Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 23 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
Autor Mensaje
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 29 Feb 2020 14:34 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18229
legris escribió:
Imagen

Tumba de Juana de Gales en Llanfaes Friary


Iselen no nos va a matar por desviar la atención hacia MI Dama de Gales porque es majísima, así que...

Imagen


PD: Igual se pone contenta, la compañía en los hilos históricos se aprecia muchísimo. Ise está haciendo un top muy top con Marjorie de Brus.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 29 Feb 2020 17:34 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 13291
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Yo encantada con todas las aportaciones, Minnie, precisamente uno de los problemas de estos hilos medievales es encontrar fotos que vengan al caso, así que gracias a los dos.

Tú estás fascinada por Joan de Gales y yo por la otra, su hermana Joan de Inglaterra y todas las damas relacionadas con ella... lo cierto es que es una época llena de mujeres interesantes. La comprometieron con un hijo de Felipe II de Francia pero después su padre se decidió por Hugh de Lusignan y fue enviada a los 4 años a su corte para ser criada allí. Su propia madre Isabella de Angulema quiso casarse con Hugh después de quedarse viuda porque los dos ya habían estado prometidos de antes, cuando Isabella tenía 12 años, y la ruptura del compromiso llevó a la guerra entre los Lusignan y los ingleses... El tipo retuvo a Joan secuestrada, junto con su dote, hasta que pudo echarle mano a la dote de su nueva prometida... La obsesión de Hugh no era el dinero sino los territorios que se sumarían a su condado, por supuesto, en realidad él estaba enamorado de Marguerite d'Aubusson.

Total que Joan de Inglaterra vuelve a casa y es prometida a Alejandro II de Escocia y allí va una niña de 11 años a intenta lidiar con un marido que tenía 23 y con la madre de este, Ermengarde de Beaumont, mujer de armas tomar. Su marido, el rey Guillermo el León de Escocia era un picaflor de cuidado pero nunca se atrevió a serle infiel y le permitió llevar todos los asuntos de estado cuando él mismo enfermó al final de su vida. Por cierto, su hija Marjorie condesa de Pembroke fue antepasada de la esposa de Roberto el Noble de Bruce... todos relacionados.

Joan no tuvo hijos con Alejandro pero él no se atrevía a repudiarla por si su hermano Enrique III de Inglaterra se mosqueaba. El caso es que el matrimonio no se llevaba muy bien y ella decidió pasar cada vez más tiempo en Inglaterra, ¿adivinas con quién? Con su cuñada Leonor de Provenza con la que se llevaba genial... y tú sabes que Leonor y sus otras tres hermanas reinas eran lo más :love: :love: :love: Y todo eso lo hizo antes de morirse con 27 años.

De verdad, no sé qué hacen los científicos que no inventan una forma de viajar al pasado para que tú y yo nos podamos sentar a tomar un vino caliente y especiado con Leonor de Inglaterra, Margarita de Francia, Sancha de Alemania, Beatriz de Sicilia y su madre Beatriz de Saboya.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 29 Feb 2020 18:10 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18229
Iselen escribió:

De verdad, no sé qué hacen los científicos que no inventan una forma de viajar al pasado para que tú y yo nos podamos sentar a tomar un vino caliente y especiado con Leonor de Inglaterra, Margarita de Francia, Sancha de Alemania, Beatriz de Sicilia y su madre Beatriz de Saboya.


Firmo.
Que dejen todo lo que estén haciendo y se pongan con eso.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 01 Mar 2020 17:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 13291
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Algunos acontecimientos de la guerra entre Inglaterra y Escocia afectaron a Marjorie desde el mismo día de su nacimiento que ocurrió quizá en Carlisle, el lugar donde todos los Bruce residían desde que perdieron Annandale, y donde su madre se refugiaba con sus tías: Cristina que tenía unos 17 años y aún no estaba casada con Sir Christopher Seton, uno de los hombres de su hermano; quizá también Mary que por entonces tenía 14 años y estaba a punto de casarse con Sir Niall Campbell, uno de los más leales seguidores de Roberto; su tía Isabel tenía 10 años y su tía Matilda o Margarita unos 9 y probablemente todas estaban al cargo de Eleanor, segunda esposa de Roberto el Noble, con la que acabada de casarse hacía pocos meses y de la que no sabemos nada salvo que una vez viuda se casó con Lord Richard Waleys. Por cierto que tía Mary es una de las chicas de la caja de las que os hablé al principio, pero estoy adelantando acontecimientos.

El caso es que cuando Marjorie era una recién nacida o estaba a punto de nacer, los Bruce recibieron el primer golpe: un grupo de nobles escoceses que apoyaban a Balliol atacó Carlisle en la primavera de 1296. Era una ciudad que la familia conocía bien ya que el padre y abuelo de Roberto habían sido gobernadores del área. Al mismo tiempo, a Eduardo I le llegaron noticias de que el rey escocés se había aliado con su enemigo de toda la vida, el rey de Francia, y ni corto ni perezoso decidió que ya estaba bien e invadió Escocia en una campaña brillante y muy rápida ya que el 27 de abril de 1296, la resistencia escocesa fue barrida del mapa en la batalla de Dunbar. De hecho, la responsable de este lío fue indirectamente una mujer porque el castillo de Dunbar era posesión del conde de March, que estaba aliado con Eduardo, pero su esposa Marjory Comyn, otra Margarita más, hermana del conde de Buchan, no estaba para nada de acuerdo y les abrió las puertas a los escoceses. Para que la humillación fuese completa, la ciudad fue finalmente tomada por John de Warenne, conde de Surrey, que era el suegro del rey John Balliol.

El depuesto rey de Escocia acabó con sus huesos en la Torre de Londres y más tarde se le permitió exiliarse a sus tierras francesas, al parecer aprendió la lección y no se volvió a saber de él, mientras que los Bruce recuperaron sus queridos Annandale y Carrick, quizá nuestra Marjorie nació en el solar de sus mayores después de todo… El caso es que en agosto de 1296 Roberto Bruce, Lord de Annandale, y su hijo del mismo nombre, conde de Carrick, estaban entre los más de 1.500 escoceses que juraron lealtad a Eduardo I en Berwick.

A Roberto de Bruce siempre se le ha acusado de traidor, veleta, arrimar el ascua a su sardina… Yo lo considero un tipo práctico que hizo lo que era necesario para lograr su objetivo, se arriesgó mucho y la verdad es que las cosas le salieron bien: en una de las épocas más convulsas de su país, llegó a ser rey y murió en su cama tranquilamente y eso tiene mucho mérito. El juramento de lealtad a Eduardo le duró menos de un año y en julio de 1297, Roberto estaba entre los rebeldes que se levantaron contra el rey de Inglaterra comandados por James Stewart, Mayordomo de la Casa Real y Guardián de Escocia, llamado así porque nació después de que su padre volviera de un peregrinaje a Compostela (James era un nombre poco común en la Escocia del siglo XIII) Es importante que recordéis a este hombre, no sólo porque es una figura capital de las guerras de independencia, sino porque en el futuro será el suegro de nuestra Marjorie y el abuelo del rey Roberto II Stewart… o Estuardo, si lo preferís. Sí, estamos hablando de los antepasados de los Duques de Alba… y de los reyes de Inglaterra hasta el siglo XVIII, adicionalmente.

En fin, en esta ocasión la rebeldía de Roberto no estaba apoyada por su padre sino por los amigos de su abuelo, el chico de 22 años actúa de forma independiente y se larga de Annandale para refugiarse en Carlisle una vez más. ¿Qué pasó con las mujeres de la familia? ¿Se repartieron? ¿Las tías se quedaron en casa con la madrastra Eleanor y Marjorie y su madre huyeron con Roberto pese a lo inestable de la situación? La falta de información a veces es frustrante… De todas formas, el levantamiento no duró mucho y en julio de 1297, Roberto y James Stewart estaban haciendo las paces con Eduardo en la Capitulación de Irvine… y aquí es donde vamos a hablar por primera vez del famoso William Wallace.

El problema con William es que se convirtió en un icono demasiado pronto y las historias, poemas y canciones empezaron a circular y crear su leyenda con lo que los historiadores tienen que ir desentrañando la verdad de los pocos documentos que quedan. Está claro que pertenecía a la pequeña nobleza escocesa, primo de Sir Roger de Kirkpatrick quien a su vez era pariente lejano del propio Roberto, y su familia tenía tierras en el suroeste de Escocia lo que les hacía vasallos de James Stewart. Eso es todo lo que se sabe a ciencia cierta así que el William Wallace de Mel Gibson que era súper educado, hablaba francés, se enamoró de una mujer y luego mató al sheriff de Lanark en venganza por haber matado a su esposa es licencia poética, concretamente de un poema del siglo XV. Lo cierto es que William era un tipo alto, tan alto como Roberto y Eduardo, de anchos hombros, que se aprovechaba de su envergadura para salirse con la suya: un abusón de los de toda la vida y, como casi todos los hijos jóvenes de un pequeño terrateniente que no tenía esperanzas de heredar, acabó siendo un mercenario y trabajando para el mismísimo Eduardo como arquero es sus campañas de Gales.

En mayo de 1297 mató al sheriff de Lanark durante un ataque, sin que se sepa muy bien por qué, probablemente sólo buscaba dinero fácil con un saqueo, y se unió a los hombres de Sir William Douglas, quien estuvo casado con Isabel, una hermana de James Stewart, antes de secuestrar a su segunda esposa Leonor, una rica viuda que había heredado una pasta de su marido el conde de Derby. A Eduardo no le gustó nada el matrimonio, no forzado ya que Leonor se enamoró de su secuestrador, y acabó encerrando a Douglas para liberarlo poco después, y luego volvieron a enfadarse cuando lo de la Gran Disputa y luego a apoyarse y luego acabó encerrado de nuevo cuando el rey de Inglaterra conquistó el castillo de Berwick que Douglas defendía.

A pesar de todo, podríamos decir que los problemas de Eduardo y Douglas eran personales y tenían más que ver con cuestiones de dinero y tierras que el rey le debía a su segunda esposa por la dote de su primer marido, más que por la política escocesa, así que la rebelión de este hombre a la que se unió William Wallace no tenía nada mucho que ver con la de Roberto y James Stewart. Varios grupos de nobles y jefes de clanes se rebelaron durante estos dos años y la cosa se sumaba a los que pretendían aprovecharse de la situación al estilo celta, saqueando y robando ganado sin que en realidad buscasen nada más. William era uno de esos que había logrado juntar a su alrededor a un grupo de escoceses descontentos con la injerencia inglesa en sus tierras, y de paso querían ganar dinero saqueando, y de algún modo se habían hecho famosos por sus éxitos… Había una cierta disciplina militar en este grupo de soldados de fortuna, probablemente porque Wallace tenía la experiencia de las guerras galesas muy fresca en su mente, y William era un tipo con mucha labia que los convencía para permanecer unidos y peleando en vez de volver a sus casas. La mayoría de los nobles escoceses los miraba un poco por encima del hombro por ser gente de baja estofa, muchos de ellos criminales y ladrones, pero Douglas estaba lo suficientemente desesperado y escaso de recursos como para aceptar su ayuda en 1297.

Ambos se beneficiaron mucho con el llamado Saqueo de Scone porque se apropiaron del tesoro inglés protegido en esa ciudad lo que permitió a Wallace financiar su rebelión pero la Capitulación de Irvine en julio los cogió por sorpresa: de repente, eran los únicos rebeldes ya que Roberto y sus amigos eran de nuevo aliados de Eduardo, probablemente sólo pretendían ganar tiempo mientras se reorganizaban y de hecho nunca entregaron a los ingleses los rehenes que pedían como garantía, incluida nuestra Marjorie, así que no tenían intención de cumplir. Sabían que era muy probable que la atención del conde de Surrey, el Guardián de Escocia en nombre del rey de Inglaterra, se volviese hacia William Wallace y su amigo Douglas y ellos podrían hacer planes tranquilamente. Douglas se achicó al ver la que se le venía encima pero Wallace se refugió en el bosque de Selkirk y se alió con Sir Andrew de Moray. En este momento los grandes duques y condes seguían viendo a Wallace como un mercenario con suerte pero indigno de sentarse en sus campamentos mientras que los altos funcionarios del reino no tenían problemas en aprovecharse de su éxito, como es el caso de Moray, de una buena familia de la baja nobleza, de hecho su padre fue Juez de Escocia.

Andrew de Moray había apoyado a Balliol y estaba entre los que atacaron Carlisle defendida por Roberto de Bruce y su padre, después de la victoria de Eduardo fue hecho prisionero y su familia desposeída de los altos puestos administrativos que ocupaban en el reino hasta que consiguió escapar de su confinamiento en Chester llegando a la ciudad de Avoch donde se proclamó rebelde y consiguió muchos apoyos entre los burgueses de Iverness casi al mismo tiempo en que Wallace atacaba Lanark. Así que Moray levantaba el norte en armas mientras William hacía lo mismo en el centro-oeste del país… eran aliados naturales, no podía ser de otra manera, por eso estaban juntos en Stirling, cuyo famoso castillo os presento aquí

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 03 Mar 2020 14:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 13291
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
La batalla del Puente de Stirling tuvo lugar el 11 de septiembre de 1297 y los ingleses la perdieron por arrogantes y confiados. Las fuerzas de William Wallace y Andrew Moray eran inferiores en número y en experiencia militar pero conocían la zona y simplemente esperaron a que la mitad de los ingleses cruzasen el puente, muy estrecho por lo que la infantería cruzaba de tres en tres hombres. Los escoceses atacaron a los pocos hombres que habían logrado llegar a la otra orilla y los masacraron, los de la retaguardia recularon apresurados pero la caballería venía detrás y por poco los aplasta, se formó un tapón de soldados y el puente no puedo soportar el peso, se derrumbó y la mayoría de los ingleses murieron ahogados y aplastados. Fue una derrota estrepitosa aunque yo no culpo del todo a John de Warenne, duque de Surrey y comandante de los ingleses: él hizo lo que se esperaba de un caballero de la época. La forma en la que combatía Wallace, puro oportunismo y aprovecharse del terreno, era completamente contraria a las normas de la caballería, un noble aristócrata anglo-normando, francés, español, etc, hubiese esperado a que los ingleses cruzasen el puente, se colocasen en posición y hubiesen medido las fuerzas de su caballería en una carga clásica.

A William todo eso de la caballería le importaba un cuerno y él seguía las tácticas escocesas de toda la vida, las que el propio Roberto aprendió aquellos veranos en los que robaba ganado y saqueaba con los clases aliados de su madre. Por supuesto, estas tácticas sólo sirven una vez, quiero decir, Eduardo aprendió la lección y supo que no podías fiarte de que los escoceses batallasen como caballeros. Moray murió a causa de sus heridas en batalla y William Wallace fue aclamado como Lord Protector de Esocia y armado caballero en noviembre, lo cual tiene su miga porque sólo un conde escocés podía hacer eso: Carrick, Strathearn o Lennox, pero no tenemos noticias de que Roberto estuviese presente.

Como he dicho, Eduardo I aprendió su lección y en abril de 1298 se lanzó a la segunda conquista de Escocia aprovechando el buen tiempo y comenzó a conquistar castillos mientras Wallace esquivaba un combate cara a cara que sabía que perdería… probablemente estaba buscando el lugar adecuado por aquello de aprovechar terreno y oportunidad mientras Eduardo se quedaba sin comida y suministros. En julio, el rey de Inglaterra se planteó volver a Edimburgo porque su caballería empezaba a tener que racionar la comida cuando un espía le dijo que los escoceses estaban acampados en Falkirk así que cambió de planes sobre la marcha, al estilo de su enemigo, y se dirigió hacia el lugar para obligar a Wallace a combatir. Aunque las tropas escocesas se compactaron para resistir el ataque de la caballería, lo cierto es que los extraordinarios arqueros galeses pronto consiguieron abrir huecos y muchos nobles escoceses que se habían unido a la causa pensando que William era un extraordinario estratega militar perdieron la vida mientras el susodicho escapaba.

En septiembre de 1298, William Wallace fue depuesto y nuestro Roberto Bruce se convirtió en el Guardián de Escocia junto a John III Comyn, que era sobrino del rey John Balliol. Mientras tanto, para quitarse de encima el mercenario escocés cuya reputación estaba por los suelos tras su derrota, lo enviaron a la corte de Francia a pedir ayuda para los escoceses. Roberto y John se llevaban francamente mal, los dos eran firmes candidatos al trono y por tanto enemigos, William Lamberto arzobispo de St. Andrews tuvo que ser nombrado mediador pero ni aun así funcionó la cosa y Roberto dejó el puesto en 1300. Varios lores protectores fueron nombrados y depuestos aquellos años pero el padre de nuestra protagonista no dejó de intrigar en la sombra, por supuesto, desde sus posesiones de Annandale.

En julio de 1301, Eduardo intentó la conquista de Escocia de nuevo y llegó a saquear el castillo donde Roberto nació, supuestamente, pero tampoco logró nada más y firmó una nueva tregua. Esta vez Roberto se posicionó claramente del lado inglés, harto de las conspiraciones de los aliados de John Balliol para traerlo de vuelta, y fue tachado de traidor mientras se casaba en 1302 con su segunda esposa, Isabel de Burgh en Writtle, Essex. Una elección muy diplomática si se tiene en cuenta que Roberto no estaba en condiciones de tomar una esposa escocesa por lo dicho anteriormente pero los nobles ingleses tampoco se fiaban de que no traicionase a su rey más adelante.

Isabel tenía por aquel entonces unos 18 años, diez menos que su marido, y era la hija del noble irlandés más poderoso de la época, Richard Óg de Burgh, II conde de Ulster y III barón de Connaught. Seguía casándose con una celta pero no era escocesa aunque su padre sí era un firme aliado de Eduardo I… Digamos que Roberto encontró la forma de complacer a los ingleses con su nuevo matrimonio sin cabrear demasiado a los escoceses. Ricardo “el joven,” para distinguirlo de su abuelo, se casó con Margaret, otra más, que era hija de su primo con Cecily Baillol, o sea, de la familia del viejo rey… Roberto estaba haciendo alta política con este matrimonio porque, sucediese lo que sucediese en el futuro, gracias a su esposa Isabel podía conseguir una alianza con todas las partes.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 03 Mar 2020 15:50 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18229
Iselen escribió:
La batalla del Puente de Stirling tuvo lugar el 11 de septiembre de 1297 y los ingleses la perdieron por arrogantes y confiados.


Aprovecho para plantar aquí un fotón del Puente de Stirling ACTUAL. Es un puente de piedra precioso que se erigió para sustituír a un puente anterior, de madera, destruído durante la batalla que mencionas...

Imagen


Pensar que ese lugar tan bucólico y hermoso fue escenario de una batalla causa impresión...

Y estos son Roberto de Bruce e Isabel de Burgh tal y como aparecen caracterizados en la serie The Outlaw King de Netflix:

Imagen


No puedo decir qué tal el tema de la "historical accuracy" porque no la he visto, la verdad. Pero me he acordado de la serie al ir leyendo tu tema, que, insisto, es un temazo, me tienes royendo las uñas y acabaré teniendo muñones en vez de dedos. Qué bien lo cuentas, Iselen...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 05 Mar 2020 05:28 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Dic 2008 00:48
Mensajes: 4788
Iselen =D> =D>
Una curiosidad: Eleonor de Castilla venia a ser bisnieta de Alys de Francia que había sido novia de Ricardo Corazón de Leon . Alys no se casó con Ricardo, pues se envolvió con el padre de éste, Henrique II,
Alys era huja de Luis VII de Francia y de Alienor, madre de Riicardo.
o sea, todo siempre queda en familia :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 05 Mar 2020 18:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 13291
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Amélie escribió:
Iselen =D> =D>
Una curiosidad: Eleonor de Castilla venia a ser bisnieta de Alys de Francia que había sido novia de Ricardo Corazón de Leon . Alys no se casó con Ricardo, pues se envolvió con el padre de éste, Henrique II,
Alys era huja de Luis VII de Francia y de Alienor, madre de Riicardo.
o sea, todo siempre queda en familia :wink:


Todos están siempre relacionados y convierten los árboles genealógicos en una pesadilla para los historiadores :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 05 Mar 2020 19:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 13291
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
En 1303 Eduardo volvió a invadir Escocia, esta vez llegó a la capital y se las apañó para someter a todo el país, más o menos, así que todos los nobles y líderes de las diferentes revueltas pactaron su rendición en febrero de 1304, todos menos William Wallace que había vuelto de Francia y correteaba por ahí libremente. A estas alturas ya intuís que la sumisión de los escoceses era más de boquilla que otra cosa y seguían maquinando entre ellos cómo librarse del rey inglés y sus exigencias, sobre todo en cuestión de impuestos y soldados para sus guerras en otros territorios. Las alianzas se hacían y deshacían en secreto, o eso creían, pero Eduardo los conocía bien y mantenía un ojo sobre ellos a través del Guardián de Escocia, John Comyn.

Por ejemplo, sabemos que en 1305 Roberto y el obispo de St. Andrews firmaron un pacto de amistad que al rey de Inglaterra no le gustó nada teniendo en cuenta que el obispo era el más poderoso hombre de Iglesia del país, además de una persona muy culta e inteligente. La verdad es que el obispo William de Lamberton era uno de los principales enemigos de Eduardo y había usado las jugosas rentas del obispado para financiar a Wallace, pero tras su derrota en la batalla de Falkirk el obispo se dio cuenta de que era una causa perdida y buscó un candidato mejor. Había varios, por supuesto, pero nadie estaba en mejor posición para convertirse en rey de Escocia que Roberto: tenía la legitimidad que le otorgaban sus antepasados, era un guerrero probado pero también lo suficientemente joven, tenía ricas tierras por todo el país, títulos importantes y antiguos, una nueva esposa de muy buena familia que por ser irlandesa en principio no incomodaba tanto como una inglesa 100%. Lamberton llamó a su colega el obispo de Glasgow y entre los dos decidieron hacer a Roberto rey, sin su apoyo no hubiera sido posible porque los obispos eran indispensables para la unción durante la coronación.

Eduardo estaba con la mosca detrás de la oreja y vigilaba a Roberto de cerca, incluso le ordenó entregar uno de sus castillos a su sobrino el conde de Richmond, pero recibió una gran noticia ese verano. William Wallace fue capturado en agosto, traicionado por un lord escocés aliado de los ingleses, y esta parte truculenta de la historia sí está mejor reflejada en la película: sometido a juicio por traición, negó los cargos puesto que no podía traicionar a un rey que nunca había sido su señor; fue atado por los talones a un caballo que lo arrastró por las calles, colgado pero no de suficiente altura como para romper el cuello, emasculado, eviscerado, y sus intestinos fueron quemados ante él antes de ser decapitado. Su cuerpo fue cortado en cuatro partes: su cabeza se conservó sumergida en alquitrán y fue colocada en una pica encima del Puente de Londres y sus extremidades repartidas por distintas partes de Inglaterra. Un castigo brutal y poco habitual pese a ser lo que la ley estipulaba para los casos de alta traición, lo que pasa que a los nobles no solía hacérseles todo eso por cortesía a su posición y una decapitación rápida era lo usual, pero a Eduardo le interesaba el espectáculo no sólo para intentar “asustar” a los escoceses, sino porque al ejecutarlo por alta traición dejaba claro que Wallace era su súbdito, igual que el resto de los que le apoyaron.

En septiembre de 1298, William Wallace fue depuesto y nuestro Roberto Bruce se convirtió en el Guardián de Escocia junto a John III Comyn, que era sobrino del rey John Balliol.

¿Recordáis esto? También llamado Red Comyn seguía siendo el Guardián de Escocia, esta vez en solitario, y un gran aliado de Eduardo, de hecho, estaba casado con su prima, Joan de Valence. La historia de la familia Comyn corre en paralelo con la de los Bruce, ambas son anglo-normandas y llegaron a Escocia con el rey David I, ambas descienden de él a través de las mujeres, ambas tenían tierras y títulos y derecho al trono… y ambas familias se odiaban. Los Bruce y los Comyn chocaron infinidad de veces y en las guerras de independencia se encontraron varias veces en bandos opuestos. Red Comyn competía por el trono con Roberto, era rico y poderoso, virtualmente dueño del norte del reino por sus amplias posesiones, y estaba relacionado con lo mejor de la aristocracia escocesa e inglesa por lazos familiares, pero además la enemistad era personal, no sólo cuestión de ambición… es que no se tragaban y las crónicas comentan que, durante el tiempo que convivieron como guardianes de Escocia, Red llegó a sujetar a Roberto por el cuello y zarandearlo una vez.

Los sucesos acontecidos en el año de 1306 son un poco confusos debido a que las crónicas posteriores trataban de arrimar el ascua a la sardina del que pagaba la obra: según los autores escoceses, Red Comyn era un traidor que beneficiaba a los ingleses con tal de conseguir el trono; según los ingleses, Roberto de Bruce era un monstruo asesino… las propias crónicas que encargó el rey de Escocia años más tarde tratan de justificar sus actos… En cualquier caso, los hechos más o menos probados son estos.

En el verano de 1305, Comyn y Roberto firmaron algún tipo de pacto de no agresión pero más tarde Red traicionó de algún modo el acuerdo, probablemente avisando a Eduardo de los planes de su enemigo, y Roberto, cabreado, le citó el 10 de febrero de 1306 en la capilla del monasterio de Greyfriars en Dumfries. Todo parece indicar que la idea era discutir pero ya os he dicho que no se tragaban, ambos tenían mucho carácter, y ya habían llegado a las manos más de una vez en presencia de testigos. Imaginaos en este caso en el que sólo estaban ellos y sus hombres, sin nadie que mediase o aplacase los ánimos… los golpes empezaron a volar muy pronto. En algún momento, Roberto sacó su espada y amenazó a Comyn, este se burló, Bruce le arreó un golpe en la cabeza que lo dejó aturdido y sus hombres, llevados por la tensión en el ambiente, se lanzaron sobre él y lo remataron. Otras fuentes dicen que Bruce sacó un cuchillo y lo apuñaló y dos de sus hombres se aseguraron de que Comyn estaba muerto acuchillándolo también. En cualquier caso, queda claro que en medio de una pelea, Roberto de Bruce mató o fue responsable de la muerte de su rival directo al trono dentro de una iglesia, ni más ni menos. Supongo que entendéis que eso, en la Edad Media, era un escandalazo… no el matar a tus enemigos, sino el hacerlo delante del altar y salpicar de sangre el suelo sagrado.

La metedura de pata era épica y sólo una acción decisiva podía salvar las oportunidades de Roberto. Inmediatamente atacó el castillo de Dumfries, cuartel central de las tropas inglesas, que se rindieron fácilmente al ser tomadas por sorpresa. Después, fue corriendo a Glasgow donde el obispo le dio una absolución apresurada. Las noticias de la muerte de su primo político llegaron a Eduardo apenas 10 días después y, muy furioso, ordenó al cuñado del finado, Aymer de Valence, II conde de Pembroke, atacar a los Bruce sin cuartel. A Eduardo le convenía enfatizar el hecho de que Red Comyn era parte de la familia e incluso ordenó que su hijo primogénito fuese enviado a la Corte donde fue criado con los príncipes. Después, envió emisarios a Roma y Roberto fue excomulgado rápidamente.

Imagen

Muerte de Red Comyn según el ilustrador Felix Philippoteaux.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 09 Mar 2020 14:20 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 13291
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Seis semanas después de la muerte de Red Comyn, Roberto de Bruce fue coronado rey de los escoceses el 25 de marzo de 1306 con toda la formalidad y solemnidad que el acto requería por el obispo de St. Andrews y nuestra Marjorie se convirtió en princesa a los 10 años de edad. Roberto vestía las ricas ropas de coronación de los reyes escoceses que el obispo de Glasgow había escondido para que Eduardo no se las llevase con la piedra. El obispo Roberto Wishart llevaba años luchando por la independencia de Escocia desde que había sido nombrado uno de los seis guardianes cuando la Doncella de Noruega aún era heredera del reino y había apoyado a Wallace lo mismo que su joven compañero, el obispo de St. Andrews. Como veis los nobles, casi todos de ascendencia anglo-normanda, basculaban su lealtad entre Eduardo y Escocia según les convenía pero los príncipes de la Iglesia, anglo-normandos también, estaba decididos a mantener el reino independiente. Quizá era porque conocían la situación de sus compañeros ingleses… Eduardo era un rey al uso, iba a misa y daba limosnas, pero había sido un gran reformador de la administración después de que la debilidad de su padre Enrique III convirtiese el reino en la casa de tócame Roque, y en Inglaterra todo el mundo andaba más tieso que una vara y pagaba impuestos religiosamente, incluido el clero.

En fin, a la ceremonia de coronación acudieron los obispos de St. Andrews y Glasgow, como he dicho, también el de Moray y los condes de Atholl, Menteith, Lennox, y Mar, este último hermano de su primera esposa y tío de la princesa. Era una buena representación de lo mejorcito de los nobles pero no eran todos los que debían estar, de hecho, faltaban los más importantes: los MacDuff.

Los MacDuff conforman uno de los primeros clanes de Escocia, convertidos en condes de Fife desde principios del siglo XI por el rey McBeth, luego duques, acumulaban tierras, poder y, por supuesto, la autoridad moral de descender de los guerreros pictos y no de los advenedizos anglo-normandos llegados con David I. Según la tradición, un miembro del clan MacDuff colocaba la corona en la cabeza de los reyes de Escocia, o al menos, así había sucedido durante los últimos 200 años… demasiado tiempo para que Roberto ignorase la costumbre y recordad que ya no tenía la piedra de la coronación, lo cual ya era un problema para su legitimidad como rey. No podía saltarse otra costumbre a la torera. Problema: Duncan IV, conde de Fife, tenía 17 años y era cautivo de los ingleses desde bebé, su padre había sido asesinado el año que nació. De hecho, mientras Roberto se coronaba, el conde se casaba con María de Monthermer, que era nieta de Eduardo I a través de su madre Juana de Acre

Inciso: Juana es uno de esos personajes que nos gustan a Minnie y a mí, viuda del conde de Gloucester, se casó en secreto con un simple escudero llamado Ralph de Monthemer mientras su padre negociaba su matrimonio con el conde de Saboya. Fue el escandalazo de la época ya que se suponía que las damas nobles no deberían hablar con hombres que no habían sido nombrados caballeros, mucho menos casarse con ellos. Eduardo metió al pobre Ralph en una prisión y se puso como un energúmeno con su hija que, con la dignidad de una reina, le respondió: “No se considera ignominioso o desagradable que un conde tome por esposa una mujer pobre y con poca educación; por tanto, no hay que culpar a una condesa porque quiera promocionar a un galante joven.” Toma ya… Al final las cosas se apañaron cuando era evidente que Juana estaba embarazada de nuestra María, convertida ahora en condesa de Fife.

El caso es que Duncan no estaba disponible para coronar a Roberto, y aunque lo estuviese no hubiera ido porque apoyaba al bando inglés, pero no sucedía lo mismo con su hermana Isabella MacDuff, condesa de Buchan, nieta por tanto de Alice de Lusignan que había sido amante de su medio primo Eduardo I. Isabella se sentía profundamente escocesa y muy orgullosa de su clan McDuff , guardianes de la tradición; como ya os dije antes, en la sociedad escocesa las mujeres eran parte muy importante del sistema de clanes y transmitían derechos a sus hijos que provenían de sus abuelos maternos. El caso es que, a pesar de estar casada con un primo del asesinado Red Comyn, se plantó en el monasterio de Scone el día después de la coronación de Roberto y le aseguró que la ceremonia no había sido válida porque ella no había estado presente. Con una excomunión pendiendo sobre su cabeza y sin la piedra de la coronación, el nuevo rey no se podía permitir más meteduras de pata así que toda la ceremonia fue repetida de nuevo para que Isabella pudiese ponerle la corona en la cabeza.

Poco podía imaginar la orgullosa McDuff que ese gesto iba a costarle una muerte horrible. Ella es la segunda de las “chicas de la caja.”

Imagen

El castillo de los McDuff en Fife.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARJORIE DE BRUS
NotaPublicado: 09 Mar 2020 15:27 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 18229
Iselen escribió:

Inciso: Juana es uno de esos personajes que nos gustan a Minnie y a mí, viuda del conde de Gloucester, se casó en secreto con un simple escudero llamado Ralph de Monthemer mientras su padre negociaba su matrimonio con el conde de Saboya. Fue el escandalazo de la época ya que se suponía que las damas nobles no deberían hablar con hombres que no habían sido nombrados caballeros, mucho menos casarse con ellos. Eduardo metió al pobre Ralph en una prisión y se puso como un energúmeno con su hija que, con la dignidad de una reina, le respondió: “No se considera ignominioso o desagradable que un conde tome por esposa una mujer pobre y con poca educación; por tanto, no hay que culpar a una condesa porque quiera promocionar a un galante joven.” Toma ya… Al final las cosas se apañaron cuando era evidente que Juana estaba embarazada de nuestra María, convertida ahora en condesa de Fife.



Ídola. Muy ídola.
Me rindo a sus pies.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 23 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro