Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: ¿Realmente murieron toda la Familia Imperial?
NotaPublicado: 19 Abr 2011 16:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Abr 2011 22:29
Mensajes: 2
Realmente todos murieron? sé que se han hecho pruebas de ADN y que según dicen los científicos, son los Romanov. Aún así hay cosas que no encajan... muchas cosas que aún no han respondido.

Anna Anderson:


El 12 de febrero de 1984 moría en un hospital de Charlottesville en Virginia la mujer de John Manahan, mujer de 83 años de los cuales más de 60 años dijo ser la Gran Duquesa Anastasia de Rusia, cuarta hija del zar Nicolás II. Apareció en Estados Unidos un libro de Peter Kurth titulado "Anastasia el enigma de Anna Anderson". En 1985 aparece en París en Grasset y Fasquelle otro libro que se titulaba “Anastasia encontrada” escrito por Tatiana Botkin la hija del Doctor E. Botkin médico del Zar fusilado en los sótanos de la casa Ipatiev con tres criados en la noche del 16 al 17 de julio 1918.

Dice en su prólogo (Cf. Anastasia retrouvéeGrassetParis1985.): " desde el primer día que la vi supe que la Señora Tchaïkovskaïa-Anderson era la menor de las cuatro Grandes Duquesas, Anastasia hija del último emperador de todas las Rusias. Jamás tuve la menor vacilación. Cada detalle de las memorias de Anastasia concuerda con lo que ella me decía sobre mi padre el médico personal del Zar y también sobre la vida de la Familia Imperial. Cada gesto su desviación de carácter me recuerdan a la adolescente a la que conocí en Tsarkoié-Sélo. La que fue mi amiga y la llamaré así durante todo lo que me quede de vida desapareció el 12 de febrero 1984 a la edad de 83 años"

Tatiana Sitnikova dijo: "traté de entrar en el puesto de guardia para ver a la hija del Zar, pero los soldados rojos no me dejaron pasar. Me puse de acuerdo a pesar de todo para echar un vistazo y vi a una dama sentada cerca de la estufa. Tenía cabellos rojizos, la nariz hinchada y tenía un moratón enorme alrededor del ojo. La delantera de su blusa estaba llena de sangre. Parecía abatida y miraba furiosa a sus guardias. Los soldados se reían y la insultaban. Le ofrecí pan pero lo negó diciendo que no podía tragarse nada. Le pusieron un capote del ejército y se lo llevaron a Perm. Según lo que tengo entendido.

Fiodor Sitnikovun soldado del quinto regimiento siberiano dijo en septiembre de 1919: "los soldados del Ejército Rojo que se encontraban allí me dijeron que acababan de detener a una hija del antiguo Zar, Anastasia. Les pregunté cómo había pasado. Me dijeron que habían entrado en el bosque para cazar y vieron a una mujer que deambulaba por el bosque y le ordenaron que se detuviera, pero ella se echó a correr, la persiguieron y la detuvieron y la trajeron hasta aquí.

El 10 de febrero 1919 el Doctor Pablo Ivanovitch dijo esta declaración sorprendente: "en septiembre 1918 yo vivía en Perm en el edificio del Banco Agricole en el ángulo de la calle Petropavlovskaia y Obvinskaia. Es un gran edificio de tres pisos. Al fin de la primera quincena de septiembre la Checa comenzó a instalarse allí. Ocupó primero el piso bajo donde se encontraban las oficinas del Banco y echó a los inquilinos y ocupó sus apartamentos. Acabaron por tomar el mío dejándome sólo una habitación donde me instalé con mi mujer Zoya Alexandrovna y mis dos jóvenes niños. Poco después del 20 septiembre sobre las cinco o seis horas de la tarde un ordenanza de la Checa vino a buscarme a esa habitación y me dijo: "Doctor venga en seguida a casa de Malkov". Malkov era el jefe de la Checa. Seguí en seguida al ordenanza que me condujo en una habitación rectangular del segundo piso donde se encontraban los bolcheviques que trabajaban para la Checa: Malkov, Lobov, Vorobstov, Chlenov y otros. Me llevaron a una habitación contigua cuyas paredes curvadas formaban una media luna. Una mujer estaba tumbada en la cama y comprendí que me habían hecho venir para asistirle.

Cuando entré en la habitación uno de los bolcheviques que me escoltaban me dijo: "vea si usted puede hacer algo para ella." Comencé a examinar a la mujer. Recuerdo muy bien que sobre su joven rostro tenía una herida larga que llegaba hasta el ojo y atravesaba el pómulo. Tenía también un corte en la parte izquierda del labio superior. Todas estas heridas eran superficiales y daban la impresión de que la enferma había sido pegada: primero había recibido un puñetazo en cada pómulo pues tenía los ojos morados y un arañazo le había desgarrado el labio.

Después de haberla examinado le examiné el pecho: no llevaba ningún rastro de violencia. Durante todo este tiempo la enferma estaba inconsciente. Temblaba terriblemente. Cuando comencé a examinarla todos los hombres habían salido de la habitación. Poco después la enferma recobró el conocimiento. Me miró y le pregunté: ¿Cómo se llama? Con una voz temblante pero muy fina me respondió: "soy la hija del Zar."

Otro testimonio interesante es el del conde Carl Bondedélégué sueco de la Cruz Roja en Rusia: “En 1918, yo era jefe de la misión sueca de la Cruz Roja en Siberia y viajaba en un vagón particular. Buscábamos a la Gran Duquesa Anastasia hija del zar Nicolás II" Corrían muchos rumores de que Anastasia había sido tomada en Kouria y devuelta a la Checa de Perm.

Mucho más tarde una mujer fue salvada de su suicidio en 1920 en Berlín ella contará una historia fantástica: el de haber escapado viva y de la matanza de su familia en la casa Ipatiev. Tatiana Botkin amiga de Anastasia consigue reconstituir su historia considerando que la hija del Zar ha sido salvada de la matanza de la casa Ipatiev por un hombre llamado Alexandre Tchaïkovsky.

Es un joven "sotnik" (capitán de cosacos) próximo al general Delwigattaché militar de la embajada de Ucrania a Bucarest. Es él quien va a guiar la filtración de Anastasia de Rusia hacia Ucrania. En primer lugar conseguirá sacarlo de manos de la Checa y la esconderá en la región de Perm entre campesinos hasta la llegada del Ejército Blanco. Se irá luego con ella hacia Ucrania y desde allí a Rumanía a finales de diciembre de 1918 donde serán acogidos por el rey y la reina de Rumanía. Anderson en septiembre da a luz un hijo llamado Alexandre. En 1920 Alexandre Tchaïkivsky es asesinado en Bucarest en condiciones misteriosas. Lo cierto es que Anderson huye de Rumanía con Sergio Tchaïkivsky, hermano de Alexandre, habiendo dejado a su hijo en un orfanato. Van a Alemania con la idea a ir a encontrar a parientes de Alexandra Feodorovna, que era una princesa alemana.




En plena depresión nerviosa el 17 de febrero de 1920 a 21 horas, ella se encuentra en Berlín en el canal Landwehren y salta del puente Bendler. Salvada in extremis por un sargento de policía es enviada al hospital Élisabeth de la Lützowstrasse. No tiene ni dinero, ni papeles sobre ella. Se niega a decir quién es. Le llamaron la "la señorita desconocida". El 30 de marzo 1920 se le pone en observación al hospital psiquiátrico de Dalldorff. Pasará allí 2 años. Clara Perthertune enferma de este hospital dirá haber reconocido a Tatiana. Clara la lleva a la iglesia rusa de Berlín y se la da presenta al Capitán von Schawbe. El asunto Anastasia comienza.

Zénaïda Sergueïevna Tolstoïune gran amigo de la emperatriz Alexandra Feodorovna y de Tatiana Botkin verá la "desconocida" en marzo de 1922 y se ocupará de ella durante cada verano de 1922. Los numerosos visitantes comenzarán a afluir el hospital de Dalldorff. La baronesa Buxhoeveden antigua dama de compañía de la emperatriz se desplazará al hospital sin éxito. Anderson no quiso ni hablarle, ni mostrarle su cara. En consecuencia de este hecho mucha de la gente de la antigua Corte de Rusia se desinteresó. Hay que comprender que Anderson psíquicamente era frágil, con naturaleza un poco infantil con complejos de inferioridad.


El barón von Kleistancien jefe de la policía en Polonia tardó varios meses a ganar su confianza. Anderson finalmente aceptó instalarse en su casa. En junio les reconoce a sus huéspedes que es la Gran Duquesa Anastasia pero que sólo ella escapó de la matanza de la casa Ipatiev. Por la mañana del 12 el agosto decidió huir de la casa del barón. Después de una escapada de tres días, el ingeniero Jaenicke la encontró cerca del domicilio de Clara Peuthert y la llevó a su casa. El 21 de agosto de 1922 Anderson se instaló en casa del comisario Grünbergoù y allí fue visitada por Irene de Prusia, hermana de la Zarina, quien dice no reconocerla. En octubre entró en el hospital Westend. Sufre de congestión pulmonar y de anemia, le declaran una fuertísima tuberculosis grave y ósea. Hasta 1924 pasa su vida entre el hospital y el von Kleist. Pero en otoño decide trasladarse a casa de Clara Peuthert con la cual se enfada rápidamente. La oficina de ayuda a los refugiados rusos en Berlín dirigida por Sergio Botkin, el hermano de Tatiana, se interesa por ella.

Después de haber vivido de nuevo en casa del comisario Grünberg para algunos ya es la Gran Duquesa, es hospitalizado a Santa-María donde Harriet von Rathlef-Keilman se ocupa de ella. Una amiga de Harriet, Amy Smith, la hija pequeña del alcalde de Hamburgo, se comunica al Gran Duque Ernesto-Luis de Hesse, hermano de la Zarina, lo que sabe de la enferma. Le revela al conde Hardenberg la confidencia de Anderson sobre la visita secreta del Gran Duque de Hesse en 1916 en el palacio de Tsarkoié-Sélo. En 1965 el príncipe Dimitri Galitzine demostrará haber visto bajo juramento al Gran Duque de Hesse en casa del emperador Nicolás II quien le negó la paz separada que venía pedirle por parte de Guillermo II emperador de Alemania. El asunto llegó incluso a Dinamarca, donde la madre de Nicolás II, la emperatriz María, vivía en el exilio. Esta última encargó a príncipe Waldemar que le pidiese al embajador de Dinamarca en Berlín que investigase a Anderdson.


Alexandre Volkoff, un antiguo servidor del Zar, fue enviado tres veces a ver a Anderson le dio todos los testimonios deseables a su identidad. Volkoff volvió a Dinamarca asegurando de haber visto a la hija del zar. El 27 julio los esposos Gilliard llegan de Suiza para ver a Anderson. Pero no pueden interrogarla, puesto que Anderson es trasladada a la clínica Mommsen el 28 de julio para ser operada por el profesor Roudnieff. A mediados de octubre 1925 Pierre y Choura Gilliard, Olga Alexandrovna, hermana del zar y su segundo marido, el coronel Koulikovsky van a ver a Anderson durante 3 días. La reconocen como la hija de Nicolás II. A partir de la muerte de la emperatriz viuda María, todo cambia y la tempestad se levanta contra Anderson. A principios de 1926, Constantin Savitch, comienza de las conferencias contra Anderson, declarándola una aventurera y no una hija del zar.

El 21 de junio de 1926 el barón Osten-Sackenad obliga a Sergio Botkin a meterla en el sanatorio Stillachhauss en Oberstdorf. La factura de la estancia será pagada por la Familia Real danesa. El 27 de agosto, Tatiana Botkin va para pasarle una semana a Stillachhauss y la reconoce como Anastasia. En febrero de 1927 mismo Anderson es albergada por el duque Jorge de Leuchtenberg en su castillo de Seeon en Baviera. Los ataques furiosos contra ella continúan.

El Gran Duque de Hesse toma los servicios de un detective privado Martin Knopf quien declarará haber encontrado la verdadera identidad de la "joven mujer desconocida". Franziska Schanzkowskaune obrera polaca desaparecida en Berlín en 1920. Una confrontación se efectuó al castillo de Seeon con el hermano de Franziska quien no reconoce a su hermana. El Príncipe Félix Youssoupoff, el asesino de Rasputín, tampoco reconocío en ella a la hija del Zar. Sin embargo, el capitán Félix Dasselqui había conocido bien a las Grandes Duquesas durante la guerra 1914-1918 la reconoce categóricamente en el curso de varias conversaciones. El 29 de enero 1928, Anderson deja Baviera para viajar a Éstados Unidos, estando invitada por la princesa Xenia de Rusia (señora Leeds) en Oyster Bay. Es acogida por Gleb Botkin y alojada en casa de Annie Burr Jennings en Park Avenueen durante la ausencia de Xenia que está de crucero en la India.

En agosto de 1928 Anderson mal aconsejada por el hermano de Tatiana Botkin reclama la herencia de sus padres. Se instala en New Yorkdans un hotel bajo el nombre de Señora Anderson. Permanece allí seis meses. El 13 de octubre de 1928 muere la emperatriz viuda María Feodorovna madre de Nicolás II. Inmediatamente aparece una declaración de doce miembros de la Familia Romanov en Copenhague y declaran que la "Señora Anderson" no es Anastasia. En febrero crea con sus abogados una sociedad mercantil "Grandanor Corporation" para reivindicar la fortuna del Zar que decía que se puso en bancos extranjeros antes de la Revolución Rusa. Esta fortuna colosal si existía se compartiría entre los herederos legales de Nicolás II y de Alexandra Feodorovna. Sin embargo, la creación de esta sociedad fue un fracaso.

Durante el verano de 1929, Anderson comienza a redactar a sus "falsas" Memorias con la ayuda del abogado Curtis J. Moore. En enero se enfada con su abogado Edward Fallows. En febrero de 1930 el abogado Wilton Lloyd-Smith será pagado por Annie Jennings quien cubre los gastos de su expediente.


En mayo de 1930, Anderson cae bajo el engaño de dos ladrones que tratan de captar su confianza para recoger su posible herencia. Desanimados por la inestabilidad mental de Anderson, la dejan. Desesperada debido a encontrarse sola tiene una crisis de histeria y estrangula a su loro. Annie Jennings la hace internar en la casa de Horno Winds en julio de 1930. Su estado se mejora y decide embarcar en el barco "Deutschland" a punto de salir para Alemania en agosto de 1931. Llega a Hannover y es internada en Ilten Sanatorium. Recibió allí algunas visitas importantes como la de la segunda mujer del ex emperador de Alemania Guillermo II, la princesa Herminequi le manifestó su simpatía y la tomó en serio. El Príncipe Federico de Saxe-Altenbourg la verá en octubre de 1931 y será su amigo fiel hasta su muerte.

En febrero de 1932, Anderson se encuentra mejor y es autorizada a dejar Ilten para refugiarse en una casa de huéspedes de Berlín donde vivirá cerca de su amiga Harriet con la que se reconcilió. Desgraciadamente, Harriet muere en su apartamento debido a una crisis de apendicitis aguda en enero de 1933. En ese momento el príncipe Federico de Saxe-Altenbourg se hace cargo de ella. Permanecerá así durante el verano en casa del príncipe Willem von Hessen-Philipps, en la de la baronesa Mónica von Milttz y en casa del barón von Kleist-Restov. Al nacimiento de su hijo, el Gran Duque de Saxe Weimar-Eisenach pide a Anderson que sea su madrina.

Las protecciones alemanas pusieron a un lado a los enemigos más poderosos de Anderson, el Grande Duque Ernesto-Luis de Hesse, el Gran Duque Kyril Vladimirovitch y Lord Mountbatten. En mayo de 1933, el Gran Duque Kyril Vladimirovitch le propone a Anderson una renta y un capital por renunciar a sus pretensiones políticas y financieras. En septiembre del mismo año una decisión de justicia confirma como los herederos de Nicolás II y en sus derechos legales a: la viuda de su hermano Miguel (1878-1918) Xénia y Olga, sus hermanas, los hermanos y hermanas de la emperatriz Ernest-Louis, Irene y Victoria de Hesse.


En agosto de 1938, Anderson defendida por dos abogados alemanes intentan reformar el certificado de herencia, sin éxito. La Segunda Guerra Mundial detiene todo el proceso que seguirá solamente en 1957. Mientras tanto, son el príncipe Federico de Saxe-Altenbourg logró sacarla de la zona de ocupación rusa en diciembre de 1946. El príncipe se la instala en Bad Liebenzellen Forêt-Noire y le compra una barraca. "Vivía allí en un universo extravagante apartado del mundo real” nos dice Tatiana Botkine. Debía protegerse de curioso y rodeó de alambrados su jardín y soltó dos perros guardianes. En enero de 1957 Anderson es rechazada por la Alta Corte de Berlín-Ouest después de oír a un solo testigo Hans-Johann Mayer. El 9 de enero de 1958 en Hamburgo, se abrió el proceso en reconocimiento de estado civil de Anderson dentro de una atmósfera de odio y de tensión.



Pierre Gilliard escribió sus memorias "Trece años en el tribunal de Rusia". El presidente del Tribunal, el juez Werkmeister respondió que un libro no era una prueba. El proceso fue devuelto para suplemento de informaciones el 30 de marzo de 1958. El 2 de abril de 1958 el capitán Félix Dassel del 9o Dragón de Kazan respondió a las cuestiones del juez Werkmeisteren: "en otoño 1916 yo tuve el honor de ser designado para pasar mi convalecencia en el hospital de las Grandes Duquesas María y Anastasia. Veía a Sus Altezas muchas veces durante la semana y jugábamos a las cartas. Después de curarme en enero y febrero 1917 la Zarina me encargó proteger a sus hijas menores durante sus salidas. Fui a Schloss Seeon a casa del duque de Leuchtenberg en septiembre y a finales de octubre de 1927".


El capitán Dassel tenía una foto en su bolsillo del coronel Serguéïev. Anderson responde riendo: "¡es el hombre a los bolsillos!" Este nombre se lo dio la Gran Duquesa Anastasia, debido a que este militar hablaba delante de ellas con las manos en los bolsillos. Dassel declaró: "juro delante de Dios haber adquirido la certeza que la señora Anderson es Anastasia Nicolaïevna, Gran Duquesa de Rusia." A principio de 1960, los esfuerzos de Pablo Leverkuehn, el abogado de Anderson tuvieron sus frutos. El profesor de antropología
Otto Reche devolvió su informe al tribunal según el cual afirmaba que no sólo la demandante no era Franziska, la obrera polaca sino que era la Gran Duquesa Anastasia.


Por otra parte los derechos de autor retrocedidos por Marcelle Maurette debido a la película de Ingrid Bergman comenzaban a llegar y permitieron a Anderson construir una pequeña casa al lado de la barraca de los años 1940. A partir de marzo de lo mismo año el proceso empezó ir mal, debido a la esporádica muerte de Pablo Leverkuehn. El expediente fue repetido por un segundo abogado Kurt Vermehren. Por fin el 9 de mayo 1961, la última sesión del proceso llegó. Después de 3 días de proceso la Corte declaró que la pretensión de la Señora Anderson había sido rechazada. Acudió. En octubre de 1962 su abogado se mató en un coche. En febrero de 1963 Karl August Wollmannun gran jurista prusiano refugiado en Hamburgo le ofreció gratuitamente sus servicios. El 9 de abril de 1964 se abrió el proceso. El 23 de abril de 1964, Minna Becker experta en grafología aseguró que las escrituras de la Señora Anderson y de Anastasia eran idénticas. El juicio fue interrumpido a causa de la mala salud de Wollmann, el abogado de Anderson. El Príncipe Galitzine confirmó la visita del Grand Duque Ernesto-Luis de Hesse, hermano de la Zarina en 1916.


El proceso prosiguió hasta finales de noviembre 1966 pero el 27 de febrero de 1967, el juez Petersen anunció que la demanda de la demandante había sido rechazada. El juicio tenía 404 páginas y se había tardado cinco meses en ser redactado. Un punto interesante del informe mostraba que los jueces admitían la supervivencia de la Gran Duquesa. En julio de 1967, Anderson llegó a Paris, donde vivía Matilde Kchessinskaia, la viuda del Fran Duque André. Vova, el hijo de Matilde se opuso a un encuentro debido a la edad provecta de su madre.

Después de la salida de Anderson de París, Mathilde Kchessinska aceptó encontrarse con el director Gilbert Prouteau quien planeaba realizar una película sobre el asunto Anastasia. La entrevista con la viuda del Gran Duque André tenía que ser rodada. Cuando Gilberto Prouteau le preguntó a Matilde su opinión sobre Anderson, ella respondió: " ¡siempre supe que era ella, tiene los ojos de Nicolás!”. En este momento Vova que asistía a la grabación seprecipitó y gritó: "¡corten!". Las cámaras se cámaras se apagaron pero los magnetófonos continuaron registrando a Vova que se ponía nervioso y que dijo en ruso: "¡Madre sabes muy bien que no debes decir eso!".


Se fue a los Estados Unidos a encontrar a Gleb, el hermano de Tatiana Botkine, quien la convenció para ir a Charlottesville, en Virginia. Allí conoció a John Eacott Manahan, un amigo muy rico y excéntrico de Gleb que había pagado su viaje. El 23 de diciembre obtuvo una identidad y tomó la nacionalidad estadounidense, se casó con John, que trabajaba como profesor de Historia en la Universidad de Virginia. Anderson se rodeó de sus gatos y de su esposo quien pasaba todo el tiempo mimándola. En 1974 los periodistas Anthony Summers y Tom Mangold visitaron a Anderson y después de una larga conversación, respondió "no hubo matanza, pero no puedo decir nada más."


En 1983 fue ingresada en el hospital de Charlottesville.Un gesto de amor significativo de John que sabía que ella no quería morir en un hospital, se la llevó a escondidas de los médicos y la puso en su coche. Después de un día de vueltas, la policía los encontró y la devolvieron al hospital, hospitalizándose en los Cuidados Intensivos, donde murió el 12 de febrero de 1984. Peter Kurth, escritor y grande especialista americano en el asunto Anderson dijo que los archivos de Anderson estaban hoy en Virginia en las manos de un abogado de Manahan.

Anderson deseaba que sus cenizas fueran esparcidas bajo un gran pino en el jardín del castillo de Seeon en Baviera. Su marido John E. Manahan respetó sus últimas disposiciones. Así que sus cenizas reposan hoy bajo una pequeña placa de piedra grabada a su nombre y rodeada de flores en el jardín del castillo. Su nombre también está grabado en la lápida sepulcral de John E. Manahan (1919-1990) en el cementerio de la Universidad de Virginia en Charlottesville: H.I.H ANASTASIA of RUSSIA June 5/18 1901 Feb 12 1984

En estos enlaces habla del ADN (están en inglés).
http://www.eurekalert.org/pub_releases/ ... 030204.php


http://www.eurekalert.org/pub_releases/ ... 030204.php


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ¿Realmente murieron toda la Familia Imperial?
NotaPublicado: 01 May 2011 04:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2009 23:39
Mensajes: 13
Ubicación: Chile
Hace muy poco comencé a interesarme por el tema de la ultima familia imperial rusa.La verdad es que es fascinante, ya que es y seguirá siendo un misterio si la Gran duquesa Anastasia murió, o si en verad esta mujer Anna Anderson era o no la hija del zar.Pero ¿cómo sabía ella tanto sobre la duquesa Anastasia?.Importante es también destacar que muchas personas que la conocieron vieron en Anna Anderson a la hija del zar. En uno de los parrafos dice :Mathilde Kchessinska aceptó encontrarse con el director Gilbert Prouteau quien planeaba realizar una película sobre el asunto Anastasia. La entrevista con la viuda del Gran Duque André tenía que ser rodada. Cuando Gilberto Prouteau le preguntó a Matilde su opinión sobre Anderson, ella respondió: " ¡siempre supe que era ella, tiene los ojos de Nicolás!”. En este momento Vova que asistía a la grabación seprecipitó y gritó: "¡corten!". Las cámaras se cámaras se apagaron pero los magnetófonos continuaron registrando a Vova que se ponía nervioso y que dijo en ruso: "¡Madre sabes muy bien que no debes decir eso!

Vladimir Romanovsky-Krasinsky o Vova como dice aquí, formó parte de un grupo de personas pertenecientes a la familia real que emigraron a otros países, principalmente de Europa, luego de la revolución.Conocidos inicialmento como Union of Young Russia, luego como Union of Mladorossi. Este grupo, no creía en un principio en gobierno soviético, pero luego en 1930 esto cambió, ya que proclamaron que se convertirían en el segundo partido soviético.Corrieron también los rumores de que este grupo estaba siendo controlado por la policía soviética.Esta organización se disolvió luego de la II Guerra Mundial.Vladimir fue llevado a un campo de concetración por ser considerado un pro sovietico.

Creo que está claro que él y muchas otras personas a favor de la Unión soviética estaban nerviosas con la presencia de Anna Anderson.
Ni siquiera querían que se supiera dónde estaban enterrados los cuerpos de la familia del zar, ya que como sabemos solo después de la caída de la URSS se descubrieron los documentos que decía dónde se encotraba enterrada la familia, o parte de ella.

De verdad que esta es una historia fascinante, llena de misterios que de seguro va a seguir dando que hablar. :D :D
Y muchas gracias por la información Zarevich90. :D :D


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ¿Realmente murieron toda la Familia Imperial?
NotaPublicado: 12 Sep 2011 17:45 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 May 2011 18:36
Mensajes: 17
La mismísima hija de Rasputín dijo que reconocía a Anna Anderson como Anastia, años después se hizo una prueba de adn por un pañuelo y se comprobó que no era la Gran Duquesa. Hace relativamente poco se encontraron los dos cuerpos que faltaban y se demostró que desgraciadamente ningún miembro de la familia imperial se salvó. Sus restos descansan por fin en un lugar común.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ¿Realmente murieron toda la Familia Imperial?
NotaPublicado: 10 Oct 2011 19:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Sep 2011 20:53
Mensajes: 16
Nunca sabremos que paso realmente con la Gran Duquesa Anastasia, ya que quedaron tantas dudas sin resolver en relación a Ana Anderson, por que tanta gente que conocio a la gran duqueza dijo que si era la sra Andreson , y otras no. Consideremos que se movian muchos intereses por que Ana no sea Anastasia, y tambien se puede pensar que sea una impostora. Exelente relato Zarevich, siempre sera una interrogante este tema.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro