Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 66 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6
Autor Mensaje
 Asunto: Re: FRANZ JOSEF. VIDA PRIVADA.
NotaPublicado: 20 Dic 2009 14:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Franz Joseph se topó de frente con un ambiente doméstico muy tenso en unos años cruciales para el futuro de su imperio. Poco a poco, Elisabeth afianzaba su personalidad y había mostrado una creciente determinación a no dejarse gobernar por Sophie. Sophie luchaba denodadamente por sostener su hegemonía familiar y palaciega. En realidad, Sophie triunfó en el sentido de que ella siguió siendo la que llevaba la batuta en el entorno Habsburgo; para la corte nunca dejó de ser "la auténtica emperatriz". Quizá lo peor de la prolongada hegemonía de Sophie fue que hizo de Elisabeth una madre con una escasa vinculación emocional hacia sus hijos Gisela y Rudolf, el preciado heredero del trono. Pero otro efecto lamentable fue que sus injerencias habían sentenciado a la falta de comprensión perpetua a Franz y Elisabeth.

Franz se había enamorado de Elisabeth en Bad Ischl...y seguiría amándola a lo largo de décadas. Los sentimientos de Elisabeth hacia el joven emperador con el que se había comprometido y casado son más de difusos. Todo había sucedido con una rapidez impresionante: los dos primos se habían encontrado a la hora del té de un día 16 de agosto y el 18 de agosto, día del aniversario del emperador, estaban comprometidos formalmente. Cuarenta y ocho horas para decidir el curso de una vida es algo que arrolla a cualquiera, pero, por añadidura, ella había sido una adolescente cargada de inseguridades que aún no se había repuesto por la muerte del mozo que había sido su primer amor -meramente platónico, pero primer amor, con lo que eso implica de intensidad en los sentimientos y dificultad para manejar las propias emociones-. Elisabeth había encontrado sin duda halagador que su primo Franz Joseph se empeñase en cortejarla llegando al extremo de mandar instalar columpios en el jardín de la residencia sólo por verla contenta. Pero eso, en sí mismo, ya dice mucho acerca de la naturaleza todavía infantil de Elisabeth. Unos columpios eran lo que ella más podía apreciar y agradecer.

Que Elisabeth experimentaba afecto por Franz es cierto. Quizá en otras circunstancias, el afecto hubiese podido convertirse en amor. Pero las circunstancias no les favorecieron: noviazgo a distancia, boda con toda la pompa imaginable, breve luna de miel, inmediata inmersión para la esposa en un entorno tremendamente exigente, etc. Los años iniciales de matrimonio acabaron por dejar en evidencia un hecho: a medida que se afianzaba el carácter y la personalidad de Elisabeth, resultaba más claro que no había puntos en común entre ella y Franz Joseph.

Franz Joseph era un espíritu práctico, la sensatez elevada a la enésima potencia, riguroso en el trabajo, tenaz y perseverante, disciplinado en extremo, dispuesto a vivir con austeridad al servicio de un pueblo del que se consideraba "el primer funcionario". Elisabeth era hipersensitiva, emocional, fantasiosa, impetuosa, inquieta, reluctante hacia las obligaciones derivadas de su rango, deseosa de expandir sus horizontes vitales muy por encima de las pautas sociales o de las exigencias de su posición. Él leía poco -a lo sumo manuales de instrucción militar- y no apreciaba la música -a lo sumo las marchas de aire marcial-; podía valerle una ligera opereta vienesa y las obras de teatro sencillas, de argumento fácil de seguir. Ella devoraba libros, sentía pasión por Shakespeare y con el tiempo por los clásicos griegos, mientras desarrollaba su inclinación natural hacia la poesía o la filosofía. No había mucho en lo que coincidir. El temperamento de ella rebasaba ampliamente las convenciones de su época.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: FRANZ JOSEF. VIDA PRIVADA.
NotaPublicado: 20 Dic 2009 14:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
El matrimonio imperial tuvo su "crack" en el año en julio de 1860. En esa fecha, Elisabeth, con su hija Gisela, de apenas cuatro años, emprendió una huída a Possi, en los aledaños de Munich, que haría correr ríos de tinta. Todavía hoy, se ignora qué episodio concreto pudo determinar ese episodio "emperatriz a la fuga" que puso en marcha la conexión por vía férrea de Viena a Munich antes del día previsto para la solemne inauguración de la misma. Elisabeth llegó a Possi con Gisela a su lado. Ludovika, espantada por las repercusiones públicas del acto de su hija, presionó intensamente para que Elisabeth retornase a Bad Ischl en agosto, cuando tocaba festejar el cumpleaños de Franz Joseph. Pero las presiones intensas de Ludovika tuvieron un éxito parcial. Elisabeth accedió a emprender el camino de regreso...con la condición de que la escoltasen dos de sus hermanos, Carl Theodor y Mathilde. La vuelta a casa fue de corta duració: tras unas semanas en Bad Ischl, la familia imperial hubo de volver a Viena. En Viena, Elisabeth manifestó síntomas de encontrarse enferma, de lo que en principio se diagnosticó como una "debilidad pulmonar". Eso permitió a la emperatriz manejar las circunstancias de modo que en noviembre abandonó la capital imperial, con el pretexto de que su salud requería un clima distinto. Viajó a Bamberg con Franz Joseph; de Bamberg a Anversa siguió su trayecto sin el marido, con un reducido séquito; allí embarcó en el yate ofrecido por la reina Victoria de Inglaterra, el "Victoria and Albert", que la llevó a la isla de Madeira, en el Atlántico. Elisabeth no volvería a pisar Viena hasta mayo de 1861. Y en Viena estaría solamente cuatro días, para luego marchar a Baviera porque no quería perderse la boda de su hermana Mathilde con Ludovico de Trani. A su retorno a Viena en junio, volvió a enfermar...y emprendió otra larga escapada a la isla griega de Corfú.

Se hizo muy evidente que Elisabeth "enfermaba" en Viena. Era la corte imperial la que la ponía literalmente "enferma". Seguramente, no fingía; pero probablemente somatizaba su profunda aversión hacia la familia imperial y hacia la corte en la que seguía siendo un elemento extraño y perturbador, que no encajaba ni encajaría jamás. A nadie le pasó desapercibido que lo único que hasta entonces la había retenido incluso en los peores momentos de los años anteriores -su vinculación afectiva hacia el marido- ya no era un motivo válido para sobrellevar el rechazo a la familia y a la corte.

Los vieneses atribuyeron la quiebra a un desengaño completo de Elisabetha a propósito de Franz Joseph. La versión tradicional de los corrillos vieneses radicaba en que Sissi había descubierto que su marido no le era escrupulosamente fiel debido a que había contraído alguna enfermedad venérea. Esto hay que cogerlo con pinzas. No hay indicios de que Franz estuviese sufriendo ninguna enfermedad venérea en esa época. No hay indicios de que Elisabeth padeciese ningún mal de transmisión sexual que pudiese achacarle a su marido. La fertilidad de Elisabeth tampoco se resintió, como demostraría, en un futuro, el nacimiento de un cuarto hijo. La teoría de que ella descubrió que su marido le era infiel es plausible...siempre y cuando se excluya esa referencia a una enfermedad venérea.

Si uno repasa el calendario, comprende que Elisabeth había dado a luz en tres ocasiones entre 1855 y 1860. Sophie, su primogénita, había nacido en marzo de 1855, es decir, antes de que se cumpliesen once meses de la boda de Elisabeth con Franz Joseph. Gisela había nacido en julio de 1856, cuando la pequeña Sophie contaba dieciséis meses. Rudolf había nacido el 21 de agosto de 1858, después de un embarazo particularmente complicado y de un parto extremadamente difícil que había dejado a Elisabeth postrada en su lecho, con accesos de fiebre, durante varias semanas. En total, entre embarazos, partos y recuperaciones no siempre rápidas tras los partos, Elisabeth había sido inaccesible en el plano físico para su marido durante largos períodos de tiempo. Seguramente Elisabeth no echaba de menos el sexo: era algo que la repugnaba. Pero Franz Joseph hubo de asumir etapas no precisamente cortas de "teórico celibato".

Nadie esperaba que un hombre fuese enteramente célibe en esas circunstancias. Nadie excepto, quizá, Elisabeth. Precisamente su renuencia hacia el sexo debía hacerla, tal vez, escasamente comprensiva hacia el concepto "debilidad de la carne" o "tentación". Por otro lado, se suponía que su marido estaba enamorado de ella. Y se suponía que ella, bien a su pesar, cumplía sus débitos conyugales excepto en los momentos en que portaba en su seno un retoño imperial. Se podría ir más lejos: puesto que ella era quien arriesgaba la salud en cada embarazo y parto, lo menos que podía hacer su marido era pagarlo con exclusividad. Pero, obviamente, Franz Joseph era un hombre de su época. Es posible que para él infidelidad hubiese sido tomar una favorita, al estilo de lo que habían hecho los reyes franceses en los siglos XVII y XVIII. Una cana al aire motivada por razones puramente físicas no estaba al mismo nivel que el hecho de introducir en escena una maîtresse en titre.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: FRANZ JOSEF. VIDA PRIVADA.
NotaPublicado: 31 Dic 2009 14:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Nov 2009 13:53
Mensajes: 102
Me encanta tu relato Minni ;)

En el caso este de las amantes de Franz Joseph tendo entendido que la propia Elisabeth se las proporcionaba. No se si sera esto cierto o no ya que seria contradictorio con la huida de Sissi a Posenhofen.


Feliz Año a todos!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: FRANZ JOSEF. VIDA PRIVADA.
NotaPublicado: 31 Dic 2009 17:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 12:45
Mensajes: 3684
Ubicación: Viña del Mar- Chile
Puede que en cierto punto le haya molestado pero despues lo haya aceptado y tolerado. No se, yo veo en la actitud de Sissi (que creo que nunca amo profundamente a Franz, sino que lo considero mas un amigo al correr del tiempo) como una via de escape para no entregarse a su marido, ya que por lo que he leido, no disfrutaba mucho hacerlo.

Claro, proporcionarle mujeres a Franzl significaba un alivio para ella, ya que el no le buscaria para intimar.

_________________
Carolath Habsburg (as seen on Tumblr!!)

http://carolathhabsburg.tumblr.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: FRANZ JOSEF. VIDA PRIVADA.
NotaPublicado: 31 Dic 2009 18:24 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
ArchDuke escribió:
Me encanta tu relato Minni ;)

En el caso este de las amantes de Franz Joseph tendo entendido que la propia Elisabeth se las proporcionaba. No se si sera esto cierto o no ya que seria contradictorio con la huida de Sissi a Posenhofen.


Feliz Año a todos!!!


Antes que nada: Feliz Año a tí también ;)

ArchDuke, no es cierto que Elisabeth proporcionase amantes a Franz ;) Elisabeth SÓLO promovió la amistad "especial" entre Franz y Kathi Schratt, como veremos más adelante, jajaja. Pero la vinculación de Franz con Kathi se inicia en una época muy pero muy posterior a la que estamos tratando, en un período en el que Elisabeth necesitaba a toda costa aligerar su conciencia del peso de dejar al marido casi siempre atrás porque ella persistía en su vida errante (de hecho, tenía toda la intención de incrementar sus estancias en el extranjero). Aún así, a pesar de que ella patrocionó la relación de Franz con Kathi, Elisabeth experimentaba algún sentimiento contradictorio al respecto. Se mofaba de la infatuación del marido con la actriz, aparte de que se burlaba abiertamente de la actriz, de su aspecto físico y de su tendencia a imitar el estilo de la emperatriz.

Elisabeth era una mujer con un carácter de notable complejidad. La casaron demasiado joven con un hombre situado en una posición excesivamente encumbrada; era una situación que sobrepasaba por entero a la muchacha, quien, por añadidura, no encontró puntos de apoyo en la corte vienesa de entonces. Sus primeros embarazos derivaron en una lucha a brazo partido contra su suegra por el control efectivo de la nursery. La muerte de la primera hija supuso un inevitable punto de inflexión en la existencia de la soberana, que no podía evitar torturarse a sí misma con la idea de que quizá si la niña hubiese quedado en sus aposentos vieneses en vez de afrontar un viaje con los padres no hubiese enfermado o al menos la enfermedad no hubiese revestido idéntica gravedad. En esa etapa, Elisabeth quizá pensaba que lo único que daba sentido a su constante aprensión y angustia por no encajar en el molde de emperatriz austríaca era, precisamente, su matrimonio. Tenía un marido que la amaba y que algunas veces incluso la apoyaba frente a la archiduquesa, se supone que con eso superaba con creces las expectativas de la época. Si en ese tiempo Elisabeth descubrió que él no le era escrupulosamente fiel, para ella debió representar la gota que colmaba el vaso. Tuvo que acordarse, sin duda alguna, de su madre, Ludovika, que había sufrido durante décadas las constantes relaciones extraconyugales del padre, el duque Max, que no hacía un secreto de su preferencia por sus hijas bastardas.

Con el transcurso de los años, la perspectiva de Elisabeth experimentó las naturales variaciones...Por encima de cualquier otra consideración, ella deseaba seguir sus propios designios, vagar por el mundo libremente, no tener que considerarse culpable por el abandono de un marido o de unos hijos. Una forma de lavarse la conciencia era decirse que a los hijos mayores no les había abandonado, sino que se los habían quitado, privándoles de la ocasión de desarrollar los vínculos afectivos habituales. En la misma dirección, estaba bien contribuír a que su esposo tuviese "una amiga" con la que entretener sus horas de ocio.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: FRANZ JOSEF. VIDA PRIVADA.
NotaPublicado: 02 Oct 2017 19:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Jul 2017 20:24
Mensajes: 96
Ubicación: Valencia
Buen relato..

Lastima que quedo en stand By.. pero igual aplausos


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 66 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro