Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 546 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 42, 43, 44, 45, 46
Autor Mensaje
 Asunto: Re: ANA, LA REINA DE LOS MOSQUETEROS
NotaPublicado: 15 Mar 2015 22:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Kristina estaba "apuradilla" en lo que atañe a los dineros. Para poder financiar su viaje a Francia, tuvo que recurrir a métodos que dan testimonio de cuán apuradilla andaba aquella mujer más famosa que nunca. Hubo de vender caballos (eso le dolió...) y carruajes, empeñó muchas de sus alhajas y en última instancia aceptó, tragándose el orgullo, que el Papa Alejandro VII le pusiese en las manos veinte mil coronas, el equivalente a diez mil ducados. Además, Su Santidad dejó claro que estaba más que dispuesto a prestarle a la ex reina cuatro galeras papales para que pudiese embarcar con su séquito y hacerse a la mar rumbo al puerto de Marseille. No está muy claro si el Papa quería verdaderamente ayudarla o si en estaba contento de que soltar pasta fuese una buena manera de quitarse de encima a una Kristina que, todo hay que decirlo, no siempre era la invitada más cómoda...pero el caso es que Kristina estuvo en condiciones de emprender su viaje.

Kristina desembarcó en Marseille el 29 de julio, siendo cumplimentada en el puerto por el airoso conde de Carcès. Se había previsto una ruta a seguir por la augusta señora y sus acompañantes: se desplazarían de Marseille a Aix, de Aix a Lyon, de Lyon a Beaune y después a Mâcon remontando el curso de río Saône, luego de Mâcon a Dijon, luego Fontainebleau. El itinerario lo había trazado el cardenal Mazarin y los tiempos estaban cuidadosamente establecidos. Por ejemplo, de Marseille a Lyon se consumirían diecinueve días. En Lyon aguardaba a Kristina el mismísimo duque de Guise, que sería su escolta de honor hasta Fontainebleau. La ciudad de Lyon, en la que Guise esperaba, albergaría a Kristina durante ocho días, con un amplio programa de festejos en su honor. En Dijon se les sumaría otro escolta de honor de gran distinción, el duque de Épernon, para que no sólo Guise cumpliese con aquel papel tan brillante en términos protocolarios. En Fontainebleau sería anfitriona de Kristina nada menos que Mademoiselle de Montpensier, la Grande Demoiselle. Al final, el 8 de septiembre, Kristina tendría la suerte de poder realizar una entrada triunfal en París y, tras disfrutar de la capital de Francia, viajaría hacia Chantilly a través de Saint-Denis. El encuentro, cuidadosamente planificado, entre Kristina y Mazarin tendría lugar precisamente en Chantilly. Y, derivado de esto, en la cercana Compiègne verá al joven Louis XIV, al más joven hermano de éste y a la madre de ambos, nuestra reina Ana.

El duque de Guise legó a la posteridad un interesante "retrato" de Kristina. El gran aristócrata encontró a una mujer más atractiva de lo que esperaba, a pesar de que no era alta, pero sí de figura bien formada, y de que tenía unos rasgos faciales demasiado marcados. Guise hizo notar que Kristina poseía una cara alargada, una nariz aquilina, una boca grande y una dentadura perfecta. También señaló que era más masculina que femenina, pero que poseía un intelecto destacable. En opinión de Guise, la cabeza de la ex reina sueca albergaba más conocimientos que la Academia Francesa y la Universidad de la Sorbona juntas. Probablemente, Guise exageraba, pero su exageración, perfectamente deliberada, quería transmitir la impresión que transmite: que aquella mujer tenía una excelente cabeza encima de los hombros. Curiosamente, Mademoiselle de Montpensier, la Grande Demoiselle, dejó otro retrato por escrito de Kristina. La nada convencional prima de Louis XIV se quedó no obstante sorprendida por los modos de Kristina, que juraba como un carretero, se tiraba en una silla estirándose y colocando las piernas por encima del respaldo de otra y, en conjunto, no era nada decorosa en sus maneras. Otra dama de la corte francesa cercana a la reina madre Ana, Madame de Motteville, señalaría que, en Compiègne, Kristina había destacado porque, llegada la hora de un banquete ceremonial, se vistió para él precipitadamente, sin tomarse el interés necesario en acicalarse, de modo que parecía una "gitana" pero no lo "bastante oscura en cuánto a su aspecto" para que ese término aplicado pudiese resultar incluso algo digno de elogio por caer en el ámbito de lo puramente exótico.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANA, LA REINA DE LOS MOSQUETEROS
NotaPublicado: 15 Mar 2015 23:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Kristina y el cardenal Mazarin eran lo que podríamos denominar "adversarios o incluso enemigos naturales". Había "un pasado" entre ellos dos, un pasado bastante turbio que no favorecía en absoluto la suave armonía de la que ambos pretendían hacer alarde en Compiègne. Durante la época en que Mazarin se había visto caer desde lo más alto por cuenta de la turbulenta Fronda, Kristina, considerándole un cadáver político, no se había resistido al placer de vituperarle. De hecho, le había puesto a caer de un burro no una sino un millón de veces...y nuestro Mazarin lo sabía. Por eso, en cuanto Kristina había abandonado Suecia tras renunciar a su cetro y corona para dirigirse a Flandes, pasando primero por Antwerp para luego establecerse en Bruselas, Mazarin le había devuelto afrenta por afrenta, lanzando una nada sutil campaña de desprestigio contra la ex reina. Pero esos turbios antecedentes no excluían el hecho de que Kristina, al llegar a Compiègne, esperaba que Mazarin se convirtiese en un aliado estratégico de cara a un proyecto terriblemente ambicioso: hacer de ella la flamante reina de Nápoles, por entonces un reino en la parte meridional de la península itálica controlada por los Habsburgo de España. Nápoles pertenecía a los españoles, que tenían allí establecido un virreinato; en esa época concreta, Felipe IV de España había encomendado el papel de virrey en Nápoles al conde de Castrillo. Castrillo era muy puntilloso en el cumplimiento de su deber: de hecho, cuando Kristina hizo su apoteósica entrada en Roma, había dicho que quería visitar Nápoles en breve, pero Castrillo, pese a que oficialmente Felipe IV había afirmado que la nueva luminaria católica sería recibida con esplendidez en cualquiera de sus dominios, había dejado claro que Nápoles no íba a acoger con hospitalaria grandeza a la ex monarca sueca. Posiblemente, Castrillo ya estaba al tanto del interés de Kristina por llegar a ser reina en Nápoles, pero es interesante saber que, en ese tiempo, en Madrid no lo veían claro, de hecho pensaba que alguien estaba difamando a la pobre sueca para hacerle pagar un alto precio por su conversión al catolicismo. Castrillo llegó a ser reprendido desde Madrid por mostrarse tan arisco hacia Kristina...

El caso es que Castrillo no andaba nada desencaminado. En abril de 1856, meses antes de su viaje a Francia, Kristina había añadido a su séquito a un caballero llamado Gian Rinaldo Monaldeschi. Monaldeschi pertenecía a una ilustre familia, pero empobrecida, de Orvieto; no tenía, según los estándares del momento, dónde caerse muerto por mucho que pudiese presumir de ancestros. Lo sustancial en su biografía es que en 1647, justo tras el fracaso de la rebelión de Masianello, Monaldeschi había luchado con los franceses frente a los españoles. Lo que perseguían entonces los franceses estaba claro: arrebatar a los españoles el dominio del hermoso, y estratégicamente situado, reino de Nápoles. En 1654, siete años después, de nuevo es posible seguirle el rastro a Moneldaschi participando en otra intentona para hacerse con Nápoles. Entonces, había comandado a un grupo armado reclutado, prácticamente a escondidas, por el muy profrancés cardenal Antonio Barberini. Esta segunda aventura napolitana también había fracasado, pero Moneldaschi había salido adelante gracias a la protección de los cardenales Rinaldo d´Este y Antonio Barberini.

Cuando Moneldaschi entró a formar parte de la casa de la ex reina de Suecia...¿lo hizo como un agente a sueldo de Mazarin? Los antecedentes de Moneldaschi hacen plausible esa hipótesis. Si Mazarin quería tener vigilada de cerca a Kristina, desde luego Moneldaschi era un candidato perfecto para ocupar esa posición de espía doméstico de ex reina de Suecia...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANA, LA REINA DE LOS MOSQUETEROS
NotaPublicado: 16 Mar 2015 00:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 09:47
Mensajes: 9559
(...)
Qué razón llevas, Sam...uno se descoloca y tiene que volver hacia atrás, arrancar de nuevo la historia, porque ya no sabe ni quien era quien ni cómo se había ído sucediendo el relato de su vida. Pero tiene su parte enriquecedora. Obliga a repasar hechos, para colocar bien las nuevas piezas del puzzle. Eso es bueno, creo, jajajaja, el que no se consuela es porque no quiere ;-)[/quote]

Y tanto que enriquece releer,pero si sigues con atención el tema desde la primera vez enseguida te sitúas.Tú sigue, aunque termines en la Sierra de Cazorla. :lol:

Me río porque lo de la Sierra de Cazorla es una anécdota familiar muy graciosa

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANA, LA REINA DE LOS MOSQUETEROS
NotaPublicado: 23 Nov 2016 16:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12544
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Aunque no entendáis francés es interesante verlo porque es la primera vez que permiten entrar cámaras a grabar el gabinete de reliquias del Escorial :thumbup:


_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANA, LA REINA DE LOS MOSQUETEROS
NotaPublicado: 23 Nov 2016 16:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 15:24
Mensajes: 1906
Ubicación: Huelva - España
Jo, ¿no hay manera de conseguirlo subtitulados? :cry:

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANA, LA REINA DE LOS MOSQUETEROS
NotaPublicado: 23 Nov 2016 16:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12544
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
No es el Escorial, es en las Descalzas Reales a partir del minuto 29:50. Es la habitación original de Juana de Austria, la fundadora.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 546 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 42, 43, 44, 45, 46


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro