Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Antonin Nompar de Caumont, Duque de Lauzun
NotaPublicado: 08 Abr 2012 20:41 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Oct 2009 04:01
Mensajes: 11403
Me alegro del regreso de Lauzun (like) Y en mi opinión lo que puede llegar a aburrir es mucho texto sin imágenes. Al describir acontecimientos del pasado, que nos resultan tan lejanos en todos los sentidos, no hay nada como un buen surtido de imágenes para recrear personajes y escenarios y revivir las historias con mayor intensidad; y todas las que estás incluyendo en el hilo vienen muy a cuento y son muy descriptivas, así coincido con Minnie, no sobra ni una :thumbup:

_________________

"Buscad la Belleza, es la única protesta que
merece la pena en este asqueroso mundo"
(R. Trecet)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Antonin Nompar de Caumont, Duque de Lauzun
NotaPublicado: 09 Abr 2012 00:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Minnie, muchas gracias, tus palabras son un bálsamo siendo que (y todos acordarán estimo) eres el alma de este lugar, no he hecho menos que dejar mi propio estilo y copiar un poco el tuyo ya que es de lejos EL estilo del 'foro dinastías'. :wink:

Vandal, eso creo yo pero últimamente es tanta la info que tengo que meter y tantos hechos anteriores que describir, de forma superficial además, que sin alguna que otra ilustración se vuelve imposible contextualizarlo.

Pero les juro que este hombre promete... Spoilers: Hay que tener muchos cojones para esconderte debajo de la cama de Louis XIV le Roi Soleil cuando está con su amante para escuchar lo que hablan de tí y poder contratacar con la verdad misma. No comparto sus métodos, pero hay que reconocerle que siempre tuvo estilo.

***

Cual todo gentilhombre de aquella época que se precie, Antonin alternaba la vida cortesana con los placeres (sic) de la guerra. En agosto de 1663, se encontraba en la Lorena sirviendo en calidad de ayuda de campo de Su Majestad a la par del conde de Guiche, su primo. Ávido, como siempre, de llenarse de gloria, participó en el asedio de Marsal, que el duque de Lorena había rehusado ceder a los franceses pese a su anterior compromiso y unos pocos meses después, también formó parte del cuerpo expedicionario encargado de vengar en los Estados Pontificios el insulto hecho al embajador de Francia en Roma, el marqués de Créqui.

Este hecho amerita ser detallado por lo inverosímil del caso y cómo terminó siendo una muestra de poder o cómo se dice en la jerga: “ver quién podía más”.
El 20 de agosto de 1662 guardias corsos del Papa seriamente embriagados habrían injuriado a los miembros de la embajada francesa en una calle cercana al Palazzo Farnese que ya en aquel entonces era la embajada del reino de Francia ante el Vaticano, lugar que al día de hoy desempeña pero frente a la República de Italia.

Imagen
Palazzo Farnese, Roma. Sede hace más de 300 años de la embajada francesa en Italia.

La forma en que se encadenaron los hechos es predecible, los soldados franceses respondieron con insultos de igual o mayor calibre, seguro se insultaron a ver quién era más sucio (los franceses siempre han tenido mala fama en esa área), los italianos respondieron, alguno desenvainó (no importa quién primero) a lo cual siguió un enfrentamiento en el curso del cual encontró la muerte un paje francés. Esto podría haber quedado en la nada pero no contaban con las ambiciones de poder de Louis XIV.

Explotando ese trágico incidente, quiso mortificar Roma y obtener reparación de ese 'atentado sacrílego' (sic). Esto (y lo digo como estudiante de Relaciones Internacionales) fue una de las primeras manifestaciones de lo que se ha llamado la “diplomacia del rango”, destinada a subrayar, y si fuera necesario por la fuerza, y generalmente era de esta forma, la preeminencia francesa en Europa.

Dado que el pontífice Alejandro VII mostraba poca prisa/interés (por no decir que se mostraba renuente a rebajarse a tal cosa siendo el representante de Dios, nuestro Señor en la tierra) en satisfacer sus exigencias, el rey, en febrero de 1663, hizo ocupar Avignon y el Comtat-Venaissin. Claro que aquello no alcanzó para obtener lo que deseaba, ergo, decidió enviar a los ducados de Parma y de Módena a sus tropas con 16.ooo hombres dirigidos por el teniente-general Monsieur de Bellefonds, y al mariscal de campo Monsieur de La Feuillade.
Tiempo después, las 6 compañías del regimiento real de dragones, de 100 hombres cada una, que se encontraban apostadas en Provence, recibieron la orden de reunirse con las tropas de Bellefonds y La Feuillade. Puyguilhem, él, siempre él, al mando de los dragones, se adentró en el Piamonte el 22 de diciembre, atravesó el Milanesado con el permiso de los españoles (mejor esto a que destruyeran y de paso saquearan todo) y, el 10 de enero de 1664, llegó a Parma. Ese mismo día, tras un desfile de los dragones para regocijo de la duquesa de Parma, que provocó admiración y temor entre los parmesanos, Antonin ordenó a sus hombres trasladarse a Módena sin esperar las celebraciones programadas para el enlace del duque de Parma con Isabel de Módena. Luis XIV había propuesto a la soberana de Módena, Laura Martinozzi, sobrina del cardenal Mazarino, apostar sus tropas o sus dragones aumentados con algunas compañías de caballería. La hermosa duquesa de haber tenido la opción habría preferido no recibir a nadie pero, nobleza obliga, pidió los dragones de Puyguilhem que estaban "todos en muy buen estado, con buenas monturas, bien armados y vestidos".

La llegada de esa soldadesca, venida oficialmente para garantizar la seguridad de los ducados contra toda tentativa bélica de la Santa Sede (sí, es increíble que se intentaran convencer de estas patrañas), inquietó profundamente a las autoridades ducales que, por desgracia, no tenían los medios para rehusar la muy vergonzosa "protección" (por así decirlo) gala. Peor aún: se anunciaba la llegada de un segundo cuerpo expedicionario bajo el mando del viejo mariscal-duque du Plessis-Praslin, lo que elevaba el número de soldados franceses a ¡¡¡33.000 !!!

Imagen
Cesar de Choiseul, Mariscal-Duque du Plessis-Praslin (1598 - 1675)

Es posible inferir lo muy dichosos (je) que se sintieron los súbditos de Módena y Parma ante esa avalancha de tropas indeseables, tanto que hicieron lo indecible para convertir la estancia de aquellos extranjeros en una auténtica pesadilla, al grado de multiplicar las trabas y creando no pocos problemas, a saber…
- Aumentaron los precios de los forrajes y de los productos de primera necesidad.
- Escondieron las reservas de trigo y las botellas de vino.
- Les negaron asilo en los mejores alojamiento posibles con excusas muy formales y diplomáticas pero que no dejaban dudas que lejos estaban de ser reales.
Los franceses tuvieron que arreglarse como podían con mugrientos e improvisados 'lechos' de paja y apolilladas mantas. Aquellos que se alojaban en la ciudad o en los suburbios no podían hacer fuego ya que nadie quería venderles leña. Peor aún lo pasaban los que estaban reagrupados en las masías o caseríos aislados, cercados por la nieve y los bandidos.

Podrán imaginarse que a nuestro orgulloso marqués de Puyguilhem le disgustaba la vida de acuartelamiento, siempre ocupado en hacer maniobras & planear diferentes entrenamientos con el fin mantener la disciplina y el orden e intentando apaciguar las rivalidades entre soldados condenados a la inacción (sin nada mejor que hacer que discutir por nimiedades) porque los aguerridos dragones se llevaban pésimo con los demás cuerpos de caballería.
Antonin no había nacido para ese rol paternal-militar, le resultaba desagradable tener que castigar a los borrachos y a los ladrones de gallinas. Era un trabajo ingrato para aquel que aspira a la gloria & los laureles. Podemos decir que a diferencia del resto tuvo algunas posibilidades de lucirse ya que recibió la orden de ir en busca de forraje a Mantua con su posterior traslado a Venecia, donde debía explicar las razones de su presencia ante las autoridades de la Serenísima República, también en extremo felices de recibir un regimiento francés a las puertas du siempre libre ciudad.

A principios de marzo la situación no daba para más, Puyguilhem, al igual que los demás, acogió con profundo alivio la orden de regresar a Francia; gracias el Tratado de Pisa, logrado no sin muchos tires y aflojes por ambas partes, Alejandro VII aceptaba licenciar per secula seculorum a su guardia corsa y enviar a Fontainebleau un legado para presentar oficialmente sus excusas y, para mayor humillación de la Santa Sede, la promesa de erigir una pirámide expiatoria en recuerdo al insulto hecho a Su Cristianísima Majestad.

Imagen
El 29 de julio de 1664, Luis XIV recibía en audiencia al legado diplomático del Papa Alejandro VII, el Cardenal Chigi, en el Castillo Real de Fontainebleau para recibir las excusas oficiales del Pontífice romano. Tapiz de los Gobelinos perteneciente a la serie de 'La Historia del Rey'.

Antonin estaba al tanto de que se iba a trasladar una parte de las unidades de Italia al cuerpo expedicionario de Monsieur de Coligny, la cual se encargaría de socorrer al Emperador, por lo cual solicitó su traslado a Alemania. El rey le respondió el 1 de abril: "He leído con sumo placer vuestra carta. Me agradaría oíros particularmente sobre vuestras conversaciones de Venecia, cuando llegue Ud. aqui. En cuanto a lo de Alemania, no es una cosa en la que debáis pensar ahora..."

Era, sin dudas, una negativa formal acompañada de una orden de regreso. Decepcionado al no poder medirse ante las fuerzas turcas tuvo que abandonar Parma el 6 de abril.

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Antonin Nompar de Caumont, Duque de Lauzun
NotaPublicado: 26 Jul 2013 22:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Feb 2008 11:02
Mensajes: 4396
Konradin....acabo de releer el tema...y me he quedado con un poco de hambre de más... :mrgreen:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Antonin Nompar de Caumont, Duque de Lauzun
NotaPublicado: 02 Abr 2014 06:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Sí, he vuelto por aquí, veremos si podemos llevarlo hasta el final, ¡no prometo nada! :XD:

***

Dejamos al duque allá por 2012 con las ganas de haber ido a la guerra ante la negativa del rey que deseaba conservar a su favorito en su órbita. Sigamos...

Regresado de la campaña italiana con el rabo entre las piernas, Puyguilhem decidió que si bien no podía invertir su energía en la conquista en el campo bélico lo haría entonces en el sentimental retomando su carrera de don Juan, una tras otra caerías en sus brazos. Ya por por entonces, aseguraba la Gran Mademoiselle, sin notar el peligro que corría, (...)"era el más hermoso joven de la corte, el más guapo, el de mejor tipo y de mejor apariencia". La gran mayoría de las damas de la corte caían de forma literal a sus pies, presas de un loco amor por él, lo querían y deseaban como amante, al respecto de este período el conde de Bussy-Rabutin se permite dejarnos unas palabras: (...) "Todo venía de una cierta suficiencia muy aparente, que jamás disgusta cuando no es fingida y tiene cualidades que gustan aún más. Todo se sabe gracias a las habladurías. Se supo que Lauzun valía. Se le cortejó. Se vio obligado a ser brusco, inconstante, y con inconstancia no contentó a todas las coquetas". Un ser particular siempre metido en líos... :hehe:

Entre las que disfrutaron de su... "compañía", figuraba el nombre de la altanera madame Catherine de Neufville-Villeroy, condesa de Armagnac y esposa del Caballerizo Mayor de Francia, que era, segú Madame de La Fayette, una belleza a toda luz; Madame de Coëtquen, igual de bella, cayó en sus manos también al igual que Claude-Marie du Gast d'Artigny, condesa du Roure, intrigante por defecto que posteriormente quedaría pegada en el siniestro asunto de los venenos y no olvidemos a la joven Madame de Villequier, Madeleine Le Tellier, hermana del marqués de Louvois que acababa de cumplir diecisiete años cuando cayó en sus manos. El marqués persiguió también a la prima de Madame de Villequier, la duquesa de Foix-Randan que, por otro lado, era "prima política" suya y tenía apenas ¡quince años! Como ven, no dejaba títere con cabeza... Pero con Madame de Foix-Randan no tendría suerte, la duquesa llevaba una conducta algo extraña para la época y corte en la cual se allaba, no sólo amaba a su marido de verdad sino que llevaba una vida virtuosa, por eso cuando la joven se vio asesiada tanto por el marqués como por el conde de Sault no dudó en denunciarlos con su marido ante los cuales los dos nombrados se tuvieron que meter en franca retirada antes que el asunto pasara a mayores...

Imagen
La condesa de Armagnac, una de la víctimas del marqués

Y es aquí dónde entramos en uno de sus enigmas sobre el que aún se debate, hay una de sus posibles conquistas que siempre negó haber tenido affaire algun con su persona mientras el marqués siempre se mantuvo alguno irónico al respecto a lo largo de todo el asunto. ¿Tuvo entonces el marqués "suerte" también con la hija del duque de Mortemart? Sí, no hablo de otra que la siempre sorpresiva, madame Françoise Athénaïs de Rochechouart, marquesa de Montespan, por entonces aún dama de honor de la reina Maria-Teresa que ya hacía oír en los salones de palacio el sonido de su rápida lengua, su bella risa y se dejaba observar a la espera de pescar un "pez más gordo". La verdad, no se sabe... Una novela satírica de aquella época, que se le atribuye al conde de Bussy-Rabutin llamada "Los Amores de Madame de Montespan" proporciona muchos detalles sobre la supuesta aventura. La duda parte de que si bien era una novela... El conde, o su autor real, la habría utilizado para prender fuego a la marquesa de Montestpan. Según el autor, por pura coquetería nomás, la marquesa había jugado con el marqués entre 5 y 6 semanas hasta finalmente concederle el último "favor". Si hubo tal, la relación duró lo que un suspiro, pero lo suficiente como para permitirle al marqués afirmar, con cierta maldad, que el rey recibía 'las sobras'... :XD:

Imagen
La siempre peligrosa marquesa, maîtresse-en-titre del rey

Al respecto, Madame de Caylus daría también la nota echando por tierra los rumores al afirmar la falsedad de los mismos, dejaremos que ella hable por sí sola: (...) "Se ha pretendido, con malicia, que Mr. de Lauzun había estado con Madame de Montespan, antes de que fuera amante del rey: nada es más falso, si he de creer lo que me dijo Madame de Maintenon". Tuviera la condesa razón o no, al final de cuentas, el rumor favorecía a Antonin y su reputación donjuanesca, era alguien de cuidado...

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Antonin Nompar de Caumont, Duque de Lauzun
NotaPublicado: 02 Abr 2014 10:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12533
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
:DD :DD

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro