Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 53 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5
Autor Mensaje
 Asunto: Re: MARÍA FEODOROVNA (Sofía Dorotea de Württemberg)
NotaPublicado: 15 Abr 2020 14:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 08:22
Mensajes: 1771
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Los del MNAD son más lindos pero ya los conseguiré, cuando salgamos de esto, voy.

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA FEODOROVNA (Sofía Dorotea de Württemberg)
NotaPublicado: 18 Abr 2020 11:42 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18371
Konradin escribió:
Los del MNAD son más lindos pero ya los conseguiré, cuando salgamos de esto, voy.


A la espera quedo, muchacho. Con una curiosidad ya grande, debo señalar :tongue:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA FEODOROVNA (Sofía Dorotea de Württemberg)
NotaPublicado: 18 Abr 2020 13:52 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18371
Nos vamos a dar una vueltecita por Polonia :-D :-D

Mirad qué cuadro más chulo:

Imagen


Representa una escena histórica muy relevante para los polacos: el 3 de mayo de 1791, nuestro ya viejo amigo el rey Stanislao II Augusto Poniatowsky entra casi en volandas en la catedral de San Juan, en Varsovia, dónde los miembros de la Sjem, la cámara parlamentaria polaca, se han congregado para aprobar solemnemente una Constitución para la unión polaco-lituana. Es la primera Constitución europea, la segunda mundial por cuanto la antecede únicamente la Constitución de los aún muy recientemente independizados Estados Unidos de Norteamerica. Un punto fundamental de aquella Constitución de aspiración netamente ilustrada es que igualaba a la población llana con la nobleza y abolía figuras tradicionales de su parlamentarismo como el "liberum veto" que había hecho que las potencias extranjeras se pasasen las décadas sobornando a diputados del Sjem para ir determinando el curso de los acontecimientos en Polonia. En fín...así, resumiendo mucho, o muchísimo. Esa Constitución marcó el inicio de un tiempo nuevo para Polonia y Lituania. Fue recibida con esperanza dentro de sus fronteras, pero también generó una reacción contraria, claramente hostil, en las potencias circundantes. Prusia, que había estado removiendo el avispero polaco entre bambalinas, se desmarcó ahora de una alianza puramente estratégica, situándose entre las potencias enojadas, que venían siendo Rusia (¡cómo no!) y Austria.

La muy relevante nobleza polaca, la szlachta, estaba dividida en dos facciones contrapuestas. Por un lado, existía una tradición de nobles polacos que habían vivido con apasionado interés los avatares de la Revolución en las colonias norteamericanas y habían asistido con cierta fascinación a los albores de la Revolución francesa. Eran de signo claramente reformista, aspiraban a darle un aire nuevo y decididamente reformista a la vida polaca, lo cual habían logrado plasmar en la mencionada Constitución. Por la contra, existía un grupo importante de aristócratas que creían que abriendo aquellas compuertas el país se vería inundado por una oleada revolucionaria que podía resultar tan destructiva como la francesa en lo que a ellos concernía. Perder la hegemonía social no les apetecía ni pizca, ver comprometidos de repente todos sus privilegios seculares y hallarse expuestos a un creciente jacobitismo no entraba en sus planes. El propio rey Stanislao, pese a haber participado en la aprobación de la Constitución, era claramente partidario que reforzar el control y mantener los viejos esquemas de poder.

Catalina II actuó -no íba a quedarse ella de brazos cruzados mientras se tambaleaba la estructura política y social en Polonia, país en el que Rusia llevaba décadas mangoneándolo todo-. En la primavera de 1792, el ejército ruso entró a saco, de manera que al rey no le quedó otra opción que apoyar siquiera formalmente al ejército polaco, que una votación en el Sejm había elevado a cien mil hombres y los reformistas habían incrementado con treinta y siete mil enardecidos voluntarios. Al frente del ejército estaba un sobrino del rey, el príncipe Józef Antoni Poniatowski, quien, por cierto, no tenía ninguna fe en su propia capacidad de liderazgo; por suerte, tenía al lado, marcándole de cerca, a un noble reformista que había regresado en los años anteriores a tierra polaca tras haber luchado junto a los rebeldes norteamericanos: Andrzej Tadeusz Bonawentura Kościuszko.

Como ya podéis suponer, todo ese jaleo de la guerra ruso-polaca pilló de lleno al hemano mayor de María, Ludwig de Württemberg, el que llevaba unos añitos casado con María Anna "Marianne" Czartoryska.

Imagen

Imagen

María Czartoryska.


Formalmente, Ludwig de Württemberg, que había alcanzado el rango de general de caballería, era uno de los comandantes del ejército de la unión polaco-lituana que debía parar a los rusos. Formalmente. En realidad, Ludwig no olvidaba ni por un nanosegundo que él se debía a la emperatriz Catalina, a su cuñado Pablo Petrovich y a María Feodorovna. Los Württemberg jugaban desde siempre en el equipo ruso y eso no íba a cambiar ni siquiera por cuenta de su esposa Czartoryska, ardorosa patriota en una familia que destacaba en eso del nacionalismo polaco. Ludwig llegó a fingirse enfermo para disimular su falta de interés para avanzar contra los rusos, se marcó un "a mí no me pillan en estas lides" de manual. A ojos de los polacos, fue una deslealtad absoluta o incluso una traición en toda regla, pero no se atrevieron a perseguir a un cuñado del heredero ruso. Se limitaron a retirarle el mando.

María Czartoryska había sido madre por primera vez a principios de aquel año 1792, dando a luz a un niño. El principito había nacido en Pulawy, la formidable finca del "abuelo" materno Adam Czartorisky en la provincia de Lublin, y se le había dado como primer nombre de pila precisamente el nombre de Adam. Pese a que Adam de Württemberg era un bebé de pocos meses, o quizá precisamente a cuenta de eso, María se tomó muy pero muy mal la traición de Ludwig a Polonia. Ella no podía sobrellevar la vergüenza de estar casada con un cobarde y un traidor, adujo. Con el apoyo de su poderosa familia, María inició los trámites del divorcio y estaba dispuesta a pagar un elevado precio, renunciando a su hijo para que el niño se criase a expensas de la familia ducal de Württemberg.

Todos esos acontecimientos nuestra María Feodorovna los vivió desde la distancia pero con la lógica preocupación: ella, que sostenía una correspondencia copiosa con su madre, estaba siempre muy involucrada en todo lo que se refería a su famiia de origen y era bastante industriosa cuando se trataba de asegurar el progreso de los Württemberg. Poco después del estallido de la guerra ruso-polaca, ella había pasado por un episodio personal complicado: el parto de su séptima criatura, que resultó ser la quinta hija consecutiva. Ninguno de los cinco partos anteriores habían sido fáciles, pero aquel parto, el septimo, resultó bastante dificultoso y se llegó a temer un mal desenlace. María estuvo cerca de dos días pasándolas canutas hasta que logró expulsar una hija, la quinta gran duquesa; para entonces, en su entorno estaban aliviados de que hubiesen sobrevivido la madre y la bebé, así que el disgusto por el sexo de la nueva adquisión para la nursery imperial se evaporó rápido. La abuela Catalina se fijó en que la niña era ancha, afirmando que su nueva nietecita tenía unos hombros casi de idénticas dimensiones a los suyos propios; a pesar de todo, Catalina estuvo satisfecha y decidió que ya que la niña había nacido el día en que los ortodoxos conmemoraban a Santa Olga de Kiev, se llamaría Olga Paulovna.

Olga Paulovna, pocos meses más joven que su primo Adam de Württemberg, estaba destinada a ser la única de los retoños de María y Pablo que no sobrevivió a la infancia. Murió en enero de 1795, con apenas dos años y medio de edad, tras sufrir unas fiebres persistentes y debilitantes ante la mirada desolada de su madre María que apenas ocho días atrás había dado a luz a su octavo hijo y sexta chica, la gran duquesa Ana Paulovna. Aquí dos imágenes de la pequeña efímera gran duquesa Olga:

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA FEODOROVNA (Sofía Dorotea de Württemberg)
NotaPublicado: 02 May 2020 15:22 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18371
En el otoño de 1792, justo cuando nuestra María Feodorovna se reponía del dificilísimo parto de baby Olga y mientras digería las noticias recibidas de Polonia, que tanto concernían a uno de sus hermanos y a su sobrino de pocos meses...en ese otoño de 1792, decía, dos lindas princesas alemanas, hermanas entre sí, llegaron a San Petersburgo. Eran Luise (Luischen) y Friederike (Frike) de Baden.

Catalina II había decidido hacía un tiempecito que su nieto Alejandro, el primogénito de Pablo y María, ya estaba en edad de contraer matrimonio. En realidad, Alejandro tenía quince años de edad, y es importante que nosotros tengamos ese hecho presente. Se trataba de un muchacho con una excelente presencia física y una educación esmerada, enteramente al gusto de la abuela zarina, que bebía los vientos por él; en el plano emocional, se trataba de un chico tímido y extemadamente reservado, aparte de que aún no estaba sexualmente espabilado pese al ambiente extremadamente hedonista de la corte. Alejandro no se encontraba aún en una fase de la vida que hiciese aconsejable llevarle a un matrimonio, pero Catalina veía las cosas desde otra perspectiva. Siempre estaban los rumores según los cuales la autócrata, que íba mayorcita, pensaba excluír a su hijo de la sucesión a favor de aquel nieto tan querido. En ese contexto, casar a Alejandro con una princesa que estuviese a la altura del muchacho en cuanto a belleza y distinción representaba un paso adelante.

Era bastante comprensible que a María, la madre de Alejandro, no le hiciesen ni puñetera gracia las maniobras de su suegra Catalina. En primer lugar, existían, por lo visto, algunos viejos resquemores entre los Zahringen de Baden y la familia ducal de Württemberg a la que estaba ligada María. Por otra parte, se daba la circunstancia de que las chicas de Baden, Luischen y Frique, eran hijas de Amalia de Hesse-Darmstadt, una hermana de aquella princesa que había acabado convertida en la muy desgraciada gran duquesa Natalia Alexeyevna, la primera esposa de Pablo. Había algo un tanto incómodo en el hecho de que Catalina quisiese que Alejandro escogiese mujer entre dos sobrinas carnales, por vía materna, de Natalia Alexeyevna. Ni a Pablo le agradaba recordar a su primera mujer, la que le había llevado de la nariz y le había traicionado, ni a María Feodorovna.

Pero la palabra de Catalina era ley, claro, y a Pablo y María les tocaba un "ajo y agua" de manual. En otoño de 1792, las chicas de Baden llegaron a San Petersburgo. Luise era una rubia de ojos azules y perfil griego, de figura espigada y elegantes maneras, con una voz suave y melodiosa. Frique era una castaña oscura de ojos chispeantes y aire vivaz. Cualquiera de las dos resultaba atractiva, pero Catalina se quedó extasiada con la belleza de Luise. Le pareció que Alejandro y Luise componían una pareja casi mitológica, una versión siglo dieciocho de Eros y Psyche.

Aquí unas imágenes tempranas de Luise de Baden:

Imagen

Imagen


Que no era únicamente preciosa, claro, sino también bien educada. Muy a la francesa, como resultaba tradicional en las princesas germánicas de aquel siglo; había crecido en un ambiente relativamente modesto, muy apegada a una madre infeliz en el matrimonio y con escasa simpatía entre los parientes badeneses, recibiendo una educación bastante esmerada que incluía religión, historia, geografía, filosofía y bellas artes en general. Catalina la encontró divina más que humana.

Alejandro mismo pareció proclive a la delicada y encantadora Luise, pero es que también la poderosa voluntad de su abuela le empujaba en esa dirección. El muchacho, que había crecido en la atmósfera un tanto viciada de la tensión constante entre la abuela emperatriz y los propios padres de quienes se les mantenía a él y a Constantino relativamente distanciados, había desarrollado una naturaleza indecisa, parecía incapaz de "mojarse". Así que era una suerte que Luise, la muchacha que Catalina encontraba divina más que humana, no le resultase repulsiva, sino atractiva. El drama de Alejandro y Luise radica más bien en que si les hubiesen dado tiempo y libertad para tratarse y ir aprendiendo a sentirse a gusto en mútua compañía, hubiesen podido llegar a ser una pareja bien avenida y feliz. Se les forzó a edad temprana a casarse y de ahí surgirían tantos problemas en el futuro, claro.

Luise se convirtió a la ortodoxia con el nombre de Elizaveta Alexeyevna en enero de 1793. Siguió estudiando el idioma y los usos de su nueva patria, sintiendo una intensa melancolía y añoranza en cuánto se marchó su hermana Frique. Elizaveta dedicaba media vida a escribir largas e intensas cartas a su madre, Amalia. Si María Feodorovna hubiese querido, hubiese podido encariñarse con Elizaveta, pero la suegra manifestaba notable frialdad hacia su nuera adolescente. Nunca existiría una buena avenencia entre ellas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA FEODOROVNA (Sofía Dorotea de Württemberg)
NotaPublicado: 29 Jun 2020 13:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 08:22
Mensajes: 1771
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Quiero que sepas que:
a) sigo esperando que este tima siga.
b) Me llegó el jueves "Chére Anette", las cartas que MF le enviaba a su hija Ana en Países Bajos, podía ser una madre MUY intensa :XD: pero no deja de ser muy interesante.

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 53 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro