Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 74 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 20 Nov 2011 01:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7844
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen


Felipe con sus tres esposas, su hijo Carlos y sus bastardos;sólo los varones :-D


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 21 Nov 2011 23:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17241
Has estado al quite, querido legris. En tu línea, jajajaja, siempre aportando el detalle en el momento más adecuado ;)

Mañana prometo realizar un esfuerzo y meterme de lleno en ese tema. Porque, claro, nosotros hemos conocido a Philippe casado en primera vuelta con su prima francesa Michelle de Valois. La piadosa Michelle, que tanto se atormentó a sí misma al enterarse de que su hermano Charles había sido el responsable del asesinato de su tío a la par que suegro Jean Sans Peur. Michelle debía ser un alma cándida. Todos en la corte borgoñona la apreciaban por su genuína bondad, por su honestidad esencial. Pero Michelle murió pronto tras el inesperado ascenso al rango ducal de Philippe. De hecho, la muerte violenta de Jean convirtió a Philippe en duque el 10 de septiembre de 1419. Michelle fue una efímera duquesa, puesto que falleció el 8 de julio de 1822.

Su deceso fue repentino y, para no variar, circularon los habituales rumores acerca de que una mano humana se había encargado de acortar su vida. En ese caso, la gente se hizo lenguas a propósito de una probable conjura que hubiera incluído un asesinato. Supuestamente, Michelle había estado trabajando con extraordinaria buena voluntad y paciencia para reconciliar a su esposo Philippe con el -en teoría muy arrepentido de su participación en la muerte de Jean Sans Peur...- delfín Charles. Pero justo en esa etapa, no convenía en absoluto a la reina Isabeau de Francia, madre de la propia Michelle y de aquel delfín Charles a quien ella había declarado públicamente bastardo, el proyecto conciliador de la duquesa de Borgoña. Se creía que Isabeau había tenido tiempo atrás la falta de escrúpulos suficientes para enviar a Borgoña a una intrigante mujer, la Dama de Viesville, cuya misión consistía en ganarse la confianza de Michelle para tener constantemente informada a la reina de Francia; en aquel punto, se habría ído más lejos y la Dama de Viesville habría envenadado a la esposa de Philippe para beneficio de Isabeau. En Gante, esa historia enrevesada voló de boca en boca.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 22 Nov 2011 21:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7844
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
:whistling: :whistling: :-*


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 26 Mar 2012 23:24 
Desconectado
Nuevo
Avatar de Usuario

Registrado: 30 May 2011 16:01
Mensajes: 2
Hola Minnie! Me he leído el tema entero, super interesantísimo todo por cierto, tanto el aporte fotográfico como el histórico que has relatado <o>
Mirando la fecha del último post, ¿se va a retomar el hilo narrativo del tema maría de borgoña? Lo pregunto por si no es demasiado tarde :-D

Un saludo y un gracias enorme a todos por sus aportaciones ^^


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 27 Mar 2012 07:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9741
Aleia escribió:
Hola Minnie! Me he leído el tema entero, super interesantísimo todo por cierto, tanto el aporte fotográfico como el histórico que has relatado <o>
Mirando la fecha del último post, ¿se va a retomar el hilo narrativo del tema maría de borgoña? Lo pregunto por si no es demasiado tarde :-D

Un saludo y un gracias enorme a todos por sus aportaciones ^^



Eso mismo pregunté yo hace tiempo,amablemente,eso si, no podía ser de otra manera,pues todo se nos da de manera gratuita;así es que yo también espero la continuación de este tema tan interesante y bien narrado.Gracias a Minnie por adelantado,pues seguro lo continuará.

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 06 Ene 2013 15:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17241
Vale...

Estábamos en Philippe, recien ascendido a duque soberano tras el alevosísimo asesinato de su padre predecesor, Jean Sans Peur. Un Philippe que enviudó muy pronto tras convertirse en duque de su bendita primera esposa, hermana del asesino del suegro.

Imagen

Tras la muerte de Michelle de Valois con apenas veintiséis años, Philippe volvería a contraer matrimonio. La segunda esposa fue Bonne de Artois, viuda del conde de Nevers y de Rethel, junto al cual había tenido dos hijos varones. La vida conyugal entre Philippe y Bonne duró un suspiro: ella falleció en septiembre de 1425, cuando faltaban dos meses para poder celebrar el primer aniversario de su enlace nupcial con el duque de Borgoña.

Así, las dos prematuras viudedades que encadenó Philippe abrieron el camino a una tercera boda, que es la importante en lo que nos concierne a nosotros. Se barajaron distintas opciones, incluyendo a Jeanne de Bar y a dos hijas del rey de Navarra; pero, a la postre, la tercera mujer se llamó Isabel, su padre era el rey Juan I de Portugal y su madre era la princesa británica Philippa de Lancaster. Aquí tenemos un hermoso díptico que muestra a Philippe de Borgoña con Isabel de Portugal:

Imagen

Isabel de Portugal es un personaje femenino verdaderamente interesante. Sus padres habían estado de acuerdo en proporcionarle a las hijas una educación muy amplia y esmerada en todos sus aspectos, de modo que se convirtieron en mujeres cuya curiosidad intelectual había sido perfectamente nutrida. La jovencita Isabel podía departir en varios idiomas sobre matemáticas, disfrutaba llevando a cabo pequeños experimentos científicos y, en un cambio de tercio, estaba capacitada para discutir acerca de asuntos de Estado con sus hermanos varones. Esto implica, como es obvio, que no se trataba únicamente de una guapa princesa de notable elegancia que podría servir de adorno en la corte de un eventual marido; ella aportaría, además de su buena presencia física y su dote, una preparación sobresaliente para desempeñar el papel de confidente e incluso consejera de un esposo real.

Como había crecido muy unida a su madre inglesa Philippa de Lancaster, es muy probable que Isabel experimentase un gran regocijo cuando el monarca británico Henry V inició por vía diplomática el oportuno tanteo destinado a conseguir su mano. Las negociaciones con la corte inglesa, empero, no prosperaron, y, adicionalmente, la muerte anticipada de Philippa de Lancaster dejó a Isabel bastante afectada. Pasaron muchos años antes de que se recibiese una oferta matrimonial. De hecho, la oferta llegó cuando Isabel ya contaba treinta y dos años, lo que representaba una edad muy avanzada para que una mujer, máxime una princesa, se casase. Aquella oferta fue, habréis adivinado, la de Philippe duque de Borgoña.

Una vez arreglado el asunto a gusto de todos y habiéndose celebrado una boda por poderes en Lisboa, Isabel se embarcó rumbo a la que sería su segunda patria. Philippe esperó la llegada de la princesa en Brujas...y fue una espera bastante ansiosa, porque la pequeña flota compuesta por una veintena de navíos se encontró en aquel mes de noviembre de 1429 con un mar de lo más agitado gracias a una auténtica tempestad. La flota se desperdigó: dos buques llegaron por su cuenta a Sluis, en los dominios borgoñones, mientras que seis arrivaban a Southampton, en Inglaterra. Nadie sabía qué había ocurrido con los doce barcos restantes, entre los cuales figuraba el que llevaba a bordo a la princesa Isabel. Tras los días y noches de profunda inquietud, el alivio se instauró cuando Isabel, en su barco y con unos pocos barcos más de escolta, apareció en Sluis en el día de Navidad de 1429. Philippe viajó a su encuentro, la boda se celebró en Sluis en un ambiente de gran tranquilidad el 7 de enero de 1430. Al día siguiente, 8 de enero de 1430, se produjo la entrada solemne de la flamante duquesa Isabel en la ciudad de Brujas; tanto el palacio como la propia villa estaban profusamente engalanadas para ella y se celebró su advenimiento a lo grande, con un fabuloso banquete seguido de una serie de torneos. Una anécdota fabulosa: para la ocasión, el 10 de enero el duque Philippe creó una nueva orden de caballería cuya insignia sería un Toisón de Oro.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 06 Ene 2013 15:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9741
:DD :DD :DD :yay: :yay: :yay: =D> =D> =D> >:D< >:D< >:D<

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 06 Ene 2013 16:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17241
Para la esclarecida Isabel no fue fácil "hacerse" a la corte de Borgoña. La corte portuguesa de la que ella provenía no tenía ni punto de comparación con la corte borgoñona, cuya magnificencia corría pareja con su extravagancia; aquella opulencia desmedida dejaba apabullado a cualquiera que llegase de nuevas y la princesa recien convertida en duquesa no constituyó una excepción a la norma. Pero Isabel tenía buen sentido común. Las damas que la habían acompañado desde su país natal, entre las cuales era su preferida Isabel de Sousa, podían darle apoyo emocional pero no ayudarla a sortear los obstáculos que pusiesen en su camino las extraordinarias diferencias entre la corte de su padre y la corte de su esposo. Así que Isabel optó por buscar la ayuda de alguien con gran experiencia en lo que se refería a los usos y costumbres en Borgoña: Jeanne de Harcourt, Madame de Namur. Madame de Namur se conocía al dedillo cada norma de etiqueta y estaba perfectamente al tanto de quien era quien en el entramado cortesano. Su eficacia supuso una auténtica bendición para Isabel de Portugal.

Imagen


En un aspecto más privado, Isabel de Portugal también tuvo que demostrar su pragmatismo. Philippe se mostró encantado y encantador con su esposa portuguesa; la recibió con visible satisfacción, se alborozó con su compañía y la dedicó múltiples atenciones al tiempo que la cubría de valiosos obsequios. Pero ésa era la cara de la moneda: en la cruz, figuraba el hecho de que Philippe estaba convencido que su respeto por su esposa no le obligaría a cumplir con los deberes de castidad y fidelidad. El respeto por su esposa, de hecho, lo rubricaba la decisión de él de no imponer la presencia de ninguna amante oficial o semi-oficial. Pero amantes hubo...y a montones: algunas obras llegan a contar teinta y tres amantes, lo que representó que el duque tuviese una larga lista de veintiseis hijos e hijas bastardos. Philippe Wielant, un magnífico erudito sobre la casa de Valois en Borgoña, es más restrictivo: considera que hubo once y no veintiseis bastardos, once retoños de los que seis fueron varones y cinco hembras. Philippe se preocupaba por ellos, del mismo modo en que también su padre y predecesor, Jean Sans Peur, había proveído en favor de sus hijos no legítimos. Los hijos favoritos fueron Corneille y Antoine, ambos denominados bastardos de Borgoña de modo oficial; para las hijas se negociaron brillantes casamientos.

La duquesa Isabel era consciente, desde el mismo instante de su casamiento, de la importancia de proporcionar retoños de incuestionable legitimidad: ése era su principal objetivo. La fertilidad quedó demostrada pronto: entre diciembre de 1430 y noviembre de 1433 dió a luz tres veces, poniendo en el mundo tres varones. El primogénito, Antoine, nacido en Coudenberg, reveló la capacidad de su madre para concebir y para llevar a feliz término una concepción, pero, por lo demás, resultó una decepción en el sentido de que se trataba de un bebé de aspecto absolutamente frágil, con un llanto tan débil que apenas se le escuchaba llorar. Por suerte, Isabel se embarazó de nuevo con gran rapidez y parió otro niño, bautizado con el nombre de Joseph, en el otoño de 1431. Fue quizá una suerte que la duquesa fuese sinceramente religiosa: entre febrero y mayo de 1432, los dos niños fallecieron, primero Antoine, después Joseph, y su madre tuvo que sobrellevar aquel durísimo golpe justo cuando estaba en su tercera gestación. El tercer embarazo llevó al nacimiento de otro niño: se le otorgó el nombre de Charles.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 06 Ene 2013 22:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17241
Ese pequeño llamado Charles acabaría siendo el último duque Valois de Borgoña...y pasaría a la historia con el sobrenombre de El Temerario. Cuando nació, obviamente, no se podía anticipar su destino, que bien pudiera haber sido el de sus dos hermanos mayores, malogrados en la primera infancia, puesto que eso era frecuente en aquellos tiempos. Por suerte, la duquesa Isabel, que había tenido que sufrir la pérdida de sus hijos Antoine y Joseph, pudo conservar a Charles, viendole crecer saludable e incluso robusto.

Charles no íba a parecerse a su abuelo paterno Jean Sans Peur ni a su padre Philippe, apodado Le Bon, o sea El Bueno. El día de su bautizo, Charles recibió el Toisón de Oro y el título de conde de Charolais, pero su madre estaba tan decidida a preservarle de cualquier mal en los albores de la vida, que había insistido en alimentarle de su propio pecho y, por tanto, a mantenerle a su lado. Charles fue -una rareza entonces...- nutrido con los senos maternos, no a cuenta de ninguna ama de leche, y así se creó un vínculo emocional significativo con Isabel. Sin embargo, en cuanto alcanzó los dos años, se empezó a considerar la necesidad de colocarle bajo la custodia de un noble prestigioso para que, siguiendo la costumbre de la época, se criase en casa ajena. El elegido para tutelar al niño fue el conde de Auxy. A partir de ahí, la formación de Charles se adaptó a los estándares de la época. Compatibilizaba sus lecciones con un amplio número de actividades al aire libre, pues se consideraba esencial fortalecerle al máximo y dotarle de aptitudes para la guerra. Jacques de Lalain, su maestro de ejercicios marciales, cumplió perfectamente el trabajo que se le había encomendado. Charles amaba la equitación y era un muy buen arquero, aparte de desarrollar una gran pasión por la caza; ponía todo su empeño en destacar, lo que a menudo le hacía mostrarse indiferente al peligro, para gran angustia de la duquesa Isabel.

En septiembre de 1435 se firmó un destacado tratado de paz dentro del marco de los coletazos finales de la Guerra de los Cien Años, el Tratado de Arras. Representantes de Francia, Inglaterra y Borgoña llegaron a un acuerdo que, entre otras cosas, significaba la reconciliación entre Charles VII de Francia (el monarca que siendo delfín había llevado a efecto el asesinato de Jean Sans Peur...) y Philippe de Borgoña. Entre las cláusulas del tratado, una concernía directamente a Charles conde de Charolais: se estipulaba que contraería matrimonio con Catherine, hija del rey Charles VII de Francia con su reina consorte Marie de Anjou. La boda se celebraría en mayo de 1440, cuando Charles de Charolais tenía siete años y Catherine de Francia doce años. Lógicamente, había que esperar varios años antes de que el matrimonio dejase de ser algo puramente teórico. Pero Catherine murió en julio de 1446...fue una de esas muchas princesas prematuramente fallecidas de las que sólo nos acordamos porque se la utilizó como moneda de cambio en un tratado entre naciones. En cualquier caso, el joven Charles de Charolais, de trece años, había pasado a ser un viudo sin haber estado verdaderamente casado; se hizo necesario buscarle otra esposa vinculada a la corona francesa.

La elección recayó en Isabelle de Bourbon, cuyo padre era Charles duque de Bourbon, lejanamente emparentado con Charles VII de Francia. Significativamente, la madre de Isabelle de Bourbon era Agnès de Borgoña, hija legítima de Jean Sans Peur y Margaret de Baviera, o sea, una hermana de Philippe Le Bon. Philippe estuvo encantado de arreglar para su hijo Charles de Charolais una boda con su propia sobrina Isabelle de Bourbon, que fue llevada a la corte borgoñona para criarse a la sombra de su tía política y futura suegra Isabel de Portugal. Cabe señalar que Isabel de Portugal, siempre muy proinglesa como correspondía a una hija devota de la fallecida Philippa de Lancaster, no estuvo muy satisfecha con que su marido casase a su único hijo con Isabelle de Bourbon. Esa insatisfacción de Isabel se contagió al propio Charles de Charolais, que fue un novio un tanto reluctante. Pero, ironías de la vida, en cuanto se celebró la boda, en octubre de 1454 en la ciudad de Lille, Charles de Chariolais se transformó en un marido devoto para Isabelle de Bourbon. Si hay que señalar una auténtica novedad en cuanto a Charles de Charolais frente a su abuelo Jean Sans Peur y a su padre Philippe Le Bon, es que el chico, muy austero en su forma de vida, puntilloso en el cumplimiento de sus deberes, escasamente inclinado a la búsqueda del placer personal, fue, además, un esposo FIEL. Y lo pongo en mayúsculas porque se lo merece, caray, jajaja, después de la interminable serie de amantes y bastardos coleccionada por su abuelo paterno y por su propio padre. Charles de Charolais y su fidelidad conyugal resultan algo conmovedor.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 06 Ene 2013 23:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17241
Un retrato de Charles...

Imagen

...y otro de Isabelle de Bourbon:

Imagen

La suerte de Isabelle, al conseguir un marido escrupulosamente fiel, se debe en gran medida a la pesadumbre que había causado en su tía y suegra Isabel de Portugal la vida amorosa extraconyugal de Philippe Le Bon. Es cierto que Philippe, como ya se había comentado, nunca tuvo en su corte ninguna amante oficial u oficiosa, ninguna favorita que pudiese pavonearse delante de la regia nariz de Isabel de Portugal. Con todo, Isabel de Portugal había sufrido por las infidelidades de Philippe. Charles era un hijo que bebía los vientos por su madre Isabel; la amaba y, más allá de ese amor filial, la veneraba, considerándola un ejemplo de todo lo bueno que podía haber en una mujer. La reacción de Charles ante el sufrimiento que la actitud "liberal" de su padre inflingía en su madre fue mantener las distancias con las mujeres para que nadie pudiese acusarle nunca de ir buscando amantes. De hecho, Charles se mostraba tan firme en mantener distancias que hubo quienes le calumniaron acusándole de no gustar de las mujeres o, lo que es lo mismo, de gustar quizá de hombres.

Isabelle debía ser sencillamente encantadora. Su tío y suegro, Philippe, la adoraba. A tal punto llegaba su adoración por Isabelle que ella fue la única cuya intercesión ante el duque logró un indulto para el bastardo de la Viesville en el año 1456. A Philippe le habían rogado clemencia su esposa Isabel y su hijo legítimo Charolais...en vano. También le habían rogado clemencia su hijo bastardo favorito, Antoine de Borgoña; su apreciado conde de Étampes y su no menos estimado señor de Croy, no obteniendo de ellos éxito alguno. Dónde habían fallado Isabel, Charolais, Antoine de Borgoña, el conde de Étampes y el señor de Croy...triunfó Isabelle, con su graciosa modestia habitual. Otro signo del favoritismo de Philippe hacia Isabelle lo encontramos en el hecho de que, en las épocas en que Philippe tenía serios problemas en su relación con el hijo Charles, daba instrucciones precisas para mantener todos los miramientos y los honores que le tocaban a su nuera, de modo que ésta no se viese en absoluto perjudicada por las escaladas de tensión paterno-filiales.

Un clarísimo ejemplo de hasta qué punto podían chocar Philippe de Borgoña y su hijo Charles de Charolais lo encontramos a principios del año 1456. Charles vivía por entonces junto a su esposa Isabelle en el castillo de Gorcum, asistidos, como era preceptivo dado su alto rango, por una especie de corte paralela que duplicaba a menor escala la estructura de la corte ducal. De repente, quedó vacante un puesto significativo en la casa de los Charolais...y surgieron distintos pretendientes a llenar aquel hueco. Un caballero profundamente interesado era Philippe de Croy, señor de Sempy, en tanto que otra posibilidad la encarnaba Antoine Rolin, hijo del canciller de la corte ducal de Borgoña. Charles de Charolais se inclinaba por Antoine Rolin, pese a tener constancia de que su padre Philippe prefería que se beneficiase a Philippe de Croy señor de Sempy. En última instancia, dado que se trataba de la casa de Charolais, Charolais se creyó que podía elegir según su gusto, o sea, a Antoine Rolin. Pero los Croy, un poderoso clan, no se limitaron a rumiar su disgusto, sino que apelaron directamente a Philippe Le Bon.

El 14 de enero de 1457, justo tras asistir a una misa solemne en la capilla del palacio de Bruselas, Philippe y su hijo Charles se enzarzaron en una discusión por aquel asunto. Philippe insistía en que Charles sustituyese a Antonine Rolin por Philippe de Croy, algo a lo que el conde de Charolais se negaba vehementemente. En un momento de la disputa, Philippe, para reafirmar su hegemonía, llegó a empuñar una daga frente a su hijo Charles de Charolais, instante en el que Isabel de Portugal, muy alterada, se lanzó a escena para servirle de escudo protector a su hijo frente a su marido. A continuación, Isabel buscó apoyo en dónde creyó que lo encontraría: en el delfín Louis de Francia, hijo de Charles VII y de Marie de Anjou, que se encontraba por entonces visitando la corte de Borgoña. Philippe, el duque, se sintió doblemente enfurecido por la intervención de su esposa Isabel. El asunto acabó mal: Isabel, considerándose humillada por la forma en que Philippe trataba al único hijo de ambos, se retiraría pocos meses después al castillo de Motte-au-Bois, en el corazón de la floresta de Nieppe.

Cuando se había producido ese incidente lamentable entre Philippe y Charles, Isabelle de Bourbon estaba embarazada. Sus súplicas, unidas a los ruegos del delfín Louis, lograron que Philippe "perdonase" a Charles por haberle exaltado al punto de que él hubiese llegado a esgrimir una daga frente a su heredero. Pero era obvio que entre Philippe y Charles, la situación estaba francamente mal en el momento en que Isabelle dió a luz en Coudenberg el 13 de febrero de 1457.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 07 Ene 2013 01:28 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Sep 2009 21:51
Mensajes: 1093
:bravo: :bravo: :bravo: :bravo: :bravo: (like) (like)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: MARÍA DE BORGOÑA
NotaPublicado: 07 Ene 2013 17:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 08:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Me has hecho tan feliz Minnie con este tema... Loas para tí. :bravo:

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 74 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro