Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 53 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 12:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7858
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
:thumbup:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 16:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Mil gracias por los ánimos Doulce y muy honrada, caballeros, de que les esté gustando el relato.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
¿Seguimos?.... vamos allá! Nos habíamos quedado en: Alfonso y Ermesinda tuvieron, que sepamos, tres hijos: Fruela I, Vímara y Adosinda (aquí está, por fin). Muerto Alfonso de muerte natural tras un reinado de 18 años le sucede su hijo Fruela I, que reinará del 757 al 768.

Fruela I fundó la ciudad de Oviedo en la cima de una colina donde existía ya un monasterio en honor a San Vicente y construyó un palacio en un terreno de su propiedad. Como ya veremos a este hombre puede acusársele de muchas cosas, pero olfato estratégico para fundar ciudades tenía un montón: Oviedo se asienta en una cima que domina el valle, con abundante agua, en una vega muy fértil entro los ríos Nora y Noreña, protegida al sur por la Sierra de Aramo y al oeste por el Monte Naranco, en un cruce de comunicaciones importantísimo (el eje norte-sur es la Via de la Plata y el este-oeste es el paso entre Cantabria y Galicia) y cerca de la costa pero protegida de los ataques piratas. ¿Se puede pedir más? Pues sí, Oviedo es ante todo una ciudad fundada por amor. Ya cumplidos los treinta años Fruela se casa con Munia, una moza vascona de buen ver que además era hija de un importante jefe local formando una alianza política que supone el fin de una serie de rebeliones de tribus vascas que tenían preocupado al rey (aunque la Crónica del Manipulador dice que era una esclava capturada, de verdad, no puedo con este hombre). El caso es que para tranquilidad de la chica, que no fue muy bien recibida en suelo astur por ser “extranjera” aunque como lo dicen las Crónicas no sé si creérmelo, Fruela funda Oviedo y la instala como la reina que era para que aquí de a luz a sus hijos y aquí nació Alfonso II el Casto, que algún día alcanzará la gloria de ser el mejor rey de Asturias.

Imagen

Esta es una reconstrucción bastante fiable, a partir de los restos arqueológicos, de lo que fue el palacio primero de Fruela y más tarde de su hijo. Si conocéis Oviedo la situación sería hacia el lado sur de la Catedral actual, en una pequeña callejuela que comunica más o menos la Plaza de la Catedral con la plaza donde se encuentra el Palacio Arzobispal y que se llama Tránsito de Santa Bárbara. Tras unas verjas se pueden ver los restos del palacio en lo que hoy se llama el Jardín de Pachu, que fue un famoso campanero de la catedral. Fijáos en la imagen, a la derecha, sobre la firma del arqueólogo Víctor Hevia, ese espacio pegado a la torre con dos ventanitas y cuatro contrafuertes... eso es la Cámara Santa, lo único que aún se mantiene en pie del primitivo hogar de los Reyes de Asturias.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
En estas fechas, suponemos que Adosinda vivía con su hermano en esta nueva corte y absolutamente encantada con su sobrinito, al que adoraba y cuyos derechos vivirá para proteger. Sobre su infancia no sabemos nada, adolescencia ídem… pero sí puedo deciros una cosa, aprendió por las malas a desenvolverse en una corte intrigante llena de víboras con mucha diplomacia y debía ser de algún modo ilustrada, vaya usted a saber lo que eso significaba en la Asturias de la época, pero por lo menos sabía lo suficiente como para poner nervioso al mismísimo Beato de Liébana, que menuda buena pieza era también como veremos.

Como los hombres que fundan ciudades por amor me caen bien (por ejemplo Abd-al-Rahman III para su Azahara) pues voy a tratar de ser amable con la descripción de Fruela I, digamos que tenía un carácter… un poco difícil, llegando a dar muerte con sus propias manos a su hermano Vímara. Claro que lo de que era un salvaje lo dicen las Crónicas del susodicho… si nos atenemos a los hechos pensad que el rey se casó con treinta años cumplidos, en una época en la que la gente se moría joven, así que es probable que Vímara se frotara las manos viéndose rey y luego el monarca se nos casa y tiene un hijo… empiezo a pensar que el culpable de las críticas contra Munia va a ser su cuñado que veía peligrar su dorado futuro ¿no? Allá por el año 1998 en unas obras de restauración en la cripta de Santa Leocadia en la Catedral de Oviedo se localizó una lápida de granito que menciona la fundación por parte de Vímara de un hospital para marineros o náufragos y en la que se llama a sí mismo, sin ningún pudor, “egregio entre los príncipes”. Bueno, ahí se pasó, porque el título de príncipe pertenece desde el siglo VIII al monarca reinante y la pretensión por parte del hermanísimo de usarlo supone una traición gravísima, aparte que las Crónicas dicen que el fratricidio tuvo lugar por “rivalidades en torno al reino”, o sea, que pretendía usurpar el trono, así que si bien no se puede justificar el asesinato sí es comprensible… además, que otros lo han hecho a los largo de la historia a escondidas, por lo menos Fruela tuvo los arrestos de mancharse las manos él mismo.

La cosa sentó mal en el hervidero de intrigas, aspiraciones y ambiciones que era la corte y así, después de un fratricidio viene un regicidio y los nobles apuñalan al rey en su propia cama tras once años y tres meses de reinado, probablemente instigados por un primo del asesinado que asciende al trono como Aurelio I. A partir de aquí se destapa la caja de los truenos y vamos a intentar no liarnos con los distintos partidarios de las dos famosas estirpes que se están dando palos. Aurelio es hijo de un hermano de Alfonso I de Cantabria por lo tanto primo carnal de nuestra Adosinda… peeeero no es de la estirpe de Pelayo, es un usurpador de la rama colateral y no tiene relación ni siquiera por matrimonio.

No sabemos qué fue de Munia, pero la cosa pintaba mal para Adosinda (peligrosa mujer que transmite derechos al trono) y para nuestro bebé Alfonso que es el “heredero legítimo”. Alfonso es enviado al monasterio gallego de San Julián de Samos donde su tía espera que le den una educación acorde con un futuro rey mientras que Aurelio espera que acabe tomando los hábitos y deje de fastidiar con su simple presencia. Es en estos momentos donde sale a relucir la diplomacia de Adosinda que capea el temporal en la corte hasta que… zas! va y se nos casa rondando ya la cuarentena. Vamos, que no era ninguna moza pero menudo partidazo se pescó. Su recién estrenado marido se llama Silo y es un terrateniente que está forradísimo, un gran propietario en la zona del noreste de Lugo capaz de movilizar hombres y armas y que sirve ni más ni menos que para reforzar el linaje de Pelayo. Así que ya veis, nos salió lista Adosinda…

Aurelio muere en el año 774 y suben al trono Silo y Adosinda. Una vez más vemos cómo triunfa la diplomacia de la reina puesto que contenta a las dos facciones: Adosinda es nieta de Pelayo pero también es nieta de Pedro de Cantabria. La reina reúne ambos derechos sucesorios y se los transmite a su marido Silo que se convierte en el valedor de la causa del linaje de Pelayo y en un golpe de mano traslada la corte a Pravia buscando un lugar mejor situado, más próximo a lo que eran sus posesiones territoriales y alejado del ambiente hostil de Cangas de Onís donde se asentaba la facción cántabra.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Pravia reúne unas magníficas condiciones geográficas: próxima a la costa, en el fondo de la ría que forma el Nalón, está situada al final de la vía romana de La Mesa que comunica Asturias con Astorga. Además es una vega fértil con un microclima especial, lo que permitió hace unos años a un “iluminao” empezar a cultivar kiwis, que se dan maravillosamente y saben deliciosos y se han convertido en la primera fuente económica de la zona… si Silo levantase la cabeza se iba a quedar alucinado. Como alucinados nos tiene a nosotros una frase de la Crónica Albeldense de Alfonso III que dice que “Silo tuvo paz con los árabes a causa de su madre”… y se quedó tan ancho el escribano. ¿Pero qué me estás intentando decir?, ¿qué la madre de Silo era musulmana?. Y si lo era… ¿a qué familia importantísima pertenecía, que dio lugar a semejante tratado de paz al más alto nivel?, ¿y quién era el padre de Silo, que aún casado con una musulmana se movía él, y por tanto su hijo, en los más altos círculos de la corte astur? Si alguien sabe la respuesta a estas preguntas le invito a unas botellas de sidra y unas tapas en el pueblo de la costa asturiana que elija.

Dos hechos de importancia capital en estos años nos atañen: por una parte Adosinda reclama a su sobrino de diez años y lo educa personalmente en los asuntos de Estado con la inestimable ayuda del Beato de Liébana, la pluma más importante de la Iglesia española de su época, inmerso en su combate contra la herejía del adopcionismo y que de momento le baila el agua a la reina porque le conviene, luego igual me cambio de chaqueta, ya veremos.

La segunda, el matrimonio real funda la iglesia de Santianes de Pravia cerca de su palacio, obra prerrománica en bastante buen estado de conservación pese a las alegres restauraciones que se han llevado a cabo y que reviste importancia porque además el templo lleva asociado un monasterio de monjas que tendrá mucha relación con la reina. Conserva original el altar, la piscina bautismal y un fragmento de la lápida de la inscripción laberíntica. Piedra importante que demuestra el alto nivel cultural alcanzado en esta corte y que se hallaba sobre el arco que da acceso desde la nave al crucero, un prodigio de habilidad técnica y originalidad y un verdadero lío para intentar describírosla. Vamos allá, está formada por 15 filas horizontales y 19 verticales que forman un damero de 285 casillas y contiene en el centro la “S” principal del texto y en las cuatro esquinas las “t” finales de forma que podemos leer la frase Silo princeps fecit (lo hizo el príncipe Silo) desde la “S” central siguiendo tramos rectos o en ángulo recto hacia la periferia… bueno, mejor os pongo una foto ¿no? Desde tiempo inmemorial se le ha buscado significados peregrinos, claves y mensajes ocultos cuando la mejor explicación siempre es la más sencilla… es un alarde del autor, que pretendía presumir de conocimientos, además de una excelente muestra de lisonja y admiración al príncipe reinante.

Imagen

Esa es la iglesia de Santianes.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Imagen

Esta es la pila bautismal por inmersión, como se hacía antiaguamente. Por cierto, aprovechando el momento comentar que en la corte astur se seguía el antiguo rito hispano o mozárabe evidentemente, para el asentamiento definitivo de la liturgia romana por el Concilio de Coyanza en el año 1050 aún falta mucho.

Imagen

Y esta es una reproducción del famoso laberinto del que se conservamos un fragmento. Si no lo apreciáis bien puedo escanear un dibujo en el que se ve mejor... para los aficionados a la paleografía y la diplomática (que yo sé que somos muchos :-p ) os diré que la letra es capital romana, es decir, la misma que usaban los romanos en la antigüedad en las inscripciones de cierto postín.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17299
Iselen...¡¡esto es un TEMAZO!! Me quito mi pamelón de Philip Tracy (¿se me notan las ganas de poder disponer de uno de ellos...? :-p) ante la forma en que nos has llevado hacia atrás en el tiempo, a un período tan lejano y generalmente poco conocido, para descubrir a una mujer de una pieza. Adosinda -precioso nombre, con una sonoridad especial; en mi tierra galaica he conocido a un par de mujeres llamadas Dosinda, supongo que una derivación del nombre Adosinda...- debía ser una mujer dotada de un agudo y afilado instinto político. Encuentro muy inteligente que, al venir mal dadas las circunstancias para la estirpe a la cual pertenecía, se asegurase de poner a su sobrino Alfonso a salvo en un monasterio gallego y que, entre tanto, ella se mantuviese en la corte ocupándose a la vez de procurarse esa clase de refuerzo que podía otorgar un matrimonio con un hombre de recursos. Me gusta, porque no se queda en un rincón lamentándose y esperando a que gire a su favor la dichosa ruedecita de la fortuna; le echa un par de narices y ACTÚA. Eso -el coraje y la determinación- son características que aprecio mucho en las grandes figuras femeninas ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:41 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Imagen

Aquí se ve mejor...

Imagen

Y esta es la firma del Rey Silo puesto que suyo es el documento más antiguo original que se conserva de este periodo, tenemos otros anteriores, pero son copias que se hicieron más tarde y no se sabe hasta que punto manipuladas. Se fecha el 23 de agosto del año 775 y se trata de un documento de donación pro anima, es decir, que el monarca a través de una donación de bienes a un pequeño monasterio gallego trataba de hacer méritos para la vida eterna. Si os fijáis, esa pequeña floritura del principio o bucle dorsal es característica de las signaturas reales.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 17:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Totalmente de acuerdo contigo Minnie, yo tampoco aguanto a los agonías y por eso me gustan las mujeres que se ponen el mundo por bandera en vez de quedarse en casa lloriqueando y esperando que los hombres las "rescaten". Estas mujeres eran princesas capaces de luchar contra sus propios dragones. Olé por ellas!

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 18:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Bueno, ya casi acabamos...

Silo muere en el 783 tras nueve años de gobierno y sin dejar descendencia de Adosinda, siendo enterrado en Santianes. Y por fin, la reina viuda ve realizado su sueño y su sobrino Alfonso asciende al trono, de hecho las Crónicas dicen literalmente “los magnates del palacio con la reina Adosinda colocaron a Alfonso en el trono del reino paterno”. Aquí aparece nuestra protagonista en primer plano, en medio del cotarro, encumbrando su sobrino… está claro que la señora mandaba y mucho.

Poco le va a durar la alegría a la mujer porque inmediatamente Mauregato usurpa el trono por la fuerza con la ayuda de aquellos que habían asesinado a Fruela. Este “caballero” es hijo bastardo de Alfonso I con una esclava mora, de ahí su nombre y su mal carácter. Los historiadores, que no le perdonaron que usurpase el trono de su sobrino, le adjudicaron una pretendida compra de paz a los musulmanes a cambio del famoso tributo de las cien doncellas. Es por tanto hermanastro por parte de padre de Adosinda y tío de Alfonso el Casto. En resumen, el linaje cántabro que vuelve a dar por el…. vamos, que se mete donde no le llaman, con lo que nuestro pobre rey Casto tiene que salir zumbando a refugiarse con los parientes vascos de su madre que aprovechan para enseñarle el arte de la guerra cosa que le vendrá bien en el futuro, pero dejando atrás a su tía Adosinda en una situación bastante delicada. Por lo demás, y aunque no le tengamos cariño a Mauregato, hay que decir que su reinado de cinco años fue una época de paz y prosperidad en Asturias.

Pero… ¿y nuestra protagonista? Pues Mauregato, que de tonto no tenía un pelo, se la quitó de en medio rápidamente. La obligó a profesar como religiosa… apoyándose en una ley visigoda del año 683 que decía básicamente que estaba feo casarse con la viuda y profanar el lecho del anterior rey, o lo que es lo mismo, estas mujeres que transmiten derechos una vez que se quedan viudas son un peligro porque cualquiera que se case con ellas puede pretender el trono. Situación que casa muy bien con Adosinda. La ceremonia de ingreso en el monasterio de Santianes de Pravia que ella misma fundó tuvo lugar el 26 de noviembre del año 785, para entonces debía tener sobre cincuenta y cinco años. ¿Cómo sabemos la fecha exacta? Pues porque nuestro querido monje Beato decidió arrimar el ascua a su sardina y como para su interés, que era combatir la herejía adopcionista, le iba igual un rey que otro, traiciona a su pupilo y a la que fue su protectora y se pasa al bando de Mauregato. De esta manera, en una carta que dirige al obispo Elipando de Toledo, su gran enemigo, le comenta que ha sido testigo de los votos religiosos de la señora Adosinda cuando está claro que su ingreso en la vida monástica fue más una imposición política que un impulso piadoso.

Admito que mi perversa imaginación me hace pensar en una situación del tipo Beato agarrando de los pelos a la reina viuda arrastrándola por la nave de la iglesia mientras ella patalea… seguro que no fue así, pero seguro que Adosinda no se dejó encerrar dócilmente y seguro que nuestro monje de la Liébana tuvo que oír cuatro frescas bien dichas en su cara que le dirigió la señora a propósito de la lealtad a aquellos que te han dado de comer. O eso espero… :evil:

Imagen

Una página de un beato, libros llamados así porque fue el monje Beato de la Liébana el que escribió los Comentarios al Apocalípsis de San Juan, más tarde recopilados y bellamente iluminados. El Beato de Távara terminado en la Catedral de Gerona en el año 975 tiene unas miniaturas preciosas que realizó la monja pintora Eude (ya que hablamos de mujeres atípicas y con determinación :whistling: )

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 18:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Y hasta aquí la historia de Adosinda… no sabemos más de ella, encerrada en su convento añorando la vuelta de su sobrino. Después de la muerte de Mauregato asciende al trono Bermudo I que reinó del 789 al 791. Era un hermano de Aurelio, vamos, de los cántabros, pero tras una soberana paliza que le dieron los musulmanes en una batalla en El Bierzo renuncia al trono (o más bien lo hacen renunciar) y vuelve Alfonso II, el sobrino querido, esta vez para quedarse hasta el 842, casi medio siglo de exitoso reinado. Adosinda no fue testigo de ello, probablemente ni siquiera de su vuelta puesto que las Crónicas no la mencionan en la ceremonia de coronación ni en la nueva corte que ha vuelto a Oviedo. Es decir, que nuestra protagonista murió cuando tenía entre 55 y 71 años, una edad respetable en esa época, después de haber sido hija y hermana de reyes y de haber criado a uno y siendo figura clave de la época que le tocó vivir… aunque le fastidiase a Alfonso III años después.

Para terminar, por curiosidad, a Alfonso II lo sucede Ramiro I, que dicen era primo lejano, pero para mí que era por parte de los cántabros porque se dedicó a exterminar el linaje de Pelayo siendo su último representante Nepociano, sobrino del Rey Casto, a quien sacó los ojos (literalmente lo cegó con un hierro candente, práctica por otra parte muy común en esos años :shock: ) y lo encerró en un monasterio. Hasta aquí la estirpe directa del vencedor de Covadonga. A Ramiro le sucede su hijo Ordoño I en el 850 y a éste su hijo Alfonso III en el 866, que reina gloriosamente durante casi medio siglo y que en su tiempo libre se dedica a escribir Crónicas que tienen como finalidad ensalzarle a él y a su familia y a poner a parir a la de Pelayo, no vaya a pensar la gente en un futuro que no teníamos derecho a este trono.

Imagen

Una imagen de la Plaza de la Catedral de Oviedo para finalizar con doña Ana Ozores de Quintanar, la mismísima Regenta de Leopoldo Alas Clarín, en primer plano.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Adosinda, la primera reina asturiana.
NotaPublicado: 30 Ago 2011 18:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17299
Hay que ver lo socorrido que fue durante siglos, para quitarse de enmedio a incómodas viudas reales o a esposas también reales no deseadas ni apreciadas, forzar a esas mujeres a ingresar en centros religiosos. Me ha llamado la atención, porque justo antes de ayer, releyendo a Antonia Fraser, me tocó esa parte en la que se intenta convencer a Catalina de Aragón de lo bien que estaría mimando su conciencia e invirtiendo oración a oración en su futurible paz eterna en un convento, para que Henry quedase en libertad de tomar públicamente una segunda esposa de su conveniencia y/o para su ventaja; pero además, casualmente, en vacaciones releí Pedro El Grande de Robert K. Massie y de nuevo volví a experimentar la mayor de las penas tanto por la medio hermana de éste, Sofía Alexeyevna, como por la primera esposa, Eudoxia. Las dos al convento, una por haber sido excesivamente ambiciosa y la otra por no responder al gusto en materia femenina de su señor.

Lo de los conventos era como muy trillado...¿eh?


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 53 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro