Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 142 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5 ... 12  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 14:12 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Imagen
Vicky, joven princesa a caballo.

En abril de 1858, Vicky descubre que se encuentra encinta por primera vez.
La joven de diecisiete años, recien casada y enamoradísima de su marido, entra en éxtasis. Por carta, comunica a su madre el profundo orgullo que siente al pensar que a través de ella llegará al mundo una personita de carne y hueso que albergará en su interior "un alma inmortal". Es probable que Victoria hiciese una mueca de repugnancia al leer los poéticos pensamientos de su hija embarazada. Desde luego, respondió en un tono que pretendía arrojar un jarro de agua fría sobre la muchacha: "...debo reconocer que no soy de la misma opinión. Sí pienso, en cambio, que en ese momento en que nuestra naturaleza se hace tan animal y tan poco fascinante, somos como vacas o como perras".

Para los que consideréis insensible y brutal el comentario de la reina Victoria...hay que ponerse en la situación de una mujer de una época en que muchas mujeres no sobrevivían a los partos o a las infecciones contraídas en el curso de los mismos. El embarazo no tenía nada de romántico, con aquellas náuseas, el progresivo deterioro de la figura, los dolores de espalda o riñones, la hinchazón en las piernas. Pero el parto era decididamente peligroso. Si de Victoria dependiese, su yerno Fritz hubiese probado su caballerosidad privándose de "poner en dificultades" a Vicky tan pronto. Pero, dado que contra el hecho consumado no había nada que hacer, Victoria asumió una postura sobreprotectora. Un alúd de recomendaciones, con fuerza de órdenes, se abatió sobre Vicky. La joven debe exigir que los prusianos arreglen convenientemente sus habitaciones, acondicionando retretes y salas de baño. También debe mandar que coloquen termómetros para medir la temperatura junto a cada ventana, que habrá que abrir, para orear las estancias, tres veces por día. Tiene que acordarse de lavarse el cuello con vinagre y de salir a pasear por entornos bucólicos.

Con todo, Victoria no se conforma con vigilar la situación desde lejos. Se toma la decisión de que, en verano, Albert y ella viajarán a través de Hannover hasta Prusia, para visitar a Vicky en Berlín. Los dos padres necesitan asegurarse de que la hija está bien atendida, pues saben que no la rodean de mimos y halagos en la corte prusiana. De hecho, Victoria se ha puesto furiosa cuando se ha enterado de que desdeñan a su hija "por inglesa" y por ser "demasiado baja". Con respecto a esto último, la reina de Inglaterra no se quedó callada: declaró enfadada que su hija "era más alta que ella misma". "¡Y yo no soy una enana!", añadió, furiosa.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 14:16 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
La visita que hicieron ese verano Victoria y Albert a Alemania fue muy especial.

Las cosas no empezaron demasiado bien, pues, mientras cruzaban el antigüo reino de Hannover, Victoria llegó a soliviantarse bastante. En aquel territorio estaba en vigor la antiquísima Ley Sálica, por tanto, si bien William IV había sido a la vez rey de Gran Bretaña e Irlanda y elector de Hannover, al acceder ella al trono del Reino Unido como Victoria I tras la muerte de dicho soberano, no había podido reclamar para sí la corona hannoveriana. Hannover había pasado a manos de uno de sus tíos paternos, el hasta entonces duque Ernest Augustus de Cumberland y Teviotdale, que se había transformado en rey Ernest Augustus I de Hannover.

El tío Ernest había muerto en noviembre de 1851, a la muy respetable edad de ochenta años. Su hijo varón George, primo hermano de Victoria, un príncipe ciego, porque había perdido la visión de un ojo a raíz de una enfermedad infantil y la visión del otro a causa de un accidente juvenil, había heredado ese trono. En 1858, mientras atravesaba Hannover junto a Albert en dirección a la vecina Prusia, Victoria estaba enojada con el primo George y la esposa de éste, Marie, nacida princesa de Saxe-Altenburg.

Imagen
George V, rey de Hannover y, en Inglaterra, duque de Cumberland. Primo hermano de Victoria.
Imagen
La reina Marie de Hannover con una de sus hijas, llamada también Marie.

George y Marie habían tenido el atrevimiento de reclamarle a Victoria, meses atrás, una serie de alhajas en poder de la soberana británica que habían pertenecido a varias reinas consortes inglesas no por tal condición sino por ser a la vez consortes de los electores hannoverianos.
Con ese enfado todavía vigente, Victoria encontró muchas razones para quejarse del calor y el polvo que la volvían loca en Hannover...

Todos los males se le pasaron a Albert y Victoria cuando el tren en el que habían viajado se detuvo en un andén de la estación de Berlín y su hija Vicky subió a su vagón a recibirles, con un ramo de flores blancas en sus manos. Pese al evidente embarazo de la joven, los dos coincidieron en que era "su Vicky de siempre". Los dos la acompañaron al castillo de Babelsberg, en Postdam, que les ha cedido para la ocasión el príncipe Wilhelm, padre de Fritz y suegro de Vicky.

Imagen
Babelsberg.

El estilo neo-gótico de Babelsberg, rodeado de extensos parques, cuadraba perfectamente con los gustos de Victoria y Albert, que se sintieron muy complacidos con la residencia que les habían asignado. Mucho menos les impresionó Sans-Souci, el gran palacio de los reyes prusianos, también en Postdam. Victoria encontró que lo único realmente fascinante de Sans-Souci era que allí había dormido, mucho tiempo atrás, el rey Federico el Grande.

La corte prusiana era excesivamente rígida en opinión de la reina inglesa. Quizá comprendió entonces que se encontraba en una atmósfera densa, sofocante, opresiva, para mujeres liberales como la entonces aún princesa Augusta, madre de Fritz, y la joven Vicky, esposa de Fritz. La devota y piadosa reina Elisa, la bávara esposa de Friedrich Wilhelm, encajaba mejor en un ambiente tan conservador, aunque incluso ella parecía demasiado "conciliadora" en opinión de la estricta cancillería prusiana. Pero, en aquella época, Albert y Victoria podían albergar ciertas esperanzas hacia el futuro. Wilhelm y Augusta heredarían el trono cuando muriese el desequilibrado Friedrich Wilhelm. Fritz y Vicky serían el relevo generacional de Wilhelm y Augusta. El tiempo jugaría a favor de la pareja, que, cuando llegase su hora, podría emprender un proceso de reformas liberales. De momento, si Vicky se siente terriblemente aislada en la vetusta corte prusiana, lo que de hecho sucede, le queda un clavo ardiendo al que agarrarse: la cercanía de su tía Feo, la princesa Feodora de Leiningen, medio hermana de la reina Victoria, que, por matrimonio, se había convertido mucho tiempo antes en princesa de Hohenlohe-Langenburg.

Con esa ilusión, la reina inglesa y su consorte disfrutaron de la estancia. Albert se vió especialmente sorprendido cuando llegó su cumpleaños, el veintiséis de junio. No sólo apareció Vicky llevando, como regalos, un bonito óleo firmado por Hartmann y una silla diseñada especialmente para ocupar un lugar de honor en los jardines de Balmoral. En la mesa, había otros obsequios de parte de sus hijos ausentes, que habían escrito cartas anticipadas que la reina Victoria había llevado consigo. Y, lo más importante, Ernest I de Coburgo, el hermano mayor de Albert, se había presentado en persona acompañado por el barón Stockmar, el viejo amigo y consejero: Victoria y Vicky habían planeado la llegada de ambos esa mañana como una sorpresa especial para el príncipe consorte.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 14:17 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Lo cierto es que a Albert y Victoria les costó despedirse de Vicky, dejándola con su embarazo en la corte prusiana. Los dos estaban preocupados por la joven, cuya gestación evolucionaría hasta alcanzar el momento, tan temido, del parto. Ya instalados en Osborne House, en la isla de Wight, Alberto se sumergió de lleno en la lectura de obras filosóficas que acentuaron su debilitante, y enfermiza, melancolía. Victoria, quizá por ser mujer y haber atravesado en nueve ocasiones "la ordalía", se mostró más pragmática. Enseguida hizo los arreglos para que viajasen a Postdam su médico personal, el doctor Clarke, el médico partero doctor Martin y la comadrona Mrs. Innocent.

La llegada de esos británicos no sólo no benefició a Vicky, sino que la perjudicó a ojos de los prusianos. Los médicos y comadronas alemanes eran suficientemente buenos, se dijo. No tenía ningún sentido que la soberana inglesa mandase a sus médicos y comadronas ingleses para atender a la princesa. Daba la impresión de que se consideraba que los prusianos estaban terriblemente atrasados o que, por mala voluntad, íban a descuidar a la princesa en las horas de trance, sentenciándola a muerte por negligencia intencionada. Vicky se vió atrapada entre dos fuegos. Por un lado, quería complacer a su madre, mientras que por otro necesitaba conseguir cierta simpatía entre los prusianos.

Aquel clima destemplado arreciaría en enero de 1859. A primeras horas del día veintiséis, Vicky experimenta los primeros dolores. Sufrirá atrozmente a lo largo de toda una jornada, un día entero, una noche completa. En la mañana del veintisiete, el bebé todavía no ha nacido y la madre se debilita por minutos. Los médicos alemanes se ven impotentes ante la situación y por fín se permite que entre en escena el doctor Martin, el partero de la reina Victoria. Martin comprende que se halla en una emergencia: aplica a la destrozada Vicky una generosa dosis de cloroformo y utiliza los fórceps para extraer al bebé, que resulta ser un varoncito que parece al borde de la muerte. Al cabo de una hora, Martin logra reanimar al niño, aunque se da cuenta de que, por las complicaciones surgidas, el pequeño tiene un brazo inerte, completamente atrofiado. La joven madre no se considerará realmente a salvo hasta pasados unos días.

La experiencia resultó muy traumática. Para los prusianos, fue un motivo de enojo que Martin hubiese empleado métodos tan drásticos como para "provocar" la "terrible deformidad" en el brazo del principito recien nacido. Para los ingleses, si los prusianos hubiesen dejado que los competentes médicos británicos tomasen la situación a su cargo desde el principio, la princesa y el principito se hubiesen ahorrado un auténtico suplicio.

Imagen
Vicky.

Vicky jamás volvería a confiar en los doctores alemanes, lo que no la hizo más simpática en una corte que ya la había acogido de mala gana; pero hay que admitir que la mujer contaba con sus buenos motivos para manifestarse partidaria de los doctores ingleses, pues, a fín de cuentas, la habían "salvado" in extremis.

Lo peor, en todo caso, fue que ese temprano episodio marcaría para siempre, en un sentido negativo, la relación de Vicky con su hijo, a quien se bautizaría con los nombres de Friedrich Wilhelm Viktor Albert, pero a quien denominarían, en familia, Willie. Durante años, Vicky trataría, en vano, de remediar el daño causado en el brazo del niño, forzándole a llevar sujecciones y a realizar ejercicios que debían proporcionar movilidad a esa atrofiada extremidad. Se trataba de un tratamiento muy doloroso para el pequeño, que no obtuvo ningún éxito. Mientras la madre perdía la esperanza gradualmente, el niño asimiló la versión según la cual él era un tullido por culpa del partero inglés que había atendido a Vicky. Willie concibió un fuerte resentimiento hacia Vicky, que no se atenuaría jamás.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Mar 2008 00:06 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26575
Ubicación: ESPAÑA
Ya que hablas del fallecimiento de la prima preferida de Victoria, aquí pongo un maravilloso retrato de Winterhalter de las dos primas.


Imagen

_________________
Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Mar 2008 11:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Feb 2008 12:02
Mensajes: 4454
:DD
lectura para esta noche!!


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 05 May 2008 00:36 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Imagen
Vicky con su bebé, Willie.

La mayor satisfacción que tuvo Vicky fue poder presentar a su bebé a sus padres al cabo de unos pocos meses. Aquel mismo año, con el inicio del verano, Albert y Victoria emprendieron un viaje a Coburgo. Fue un viaje triste en sus inicios: nada más llegar a Frankfurt, en Alemania, recibieron la noticia de que había fallecido la querida madrastra de Albert, Marie. Sin embargo, hubo un aspecto muy satisfactorio: en Coburgo pudieron reunirse con Ernst, hermano mayor de Albert, y la esposa de éste, Alexandrine de Baden, pero también con Vicky, Fritz y el pequeño Willie.

El orgullo de Albert y Victoria ante su primer nieto resultaba casi gracioso teniendo en cuenta la corta edad de la menor de sus hijas, Beatrice. Baby Beatrice, en realidad, le sacaba a Willie casi dos años de ventaja: ella había nacido en abril de 1857, en tanto que el primer hijo de su hermana mayor Vicky (que era a la vez una de sus madrinas de bautismo...) había nacido en enero de 1859. En cualquier caso, se produjo un episodio gracioso cuando, unos meses más tarde, la renacuaja insistió en que Willie tendría que llamarla "Auntie Beatrice" pese a la escasa diferencia de edades.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 Ago 2008 23:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 02 Jun 2008 15:34
Mensajes: 5465
Imagen

Victoria con su hijo mayor Wilhem


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 17:13 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Muy buena aportación, Licorne ;)

Mira, éste retrato forma hoy parte de la Royal Collection. Vicky se lo encargó al pintor Anton Hhnisch, para enviarlo como un regalo a la reina Victoria. Muestra al pequeño Willy...

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 17:32 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Y ésta es muy especial, porque Willy aparece en el regazo de la abuela Victoria. En una etapa ulterior, Willy demostraría con creces que podía portarse como un asno arrogante y pomposo; estaba muy pagado de sí mismo, su orgullo por pertenecer a la dinastía Hohenzollern rayaba en la pura soberbia, adoptó con entusiasmo todas las premisas reaccionarias y militaristas de la cancillería Bismarck, etc. Dentro de su extensa familia, en general, se veía con antipatía a ese mozo tan rígido y envarado, que, además, nunca trató con el menor miramiento a su madre "inglesa". Pero, sin embargo, Willy guardó, desde la infancia, un muy saludable respeto a la reina Victoria. Su bajita y rechoncha abuela le infundía cariño y con ella se andaba con cuidado para no molestarla ni menos aún ofenderla. Uno de los pocos momentos en los que Willy, adulto, se mostraría humilde sería ante el lecho de muerte de la reina Victoria.

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 17:50 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Por cierto que, retomando el hilo, Willy no fue hijo único mucho tiempo. Recuérdese que su llegada al mundo se había producido a finales de enero de 1859. Once meses después, en noviembre de 1859, Vicky se quedó de nuevo embarazada. Ella estaba sinceramente encantada, pero la noticia cayó como un jarro de agua fría sobre sus padres. Albert y Victoria habían pasado mucho miedo mientras aguardaban un feliz desenlace del primer embarazo de Vicky; el hecho de que aquel parto hubiese sido ciertamente largo, laborioso e incluso dramático en determinadas fases hacía que considerasen casi un milagro que ni su hija ni su nieto se hubiesen "malogrado". Albert se resignó a pasar de nuevo por los mismos nervios, la misma inquietud, el mismo temor. Pero Victoria no se resignaba tan fácilmente. Aunque la soberana quería muchísimo a Fritz, su yerno, en esa ocasión se mostró muy enojada con él por "haber puesto a la pobre Vicky en aquella terrible situación tan pronto". Es de suponer que, ante la reacción de su madre, Vicky pondría los ojos en blanco y elevaría la mirada al cielo. La concepción del bebé, desde luego, había sido cosa de dos; ambos formaban una pareja enamorada, que encontraba satisfacción física y emocional en el plano más íntimo, aparte de que los dos querían ampliar su pequeña familia.

Imagen
Fritz y Vicky.

El 24 de julio de 1860, en Postdam, tras un parto bastante más fácil que el primero, Vicky tuvo a una niña. Se llamaría Viktoria Elisabeth Auguste Charlotte, si bien el nombre de pila que se empleó corrientemente para referirse a ella fue, paradójicamente, el cuarto de la lista: Charlotte. En su entorno, a decir verdad, usarían casi siempre el diminutivo "Charly".


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 17:51 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Un cuadro de la época, mostrando a Fritz y Vicky, con Willy y "baby" Charlotte, esta última en el regazo de mamá:

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Ago 2008 17:52 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17498
Y una foto de Vicky con Willy y Charly:

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 142 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5 ... 12  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro