Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 88 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: REINA OLGA, née GRAN DUQUESA OLGA CONSTANTINOVA
NotaPublicado: 19 Feb 2008 23:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Tema para la "fundadora", junto a su esposo Georgios, de la dinastía griega...

Imagen

Olga Constantinovna Romanova, luego reina Olga de los Helenos...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2008 20:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
UNA GRAN DUQUESA RUSA

Imagen
Imagen de la pequeña Olga.

Se llamaba Olga Constantinova Romanovna. Había nacido el tres de septiembre de 1851 en el grandioso palacio de Pavlovsk, situado unas cuántas millas al sur de Tsarskoé Selo. Ese escenario resultaba idóneo para la llegada al mundo de una niña que tenía por padre a un auténtico gran duque ruso, Constantin Nikolaevich Romanov, hijo a su vez del zar Nicolás I con su consorte Alexandra Feodorovna (née princesa Charlotte de Prusia). La madre de la criatura, la gran duquesa Alexandra Iosifovna, había sido, originariamente, la princesa Alexandra de Saxe-Altenburg.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2008 21:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
LA MADRE

Imagen
Retrato de la princesa Alexandra de Saxe-Altenburg.

Alexandra Friederike Henriette Pauline Marianne Elisabeth de Saxe-Altenburg había venido al mundo en un agradable día de principios del mes de julio de 1830, es decir, veintiún años antes de que le tocase pasar por el trance de dar vida a su hija Olga. Su padre, Joseph de Saxe-Altenburg, había sido previamente Joseph de Saxe-Hildburghausen hasta que se produjo un reparto de herencia familiar en 1826. Formaba parte del nutrido conjunto de príncipes soberanos de una serie de ducados germánicos de reducido tamaño; en los años de juventud, se había distinguido luchando en las guerras napoleónicas que habían asolado todo el viejo continente, para, posteriormente, establecerse como un gobernante dispuesto a introducir ciertas reformas en su territorio hereditario pero dentro de una pauta notablemente conservadora. Un matrimonio armonioso con la princesa Amelia de Württemberg le había proporcionado seis hijas, entre las cuales nuestra Alexandra ocupaba el quinto lugar si nos atenemos al orden de nacimiento. A Alexandra la precedían Marie, Pauline, Henriette y Elisabeth: sin embargo, Pauline había fallecido cinco años antes de que apareciese en escena nuestra protagonista. Del puesto de "benjamina" la desplazaría Louise, que, sin embargo, apenas logró vivir un año.

Si hubiese que buscar un adjetivo para definir los primeros doce años de Alexandra, sin duda cuadraría el de "apacibles". La amable convivencia de los padres redundó en beneficio de las hijas, que se criaron en una atmósfera serena. Especialmente unida a Elisabeth, Alexandra, a la que enseguida denominaron Sanny, recibió la educación típica de la época, pero con un fuerte componente literario y artístico. La niña mostraba predilección por la lectura, dibujaba con estilo y, sobre todo, poseía talento para interpretar música al piano.

El acontecimiento que marcaría el rumbo existencial de Sanny se produjo en el año 1846, cuando contaba dieciséis años. Casi a mediados del mes de julio se festejó una boda en Württemberg: la del príncipe heredero Karl con la gran duquesa rusa Olga Nicolaevna, una de las cautivadoras hijas del zar Nicholas I con su Alexandra Feodorovna. Entre los parientes de Olga que la habían acompañado hasta su nuevo país, figuraba uno de sus hermanos, el gran duque Constantin, de diecinueve años. Concluídas las celebraciones, Constantin viajó al vecino ducado de Altenburg para una "visita de cortesía" a los duques Joseph y Amelia: de inmediato, quedó absolutamente prendado de la preciosa Sanny, que frisaba en los dieciséis. Las cartas de Constantin a Olga, ahora Olga de Württemberg, revelan la pasión que había prendido chispa en el mozo: se refería a Sanny en términos casi extáticos, denominándola "mi ángel", pero también "mi universo entero". No quedaba espacio para las dudas: deseaba casarse con ella lo antes posible.

Obviamente, los duques Joseph y Amalie estaban complacidos por el curso de los acontecimientos. Un gran duque ruso era más de lo que habían soñado para cualquiera de las cuatro hijas que tenían: Marie, Henriette, Elisabeth y Alexandra. Marie se había casado tres años atrás con George, príncipe heredero de Hannover, con lo que un día sería reina consorte, pero jamás alcanzaría el boato casi increíble que desplegaba la corte imperial de Rusia.

Sin embargo, por muy enamorado que estuviese Constantin, e incluso a pesar de la romántica infatuación de Alexandra, había que tomarse las cosas con calma. La muchacha debería disponer de un "período de aprendizaje". En la corte rusa, los idiomas dominantes eran el alemán (a fín de cuentas, tanto la madre del zar como la esposa del zar habían empleado siempre el alemán) y el francés: en ese sentido, Sanny podría desenvolverse incluso aunque tardase en manejar con relativa fluidez el ruso. No obstante, tendría que abandonar la religión luterana de sus padres para adoptar la fé ortodoxa: no íba a convertirse sin antes recibir la preceptiva "catequesis".

Finalmente, en octubre de 1847, Sanny llegó a San Petersburgo. En el Palacio de Invierno, sus inminentes suegros le habían preparado una magnífica bienvenida; sin embargo, su futura suegra, la zarina Alexandra Feodorovna, rompió a llorar desconsoladamente en cuanto la vió. Enseguida se apresuraron todos a tranquilizar a la nerviosa y azorada Sanny: la dama no podía contener las lágrimas porque la prometida de su hijo llamaba la atención por su parecido con una de las hermanas del novio, Alexandra Nicolaevna, muerta en plena juventud. El lado positivo fue que tanto Nicholas como Alexandra, que habían adorado a su hija Alexandra, apodada Adini, estuvieron todavía más predispuestos a encariñarse con esta nueva Alexandra, Sanny.

Al cabo de once meses, en septiembre de 1848, la boda tuvo lugar en la capilla del Palacio de Invierno. Sanny se había convertido previamente a la ortodoxia, pero conservando su nombre -Alexandra- y adoptando, como patronímico, el que correspondía según el nombre de su padre Joseph: Iosifovna. Constantin y Alexandra iniciaron su vida conyugal con los mejores auspicios: nadie en la corte ignoraba que estaban intensamente enamorados, pero, además, se había confirmado que formaban una pareja que podía congeniar porque compartían intereses y gustos. Los dos repartían el tiempo entre San Petersburgo (los zares les habían regalado el fabuloso Palacio de Mármol) y Strelna en el golfo de Finlandia; al cabo de un año, recibirían a modo de herencia de un tío de él Pavlovsk, un lugar de ensueño con el palacio rodeado de jardines y un fuerte que se había diseñado en tiempos del abuelo paterno de él encaramado sobre un lago. Luego, a la muerte de la zarina, también obtendrían la preciosa propiedad de Oreanda, en Crimea.

Su primer hijo, bautizado Nicholas en honor al zar, nació en el Palacio de Mármol con la apropiada prontitud, en febrero de 1850. Para entonces, Sanny había llegado al apogeo de su belleza:

Imagen
Retrato de la gran duquesa Alexandra Iosifovna.

Todavía en plena felicidad, Sanny concebiría enseguida un segundo bebé, que sería nuestra Olga. Al cabo de tres años, vendría una nueva niña: Vera Constantinovna Romanova. Tres chicos seguirían a Vera: Constantin Constantinovich en 1858 (para entonces su hermana Olga contaba ocho años), Dimitri Constantinovich en 1860 (Olga tenía diez años) y Vyachaslav Constantinovich en 1862 (Olga frisaba en los doce años). Como luego veremos, en el desarrollo de la historia, Alexandra Iosifovna tendría una suerte irregular con sus hijos: el mayor le causaría graves problemas, en tanto que la tercera -Vera- adoleció de problemas de salud desde la infancia y el benjamín -Vyachaslav- falleció prematuramente a causa de una hemorragia cerebral.


Última edición por Minnie el 28 Feb 2008 21:40, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2008 21:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
EL PADRE

Imagen
Gran duque Constantin Nicolaevich.

Fue hijo de un zar: Nicholas I. Fue hermano de un zar: Alexander II. Fue tío de un zar: Alexander III. Fue tío abuelo de un zar: Nicholas II.

Fue un personaje significativo dentro de la dinastía, un gran duque que desarrolló brillantemente una carrera de oficial naval, que ocupó una posición distinguida dentro del más alto escalafón de la marina rusa, que desempeñó por un tiempo el cargo de virrey de Polonia y que participó en el consejo de Estado. También fue un hombre de notable intelecto: acostumbrado a manejar desde la infancia ruso, alemán, inglés y francés, todo le apasionaba, desde las matemáticas y la estadística, hasta la geografía, la música (tocaba admirablemente el cello) o la literatura clásica (sentía devoción por Homero). En última instancia, pocos príncipes podían alardear de semejante cultura.

Imagen
Constantin Nicolaevich tocando el cello.

De joven, no se le consideraba bien parecido. Los hombres de la familia solían destacar en ese aspecto: a su padre, el zar Nicholas, se le había tenido por el príncipe más apuesto de Europa en su época; su hermano mayor el zarevich Alexander sorprendía por su magnífica planta también. Constantin no parecía de complexión suficientemente robusta y vigorosa. Además, los rasgos faciales daban la impresión de estar difuminados, mientras que sus ojos grisáceos nunca perdían una expresión ensoñadora, como si nunca enfocase la vista en un punto sino que la dejase vagar por el infinito. Sin embargo, la princesa Alexandra de Saxe-Altenburg lo encontró atrayente. Ambos se cortejaron con entusiasmo y se casaron por amor: en los primeros años, compartieron una gran dicha.

Imagen
Alexandra, Sanny.

Poco a poco, sin embargo, se produciría un distanciamiento en la pareja. Los dos se avenían cuando ella tocaba el piano y él su cello, los dos podían debatir con ardor acerca de distintas obras literarias, pero, fuera de eso, surgieron las diferencias. En materia política, por ejemplo, Sanny era una conservadora absoluta, en línea con su propio padre, el duque Joseph de Saxe-Altenburg, y con su suegro, el zar Nicholas. Constantin se declaraba liberal convencido, partidario de acometer una reforma en profundidad de una Rusia anclada en sus sacrosantas tradiciones. Cuando el hermano de Constantin, Alexander, ascendió al trono, el gran duque secundó al nuevo monarca en todas las aventuras reformistas, en particular en el ucase que llevó a la abolición de la servidumbre.

A otro lado de la balanza marital, estaba la obsesión de Sanny consigo misma. Consciente de su belleza, vivía consagrada al trabajo de mantenerla a lo largo del tiempo, mientras cultivaba su elegancia hasta convertirla en puro glamour. Constantin había admirado la hermosura de su mujer, pero le fatigaba que ella fuese derivando hacia una especie de culto al cuerpo. No ayudó que la gran duquesa concibiese la idea de emular a la emperatriz Elisabeth de Austria, a quien se tenía por la mujer más sobresaliente de la época en ese ámbito. El afán de Sanny por posar al estilo Elisabeth llevó a que más de uno se burlase de ella.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2008 21:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Distintas imágenes de Sanny en las que se aprecia su evolución:

Imagen
Joven Sanny.

Imagen
Más sofisticada.

Imagen
Gran dama.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Feb 2008 22:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
LA NIÑA

Imagen
Olga, con catorce años.

Con tales padres, Olga tuvo una infancia privilegiada. Ya fuese en el Palacio de Mármol, en Pavlovsk, en Strelna o en Oreanda, disfrutaba de un entorno único, en el cual se mezclaba la opulencia imperial con un inconfundible ambiente intelectual y artístico.

Siempre muy cercana a su madre, vivió con especial tristeza, sin embargo, la situación de su hermana Vera. De Vera se decía, en tono claramente eufemístico, que se trataba de una pequeña "de condición nerviosa". En realidad, se trataba de una niña que perdía fácilmente los nervios y estallaba en arrebatos rabiosos que solían hacerse penosos de contemplar debido a que padecía convulsiones (al principio se había barajado la posibilidad de una epilepsia, pero al incrementarse la falta de equibrio y constantes movimientos agitados se diagnosticó la enfermedad de San Vito). Sus refinados padres, Constantin y Sanny, se avergonzaban de esa Vera que suponía un contraste tan enorme con la bonita, delicada y amable Olga. De hecho, resulta curioso que los diarios -prolijos diarios- de Constantin de esa época hagan alusiones muy frecuentes a sus hijos resaltando lo mejor de cada uno ("el querido Nikola" era Nicholas, "la preciosa Olishka" era Olga, "el dulce Kostuha" era Constantin...) pero no mencionen apenas -y cuando lo hace empleando términos fríos- a la pobre Vera.

Imagen
Olga, a la derecha, con Vera, situada a la izquierda.

Al final, encontraron una solución: cederla, en una particular adopción, a la hermana favorita de Constantin, la reina Olga de Württemberg, que no había tenido hijos con su marido Karl, de tendencias claramente homosexuales.

Imagen
Vera, la hermana relegada.

Olga contaba doce años cuando sus padres partieron en un viaje hacia Stuttgart, en Alemania, con Vera, de nueve años. A partir de entonces, Vera quedaría bajo la tutela de Karl y Olga, una tía que adoraba a las sobrinas y no temía responsabilizarse de una especialmente "conflictiva". Dentro del entorno doméstico, se había quedado sólo la niña guapa, de naturaleza dulce, afectuosa y que no proporcionaba quebraderos de cabeza, pero menos aún causaba bochorno privado ni público alguno.

Sería interesante saber cómo percibió nuestra Olga esa situación. En principio, parece haberselo tomado en un sentido positivo: su hermanita estaría mejor que nunca gracias a la apasionada solicitud de la buena tía Olga. A esas alturas, los caminos de ambas se separaban. En una etapa ulterior, nunca llegarían a entenderse del todo: Olga había crecido a la rusa y, bajo la influencia de su padre, se transformó en una ardiente eslavófila, en tanto que su hermana creció a la alemana, convirtiéndose, por derivación, en germanófila acérrima (lo que tendría gran importancia dada la época histórica que les tocó vivir).


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Mar 2008 18:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
Como siempre, no pega ahora (happy)

Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 10 Mar 2008 18:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Abr 2008 21:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
Olga y su familia

Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Abr 2008 21:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
Alejandra Iosofna con hijas y nietas, entre ellas Olga.

Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Abr 2008 21:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
Madre e hija en 1867

Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 Abr 2008 21:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
George, Olga y Vera

Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 88 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro