Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 290 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ... 25  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 04:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Por favor no olviden continuar con la historia de este foro......Esta interesantisíma!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 08:41 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
kalistenes escribió:
Minnie escribió:
Esa foto es anterior al nacimiento de Marina.

Pero sí, Miechen está encantada de posar con sus nietas griegas, salta a la vista ;) En el fondo, nuestra Miechen se tuvo que tragar tanta quina con las bodas de sus hijos, que al final seguro que consideraba un exitazo el matrimonio de Helen con Nicolaos...a pesar de lo que ocurrió en 1911.


Minnie...una pregunta: la famosa Miechen, individualmente considerada; una princesa alemana que tuvo la suerte de casarse con un Gran Duque ruso, hijo tercero del Zar..... podía darse el lujo de despreciar a otro príncipe aleman, seguramente de no menor rango que ella misma para su hija?....mmmmm..... me parece que la señora se subió a un cocotero!!!!!!


Pues sí, jajajajaja.
A Miechen se le subieron mucho los humos cuando se casó con un imperial Romanov. Como bien dices, ella pertenecía a una de las numerosísimas dinastías germanas y su destino parecía no salirse de esa esfera, ya que, a su debido tiempo, también se comprometió en matrimonio con uno más entre los muchísimos príncipes que pululaban por allí. Pero surgió Vladimir...y Miechen dejó a su anterior novio con todo el desparpajo del mundo para ennoviarse con un gran duque ruso. A partir de ahí, creo que se sintió impelida a interpretar el papel de gran duquesa como si fuese ella misma la descendiente de zares, en vez de su marido, jajajaja.
En Miechen, el orgullo rayaba la soberbia. Ésa era parte de su fuerza, pero también su debilidad, si uno lo piensa fríamente.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 09:18 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Ocurrió que George V y su reina Mary no tenían mucha suerte con "sus chicos". Había cuatro varones: Edward príncipe de Gales (en familia le llamaban David y yo suelo usar David cuando me refiero a su etapa previa al ascenso al trono, pero he decidido emplear Edward para evitar confusiones...), Bertie, Henry y George. Había existido un quinto varón, John, pero éste, un muchacho asateado por enfermedades, había muerto prematuramente.

De los cuatro chicos, sólo Bertie (el mismo que había ejercido de best man para Paul de Yugoslavia cuando éste se había casado con Olga de Grecia, hermana de nuestra Marina...) había mostrado buen juicio suficiente para enamorarse de una aristócrata escocesa de excelente trayectoria e impecables modales: Lizzie Bowes-Lyon. Edward, el príncipe de Gales, era un sujeto aquejado de una notable falta de madurez, que, para evadir de plano cualquier compromiso matrimonial apropiado, íba enamorándose, sucesivamente, de mujeres casadas. Henry y George también llevaban un "mal camino". A Henry se le tenía por un notorio mujeriego que a veces competía con el príncipe de Gales por los favores de alguna señora en concreto: así ocurrió con la célebre Beryl Markham. En cuanto a George, el asunto resultaba más peliagudo todavía...

Imagen
George.

La reina Mary adoraba a George: se trataba de su predilecto, porque el mozo compartía la pasión de la madre hacia las obras de arte y los objetos de anticuario. Ella había desarrollado un talento especifico para detectar, casi a simple vista, muebles de época, por ejemplo. Le bastaba una ojeada para reconocer un auténtico Sheraton o un verdadero Hepplewhite. En eso, George no le quedaba a la zaga -lo que constituía un motivo de orgullo para la soberana-. En cuanto al rey George V, podía concederse el lujo de mostrar cierta flexibilidad con su hijo George. Por ejemplo, el monarca era un tipo obsesionado con la puntualidad a la hora de sentarse a la mesa para las comidas familiares; no toleraba que ninguno de sus vástagos llegase tarde, por lo que todos trataban de llegar antes incluso de la hora en que debían reunirse. Cuando George se retrasaba, en cambio, el rey George se limitaba a hacer un gesto disciplente con la mano -para gran alivio de todos, que temían sus ramalazos coléricos tan "hannoverianos"-.

Sin embargo, George V y Mary vivían seriamente preocupados por "el carrerón" que llevaba el príncipe George. Por un lado, estaba el asunto de su bisexualidad, que le permitía alternar las aventuras de cama con mujeres nada apropiadas (cantantes como Florence Mills y Jessie Mathews, o damas de sociedad de moral bastante relajada, como la maharaní hindú Indira de Cooch Behar o la duquesa Margaret de Argyll) y las relaciones más o menos duraderas con hombres (desde Anthony Blunt a Noël Coward, para llegar a José Evaristo Uriburu, sin olvidar visitas a prostíbulos masculinos). Esa vida sexual "tan irregular", no obstante, tal vez angustiaba menos a Mary que el hecho de que su hijo, durante una esporádica aventura con la americana Kiki W. Preston, se aficionase rápidamente a la morfina y la cocaína.

Había habido un punto de inflexión, claramente vinculado a la relación de George con el argentino José Evaristo Uriburu. El padre de José Evaristo era hijo y también yerno de sendos presidentes de Argentina; a la sazón, desempeñaba el cargo de embajador argentino en territorio británico, mientras su hijo estudiaba en Cambridge, dónde entabló amistad con George de Kent. Ese padre fue el que descubrió una noche a George de Kent saliendo, con ropas desordenadas, de la alcoba del hijo. Se organizó una buena, por decirlo finamente. Los amantes tuvieron que separarse, aunque hay que decir que George no se quedó a llorar la pérdida mucho tiempo: en nada y menos, ya estaba entablando una íntima amistad con un aristócrata italiano. Luego, se enredó en una aventura con un arquitecto francés, con el cual fue detenido por estar bailando ambos de forma demasiado explícita en un club nocturno londinense, The Nut House. El príncipe George, maquillado como una puerta, tuvo que pasar horas en una celda de la comisaría de Bow Street mientras los superiores policiales trataban de confirmar su identidad con Buckingham Palace.

A esas alturas, para George V y Mary estaba claro como el agua que había que casar a ese muchacho...rápidamente. Si el matrimonio no hacía nada por "encauzar" en la "dirección correcta" sus instintos eróticos, al menos una buena boda serviría de pantalla para la vida privada tan escandalosa del guapo príncipe.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 09:30 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26951
Ubicación: ESPAÑA
Imagen

Imagen

Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 09:33 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
No fue nada difícil organizar un "compromiso" entre George y la princesa Marina de Grecia. Marina poseía un árbol genealógico sencillamente formidable, así como las apropiadas conexiones familiares. Se trataba de una "royal" de la cabeza a los pies. De hecho, íba a ser la última princesa de las de verdad, de las que resistirían la prueba del guisante colocado bajo montones de colchones mullidos, que entrase en la familia real británica. En esa época, lo importante era que, ya que había que proteger detrás de una vistosa pantalla la intimidad desordenada del príncipe, nada mejor que un enlace absolutamente glamuroso con una princesa.

Los encuentros entre George y Marina no habían hecho saltar ninguna "chispa amorosa", pero, ciertamente, se agradaban mutuamente. Marina podía apreciar la apostura y la personalidad encantadora de ese príncipe. En cuanto a George, estaba fascinado por el parecido que veía en Marina con su fallecida abuela paterna, la inolvidable Alexandra. En realidad, no resultaba tan sorprendente: Alexandra era una tía abuela paterna de Marina. Para George, suponía un estímulo positivo la perspectiva de ofrecer a los ingleses una princesa que tuviese un estilo similar al que había hecho extraordinariamente popular a Alix.

En resumidas cuentas: ninguno de los dos sentía latir con fuerza el corazón o mariposas revoloteando en el estómago cuando se veían juntos, pero, paralelamente, sabían que podían avenirse a las mil maravillas. Formarían un equipo con una imagen conjunta elegante y refinada, lo que constituiría un servicio a la monarquía. Marina estaba muy predispuesta a servir de esa forma a la monarquía británica, desde luego.

Así que se comprometieron...

Imagen
Fotografía oficial de compromiso.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 09:36 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Dos cautivadoras imágenes de la flamante prometida al ser públicamente reconocida como tal:

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 09:43 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Por cierto que Marina ya entraba pisando fuerte...y creando estilo. El sombrerito que lleva Marina en esa sesión de fotos se convirtió en el sueño de millones de británicas, al punto de que llegó a inspirar una canción en la época.

La nueva pareja constituía un revulsivo en el panorama de la monarquía inglesa...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 09:57 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Hay que tener en cuenta que, muy a menudo, los matrimonios de los miembros de la realeza definen perfectamente la dinámica social de la época.

La casa real inglesa era completamente GERMÁNICA. La última Hannover, la reina Victoria, tenía cuatro abuelos de ascendencia puramente germánica. Se casó con su primo hermano Albert de Saxe-Coburg-Gotha, "un buen alemán de Coburgo", como solía asegurar él vehementemente. Entre ellos, hablaban en alemán; él solía denominarla, cariñosamente, "gutes Weibchen", traducible por "mi buena mujercita". Aunque Bertie, el príncipe de Gales, se había casado con una princesa danesa, en realidad si se echaba una ojeada al árbol genealógico de Alix resultaba que sangre danesa poquita, pero sangre germánica a borbotones. Luego, Georgie, el hijo de Bertie y Alix, se había casado con May de Teck, cuyo padre pertenecía a una rama menor morganática de la casa de Württemberg.

Ese asuntillo se transformó en un serio problema para la dinastía durante los años de la Gran Guerra. Alemania y Austria-Hungría, las potencias centrales, eran el enemigo para los ingleses, coaligados con franceses y rusos. Se produjo una fuerte marejada de histeria colectiva anti-alemana en las islas británicas. El rey George V, sintiéndose claramente acosado, tomó una decisión drástica: renunció a sus apellidos para adoptar un apellido netamente inglés, vinculado al más celebre de sus castillos, Windsor; a la vez, hizo que sus parientes residentes en el país anglicanizasen sus germánicos apellidos, renunciando a los títulos alemanes para recibir a cambio títulos ingleses. La medida fue un golpe de efecto, pero, como podría señalar cualquiera con dos dedos de frente, cambiarte el apellido Saxe-Coburg-Gotha por el apellido Windsor no hace que tus antepasados alemanes se vuelvan por arte de magia autóctonos del Berkshire.

Así que, en esa coyuntura, se consideró muy apropiado y ventajoso que dos de los hijos varones de George y Mary se casasen con aristócratas británicas de sólida raigambre escocesa. El país acogió con júbilo la boda de Bertie, duque de York, con Lizzie Bowes-Lyon, así como el matrimonio de Henry, duque de Gloucester, con lady Alice Christabel Montagu-Scott, hija de un duque de Buccleuch. Lizzie y Alice aportaban una sólida conexión británica a la dinastía. Los retoños de Lizzie y Alice sí podrían presumir de llevar una porción de "buena sangre inglesa" corriendo por las venas.

Sin embargo, con Lizzie y Alice, se había "cubierto el cupo". La gente, que ya estaba satisfecha en ese sentido, acogía ahora con franco deleite a una princesa para George. A través de su padre, Marina ofrecía un pedigree danés (lo que recordaba a Alix) y ruso. A través de su madre, Marina evocaba también lo ruso (¿quien se íba a poner quisquilloso por el hecho de que la abuela Miechen hubiese nacido princesa de Mecklemburg-Schwerin?). Marina, sobre todo, devolvía a la casa de Windsor la ilusión de la realeza.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 10:00 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Otra foto de Marina y George previa a la boda:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 10:02 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
La princesa griega...

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 10:06 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Y sus dos concuñadas aristócraticas de cepa británica...

*Elizabeth "Lizzie" duquesa de York:

Imagen


*Alice duquesa de Gloucester:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 May 2008 10:15 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
Por cierto que un detalle "un poquito snob" de Marina, que la hace digna nieta de Miechen y digna hija de Helen, es que siempre consideró que ella estaba hecha de otra madera más noble que sus concuñadas. Marina ERA realeza, en tanto que Lizzie y Alice ERAN aristocracia aunque el matrimonio las hubiese introducido en el círculo de una familia real. Con cierta ironía, Marina llamaría a Lizzie y a Alice "esas galletitas escocesas" ("these scottish cookies").

Y antes de seguir avanzando en este tema...voy a cometer un LATROCINIO. Vamos, que voy a ROBAR, pero elegantemente, jajajaja. Es una forma de "tirar el guante" para que lo recoja nuestro Octavius ;)

En el tema acerca de la parure Cambridge abierto en el subforo de Joyas, Octavius introduce un mensaje muy interesante. Copio/pego, a su salud:

Extraído de "Analyzing Parties", de Elsa Maxwell la famosa periodista social americana de la primera mitad del siglo XX. (A continuación he puesto mi traducción al español)

One of the amusing incidents I remember about that night happened at supper. Princess Marina of Greece, one of the most beautiful young women I have ever seen, was sitting at my table. She was living in Paris then with her parents, Prince Nicolas of Greece and the Grand Duchess Helen of Russia, and not having an easy time of it. During supper Marina turned to an American friend who had just arrived from Hollywood. "I am so tired of being poor!" she said. "I wonder if you could get me a film test in Hollywood?" It might just have come about, too, except that later in the summer Princess Marina went to Dubrovnik on the Dalmatian coast for a holiday, and there met another holidayer - Prince George, afterwards Duke of Kent. They fell in love and were married before the year was out.

Uno de los incidentes divertidos que recuerdo de aquella noche ocurrió en la cena. La princesa Marina de Grecia, una de las jovencitas más guapas que he visto, estaba sentada en mi mesa. Por entonces vivía en París con sus padres, el príncipe Nicolás de Grecia y la gran duquesa Helen de Rusia, y lo estaba pasando bastante mal. Durante la cena Marina se dirigió a una amigo americano que acababa de llegar de Hollywood. “¡Estoy tan cansada de ser pobre!”, dijo. “¿Me pregunto si podrías conseguirme una prueba en Hollywood?” Podría haber ocurrido justo eso, si no llega a ser porque avanzado el verano la princesa Marina fue a Dubrovnik en la costa de Dalmacia para unas vacaciones y allí conoció a otro turista: el príncipe George, más tarde duque de Kent. Se enamoraron y estaban casados antes de concluir el año.


Sólo veo dos puntos débiles en el resumen de la Maxwell (qué mujer, por cierto...). Uno: George y Marina pudieron reencontrarse en Dubrovnik, dónde Marina estaría seguramente visitando a su hermana Olga y su cuñado Paul; pero sin duda se conocían DE ANTES, ya que, a fín de cuentas, eran primos (la abuela Alix de él era hermana del abuelo Georgios de ella, siempre había existido un constante roce entre los royals británicos y los griegos al punto de que la tía favorita del rey George V era Olga de Grecia, abuela paterna de Marina). Dos: lo de que "se enamoraron" es un poquito bastante exagerado. Digamos que "se convinieron mutuamente" y quizá estemos mucho más cerca de la realidad.

;)


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 290 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ... 25  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro