Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 320 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 27  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 21:09 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Ali, aquí está TU TEMA.
(grin)

Imagen
Retrato -de los menos trillados y por eso me gusta...- de Henry VIII, el gran rey Hal.

El enfoque...

...cuando Ali mencionó una serie de personajes a los que le gustaría encontrar en el foro, incluyó a Henry VIII. Ali, que es muy cauta, explicaba que no deseaba que me sintiese "presionada" para dedicarle espacio y tiempo a cualquiera de los personajes citados porque suponía que meterse de lleno en una tarea así requiere cierto grado de empatía que, lógicamente, ella no sabía si yo podía experimentar hacia sus "candidatos". El planteamiento de Ali me resultó de lo más interesante.

Si hay un personaje por el que yo experimente poca empatía, ahí está disputándose el "mérito" Henry VIII. Admito que, como casi todos, mi visión de Henry está fuertemente condicionada por el hecho de que conozco de antemano al aproximarme a cualquier lectura acerca de este monarca el singular destino de sus seis esposas, seis mujeres que me atraen cada una a su manera. Supongo que, llegado el caso, podría intentar "saltar por encima" de la desabrida crueldad con la que trató finalmente a su esposa Catalina de Aragón, por la malévola indiferencia con la que consintió que se envileciese a Nan Boleyn (¡aquella acusación no sólo de adulterio reiterado con varios cortesanos sino de incesto...!), por la falsedad que manifestó para librarse de Anne de Cleves o por el triste desenlace de la existencia de Cat Howard. Sin embargo, las mujeres de Henry no fueron sus únicas víctimas. A mí me afecta singularmente la tragedia que rodeó a Margaret condesa de Salisbury, por ejemplo.

Pero me he propuesto tratar de acercarme a la figura de Henry sin echar por delante mi feroz antipatía hacia esos episodios que jalonaron su existencia. Ahí está el desafío, en tener que asumir una postura "neutra" para tratar de recomponer paso a paso la biografía de ese monarca Tudor.

A ver si interesa y gana algún fan, jajajaja.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 21:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2010 16:17
Mensajes: 1424
No soy Ali, pero dentro de una hora me leo el libro que tengo relacionado a las grande monarquias, allí hablan sobre este monarca y tengo un sin fin de dudas que nunca pude resolver, despues me ayudas Minnie. (wink)

_________________
Io sono vicino a te


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 21:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Bulgari escribió:
No soy Ali, pero dentro de una hora me leo el libro que tengo relacionado a las grande monarquias, allí hablan sobre este monarca y tengo un sin fin de dudas que nunca pude resolver, despues me ayudas Minnie. (wink)


Claro que sí, jajaja. O, mejor, las resolvemos entre todos los que vayamos pasando por aquí, Bulgari. Que no soy una autoridad acerca de Henry VIII, aunque me apetezca darle una alegría a Ali prestándole atención ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 21:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Mirad estos retratos...

Imagen
Imagen

Son dos imágenes de Elizabeth de York, una mujer que siempre me ha intrigado muchísimo. Pienso que su linaje y su trayectoria existencial son un perfecto reflejo del desgarro que supuso la prolongada Guerra de las Dos Rosas en Inglaterra. Y aunque ella pasó por la historia casi de puntillas, cumpliendo con abnegada dignidad el papel que se le asignó e incluso dando pruebas de una innata bondad, nunca he dejado de preguntarme qué sentiría verdaderamente Elizabeth de York a raíz de su matrimonio con Henry Tudor, Henry VII, el fundador de la dinastía.

Si os parece bien, arrancamos la historia en Elizabeth, porque ella permite situar magníficamente los antecedentes de nuestro protagonista...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 21:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Nov 2008 22:21
Mensajes: 7449
Ubicación: San Isidro, Argentina
Muy buena elección empezar con Elizabeth de York, ya que a la pobre le tocó en suerte una madre aborrecida por su cuñado (Richard III) y no querida por su marido (Henry VII) y una suegra sabihonda que era en los hechos la primera dama del reino (la enana Margaret Beaufort)... :|


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 22:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
hernangotha escribió:
Muy buena elección empezar con Elizabeth de York, ya que a la pobre le tocó en suerte una madre aborrecida por su cuñado (Richard III) y no querida por su marido (Henry VII) y una suegra sabihonda que era en los hechos la primera dama del reino (la enana Margaret Beaufort)... :|


Jajajaja. Menudas señoras...¿eh, Hernan? No cabe imaginar dos mujeres tan radicalmente diferentes que Elizabeth Wydville o Woodville, la madre de Elizabeth de York, y Margaret Beaufort, la suegra de Elizabeh de York. Incluso sus retratos hacen increíblemente patente esa diferencia. Bess Woodville surge como la belleza hechicera...

Imagen

...lo que incluye un puntito inquietante, jajaja. Mientras, Margaret Beaufort aparece investida de una austera dignidad y piadoso recogimiento en sí misma:

Imagen

Pero...en el fondo...¿no había cierta similitud entre ellas?¡Las mujeres que se mantenían en una posición destacada en aquel período increíblemente turbulento eran invariablemente muy fuertes, enérgicas y resueltas a partes iguales! Bess fue muy ambiciosa, pero en eso Margaret le andaba a la zaga. Las dos estaban dispuestas a jugar sus bazas sin reparar en lo elevadas que fuesen las apuestas. No se dejaban amilanar fácilmente.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 22:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Oct 2009 12:00
Mensajes: 293
Minnie escribió:
hernangotha escribió:
Muy buena elección empezar con Elizabeth de York, ya que a la pobre le tocó en suerte una madre aborrecida por su cuñado (Richard III) y no querida por su marido (Henry VII) y una suegra sabihonda que era en los hechos la primera dama del reino (la enana Margaret Beaufort)... :|


Jajajaja. Menudas señoras...¿eh, Hernan? No cabe imaginar dos mujeres tan radicalmente diferentes que Elizabeth Wydville o Woodville, la madre de Elizabeth de York, y Margaret Beaufort, la suegra de Elizabeh de York. Incluso sus retratos hacen increíblemente patente esa diferencia. Bess Woodville surge como la belleza hechicera...

Imagen

...lo que incluye un puntito inquietante, jajaja. Mientras, Margaret Beaufort aparece investida de una austera dignidad y piadoso recogimiento en sí misma:

Imagen

Pero...en el fondo...¿no había cierta similitud entre ellas?¡Las mujeres que se mantenían en una posición destacada en aquel período increíblemente turbulento eran invariablemente muy fuertes, enérgicas y resueltas a partes iguales! Bess fue muy ambiciosa, pero en eso Margaret le andaba a la zaga. Las dos estaban dispuestas a jugar sus bazas sin reparar en lo elevadas que fuesen las apuestas. No se dejaban amilanar fácilmente.

En este retrato Margaret Bedford aparece con las tocas de viuda


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 22:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7802
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen


Otra de Margarita Beaufort


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 08 Jul 2010 23:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Nov 2009 19:51
Mensajes: 77
wow! precisamente esta semana,estoy re-visionando "Los Tudor",la serie....asi que este tema es casi casi clarividencia.Gracias Ali por la idea y Minnie por ser tan solícita....


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 09 Jul 2010 07:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Arrancando ;)

Para quienes deseen obtener una visión general muy completa acerca de la Guerra de las Dos Rosas, recomiendo esta web en inglés:

http://www.wars-of-the-roses.com/

Es muy ilustrativa y amena, yo la encuentro la mar de entretenida. Pero quizá haya aquí personas que no se manejan fácilmente con el inglés, así que, resumiendo un poco, merece la pena señalar que la Guerra de las Dos Rosas, representó, en esencia, un enconadísimo conflicto dinástico de los Plantagenet entre los descendientes del rey Edward III. Aquí añado un profuso árbol genealógico extraído de la Wiki:

Imagen

Como se puede ver, Edward III y su consorte, la buena reina Philippa de Hainault, constituyeron una pareja bastante prolífica. Philippa, una Valois por línea materna, dió a luz en catorce ocasiones. Desde el punto de vista de la preservación de los Plantagenet, lo sustancial es que entre sus retoños alcanzaron la edad adulta cinco varones: Edward, el famoso Príncipe Negro de Gales; Lionel de Amberes, llamado así por su lugar de nacimiento, que sería lord teniente de Irlanda y después proclamado duque de Clarence; Juan de Gante, también denominado así por su lugar de nacimiento, que luciría el título de conde de Richmond; Edmundo de Langley, conde de Cambridge y duque de York; y, de remate, Thomas de Woodstock, conde de Buckingham y duque de Gloucester.

Edward el Príncipe Negro no llegó a suceder en el trono a su padre Edward III. Le hubiera tocado convertirse en Edward IV, pero la muerte prematura le privó de ello. No obstante, antes de fallecer, había tenido tiempo de casarse en un muy controvertido matrimonio por amor con una parienta: Joan, apodada Fair Maid of Kent. La pareja logró dos hijos varones, Edward y Richard. El mayor se malogró a los siete años de edad, de manera que en la época en la que murió Edward el Príncipe Negro, quedaba de él un único descendiente legítimo: Richard. De manera natural, Richard se transformó en el sucesor del abuelo Edward III. Ascendería al trono como Richard II...

Richard II fue proclamado con apenas diez años de edad, lo que significó que la primera etapa de su reinado estuvo en manos de un consejo de regencia. Veintidós años después, le arrebataría la corona, le enviaría a un confinamiento y acabaría determinando su asesinato un primo suyo, Henry de Boolingbrooke, hijo de Juan de Gante. Dado que Richard no había conseguido engendrar en ninguna de sus dos queridas esposas, Anne de Bohemia e Isabelle de Valois, Henry de Boolingbrooke había esperado ser designado legítimo heredero del primo. Pero que Richard II se hubiese pronunciado por Henry hubiese hecho saltar por los aires los precedentes en materia de sucesión real británica: en realidad, tenía precedencia la descendencia de Lionel de Amberes, que había nacido antes que su hermano Juan de Gante, de quien procedía Henry de Boolingbrooke. Dado que Richard II pensaba legar su corona y su cetro al primo Mortimer, el primo Boolingbrooke tomó la decisión de intervenir aprovechando la "debilidad" del soberano, que se había enajenado el afecto de la mayoría de los principales nobles debido a su empeño en reforzar la primacía real. Boolingbrooke dejó de ser Boolingbrooke al transformarse en Henry IV, pero la forma en que había procedido le valió ser calificado por muchos de traidor, usurpador y regicida.

Inevitablemente surgieron dos partidos, dos bandos opuestos. Los partidarios de Henry IV eran los Lancasterianos, cuyo emblema heráldico era una rosa de Lancastershire, de un intenso color rojo. Los partidarios de los descendientes del príncipe Lionel de Amberes se convirtieron en los Yorkistas, cuyo emblema heráldico era una rosa de Yorkshire, de un prístico color blanco. Los lancasterianos prevalecieron con la toma del poder por parte de Henry IV y se mantuvieron firmes en el reinado de Henry V, hijo del anterior, que tuvo el mérito de liderar una campaña bélica en Francia que incluyó la épica batalla de Azincourt. La querella por el trono rebrotaría después de la muerte temprana de Henry V, cuya esposa francesa, Catherine de Valois, le había dado un único hijo varón elevado a la dignidad de rey Henry VI con únicamente NUEVE MESES de edad. Ahí no se trataba ya de que hubiese un rey niño, sino de que había un rey bebé, un lactante que sólo balbuceaba y todavía no conseguía sostenerse encima de sus rechonchas piernecitas.

Los hermanos del difunto Henry V, hijos menores de Henry IV, estaban llamados a ejercer el poder durante la extensa minoridad de su sobrino Henry VI...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 09 Jul 2010 08:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Catherine de Valois, hija del rey Charles VI de Francia y de la célebre Isabelle o Isabeau de Baviera, aún no había cumplido veintiún años cuando su esposo Henry V contrajo una enfermedad letal durante el sitio de Meaux. Henry V murió lejos de su mujer y dado que el oficio de hacer la guerra para apuntalar sus derechos al trono de Francia le había tenido lejos de casa, cabe señalar que murió sin haber podido conocer al hijo varón que ella había dado a luz nueve meses atrás. Por supuesto, nadie se planteó que la bonita Catherine pudiese ejercer la regencia del niño Henry VI de Inglaterra, destinado a heredar en su día también la corona de Francia que aún lucía el abuelo materno Charles VI, en virtud del muy controvertido Tratado de Troyes.

La posición de Catherine en Inglaterra era poco más firme de lo que lo había sido la de su hermana mayor Isabelle, que había sido una infantil esposa para Richard II. Isabelle no había tenido hijos de Richard II, cuyo triste confinamiento y posterior asesinato en Pontefract la dejó bastante afectada, por cierto. Henry Boolingbrooke, el que se había hecho a sí mismo Henry IV después de quitarse en medio al primo Richard II, planeó en esa etapa retener a Isabelle, la jovencísima viuda, en suelo inglés para casarla con el mayor de sus hijos, Henry, futuro Henry V. Pero Isabelle no quería tener nada que ver con el usurpador del trono de Richard II, que la había tratado con tanta gentileza y a quien no olvidaba. Al final, Isabelle logró retornar a su país natal, Francia, dónde acabaría contrayendo segundas nupcias con su primo el duque de Orléans. En un curioso giro del destino, Henry V, el que hubiera podido ser marido de Isabelle, acabaría casándose con Catherine. Pero Catherine había tenido un hijo de su Henry V, un niño que debía reunir en su personita las coronas de Inglaterra y Francia. Evidentemente, esa condición de madre la convertía en un personaje demasiado destacado en la corte dónde manejarían los hilos sus cuñados John duque de Bedford y Humphrey duque de Gloucester.

La cuestión estribaba en que Catherine era "sospechosa". Una reina viuda extranjera, de menos de veintiún años, constituía un serio quebradero de cabeza, porque aunque en principio se la hubiese vedado el acceso a la esfera política durante la minoridad del hijo, podía aspirar a que se la tuviese en cuenta o, peor aún, podía infatuarse con cualquier aristócrata de gran ambición que pretendiese rentabilizar una eventual conversión en padrastro del niño rey. Cuando Catherine aún mantenía duelo por su difunto esposo, ya circulaban por el país rumores acerca de un posible casamiento con un primo de éste: Edmund de Beaufort, a la sazón conde de Mortain, hijo del primer duque de Somerset. A través de su padre, Edmund de Beaufort era un nieto de Juan de Gante, si bien provenía de la tercera esposa de éste, previamente su amante: Katherine Swynford. A través de su madre, Margaret Holland, también había fuertes conexiones Plantagenet: se trataba de una nieta por vía paterna de Joan, la Fair Maid de Kent que había sido esposa del Príncipe Negro, a la vez que, por vía materna, tenía por abuela a Eleanor de Lancaster, bisnieta del rey Henry III y su esposa Eleanor de Provenza. Con esa panoplia de ancestros Plantagenet, Edmund de Beaufort conde de Mortain desde luego hubiese querido ser el auténtico regente y protector de Henry VI si hubiese llegado a casarse con Catherine de Valois. Ante esos intensos rumores de que Catherine veía con buenos ojos a Edmund de Beaufort conde de Mortain, Humphrey duque de Gloucester, uno de los notables hermanos del fallecido Henry V, decidió dar un golpe de fuerza: se promovió un Acta que declaraba que cualquier hombre que se casase con la reina viuda perdería sus títulos y vería confiscadas sus tierras; la reina viuda, se añadió luego, sólo podría concertar un nuevo matrimonio válido con el expreso consentimiento del rey y el rey únicamente podría otorgar ese placet cuando hubiese sido reconocido mayor de edad. Considerando que el rey, hijo de Catherine, tenía en esa época seis añitos, largo se lo fiaban a la pobre Catherine.

En cualquier caso, Catherine no se resignó a permanecer durante lustros llevando sus tocas de viuda y sosteniendo una tutela restringidísima sobre su hijo. Enseguida se enamoró apasionadamente de uno de los pocos hombres que tenían acceso a su persona sin ninguna clase de cortapisa: el mayordomo de su casa. Se trataba de un galés, Owain ap Maredudd ap Tewdwr, a quien los ingleses llamaban Owen Meredith Tudor. Procedía de un noble linaje galés: su madre, Margaret ferch Dafydd, parece haber descendido incluso de un príncipe galés cuyo recuerdo perduraba en la memoria colectiva, Rhys ap Gruffydd. En cualquier caso, Owen había abandonado Gales a temprana edad para incorporarse al extensísimo elenco de cortesanos ingleses; según parece, había logrado el título de squire después de luchar a brazo partido para el rey Henry V en la batalla de Azincourt, previa a la boda del propio Henry con Catherine de Valois. Owen debía ser un hombre de considerable atractivo...y bastante valiente, tomando en cuenta que se embarcó en una relación con la reina viuda Catherine que enseguida se consideraría ilícita. Probablemente hubo un matrimonio secreto, aunque, debido a las circunstancias, no hubiese registros documentales de ningún tipo. Pero incluso si hubiese existido ese matrimonio secreto, habría sido inválido ya que Catherine no contaba con la expresa autorización de un rey que hubiese sido declarado mayor de edad.

Es reconfortante pensar que Catherine halló cierta cuota de felicidad personal a través de su vinculación afectiva con Owen Tudor. Se considera que cinco o seis hijos nacieron de esa relación, si bien el último parto se cobraría la vida de la mujer para producir una niñita que apenas tuvo tiempo de ser bautizada antes de fallecer. Cuando Catherine murió a principios de 1437, tenía treinta y cinco años, la misma edad en la que había perecido su primer esposo Henry V. Por entonces, a principios de 1437, Henry VI contaba dieciséis años. De los hijos nacidos de la relación de Catherine con Owen, sobresalían los dos varones, Edmund y Jasper Tudor, que tenían, respectivamente, siete y seis años de edad. Los dos chicos quedaron, momentáneamente, bajo el cuidado de Catherine de la Pole, abadesa de Barking, que había gozado de la amistad de Catherine de Valois. Posteriormente, Henry VI se tomaría el interés de proteger a su padrastro Owen Tudor, pero también de reconocer la existencia de sus medio hermanos Tudor, a quienes confirió elevadas posiciones en su corte que llevaban aparejados buenos títulos: Edmund sería conde de Richmond y Jasper, en ese período, conde de Pembroke. Una hermana de Edmund y Jasper, Tacina, a veces mencionada con el nombre de Jacinta, se convertiría por matrimonio en baronesa Grey de Wilton.

Así aparecen los Tudor en la historia de Inglaterra, a raíz de la boda dudosa de una reina viuda y el mayordomo galés de su casa. Por supuesto, en ese tiempo, nadie podía preveer la relevancia que acabarían obteniendo. Pensad que eran, simplemente, unos medio hermanos, quizá bastardos, de Henry VI, que estaba él mismo en edad de contraer nupcias y de asegurar la pervivencia de la línea real inaugurada por el abuelito Boolingbrooke, aka Henry IV. Por supuesto, esa supremacía de la casa de Lancaster se veía contestada por los parientes de la casa de York, los descendientes de Lionel de Amberes. En ese panorama general, los chicos Tudor no contaban demasiado excepto como futuros partidarios de los Lancaster, por supuesto.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HENRY VIII (DINASTÍA: TUDOR)
NotaPublicado: 09 Jul 2010 09:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Sep 2009 20:51
Mensajes: 1093
Los niños Tudor no iban sobrados de linaje....aparte del lado galés, Catherine era una de las hijas MENORES de Carlos VI y mi querida Isabeau de Baviera, mujer que me cae muy bien, pero que no era precisamente la más fiel a su marido loco.

De hecho, grandes sospechas de legitimidad flotaban sobre sus hijos menores como Catherine...recordemos que el célebre Delfín (futuro Carlos VII) su hermano, siempre dudó de sus orígenes, hasta que Juana de Arco le confirmó como Valois.

Buen tema, Minnie! Con los Tudor te vas a convertir en una sosias española de Lady Toñi Fraser!


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 320 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 27  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro