Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 142 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 12  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 18:22 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Pero...centrando un poco el relato...

AÑO 1861

El año empezó mal en la corte prusiana. El 2 de enero, se moría el rey Friedrich Wilhelm IV. Llevaba varios años retirado de la escena pública debido a sus enfermedades, recibiendo los amorosos cuidados de su buena esposa la reina Elisa. Pero ese día, se extinguió su vida definitivamente. Vicky había estado presente durante la agonía y el último estertor del tío paterno de Fritz. Cuando relató el acontecimiento en una carta a su madre Victoria, ésta se puso melodramática: compadecía profundamente a la hija por haber tenido que presenciar un deceso, a la vez que señalaba que ella misma "nunca había visto un muerto".

Wilhelm, el padre de Fritz, se convirtió en el nuevo monarca. Hasta entonces había ejercido de regente de Friedrich Wilhelm IV, pero a partir de ese momento inauguraba su propio reinado bajo el nombre de Wilhelm I. A su lado estaría su esposa, Augusta, en calidad de reina. Fritz pasaba a ostentar el rango de "kronprinz", príncipe heredero, en tanto que Vicky era la "kronpinzessin", princesa heredera.

Imagen

Imagen
Dos "regias" imágenes de la flamante heredera prusiana Vicky.

Eso no mejoraría las cosas, desde luego. Ya hemos comentado, atrás, que, en su momento, Albert y Victoria habían considerado que Wilhelm y Augusta introducirían las primeras pautas de aperturismo liberal en Prusia, sentando así las bases para el futuro reinado "casi a la inglesa" de Fritz y Vicky. Pero los primeros atisbos de liberalismo de Wilhelm, a los inicios de su regencia cuando se había comprobado la incapacidad de Friedrich Wilhelm IV, se habían visto severamente abortados debido a la fuerte presión de la cancillería de Bismarck. Augusta, que se sabía en el punto de mira de Bismarck, no había insistido en que Wilhelm plantase cara al canciller, un verdadero "junker" de la cabeza a los pies. Para cuando Wilhelm y Augusta ascendieron al trono, se veía evidente que no se saldrían de los cauces establecidos por Bismarck.

Pero en Inglaterra tampoco pudieron permitirse el lujo de reflexionar acerca de aquel punto de crucial importancia. A esas alturas, la duquesa viuda de Kent, Victoria Luise, cayó enferma. Se trataba de la madre de Victoria, suegra pero a la vez tía de Albert. El doctor Clark había diagnosticado un tumor maligno en un brazo, el cual producía intensísimos dolores en la anciana señora, aparte de que le impedía desde sostener un libro a, desde luego, tocar el piano (dos consecuencias deplorables, en su opinión). El nueve de marzo, Clark se decide a someter a una operación, para extirpar el tumor, a la egregia dama. En teoría, se supera el momento crítico, pero...a los pocos días, Victoria Luise se agita, se convulsiona y empieza a perder la conciencia. Clark manda llamar a Victoria y Albert: para cuando éstos cubren la breve distancia que separa Windsor de Frogmore, encuentran que la señora ni siquiera puede reconocerles. Victoria se derrumba en brazos de Albert. Es la segunda hija de la pareja, Alice, quien ha de hacerse cargo de la agonía de la abuela materna y, posteriormente, de reconfortar a la soberana que acaba de quedar "definitivamente huérfana".

Tras el fallecimiento de la duquesa viuda de Kent, Albert y Victoria se retiran durante tres semanas a Osborne. La intención de Albert es que Victoria disponga de un tiempo de duelo, del que, seguramente, se repondrá. Pero Victoria no responde positivamente al paso de los días, sino que progresa hacia una crisis de histeria depresiva. Las noticias alarman a la familia. El tío Leopold, rey Leopold I de Bélgica, se toma tan en serio la situación como para viajar a finales de abril a Inglaterra acompañado de su segundo hijo varón, Philippe. En junio, llegan Fritz y Vicky con sus niños, también considerablemente preocupados. Enseguida se presentará también Charlotte, hija de Leopold I, querida prima por tanto de Victoria, con su marido, el archiduque Maximilian de Austria. La presencia a su alrededor de tantos seres queridos es lo que "salva" a Victoria de "traspasar la fina línea que separa la cordura de la locura".

Durante esa visita que Fritz y Vicky han hecho a Osborne, se ha aprovechado para "cerrar" un delicado asunto. Desde 1860, venía evaluándose seriamente la posibilidad de comprometer a Bertie, príncipe de Gales, con la joven princesa Alexandra "Alix" de Dinamarca. De hecho, en 1860, nuestra Vicky había jugado un papel significativo en aquel asunto, consiguiendo, primero, una foto y referencias sobre la princesa danesa, para, más tarde, presentarse a conocerla cuando ésta se encontraba pasando unas breves vacaciones con su familia en la residencia de los duques de Mecklenburg-Strelitz. En Strelitz, a mediados de 1860, a Vicky le había agradado mucho Alix. Sus cartas habían decidido a Victoria y Albert a enviar a Bertie rápidamente a Prusia. Oficialmente, el príncipe visitaría a su hermana y a su cuñado, para asistir, de paso, en calidad de observador, a unas maniobras del ejército prusiano. En realidad, lo importante del viaje fue un encuentro cuidadosamente amañado, pero en apariencia puramente casual, con la princesa Alix y sus padres, Christian y Louise de Dinamarca. En el verano de 1861, el príncipe Albert decidió que íba siendo hora de que esos precedentes cristalizasen en un compromiso formal. Victoria, aunque tenía pegas que ponerle a los padres de Alix, en concreto a la madre de Alix, se plegó ante el "superior discernimiento" de su Albert.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 18:52 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
A decir verdad, "apañar" el matrimonio de Bertie constituía una prioridad para Albert, respaldado de forma decidida por Victoria. Antes, habían sellado el compromiso de su tercer retoño y segunda hija, Alice, con el príncipe Louis de Hesse. Tenían la satisfacción de haber situado a Alice de forma apropiada y más que decorosa, en calidad de futura consorte de un futuro duque soberano de un ducado pequeño, sí, pero muy antigüo. La boda de Alice, a la que sólo faltaba poner fecha, alegraría profundamente a Albert y Victoria.

En cambio, la boda de Bertie, más que alegrarles, les quitaría un enorme peso de encima. Observando a su primogénito durante años, Victoria y Albert habían llegado a la conclusión de que él corría el riesgo de ser "uno de aquellos príncipes hannoverianos que tanto escándalo habían provocado con sus amoríos". Parecía una necesidad imperiora darle a Bertie una esposa que aunase a su buen linaje cierta belleza y encanto.

De las distintas candidatas, Alix había resultado la más atrayente.

Sin embargo, a finales de verano, cuando empezaba a insinuarse ya el otoño, Albert se enteró, de pronto, de que su hijo Bertie "ya había caído en la tentación" de una actriz de poca monta irlandesa por más señas: Nellie Clifden. Alberto llevaba meses con una salud bastante precaria. Para ser exactos, su salud había sido precaria desde su infancia: padecía fortísimos dolores de cabeza y su estómago le hacía sufrir con frecuencia. Pero con los años, se había expuesto a un ritmo de trabajo ciertamente intenso que se cobraba su precio. Por decirlo en pocas palabras, era un hombre de constitución frágil, quebradiza, a quien la tensión constante y el estrés habían hecho trizas. El asunto Clifden, en realidad, fue la gota que colmó el vaso, después de varios meses durísimos en todos los aspectos: muchas tareas entre manos, muchos desvelos, muchas preocupaciones y no pocos disgustos.

En un día frío y lluvioso, Albert se forzó a sí mismo a viajar de Windsor a Cambridge para amonestar a Bertie. Quería que su primogénito fuese consciente de hasta qué punto se había expuesto al compartir la cama con la tal Nellie Clifden en Irlanda. Ella podía, ahora, ir pavoneándose por ahí, lo que mermaba la respetabilidad y el prestigio moral del príncipe. Podía chantajearle, si quería. Hubiese podido embarazarse, lo que habría causado gran escándalo. Mientras le echaba el sermón a Bertie, Albert se consumió casi por entero. Durante le regreso a Windsor, empezó a sentirse mal. Al principio, parecía que "sólo" había cogido un buen trancazo. Después, los médicos hablaron de "fiebres gástricas" porque no querían ni mencionar las "fiebres tifoideas". Albert murió el 14 de diciembre de 1861. Tenía solamente cuarenta y dos años.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 19:30 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Imagen
Vicky, 1861.

Para Vicky, la muerte de su padre fue un mazazo. Se encontraba justo en los inicios de su tercer embarazo cuando recibió la noticia de aquella pérdida. El hecho de que jamás íba a recibir de nuevo las cartas de su padre, el hecho de que su madre no volvería a visitarla ni la aguardaría cuando ella volviese "a casa", le produjo una profunda conmoción. Pero más la conmocionaba imaginar a su pobre madre, que tanto había dependido en el plano emocional y afectivo del marido. A fín de cuentas, Albert y Victoria todavía eran un matrimonio "joven". Poco antes, la reina Victoria había confiado a Vicky que aún podría haber más hijos, lo que no daba cuenta de que ambos mantenían su satisfactoria vida conyugal.

Fritz y Vicky se dirigieron a Inglaterra lo antes posible. Por tradición, la reina Victoria no asistiría a las exequias de su marido en Windsor. Presidir los funerales le correspondía a Bertie, príncipe de Gales, acompañado por sus hermanos varones, por su cuñado y por su único tío paterno (el duque de Saxe-Coburg). Entre tanto, Victoria se retiraría a Osborne, en la isla de Wight, con sus hijas. Así se iniciaba el período de duelo por Albert, un duelo que, según Victoria, no debía tener fín mientras ella permaneciese sobre la faz de la tierra.

Lo cierto es que el duelo por Albert marcó tristemente las navidades de 1861. Pero también marcaría otros episodios familiares ya muy avanzado el año 1862. Cuando Alice se casó con Ludwig de Hesse en Osborne, el 1 de julio de 1862, aquello parecía más un velatorio que una boda. La novia llevaba su corona de flores sujetando el velo de encaje de Honiton y un bonito vestido blanco, por supuesto, pero contrajo matrimonio en una sala presidida por un enorme retrato del finado Albert, mientras Victoria, de negro riguroso, no contenía la pena, en tanto que las hermanas menores -Lenchen, Louise y Beatrice- lloraban a moco tendido. Cuando Vicky dió a luz a su pequeño Heinrich, a quien llamaría Henry, el 14 de agosto de 1862, la alegría de la abuela Victoria estaba entreverada por el recordatorio constante de que Albert nunca conocería a ese nieto.

Incluso la boda de Bertie príncipe de Gales se vería afectada por la situación. Tratándose del casamiento del heredero del trono, la gente había confiado en que se celebraría en Londres, enmedio de memorables actos conmemorativos y festejos populares. Pero Victoria no transigió. Sería una ceremonia semi-privada, bastante discreta, en la capilla de St George, en el castillo de Windsor.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 20:24 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Algunas imágenes, para ir avanzando el relato luego:

*Fritz y Vicky:

Imagen

*Fritz con su primogénito, Willy (obviamente, foto tomada en Balmoral durante una visita a Granny Victoria):

Imagen

*Vicky con Charly:

Imagen

*Fritz y Vicky con sus tres hijos mayores: Willy, Charly y Henry.

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 21:31 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Willy, Charly y Henry...

Esos tres hijos mayores de Fritz y Vicky no parecieron nunca "hijos de sus padres". Para la época en que ellos empezaron a captar la atmósfera familiar que les envolvía, ya se habían marcado muy bien las posiciones dentro del círculo Hohenzollern. Wilhelm y Augusta, los soberanos, aglutinaban a su alrededor a todos los que se sentían conservadores. Fritz y Vicky, los herederos, atraían a los elementos liberales, que, en esa esfera, constituían aún una minoría. Había recelos, franca desconfianza, roces, incluso conflictos. A modo de ejemplo: en junio de 1863, el rey Wilhelm y el canciller Bismarck se habían puesto "de acuerdo" para hacer una interpretación bastante restrictiva del derecho de libertad de prensa que, sin embargo, aparecía en la Constitución prusiana en vigor. Fritz y Vicky estaban francamente horrorizados ante esa evidente intención de mantener bajo control el flujo de información. Con el aliento afectuoso de Vicky, Fritz escribió en primer lugar a su padre Wilhelm, pidiéndole que reconsiderase cuidadosamente el asunto. Pero Wilhelm le remitió, a cambio, una nota muy dura, reprochándole a su hijo el que éste se considerase en situación de darle consejos a él. Entonces, Fritz mandó otra carta pidiendo explicaciones a Bismarck. Al canciller se la traía tan al fresco el príncipe heredero "manejado por la inglesa" que ni se tomó el trabajo de dictar a un secretario una respuesta evasiva, pero cortés en la forma. Sencillamente, ignoró la carta del príncipe, dando la callada por respuesta.

Muy molesto por la forma en que le ninguneaban, Fritz, que tenía que presidir un acto en la ciudad de Dantzing, no dejó de criticar esa línea de actuación gubernamental en público. Wilhelm no tardó en reaccionar, haciendo llegar a su hijo una carta en la que dejaba a éste a la altura del betún. Fritz necesitó horas para contestar a su padre...pedía disculpas por haber causado disgusto y enojo a su padre, que también era su rey, pero su conciencia y su sentido del honor no le permitían retractarse de sus afirmaciones (que, a esas alturas, corrían de boca en boca...). Con el paso de los días, la crisis se fue acentuando. Fritz y Vicky se vieron aislados, pero lo peor era que también se les había puesto bajo una estricta vigilancia. Sabían que estaban rodeados de espías...una situación ciertamente incómoda e incluso violenta para los príncipes herederos.

He elegido ese episodio, al azar, para ilustrar las tensiones, constantes, en la corte prusiana. Como eran los reyes, Wilhem y Augusta tenían, para decirlo en términos coloquiales, "la sartén por el mango". Las posiciones netamente liberales de Fritz le situaban en el bando contrario, pero, en la corte, antes de criticar al príncipe, lanzaban denuestos sobre Vicky. Vicky representaba el elemento foráneo, era la extranjera a la que resultaba fácil poner en la picota.

Por supuesto, los niños enseguida perciben esos conflictos. Wilhelm y Augusta estaban decididos a hacer de esos nietos auténticos Hohenzollern, en la mejor tradición de la casa real de Prusia. A los pequeños les insuflaban una profunda conciencia de su superioridad: pertenecían a una casta superior, realeza en estado puro, dentro de un reino que, si todo salía según los designios de Bismarck, estaba a punto de transformarse en la gran potencia de Europa Central. Hasta entonces, el imperio austríaco había gozado de una larga hegemonía en Centroeuropa, pero Austria bien podía hallarse en los inicios de un proceso de decadencia. Y Prusia tenía aspiraciones, desde luego.

En otro sentido, el triunfo de Wilhelm y Augusta se basó en que proporcionaban a los pequeños nietos la sensación de ser los mejores a pesar de los defectos. Fritz y Vicky amaban a sus hijos, desde luego, pero Vicky era una madre con un acentuado sentido crítico incluso hacia sus retoños. La larga y cautivadora secuencia de cartas intercambiadas con la reina Victoria revelan a las claras que Vicky no se dedicaba a rodear de flores e incienso a los chicos. En el caso de Willy, la madre trató de corregir durante años "la tara" en el brazo del muchacho; sintiéndose en parte culpable de ese defecto ocasionado durante la extracción mediante fórceps del pequeño, se empecinó en corregirlo empleando un complicado y doloroso sistema de arneses, combinado con un exhaustivo programa de actividad física. Willy, que sufrió lo suyo, reaccionó con animosidad y rencor hacia la madre. Pero con Charly, el asunto no fue mejor. La niña no era precisamente bonita...tenía unas hechuras muy Hohenzollern; pero, además, se trataba de una niña en perpetuo estado de nerviosismo, que no paraba de comerse las uñas y dada a arrebatos coléricos. Los intentos de Vicky por "meter en vereda" a la niña hicieron que ésta se volviese de forma natural a los abuelos, que la consideraban una criatura divina o, al menos, semi-divina. Henry, a su vez, encontró más fácil unirse a sus hermanos.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 22:29 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
En los años siguientes, Vicky volvió a ponerse de parto en varias ocasiones. El 15 de septiembre de 1864, tuvo a su cuarto retoño y tercer barón: Franz Friedrich Sigismund, conocido por el nombre de Sigismund y a quien, en familia, llamaban Sigi.

Imagen
Sigi.

Vicky experimentó rápidamente una gran debilidad hacia Sigi. Se trataba de un bebé precioso...y muy espabilado. En el curso de los meses, la madre se convenció de que sería el más inteligente de sus hijos. Incluso suponía que su Sigi acabaría pareciéndose al difunto abuelo Albert, un "presentimiento" de Vicky que, por supuesto, tocó la fibra sensible de la reina Victoria.

Cuando el prometedor Sigi tenía solamente diecinueve meses, Vicky tuvo otra niña: Friederike Amalia Wilhelmine Viktoria. Para no variar, se decidió usar justo el último nombre de pila, Viktoria, y, seguramente a fín de diferenciar a la criatura tanto de su abuela materna como de su mamá, se le adjudicó un curioso apelativo: "Moretta". El regocijo de Vicky fue inmenso.

Había un "pero", sin embargo. En el año 1864, el mismo año de nacimiento de Sigi, se había producido la célebre "Guerra de los Ducados". Simplificando mucho el asunto, Prusia y Austria se habían coaligado, añadiendo a sus fuerzas las aportadas por el resto de estados germánicos, para arrebatarle a Dinamarca los ducados de Schleswig-Holstein. El asunto había provocado la mayor jaqueca de su vida a la reina Victoria de Inglaterra. Su hijo Bertie, príncipe de Gales, se puso inmediatamente de parte de su dolida y agraviada esposa Alix, que era, como se recordará, una princesa de Dinamarca. La opinión pública británica, en general, simpatizaba con Bertie y Alix, pero el gobierno británico no se dejó arrastrar por el clamor popular para que interviniese en apoyo de Dinamarca. En cambio, las dos hijas mayores de Victoria, Vicky y Alice, estaban casadas con príncipes que participaron en la guerra contra los daneses. Tanto Fritz, el marido de Vicky, como Ludwig de Hesse, el marido de Alice, formaban parte del ejército que había penetrado en Schleswig-Holstein para avanzar luego en dirección a la mismísima península de Jutlandia.

Prusia y Austria habían ganado. Y Prusia y Austria habían llegado a un acuerdo acerca de quién administraría cada uno de los dos ducados, Schleswig a un lado, Holstein a otro. Era un acuerdo que los prusianos percibieron claramente como "apaño temporal". La intención estaba clara: Prusia acabaría mangoneando a su antojo en los dos ducados, Schleswig-Holstein, en detrimento de Austria. Enseguida surgió la discordia. La discordia se transformó en un conflicto latente. Y el conflicto acabó propiciando una guerra, en la cual se enfrentarían Prusia y Austria. El resto de los estados germánicos (reinos, principados, grandes ducados...) tuvo que tomar partido. Unos decidieron apoyar a Prusia, que estaba emergiendo como potencia. Otros respaldaron a Austria.

A la reina Victoria de nuevo le asaltó la migraña. Su hija Vicky y su yerno Fritz eran los herederos de Prusia, así que Fritz se fue a la guerra formando parte del alto mando de su ejército. En cambio, Ludwig, el marido de su hija Alice, se posicionó junto a Austria. Una situación nada fácil de manejar.

En medio de aquella guerra, sucedieron dos cosas. Vicky, en Prusia, perdió a su hijo Sigi, que falleció con veintiún meses de vida a consecuencia de una meningitis. Alice, en Hesse, dió a luz una niña a la que llamó Irene, nombre de origen griego que significa "Paz".


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 22:45 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
La muerte de Sigi dejó una herida indeleble en Vicky. No podía creer que, a los dos meses de haberse sido concedida su pequeña Moretta, se le hubiese arrebatado a Sigi. Además, el hecho de que Fritz estuviese en el frente cuando la meningitis se cobró la vida de su querido Sigi incrementó considerablemente la angustia de Vicky. Por eso, aquel episodio quedaría grabado a fuego en su memoria.

Pero, por supuesto, la vida continuaba.

Prusia ganó la guerra...y esa victoria constituyó la llave para la unificación de todos los estados germánicos en un Reich (Imperio), aunque todavía no lo vislumbraba con pasmosa claridad nadie excepto Bismarck. De momento, Prusia, la vencedora, adquiría una incuestionable hegemonia sobre los estados germánicos. Austria se replegaba sobre sí misma, decidida a ocuparse solamente de los extensos territorios imperiales que, más bien, se extendían hacia el Este. Otro efecto benéfico fue que Prusia llenó a conciencia sus arcas, ya que había impuesto fortísimas indemnizaciones a los vencidos.

Con Fritz de nuevo a su lado, Vicky centró sus ilusiones en la pequeña Moretta a la vez que soñaba con tener más hijos.

Imagen
Una tierna imagen de Vicky con Moretta.

En este aspecto, salió triunfante. Su fertilidad se demostró de nuevo en el año siguiente, pues hacia mayo de 1867 se encontró embarazada de su sexto bebé. El 10 de febrero de 1868, dió a luz a otro varón: Joachim Friedrich Ernst Waldemar, llamado Waldemar y, en familia, simplemente "Valdy". Una niña, Sophie Dorothea Ulrike Alice, a quien llamarían Sophie, abreviado en "Sossy", llegaría al mundo en junio de 1870. Y, por fín, Fritz y Vicky cerraron la familia con el nacimiento de la princesa Margarete Beatrice Feodora, Margarete o "Mossy", en abril de 1872.

Imagen
Una foto, algo posterior, de Fritz y Vicky con todos los hijos nacidos de su matrimonio menos el malogrado Sigi.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 23:01 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Imagen

Imagen
Vicky y Fritz.

En la década de los 70, tras haber completado su gran familia, Vicky y Fritz seguían constituyendo una pareja extraordinariamente feliz. El amor entre los dos se había fortalecido a través de los años, pero, lo más importante, estaba acompañado de una auténtica complicidad. Ambos eran inteligentes e ilustrados; a ambos les gustaba repasar cada día la prensa, leían incesantemente, sostenían amenas tertulias acerca de cualquier tema; los dos disfrutaban, asimismo, del arte en sus diversas manifestaciones. Vicky tenía un talento nada desdeñable para el dibujo y la pintura. No alcanzaba por poco el nivel de su hermana Louise, que llegó a destacarse en la faceta de escultora.

Las dificultades de Vicky y Fritz seguían siendo las mismas. Por un lado, se les trataba con franca reluctancia en la corte de Prusia. Por otro lado, sus tres hijos mayores parecían firmemente establecidos en el bando familiar que encabezaban los abuelos paternos, Wilhelm y Augusta. A cambio, los dos conservaban la esperanza de que, en un futuro, su reinado significaría un cambio sustancial y, en el ámbito privado, se complacían con sus hijos menores: Moretta, Valdy, Sossy y Mossy.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 Jul 2009 21:53 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Un pequeño retrato de Vicky en su juventud, perteneciente a la Royal Collection, que ya me gustaría a mí tener en gran tamaño...

Imagen

Vicky en un hermoso cabinet de época:

Imagen

Y otro cabinet de la pareja Fritz & Vicky:

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICKY, "KAISERIN FRIEDRICH"
NotaPublicado: 11 Sep 2009 03:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jun 2009 22:00
Mensajes: 6990
Ubicación: USA (ex-UK)
Disculpen si esta cabinet ya fue subida, pero es la primera vez que la veo, y me EN-CAN-TO. Está bellisima la emperatriz.

Vicky de viuda en Friedrichshof, 1895.

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICKY, "KAISERIN FRIEDRICH"
NotaPublicado: 11 Sep 2009 03:44 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 13:45
Mensajes: 3739
Ubicación: Viña del Mar- Chile
De la fotos y publicaciones post mortem de Friederich, esta es la mas linda. Es propiedad de Marlene, escritora de "Royal Musings"

Imagen

Lejos, la alegoria mas linda que he visto (love)

_________________
Carolath Habsburg (as seen on Tumblr!!)

http://carolathhabsburg.tumblr.com/


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: VICKY, "KAISERIN FRIEDRICH"
NotaPublicado: 16 Sep 2009 17:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 13:45
Mensajes: 3739
Ubicación: Viña del Mar- Chile
Tierna fotografia de madre e hijo

Imagen


Pd: Corrijanme si me equivoco, pero , Victoria no llego a ser Kaiserin...o si?

_________________
Carolath Habsburg (as seen on Tumblr!!)

http://carolathhabsburg.tumblr.com/


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 142 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 12  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro