Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 61 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 17 Ago 2011 20:14 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
Muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas gracias, Carmela y Brianna. sois un encanto :love: . espero no defraudaros, un beso enorme y seguir con vuestras valiosas aportaciones.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 19 Ago 2011 15:45 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
La misiva de Napoleón no podía estar más cargada de dramatismo. Le exponía la ansiedad de poseerla y de recuperar la ilusión, Que el único obstáculo que impedía estar ellos juntos, se encontraba en ella misma. María estuvo unos cinco días pensándoselo, en estos las personas allegadas, ponían su granito de arena para animarla de nuevo. Al final pronunció las palabras que todo el mundo quería oír: Haced de mi lo que queráis.


Pero todavía conservaba esperanza de conservar su virtud. Napoleón no se atrevería a violarla, entonces si ella le expresara que solo espera de el compresión y afecto, que solo quiere ser una buena amiga y admiradora, que es una esposa y madre devota, tal vez, se apiadara de ella y le permitiera vivir de acorde a su moral y conciencia.

A eso de las diez de la noche un coche fue a buscarla. Cubierta por un velo, fue toscamente introducida en el interior del carruaje, una vez dentro, salieron a toda popa hacia la residencia de Napoleón en Polonia. Una vez delante del emperador. Maria rompió en un llanto profundo. El, atentamente se acercó a la joven, y la intentó confortar con palabras que escapaban al entendimiento de Maria. Solo comprendió una frase, Napoleón había expresado algo así como "Tu viejo marido". Maria se indignó, puede que no amara a su marido, pero era su esposa y debía defenderlo. Se encontraba en una situación horrenda, sentía ser la peor de las esposas, partícipe de la humillación de su marido. Comenzó a sentir una repugnancia gigantesca por el adulterio que podía cometer, y buscaba en su interior la manera de salir del pozo de estiércol donde se encontraba.

El emperador estaba extrañado, era la primera vez en su vida de apogeo, que una mujer se le resistía tan fuertemente. Todas sus conquistas, como emperador, se mostraban coquetas y gustosas de ser sus "favoritas". Esta Maria era diferente, y por eso la hacía mas atractiva a sus ojos, su negativa era un estímulo constante para el.

Intentaba escapar cuando Napoleón la agarró del brazo y la hizo sentar en un canapé. Comenzó entonces a realizarle una serie de cuestiones intimas, eso si, de un modo muy amable y afectuoso. Las inquisiciones estaban siempre relacionadas con el marido y su vida de casada. Maria para disuadirle de cualquier esperanza, comenzó a hablarle de su fervor religioso y su entrega absoluta a los dogmas cristianos, como por ejemplo, la fidelidad. El emperador estaba asombrado. En una sociedad frívola y vana como la suya, le era sorprendente encontrar a una damita con ideales y convicciones tan acentuadas.

Por fin llamaron la atención a la joven advirtiendo de su vuelta a casa. Napoleón se despidió cariñosamente, pidiéndole, eso sí, que acudiera la noche siguiente. Maria sorprendentemente consintió. La joven terminó llevándose una agradable opinión de Napoleón, y pensaba,- Si no a pasado nada esta noche, mañana no tiene por que ser distinto-........................
Imagen


Última edición por Gorje San el 23 Ago 2011 03:53, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 20 Ago 2011 18:48 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
Al día sucesivo, la criada y cómplice, entregó a Maria un gran paquete, decorado con un refinadísimo gusto, lo que daba pistas sobre quien lo remitía. Al desenvolverlo, comenzó a surgir bellísimas flores de invernadero, entrelazadas con laurel y valiosísimos joyeros, en donde se encontraban unas guirnaldas y un broche de diamantes.


La condesa se sintió como una cortesana mantenida. Ofuscada, lanzó los presentes al otro lado de su amplia alcoba. Volviendo la vista al envoltorio, encontró que aún no estaba vacío, había una misiva, ya sabemos de quien podría ser, y Maria, también estaba al corriente. Aun a si decidió abrirlo, y como no, leerla. En las letras, Napoleón expresaba su ya conocido amor. Que si ella lo deseara, su corazón estaría gobernado únicamente por ella. Le pedía que aceptara los regalos, y por supuesto que acudiera a la cita estipulada.

En la cena, Maria acudió sin el broche:-Majestad, dijo al emperador, no me gustan los diamantes y el presente era demasiado precioso como para considerarlo de recuerdo-. Napoleón no respondió, pero al terminar el banquete, los patriotas polacos introdujeron a la pobre condesa al pequeño salón donde el la esperaba con impaciencia. Napoleón ideó una estratagema, la cual le había funcionado con monarcas y severos diplomáticos, fingir cólera para conseguir doblegar con el miedo. Efectivamente, Maria quedó tan horrorizada que terminó por desmayarse. Ahora vamos con el episodio más deshonroso de la historia de Maria. El emperador, aprovechándose de la situación, hizo suya a Maria, violándola cuando ella estaba inconsciente.


Al recuperarse, la joven comprendió lo sucedido. Ya había perdido la honra, lo que le quedaba era Polonia. Se acercó a Napoleón, que no dejaba de mirarla con gesto de contrito, y le dio su perdón. Napoleón la tomó en sus brazos y se dispuso a regalarle unos cuantos besos. Maria los interrumpió pidiéndole permiso para vivir con el, ya que al haber sido suya, debería estar a su lado, y no con el esposo ultrajado, al cual no tenia el valor de volver a ver. El emperador consintió de mil amores................................


Última edición por Gorje San el 23 Ago 2011 03:49, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 21 Ago 2011 17:17 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
Desde ese instante se convirtió.......no en su favorita, sino en la esperanza de todos los polacos, para ellos era la salvación de su patria. Pronto Maria comenzaría a darse cuenta de que Napoleón, cumplía pocas veces con lo prometido.


La figura de Maria no se deslució, al contrario, gozaba de más prestigio como amante del emperador, que como esposa del conde Walewski. Todo el mundo se presentaba para hacerle la corte, todos salvo su esposo, que aún se encontraba algo sobrepasado por la separación-aunque se la había buscado-. En cambio, las hermanas de Anastasio, la princesa Jablonowska y la condesa Birginska, no solo respetaron la decisión de su cuñada, si no que ellas mismas ocuparon el puesto de dueñas de la condesa. Maria era digna de respeto, comprensión, compasión y afecto, por la razón de que a estas personas no se les escapaba el calvario interior por el que estaba pasando. Sumémosle a eso su papel de "favorita". Conocía perfectamente la esterilidad del matrimonio de Napoleón y Josefina de Beauharnais, y sin embargo no había deseos en ella, aun sabiéndose joven y fértil, de ocupar el puesto de emperatriz. Con lo que resultaba muy inofensiva y nada peligrosa.

Para Napoleón, María no seria una querida de paso, como lo habían sido Eleonore Denuelle de la Plaigne, madre de su primer hijo, Charles Léon, o Mademoiselle George. En ella encontró una especie de esposa, quizá fue mas esposa que Josefina. Tenía unas cualidades que Napoleón consideraba esenciales para una compañera, era sencilla, humilde, generosa, desinteresada, sin dobleces, natural, etc. No compartía con el las dignidades del imperio, ni de sus esplendores, pero ocupaba un gran puesto, embajadora de su pueblo ante el, además de el de su esposa polaca y dueña absoluta de su corazón, pensamientos, sueños y ensueños.

Napoleón prometía mucho, pero cumplía muy poco. La situación en Varsovia era insostenible. Ya había obligado a Rusia a desocupar el territorio ocupado. Pero nada más, obligó, sí, pero los polacos querían acción, a lo que el emperador respondía que necesitaban tiempo, que no debían precipitarse. Según el, Polonia era rica en patriotas, pero no en buenos políticos, y ese tiempo del que hablaba, estaría destinado a su formación. Pues era necesario una sólida unanimidad.


Un día, Napoleón anunciaba súbitamente que abandonaría Varsovia, aunque no la causa polaca. Maria quedó contrariada, ¿qué pasaría con ella?, el emperador le despejó las dudas aclarándole que le acompañaría, si ese era su gusto, claro. Napoleón trasladó entonces su cuartel central a Finckenstein, donde también se trasladó Maria, con la firme proposición de persuadir al emperador de cumplir lo prometido. Su existencia en ese lugar transcurría triste y monótona, que solo se veía interrumpida por las comidas con el emperador. Este era muy critico con su vestimenta, ya que siempre acudía con vestidos muy sencillos, y siempre de colores oscuros. A lo que Maria contestaba-Llevo todavía el luto por mi patria. Cuando la hayáis resucitado, vestiré de otro color.



En 1808 se trasladó con su amante a París. Vivía algo apartada, pues no quería ser el centro de todas las miradas y comentarios. Sabía que en ese lugar Napoleón le era infiel y sospechaba además que estaba dejando de lado, aún mas, la causa polaca. Al año siguiente se instaló, sola,- pues el emperador se encontraba inmerso en el proceso de divorcio con Josefina- en Viena en una casa cercana al palacio de Schoenbrun. Pronto descubrió que estaba esperando un hijo, y tan pronto como lo supo, viajó a Walewice para que su hijo naciese en su tierra. Lo que aconteció el 4 de mayo de 1810. Fue un niño sano y grande, recibió los nombres de Alexander Florian Joseph Colonna Walewiski, como si su padre biológico fuera el conde Anastasio. Si de hubiera producido el natalicio unos meses antes, los polacos hubieran estallado en júbilo, pues conociendo que el emperador repudiaba a su esposa por infertilidad, sería muy probable que el corso considerase a su "esposa polaca" como su nueva consorte, más aun cuando esta ya le acababa de dar un hijo varón al que podría reconocer y nombrar heredero, y entonces la victoria de la causa polaca estaría mas que asegurada, pero se daba el caso que en abril Napoleón contrajo nupcias con la Archiduquesa María Luisa.
Retrato del pequeño Alexandre Imagen


Última edición por Gorje San el 23 Ago 2011 03:45, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 21 Ago 2011 18:56 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
Me gustaría saber si alguien tiene retratos de Alexandre, de bebé, o alguna información complementaria al tema, me vendría de mucha utilidad. Se ofrece recompensa a deseo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 22 Ago 2011 18:23 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
ImagenImagen


Última edición por Gorje San el 23 Ago 2011 03:39, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 22 Ago 2011 18:23 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
¿Pensó Napoleón, convertir en su esposa a Maria?, sinceramente, creo que no, y Maria tampoco lo hubiera esperado. Los franceses no estarían dispuestos a que fuese su emperatriz, por mucho aprecio que la tuvieran como amante, y además estaba Anastasio, sería necesario otro divorcio, reconocer un bastardo, etc.


La imagen de Napoleón frente a las grandes potencias era pésima, por lo que necesitaba aliados. Tras la victoria frente a los rusos en Friedland, en 1807, se estableció el Tratado de Tilsit con el Zar Alejandro I, por el que se redujo el territorio prusiano. Además, Westfalia y el Gran Ducado de Varsovia entre otros estados pasaron a formar parte del Imperio. Esto último fue la gran victoria personal para Maria.


. Pero además de los territorios el emperador negoció una posible boda con alguna de las hermanas pequeñas del emperador, Catalina y Anna. La familia del zar quedó horrorizada con la propuesta, sobretodo la emperatriz viuda Sofía Dorotea de Württemberg (María Feodorovna). La negativa fue tajante y contundente, con lo que Napoleón tuvo que encontrar un "útero" en otra corte europea. Se barajaron varios nombres, hasta que de repente un hecho cambió el curso del destino del corsito. El 6 de julio de 1809. Los franceses derrotaron a los austriacos el la batalla de Wagram, después de esto, ambos imperios firmaron una alianza, y gracias a la ayuda de Metternich, Francia consiguió una nueva emperatriz, nada menos que la hija mayor de Francisco I de Austria, María Luisa, una jovencita de 18 años, alta, voluptuosa, de piel sonrosada y cabellera rubio-rojiza, con la que Napoleón quedó muy satisfecho.


Maria y su hijo regresaron a París a finales de 1810, a esas fechas ya se conocía la gran noticia, la emperatriz estaba embarazada. Pero a pesar de eso, el emperador seguía tratando con la misma estima a su amante e hijo. Les pagaba una renta de diez mil francos anuales, tenia además un palco reservado en los mejores teatros, y Duroc se encargaba de hacer realidad cualquier deseo de la "esposa polaca". Tampoco cambió su situación cuando el 20 de marzo de 1811 nacía en París el futuro rey de Roma, Napoleón II, que en esos tiempos fue la mayor ilusión del emperador. No solo es que les siguiera manteniendo y teniendo hacia ellos mimos y regalos.


La atención fue a mayores, cuando en una visita de Maria y su hijo a Palacio, Napoleón aparte de deshacerse en caricias y acentuar repetidamente el parecido entre Alexandre y su hermano Napoleón, condecoró al niño con el titulo de conde del Imperio. Fue muy emocionante para María ver reconocido a su hijo con ese gesto, porque en parte en parte ese era el autentico regalo que ella merecía por su entrega absoluta a su patria y a Napoleón.


. Las relaciones con Rusia comenzaban a torcerse precipitadamente, en principios de 1812 la guerra se tornaba inminente. María y sus compatriotas se llenaron de esperanza, pues esa derrota al enemigo ruso, podría significar la salvación definitiva de su querida patria. No sospechaban ni por un segundo que aquella contienda traería consecuencias terribles, no solo para Polonia, si no también para Napoleón, con lo que ella se vería doblemente perjudicada........


Última edición por Gorje San el 23 Ago 2011 03:36, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 23 Ago 2011 03:09 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
Pero la cuestión no fue tan hacedera de resolver como ellos pensaban. En la propia Polonia existían nobles y grandes latifundistas que eran seguidores de Rusia para asimismo lograr conservar sus posesiones y su despotismo remedado del ruso. Y la población, escasamente o nada informada, era una muchedumbre inactiva sin manifestación. Sólo la burguesía y los pequeños nobles se enaltecían con los motivos patrios. En 1805 se había constituido la Santa Alianza y en la disputa poderosos e prestigiosos personajes europeos tomaban enfoques frente al emperador.

Al final, Napoleón atacó Rusia y fue vencido por el frío y las armas zaristas que consiguieron incendiar Moscú para impedir que fuera usurpado por el corso. La funesta retirada le hizo pasar cerca de Varsovia pero no tuvo el valor suficiente de saludar a Maria, que en esos momentos ahí se encontraba. Para la cual la derrota le costó más de una lagrima, se sentía una deshonra para su País, y no dejaba de culparse por eso, por no haber sacado adelante la misión, ya que la causa polaca estaba perdida.

Luego Napoleón fue exiliado en la isla de Elba, donde fue acompañado entre otros su madre Leticia, o su hermana Paulina, princesa Borghese. Maria Walewska, movida tal vez por un sentimiento de amor mezclado con fidelidad, fue a visitarle con su hijo Alexandre, -cosa que no hizo la emperatriz, pues había huido con su hijo Napoleón II a la corte de Austria-. La generosidad de Maria la impulsó a ofrecerle sus joyas al emperador, además de ofrecerse a vivir con él, lo que Napoleón rechazó, y no solo eso, sino que le regaló sesenta y un mil francos ya que hacia mucho que no recibía la pensión estipulada. Pasaron unos días muy felices los tres, en estos se comportaban como una autentica familia, compartían paseos, cenas, etc.


La última vez que ambos se vieron fue en la restauración del Imperio, es decir en los Cien Días, fue en un acto público, donde un Napoleón emocionado cogía la mano de su eterna amada y la estrechaba contra su pecho, mientras ambos gemían en profundo llanto.

Después la derrota de Waterloo y el exilio definitivo a Santa Elena.

Maria quedó viuda al fallecer su esposo el 18 de enero 1815, en Walewice. Para sorpresa de todos, la todavía joven y hermosa condesa rehizo su vida sentimental, casandose en Bruselas, el día 7 de septiembre 1816 con el conde Philippe-Antoine d'Ornano, corso y lejano pariente de Napoleón, el cual al enterarse de lo sucedido no presentó objeción alguna, Quizá pensó que ella lo había amado con sincerad y por ello defendía su felicidad.
El nuevo matrimonio se vería compensado con el nacimiento acontecido en Lieja (Bélgica) el 9 de junio 1817 de un hijo, Rodolphe.
La felicidad de Maria tampoco resultó duradera esta vez, el nacimiento de su hijo la debilitó duramente, y no volvió a recuperarse, sucumbiendo en París el 11 de diciembre 1817. Moría con solo treinta y un años pronunciando por última vez el nombre de su salvador: Napoleón.

Está enterada en Pere Lachaise.


Última edición por Gorje San el 23 Ago 2011 16:18, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 23 Ago 2011 03:16 
Desconectado

Registrado: 27 Jul 2011 20:18
Mensajes: 1264
Ubicación: Manzanares, Señorío de Ciudad Real
Bueno hasta aquí me pequeña contribución de 19 días. me gustaría no haber desilusionado a nadie, ya que mi humilde intención era compartir mis conocimientos hacerla de unos de los personajes que más me fascinan. Espero vuestras criticas, buenas o malas, pero por favor darme vuestra opinión que tanto valoro. Un beso, y va por ti Maria.



PD. Disculpad la ausencia de párrafos diferenciados en los mensajes anteriores, pues hasta hoy no sabía como "crearlos". Ya que cuando mandaba el mensaje se juntaban, pero no hay problema, ya lo he arreglado y todos los capitolios tienen párrafos. Menudo inflón :ufff: , todo sea por la calidad del foro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 23 Ago 2011 06:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2011 00:26
Mensajes: 357
¡Muchas gracias, Gorje San por tan buen relato! Realmente lo disfruté.

Nada sabía yo de María Waleska, pero muchas veces tuve constancia del Gran Patriotismo Polaco, y su vida lo confirma. Pobrecilla, fue difícil y doloroso para ella el aceptar el papel que Napoleón le ofrecía, pero lo hizo por amor a su Patria.

¿Y que pasó con el niño? Era un Bonaparte y seguramente los seguidores del Gran Corso no lo olvidaron.

Otra vez, Gorje San, gracias por acercarnos a este personaje que ha ganado mi admiración. :-* :-*

_________________
Imagen
Doulce de Provence


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 23 Ago 2011 13:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Feb 2008 11:02
Mensajes: 4454
=D> =D> =D> =D> =D>
>:D<


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Marie Walewska
NotaPublicado: 23 Ago 2011 13:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7886
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen


El segundo marido de María, Philippe Antoine d'Ornano,conde de Ornano


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 61 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro