Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 64 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 29 Jul 2010 07:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jun 2009 22:00
Mensajes: 6990
Ubicación: USA (ex-UK)
elinor escribió:
aprendió a hablar perfectamente el alemán, idioma original de la familia real británica, asimismo dominaba el francés


David era un caso curioso en su familia. Como decistes, Elinor, el fue muy influyenciado por su abuelo el Rey del Entente Cordiale -- Eduardo VII.

El viejo abuelo adoraba estar en Francia, y hablar el francés, cosa qué era desagradable al hijo de este, Jorge V. Era una actitud muy común en Inglaterra, como sigue lo siendo. Francés es un idioma para los "effetes" -- intelectuales, amanerados y debiles. Pero la verdad es qué a los ingleses cualquier idioma ajeno es mal visto, sea francés, alemán, sueco o esperanto.

Si esto huele un poco a la xenofobía, es por qué tiene un elemento de esto, sí.

De sus hermanos, solo el y Georgie salieron cosmopolitas. Bertie era otro Jorge V en carácter y Harry era basicamente un tonto. Mary hablaba el francés y alemán tal véz mejor qué David y George, pero jamás los habló despues de su juventud.

Ahora, David era más como su padre qué quería admitir dentro de si.

El no le gustaba vivir en Francia, ya qué detestaba los franceses, y pasó su vida entera exiliado en Francia haciendo bromas de comos los campesinos franceses no tomaban baño. No es curioso, entonces, qué tambien no le gustaba hablar el francés.

Pero sabéis qué David no solamente hablaba el español, pero lo hacia MUY BIEN y más, le encantaba el idioma de Cervantes!!

Pero la razón no es por qué era culto. Como dije encima, mismo si nunca quiso admitirlo, el era un inglés insular como Jorge V.

El dijo a los españoles qué fueron convidados a las fiestas de Paris y puestos a su lado qué adoraba hablar el español por qué para el, el idioma sonaba MASCULINO.

O sea, no era para los pajaritos como el francés (palabras suyas).

Ay, David. :tongue:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 29 Jul 2010 08:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jun 2009 22:00
Mensajes: 6990
Ubicación: USA (ex-UK)
Bulgari escribió:
Que edad tendria Edward al casarse con Wallis, porque siempre veo fotos de una etapa bastante madurito y desmejorado el pobre.


David fue rey a los 41 cúando su padre se murió en Enero de 1936. Cumplió 42 en Junio, y era tan solo 43 cúando se casó con Wallis (eran el mismo tamaño y CASÍ tenían la misma edad -- Wallis era 2 años menor qué el Duque).

Como muchos rubios, David lució ser mucho mucho más joven qué era en verdad. Despues envejeció dramaticamente.

Pero es el a los 39 entre su padre y hermano Bertie. Parece fácilmente en sus 20s.

Imagen

David ya con 30.

Imagen

Citar:
Al parecer todos los hombre de la familia real britanica o bien por naturaleza propia son despotas, o bien por la educación que le tocaba recibir,ya sea por el cargo de responsabilidad que debian asumir, eran intolerantes. Con Edward hubo la excepción o tambien era con una personalidad así... :-/


No se. Lo he dicho antes, mismo cúando escribí un articúlo sobre el asunto una vez, de lo qué sabemos de la vida intima de la familia de David, viene de SUS memorias -- nada favorables a su padre.

No quiero decir qué Eduardo VII o Jorge V no fueron hombres dificiles. Si, lo fueron.

Pero creo qué David exageró mucho por qué francamente detestaba a su padre (y Jorge V, aunque no detestaba al chico, tuvo celos de el por su popularidad y ciertamente su manera moderna lo irritaba bastante).

O sea, A King's Story es un tipo de Mommie Dearest.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 29 Jul 2010 17:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
[justify]En primer lugar GRACIAS, me alegro que os guste. Gracias por colgar fotos, es que si no queda un poso soso.

Citar:
Pero creo qué David exageró mucho por qué francamente detestaba a su padre (y Jorge V, aunque no detestaba al chico, tuvo celos de el por su popularidad y ciertamente su manera moderna lo irritaba bastante).


Probablemente haya un poco de todo, David se parecería a su padre más de los que estaba públicamente dispuesto a admitir y George, tendría celos de su hijo, lo cierto es que era tremendamente serio y disciplinadrio con los niños, no está mal ser recto, pero un niño también necesita que le feliciten cuando hace algo bien. En el caso de George, creo que se mezclaba el hecho de que David le recordaba su propia mortalidad, algún día el ocuparía su lugar y eso es algo que a muchos padres no les gusta.

Cap 3.- La educación sentimental de un joven principe.
La educación sentimental y por que no decirlo sexual de los príncipes era tarea ardua, que desde tiempo inmemorial preocupaba a los progenitores, quien y como iniciaría a un heredero en las artes amatorias, era un asunto casi de estado, del éxito o fracaso de esas primeras experiencias, dependería en gran medida el futuro comportamiento en materia afectiva del príncipe, tanto en lo tocante a relacionarse con otras mujeres desde un punto de vista físico, como a la tarea , vital y primordial de cualquier heredero de proveer de descendientes a la Corona y asegurar que hubiera herederos del heredero.

Tradicionalmente este papel se cumplía casi siempre de dos formas: bien dejando que el joven en cuestión fuera educado junto a sus amigos y acompañantes, frecuentando la compañía de profesionales o recurriendo al servicio doméstico, o bien, se dejaba en manos de alguna dama de la Corte, preferiblemente casada, de forma que no pudiera reclamar nada, y en el caso de que hubiera un embarazo, pudiera atribuirse al esposo; esposos que en la mayoría de los casos no veían con malos ojos, estas relaciones, primaban los intereses económicos y las ventajas que se podían obtener que otras consideraciones. Dicha dama era escogida escrupulosamente, no sólo por su alcurnia, sino también por su lealtad con el trono, tampoco era cuestión de arriesgarse a que una mente normalmente joven e inexperta fuera objeto de manipulación por alguna arpía de la nobleza con ansías de poder. Resumiendo, se trataba de que el joven adquiriera la experiencia precisa para hacer un buen papel en el tálamo nupcial: las novias insatisfechas tenían una fastidiosa inclinación a contar los secretos de alcoba a sus confesores, quienes daban cumplida cuenta a los progenitores de la chica, aunque al final, nunca se sabe como, los embajadores venecianos acababan enterándose y enterando de todo al resto de la humanidad. Como muestra de lo que digo, sólo hay que recordar la situación de María Antonieta y Luis XVI, quienes precisaron de una charla del hermano de la reina, Emperador José II de Austria, para mejorar su vida sexual y tener por fin descendencia.

Por lo que a nuestro protagonista se refiere, al menos yo desconozco si tuvo algún amorío de juventud, pero a fin de cuentas lo importante es que su vida sentimental iba a determinar su futuro comportamiento.

Si bien cumplía su papel de Príncipe de Gales extraordinariamente: guapo, sociable, elegante, carismático, conversador hábil y poseedor de una simpatía natural aunque un tanto superficial, y hay que decirlo, todo lo hacía con gusto, siempre se las arreglaba para darse sacar tiempo de donde fuera y visitar, con demasiada frecuencia, en opinión de su familia, los pubs londinenses donde, por lo regular se le pasaban las copas y era visto en compañía de bellísimas mujeres, cuanto más guapas más casadas; con lo que podemos establecer un primer tipo de mujeres por las que Edgard se sentía atraído, las prefería casadas, no sé si porque pensaba que daban menos problemas o porque demostraba una total fobia al compromiso…..

Este comportamiento era uno de tantos puntos de conflicto con su padre. Como heredero de la monarquía más prestigiosa de la Europa de entonces, se esperaba de él que fuera discreto y sabio, dos rasgos que no figuraban en su personalidad, básicamente Edward era una persona enamoradiza, y eso en un príncipe llamado a reinar puede ser una combinación letal.


Eduardo estaba considerado un mujeriego compulsivo, lo que unido a otros ejemplos de su comportamiento ‘relajado’ durante las décadas de los 20 y 30 preocuparon al primer ministro Baldwin, al rey Jorge V y a otros personajes de su círculo cercano. El secretario privado de Eduardo durante 8 años, Alan Lascelles, creía que “por alguna razón hereditaria o psicológica, su desarrollo mental normal se detuvo cuando alcanzó la adolescencia”. Jorge V estaba tan decepcionado como disgustado por la incapacidad de su hijo para sentar cabeza y por sus constantes romances con mujeres casadas. Y era tal su decepción, que estaba reacio a que Eduardo heredara el trono. Se asegura que, incluso, llegó a vaticinar: “Después de que yo muera, el muchacho se destruirá a sí mismo en 12 meses”.

De todas formas, pese al comportamiento de Edward, si que es verdad que los padres e incluso los abuelos estuvieron poco prácticos, y esta es mi opinión personal,¿ a qué esperaban para casarlo?, bien es cierto que tuvo la mala suerte de que en la época en que debería haberse dedicado a ir de Corte europea en Corte europea, en una suerte de gira en busca de novia como hiciera Alfonso XIII, estalla la I Guerra Mundial y todo se va al garete: imperios que desaparecen, monarcas destronados y por si fuera peor, la favorita para convertirse en futura esposa, Tatiana Nickolaevna Romanova es asesinada. Acabada la guerra el mercado de posibles novias es aún más reducido, ni hablar de una novia de origen germánico, eran el enemigo, a las católicas las excluía su religión, con lo que las candidatas o eran demasiado jóvenes, caso de las suecas y daneses, o eran escasas (las 4 hijas de Andres de Grecia), durante mucho tiempo Ileana de Rumania, se mantuvo en las listas de futuribles, pero pese a su belleza, no creo que David la viera como algo más que a una prima al que le unía una gran amistad.

Descanso para momento chismorreo y teoría conspirativa: Dicen que la propia Reina Victoria, quería a Tatiana para esposa de David, y a su hermana María para desposarla con su otro nieto Louis de Mountbatten. Esa mujer era muy lista!!! ¿Pero porque no Olga?, era la primogénita del Zar, padrino de David, y de la misma edad; pues, y esto es la parte de mí teoría conspirativa, porque si bien Victoria falleció en 1901, tres años antes de que naciera el futuro zarevich Alexis, no se le escapaba que Alix como otros de sus familia (Ena entre ellos) eran portadores de la hemofilia, aún no había heredero varón, lo que convertía a Olga en futura zarina, bien como heredera directa de su padre, que podría derogar la prohibición de acceso a las mujeres al trono, o bien, como esposa de su primo Sergio que sería el sucesor de su padre, hermano del zar y tío de Olga. De esta forma la corona de los Romanov quedaría bien afianzada frente a cualquier duda legitimista. Olga, por tanto no era elegible.

Tras el nacimiento de Alexis, Tatiana seguía siendo la opción, porque las dudas que despertara la enfermedad del heredero, que si bien era un secreto, no creo que fuese desconocida para los familiares más cercanos de Nicky y Alix, nos situaba en un escenario similar al anterior. Lo dicho, que pese a que Vicky ejerciera de viuda inconsolable y matrona venerable, envuelta en trapos negros y raídos (Bertie dixit) no perdía el olfato político. Aprovecho para poner unas fotos de los posibles novios, lástima que la Revolución Rusa se llevará por delante unas bonitas historias de amor, porque no me cabe duda que el carácter fuerte de Tatiana hubiera sido el complemento ideal de la indolencia, y Louis y María hubieran sido una pareja entrañable, porque creo que ella era un angel, ahis qué bonitas fotos de las vacaciones nos ha robado la historia.


Imagen
Imagen

Nota: Bueno yo quería que aparecieses una al lado de la otra, pero no hay manera.

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 29 Jul 2010 19:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
Citar:
como esposa de su primo Sergio que sería el sucesor de su padre, hermano del zar y tío de Olga


Quería decir su primo Jorge, me he liado con los nombres.

Retomo el hilo: Edward tenía 24 años cuando tuvo su primera amante ‘oficial’, Freda Birkin, esposa del honorable Dudley Wards y luego del español marqués de Casa Maury y con la que mantuvo una relación que duró muchos años, una relación que empezó al revés de cómo lo hacen todas las relaciones: primero fueron amantes y después grandes amigos.
Freda por la época de su relación con David
Imagen
Aquí con el interesado, lo siento no se ve muy bien
Imagen

Lo más sustancial de la relación que mantuvo con Freda, son sin duda sus cartas. Eduardo escribió varias cartas a Freda, cartas que mostraban algunos rasgos del carácter del príncipe que, cuando menos, resultaban inquietantes, si bien en su cartas imitaba el lenguaje de un niño pequeño, al menos en la forma, en su contenido eran tremendas. Se asegura que de ellas se deducía su deseo de morir joven, su temor a perder la razón y una probable anorexia.

En 1929, Time magazine se hacía eco de que Edward bromeaba con su cuñada, Elizabeth, la esposa de su hermano menor Albert, llamándola "Queen Elizabeth". El propio magazine especulaba "si ella (Elizabeth) no se preguntaría a menudo cuanto de verdad había en la broma de Edward, al afirmar éste que renunciaría a sus derechos al trono a la muerte de George V, para que este apodo se hiciera realidad." Aunque no directamente, el semanario dejaba entrever una especie de fascinación, los ingleses creo que lo llaman “crush”, de Edward por su cuñada.
Edward se hacía mayor y seguía igual de reticente al matrimonio, lo cual no sería problema para cualquier otra familia, pero sí para ésta, porque su primera obligación dinástica era asegurar la descendencia legítima, y sin embargo, no se le veía ni el primer síntoma de intentarlo, mientras su hermano Albert no solo estaba casado sino que tenía dos hijas, una de ellas la Princesa Elizabeth. A tal extremo llegó la preocupación del rey George V que les dijo a su hijo Albert ("Bertie"), y a su nieta ("Lilibet"): "Rezo a Dios para que mi hijo mayor [Edward] no se casé nunca ni tenga hijos, de forma que nada pueda interponerse entre Bertie y Lilibet y el trono."

El tiempo pasaba, poco a poco perdió el interés en Freda como amante que no como amiga y se empezó a relacionar con lady Thelma Furness, una norteamericana con ancestros chilenos de la jet set internacional, que contaba entre sus amantes con el mismísimo Aga Khan (el que después acabaría matrimoniando con Rita Hayworth). Ella fue, precisamente, quien le presentó a Wallis Simpson, en aquel entonces una mujer de 33 años… Y el príncipe se olvidó de Thelma para involucrarse con la mujer que cambió su destino.

Aquí Thelma con su famosísima hermana, Gloria Vanderbilt.
Imagen

Mañana
Cap.- 4 Escrito en las estrellas...

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 29 Jul 2010 19:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Jun 2009 22:00
Mensajes: 6990
Ubicación: USA (ex-UK)
La segunda fotocita se ve a David con Thelma Lady Furness, verdad?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 29 Jul 2010 21:35 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
Si Maravilha, lo que pasa es no es muy buena.

Hoy no me va a dar tiempo a subir más de la historia, pero ya casí tengo perfilado el capitulo 4, me faltan las fotos para aderezarlo, pero como soy una auténtica analfabeta internetiana, me pierdo buscando material y cuando encuentro algo mínimamente bueno, es de un tamaño casi rídiculo o una fuente poco fidedigna. Eso y que para subir las fotos tardo ni sabe... (sad)

No tiene mucho que ver con el hilo, pero como los deseos de Queen Victoria, son ordenes, os dejo una foto, del otro matrimonio proyectado y frustrado : María y Louis Mounbatten.
Imagen
Imagen

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 30 Jul 2010 21:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
¡200 visitas! Muchísimas gracias a todos, >:D<

Cap 4 .- Escrito en las estrellas o ¿no?

Tras sufrir el divorcio, Wallis consultó con un astrológo que le dijo que se casaría dos veces más, que pasaría por algunas crisís emocionales bastante serías, y que entre los 40 y 50 años, se convertiría en una mujer extremadamente poderosa debido a su relación con un hombre. También Edward consultó, según se dice con otro astrólogo quien le predijo que se enamoraría perdidamente de una mujer por la que renunciaría a todo.

Habíamos dejado a Wallis, en los trámites de divorcio de su primer marido Win, pero sin embargo no había desaprovechado el tiempo, pués mantenia una relación con Ernest Aldrich Simpson, quien previo divorcio de su esposa Dorothea ( con la que tuvó una hija de nombre Audrey) se caso con Wallis Spencer el 21 de Julio de 1928, según consta en la Oficina del Registro de CHelsea en Londres. Wallis habría telegrafiado a Ernest desde Cannes, donde estaba pasando una temporada con sus amigos los Rogers, para aceptar su propuesta matrimonial.

Los recien casados se instalaron en un apartamente en el barrio de Mayfair, con 4 personas a su servicio.
Wallis en la época de su llegada a Londres, recien casada con Ernest, la foto publicada por el diario Sketch en 1930, en compañia de su perrito favorito.
Imagen


En 1929 Wallis se embarcaría rumbo a los USA para visitar a su madre que estaba bastante enferma, durante la travesía, Wallis, al igual que otros muchos pasajeros tuvieron conocimiento del Crack de la bolsa de Nueva de York, para Wallis suponia la pérdida de todas sus inversiones. La debacle también afectó a la madre de Wallis , que moriría arruinada el 2 de Noviembre de 1929. Wallis vuelve a Londres, donde la compañía naviera de su marido vive tiempos de prósperidad y bonanza, bonanza que les hace trasladarse a un apartamento más grande y permitirse el lujo de contratar un servicio permanente mucho más amplio.
A través de una amiga Consuelo Thaw, Wallis conoce a su hermana Thelma Lady Furness, amante oficial del Príncipe de Gales en aquella época, de hecho, si bien las versiones no se ponen de acuerdo en cuanto a la fecha 1930 o 1931, lo cierto es que fue Thelma quien presentó a David y Wallis, al parecer se da como fecha más probable de este primer encuentro el 10 de enero de 1931.

Entre 1931 a 1934, David coincidió en numerosos eventos sociales con los Simpson, no en vano se movían en el mismo círculo social, y compartían amigos y conocidos; los Simpson serían incluso presentados a los padres de David, George V y Mary durante una recepción en palacio. Sería esta la única vez que los padres de David vieran a Wallis, posteriormente se negarían a mantener ningún tipo de encuentro ni a recibirla.
Esta es la foto que muestra Wallis con el vestido de gala con el que acudió a su la recepción en la corte, y donde según A king's story, publicado en 1956 por la revista LIFE y cuyo enlace Maravilha, puso en el hilo que dedico a Edward en el foro de Albums, Edward dice que fue la primera vez que la vio.
Imagen

Casí por esta misma época Ernest coménzó a tener problemas financieros, los Wallis gastaban más de lo que ingresaban, en definitiva vivián muy por encima de sus posibilidades, viéndose obligados a despedir a parte de su staff doméstico.

Es 1932, David invita al matrimonio Simpson a su residencia de Fort Belvedere. Poco después , se cree que a petición de la propia Thelma, David organizó una reunión en uno de los restaurantes más selectos de Londres, Quanglino's para celebrar el 36 cumpleaños de Wallis. El regalo de David, una planta de orquideas, cuando se la entregó le dijo que si la cuidaba bien , al año próximo la planta florecería. Efectivamente, una año más tarde Wallis no pudo sino darse cuenta del simbolismo que representaba el florecimiento de la orquidea.

Thelma debía viajar a Nueva York, para hacer compañía y apoyar a su hermana Gloria, que se encontraba inmersa en un proceso para obtener la custodía de su hija de 10 años que también se llamaba Gloria. Antes de partir Thelma se reunió con Wallis para almorzar en el Ritz, y dejarle como encargo que en su ausencia se encargará de "cuidar" a David, y bien que se encargó, a partir de aquel momento, y debido a la ausencia de Thelma, el príncipe comenzaría a "dejarse caer ,sin anunciar" por casa de los Simpson, donde no sólo disfrutaría del pollo frito, la sopas y guisos, que salián de una cocina estrictamente supervisada por Wallis.

Ya en diciembre de 1933, Wallis se habría convertido presuntamente en la nueva amante del principe, si bien éste se lo negó incluso a su propio padre, pese a que el rey, que había ordenado al servicio que le informarán de todo lo que hacía la pareja cuando estaban juntos, había sido informado de que la pareja habían sido vistos juntos en la cama "en lo que "físicamente era un acto sexual". Al margen de que esto fuese o no verdad, lo cierto es que Wallis tardaría poco es sustituir a Thelma, quien se encontró a su regreso con que había sido reemplazada por Wallis.

Para 1934, todo el mundo coincide en afirmar que Edward estaba completamente embelesado y entontecido con Wallis, su caracter dominante y la manera a veces irreverentemente hiriente que tenía de referirse a su posición le parecían algo encantador, según su biográfo oficial, David se había convertido en el esclavo emocional de Wallis.

Aunque muy pocos considerarían a Wallis una mujer bella, lo cierto es que era muy delgada, vestía a la moda y tenía unos deslumbrantes ojos azules. Para Cecil Beaton, que la fotografiaría frecuentemente, la encontraba "atractivamente fea".
Para prueba de lo que afirmaba Beaton una foto de autor desconido de la todavía Mrs. Simpson , alrededor de 1936.Imagen
No obstante el mayor encanto de Wallis era su personalidad, lista, seductora y gran conversadora, demostraba un interés, por las tediosas "obligaciones principescas" que David tenía que hacer, y le escuchaba con deleite pese a lo aburridos que fuesen.

Wallis siempre afirmó que se enamoró de David en el crucero que realizaron a borde del yate Rosaura en 1934. Fué ese año, coincidiendo con el 40 aniversario de David, cuando la pareja compartió un romántico interludio vacacional en un casa que David había alquilado en Biarritz, pese a que la invitación era para Ernest y Wallis, Ernest no pudo ir, pués sus negocios lo reclamaban en Nueva York :hehe: (que negocios tan oportunos) Así que Wallis, acudió acompañada por su tia Bessie, que haría la veces de carabina, ya sin la tía Bessie y en compañia de algunos amigos y ayudantes escogidos realizaron un crucero por el Mediterráneo, si bien Wallis y David, siempre encontraban la oportunidad para escabullirse y disfrutar de una cena para los dos en algún restaurante coqueto.
A su paso por Cannes, David le compró un dije de diamantes y esmeraldas para su brazalete. Se cree que fue entonces cuando el principe, tomó la decisión de casarse con Wallis, pués pensaba que su posición le daba el poder y el derecho de casarse con la persona que quisiera. David cubrió a Wallis de joyas y dinero, y tanto en febrero de 1935, como en el verano pasaron sus vacaciones juntos recorriendo Europa, tratando con la realeza y con jefes de gobierno. A estas alturas los miembros de la corte comenzaron a alarmarse, pués la relación con Wallis estaba haciendo que el principe descuidara sus tareas oficiales.

El año 1935 es clave en la historia de esta pareja, el romance, del que la prensa inglesa no había hecho ninguna mención, a diferencia de sus colegas americanos y europeos que habían disfrutado de los lindo cubriendo las vacaciones de la pareja, producía una gran preocupación en el gobierno, tanto que la pareja fue sometida a seguimiento por el Servicio especial de la Policia Metropolitana de Londres, encargados de recabar información y examinar en secreto la naturaleza de su relación. Dos informes de la policia, no dejan en muy buen lugar a Wallis:

1º el primero dejó constancia de la actitud de la pareja durante una visita realizada a la tienda de una anticuario, según declaración del propio anticuario "la dama parecía tener al POW (Prince of Wales) comiendo de su mano.
2º el segundo informe, que posteriormente sería utilizado y presentado por el MI5 a Edward siendo este ya rey para disuadirle de contraer matrimonio, informaba de que Wallis, mantenía una relación extramatrimonial, no con el Principe, lo que era obivo, sino con un tal Guy Marcus Trundle, del que tan sólo se informaba que trabajaba para la compañía Ford.

La perpectiva de tener a una divorciada americana con un pasado más que cuestionable, ejerciendo una perniciosa influencia sobre el heredero al trono, era algo que producía gran ansiedad tanto a los miembros del gobierno como a otras figuras de establishment.

Los informes de la Policia Metropolitana no se hicieron públicos hasta 2003 y si bien se dudó de la veracidad de la relación que se le atribuia Wallis con Trundle, la misma ha sido confirmada por la historiadora Susan Williams, así como por el Capital Val Bailey, quien conocía muy bien a Trundle, pues no en vano este había mantenido un romance con su madre durante dos décadas.

Predicciones astrólogicas aparte, Wallis pensó que su historia con David, no era sino un momento súblime e irrepetible de su vida, pero no pensó que fuera para siempre.
Entretanto y pese a que dijeran lo contrario, David pasaba mucho de su tiempo ocupándose de preparar el jubileo de las Bodas de Planta de su padre, así como la boda de su hermano el principe Henry con Lady Alice Christabel Montagu-Douglas-Scott, hija del Duque de Buccleuch y Queensberry.

Algunas fotos de los dos antes de hacerse pública su relación,esta concretamente fue tomada de forma subrepticia por el fotografo James Jarche en 1936, mientras difrutaban de una velada en un club londinense.
Imagen
Imagen

Y yo me pregunto, en este momento de la relación, antes de que se desencadenarán los acontecimientos, ¿estaba realmente enamorada Wallis?¿Hasta dónde llegaba la profundidad de su afecto?¿Amor o interes? ¿Se lo planteaba de fomra seria o como una aventura?
Personalmente, y más adelante según se vaya desarrollando la historia, daré argumentos para ello, creo que a Wallis le encantaba sentirse poderosa, saber que podia manejar al futuro rey de Inglaterra, tenía que ser un acicate muy poderoso, a parte, la situación económica del matrimono no era como para tirar cohetes, mientras que David, ponía todos los lujos de imperio a sus pies, creo que en su relación pesó tanto la parte racional como la emocional. ¿Por qué no dejarse querer?

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 30 Jul 2010 22:08 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Fascinante ;)

En la página anterior, Elinor, comentabas lo siguiente:

Por lo que a nuestro protagonista se refiere, al menos yo desconozco si tuvo algún amorío de juventud, pero a fin de cuentas lo importante es que su vida sentimental iba a determinar su futuro comportamiento.

Pues bien: sí, querida, esos amoríos de juventud existieron. Se cuenta que el primer enamoramiento fulminante de David tuvo por objeto a Marion Gertrude Trefusis, de casada lady Coke, pues era la esposa del vizconde Coke, a su vez hijo del conde de Leicester. Marion, doce años mayor que el príncipe, vivía con su esposo, del que tuvo cinco hijos a partir de 1906, en la hermosa propiedad de Holkham, que se eleva en los páramos de Norfolk, a escasa distancia de Sandringham House. Por lo que parece, la infatuación de David con Marion Coke se quedó en eso, en una infatuación; nunca trascendió el ámbito de lo platónico. Pero Marion fue la primera mujer casada que atrajo a David.

Entre los años 1916 y 1917, David estuvo coladito por los huesos de lady Sibyl Louise Beatrix Cadogan, a quien en su entorno llamaban Portia. Portia Cadogan pertenecía a la vieja aristocracia, siendo hija del vizconde Chelsea y nieta por vía paterna del conde Cadogan; se trataba, además, de una de las íntimas amigas de la princesa Mary, que ya sabemos todos que tenía a David como su hermano favorito. El romance de David y Portia se rompió de manera abrupta a principios de 1917, por motivos que nunca se han aclarado. Ellase casó en julio de ese mismo año con el hijo del conde de Derby, un chico que se llamaba Edward Montagu Cavendish Stanley, lord Stanley. Curiosidades de la vida: Edward lord Stanley era uno de los amigos de la época Oxford de David.

Después de su batacazo con Portia Cadogan, David se prendó de Rosemary Millicent Leveson-Gower. Rosemary era, en principio, un "partidazo": su padre era Cromartie Sutherland, cuarto duque de Sutherland, y su madre, Millicent St Clair-Erskine, era hija del conde conde de Rosslyn. A David le gustaba tanto Rosemary...¡¡que llegó a considerar en serio la posibilidad de casarse con ella!! Pero nuestra queen Mary se opuso firmemente a ese deseo de su hijo David. Se cree que queen Mary no estaba por la labor debido a que en la familia de Rosemary se habían producido algunos casos de "insania mental".

A principios de 1918, David aún seguía bebiendo los vientos por Rosemary. En marzo, conoció a Frieda Dudley-Ward.

;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 30 Jul 2010 22:53 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Aprovecho el flash back para introducir una foto de Frieda Dudley-Ward que me encanta:

Imagen

Ella debió de ser impresionante de cerca. Sus coetáneos la describen en general como una joven muy guapa, muy chic y extremadamente carismática, la clase de mujer con una personalidad vibrante que siempre llamaba la atención por su sentido del humor. Muy fun-loving, estupenda para compañera de fiestas de sociedad en la época.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 02 Ago 2010 21:34 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
Minnie, muchas gracias por la información, yo desconocía la existencia de estos amorios de juventud y , sinceramente no entiendo la negativa de la Reina Mary, teniendo en cuenta la escasez de princesas reales, además, repecto de la insania mental, ejem... algún que otro Hannover ha habido que estaba poco cuerdo, y los Windsor tenían sangre hannoveriana en sus venas.

Pero volvamos al hilo, es la tercera vez que lo intento subir y no me deja, voy a empezar a hipervelintar.

Cap 5.- Un reinado de 326 días.

En la tarde del 15 de Enero de 1936, el rey George V se retiró a su habitación de Sandringham House quejándose de que tenía un resfriado; no volvería a salir con vida de la habitación.
Su doctor personal Dawson escribió en su diario que había acelarado la muerte del rey, suministrándole, con el previo consentimiento de la Reina Mary, una inyección letal de cocaína y morfina, tanto para evitar una agonía mayor al a familia, como para asegurarse de que la muerte del rey se produciría a las 11:55, de forma que coincidiera con la edición matinal de The Times, evitando que los primeros en dar la noticia del fallecimiento del monarca fueran los diarios vespertinos considerados como prensa amarilla. El rey moriría el 20 de enero de 1936. Aquí os dejo, un enlace (puede ser un noticiero cinematográfico) donde da cuenta del fallecimiento y posteriores eventos, lo he conseguido de la página de la enciclopedia británica, si no se viera bien este es el enlace:
http://www.britannica.com/EBchecked/top ... ed-Kingdom

Durante la procesión del cortejo fúnebre, en el trayecto entre Westminster Hall y New Palace Yard, parte de la Corona Imperial (concretamente la cruz), cayó desde lo alto del ataúd hasta la cutera. El Nuevo rey, Edward VIII, vio la caída y se preguntó si aquello no era sino un mal augurio para su reinado.

Como muestra de respeto hacía su padre, los cuatro hijos sobrevivientes ( el pequeño príncipe John había fallecido 1919) Edgard, Albert, Henry y George,montaron guardia como señal de respeto, en la capilla ardiente del monarca durante la noche del 28 de Julio , el día previo al funeral, en lo que se conocía como la Vigilia del Príncipe, ceremonia que no sería repetida hasta la muerte de la nuera de George V, la Reina Elizabeth en el año 2002.



Este es un video del cortejo fúnebre, considerado como uno de los últimos actos de esplendor ceremonial del Imperio Británico, Gran Bretaña era una potencia de primera fila en aquella época, pero tras la Segunda Guerra Mundial, y después de la pérdida de su Imperio quedó relegada a una situación de potencia de segundo orden.
También os dejo ellink por si no os deja abrir el video.
http://www.britishpathe.com/record.php?id=64673

Como veo que no se cargan los videos, os dejo uno de youtube, pero os recomiendo vivamente los otros dos, porque como documentos históricos no tiene precio.

Me encanta la música. ¿alguien la conoce?

Dicen que años antes de morir, el rey había dicho que a su muerte “este muchacho, (por su hijo David) se arruinará en 12 meses,” la verdad es que sólo necesitó 11 meses

Haciendo un breve inciso y como nota curiosa, el diario español ABC abría su portada el 29 de Febrero con el funeral que en Madrid se había celebrado en memoria de difunto monarca británico.
También ese día el mismo periódico, una vez levantada la censura gubernamental, pudo publicar el reportaje de la boda de D. Juan De Borbón y Dña. María Mercedes (padres del actual rey Juan Carlos), que se había celebrado en Octubre del pasado año en Roma.


Continuo, al día siguiente del entierro, el nuevo rey rompió con lo que había sido el protocolo real hasta ese momento, asistiendo a la proclamación de su ascensión al trono desde una ventana en compañía de la que todavía seguía siendo Mrs. Simpson.

Edward producía desasosiego entre algunos miembros del gobierno con acciones que eran interpretadas como una interferencia del monarca en materia política. Así durante una visita a las area más deprimidas de las aldeas mineras del sur Gales el Rey hizo la observación de que “Había que hacer algo” por los mineros desempleados, lo que por algunos sectores de Gobierno, incluido el primer Ministro Baldwin fue considerado una crítica, así como un respaldo a la pretensión de una Seguridad Social británica que perseguían los socialistas, y que el rey apoyaba, si bien también ha que señalar que nunca ha estado claro que era lo que Edward tenía en mente cuando dijo eso. Las fotos de la discordía:
Imagen
Por otra parte, los ministros del Gobierno eran reticentes a mandarle documentación confidencial y papeles de estado a Fort Belvedere, porque estaba claro que aparte de que les prestaba poca atención, no se les escapaba el peligro que suponía que Mrs. Simpson o cualquier otro de los invitados pudiera tener acceso a ellos.

La forma tan poco ortodoxa con la que Edward asumió su papel de rey también se extendía al uso de su imagen tradicional, pues rompió con la tradición de que en la emisión de nuevas monadas cada monarca aparecía retratado de perfil en la dirección opuesta a la que había aparecido su antecesor, sin embargo, David, insistió en aparecer con su perfil izquierdo, si bien es cierto que tan solo se acuñaron unas pocas monedas y no había muchas en curso durante su abdicación, cuando el nuevo rey George VI sucedió a su hermano, también apareció mirando hacía la izquierda , sugiriendo que cualquier moneda que estuviera en circulación conteniendo el retrato de Edward, debía estar mirando a la derecha, por tanto le correspondía a él figurando hacía la izquierda (a eso le llamo yo negar la evidencia, mediante el sistema de pretender negar el pasado cambiando la realidad de los hechos acaecidos)


Durante el período de seis meses de duelo que siguió, al cual el príncipe no podía ver a Wallis en público. Aún así, asistían juntos a fiestas privadas. Por esas fechas, David también le pidió a Ernest que dejara que Wallis se divorciara de él.

En mayo David decidió que ya era tiempo de ser un poco más abierto acerca de su relación y le dijo a Wallis, “hay que hacerlo antes o después, mi primer ministro tiene que conocer a mi esposa”

Wallis nunca lo había oído verbalizar sus intenciones hasta ese momento y de repente se asustó.

“David” protestó, “no debes hablar de esa manera. La idea es imposible, Nunca te dejarán”.

“Soy perfectamente consciente de ello, pero te aseguro que de alguna manera lo voy a lograr”

El 16 Julio 1936 Edward sufrió una atentando. Un descontento irlandés, Jerome Brannigan (también conocido como George Andrew McMahon), sacó un revólver cargado cuando el Rey montaba a caballo en Constitution Hill, cerca de Buckingham Palace. La policía vio el arma y se abalanzó sobre él, siendo arrestado de inmediato. En el juicio Brannigan, alegó que "una potencia extranjera" se le había puesto en contacto con él para persuadirle de que matará a Eduardo, que había informado del plan de MI5, y que él no era más cebo del que se habría servido de MI5 para ayudar a la captura a los verdaderos culpables El tribunal desestimó las alegaciones y le condenó a una pena de prisión de un año. En la actualidad hora se cree que Brannigan había entrado en contacto con el MI5, la veracidad del resto de sus afirmaciones queda por comprobar.



El 27 de mayo, David invitó al primer ministro Stanley Baldwin y a su esposa Lucy, a una cena con Wallis y otros invitados, entre los que estaba el segundo marido Ernest, siendo más que claro para todos los invitados el lugar que ocupaba Wallis en la vida de David.

Mr Baldwin y esposa
Imagen
El primer ministro y el Rey en 1929, no me pregunteis que esta haciendo el Sr.Primer Ministro con sus dedos.. :-O

Entre los meses de Agosto y Septiembre, Edward y Mrs. Simpson realizarón un crucero por el Mediterráneo a bordo del yate Nahlin.
Imagen
ImagenPara Octubre estaba empezando a estar claro que el rey planeaba casarse con Mrs. Simpson, sobre todo una vez que la demanda de divorcio de Ernest había sido presentada ante el Juzgado de Ipswich Crown, alegando “adulterio”. Pero no el que estáis pensando, aunque era más que obvio, sino de Ernest, en la Inglaterra de 1930 , las diferencias irreconciliables como causa de divorcio no existían, sólo se admitían dos: adulterio y maltrato o violencia doméstica, así que se decidió alegar adulterio de Ernest para facilitar las cosas, y la preparación de las pruebas fue de lo más rocambolesca, Ernest se fue con una mujer a una habitación de un hotel, donde fue sorprendido por unos detectives privados, que le sacaron fotos comprometedoras que servirían de apoyo a la demanda de Wallis.

El romance real era un material de primera página en los periódicos de Europa y Estados Unidos que publicaban llamativas historias acerca del rey y de su amante, mientras la prensa británica acordó permanecer en silencio, al fin y al cabo por aquel entonces Estados Unidos estaba en la periferia del mundo, lo que opinaran o dijeran sus periódicos no dejaba de ser irrelevante.

Mientras tanto, con el divorcio de Wallis en proceso, David le hizo la proposición formal, y planeó contraer matrimonio a tiempo para su coronación el 12 de mayo de 1937 Se hicieron preparativos para cubrir cualquier contingencia, inclusive la que contemplaba la posibilidad de la coronación del Rey Edward y la Reina Wallis. Debido a las implicación de carácter religioso del matrimonio ( no hay que olvidar la postura de la Iglesia anglicana ante los divorciados ) se realizaron planes para llevar a cabo una ceremonia de coronación de carácter más laico, trasladando su celebración de la tradicional Westminster Abbey, a la Banqueting House en Whitehall. hay quien incluso diseño una posible invitación de boda :shock:
Imagen

Aproximadamente en Octubre-Noviembre la prensa británica finalmente rompió su silencio acerca de aquella mujer en la vida del rey, y el romance de pronto se convirtió en un tema demasiado caliente. Con su fotografía engalanando todos los periódicos de la Gran Bretaña, Wallis huyó a Cannes. Cuando partió, David le dijo “no se como va a terminar todo esto. Pasará un tiempo antes de que podamos estar juntos otra vez. Debes esperarme no importa cuanto tiempo tarde. Nunca renunciaré a ti”.


Cap 6.- La crisis de la abdicación.


Es un principio fundamental de la Constitución Británica que el monarca acepte el consejo del primer ministro y del gabinete – los cerca de 20 principales miembros del parlamento que llevan a cabo las funciones ejecutivas

El 16 de Noviembre de 1936, Edward invitó al Primer Ministro Stanley Baldwin a Buckingham Palace donde le expresó su deseo de contraer matrimonio con Wallis en cuanto está fuera libre. Baldwin informó al Rey que sus súbditos considerarián el matrimonio moralmente inaceptable, mayormente porque la Iglesia de Inglaterra se opone al divorcio, de forma que el pueblo no toleraría a Wallis como reina, además estaba el hecho que Edward como Rey, también es el Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra, y obviamente el clero anglicano esperaría que su líder apoyará sus doctrinas. (Me parece de una hipocresía mayúscula que la iglesia Anglicana que tiene su origen en el divorcio más famoso de la historia, venga con remilgos en este tema).


Edward propusó la solución alternativa de celebrar un matrimonio morganático, de esta forma el seguiría siendo Rey, pero Wallis no sería reina, sólo se le daría un título de rango menor, y desde luego, los posibles hijos del matrimonio quedarían excluidos de la sucesión al trono. Esta alternativa también fue rechazada tanto por el Gabinete británico como por los gobiernos de los otros Dominios, cuya opinión había de tenerse en cuenta conforme a lo dispuesto en el Estatuto de Westminster de 1931, el cual regulaba que "cualquier alteración o modificación de las leyes concernientes a la Sucesión al Trono o tratamiento de la realeza así como los títulos de ella derivados, deberían requerir el consentimiento previo de los parlamentos de todos los Dominios así como el del Parlamento del Reino Unido”

Los Primeros ministros de Australia, Canadá y Sudáfrica manifestaron una clara oposición al matrimonio del rey con una divorciada, el premier de Irlanda manifestó indiferencia, mientras que el Primer Ministro de Nueva Zelanda, que jamás había oído hablar de Mrs. Simpson con anterioridad, vacilaba en su respuesta sin acabar de dar crédito a lo que le decían.

El único apoyo con el que contó David durante esta larga y agónica crisis fue el de Wiston Churchill, también miembro del gobierno, y amigo del monarca, con lo que probablemente le conocería muy bien. Unos dicen que le mostró su apoyo, porque como el mismo declaró era la mayor historia de amor del s. XX, y otros que su apoyo se debía más a su afición por llevar la contaría al resto del Gobierno. Roy Jenkins, biógrafo de Churchill, afirma en su biografía, que de haber tenido éxito el apoyo de Wiston y haberse celebrado el matrimonio sin necesidad de abdicación; Churchill tres años después, se habría visto en el apuro así como en la obligación de tener que detener a su rey y encarcelarlo si quería evitar la formación en Gran Bretaña de un gobierno como el de Vichy en Francia. Pero volvamos a 1936

Vista la situación, el rey informó a Baldwin que abdicaría si no podía casarse con Mrs. Simpson. Fue entonces cuando Baldwin presentó al rey las tres alternativas que tenía el monarca: renunciar a la idea del matrimonio; casarse aún en contra de la opinión de sus ministros; o abdicar. Estaba claro que Edward no estaba preparado para abandonar a Mrs. Simpson, pero también era consciente de que si se casaba en contra de la opinión de sus ministros, el gobierno en bloque presentaría su dimisión, provocando una crisis constitucional que podía acabar con la monarquía. Eligio abdicar.

Llegados aquí, me parece oportuno plantear una cuestión o reflexión :
1.- ¿Por qué ambos hombres Baldwin y Edward, enrocaron tanto sus posiciones sin dejarse una salida que pudiera ser honorable y que no supusiera una claudicación para ambos?
2.- ¿Hasta que punto no llevo Baldwin su animadversión política hacía el Rey, a quien consideraba un entrometido político, demasiado afín a algunos de los postulados laboristas, al terreno personal, poniéndole entre la espada la pared? Fuera lo fuera lo que sucedió desde un punto de vista político en la visita del monarca al sur de Gales, es obvio que marco un punto de inflexión, como también parecía entenderlo el pueblo británico que hacía manifestaciones y llamamientos al resto de la ciudadanía para apoyar al rey
Imagen
Imagen
3.- ¿El silencio de la prensa británica era real o impuesto? Parece que todo se desencadenará en unos pocos meses, de forma que por el propio gobierno hacía aparecer el empecinamiento del rey como un capricho infantil, cuando la realidad es que llevaba bastante tiempo manteniendo una relación con esa mujer, para todos debía ser obvio que no era una más en su lista de amantes.

4.- ¿Hacía frente David, a unos políticos que que todavía mantenían postulados morales de la época victoriana, de moral publica y vicios privados, y que no toleraban que el Rey pusiera su ordenado mundo patas arriba, y pretendiera ser lo más honesto que podia con la corona y consido mismo, casándose con quien quería y no con quien debía, en lugar de hacerlo al reves y ser infiel a su esposa con la mujer a la que amaba?

David, se humillaba como rey y como hombre ante Baldwin al postergar el rango de la mujer que amaba y privar a sus hijos de su derecho a reinar, si se avenía a celebrar un matrimonio morgánatico ¿Por qué entonces tanta negativa?

Me gustaría conocer vuestras opiniones, creencias o teorias más peregrinas.
Por fín he conseguido subirlo.!!! :DD

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 02 Ago 2010 21:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
Citar:
El primer ministro y el Rey en 1929, no me pregunteis que esta haciendo el Sr.Primer Ministro con sus dedos..


No subió la foto, Intenet conspira contra mí :))
Es esta Imagen

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Por amor, todo por amor
NotaPublicado: 03 Ago 2010 20:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Ene 2010 21:23
Mensajes: 263
Ubicación: Villa y Corte de Madrid
Habiamos dejado a David justo en el momento de tomar la que sería la decisión más trascendental de su vida:

Cap 7.- La abdicación

Edward firmó los documentos de abdicación en Fort Belvedere el 10 de Diciembre de 1936, en presencia de sus tres hermanos, el Duque de York, el duque de Gloucester y el Duque de Kent. Al día siguiente y como último acto de su reinado , procedió a la sanción real del Acta de Abdicación de su Majestad de 1936. Tal y como era requisito conforme a lo dispuesto por el Estatuto de Westminster, todos los Dominios expresaron su consentimiento a la abdicación, si bien el denominado Estado Libre de Irlanda no remitió su cédula de consentimiento hasta el 12 de Diciembre, fecha en la que también remitió firmado el Acta de Relaciones Exteriores

En la noche del 11 de Diciembre de 1936, Edward, ahora reinvestido como principe, realizó una declaración a la nación y al Imperio, explicando su decisión de abdicar; fue durante esta emisión cuando pronunció su famosa frase “Me es completamente imposible llevar la tremenda responsabilidad y las tareas que tengo enconmendadas como rey, de la forma que me gustaría realizarlas, sin contar con la ayuda y el apoyo de la mujer que amo”

La familia real escuchó la retransmisión por la radio, lo mismo que Wallis quien en su casa de Cannes, una vez terminado el discurso, exclamó: “el muy imbécil, el muy imbécil, lo ha hecho” No suenan a las palabras de alguien enamorado, que sabe que el otro ha tenido que renunciar a lago para lo que ha estado preparandose durante toda su vida.

El discurso, (que podeís leer al principio de este post), y cuya redacción se atribuye a medias entre el propio rey y su amigo Winston Churchill, fue calificado como cínico y sentimentaloide a partes iguales.

Después de la transmision, Edward abandonó el Reino Unido con destino a Austria, por el momento y hasta que el divorcio de Wallis no fuera una completa realidad no podría reunirse con ella hasta pasados varios meses. Su hermano, el Principe Alberto, Duque de York, le sucedía en el trono con el nombre de George VI. La hija mayor de George , la Princesa Elizabeth, se convertía en la primera en la línea de sucesión al trono.

Imagen
Imagen
Imagen
Aquí un video, muy curioso donde el duque años después remora ante las cámaras su discurso con un montaje de imágenes. Lo siento por la calidad del video
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=S3qh3OEtTmI&feature=related[/youtube]
http://www.youtube.com/watch?v=S3qh3OEt ... re=related

Edward llamaría a Wallis para decirle “Los puentes levadizos se levantan detrás de mi”. “Te he llevado hacía el vacío”

Cap 8.- El Duque de Windsor
El día 12 de Diciembre de 1936, durante la primera sesión del Consejo Privado, George VI anunció que iba a otorgar a su hermano el título de Duque de Windsor , así como readmitirle en los más altas graduaciones de la diferentes Ordenes de Caballería Británicas. Quería que este fuese el primer acto de su reinado, si bien los documentos oficiales no fueron firmados hasta el mes de marzo del año siguiente.

En ese intervalo Edward fue conocido universalmente como Duque de Windsor. La decisión del Rey de conferir a Edward un ducado con rango real aseguraba que David no pudiera presentarse para ser elegido a la Cámara de los Comunes, ni tampoco hablar acerca de asuntos políticos en la Cámara de los Lores.

Sin embargo, la Carta de Patentes fechada en 27 Marzo 1937, que reconfieren al duque de Windsor el título ", tratamiento o atributos de Alteza Real", declaró expresamente que "su mujer y sus descendientes, si los hubiere, no podrán ocupar dicho título o atributo" Algunos ministros advirtieron que Edward no tenía ninguna necesidad de ser reintaurado como Alteza Real, pues no habría perdido esa dignidad, y llegando más lejos en sus afirmaciones, Mrs. Simpson al ser su esposa, obtendría automáticamente el rango de princesa con tratamiento de Alteza Real , por el contrario otros mantenían que al abdicar había pérdido su rango real y su derecho a llevar cualquier otro título y ostentar cualquier otra rango más allá del otorgado por George VI al hacerle Duque de Windsor. Para aclarar la situación el 14 de Abril de 1937, Fiscal General del Estado Sir Donald Somervell remitió al Secretario de Estado Sir John Simon un memorandum en el que sumarizaban los puntos de vista que sobre este asunto tenía el Lord Advocate T. M. Cooper, el Miembro del Conserjo del Parlamento, Sir Granville Ram, and el mismo

1. Somos de la opinión de que con su abdicación, el duque de Windsor no puede reivindicar el derecho de seguir recibiendo el tratamiento de Alteza Real. Por tanto no se puede plantear ninguna objeción razonable a que el rey en la Carta de Patentas, además de instaurar el titulo sin posibilidad de sucesión lineal, no haya también querido excluir el derecho al uso de cualquier otro tratamiento, para personas distintas a las que la Actual Cara de Patentes confiere el título.

2. La cuestión, sin embargo hay que considerarla sobre la base del hecho de que, por razones que son fácilmente comprensibles, que sólo por la aprobación expresa de Su Majestad disfruta de este título y de ser mencionado como Alteza Real tanto en ocasiones formales como en los documentos oficiales. A la luz de los precedentes, parece claro que la esposa de un Alteza Real cuenta con el mismo título a menos se hubiera establecido con carácter previo que no tendría derecho a ellos.

3. Llegamos a la conclusión de que la mujer no podía reclamar este derecho sobre cualquier otra base legal. El derecho y la forma de utilizar este tratamiento o el título, a nuestro juicio, es parte de las prerrogativas de Su Majestad y él tiene el poder para regular mediante Cartas Patentes ya sea con carácter general o para circunstancias especiales.

El mensaje era muy claro, con la abdicación Edward había perdido todas su dignidades y títulos, sólo por la gracia del Rey, su hermano, se le había otorgado el título de Duque de Windsor, de forma personal y como un acto de afecto, quedándo fuera de los deseos del monarca que pudiera ser utilizado por otras personas. Edward era parte de la familia, y siempre lo sería, tenía por tanto derecho a ser tratado como un igual, no así su esposa

En marzo de 1937, Wallis partió para Tours, Francia, hogar de Charles Bedaux, quien ofreció su castillo para la boda. Las leyes sobre el divorció exigieron a la pareja que permanecieran separados hasta que el divorcio definitivo de Wallis fuera otorgado el 27 de abril. Finalmente, David pudo reunirse con ella en Francia. Wallis quien supuestamente era supersticiosa sobre los matrimonios en mayo (“cásate en mayo y lamentarás el día”, dice el dicho), quería posponer las nupcias hasta junio. Por su parte, David prefirió retrasar el acontecimiento hasta después de la coronación de su hermano Alberto el 12 de mayo. Lo fijaron para el 3 de junio.

Pero, el camino hacía el altar aún daría problemas. Cuando la Iglesia de Inglaterra rechazó celebrar dicho matrimonio, un párroco del condado de Durham, Reverendo Robert Anderson Jardine (Vicario de St Paul's, Darlington), se ofreció a celebrar la ceremonia, el Duque acepto. Sin embargo a la ceremonia no asistió ningún familiar del novio, el nuevo rey George VI, prohibió a la familia asistir a la boda. Edward había deseado que sus hermanos, los duques de Gloucester y Kent y su primo segundo Louis Mountbatten estuvieran allí, la única que asistió pese a la prohibición real fue su hermana la Princesa Real Mary, quien poco después de la abdicación de Edward se había exiliado en Viena con su marido el conde Harewood, y por supuesto no iba a renunciar a estar junto a su hermano favorito en la boda de éste — esta situación, la de la prohibición de asistencia o de visitarles continuó durante muchos años, provocando irritación en los duques.

El costurero estadounidense Mainchober diseñó el ajuar de Wallis, incluyendo su vestido de novia de satín crepé, color azul acompañado de un chaquetilla corta entallada. El tono azul se dijo que combinaba con la decoración del salón del castillo y se llamó “Azul Wallis”. Un día antes de la boda, Cecil Beaton tomó las fotografías formales de la pareja. Pués no sé pero yo no veo azul
Imagen

Wallis visitó un sombreo de pequeñas plumas rematado con un halo de tul. En su muñeca derecha llevaba un ancho brazalete de diamantes y zafiros, conocido como el brazalete del “contrato matrimonial”; también usó un broche y aretes en combinación. El regalo de David para ella fue un brazalete de diamantes con nueve cruces colgantes y piedras preciosas montadas. Su anillo de compromiso
fue una esmeralda rectangular de 19.77 quilates de Cartier de Londres. La piedra era una de las mitades de una de las más grandes esmeraldas del mundo que alguna perteneció al Gran Mongol. El anillo estaba inscrito con la frase “Ahora nosotros somos el uno del otro, 27/X/36”. La fecha, octubre 27 de 1936 señala el día de su compromiso. En el código privado de la pareja, la palabra “nosotros” (en ingles WE) representaba las iniciales de sus primeros nombres.

Comentario Off topic lo que más me gusta de esta mujer son...sus joyas :-D

Justo antes del mediodía, Wallis y David contrajeron matrimonio ante el alcalde de Monts, seguido de un servicio religioso. La tía Bessie estaba entre los 16 invitados. El Rey, la reina, la reina madre y Winston Churchill enviaron telegramas de felicitación. La alegría del Duque al recibir el telegrama de su madre, fue enorme, según algunos de los invitados, se pasó todo el coctel posterior con la comunicación en la mano y enseñandosela a todo el mundo, para alguno “resultaba patético verle correteando entre los invitados con el telegrama en la mano”
Algunas fotos del acontecimiento:
Imagen
Imagen
Imagen

En esta pose , la verdad que yo no les veo salir el amor por los ojos
Imagen
La pareja pasó su luna de miel en Venecia

La denegación del tratamiento de Alteza Real a la Duquesa de Windsor causó conflicto, como también lo hicieron las claúsulas financieras —el Gobierno había declando incluir a los Duques en la Lista Civil, de modo que la pensión del Duque era directamente pagada por el Rey. El duque había puesto al Rey en una situación comprometida, al no informarle exactamente del estado de su fortuna, la cual era bastante considerable en el momento de su abdicación, pues a lo largo de los años había conseguido acumular todos los ingresos provenientes del Condado de Cornwall, el cual le eran pagados en su condición de Principe de Gales, así como sus ingresos ordinarios como Rey. Cuando Wallis se casó con él, Edward era probablemente el hombre más rico del planeta.

Además de la pensión, los nuevos reyes también tuvieron que pagar por Sandringham House y el Castillo de Balmoral, lo cuales eran propiedad personal de Edward, heredados de su padre, el rey George V, con lo que no pasaron automáticamente a poder de George VI con su ascensión al trono.

Las relaciones entre el Duque de Windsor y el resto de la familiar fueron tensas durante décadas, es más en 1939, Edward se revolvió contra su madre escribiéndole:

"Tu última carta ha destruido el último vestigio de afecto que sentía por ti… y ha hecho imposible cualquier tipo de correspondencia entre nosotros de ahora en adelante”

En los primeros años del reinado de George VI, el duque telefoneaba casi a diario, importunándole por cuestiones de dinero e insistiendo hasta la saciedad que la Duquesa, debía ser elevada al rango de Alteza Real, tan pesado se puso, que el rey aburrido dio orden de que no le pasaran más llamadas suyas.

El duque había asumido que tras un par de años de exilio en Francia, podría volver a establecerse y vivir en Gran Bretaña, sin embargo el Rey George VI; con el apoyo de su madre la Reina Mary así como de su esposa Reina Elizabeth la amenazó con suprimir el pago de la pensión que recibía si se le ocurría volver a pisar suelo británico sin haber sido previamente invitado.

A estas alturas, me parece que Edward se había dado cuenta, de que jamás le permitirían regresar a Gran Bretaña, aunque solo fuera para hacer vida de royal minor, que había renunciado no sólo a trono, sino a una forma de vida.

Es mi opinión personal y por lo tanto puedo estar equivocada, Edward no pensó que realmente le hicieran abdicar, pensó que llegado el momento decisivo habría alguna forma de llegar a un compromiso, sin embargo, una vez las cartas sobre la mesa no le quedó más opción que jugarlas y le habían tocado las peores. Utilizando un símil del mus, Edward metió un órdago a grande, para al final ganar la chica.

_________________
Elinor.Duchesse d’Aquitaine


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 64 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro