Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 95 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 14 Ene 2011 21:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Oct 2009 05:01
Mensajes: 11457
Ya estamos con las intrigas!!! pues si el nieto es Antonio Pascual no me interesa ni lo más mínimo :tongue:
Y suerte con los exámenes!!!

_________________

"Buscad la Belleza, es la única protesta que
merece la pena en este asqueroso mundo"
(R. Trecet)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 14 Ene 2011 22:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Mar 2009 02:41
Mensajes: 2319
Ubicación: Buenos Aires.Argentina
Hombre,que sería un relato en la Francia de aquella época sin intrigas? ;)

_________________
Condesa de San Fernando


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 16 Ene 2011 17:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
Muchísimas gracias por desearme suerte!! Espero que con una poquita de suerte junto a las horas de estudio formen un cóctel que al menos sea lo bastante suficiente como para aprobar sin muchos problemas! :)

jajaja Vandal, hombre pues Antonio Pascual... pues va a ser que no, su vida no parece que fuera muy interesante al lado de otras de sus contemporáneos, y la verdad, tampoco se destacaba por sus luces, que digamos jaja.

Bueno os vengo a dejar una cosilla, a ver qué os parece. Acepto críticas de todo tipo :ooops: jajaja. En cuanto tengo algo de tiempo libre, para matarlo me pongo a hacer cosas como estas. Sí, ya, es muy "friki", pero me entretengo que da gusto y, la verdad, para los escasos medios con que cuento, queda algo, al menos, curioso.


_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 16 Ene 2011 18:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Oct 2009 05:01
Mensajes: 11457
muy bueno!!! :bravo: se me ocurre un par de sugerencias, creo que podrías usar una tipografía más acorde con la época, una romana por ejemplo, y si no encuentras ninguna que sea lo suficientemente legible quizá sería preferible una de palo seco (pero a ser posible que ni la romana sea una Times ni la de palo seco una Arial). También creo que podrías usar un fondo para los retratos y pinturas, para que no se vea negro todo el rato, por ejemplo imágenes como dibujos arquitectónicos o motivos ornamentales barrocos, incluso con la opacidad rebajada, para que acompañen a los retratos del vídeo sin restarle protagonismo...
Pero bueno, son sólo sugerencias... :ooops:
Y tienes más de éstos? he estado bicheando en San Youtube a ver si tenías otros vídeos de realeza colgados, pero nada Imagen

_________________

"Buscad la Belleza, es la única protesta que
merece la pena en este asqueroso mundo"
(R. Trecet)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 16 Ene 2011 23:09 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Mar 2009 02:41
Mensajes: 2319
Ubicación: Buenos Aires.Argentina
Pero qué lindo Godoy, y que tino has tenido para elegir la música que, aunque conocida, sugiere la idea de la majestad real. :-)

_________________
Condesa de San Fernando


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 17 Ene 2011 15:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7854
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Tres bien Godoy. :bravo: :bravo:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 18 Ene 2011 00:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
Me alegro que os guste!! :biggrin:

Vandal muy buenas tus sugerencias. GRACIAS. Pues te comento que tengo subidos dos, ese y este adjunto también ahora, más adelante subiré más. He corregido la tipografía para que se pueda leer como mayor facilidad como bien apuntaste. En cuanto al fondo, no hay manera de sustituir ese fondo negro soso, no encuentro la manera de poder fijar un fondo con el software que utilizo. Pero bueno, a medida que vaya haciendo más iré aprendiendo y corrigiendo detalles, es cuestión de práctica jeje.

En cuanto a la música Ali, intenté embellecer los videos con una música de fondo que paliara un poco la monótona voz de la narración. Y qué mejor que con las grandes obras de la música de ese periodo histórico, la barroca más concretamente.

Así que aquí tenéis otro vídeo! :D


Además, os dejo también un retrato de Mariana que me encanta de Nicolás Arnault.
Imagen
Se la ve majestuosa, jovencita y muy española con su abanico. :lol:

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 09 Feb 2011 21:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
Hola a todos!!

Buscando retratos para la continuación del relato me he topado con este. Pero no estoy seguro al 100% de que se trate de Mariana de Neoburgo. ¿Qué pensáis?
Imagen

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 10 Feb 2011 00:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Mar 2008 18:28
Mensajes: 1795
Ubicación: Ciudad de Panamá, Panamá
A mi siempre me ha despertado una ternura y una tristeza muy grande Carlos II...Victima de todos y de todo.


Me uno a Minnie sobre el comentario del epitafio de Godoy al pobre monarca.


:cry:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 10 Feb 2011 00:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Mar 2008 18:28
Mensajes: 1795
Ubicación: Ciudad de Panamá, Panamá
y otro comentario siempre tachan a los Austria como responsables de la politica endogamica de sus matrimonios, pero si nos ponemos a ver... Esta costumbre de matrimonios engogamicos fue heredada de los Trastamara que se casaban entre ellos mismos y con los Avis. Y si miramos a los Austria antes de que entrara Juana en la historia y comparamos vemos que los endogamicos eran los Ibericos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 23 Feb 2011 14:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
Como lo prometido es deuda, vengo a dejaros la última parte de la vida de la reina Mariana de Neoburgo. Aunque su destierro duró cuatro veces más que su reinado, su retirada vida hizo que apenas se dieran acontecimientos que escaparan de la monotonía. Aún así, espero que lo disfrutéis.

En su destierro bayonés, la viuda del rey “hechizado” se rendía a ver pasar el tiempo alejada de todo centro de poder. Vio como su protector, un anciano Luis XIV, recibía una desgracia tras otra en forma de fallecimientos en su familia. Primero el Delfín, don Luis, en 1711; en 1712 le siguieron don Luis (duque de Borgoña) y su hijo mayor, Luis, hijo y nieto del Delfín respectivamente; y en 1714 don Carlos (duque de Berry), hijo menor del Delfín. Para cuando llegó la muerte del “Rey Sol” el 1 de septiembre de 1715, su descendencia se había visto reducida a su nieto Felipe, duque de Anjou (rey de España como Felipe V) y a un bisnieto, Luis, “Le Bien-Aimé” de cinco años y de frágil salud, que habría de sucederle como Luis XV. La regencia del pequeño infante fue cubierta por un ambicioso Felipe, duque de Orleans y sobrino del fallecido Luis XIV, quien soñaba con acercarse al trono.

Imagen
Mariana hacia 1715 por Robert Gence.

A lo largo de estos años Mariana también sufrió con la llegada a Bayona de noticias sobre desapariciones en su familia. Su madre, la electriz Isabel Amalia, fallecería en agosto de 1709; su amado hermano Juan Guillermo en junio de 1716; su hermana la emperatriz Leonor en enero de 1720, o su hermana Eduviges, princesa de Polonia por matrimonio, en agosto de 1722. En definitiva, a su muerte solo le sobrevivieron su hermano Carlos, que sucedería a Juan Guillermo como elector del Palatinado, y su querida hermana Dorotea Sofía, duquesa de Parma y madre de Isabel de Farnesio, con quien Mariana siempre mantuvo una nutrida correspondencia.

Su aislamiento en Bayona, lejos de sus familiares y amigos más queridos, tildaron a su monótona vida de tristeza y nostalgia. En 1718 se cansó de vivir en el ajetreo y la estrechez del centro de la ciudad y encargó construirse un castillo a las afueras, en un lugar que encandiló a la ex reina por su belleza natural. Allí se construyó un bello castillo-palacio de dos alas con un no menos hermoso jardín, que fue bautizado como castillo de Marrac, donde Mariana pretendía vivir más cómodamente según su rango. Sin embargo, jamás lo habitó. Al parecer, poco antes de que acabaran las obras, una de sus damas se instaló en el castillo, provocando un enojo monumental en Mariana, la cual juró y perjuró que no vivía jamás en aquel edificio. Y así fue. Se lo dejó en testamento a su sobrina Isabel de Farnesio, quien lo vendió posteriormente. Finalmente optó por retirarse a una pequeña casa de campo a las afueras de Bayona.

Imagen
Ruinas del castillo de Marrac en la actualidad.

A su aburrimiento se le vino a sumar la precariedad económica que siempre la acompañó durante su vida de exilio. A pesar de que contó con la ayuda de unos pocos amigos que aún se acordaban de ella, lo cierto es que sus deudas no disminuyeron, sino todo lo contrario.

Debido a la estratégica posición de Bayona, Mariana de Neoburgo fue testigo de las relaciones entre las emparentadas casas reales de Francia y España. En noviembre de 1721, recibió en audiencia a Louis de Rouvry, duque de Saint-Simon, diplomático francés que fue enviado a España por el regente Felipe de Orléans para pedir la mano de la infantita Mariana Victoria de Borbón y desposarla con Luis XV. La Neoburgo, dando muestras de alegría por aquella boda, recibió muy cortésmente al duque. Envió su propio coche a buscarlo y lo recibió en su casa de campo a las afueras de la ciudad. Al día siguiente lo invitó a una comida en su casita del centro de Bayona. La misma amabilidad se repetiría al año siguiente a la vuelta del duque a París. Como bien sabéis, la infanta española volvería a casa poco tiempo después despreciada por el rey francés, al que no gustó por la diferencia de edad (en 1725 él contaba con 15 años a la vez que ella con 7). Al regreso a casa, la pequeña infanta hizo una visita a su tía-abuela en Bayona, ciudad a la que llegó el 13 de mayo de 1725, donde era esperada en el palacio episcopal. La reina viuda quedó prendada del encanto de su sobrina-tocaya y la describía como “la niña más encantadora y lista del mundo” en las cartas que enviaba a España a su sobrina Isabel. Quiso tenerla más tiempo con ella y habérsela llevado a su casita de campo a las afueras, pero prefirió no modificar la planificación que se había hecho desde Madrid para el viaje de la infanta y tuvo que resignarse a despedirse de su tierna sobrina entre lágrimas.

Imagen
La infanta Mariana Victoria de Borbón.

Por aquellos llegó hasta Bayona un afamado aventurero y escritor alemán conocido como barón Pöllnitz. Enterada la Neoburgo que estaba por Bayona lo recibió en audiencia. Quedó impresionado el señor barón del porte y la vestimenta de viuda de la reina así como de su hospitalidad. Mariana se mostró encantada de recibir a un compatriota y poder conversar en su alemán materno. La audiencia fue muy prolongada debido al interés de la soberana por los viajes de éste por Alemania así como por las experiencias que había tenido con algunos de sus hermanos, a los que había conocido. En el tiempo que pasó en Bayona se encontraron en repetidas ocasiones por la ciudad. En uno de los paseos que mantuvieron por el jardín de Saint Michel, el barón puso de manifiesto su asombro por aquella vida sencilla que llevaba la antigua reina en su casita de campo, en lugar de residir en un lugar más acorde a su rango como podía ser el Chateau Vieux, a lo que ella respondió que prefería vivir retirada antes que tener que recibir continuamente a personas por vivir en la ciudad. También quiso preguntar el señor escritor a su real compatriota si no preferiría vivir mejor en España o en Alemania, a ello Mariana le contestó que si vivía en España tendría que ser encerrada en un convento y, si lo hacía en Alemania sentaría de mal manera a sus antiguos súbditos españoles. La estancia de Pöllnitz en Bayona se alargó más de lo que se había estipulado en un principio. Cierto día la ciudad se sobresaltó con la noticia de la detención del escritor alemán acusado de espía. Tal y como sospechó el barón, su detención fue por venganza. Al parecer éste se había burlado de un viejo oficial que mantenía relaciones con la confidente de la reina, llamada Laborde. La pareja, lejos de ser discreta, resultó ser el motivo de chiste en las calles de Bayona. Él viejo y recompuesto y ella hortera y extravagante como nadie. Al parecer, Mariana tuvo un gesto amable con Laborde, que se había quedado viuda de su marido comerciante, y la incluyó en sus servicios dándole permiso hasta para poder sentarse junto a ella si así lo quería. Luego se casó en secreto con el mayordomo de la reina y su actitud (y aspecto), ante el ascenso de posición, se volvió orgullosa y ridícula, siendo objeto de burla.


Los años pasaban sin alterar su monótona vida en Bayona, no sin tener algún que otro susto en cuanto a su salud en 1726 o 1737, la cual aliviaba acudiendo de vez en cuando a los baños de Cambó y de Tercis aconsejada por los médicos. Enterados de la delicada salud de la reina viuda, en 1738 los reyes Felipe V e Isabel Farnesio la invitaron a trasladarse a vivir cerca de la corte. Con gran alegría no tardó la anciana reina en escribir a Luis XV para comunicarle que se trasladaba a España invitada por sus sobrinos a la vez que le agradecía la consideración con que Francia la había acogido durante tantos años. Apresuró los preparativos para poder partir en septiembre y eligió el mismo camino que años antes había tomado su sobrina Isabel para llegar a Guadalajara.

Imagen
Felipe V e Isabel de Farnesio junto a sus hijos en 1723 por Jean Reac.
De izq. a der: Infante Fernando, Felipe V, el príncipe de Asturias don Luis, el infante Felipe, la infanta Mariana Victoria y el infante Carlos.


El día del 17 de septiembre de 1738 fue de esos que se tardan en olvidar. Toda la ciudad con su alcalde a la cabeza salía para despedir a su vecina más ilustre. El cortejo de Mariana partió a las cuatro de la tarde. Por las calles donde pasaba la guardia municipal presenta armas y se oían pasodobles a la vez que cañonazos. El cortejo se detuvo en la Porte de Mousseroles, donde la anciana reina acompañada del Marqués de Peñafuerte (su Camarero Mayor), oyó unas emotivas palabras de despedida de la ciudad que la había acogido durante más de treinta largos años. Bayona lloraba por su partida y Mariana pudo cumplir su deseo de regresar a España, no sin pena por abandonar a aquella ciudad a la que había cogido tanto afecto.

Imagen
Mariana de Neoburgo.


Al día siguiente, un 18 de septiembre de 1738, Mariana de Neoburgo hacía su entrada en una ciudad española: Pamplona. Allí fue recibida por el marqués de Santa Cruz, que tanto la había agradado que poco más tarde lo nombró Mayordomo Mayor. En su estancia en la capital navarra recibió cariñosas cartas de su sobrina la reina Isabel, donde le comunicaba las ganas que tenía de poder abrazarla pronto. Sin embargo, tendría que quedarse en Pamplona más tiempo de lo que hubiera querido, ya que su estado empeoró y se hizo imposible continuar la marcha hasta Guadalajara. Por fin, en el mes de abril pudo la comitiva de la Neoburgo partir. En mayo Mariana llegaría a su destino: Guadajalara; allí la duquesa del Infantado tuvo un gesto noble con la reina viuda y le cedió para que residiera en él su impresionante palacio, toda una obra de arte renacentista donde la Neoburgo vio pasar sus últimos momentos.

Los días pasaban y hasta la corte solo llegaban noticias del marqués de Santa Cruz informando de la débil salud de la anciana reina. Hasta hace no mucho eran otro tipo de noticias las que llegaban, tales como las fiestas o bailes que a la viuda del “hechizado” le encantaba dar, ahora, solo eran informaciones acerca de su enfermedad, la gangrena senil. Solo cuando se encontraba con fuerzas, salía a tomar el aire al río Henares trasladada en litera o era llevada a visitar los conventos de la ciudad. Enterados de la situación, los reyes Felipe V e Isabel de Farnesio quisieron tener un último detalle con su anciana tía; concretaron un encuentro en Aranjuez, a medio camino entre Madrid y Guadalajara. Aunque desde un punto de vista personal, ya se podían haber acercado los reyes hasta Guadalajara y evitarle así a la anciana el pesado camino.

El 17 de junio de 1739, tras seis horas de viaje, Mariana de Neoburgo se reencontraba con los reyes de España después de tantos años. Allí conoció a sus sobrinos los infantes Felipe, María Teresa, Luis Antonio y María Antonia, que acompañaron a sus padres hasta Aranjuez, aunque no pudo ver a su querida sobrina Mariana (la que conoció en Bayona de vuelta a Madrid), que ya se encontraba en Portugal casada con José I. Contempló la de Neoburgo como los años se habían cebado con Felipe V desde aquel último encuentro en Aranjuez en 1702, y lo encontró envejecido y con unos grandes aires de melancolía. Sin embargo, en su sobrina Isabel siguió viendo aquella energía y vitalidad que veinticinco años antes le había conocido, se notaba que por las venas de Isabel corría sangre Neoburgo. Allí pasaron juntos tres felices días según contaban las crónicas.

Imagen
Vista actual de la fachada del palacio del Infantado, Guadalajara.

Al poco tiempo, de vuelta en Guadalajara, la reina cayó enferma: fiebres, mareos y fuertes dolores de estómagos eran los principales síntomas. Tan malo fue su estado que en septiembre se le llegaron a dar los últimos Sacramentos ante el débil pulso que presentaba, pero mostrando una vitalidad sorprendente se recuperó. Pasó unos meses en los que tan pronto entraba en agonía como parecía recuperarse. Lo cierto es que la gangrena se cebaba con su pierna izquierda. Más débil; los dolores, delirios y llantos aumentaban con el paso de los días. Una carta dirigida a la corte el 22 de junio por Santa Cruz, informaba que el estado de la anciana era de extrema debilidad y que seguramente no saldría de aquel mes. Su fin estaba realmente próximo.

Y así fue, el 16 de julio de 1740 se daba el comunicado de su defunción a las 15:07 tras una larga agonía. Como costumbre, su cuerpo estuvo expuesto dos días en el palacio a la curiosidad popular. El día 29 partía el cortejo fúnebre con todos los honores, por orden de Felipe V, hasta El Escorial encabezado por el duque de Sesa. Según había dejado en testamento, su corazón y sus entrañas fueron enviados hasta el convento de las Descalzas Reales de Madrid y entregadas a su superiora.

Recogía la Gazeta de Madrid el 19 de julio de 1740:
“El Sabado 16 del corriente muriò en Guadalaxara la Reyna primera Viuda nuestra Señora Doña Mariana de Neuburg, à los 72 años, 8 meses y 18 dias de su edad: Fue muger del Señor Carlos Segundo, y Princesa dotada de las mas recomendables prendas, y su pèrdida ha merecido un tierno universal sentimiento: Serà su Entierro en el Monasterio de San Lorenzo el Real con todas las fúnebres demostraciones, que correspondan à su alta gerarquìa; y desde mañana comenzarà el riguroso Luto, que se debe à este fallecimiento.”

El féretro fue recibido por los monjes del real monasterio y se le aplicaron las ceremonias pertinentes en la capilla del recinto con la correspondiente etiqueta. Sin embargo, un curioso y escandaloso acontecimiento se produjo durante la realización de los protocolarios actos. Según parece se produjo un bochornoso altercado cuando los monjes que debían trasladar el ataúd hasta el pudridero se envolvieron en un gran tumulto por hacerse con el sudario que cubría el féretro de la reina para indignación del Prior. Terminada la revuelta, todo siguió como debía y el cadáver fue bajado y depositado en el Pudridero de los Infantes por ser reina infecunda, tal como mandaba la costumbre. Más tarde, la tumba con sus restos se estableció frente a los de su predecesora, la reina María Luisa de Orléans, donde pueden contemplarse actualmente.

Imagen
Tumba de Mariana en El Escorial.

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARIANA DE NEOBURGO, la última Habsburgo
NotaPublicado: 23 Feb 2011 14:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
Bueno pues hasta aquí ha sido la fascinante historia de esta reina, la cual le tocó vivir una época tremendamente difícil en la historia de España y de Europa en general. Bueno, es mi deseo que hayáis disfrutado y aprendido tanto como yo al ir escribiendo la vida de esta mujer.

Toda buena historia habría de acabar con alguna síntesis o conclusión, pero eso me gustaría cedéroslo a vosotros, que opinéis acerca de Mariana y de todo en cuanto ocurrió a su alrededor. Podríamos hacer un bonito debate incluso.

Así que, aunque su vida se haya terminado de contar, espero que eso no signifique su fin!! Seguro que siempre hay algo interesante que aportar.

Un saludo!!

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 95 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro