Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 94 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Maria Carolina duquesa de Berry
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:44 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Ésta historia fue publicada en 1961, es mas larga, pero igual la ire transcribiendo, y como dije antes, sigo con la legitima familia real de Francia.

MARIA CAROLINA DUQUESA DE BERRY

Imagen

EL NIÑO DEL MILAGRO

Imagen

Cuando el reloj daba la última campanada de las 11 de la noche en las Tullerias, el dia 28 de Septirmbre de 1820, el anciano rey Luis XVIII se levantó de su sillón, y apoyado en el hombro de su primer gemtilhombre, se dirigio con paso pesado al salon azul, donde se encontraban reunidos los oficiales. Según la costumbre, les dio "la orden" para el dia siguiente. Por lo demas ésta era siempre la misma:

¡NO HAY NOVEDAD!

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Sin embargo esa noche Luis XVIII agregó:
no creo que el nacimiento del niño de la duquesa de Berry, tenga lugar antes de 4 o 5 dias.
La deliciosa Maria Carolina de Napoles (nada es bonito en ella -decia el rey- pero el conjunto es encantador) era la viuda del duque de Berry asesinado en la Opera 7 meses y medio antes. Pero "La sangre de los reyes" que queria "agotar" el asesino Louvel correria por las venas del niño que iba a nacer. El crimen habia sido inútil. Seguirian reinando los Borbones, viviria la dinastia, naturalmente siempre que al duquesa tuviera un hijo

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Esa noche Luis XVIII, estaba muy animado con la idea de ver que su raza se prolongaba. ¡Dios no podia abandonarlo! Luis Felipe, el hijo de Igualdad el Regicida, no heredaria el trono de San Luis. Con la cabeza cubierta con un gigantesco bonete de algodón, el rey se deslizó en su lecho de fierro, que se habia colocado como todas las noches en la habitación contigua a su gabinete de trabajo. El lacayo Girard cerró las cortinas de seda verde...

Imagen

Monsieur, futuro Carlos X, acompañado del duque y de la duquesa de Angulema, que eran el cuñado y esposa, de la duquesa de Berry, se dirigieron tambien a sus departamentos.

Imagen

Imagen

Imagen

De toda la familia real, la única que velaba era Maria Carolina. Aprovechando el buen tiempo, habia ido a pasear en la tarde a su pequeño mirador situado en la extremidad de una terraza, en un angulo de la plaza de Luis XV. Algo cansada regresó al pabellón de Marsan, que era su nueva residencia, y se acostó mientras charlaba con sus damas de honor. Habia hecho colocar su lecho en el salon de su departamento bajo el retrato del duque de Berry

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Lo sentiré mas cerca de mi y me dará valor, habia dicho.
¡Cuanto carácter habia necesitado desde la noche trágica! Dos veces habian hecho estallar bajo sus ventanas barriles de pólvora, con la esperanza de hacerla perder el niño que esperaba. Ya era medianoche. La duquesa despidio a sus damas y se adormecio. Todos dormian, hasta los dos testigos que habia designado el rey, que eran Suchet duque de Albufera y el duque de Coigny, y tambien la nodriza que llevaba el prestigioso nombre de Bayard. "Era una mujer magnifica y realista", decian todos, hasta la camarera, que dormia en la habitación de su ama, y el doctor Deneux, médico matrón que alojaba en la pieza contigua. ¡Era tan grande su responsabilidad!
Maria Carolina le habia dicho:
Recuerde que entre los dos no debe vacilar; ¡mi vida no vale nada, la del principe es todo!

Imagen

Duque de Albufera

Imagen

Dr. Deneux


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Sólo velaban los centinelas de la guardia real, que estaban de facción junto con los granaderos de la Guardia Nacional. A las 2 de la mañana el granadero Lainé, que era el almacenero, valiente burgues que se disfrazaba de militar de cuando en cuando, vio llegar a una mujer como enloquecida, envuelta en un peinador negro y "lo apremio para que dejara la guardia". El almacenero granadero, trató de explicar a la señora, que pateaba ante él, "que no podia comprometerse abandonando el puesto que le habian señalado".

Imagen

¡Centinela -ordenó la dama- sígame! ¡la duquesa de Berry va a tener a su hijo y usted tiene que servir de testigo!.
Lainé, sin aguardar más, entregó su fusil a un colega de la Guardia Real, el que por formar parte de la casa no podia ser testigo, y con paso de gimnasia siguio a la dama del peinador.

Maria Carolina habia despertado unos minutos antes llamando a Madamede Bourgues:

¡Pronto! ¡pronto!... El niño va a nacer... no hay un minuto que perder. La camarera sólo tuvo tiempo de encender una bujia y llamar a la mayordoma, ésta recibio al bebé.

¡Es un varón!

Deneux, con zapatillas, la peluca al reves, el chaleco desabrochado, sin corbata, Llegó el momento en que el duque de Bordeaux dio su primer vagido. ¡Fue un momento de confusión!.
Los republicanos, Los Orleanistas, Los Bonapartitas, jamás pudieron dar crédito a éste nacimiento relámpago. La historia de ese alumbramiento se presta para pensar en una substitución, felizmente no habian cortado el cordón, y Maria Carolina tuvo el ánimo suficiente para preguntar al doctor Deneux si las cosas podian quedar en ese estado.
El niño respira perfectamente, respondio el médico; podemos dejarlo asi hasta que expulse la placenta.
¡Quiero que vean a mi hijo unido a mi!.
Todas las damas a medio vestir corrian por los pasadizos en busca de testigos. El primero en entrar fue Lainé. ¡Ya se imaginan su desconcierto!
Vea Señor, ledijo Maria Carolina presentandose desnuda de la cabeza a los pies, ¡es un varón!.
Al mismo tiempo el doctor le hizo ver que el niño continuaba unido a su madre por el cordón umbilical, lo que vio y verificó efectivamente.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Muy pronto el salón se vio invadido por testigos, llamados por las damas de honor. Con principesco impudor, Maria Caolina se descubrio ante cada persona que entró a la habitación. Llegó hasta a proponerle a Deneux, que llamara los soldados de la guardia, pero éste se opuso. con el mariscal Suchet era suficiente, pero éste tardó en llegar:
Vea, Señor mariscal, que el niño está aun unido a mi. ¿Ve usted el cordón?. Una mujer muy espiritual comentó al dia siguiente:
¡Si, el Cordon bleu!
¡No perdó los sentidos! exclamó Maria Carolina, pero faltó poco.
Al ver la presencia de ánimo, el valor y la resistencia de la madre, un soldado exclamó:

¡Sòlo puede ser un gran hombre, el hijo de semejante mujer!

Depronto Maria Carolina se dio cuenta que su perro "Chicoree" (achicoria) habia quedado amarrado al pie del lecho, en medio de la confusion general. Un testigo cuenta que la duquesa se lo entregó a un guardia,el que muy orgulloso contaba éste episodio "con tanto enfasis, como si hubiese salvado a Francia y al estado".

En ese momento penetró el rey en el salón, un gentilhombre bearnés habia enviado desde Pau una botella de "jurançon" y un diente de ajo.

Imagen

Aqui soy el rey de Navarra, dijo Luis XVIII, tomando el niño en sus brazos.
Siguiendo la costumbre tradicional, vertio algunas gotas de vino en la boquita del bebé, que lanzaba gritos desgarradores, y le fortó loslabios con el ajo.

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Quisiera saber la cancion de Jeanne d'Albret, dijo la duquesa; tendria el valor de cantarla, para que todo sucediera aqui del mismo modo de cuando nacio Enrique IV.
En la habitación continuaba el desfile ininterrumpido. Todo Paris estaba en las Tullerias, todos querian comprobar el milagro. ¡El crimen de Louvel, habia sido inutil! Se produjo un interludio cómico, con la llegada del embajador de Nápoles, que se arrastró de rodillas, con la frente tocando la alfombra, desde la puerta hasta la cuna del recien nacido, la que habia sido obsequiada por la ciudad de Paris.
El cañon comenzó a tronar: doce cañonazos para una princesa; cien para un principe.
Es mi mujer o mi rey el que viene al mundo, declaraba el duque de Chartres, hijo de Luis Felipe mientras contaba los disparos.

Antes del decimotercer cañonazo se produjo un intervalo de 7 u 8 minutos, todo París retenia la respiración...

A las 6 de la mañana Maria Carolina exigio que todos los militares entraran al salon si les placia, sin distincion de grado, para que pudieran admirar "al niño del milagro". Un granadero que llegó en el momento que procedian, a hacer la"toilette" del bebé se extasió:

¡He aqui a un niño que nada le falta! ¡ Que bien hecho está! ¡Será un diablito!

Imagen

En París la alegria era muy sincera. Cuando se leen los relatos de esa época, podriamos creer que hasta los opositores desarmados por este nacimiento milagroso, se habian contagiado del alborozo general. Toda la ciudad bailaba,se abrazaba. Esa noche se bebieron 220.000 botellas de vino de Burdeos, en honor del heredero del trono. La moda inventó un color nuevo: el "caca-boredeaux". Todos los elegantes tenian que usar un traje de éste tono si no querian ser mirados en menos. Maria Carolina pidio que acercaran su lecho a la ventana y contemplaba a los carboneros de París que al son de los organillos bailaban en el jardin del castillo.

Imagen

Toda Francia celebraba el acontecimiento con fiestas, y las municipalidades entregaron sumas de dinero destinadas a ser distribuidas entre los indigentes. El consejo municipal de Sant Saloy, en Lot et Garonne fue el menos generoso, ¡solo votó por 10 francos!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 03:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Viaje de "propaganda" en la Vendée. La madre del duque de Bordeaux visitó los departamentos que habian combatido la republica. Fue una gira triunfal. Atravesando ciudades y aldeas en un rumor de gloria, Maria Carolina vivia en una exaltación creciente. Las banderas blancas destrozadas por las balas se inclinaron ante ésta mujercita. Emocionada, con los ojos anegados en lágrimas de agradecimiento, contemplaba a los antiguos combatientes de la guerra de los heroes. ¡Que diferencia con el viaje que habia efectuado anteriormente la duquesa de Angulema! ¡Ah!, si los muchachos del 93 hubiesen visto a Maria Carolina a su cabeza. No habria vacilado,como lo hizo el conde de Artois, en lanzarse en una cascara de nuez.

Imagen

Amigos mios, les declaró al despedirse de los vandeanos, si nuevas tormentas obscurecieran el porvenir de nuestra hermosa patria,vendria a refugiarme donde ustedes, porque con ustedes trataria de recobrar el trono para mi hijo.

Imagen

Despues de haber sido aclamada en Burdeos y en el pais vasco, regresó a París convencida que el trono de Enrique V seria tan sólido como la fé realista de Vandée, y el recuerdo lleno de prestigio de "noustre Henric" en el Bearne.

Imagen

La proeza loca de 1832 fue la consecuencia lógica del viaje triunfal de 1825.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 15:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
Felicidades por tan apasionante tema, Pedroro. Caroline de Berry merece este espacio.

Antes de que se me vaya el santo al cielo, te dejo aquí algunos retratos de Caroline, para que los utilices cuando creas conveniente ilustrar el relato:

Imagen

Imagen

Imagen

Y un bonito cuadro que la muestra con sus hijos:

Imagen

Quizá los tuvieses ya todos en tu folder, pero por si acaso no es así, ya dispones de ellos ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 16:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Garacias por las imagenes, dos no las tenia, y trataba de buscarlas por todos lados, eres muy amable


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 17:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
Tú sí que eres amable, compartiendo con nosotros esos maravillosos textos y tomándote la molestía de ilustrarlos con un amplio repertorio de interesantes imágenes. Me alegro de que al menos dos de los retratos te puedan venir bien. Si encuentro en mis carpetas algo relacionado, te lo haré llegar.

Gracias, Pedroro.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2008 18:20 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 22:32
Mensajes: 1620
Imagen

Menos de 10 años mas tarde, despues de la firma de Carlos X de los edictos que suprimian las libertades, el pueblo de París se sublevó contra la antigua monarquia. Mientras tanto el anciano rey permanecia impasible e inconciente en Saint Cloud.

Imagen

Los parisienses, repetia, se han dado a la anarquia. Esta misma anarquia los hará volver a echarse a mis pies. Si abandonan las armas, pueden contar con mi generoso perdón.

Imagen

¿Abandonar las armas? ¡No los conocia! Tan pronto un parisiese se ve con un arma en las manos se transforma en el mas empecinado de la tierra. Veinte veces al dia la pequeña duquesa de Berry subia al segundo piso del castillo, y con un telescopio dirigido hacia París, seguia los progresos de la revuelta, que poco a poco se convertia en una revolución. Bajaba sin aliento:

Imagen

¡La bandera tricolor flamea sobre las torres de Notre Dame!... En los techos de la calle de Rivoli hay hombres que lanzan muebles sobre las tropas... Pero chocaba con la "barrera de silencio" levantada por la etiqueta en torno al rey.

¡Ay! ¡que desgracia ser mujer! suspiraba.

Queria correr a París, las revueltas no la asustaban, en Nápoles las habia vivido junto a su padre, el rey Fernando que las llamaba "cosas de la canalla napolitana". Era una niña cuando escuchaba a los "Lazzaroni" que gritaban ante el palacio: ¡Abajo Nasone! Este era el apodo que le habian dado al rey de Nápoles. La pequeña Maria Carolina habia divisado desde el tercer piso del castillo a un capitan que, desde allí, dirigia traquilamente el orden y animaba los soldados.

Imagen

¡Sube conmigo Cristina, y ven a ayudar a éste flojo, gritaba la chica, arrastrando con ella a su hermana la futura reina de España.

¡Tenia 7 años!

Ahora tambien deseaba sacudir a todos esos oficiales que se paseaban impávidos por el castillo y llevarlos con ella a la hoguera parisiense, para defender el trono de su hijo.

Carlos X la tranquilizaba:

Antes de 24 horas, todo habrá terminado.

Veinticuatro horas mas tarde, Paris victorioso se aprestaba para marchar sobre Saint Cloud.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 94 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro