien (wink). Gracias.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Mar 2009 16:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
El primer fracaso del emperador

A comienzos de 1900, Europa vivía uno de sus mejores momentos. Después de casi 100 años de paz, el resurgir económico había sido constante.

Imagen

Convencido el zar de que su ejército era muy superior al japonés, en 1904 aprobó la invasión a Corea, zona de gran interés para Japón. Como respuesta los barcos nipones atacaron a al escuadra rusa. El resultado fue desde un comienzo desastroso. El ejército japonés estaba altamente equipado y Rusia, después de 1 año de derrotas, tuvo que firmar la paz.

Imagen

La aventura expansionista terminó con innumerables bajas, un pueblo hambriento y la moral destrozada. Nicolás que inicialmente había querido ir a la cabeza de los ejércitos, sufrió un fuerte golpe con el fracaso, y juró que nunca más llevaría a su país a una confrontación. No sospechaba que la historia le preparaba una guerra más sangrienta aún.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Mar 2009 16:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
La tragedia del heredero

El 12 de agosto de 1904, y después de 10 años de matrimonio, Alejandra dio a luz un hombre; el tan ansiado heredero. Fue, según el propio Nicolás, "un día inolvidable, un gran día..." Todos los cañones de Rusia lanzaron 300 salvas. Su Alteza Imperial Alexis Nicolaievich aseguraba la continuidad de la dinastía Romanov y era la victoria de Alejandra que no había dejado de pedirle a Dios que le diera un hijo. Sin embargo, lo que nadie sabia era que un leve desequilibrio en el cuerpo del recién nacido provocaría una tragedia que cambiaria la historia de Rusia.

Imagen

Alexis, llamado así en honor del zar Alexis el Pacifico, el mas admirado por Nicolás, era un niño rubio, robusto, de pelo crespo, y ojos azules. Sin embargo, a los pocos meses de edad se descubrió que padecía hemofilia: una enfermedad por la que la sangre no coagula y que puede producir la muerte en cualquier momento por desangramiento. Heredada de su madre, quien portaba los genes del terrible mal, el niño no tenía curación y desde su más tierna infancia vivió en peligro.

Imagen

Imagen

Cualquier golpe le significaba un martirio. Ni siquiera se le podía inyectar morfina para disminuirle el dolor y el pequeño se debatía entre desmayo y desmayo durante horas. Después debía pasar semanas en cama y utilizar aparatos ortopédicos para enderezar los miembros heridos. Y quizás un día, una semana, un año, o apenas una pocas horas después, otro nuevo golpe le provocaría nuevamente el sufrimiento. El príncipe se convirtió en el centro de la familia. Cuando sufría una de sus crisis Alejandra no se movía de su lado ni de día ni de noche, y en todo el palacio el ambiente era lúgubre. El zar, que amaba sobre todas las cosas a su hijo, no podía soportar esas horas interminables de quejidos y se paseaba desesperado por el parque.

Imagen

Alejandra por su parte, se puso cada vez más melancólica. Sabía por los médicos que no había curación posible, pero no se resignaba a la idea ni al hecho de ser ella la portadora del mal. Cada vez que Alexis pasaba un largo tiempo sin accidentes Alejandra resplandecía, creyendo que todo había acabado; pero poco tiempo después estaba el niño sufriendo, llamándola y pidiendo morir.

Imagen

Esta enfermedad fue un secreto celosamente guardado en la familia real. Sin embargo, los rumores traspasaron las murallas del palacio. Y cada vez que Alexis no acudía a una ceremonia oficial se hablaba que era epiléptico, retardado mental o que había sufrido un atentado extremista.

Imagen

Todo esto contribuyó a aislar mas aun a la familia real de la nobleza y del pueblo. Alejandra se retrajo; las normas en la corte se hicieron mas severas, y ella se dedicó a la religión con ahínco, confiando en que Dios le mandaría un emisario que pudiera curarle a su hijo. Un día sintió que había sido oída: Rasputin llegaba a las puertas del palacio...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Mar 2009 16:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
Domingo Sangriento

Después de la humillante derrota ante Japón, el ambiente interno se puso cada vez más difícil en Rusia. Las huelgas y protestas aumentaron entre los obreros descontentos y desilusionados, y los atentados terroristas estaban a la orden del día.. En 1905, un domingo de invierno miles de hombres se concentraron frente al palacio de San Petersburgo para hacerle sus peticiones al zar. Venían pacíficamente, entonando cantos religiosos y "Dios salve al zar". Cuando la marea humana intento traspasar los escuadrones del ejercito que cerraban las calles, los soldados abrieron fuego matando a centenares de hombres mujeres y niños. Al saberlo, Nicolás que no se encontraba en San Petersburgo, se horrorizó pero el "domingo sangriento" de 1905 dejó en el pueblo una huella difícil de borrar.

Imagen

Imagen

Poco a poco la situación se volvió insostenible, y la única salida posible que dio el gabinete fue darle al pueblo derechos civiles, libertad de palabra y prensa, una constitución y una Duma, que equivalía a un parlamento.

Imagen

Nicolás aceptó esto, aunque era en contra de todo su pensamiento autócrata, creyendo que así el país se tranquilizaría, muy luego se dio cuenta que no se había logrado nada, la derecha estaba furiosa porque Rusia se había convertido en una monarquía semiconstitucional, y la izquierda encontraba insuficientes las medidas tomadas.

Imagen

Las prerrogativas de la Duma fueron drásticamente disminuidas, al poco tiempo, la primera Duma fue abolida, por ser considerada muy revolucionaria. La segunda siguió el mismo camino, y finalmente se estableció una que tenia un papel meramente decorativo. El escenario para la revolución estaba preparado.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Mar 2009 23:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
Rasputin: Tu hijo no morirá

Preocupada por la violencia que sacudía al país, Alejandra más de una vez escribió: "¡Me gustaría ser inteligente y poder servir de algo! Quiero a mi nuevo país. Es tan joven, tan poderoso..." Sin embargo ella no podía hacer nada y continuaba preocupada de sus hijos. En 1912 las muchachas iban creciendo y Olga, la mayor, ya tenia 17 años.

Imagen

El verano de ese año Alexis sufrió el mas critico golpe de su vida, maniobrando un bote. Se enviaron innumerables telegramas a San Petersburgo y rápidamente llegaron los médicos, que no pudieron hacer nada. Diez días duró la agonía, y los gritos del niño atravesaban las paredes.

Imagen

Al fin de las esperanzas, la zarina Alejandra le pidió a una amiga que le mandara un telegrama a un hombre santo para que rogara por la vida de su hijo. Era Rasputin. Pocas horas después llegó la respuesta: "No te aflijas, el pequeño no morirá". Al día siguiente la hemorragia se detuvo. El niño estaba agotado pero vivía.

Imagen

Desde ese momento Alejandra creyó ciegamente en Gregori Rasputin, un campesino que decía estar en comunicación directa con Dios. De un físico desagradable y sucio, este hombre, a pesar de sus poses, llevaba una vida licenciosa y oscura, y sostenía que había que experimentar todos los pecados para después purificarse.

Imagen

La influencia de Rasputin traspasó de la enfermedad de Alexis a todo el gobierno y empezó a influir en los nombramientos de ministros. La nobleza empezó a odiar mas aun a "la alemana", que introducía en el palacio a un hombre despreciable que cometía sus fechorías a la luz publica. Varias veces le llevaron a Alejandra pruebas irrefutables del comportamiento de Rasputin, pero ella se negó rotundamente a creerlo. Tenía la certeza de que Dios había enviado a ese hombre para salvar la vida de su hijo. Y su ceguera apuró rápidamente el desmoronamiento de la corona rusa.

Imagen

El 28 de junio de 1914 todas las naciones de Europa entraron a la guerra. Nicolás II desde su palacio en San Petersburgo, anunció que su país también marchaba a las trincheras de la primera guerra mundial, con él a la cabeza.

Imagen

Inicialmente la guerra logró unir al país, pero muy pronto se vio que el imperio ruso no estaba preparado para una lucha larga y a tantos kilómetros de distancia. El país comenzó a desangrarse rápidamente y la miseria y el horror se apoderaron de sus habitantes. Nicolás dirigía el convulsionado país desde San Petersburgo y había puesto a la cabeza del ejército al popular y preparado gran duque Nicolás. Sin embargo la sombra de Rasputin se hacia cava vez mas grande en el palacio imperial, y llegó un momento en que, a instancias de él, el zar pidió la renuncia del gran duque, tomando el mismo el mando del ejercito en el campo de batalla.

Imagen

Imagen

Ese hecho determinó finalmente el desintegramiento del gobierno y la caída de los Romanov. Lejos de San Petersburgo, Nicolás confió planamente en Alejandra, la que poco a poco fue tomando las riendas del gobierno e hizo todo cuanto Rasputin le sugirió. Los ministros entraban o salían de acuerdo al humor del monje que dominaba completamente a la zarina, al poco tiempo ya no quedaba en el gobierno ningún ministro capacitado. Los personajes más insólitos y corruptos llegaron a los altos cargos.

Imagen

El siguiente paso del monje fue dirigir los batallones del ejército de acuerdo a las visiones que tenia mientras dormía. La nobleza estaba furiosa por el vergonzoso gobierno de Rasputin y la revolución seguía incubándose en las clases obreras. Alejandra dirigía el país con una ceguera sin límites y el zar, que estaba en el campo de batalla, tampoco se daba cuenta de la realidad del país.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Mar 2009 23:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
Un amor a prueba de todo

En los dos años de la guerra, Alejandra le escribió a su marido más de 400 cartas. En ellas hablaba de política, de Rasputin, pero también de su familia y de su amor. Serian los últimos testimonios que quedarían de la vida familiar de los zares.

Imagen

Desde el palacio de Petrogrado ella le escribía: "Sólo anhelo estrecharte con fuerza entre mis brazos y murmurar palabras de amor intenso, coraje, fuerza e interminables bendiciones..." El le decía "...No sé como habría podido soportarlo todo si Dios no hubiera decidido que tuviera como esposa y amiga. A veces es difícil hablar de estas cosas debido a una estúpida timidez... Adiós mi adorada y dulce Sunny". Las cartas iban siempre acompañadas con pétalos de lirios, Alejandra, la fría emperatriz, se mostraba en estas páginas como una adolescente enamorada.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 01 Mar 2009 23:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1770
El asesinato de Rasputin

Imagen

Imagen

En el invierno de 1916 la nobleza ya no podía disimular su odio hacia Rasputin y en un primer intento de salvar al gobierno, un grupo de jóvenes aristocráticos tramó el asesinato del monje.

Imagen

Imagen

El príncipe Félix Yussoupof era el encargado de cumplir "la misión" invitándolo a una reunión nocturna donde le daría bizcochos y vino envenenado.

Imagen

La noche prevista, Rasputin acudió sin sospechar nada. Sin embargo, a las dos horas y media de haber ingerido todos los alimentos envenenados, continuaba conversando y sonriendo. El príncipe, desesperado y sin poder creer lo que veía, decidió matarlo de un balazo. Y Rasputin cayó dando un aullido. Rápidamente aparecieron los otros dos hombres que participaban en el complot. Uno de ellos, que era médico, le tomó el pulso y lo declaró muerto. Pero, pocos segundos después, Rasputin abrió un ojo, y echando espuma por la boca se levantó y se lanzó encima del conde Félix, para salir después corriendo por la nieve. Tres disparos más hicieron caer al monje. Cuando finalmente el cuerpo quedó quieto en la nieve, lo envolvieron y fue lanzado a un agujero que hicieron en un lago helado...

Imagen

Imagen

Tres días después fue encontrado el cadáver. Pero ni el veneno ni las balas lo habían hecho sucumbir: Gregori Rasputin había muerto ahogado.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 69 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro