Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 19 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 07 Abr 2018 18:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Como me gusta traer temas históricos que creo, pienso, no tienen hilo específico en el foro, me permito abrir este tema, con permiso de la autoridad, y si lo cree conveniente.
Si no procede llévese a donde crea oportuno.

El error de Flandes y el saqueo de Amberes: el Vietnam español

https://www.elconfidencial.com/alma-cor ... s_1545816/

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 20 Abr 2018 15:02 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Donde se podría poner este enlace? Ni Edad Antigua, Media, Moderna o Contemporánea, sola e individualmente, las abarca todas. Lo traigo aquí y que alguien cualificado lo ponga donde sea adecuado. Es tan ineteresante...

http://www.abc.es/historia/abci-forjo-i ... ticia.html

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 23 May 2018 06:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
La brutal persecución de católicos en Inglaterra: la historia de terror que empequeñece a la Inquisición
La represión religiosa contra cristianos provocó en Inglaterra más muertos que en España, donde «murieron acusados de herejía menos personas que en cualquier país de Europa»

http://www.abc.es/historia/abci-sangrie ... m_loMas=si

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 23 May 2018 13:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12886
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Una biografía para hacer justicia al olvidado Alejandro Farnesio

El abogado Luis de Carlos publica ‘Alexander’, historia de la vida del duque de Parma, protagonista en los grandes conflictos que afrontó Felipe II

Nieto del emperador Carlos V y bisnieto de Papa, sobrino del rey Felipe II, que tuteló su educación y le impuso con quien debía casarse; protagonista en la batalla de Lepanto, gobernador de Flandes y batallador por el catolicismo hasta su muerte en Francia… ¿por qué un personaje con estos mimbres no ha sido más estudiado por los historiadores españoles? El abogado Luis de Carlos Bertrán cuenta ahora la extraordinaria vida de Alejandro Farnesio en Alexander (editorial Crítica), para intentar hacer justicia a este romano nacido en 1545 y fallecido en Francia, en 1592, a los 47 años. “Uno de los personajes más fascinantes de la historia de España y, paradójicamente, uno de los menos conocidos”, subraya en el preámbulo de su libro. En la presentación de esta obra, el pasado martes, en la Fundación Carlos de Amberes, de Madrid, el autor recordó que el origen extranjero de Farnesio, su constante lejanía de la corte madrileña por sus servicios al monarca, sobre todo, y su participación en la debacle de la Armada Invencible, en 1588, le han restado posibles biografías en el país por el que peleó y perdió la vida.

Alexander, título tomado del lacónico epitafio de la austera tumba de Farnesio en Parma, llama la atención porque no lo ha escrito un historiador y porque, en un primer vistazo, se aprecia que el número de páginas con notas explicativas y referencias bibliográficas (283) es poco menor que las que cuentan la vida del personaje, como subrayó el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, padrino de la puesta en escena de este volumen. El ministro, amigo del autor, celebró la recuperación de “una figura importante”, de la que alabó su “lealtad con un rey, Felipe II, que puso las bases del Estado que conocemos hoy”. Sin embargo, “su fracaso en la Armada Invencible le hundió, incluso anímicamente, lo que fue aprovechado por sus enemigos para denigrarlo hasta su muerte”, añadió.

De Carlos, doctor en Derecho y licenciado en Económicas y Empresariales, no ocultó su admiración por el general y diplomático al que ha dedicado seis años y del que ha leído las pocas biografías que lo describen, especialmente los cinco tomos que el historiador belga Léon van der Essen publicó en 1933. Sin embargo, el duque de Parma le había empezado a atraer antes, cuando su esposa le regaló Poder y gloria. Los héroes de la España imperial, del historiador británico Henry Kamen, en el que este lamentaba “el completo olvido” de Farnesio por sus colegas españoles. Para su Alexander, De Carlos ha estudiado en el Archivo General de Simancas (Valladolid) la correspondencia de Farnesio con el llamado Rey prudente y con sus padres, así como diversa documentación. Formado en la Universidad de Alcalá de Henares, donde acompañó a don Juan de Austria, hermanastro de Felipe II, y al fallido heredero de este, el príncipe don Carlos, “Farnesio era un hombre que recibió una gran formación y que ansiaba gloria”, dijo. “Luchó contra el turco en Lepanto, recuperó casi todos los territorios que en los Países Bajos se habían rebelado contra Felipe II, lo que incluyó, en 1585, la toma de Amberes, su cumbre”. Luego llegó el desastre de Inglaterra y el desencuentro con el rey cuando este le pidió que ayudase a los católicos en Francia. Allí recibió el 24 de abril de 1592 un balazo de arcabuz en el antebrazo que se infectó y le debilitó hasta su muerte, siete meses después.

Completaron la presentación de Alexander, la directora editorial de Crítica, Carmen Esteban; el periodista Miguel Ángel Aguilar, presidente de la Fundación Carlos de Amberes, y Luis Ribot, de la Real Academia de la Historia y autor del prólogo del libro. Ribot puso el contexto al casi medio siglo que vivió Farnesio. “Un periodo glorioso de la historia de España, con una gran monarquía que dominaba el mundo. Farnesio era un no nacido en España que estuvo en el meollo de sus grandes conflictos”. También recordó las características que Baltasar Gracián atribuyó en El héroe a todo hombre excepcional, “inteligencia y valor”, que según el historiador cuadraban en el romano. Ribot puso el corolario destacando que Alejandro Farnesio “supo superar siempre sus orígenes de bastardía”, una mácula tan determinante en el Antiguo Régimen, aunque en su linaje hubiese un emperador y un papa.

https://elpais.com/cultura/2018/05/23/a ... 38254.html

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 24 May 2018 16:12 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
La gran verdad tras el mito secesionista de 1714: «España salvó a Cataluña de la Generalitat»


http://www.abc.es/historia/abci-gran-ve ... ticia.html

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 24 May 2018 16:20 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 18:57
Mensajes: 11924
Ubicación: España
El plot twist de esta historia. :-D


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 09 Jun 2018 21:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
El retrato olvidado de la gran intelectual del Barroco hispano

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ha adquirido una pintura perdida de María Guadalupe de Lencastre, una de las intelectuales más destacada del siglo XVI


http://www.abc.es/cultura/abci-retrato- ... ticia.html

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 09 Jun 2018 21:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Ago 2008 10:53
Mensajes: 2032
Ubicación: Madrid
Gracias :) No conocía a esta mujer, y me encanta, como todas las intelectuales de épocas en las cuales para una mujer era realmente complicado ser considerada como tal (love)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 11 Jun 2018 16:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Descubren la primera bandera de España
Dos estudiosos sacan a la luz la primera enseña que «posee el privilegio de ser considerada la primera que llevó un ejército español a comienzos de la Edad Moderna»

http://www.abc.es/cultura/abci-descubre ... ticia.html
Imagen

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 13 Jun 2018 14:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Las mentiras sobre la brutal persecución de brujas, ¿por qué España no participó de la barbarie europea?

Los investigadores actuales estiman que, entre mediados del siglo XV y mediados del siglo XVIII, se produjeron de 40.000 a 60.000 condenas a la pena capital por este concepto. La mayor parte de los ejecutados tuvo lugar en Alemania y los países vecinos
La leyenda negra achaca a la Inquisición española la muerte de miles de mujeres acusadas de brujería, entre otras cifras huérfanas de documentación. Los datos tumban la historia que los enemigos del Imperio español inventaron con el fin de desacreditar a la potencia hegemónica. Mientras que en Alemania se condenaron a muerte a 25.000 mujeres, se calculan únicamente 300 casos en España. El sur de Europa, en verdad, permaneció ajeno a uno de los episodios más oscuros en la historia del continente.

Salvados los siglos más tenebrosos de la Edad Media, se desató a comienzos de la Edad Moderna una inesperada obsesión por la caza de brujas, porque, según sostiene el historiador Ricardo García Cárcel, se introdujo una nueva novedad en la sociedad: «La idea de que el demonio estaba en todas partes y que las brujas habían sido creadas por él».

«A finales del siglo XVI el problema se agravó porque la intelectualidad europea y racionalista se obsesionó con el demonio y mezcló esta idea con la de las brujas»
La fiebre cazadora empezó a finales del XV, respaldada, en 1484, por el Papa Inocencio VIII en la bula Summis desiderantes affectibus: «Muchas personas de ambos sexos se han abandonado a demonios, íncubos y súcubos, y por sus encantamientos, conjuros y otras abominaciones han matado a niños aún en el vientre de la madre, han destruido el ganado y las cosechas, atormentan a hombres y mujeres y les impiden concebir». Se abría la veda.


La fiebre tornó en delirante conforme avanzaban los años. «A finales del siglo XVI el problema se agravó porque la intelectualidad europea y racionalista se obsesionó con el demonio y mezcló esta idea con la de las brujas», explica García Cárcel, autor de «La Inquisición», Madrid, Anaya, 1995. A consecuencia de este fenómeno se vivieron ochenta años de terror que afectaron, sobre todo, a la Europa central, Inglaterra y a los países más avanzados. El empeoramiento del clima, las malas cosechas y la peste azotaron el continente a finales de siglo, mientras que la persecución de brujas se intensificaba coincidiendo con las crisis económicas.

Los investigadores actuales estiman que, entre mediados del siglo XV y mediados del siglo XVIII, se produjeron de 40.000 a 60.000 condenas a la pena capital por este concepto. La mayor parte de las ejecuciones tuvo lugar en Alemania y los países colindantes. No obstante, la fragmentación política del Sacro Imperio Romano Germánico favorecía que cada ciudad se enfrentaba al problema por su cuenta. La tensión religiosa entre católicos, luteranos, calvinistas y demás herejías elevó la brutalidad de la persecución.

La intensidad en Alemania de esta persecución se explica por el fulminante éxito de Lutero, respaldado por importantes príncipes germanos, que justificó las matanzas en que la Biblia exige, en Éxodo 22,18, que «No permitirás la vida de los hechiceros». Los reformadores usaron esta persecución para incrementar su autoridad, aún precaria, y adquirir más control sobre la población local.


«Hay niños de tres y cuatro años, hasta 300, de los que se dice que han tenido tratos con el Diablo. He visto cómo ejecutaban a chicos de siete años, estudiantes prometedores de 10, 12, 14 y 15 años. También había nobles», escribió un cronista sobre los procesos que se llevaron a cabo en Würzburg en 1629. Las procesos masivos y el intercambio de acusaciones entre vecinos eran el pan de cada día en algunos territorios alemanes.

Pero, ¿realmente existían las brujas, es decir, mujeres que practicaban rituales satánicos? El mismo testimonio que se asombraba por la muerte de esos niños sostenía que no había duda de que «el Diablo en persona, con 8.000 de sus seguidores, mantuvo una reunión y celebró misa ante todos (los condenados) administrando a sus oyentes cortezas y mondaduras de nabos en lugar de la Sagrada Hostia». Si bien la mayoría de los testimonios eran producto de la psicosis colectiva, García Cárcel no tiene duda de que existían estas prácticas en distintos rincones de Europa. «La Iglesia persiguió a las brujas porque creían que hacían una competencia terrible al propio cristianismo. Eran mujeres que afirmaban que también podían intermediar con el otro mundo», señala el historiador valenciano.

España, ¿una isla para las brujas?
En el amasijo que conforma la leyenda negra contra España aparece destacada la imagen de la Inquisición persiguiendo a judíos, brujas, musulmanes y protestantes a través de los métodos más brutales. Sin embargo, al igual que la persecución de protestantes, la incidencia de casos de brujería en España fue mínima. De todos los procesos entre 1540 y 1700, solo el 8% fueron por causa de la brujería. En total, se condenó a la hoguera por brujería a 59 mujeres en España. En Portugal fueron quemadas cuatro, y en Italia, 36.

Quema de una bruja septuagenaria en Schoonhoven, Holanda, en 1597
Quema de una bruja septuagenaria en Schoonhoven, Holanda, en 1597
Esto fue así porque la brujería se vislumbraba, a ojos de los inquisidores españoles, un mal menor, en el que incurrían mujeres de baja extracción y ningún tipo de influencia social o religiosa. «En España este fenómeno nunca alcanzó niveles de fanatización del norte. La Inquisición moderna no alteró los procedimientos y la mecánica con respecto a las brujas», recuerda García Cárcel. El danés Henningsen habla en este sentido de un auténtico «escepticismo inquisitorial», donde los especialistas en leyes achacaban el fenómeno de la brujería a la ignorancia y a las alucinaciones.

Desde el principio, hubo eclesiásticos que descartaron la validez de los testimonios de las brujas, como el obispo de Ávila, Alfonso de Madrigal, que en 1436 afirmó que los aquelarres eran fantasías producto de drogas, o el dominico castellano y obispo de Cuenca, Lope de Barrientos, quien se preguntó «qué cosa es esto que dicen, que hay mujeres, que se llaman brujas, las cuales creen e dicen que de noche andan con Diana, deesa de los paganos, cabalgando en bestias, y andando y pasando por muchas tierras y logares, e que pueden... dañar a las criaturas», a lo que él mismo se respondía en ese texto: que nadie ha de tener «tan gran vanidad que crea acaescer estas cosas corporalmente, salvo en sueños o por operación de la fantasía».

En la Corona española la jurisdicción ordinaria y la religiosa (los obispos) contaban entre sus funciones habituales la represión de la superstición
El pragmatismo y la calma se impuso cuando, en 1526, el creciente problema de la brujería en Europa, al calor de las reformas protestantes, obligó a la teología española a reunirse en Granada. Henningsen se asombra de las disposiciones tomadas allí, frente a la situación de locura colectiva que se vivían en otros rincones. Estas disposiciones incluyeron el siguiente procedimiento:

-Cualquier bruja que voluntariamente confiese, y muestre señales de arrepentimiento, será reconciliada (con la Iglesia).

-En tales casos, si no median otros delitos, no habrá multa ni confiscación de bienes y solo habrá penas salutarias para su alma.

-Nadie será arrestado basándose en las confesiones de otras brujas.

La actuación del tribunal se encaminó durante los siglos XVI y XVII a la reinserción de las acusadas de brujería en el seno de la Iglesia, más que a la pena de muerte. Como ejemplo de condena benigna, una mujer llamada Isabel García, que en 1629 confesó ante el tribunal de Valladolid habérsele aparecido Satanás, con quien pactó la recuperación de su amante, fue únicamente castigada a abjurar de levi y a cuatro años de destierro.

Así y todo, hay que tener presente que en la Corona española la jurisdicción ordinaria y la religiosa (los obispos) contaban entre sus funciones habituales la represión de la superstición, con lo cual la mayoría de casos pasaron por sus manos y no por la Inquisición, cuyo registro era más minucioso. Parece que es evidente, con todo, que en España no alcanzó la represión de Europa Central.

Otra muestra de que el fenómeno de la brujería contaba con sus propias características en España es que, cuando la Inquisición moderna llevaba funcionando más de un siglo, surgieron aquí inquisidores racionalistas como Pérez Gil o Alonso de Salazar y Frías, que criticó el proceso de las brujas de Zugarramurdi.

Este proceso es tal vez el caso más famoso de la historia de la brujería en España y finalizó con un auto en noviembre de 1610 donde dieciocho personas fueron reconciliadas, seis fueron quemadas vivas y cinco en efigie (a través de un muñeco del tamaño de un ser humano que los representaba). «Alonso de Salazar y Frías empezó a desconfiar por primera vez de lo que las brujas decían sobre sí mismas. Empezó a considerar que todo aquello se había producido por una neurosis colectiva que había que erradicar», apunta García Cárcel.

Alonso de Salazar y Frías, que creía que los fenómenos de brujería eran historias inverosímiles y ridículas, presentó al Consejo de la Suprema Inquisición, el 24 de marzo de 1612, un informe crítico con el proceso de Zugarramurdi. Como destacó Julio Caro Baroja, el español «se adelantó de modo considerable a los que difundieron en Europa ideas concebidas en el mismo sentido», como el famoso jesuita alemán Friedrich Spee, que cargó contra la persecución de las brujas en el corazón del continente. Un resultado concreto del informe del inquisidor fue que se intentó reparar a las víctimas del auto de fe ordenando que sus sambenitos no quedaran expuestos en ninguna iglesia. Una consideración impensable en cualquier otro lugar de Europa.

Nunca más se juzgaría a nadie en territorio español por solo el delito de brujería, mientras en el resto de Europa continuó la persecución hasta finales del siglo XVIII.
«No hubo brujos ni embrujados hasta que se empezó a hablar de ellos», aseguró Alonso de Salazar, entre sus conclusiones. Un criterio en contra de la superstición y la ignorancia que prevaleció a partir de esas fechas. Nunca más se juzgaría a nadie en territorio español por solo el delito de brujería, mientras en el resto de Europa continuó la persecución. Una niña ejecutada en el cantón protestante de Glarus, en 1783, fue la última víctima de esta histeria prolongada durante siglos.[/b]La leyenda negra achaca a la Inquisición española la muerte de miles de mujeres acusadas de brujería, entre otras cifras huérfanas de documentación. Los datos tumban la historia que los enemigos del Imperio español inventaron con el fin de desacreditar a la potencia hegemónica. Mientras que en Alemania se condenaron a muerte a 25.000 mujeres, se calculan únicamente 300 casos en España. El sur de Europa, en verdad, permaneció ajeno a uno de los episodios más oscuros en la historia del continente.


http://www.abc.es/historia/abci-mentira ... ticia.html

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 15 Jun 2018 12:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Otra mujer en la vida de Cervantes

José Cabello, el archivero de La Puebla de Cazalla descubre pistas fundamentales para la biografía del autor del Quijote en Andalucía


https://elpais.com/cultura/2018/06/08/a ... 02650.html

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Noticiero de la Edad Moderna
NotaPublicado: 19 Jun 2018 21:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Los baños de sangre de la «Tigresa» vampira: la mujer más sádica de la historia

Decenas de esqueletos, más de 300 testigos y la declaración judicial de sus colaboradoras retrataron a la condesa Erzsébet Báthory como una mujer narcisista y sádica

http://www.abc.es/historia/abci-banos-s ... ticia.html

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 19 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro