Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 161 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 14  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: CECILIA, LA ÚLTIMA HEREDERA DEL REICH
NotaPublicado: 14 Mar 2008 20:02 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Tema para Cecilia de Mecklenburg-Schwerin, una de las princesas herederas más hermosas y atrayentes de la historia. La concatenación de acontecimientos no permitieron que llegase a ser lo que "tenía que haber sido": emperatriz de Alemania. Sin embargo, su popularidad constituyó su mejor salvaguarda incluso después del colapso de la dinastía Hohenzollern. Pudo permanecer en su palacio, Cecilienhof, rodeada de la simpatía y afecto del pueblo. Sólo el avance del ejército rojo en la parte oriental de Alemania en el ocaso de la Segunda Guerra Mundial la obligaría a abandonar Cecilienhof.

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 20:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
La dama era fascinante. Por línea paterna, pertenecía a la dinastía ducal de Mecklenburg-Schwerin; por línea materna, formaba parte de la versión extensa de los imperiales Romanov. Las conexiones familiares resultaban amplias y de gran significación, lo que permitió que los "tiquismiquis" Hohenzollern pasasen por alto la muerte en extrañas circunstancias de su padre o la escandalosa trayectoria de su madre. Sumaba a su belleza un encanto que le hizo conectar como nadie con el pueblo: casi nadie se resistía a esa princesa de cuento de hadas. Sin embargo, su vida tuvo también su lado oscuro: un matrimonio no demasiado dichoso, una hija deficiente mental, etc. Supo sobreponerse a sus infortunios con una elegancia innata, sin amargura, sin resentimiento.

Todavía hoy, permanece anclada en la memoria colectiva de los alemanes.

Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 21:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Imagen
Castillo de Schwerin, en Mecklenburg-Schwerin.

El ocho de febrero de 1879, una pareja de recien casados llegó al castillo de Schwerin. El flamante esposo se llamaba Friedrich Franz y había recibido ese doble nombre en honor a su padre, a quien a su debido tiempo debería suceder en el título de gran duque soberano de Mecklenburg-Schwerin. La flamante esposa se llamaba Anastasia Mikhailovna Romanova, en orígen gran duquesa rusa.

Siempre me he preguntado qué sensación le provocaron el castillo de Schwerin y el cercano palacio barroco de Ludwiglust, residencias principales de la familia ducal, a Anastasia, familiarmente conocida por el diminutivo "Stassie". Posiblemente, no le impresionaron ni una pizca los escenarios, acostumbrada a moverse entre los fabulosos palacios de Borjomi en Georgia, Mikhailovka en Strelna, Ai-Todor en Crimea y, especialmente, el Mikhailovsky de San Petersburgo. A posteriori, mientras permaneciese en el ducado, Stassie mostró sólo cierto apego a un pabellón de caza de menor significación denominado Gelbensande. Pero, si se examina el asunto en detalle, nunca pasó más tiempo del estrictamente necesario en el ducado: viajaría con frecuencia a Rusia, a la vez que alargaba al máximo sus estancias en la Riviera francesa.

En realidad, ella había llegado "bien a su pesar" a ese territorio ubicado en el norte de Alemania; por su gusto, se hubiera quedado en Rusia, su país natal. Nunca logró establecerse y echar raíces en la patria de su marido, dónde se haría tremendamente impopular por sus constantes espantadas...


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 22:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 25904
Ubicación: ESPAÑA
Cecilia la guapa (happy)
Bueno es un temazo, ¿Fué el hijo el que tuvo relaciones con el marido de Marina?
Creo que nos va a encantar, tiene todos los ingredientes de drama, glamour, pasiones desatadas, etc...
Preciosos los cuadros, era realmente una belleza.

_________________
Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 23:09 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
sabbatical escribió:
Cecilia la guapa (happy)
Bueno es un temazo, ¿Fué el hijo el que tuvo relaciones con el marido de Marina?
Creo que nos va a encantar, tiene todos los ingredientes de drama, glamour, pasiones desatadas, etc...
Preciosos los cuadros, era realmente una belleza.


Todo a su tiempo, Sabba ;)
Pero coincido en que era realmente una belleza. Hay imágenes suyas que le cortan el aliento a cualquiera...


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 23:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 25904
Ubicación: ESPAÑA
Lo sé, pero hay que crear ambiente (grin)

_________________
Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 23:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
sabbatical escribió:
Lo sé, pero hay que crear ambiente (grin)


Se da el caso de que, en este tema, el ambiente se puede crear desde el principio evocando el matrimonio de los padres de nuestra protagonista ;) Además, es absolutamente necesario hacerlo, para comprender el devenir de acontecimientos que marcó la infancia de sus tres hijos en común...

Imagen

En este maravilloso lugar, el conjunto palaciego denominado Peterhof, que se eleva desde la época de Peter I de Rusia "El Grande" al sur de San Petersburgo, sobre el mismísimo Golfo de Finlandia, se produjo el nacimiento de Stassie en julio de 1860. Era un marco adecuado para el natalicio de la niña: a fín de cuentas, su padre, el gran duque Mikhail Nicolaevich, era uno de los hermanos del entonces zar, Alexander II. Curiosamente, tanto Alexander II, en su etapa de zarevitch, como Mikhail años después, habían tenido que sortear la misma clase de obstáculo a la hora de casarse. Ambos se habían enamorado de jóvenes y hermosas princesas germánicas: Alexander de Marie de Hesse, Mikhail de Cecilia de Baden. Sobre el papel, las dos cumplían con los requisitos de rango y linaje. Sobre el papel, claro. Porque, en ambos casos, se sospechaba que no habían sido engendradas por sus padres oficiales: los rumores atribuían la paternidad biológica de Marie de Hesse al chambelán barón August Senarclens von Grancy, quien, supuestamente, "se entendía" con la gran duquesa Wilhelmine de Hesse, malcasada con su tío materno el gran duque Louis II de Hesse; en lo que atañía a Cecilia de Baden, se daba por cierto que había sido concebida en flagrante adulterio de la gran duquesa Sophie de Baden, también malcasada con su medio tío materno el gran duque Leopold de Baden, con un burgués de origen judío apellidado Haber.

Este hecho reviste una gran significación en la historia que estamos relatando. El gran duque Mikhail compartía con todos los Romanov dos rasgos distintivos: un inmenso orgullo de casta, que rozaba la pura soberbia, y un feroz antisemitismo. Es una prueba innegable de su amor por Cecilia de Baden que saltase por encima de los comentarios que la tachaban no sólo de bastarda, sino de bastarda de un judío. Ella se transformó en la gran duquesa Olga Feodorovna cuando se casaron y ambos se establecieron en San Petersburgo, dónde tendrían a su primer bebé, Nicholas. Luego, cuando Nicholas tenía un añito, llegó al mundo Stassie.

Para entonces, Cecilia/Olga se sentía profundamente mortificada porque las damas de la alta sociedad de San Petersburgo no dejaban de mofarse de ella llamándola, a sus espaldas, Frau Haber. A Mikhail le escocía y le sacaba de quicio que otras mujeres se atreviesen a burlarse de su Cecilia/Olga. Mientras ella esperaba a su tercer bebé, que sería otro varón a quien llamarían Mikhail y al que apodarían MicheMiche por la duplicación entre su nombre (Mikhail) y su patronímico (Mikhailovich), el gran duque Mikhail Nicolaevich trató aquel espinoso asunto con su hermano zar Alexander II. Alexander II propuso una solución muy honrosa: elevaría a Mikhail al rango de representante imperial y gobernador general del Cáucaso. Mikhail y Olga, con sus tres pequeños, podrían marcharse a Tiflis, la capital del antiquísimo reino de Georgia, dónde ocuparían la cúspide de la pirámide social y nadie cometería el grave desliz de hacer befa de la gran duquesa. Así, Mikhail, Olga, Nicholas, Stassie y MicheMiche abandonaron San Petersburgo para emprender viaje a Tiflis en el año 1862.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Mar 2008 13:00 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Los Mikhailovichi serían, en adelante, los "caucásicos" para el resto de los Romanov. El gran duque Mikhail, que se consagró por entero a desempeñar su papel de virrey del Cáucaso...

Imagen

...contó siempre, en esa tarea, con el respaldo activo de su esposa Cecilia/Olga, a quien en Tiflis todos reverenciaban debidamente:

Imagen

Los dos se establecieron felizmente en el palacio de Tiflis, si bien preferían un palacio absolutamente glamuroso que se hicieron construír en un paraje idílico: Borjomi.

Imagen

Ese lugar se convirtió en el principal escenario asociado a la infancia de sus hijos. A los tres mayores -Nicholas, Stassie y MicheMiche- enseguida se añadieron Georgy ("Gogi"), Alexander ("Sandro), Sergei y Alexis. En esa "tribu infantil", Stassie ocupaba, desde luego, una posición privilegiada en virtud de su condición femenina. Se trataba de la única niña, rodeada de seis varones, uno mayor que ella, cinco menores que ella.

Hay que resaltar que el gran duque Mikhail y su gran duquesa Cecilia/Olga se definieron como padres extremadamente rigurosos. Si Mikhail se mostraba claramente estricto, severo y exigente en lo que atañía a sus retoños, Cecilia/Olga no se quedaba a la zaga de su marido. Digamos que, a diferencia de lo que ocurre en numerosas familias, no existía una compensación entre un padre autoritario e incluso tiránico y una madre dulce, afectuosa y protectora, sino que los dos ejercían una fortísima presión sobre los chicos. Desde un principio, se estableció una clara separación por sexos: los muchachos estaban a cargo de un grupo de preceptores hasta que se les enviaba a una espartana y draconiana escuela militar para cadetes, en tanto que la única fémina, ojo derecho de su papá, permanecía apartada de los hermanos, bajo la tutela de su gobernanta e institutrices. Nicholas, MicheMiche, Gogi, Sandro, Serge y Alexis esperaban con ansia los domingos, único día de la semana en el que se les permitía reunirse con una hermana por la que sentían verdadera adoración. En realidad, Stassie, con su naturaleza cálida y vibrante, constituía la única persona con la que podían dar rienda suelta a sus sentimientos.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 05 Abr 2008 20:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
En gran medida, Stassie fue la criatura mimada en el seno de la familia. Su peculiar posición la hizo la "niña de los ojos" de su severo padre, mientras que le otorgaba una especial dedicación por parte de su no menos rígida madre.

Imagen
Stassie.

Pero esa especial situación en la familia no evitó que hubiese de apechugar con un matrimonio que sus padres negociaron para ella. Stassie no tuvo voz ni voto en la designación de su futuro esposo; una vez que se encontró frente a frente con ese novio elegido por otros, no pudo tampoco darle calabazas a pesar de que lo encontró absolutamente decepcionante...


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 17 Abr 2008 14:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 25904
Ubicación: ESPAÑA
Anastasia madre de Cecilia, la foto es de paraíso


Imagen

_________________
Imagen


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Abr 2008 19:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Imagen

Retomando...

...quedamos, pues, en que la boda de Stassie con el heredero del ducado de Mecklemburg-Schwerin, situado al norte de Alemania, fue un "arreglo entre parientas". Friedrich Franz, que así se llamaba el joven, tenía entre sus hermanas a una princesa Marie Alexandrine que, pocos años atrás, se había casado con el gran duque Vladimir Alexandrovich de Rusia. Convertida, tras su boda, en la gran duquesa María Paulovna, esa mujer a la que la familia denominaba "Miechen" figuraba entre las más notables figuras de la corte rusa, aparte de ser una líder de primer orden para los círculos aristocráticos de San Petersburgo, tan sofisticados y decadentes. Los mismos círculos que, dicho sea de paso, se habían mofado, en su momento, de los supuestos orígenes "judíos" de la gran duquesa Cecilia/Olga Feodorovna, madre de Stassie.

El padre de Stassie venía siendo un tío carnal del gran duque Vladimir. Por tanto, resultó muy natural que Miechen se dirigiese a "su sobrina" Cecilia/Olga para apañar, entre ambas, el compromiso del hermano pequeño de la primera con la única hija de la segunda. Cuando las dos damas alcanzaron un acuerdo satisfactorio, Miechen envió un mensaje urgente a Schwerin para que su medio hermano Friedrich Franz viajase a Tiflis, la capital de Georgia.

El muchacho obedeció, por supuesto. Aquel largo viaje resultó una pesadilla para él, ya que, desde la infancia, adolecía de una salud bastante frágil. Era un mozo que padecía alguna afección cardíaca (probablemente algún soplo al corazón) y sobre todo fortísimos ataques de asma. Con frecuencia, además, su piel se cubría de erupciones y eczemas que le hacían recluírse en sus aposentos para que nadie le viese en semejante estado. En resumen: no se trataba de ningún vigoroso y aguerrido príncipe germánico acudiendo al encuentro de su gran duquesa rusa.

La gran duquesa rusa, Stassie, se quedó tremendamente impresionada por el mal aspecto que ofrecía Friedrich Franz. Si la joven hubiese podido oponerse al compromiso, sin duda lo habría hecho. Pero el casamiento de ambos se había concertado a gusto de las familias, de manera que no se le permitió mostrar sus reticencias.

Así que, tras unas semanas en compañía en Tiflis, la pareja, con la familia de ella, se desplazó a San Petersburgo. Acababa de anunciarse de manera oficial el noviazgo y había que preparar la boda, que se desarrollaría, por supuesto, con todo el esplendor que merecía una gran duquesa de la casa Romanov. El zar Alexander II, tío paterno de la novia, ejercería de anfitrión para cientos de invitados de elevado rango que acudirían en masa a la ciudad para presenciar la doble ceremonia, primero la ortodoxa, después la luterana. En enero de 1879, Stassie se convirtió en la esposa de Friedrich Franz, heredero de Mecklemburg-Schwerin.


Última edición por Minnie el 18 Abr 2008 20:11, editado 3 veces en total

Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Abr 2008 20:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Imagen

Si Stassie y su Friedrich Franz aprendieron a vivir en relativa armonía conyugal, fue porque él se sometió por entero a la caprichosa naturaleza de la guapa gran duquesa rusa. Desde el mismo instante en que ambos llegaron a Schwerin y se establecieron en la residencia que se les había asignado, Marienpalais, quedó claro que ella se moría de nostalgia de sus palacios rusos, su entorno familiar ruso y la refinada, así como deliciosamente extravagante, alta sociedad petersburguesa.

Schwerin no tenía nada que ver con Tiflis ni, desde luego, con San Petersburgo. El suegro de Stassie, el gran duque soberano Friedrich Franz II de Mecklemburg-Schwerin, tenía, por entonces, cincuenta y seis años; presidía la corte con su tercera esposa, Marie, nacida princesa de Schwarzburg-Rudolstadt, que le había proporcionado una hija y tres hijos (de hecho, el menor de los niños, Heinrich, tenía tres años cuando llegó a Schwerin nuestra Stassie). Friedrich Franz nunca había olvidado a su primera adorada esposa, Auguste de Reuss, muerta prematuramente, que le había dejado cuatro hijos, entre ellos Friedrich Franz y la famosa Miechen. Entre Auguste y Marie, había habido una segunda esposa, Anna de Hesse, de la que quedaba una hija, también llamada Anna.

En ese amplio círculo familiar, Stassie no llegó a encajar. Le parecía una familia muy centrada en sí misma, en una corte sorprendentemente austera y comedida, establecida en una capital "provinciana". La nostalgia de Stassie crecía por momentos: si no volvía a su país, si no dejaba atrás esa atmósfera severa y desde su punto de vista opresiva, se volvería loca. Dado que se halló embarazada al poco de la boda, Stassie hubo de rabiar y aguantarse las ganas de salir corriendo durante unos meses. Pero el 24 de diciembre de 1879 nació su bebé de nochebuena, una niña, que se bautizó con el nombre de Alexandrine, en honor a la todavía viva y enérgica madre del suegro de Stassie. La anciana pero dominante señora había nacido princesa de Prusia y había tenido entre sus hermanas a la zarina Alexandra Feodorovna, abuela paterna de Stassie. A menudo, se permitía "aleccionar" a su sobrina nieta rusa, algo que ésta no apreciaba en absoluto.

A esas alturas, Stassie no tuvo reparos en usar como una excusa para sus ansias de libertad las enfermedades de Friedrich Franz. Su marido no podía resistir el clima frío y húmedo de Schwerin, alegó. Necesitaba una temperatura agradable, tibia e incluso cálida, para reponerse de sus achaques. El gran duque Friedrich Franz hubo de ceder ante la presión ejercida por la nuera Stassie en ese sentido: se acordaba demasiado bien de que su primera amada esposa y madre del chico, Augusta, había fallecido de tuberculosis pulmonar. La pareja joven viajó a Rusia, para reunirse con la familia de ella en la soleada Crimea, dónde los Mikhailovich poseían el bello palacio llamado Ai-Todor. Desde allí no regresaron a Schwerin sino que se dirigieron al Sur de Italia, a Palermo en la isla de Sicilia.

El segundo hijo de Stassie, un varón al cual se impuso el tradicional doble nombre Friedrich Franz y que se encaramó al nacer en el segundo puesto de la línea de sucesión al ducado, nació en Palermo. El hecho, por supuesto, suscitó una oleada de críticas hacia la pareja heredera en Schwerin. La gente, desde los nobles con acceso a la corte hasta los plebeyos más humildes, no se privaba de expresar su disgusto. Pero la situación empeoró cuando, al cabo de unos meses, falleció el gran duque. Obviamente, Friedrich Franz era ahora el gran duque Friedrich Franz III y Stassie era ahora la gran duquesa consorte Anastasia. Sus súbditos reclamaban, a gritos, que volviesen a su capital para quedarse en ella con los dos niños, Alexandrine y Friedrich Franz.

Stassie no estaba por la labor. El Sur de Italia y el Sur de Francia la atraían con la fuerza de un imán a un pedacito de hierro. Disfrutaba demasiado de aquellos lugares encantadores como para aceptar la idea de vivir permanentemente en Schwerin. Pero, evidentemente, había que alcanzar un compromiso entre las justas reivindicaciones de los mecklemburgueses y los deseos privados de la gran duquesa. Se acordó que Friedrich Franz II y Stassie residirían en su ducado cinco meses de los doce de cada año; los siete restantes los pasarían en el extranjero, dónde les apeteciese, aunque, eso sí, siempre que la gran duquesa quedase encinta, se entendía que volvería a su capital para tener allí a los retoños.


Reporte este mensaje
Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 161 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 14  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro