Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 44 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 05 Sep 2016 18:41 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Hay tres formas de estudiar la Historia de Roma: la primera es al estilo áulico y apologético con un libro de texto serio, tipo la Historia de Roma en dos tomos de Jose Manuel Roldán para la editorial Cátedra, que es el básico de las facultades de Historia en este país. La segunda forma es bostezar con las fuentes primarias del tipo Polibio, que es un pesado de leer, aunque otros como Suetonio o Dión Casio son más entretenidos. La tercera es lanzarte a lo irreverente y disfrutar de la obra de Indro Montanelli, un periodista muy cachondo que allá por 1957 publicó una serie de artículos al estilo de como Arturo Pérez Reverte está contando su Historia de España. Al pobre hombre lo pusieron como sotana de Dómine acusándolo de ligereza e impiedad para tratar un tema tan serio, a lo que él respondió que los propios romanos se tenían poco respeto entre ellos así que no hay necesidad de que nosotros contemos su historia convirtiéndolos en momias y poniéndolos en un pedestal en el que no estaban.

Lo que hace grande la Historia de Roma es que fue hecha por gente como nosotros, metiendo la pata hasta el corvejón en muchas ocasiones, pero sobreponiéndose al estropicio hasta forjar un Imperio al que le debemos prácticamente todo los que somos: idioma, leyes, cultura, arte, modos de vida, etc. Y francamente es mucho más divertido, sencillo y fácil leer, cómo César fue un canalla mujeriego que peinaba bisoñé porque se avergonzaba de su calvicie, sin por ello dejar de ser un gran general y hombre de Estado, que tragarse su Guerra de las Galias a palo seco.

Así que vamos a por ello. La Historia de Roma es muy larga, suplico piedad a los foreros si este tema se para a veces o si no escribo lo suficientemente rápido, y mi intención es centrarme en la monarquía, ya que este es un foro de dinastías reales. Claro que luego quedaría muy raro dar un salto hacia los emperadores sin tratar la época republicana. En fin, ya veremos.

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 05 Sep 2016 18:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Decía el poeta alemán Heinrich Heine que era una suerte que los romanos supiesen latín desde niños. Si hubiesen tenido que estudiarlo, no habrían encontrado jamás tiempo de conquistar el mundo. Estoy totalmente de acuerdo con Heine, los muchachos romanos se fatigaban menos que nosotros en el instituto. Antes de existir escuelas estatales, los chicos se educaban en casa, los pobres con sus padres y los ricos con sus maestros griegos, por ser considerados más cultos. En cualquier caso, a todos ellos les contaban la historia de su patria más o menos tal que así:

Después de que los griegos Menelao, Aquiles y Ulises colasen el caballo en Troya y la arrasasen a sangre y fuego, uno de los pocos que escapó de la masacre fue Eneas puesto que era el niño mimado de su mamá, la diosa Venus/Afrodita. Después de muchas aventuras y desventuras desembarcó en Italia, llegó al Lacio y allí se casó con la hija del rey Latino, fundó una nueva ciudad a la que puso el nombre de su esposa Lavinia y vivió feliz y contento el resto de sus días.

Antes de casarse con Lavinia, Eneas pasó unas entretenidas vacaciones en la cama de la reina Dido de Cartago mientras su flota se reabastecía, como se ve en este fresco de Pompeya.

Imagen

Ascanio, hijo de Eneas y de su primera esposa la princesa Creúsa de Troya, fundó Alba Longa, convirtiéndola en la nueva capital de los latinos. Y tras ocho generaciones, unos 200 años después de que llegara Eneas, sus descendientes Numitor y Amulio aún ocupaban el trono del Lacio. Como dos reyes en un mismo reino son multitud, Amulio echó a Numitor del trono y le mató a todos sus hijos menos a uno: Rea Silvia, a la que obligó a convertirse en vestal, o sea en monja, para que no pudiese tener hijos. Un día Rea salió a tomar el fresco a orillas del río Tiber y se quedó dormida. Por casualidad pasaba por allí el dios Marte cuya mayor afición, aparte de las guerras, eran las chicas. Vio a Rea Silvia, se enamoró de ella y, sin despertarla siquiera, la dejó embarazada. Como podéis ver aquí en el Ara Casali

Imagen

Amulio se puso furioso pero le había salido el tiro por la culata puesto que la persona de las vestales era inviolable, así que no podía matarla. Lo único que pudo hacer fue, tras el parto de dos gemelos, meter a los chicos en una cesta que arrojó al Tíber con la esperanza de que se ahogasen en el mar (como Moisés, como Sargón y otras muchas figuras legendarias de la Antigüedad) Algunos dicen que el propio dios del río, otros que el viento, empujó la cesta a unos bancales no lejos de donde había sido tirada. Allí los gemelos, que seguramente lloraban ruidosamente de hambre, llamaron la atención de una loba que había perdido sus cachorros por lo que pudo amamantarlos.

Voy a daros un disgusto. La Luperca o Loba Capitolina no es etrusca sino una escultura medieval del siglo XIII (confirmado por Carbono 14 en la Universidad de Puglia), y los nenes fueron añadidos en el renacimiento.

Imagen

Los maliciosos dirán que la loba no era una bestia sino una mujer de verdad, Aca Laurentia, llamada loba porque era muy ligera de cascos con cualquiera menos con su resignado y cornudo marido, un humilde pastor. Todo eso son calumnias y chismorreos :-D :-D :-D

Los dos pequeños fueron llamados Rómulo y Remo, crecieron sanos y fuertes y de algún modo al final se enteraron de la historia de sus orígenes. Volvieron a Alba Longa, mataron a Amulio y repusieron al abuelo en el trono. Después, impacientes por reinar a su vez pero sin querer esperar a que Numitor les dejase la vacante, se fueron a fundar su propio reino no lejos de donde la cesta que los había acogido de bebés había encallado en el Tíber, en un lugar donde el río discurre entre varias colinas. En aquel lugar los hermanos se pelearon por cómo llamar a la ciudad, se ve que no estaban bien avenidos porque se pasaban el día discutiendo, el caso es que para no pasar las manos decidieron que ganaría el que viese más buitres. Ganó Rómulo, vio doce sobre el Palatino que es donde quiso situar la nueva urbe (Remo se enfadó porque la quería en el Aventino). El caso es que ya tenemos nombre, Roma, y lugar, el Palatino (elegido por ser una fortaleza natural justo frente a una isla que permite vadear el río). Siguiendo la tradición de la época Rómulo unció dos bueyes blancos y excavó un surco que marcaba el perímetro de las murallas, jurando matar a cualquiera que las cruzase. Remo, que estaba de malos humos porque era de mal perder, le pegó un puntapié al surco y lo cruzó de un salto. Su hermano, fiel a su juramento, le pegó una paliza que lo mató.

Todo esto se dice que aconteció exactamente un 21 de abril de 753 a.C. Los habitantes de Roma hicieron de esa fecha el comienzo de la historia del mundo, de hecho los pueblos vecinos también contaban el tiempo desde la fundación de sus ciudades: Alba Longa, Tarquinia o Arezzo. El problema es que perdieron la guerra, Roma en cambió las ganó todas y por eso la finca de pocas hectáreas de Rómulo acabó siendo siglos más tarde el centro del mundo conocido. Y en todo él se habló su lengua, se respetaron sus leyes y se contaron los años ab urbe condita, o sea, desde la fundación de la ciudad.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 05 Sep 2016 18:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Naturalmente esto es leyenda y las cosas no fueron exactamente así. Pero así los padres romanos se las contaron a sus hijos, un poco porque creían en ellas, y otro poco porque como patriotas mola mucho mezclar dioses influyentes como Venus y Marte con personalidades de elevada posición como Eneas y decir que de allí venimos todos. Resulta muy útil como nación el educar a tus hijos con el convencimiento de que son especiales y pertenecen a una patria de elegidos a la que los dioses prestan atención. De todas formas, cuando el río suena, agua lleva, así que las leyendas siempre parecen contar con un fondo de verdad.

Italia, como el resto de Europa, es resultado de varias olas migratorias. A la población oriunda que vivía allí durante el neolítico (ligures al norte, sículos al sur) se le sumó una oleada de indoeuropeos a principios de la edad de los metales, los cuales fundaron una verdadera ciudad, algo inédito en la península, llamada Villanova que cae por donde ahora está Bolonia. Este es el origen de los umbros, los sabinos y los latinos que se fueron asentando desde Villanova por toda la zona entre el Tíber y Nápoles hacia el año 1000 a.C. Sus poblaciones llamadas vici, pese a compartir idioma y origen, se hacían la guerra entre sí a menos que un apareciese un enemigo común más gordo o con ocasión de una fiesta religiosa, uniéndose en la Liga Latina porque tenían cierta conciencia de pertenecer a un tronco común (nos encontramos en un momento de transición del Bronce al Hierro). La mayor y más poderosa de las ciudades fue Alba Longa, capital del Lacio, que algunos identifican con Castel Gandolfo (porque la necrópolis encontrada es un poco más grande que la de otras poblaciones).

De Alba Longa salieron un grupo de jóvenes emprendedores que emigraron una docena de kilómetros al norte en busca de buenas tierras de labranza y pastoreo aunque, teniendo en cuenta que Roma era entonces un pantano insalubre, más probablemente eran delincuentes buscando escapar de la justicia. O quizá los envió el propio rey albalongano como avanzadilla para vigilar un nuevo pueblo que había desembarcado un poco al norte, unos tal “etruscos”, que no se sabía muy bien de dónde habían salido en origen, pero que tenían mala fama. Quizá alguno de esos chicos, como mucho un centenar, se llamase Rómulo.

Imagen

El caso es que el lugar que eligieron era complicado. A 20 km del mar estaba protegido de piratas, pero el río Tíber era navegable con lo que no perdían de comerciar; sin embargo la malaria campaba a sus anchas en aquella marisma aunque en la cima de las colinas había menos mosquitos. En una de ellas, el Palatino, se asentaron primero con la intención de expandirse hacia el resto de las colinas. Pero para poblarlas hace falta tener hijos y para tener hijos hace falta tener esposa y aquellos pioneros eran pocos y, encima, solteros.

Llegados a este punto, a falta de historia hay que volver a la leyenda. Se dice que Rómulo, o como narices se llamase el jefe de aquellos tipos, organizó una gran fiesta para celebrar el nacimiento de la ciudad e invitó a sus vecinos sabinos, con su rey Tito Tacio, y sobre todo a sus hijas. Y mientras estaban disfrutando de las carreras de caballos y las apuestas, los anfitriones, muy poco deportivos, les robaron a las muchachas y expulsaron a los sabinos a patadas. Evidentemente los papás y hermanos de las chicas volvieron al día siguiente, armados hasta los dientes, para recuperarlas mientras que los romanos se atrincheraban en el Capitolio. La leyenda dice que mientras Roma era asediada por el rey sabino Tito Tacio, Tarpeya, hija del comandante de la ciudadela Espurio Tarpeyo, se acercó al campo sabino y les ofreció la entrada a cambio de "lo que ellos llevaban en sus brazos izquierdos", o sea, sus brazaletes de oro (aunque otros dicen que en realidad lo hizo porque estaba enamorada de Tito) Ironías del destino, tras abrirles las puertas los sabinos le dieron a Tarpeya “lo que llevaban en el brazo izquierdo” pero no en forma de brazalete de oro, sino de escudos de bronce con los que la arrollaron y aplastaron lanzándola por una roca, que pasó a ser conocida como Roca Tarpeya, el lugar de ejecución para los más destacados traidores de Roma.

Finalmente tuvieron que intervenir las sabinas interponiéndose entre ambos bandos combatientes para que dejasen de matarse porque, razonaron, si ganaban los romanos perdían a sus padres y hermanos, y si ganaban los sabinos perdían a sus maridos e hijos. Tuvieron éxito en su gestión, logrando hacer entrar en razón a los contendientes, y se celebró un banquete para festejar la reconciliación. A Jacques-Louis David ya lo conocéis

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 05 Sep 2016 18:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Y así Rómulo y Tacio reinaron juntos sobre los romano-sabinos (Tacio tuvo la gentileza de morirse pronto así que no hubo más líos) ¿Qué se oculta bajo esta historia? Quizá una versión orgullosa y patriota de lo que en realidad fue una conquista de Roma por parte de los sabinos. O quizá se mezclaron de verdad voluntariamente y lo del rapto fuese parte del ritual de matrimonio. Quizá los etruscos estaban presionando fuerte y era mejor juntar fuerzas, y esposas, para enfrentarse a lo que se les venía encima.

La realidad es que en Roma, o en la zona donde se asienta la ciudad, ya había gente viviendo desde el paleolítico. En la época llamada preurbana, entre el 800 y el 575 a.C., los pocos habitantes estaban dispersos por la cima de unas pocas colinas y se dedicaban sobre todo al pastoreo. Vivían aferrados a sus tradiciones hasta que comprendieron que el acercamiento mutuo iba en su beneficio, sobre todo contra enemigos de la talla de los etruscos, así que a partir de los siglos III y IV a.C., la arqueología demuestra que empezaron a poblarse los valles intermedios y que la industria artesana comienza tímidamente a prosperar. La consecuencia más importante de ese crecimiento económico es la aparición de diferentes clases sociales en función de su fortuna, las chozas de barro se transforman en casas y se comienza a organizar una ciudad mediante la suma de varias aldeas en torno al Foro.

Es en este punto donde podemos situar la leyenda del rapto de las sabinas. Por lo que indica la arqueología, además del estudio de las fiestas religiosas más antiguas que pervivieron en Roma, las colinas del Tíber estaban pobladas alternativamente de latinos y sabinos. Las tribus latinas decidieron unirse en una liga religiosa, el Septimontium, con una fiesta que cada grupo celebraba por su cuenta en su propia aldea pero que hacían el mismo día. Más adelante se les sumó a la idea la colina del Quirinal-Viminal, cuyos habitantes eran sabinos, pasando a celebrar la juerga todos juntos en amor y compaña en la zona del Foro. De esa unión nace la urbe dividida en cuatro distritos, urbs quattuor regionum, y voilà, tenemos una Roma.

Imagen

La organización político-social de esta primitiva urbe es gentilicia, o sea, que los elementos básicos son la gens y la familia. La gens podría definirse como un conjunto de familias que descendían o creían descender de un antepasado común vinculadas por un parentesco más o menos lejano, que tenían sus divinidades, sus costumbres y su territorio. En realidad, es un vínculo más de tipo étnico que de sangre. El interés económico es común a toda la gens, determinado por la permanencia en un mismo territorio que la gens cultiva en común: es el pagus o aldea, dentro de la cual cada familia tenía su domus o choza. Cada gens tuvo un jefe que mandaba sobre los demás miembros, y el cual gobierna la familia tanto en el orden político-social como en el religioso. Las familias son organismos más reducidos, pero de naturaleza semejante en su organización, con un paterfamilias al frente no sólo de su mujer e hijos, sino de sus esclavos, sus clientes (una categoría inferior de hombres libres pero que tiene una serie de obligaciones con el jefe o patronus, éste ofrece defensa o asistencia a su cliente a cambio de obediencia y la prestación de algunos trabajos), sus prisioneros de guerra, familiares adoptados, los hijos de todos ellos, etc.

Los pagus se dedican a ganadería y pastoreo, también a la explotación de los bosques, pero la agricultura tiene escasa entidad en esta zona de marismas, al menos hasta que aprendieron de los etruscos cómo desecarlas. La propiedad de rebaños parece de índole colectiva, es decir, los animales pertenecen a la gens y todo el grupo los vigila y se lleva su parte proporcional. Por supuesto todo esto cambió por influencia de sus vecinos del norte. Una vez que los etruscos abrieron una vía de comunicación hacia la Campania, que pasaba necesariamente por cruzar el Tíber en la famosa isla frente al Palatino, los romanos comenzaron a considerar el beneficio de tener cada uno sus animales en propiedad individual, además de aparecer trabajos de metal y cerámica más avanzados. Las tumbas comienzan a mostrar diferencias en sus ajuares, unos más ricos que otros, cuando antes todo el clan se enterraba en el mismo sitio y de igual modo. La población aumenta y se desparrama entre colinas, la actividad económica es floreciente, algunos se las dan de finos y cultos porque compran imitaciones de cerámica griega, el trabajo se divide y cada uno se dedica a un ámbito económico, comenzando no sólo un escalonamiento social sino una unión por gremios y es entonces cuando la organización tan claramente ordenada entre gens y familia sufre un descalabro. Resulta que ahora hay gente nueva que no tenemos donde colocar, inmigrantes que vienen a trabajar de otras ciudades latinas, huérfanos, esclavos liberados que se quedan sin patrón por la muerte de éste. Familias e individuos aislados que no son parte de ninguna gens, no son clientes tampoco, son plebe.

La leyenda dice que fue Rómulo el que dividió a la población entre patricios y plebeyos, sabrá Júpiter qué criterios siguió para poner a cada uno en su lugar, pero en realidad la cosa se salió de madre en cuanto Roma creció y se convirtió en ciudad (más bien un pueblucho prometedor, para ciudad como tal aún falta un poco), como hemos visto por intervención, indirecta en principio, ya veremos luego, de los etruscos. Digamos que las antiguas gens y familias, celosas de sus orígenes y sus riquezas, tratan de acaparar los poderes públicos para mantener sus privilegios. Cada vez se cierran más en sí mismas para protegerse de la masa ingente que no es nada, sólo un número, una multitud sin derechos por encontrarse fuera del marco que el derecho gentilicio contempla. Esa plebe romana, que se desarrollará como una fuerte clase social debido a su número, significará un gran apoyo para los futuros reyes etruscos, a quienes verían como una forma de frenar los intereses de los jefes de las grandes familias. Por tanto, es el rey el primer interesado en reforzar a la plebe que es su único apoyo (igual que en la Edad Media, nada nuevo bajo el sol) Llegará un momento en que la nobleza gentilicia se libre del yugo de los monarcas etruscos, pero para entonces la plebe es un hecho que no pueden obviar y que tendrán que integrar en el cuerpo político de la ciudad con plenitud de derechos. Eso sí, para conseguir eso la plebe tuvo que dar mucho la tabarra a los patricios que se resistían.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 05 Sep 2016 23:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 18:57
Mensajes: 11621
Ubicación: España
Vale, entre tu y Godoy estáis haciendo que tenga montones de deliciosas páginas en las que sumergirme y aprender. Gracias por todo lo que compartís y emprendeis. >:D< :bravo:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 01:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
:yay: :yay: :yay: gracias a ti por leer

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 01:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Los etruscos me dan pena. En serio. Fueron muy cabrones con los romanos a veces, para que lo vamos a negar, pero es que los romanos también se las traían. Se tomaban las cosas muy a pecho y, cuando se les metía en la cabeza destruir a un enemigo, no sólo le hacían la guerra y no le daban tregua hasta derrotarlo, sino que después se metían en sus casas y no dejaban piedra sobre piedra. Un trato particularmente duro se lo reservaron a los etruscos, de quienes conservamos algunas tumbas, inscripciones que no sabemos leer y poco más, el resto quedó arrasado. Rara vez se ha visto en la Historia de la Humanidad a un pueblo desaparecer de la faz de la Tierra y a otro borrar todas sus huellas con tan obstinada ferocidad. Los romanos nunca perdonaron las humillaciones a las que fueron sometidos.

Imagen

Precisamente por esa inquina es por lo que tenemos pocos restos con los que reconstruir el mundo etrusco. Para empezar no sabemos de dónde llegaron. A juzgar por su aspecto en las pinturas de las tumbas y las vasijas, eran más rollizos y corpulentos que los latinos y con rasgos que recuerdan a la gente de Asia Menor. De hecho, la tesis más extendida es que en efecto llegaron de aquella zona y que por eso fueron los primeros habitantes de Italia en tener flota de barcos.

Fresco de la tumba de los leopardos en Tarquinia

Imagen

De lo que no cabe duda es de que le dieron su nombre al mar Tirreno, que quiere decir, literalmente, Etrusco. También resulta obvio que su civilización era superior a la villanovesa de la que procedían las tribus del Lacio, de hecho los trabajos de prótesis dental de algunos cráneos hallados podrían competir con cualquier dentista actual (inciso: a la hora de estudiar la vida de un pueblo cualquiera, los dientes son de importancia capital. Cuanto más desarrollada una civilización, más dulces y otras suculencias come y más se deterioran sus dientes. El hecho de que los etruscos supiesen hacer un “puente” para reforzar los molares indica que daban mil vueltas a cualquier tribu de la zona). Manejaban además el hierro, que transformaron en acero, el cobre, el estaño y el ámbar.

Tarquinia, Arezzo, Perusa o Veyes eran ciudades donde los vici eran aldeas con pretensiones de pueblo. Todas ellas tenían murallas, calles empedradas y, ante todo y sobre todo, cloacas que daban salida a las aguas residuales. Seguían un plan urbanístico diseñado por estupendos ingenieros que además eran muy buenos organizando trabajos colectivos de utilidad general. Y nadie intentaba escaquearse de la labor que le tocaba. Y eran formidables mercaderes muy apegados al dinero y ganarlo de cualquier modo posible. Comerciaban con el Piamonte, el Ródano, el Rin, Lombardía o Véneto, o sea, con Francia, Suiza y Alemania, además de toda Italia. Los romanos conocieron la moneda a través de los etruscos.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 01:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Eran gente jovial que se tomaban la vida por el lado agradable (los romanos eran más austeros y rancios). Los hombres vestían la toga que después copiarían nuestros protagonistas para hacer de ella el traje nacional, llevaban pelo largo, barbas cuidadas, muchas joyas, y dedicaban a beber, comer y conversar, además de al boxeo, lanzamiento de disco, jabalina, lucha y el polo y el toreo. O al menos eso dan a entender las tumbas etruscas de la población acomodada, a saber cómo vivían los pobres. La posición de las mujeres en la sociedad etrusca debió espantar a los arcaicos y patriarcales romanos, pues tomaba parte en las diversiones como una igual. Al parecer eran mujeres hermosas, de costumbres libres, enjoyadas, maquilladas y sin ninguna preocupación acerca del pudor. Comen lo que se les antoja y beben hasta el agua de los floreros tendidas con sus hombres en amplios divanes. Tocan la flauta y danzan, iban a la escuela y sabían de matemáticas o medicina. Los romanos, que eran moralistas de boquilla, llamaron “toscanas”, o sea etruscas, a todas las mujeres de moral relajada.

El sarcófago de los esposos (no es el de Cerveteri, ese está en el Louvre y éste en el Museo Etrusco de Roma)

Imagen

La religión estaba centrada en un dios llamado Tinia que controlaba el rayo y el trueno. Confiaba el gobierno de los hombres mortales a un gabinete ejecutivo de doce dioses menores que formaban el tribunal del más allá (entre ellos Juno y Minerva que formarían con Júpiter la triada capitolina, que es etrusca y no romana). Las almas humanas eran conducidas a su presencia por unos “genios” tipo guardias de tráfico y allí comenzaba un proceso en toda regla. Si no lograbas demostrar que habías vivido según los preceptos de Tinia, eras condenado al infierno a no ser que tus parientes y amigos vivos rezasen mucho por ti o pagasen bien de sacrificios para obtener tu absolución. Y así te ibas al paraíso a seguir viviendo la vida loca. ¿Os suena? Nada nuevo bajo el sol. Es más, siguiendo con los parecidos razonables, los etruscos hablaban vagamente del paraíso pero estaban informadísimos de las penas del infierno porque los sacerdotes tenían sujeta a la gente a base de amenazas de condenación más que de esperanza de absolución… Quizá no sea casualidad que siglos después Dante naciese en Etruria también.

Ojo, no os vayáis a creer que los etruscos eran todos mariposillas sociales y muy majetes. Mataban con facilidad y sin remordimiento, sobre todo si se trataba de hacer un buen sacrificio en nombre de un amigo o pariente a costa de un prisionero de guerra. Y después usaban su hígado aún palpitante para comprobar los augurios. Esa era una costumbre frecuente aunque se usaban más ovejas y toros, los romanos también la copiaron.

El gran error de los etruscos fue quizás que no consiguieron jamás la unión política. Cada una de sus 12 ciudades iba por libre y ninguna fue lo bastante poderosa como para tener en un puño a las demás, cosa que sí logró Roma. Prefirieron morir solas a vivir juntas.

¡Ah! Una última cosa que los romanos recibieron en herencia de los etruscos. Su nariz. Ese puro perfil romano del que presumían, y presumen, por considerarlo signo de apostura es en realidad etrusco como demuestra el refinado Apolo de Veyes, de clara influencia griega.

Imagen

En fin, como he dicho, una vez que los romanos se libraron del yugo de Etruria destruyeron las huellas de su civilización pues la consideraban enferma y corrupta. Sin embargo, inauguraron la romana costumbre de tomar de los vencidos aquello que les acomodaba y despreciar el resto, cosa que hicieron después con muchos otros pueblos. En este caso se llevaron conocimientos de ingeniería y medicina, la toga, la moneda y parte del régimen político (los etruscos pasaron de un régimen monárquico a otro republicano), también tomaron la costumbre de añadir un cognomen para distinguir las ramas de las gens, pero se mantuvieron firmes en sus propias costumbres latinas de sacrificio y disciplina social. Y destruyendo sus documentos y monumentos quizá destruyeron la propia historia de la urbe puesto que Roma viene del estrusco “Rumón” que significa río y etrusco fue también el rito con el que se fundó la ciudad, con un arado arrastrado por un buey y una yegua blancos, después de que 12 pájaros de buen agüero hubiesen volado sobre sus cabezas. A ver si Rómulo no vino de Alba Longa sino del norte…


La explicación más sencilla es que en la desembocadura del Tíber había un pequeño poblado etrusco antes de que llegaran los demás, que serviría de parada y abastecimiento para la flota que comerciaba con el sur en Capua, Nola, Pompeya y Herculano. Seguramente aquí empiezan los tímidos contactos comerciales con las pequeñísimas aldeas latinas, pero los negocios no debían ser gran cosa puesto que el Lacio sólo era rico en madera. Los etruscos fundaron esa pequeña estación de abastecimiento a la que ni pusieron nombre y llamaron simplemente río. ¿Cuántas como ella habría escalonadas por la costa tirrena? Docenas. Probablemente la dotación de marineros y mercaderes, que debían mantenerla reparada y abastecida para las naves en su camino, considerasen aquel destino como una especie de castigo, allí, en medio de la nada. Y un día empezaron a llegar grupos de latinos y sabinos que sentían la necesidad de comerciar con aquella gente que ofrecía novedades a precios asequibles, gentes rústicas que apenas habían salido de sus huertos y que no tenían planes de conquista primero de Italia, ni después del mundo, eso seguro.

Latinos y sabinos primero se pelearon pero luego, sabiamente, se aliaron contra aquellos llegados del norte que los miraban con aires de superioridad, aquella gente de costumbres ligeras que hablaba una lengua que no había quien entendiese. En cambio ellos provenían de un tronco común, hermanos de sangre, de lengua y de miseria. Y por eso pusieron en común lo que tenían: sus mujeres. Señoritas a las que los etruscos no tocaban ni con un palo por ser de la chusma. Esa división racial continuó por lo menos cien años durante los cuales los dos pueblos fusionados en el romano debieron aguantar carros y carretas de humillaciones. Después, cuando triunfaron, la venganza fue terrible y el ensañamiento total. Depuraron a tal punto a los etruscos de su historia que le dieron partida de nacimiento latina a Rómulo, que acaso nació en cama etrusca, haciendo remontar el origen de la ciudad a la unión de latinos y sabinos.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 14:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
:love: :love: :love: :love: :love: :love: :love: :bravo: :bravo: :bravo:

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 14:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Abr 2008 10:46
Mensajes: 4871
Ubicación: 145 Piccadilly
Iselen escribió:
...La Historia de Roma es muy larga, suplico piedad a los foreros si este tema se para a veces o si no escribo lo suficientemente rápido, y mi intención es centrarme en la monarquía, ya que este es un foro de dinastías reales. Claro que luego quedaría muy raro dar un salto hacia los emperadores sin tratar la época republicana. En fin, ya veremos...


Iselen valiente y adorada, ataca el tema como quieras y te apetezca que nosotros te seguiremos con la boca abierta y pasándolo bomba.

Personalmente me enamoré de Roma gracias al libro de Indro Montanelli. Mis padres lo tenían en casa y lo devoré porque contaba cosas apasionantes y el estilo era justo lo que necesitaba mi curiosidad para verse espoleada.

Me pongo la toga de los domingos ahora mismo para esperar los posts que vayan cayendo en este hilo, que leeré con fruición.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 14:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12821
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Gracias Godoy >:D<

Octavius sabía que a este tema acudirías raudo y veloz :-D Precisamente acabo de terminar el último libro de Flavia Albia, la hija de Marco Didio Falco, y recordé que compartíamos el gusto por Roma.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Roma ab urbe condita
NotaPublicado: 06 Sep 2016 19:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Abr 2008 10:46
Mensajes: 4871
Ubicación: 145 Piccadilly
Iselen escribió:
Gracias Godoy >:D<

Octavius sabía que a este tema acudirías raudo y veloz :-D Precisamente acabo de terminar el último libro de Flavia Albia, la hija de Marco Didio Falco, y recordé que compartíamos el gusto por Roma.


He acudido más rápido que Ben-Hur en su cuádriga.

Te puedes creer que no he leído ninguna de la serie de Flavia Alba? El año pasado me di tal atracón de novelas ambientadas en Roma que llegó un momento en el que tuve que parar y hacer desintoxicación de togas, cónsules, intrigas, guerras y avíos varios.

Ya recomendaremos, cuando proceda en el hilo, novelas para complementar tus enseñanzas, que siempre entrarán mejor que con textos académicos áridos que matan la afición de los no profesionales. Desde luego las del detective Marco Didio Falco investigando crímenes, robos y corruptelas en la Roma de Vespasiano estarán en la lista.

Pero no te distraigas, agarra tablilla y punzón y continúa con tus escritos.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 44 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro