Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 166 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5 ... 14  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 15:50 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Por supuesto, Sofía todavía estaba en la nursery y no se enteró de nada. No supo hasta años después que su madre Karoline y la abuelita Amalia, que aún respiraban por la herida de aquella boda, se sintieron aún doblemente humilladas cuando Napoleón concertó con el viejo margrave de Baden la boda del jovencísimo Karl con una de aquellas “repentinas falsas princesas imperiales” de Napoleón. En este caso, le tocaba el turno a una chiquilla de solo diecisiete años llamada Stephanie de Beauharnais.

Stephanie de Beauharnais era hija de Claude de Beauharnais, conde des Roches-Baritaud, y la que había sido primera esposa de éste, Adrienne de Lezay-Marnésia. Claude venía a ser un primo carnal de Alexandre de Beauharnais, esposo de Josephine que había muerto guillotinado cuando llevaba años separado de su controvertida esposa criolla. Por tanto, a Stephanie se la podía considerar una especie de sobrina política de Josephine, prima de sus hijos Beauharnais Eugène y Hortense. Ese simple parentesco le valía a Napoleón, que necesitaba “peones” para sus juegos dinásticos. Pero Amalia de Baden, nacida Hesse, y su hija Karoline estaban francamente horrorizadas ante la perspectiva de que Karl tuviese que casarse con Stephanie de Beauharnais. Amalia ya dividía su tiempo: en Baden, como viuda, se le había asignado como residencia el schloss Bruchsal a la vez que se le garantizaba una dotación anual de 120.000 gulden, pero a menudo se la encontraba en Baviera, flamante reino en el que su yerno Max, con su muy característica bonhomía, le había regalado el castillo de Rohrbach.

Stephanie de Beauharnais, la pobre, se encontró un tremendo percal en Karlsruhe. Su Karl le hacía menos caso que a un escarabajo pelotero que pudiese cruzarse en su camino por casualidad, el abuelo margrave la miraba con escaso aprecio, la abuelastra morganática Hochberg pretendía relegarla constantemente y su suegra Amalia, cuando aparecía en escena, marcaba mucho las distancias. No es nada de extrañar que la chica acabase por sufrir un verdadero colapso físico y psíquico, ni que Napoleón, de lejos, tuviese que tomar cartas en el asunto.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 16:06 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Amalia, también es verdad, bastante tenía en esa etapa azarosa y turbulenta con sus hijas. En Rusia, Elizaveta...

Imagen

Elizaveta.


...había vuelto a embarazarse al poco de estrenar 1806, aunque todos se hacían lenguas respecto a la paternidad de esa criatura que llevaba en su viente. Alejandro “descuidaba” ostensiblemente a su bella esposa, mientras engendraba hijos en su amante polaca casada con un príncipe ruso, Maria Antonovna Naryshkina, apodada la Aspasia del Norte. María se había vuelto ambiciosa, al punto de que en 1803 había intentado que Alejandro repudiase a Elizaveta para casarse con ella, algo en lo que, sin embargo, no cedió ni ápice de terreno el zar, para alivio de su suegra Amalia. Elizaveta, alma sensible y cálida, había buscado consuelo a su soledad en los brazos de otros hombres menos indiferentes a todos sus encantos. Tras un prolongado idilio con el polaco Adam Czartoryski, Elizaveta le había reemplazado por el gallardo capitán Alexis Okhotnikov. Se murmuraba que la criatura que Elizaveta dio a luz en noviembre de 1806, una niña llamada como ella Elizaveta pero a la que se aplicaba el cariñoso diminutivo de Lisinka, era hija de Okhotnikov.

Simultáneamente, en Estocolmo, Frique....

Imagen


...no estaba precisamente para batir palmas con las orejas. Había tenido un tercer retoño, su segundo varón, llamado Carl Gustav, en 1802, como se ha visto; pero el niño había muerto en temprana edad, el 10 de septiembre de 1805. Cierto que a Frique le quedaban tres hijos: Gustav, Sofía Wilhelmina y una pequeña Amalia nacida el 22 de febrero de 1805. Pero su vida era infeliz. Cada vez más retraída en si misma se había vuelto demasiado dependiente de su reducido círculo de damas, entre las cuales figuraba su muy apreciada camarera alemana, Elisabeth Freidleim.

En el invierno de 1806, mientras allá en Rusia Elizaveta paría a la hija de Okhotnikov, Frique había resultado ser providencial para una de sus hermanas menores, Marie:

Imagen

Marie.

Imagen

Marie con el mayor de sus hijos.


Los Brünswick-Wolfenbüttel se mantuvieron leales a su secular alianza con Prusia a través de los vericuetos de esa época tan agitada, y pagaron un alto precio por ello. Marie, de salud más bien delicada como todas sus hermanas a excepción de Karoline, que en eso parecía hecha de otra pasta, Durante el mes de abril de 1806, Marie habái dado a luz un segundo hijo varón; Wilhelm, por lo que se hallaba en plena convalescencia cuando Prusia, al frente de la denominada Cuarta Coalición, declaró la guerra de nuevo a Napoleón. Los imperiales volvieron a su tradición de avances fulgurantes y victorias aplastantes: los prusianos fueron derrotados el catorce de octubre no en una sino en dos batallas que se habían librado al mismo tiempo, la de Jena y la de Auerstadt. En Auerstadt, había liderado las tropas el anciano duque de Brünswick-Wolfenbüttel, que, pese a sus setenta y un años, dio todo lo que podía dar de sí y recibió muy graves heridas, por lo que sus leales le evacuaron con celeridad a la ciudad de Altona, a orillas del caudaloso Elba, cerca de Hamburgo. Marie, con su suegra la princesa Augusta y sus dos niños, se lanzó a un fatigoso viaje para llegar a Altona a tiempo para despedir su suegro el duque, quien, habiendo recibido graves heridas en batalla, murió el día 10 de noviembre. El embajador británico en Hamburgo informó a Marie y Augusta de que los franceses seguían progresando, recomendándoles que saliesen de Altona lo antes posible. Las mujeres así lo hicieron. Augusta decidió quedarse en el ducado de Augustenburg, siendo acogida con bastante calidez por su sobrina la duquesa. Marie continuó trayecto con sus dos chicos hasta Malmö, en la costa de Suecia, dónde la recibieron su cuñado el rey Gustav IV Adolf y su hermana Frique.

Una vez en Malmö, Marie comprobaría, in situ, cuán estricto y arrogante era su cuñado el sueco, y cuán desdichada se sentía la reservada Frique atrapada en aquel matrimonio con un hombre insaciable en el lecho conyugal (porque no se permitía a sí mismo buscar placer en otras mujeres, cosa que, todo hay que decirlo, Frique le hubiese agradecido de corazón). Frique volvía a estar encinta, aunque todavía parecía lejano el momento de su confinamiento para dar a luz; pero el tiempo discurrió rápidamente, y Marie, que según parece recibió más de su visita secreta de su marido ocupado en hacer la guerra en suelo germano, vió como en mayo Frique se encontró embalando sus cosas para viajar de Malmö a Estocolmo, ya que allí debía dar a luz (de hecho, la que sería su última criatura, la princesa Cecilia de Suecia, nació a principios de junio). Aunque Frique le pidió a Marie que la acompañase a Estocolmo, la joven duquesa de Brunswick-Wolfenbüttel estaba hasta las narices, o hasta la coronilla, de su cuñado el rey de Suecia, así que decidió iniciar viaje de retorno a Berlín con la excusa de que su marido la reclamaba. Por cierto que en ese tiempo se rumoreaba que Napoleón se interesaba por la posibilidad de interceptar a Marie para forzar su divorcio del duque y luego casarla con su hermano Jerome Bonaparte. Fuese o no una posibilidad real, el duque se lo tomó lo bastante en serio para impedir que Marie llegase a Berlín mandándole mensajeros que le comunicaron que debía permanecer, por su seguridad, en Stralsund.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 16:17 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Amalia...

Imagen

Amalia. Aquí más favorecida, dónde va a parar, que en el retrato en el que recuerda a su yerno Max. :ooops:


...sufrió mucho por sus hijas en esa etapa.

En abril de 1808, su querida hija Marie, muy resentida en su salud con el trajín de los años anteriores, buscó refugio junto a ella en Bruchsal, en Baden, para dar a luz por tercera vez. El parto fue complicado, mucho, y produjo una niña que nació muerta. Amalia hubiese podido sobreponerse a esa tristeza, pero no a lo que siguió: Marie, absolutamente debilitada, desarrolló una infección galopante de la que dieron constancia las abrasadoras fiebres puerperales. Se murió, literalmente, en brazos de una Amalia que lloraba de tal manera que partía el corazón verla. El cadáver fue preparado para un último viaje entre crespones negros a Brunswick, pues debía enterrarse en la cripta de Pfrozheim.

Todavía destrozada por esa pérdida, recibió noticias al cabo de unas pocas semanas de que su Elizaveta había perdido a la pequeña Lisinka el 12 de mayo de 1808 y estaba fuera del alcance de cualquier palabra de consuelo. En sus cartas a su madre, constantes y extensas, mostraba cuán poco interés tenía por la vida una vez que se había visto privada de su segunda hija, golpe sobre golpe.

Para rematar las cosas, no eran tampoco halagüeñas las noticias que llegaban de la pequeña Wilhelmine, casada con el heredero de Hesse-Darmstadt. Wilhelmine...

Imagen


...se encontró con que su primo y esposo, trece años mayor que ella, era un auténtico mujeriego que no pensaba renunciar a su estilo de vida tras el matrimonio. La pobre muchacha, cierto es, tenía un hijito, Ludwig, nacido en 1806, para consolarse de su (mala) suerte, que, por otra parte, parecía común en la inmensa mayoría de las princesas. En realidad, un matrimonio bien avenido constituía una rareza: en ese aspecto, Karoline tenía motivos para sentirse verdaderamente afortunada.


trece años menor que su primo y marido Ludwig


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 16:19 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 17:57
Mensajes: 15813
Ubicación: España
Necesitábamos esto después de semejante semanita. =D>

Gracias Minnie.

_________________
Si encontráis algún hilo con imágenes alojadas en TinyPic, por favor, avisad. A final de año desaparecerán.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 16:20 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Con ese panorama en su familia, Karoline en Munich, embarazada otra vez, tenía que hacer de tripas corazón para preparar la boda de su hijastra Charlotte.

Imagen

Charlotte. El retrato es halagador, no refleja las marcas en su cara, que por lo visto la afeaban considerablemente.


A Charlotte, los intereses del reino de su padre la habían llevado al punto de un compromiso con Wilhelm, príncipe heredero de Württemberg. Estaba previsto celebrar el evento en la Galería Verde de Nymphenburg, el palacio real bávaro, el 8 de junio de 1808. Karoline quería a Charlotte y esperaba que ella tuviese suerte pese a las picaduras de viruela que estropeaban su cutis. Pero cualquier ilusión en ese sentido se fue directamente a la basura cuando en plena boda Wilhelm comunicó con frialdad a Charlotte que ambos podían considerarse víctimas de la política. El reciente esposo fue tan descortés como para negarse a compartir carruaje con Charlotte en el viaje desde Munich a Stuttgart, lugar de residencia de la familia de él.

Toda la felicidad que había hallado Augusta con Eugène de Beauharnais (parecían vivir en una eterna luna de miel y ya habían tenido una pequeña bautizada Josephine) íba a eludir a la pobre Charlotte…y bien que lo sentía Karoline, que estaba más próxima a la menor de sus dos hijastras. En agosto, no obstante, la reina de Baviera debió confinarse para dar a luz el día 30. Ese parto produjo una nueva niña: Ludovika Wilhelmine.

Como podéis apreciar, se materializaba un curioso paralelismo obstétrico entre Karoline y su querida madre Amalia. Amalia había tenido seis hijas, Karolina llevaba ya cinco hijas con Ludovika. La diferencia era que Amalia vivía en la eterna presión de proveer un heredero a su dinastía, lo cual no sucedía en el caso de Karoline porque Max tenía dos príncipes de su primera mujer.

Después de la boda de Charlotte, Karoline, formalmente, estaba a cargo de todos los chicos menos Ludwig, el príncipe heredero, que ya se consideraba un joven adulto. Ella tenía en su mano la organización de la casa de Karl, al frente de la cual se situaba Anton, conde von Rechberg und Rothenlöwen, y, por supuesto, de las niñas.

Elisa y Amalie, el par de gemelas mayores, ya rondaban los siete años. Su gobernanta era la badenesa Charlotte von Rogenbach, en cuya sensatez depositaba plena confianza la pragmática Karoline; Marie Anne Hofmann y Franziske Kellerhofen eran las dos damas de cámara que las asistían, con el preceptivo surtido de criadas, y había una encargada del guardarropa de las chicas, Katharine Vollenrieder.

Sofía y María, el segundo par de gemelas, contaban tres años. Estaban a cargo de sus dos cuidadoras, Josephe Morlock y Mariane Waldmann. Por supuesto, tampoco les faltaba su encargada de guardarropa, Eleonore Zittlin. La bebé Ludovika, con su ama de cría y con sus criadas, fue colocada en los aposentos de Sofía y María, por relativa cercanía de edad a ese par de hermanas.

La diferencia en ese momento entre las gemelas mayores y las siguientes radicaba en que la reina Karolina había trazado una especie de frontera invisible en los cuatro años de edad. A partir de los cuatro años, sus hijas, educadas primordialmente en francés y también en el catolicismo pese a tener una madre protestante evangélica, empezaban a “figurar” en algún acto menor de la corte. Por ejemplo, acudían a los pequeños conciertos y a representaciones teatrales, dónde se esperaba que se comportasen con el decoro de adultas en miniatura. A Karoline se la podía considerar una madre cercana y afectuosa, pero también exigente y severa. En gran medida, trató de reproducir el sistema de su admirada madre Amalia, a la que las niñas llamaban simplemente “Oma”.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 16:21 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Clara escribió:
Necesitábamos esto después de semejante semanita. =D>

Gracias Minnie.



Y lo que te rondaré, morena.
:lol: :lol: :lol: :lol:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 17:00 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Imagen

Imagen de la gobernanta badense de las princesas bávaras, Charlotte von Rogenbach.


Mientras las niñas íban creciendo, hay que reconocer que al menos su entorno inmediato era cálido, acogedor y siempre reconfortante. Tenían un padre afable en extremo y una madre que combinaba una naturaleza afectuosa con su lado exigente. Tenían una gobernanta y muchas damas que las resguardaban. Estaban a menudo cerca Oma y Tante Amalie, a la que querían muchísimo, de manera que, desde el punto de vista de las pequeñas, supuso una suerte que no llegasen a buen puerto ninguno de los proyectos matrimoniales que Amalia trató de combinar para su hija homónima.

La reina Karoline agradecía que las visitas de Oma y Amalie incluyesen siempre la presencia de la buena amiga Karoline Sophie von Freystedt. Pero incluso cuando ellas no estaban, Karoline había sabido rodearse de un nutrido elenco de damas que le hacían la vida bien agradable en Munich. Entre ellas, destacaban Franziska "Fanny" von Ow, Caroline Rutburg, las hermanas Gabriele y Augusta von Rotenham o Luise Josephine Montmorency, de ascendencia francesa. Para las niñas, esas damas de compañía constituían algo así como "el pan de cada día", algo que damos por descontado y que siempre alimenta. Otra dama con la que Karoline tenía buena relación era con Ernestine von Arco, de casada Montegelas, esposa del muy avezado y habilidoso ministro plenipotenciario Montegelas. En cierto modo, esta pareja era muy "siglo XVIII", con un marido dispuesto a aceptar de buen grado y con cordialidad sorprendente las reiteradas aventuras galantes de su mujer.

Las alteraciones que dimanaban de la nada sosegada escena política europea les llegaban a las niñas, porque resultaba imposible sustraerse a tantos comentarios inevitables. En 1809, fueron conscientes de los serios problemas que afectaban a Tante Frieque, la tía reina de Suecia, y al esposo de ésta, el rey Gustav IV Adolf, que había perdido, tras un desastroso conflicto bélico, Finlandia. Amalia, Oma, había intentado evitar aquel desastre buscando de manera activa reconciliar a partir de 1807 a sus dos yernos enemistados, el rey de Suecia y el zar de Rusia. Pero no lo había conseguido, porque ni siquiera Oma era omnipotente, y en Suecia la gente estaba de pronto hasta las mismísimas narices de Gustav IV Adolf. La familia real fue puesta bajo arresto domiciliario en el palacio de Estocolmo el 13 de marzo de 1809, y el día 29, Gustav IV Adolf fue oficialmente privado del trono, deciéndose que, eventualmente, se haría cargo de la regencia del país el tío paterno del depuesto soberano, el príncipe Karl, casado con Hedwig Elisabeth Charlotte de Holstein-Gottorp.

Imagen


Hedwig Elisabeth, personalmente, simpatizaba mucho con su sobrina política Frique y conjuntamente con su cuñada la princesa Sofía Albertina trató de convencer a ésta de que, pese a la deposición de Gustav IV Adolf, sería conveniente que ella se mantuviese firme en Estocolmo hasta que pudiesen todos asegurar el trono al pequeño Gustav, su primogénito. Pero Frique no tenía ni tanta ambición ni tanta capacidad de aguante, así que optó por marcharse al exilio con Gustav IV Adolf y con los niños,embarcándose todos en el puerto de Karlskrona en diciembre de 1809. Pusieron rumbo a Karlsruhe, en Baden, contando con que Amalia se encargaría de todos ellos. Por supuesto, era inevitable que en Baviera se viviese aquella secuencia de acontecimientos con máxima atención. Karoline no tardó en presentarse en Bruchsal, y sus hijas bávaras pudieron conocer a sus primos suecos.

Amalia trabajó a favor de su hija y su yerno, dispuesta a garantizar también el futuro de sus nietos exiliados. Se le garantizó a Frique una residencia digna de su rango, el palacete de Meersburg, pero para entonces su matrimonio largamente infeliz con Gustav IV Adolf había colapsado por completo. Ella se negaba a mantener relaciones sexuales, con el pretexto de que no quería parir hijos en el exilio, y pretendía vivir a su aire en Meersburg, mientras que él tenía otras ideas respecto a su futuro. Aunque Amalia quiso salvar lo insalvable, hay que decir que al cabo de meses se rindió a la evidencia: su hija quería y necesitaba una separación formal. Llegados a ese punto, Amalia desplegó una enorme actividad para asegurar a Frique medios de vida independiente y poder quedarse con los niños, a quienes se puso "bajo la custodia protectora" del zar Alejandro I de Rusia.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 17:33 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
El año 1810 empezó cargadito.

En Francia, Napoleón Bonaparte se estrenó el día 10 de enero con una muy solemne ceremonia de divorcio con su hasta entonces esposa y emperatriz Josephine de Beauharnais. Josephine se había enterado semanas atrás, el 30 de noviembre de 1809, de que su marido requería ese divorcio para contraer un nuevo matrimonio con valor dinástico que le permitiese obtener ese ansiado heredero que ella, pese a todos sus esfuerzos y curas de aguas sulfurosas, no había logrado proveer. Josephine había sufrido espantosamente, pero para cuando llegó el día en que tenía que oficializarse el divorcio, compareció en la ceremonia exhibiendo una dignidad considerable.

Imagen

Aquí un divorcio con glamour.


El "sacrificio" de Josephine merecía una generosidad a la altura. Se le permitió retener su título y se le asignó un excelente apanage para que viviese en gran estilo de vida en su querida Malmaison. Ella seguía contando con dos firmes apoyos: su hijo Eugène, quien no obstante conservó una inquebrantable lealtad a su hasta entonces padrastro, y su hija Hortense.

Napoleón tardó poco en casarse de nuevo. En tiempo anterior, había sondeado la posibilidad de lograr una princesa Romanov. Primero había aspirado a la mano de la hermana favorita de Alejandro, Catalina, llamada Katia, tan espirituosa y animada; pero la madre de la muchacha, la zarina María Feodorovna, horrorizada ante semejante posibilidad, maniobró para que Katia se casase con su primo George duque de Oldenburgo, que residía en la corte rusa. Luego Napoleón había sugerido interés por una hermana pequeña de Katia, la gran duquesa Ana, a la que su madre adoraba y llamaba Annechen. María Feodorovna no había cedido con Katia, que no era su favorita, y no íba a ceder con Annechen, que sí lo era: se excusó en la extrema juventud de la chica, y el zar Alejandro, a quien su mala conciencia por el final de su padre Pablo convertía en cera maleable ante su madre María Feodorovna, aceptó las cosas como eran.

Se barajaron otras princesas, pero, si no podía ser una gran duquesa rusa, lo más esplendoroso parecía una archiduquesa austríaca. Había algo ominoso en ello, claro: la última "reina de verdad" en Francia había sido la austríaca María Antonieta, que había acabado sus días con la cabeza bajo el filo de la hoja de la guillotina. Cuando Napoleón se dirigió con sus pretensiones a la corte de Viena, hubo muchos escalofríos en el palacio imperial recordando el sino de María Antonieta. Pero el emperador Franz era un hombre decidido a salvar su imperio, en no menor medida que el todopoderoso canciller que manejaba los hilos del poder, Klemens von Metternich. Si había que sacrificar una archiduquesa...se sacrificaba. Eugène de Beauharnais y su esposa bávara la princesa Auguste fueron llamados para que se encargasen de estar presentes en la recepción de la archiduquesa enviada por Austria: la rubia, sonrosada y regordeta María Luisa. Napoleón la encontró fresca y lozana...y esperaba que muy fértil. De hecho, Napoleón, informado de que se había celebrado un matrimonio por poderes en Viena, se metió en la cama con María Luisa tras su primer encuentro en Compiègne el 27 de marzo sin esperar siquiera la gran ceremonia religiosa que tuvo lugar en París, en la monumental Saint Jacques, el 1 de abril de 1810.

Imagen

La boda parisina de Napoleón con su archiduquesa.


Por entonces, en Munich, Karoline esperaba tranquilamente el nacimiento de otra criatura. Tenía la ilusión de recibir un hijo (nunca había olvidado a su pequeño Max), pero el 21 de julio, en Nymphenburg, dió a luz otra niña, a la que se dió los nombres de Maximiliane Josepha Karoline y a la que se aplicó el apelativo cariñoso de "Ni". La pequeña Ni fue confiada a la niñera Philippine Sauter y a la encargada Franziske Morlock, cuya hermana Josephe Morlock seguía atendiendo a Sofía, María y Ludovika.

Ese verano los bávaros también preparaban una boda: la del príncipe heredero, Ludwig. De sus hijastros, era Ludwig con quien Karoline mantenía una relación más tibia, por no decir un tanto distante en ocasiones. Sin embargo, se volcó, conjuntamente con su Max, en preparar un exhaustivo programa de celebraciones para recibir adecuadamente a la novia que se había obtenido para su hijastro, la princesa Therese de Saxe-Hildburghausen...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 18:01 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Aquí os presento a Ludwig de Baviera...

Imagen

Retrato de 1807.


...que, como sabemos, NO era tampoco el hermano favorito de las hijas de Karoline. A fín de cuentas, Ludwig había nacido en agosto de 1786. Esto significa que cuando habían nacido el primer par de gemelas, Elise y Amalie, él ya tenía quince años de edad, y cuando habían nacido el segundo par de gemelas, Sofía y María, él ya tenía diecinueve años de edad. La distancia se hacía ya inconmensurable respecto a Ludovika, a la que sacaba veintitrés años, y no digamos respecto a la benjamina, Ni, a la que sacaba veinticinco años, un cuarto de siglo. De hecho, el año en que nace Ni, es el año en que se casa Ludwig, lo que refleja ese profundo abismo que les separa.

Las niñas estaban más cerca del príncipe Karl, evidentemente, el menor de los retoños de Max en su primer matrimonio. Aún así, había diferencias de edad notables: Karl era siete años mayor que el primer par de gemelas y once años mayor que el segundo par de gemelas. A Ludovika le sacaba trece años y quince a Ni.

Por supuesto, también influía el especial apego de Karl hacia Karoline. Karoline había llegado a su vida cuando él contaba apenas dos años, y no había tenido otra madre excepto esa madrastra badenesa que le manifestaba especial predilección. Considerando tal circunstancia, se hacía más cercano el trato no solamente con Karoline, sino con las medio hermanas que Karoline le había proporcionado a lo largo de los años.

A Ludwig le habían escogido una princesa sajona sobrina carnal, por cuenta de su madre Charlotte, de la reina Luisa de Prusia. La madre de Theresa era una mujer notable, muy apegada a sus hermanas Luisa y Friederike, con un profundo sentido de la lealtad familiar. Theresa...

Imagen


...llegó a Munich con las mejores referencias...y un trousseau maravilloso que incluía un vestido de novia diseñado por el afamado modisto francés Claude Le Croix. Como el novio era católico (igual que su madre Max) y la novia protestante (idéntico caso que el de la reina Karoline) se produjo una ceremonia mixta, tras la cual hubo una fastuosa recepción palaciega. En el curso de la misma, aquel 12 de octubre de 1810 al atardecer, Maximilian Josef anunció que en unos días habría otra gran fiesta de carácter popular, abierta a todos los habitantes de la ciudad, que eran unos cuarenta mil, en la que se distribuirían cerveza y viandas típicas. Era el origen de algo que sigue encantándonos hoy en día: la Oktoberfest,

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 13 Ene 2020 23:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Jul 2012 20:41
Mensajes: 1400
Querida Minnie, siempre me acuerdo de ti cuando veo Les Garçons et Guillaume, à table!
y la maravillosa escena de la Archiduquesa Sofia.

Sigue escribiendo. Es todo un placer leer tus relatos históricos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 14 Ene 2020 09:49 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
josefita escribió:
Querida Minnie, siempre me acuerdo de ti cuando veo Les Garçons et Guillaume, à table!
y la maravillosa escena de la Archiduquesa Sofia.

Sigue escribiendo. Es todo un placer leer tus relatos históricos.


Eres un encanto...

Sabiendo que estás pendiente del tema, lo continúo con mayor gusto todavía.

:love:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: SOFÍA, ARCHIDUQUESA, NACIDA PRINCESA DE BAVIERA
NotaPublicado: 14 Ene 2020 13:39 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17986
Para darle un poco de ligereza al tema, vamos con una serie de imágenes de familia. Empiezo con Maximilian I Josef, el primer rey de Baviera...

Imagen


Imagen


Imagen


La verdad es que tiene justo la cara de ser un rey como era, de los que en sus paseos por Munich se entretenía horas charlando afablemente con sus súbditos.

De Karoline he podido encontrar un retrato juvenil en el que no había reparado anteriormente. Se cree que corresponde con la época en la que se casó con su Max:

Imagen


Y otro en su -espléndida- madurez adornando una tabaquera. La verdad, una belleza como su hermana la zarina quizá no lo fuese, pero resultaba muy atractiva:

Imagen


Por cierto, éste de Karoline en pose maternal con su adorado hijo Max lo había subido, pero con marcas de agua. Ahora libre de ellas:

Imagen


Y éste otro muestra a Karoline con una de sus hijas, pero la niña no ha sido identificada:

Imagen


Uno nuevo de la margravina Amalia de Baden, la madre de Karoline y suegra de Max:

Imagen


Y sendas imágenes de las dos hijastras de Karoline, medias hermanas de su recua de hijas. Primero, Augusta de Beauharnais...

Imagen


...y a continuación Charlotte, casada con el príncipe heredero de Württemberg:

Imagen


A esta última recordad que la majoraban en los retratos...


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 166 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5 ... 14  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro