Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 96 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 15 Nov 2008 02:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Imagen

Los Orleans usurpando los palacios reales

Luis Felipe y la tia "Amélie", que estaban al corriente de estos complots, dirigidos por su sobrina desde su armario nantés, comenzaron a encontrar que su "sobrina" exageraba. Ademas la revuelta en Vandea seguia incubandose bajo las cenizas. Usando la expresion actual, algunos "comandos" atacaban en los departamentos filipenses, saqueando los caudales públicos.

Una noche, corrio sangre ¡Mientras la duquesa siguiera en libertad no terminarian las revueltas! De modo que el comisario Joly fue enviado nuevamente a Nantes, esta vez con instrucciones muy precisas: todas las noches saldrian a la ciudad 400 a 500 hombres y registrarian los alrededores, sector por sector..., porque estaban convencidos que la duquesa se ocultaba en los suburbios. Multiplicaron las pesquizas e hicieron muchas detenciones.

Joly estaba siempre al acecho y su fracaso hizo caer al gobierno. Luis Felipe a quien empezaron a acusar de debilidad y hasta de ser cómplice, tuvo que elegir ministros "con pantalones". El 11 de octubre Thiers fue nombrado ministro del interior. y su primer acto fue reemplazar al prefecto de Nantes, M. de Saint-Aignan, por un señor Maurice Duval, hombre enérgico sin duda, pero gozaba de una repputacion francamente detestable.

Imagen

Adolphe Thiers

Ante éste regalo , los nanteses, que tienen mucho "esprit" decidieron demostrarlo a su modo. Se dirigieron a la puerta de la ciudad para recibir con música al nuevo prefecto. ¡Y que instrumentos! Pitos, cacerolas, calderos. Duval que estaba en antecedentes, entró por otra puerta, pero los nanteses adivinaron la astucia y transportaron su orquesta ante el Hotel de Francia, donde debia hospedarse el indeseable funcionario... y la sinfonia siguio adelante con mas brios.

Imagen

Nantes, Teatro y Hotel de Francia a la derecha

Maurice Duval, a quien nadie conocia, llegó entre tanto y trató de atravesar entre la multitud. Cuenta alguien que lo vio pasar con las manos vacias, le dio una sartén para que ayudara al bullicio y dicen... ¡Que Duval lo hizo asi!

¡Maria Carolina lloraba de risa!

¡Empezaba mal el nuevo pró-consul!

Thiersa ya no sabia a que santo encomendarse. Por fin se presentó el diablo en persona de un judio alemán llamado Jacinto-Simón Deutz, judío convertido, ahijado del arzobispo de Paris, y muy recomendado por el Papa, que lo llamaba "el hijo de la luz".

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 15 Nov 2008 15:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
EL VAUDEVILLE

Imagen

En los jardines de los Campos Eliseos el ministro Thiers, jefe del gobierno de Luis Felipe, escuchaba abrumado las palabras de Jacinto Simon Deutz, que le habia dado una cita secreta a fin de entregarle a la duquesa de Berry.

La duquesa me utilizó como agente secreto; me ha nombrado barón.

¿Y aceptaria used decirnos donde se esconde la duquesa?

Debo entregarle importantes misivas. Me será fácil llegar hasta donde se encuentra. No quiero hacer cusetion de dinero, sin embargo... no soy rico y...

¿Cuanto?

Deutz vaciló, despues lanzó una cifra.

500.000 francos

El ministro se sorprendio al principio por la enormidad de la suma, pero se decidio y llamó a Joly, que llegó de Nantes apresuradamente.

El comizario hizo una mueca. Trabajar con un "malvado que va a vender a una mujer que ha sido su bienhechora", Le disgustaba, Thiers insistió:

Imagen

El contacto con un hombre de ésta clase no le atañe, ni se le va a atribuir una participación en su crimen. Esa noche Joly conocio a Deutz. El judio miro detenidamente al comisario y se asustó:

¿Es acaso un hombre seguro, bien seguro? preguntó Thiers.

Es un hombre que ni se vende ni se compra.

Deutz trató de justificarse: "Si un éxito, aunque sea pasajero, es el resultado de una revuelta vandeana, precisó en un informe, el extranjero atravesará las fronteras. Puede prevenir desastres y desgracias, sin hacer derramar una gota de sangre, merced al arresto de una mujer. Quiero salvar a Francia de los horrores de una guerra civil y de la invasión extranjera.

Enseguida puso al siguiente condición:

"Si sucumbiera en su propósito, su cuerpo sería trasladado a parís por cuenta del estado, y enterrado junto a la tumba de su madre".

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 15 Nov 2008 15:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Imagen

Angers

Los dos hombres partieron de París por distintos caminos y se reunieron en el Hotel de Francia, en Angers. Para llegar a Nantes Joly se fue por tierra, mientras el otro se embarcaba en un barco a vapor que descendia en el Loira. Deutz no se imaginaba que iba seguido de dos inspectores, que hasta charlaron con él. El 22 de octubre, acompañado de sus dos angeles guardianes, desembarcó en Nantes.

Imagen

En la mañana del 6 de noviembre, en su buhardilla situada en la casa de los Guiny, Maria Carolina se levantó despues de haber pasado una mala noche. Habia soñado que un mono le habia arrancado los cabellos..., y no hay peor presagio para una napolitana. Los que rodeaban a la duquesa tambien se demostraron nerviosos. Alli estaba Mesnard, cada vez mas lúgubre, el seductor y atrayente Guibourg, Eulalia de Kersabiec y su hermano Stylite, Charette y su mujer.

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 15 Nov 2008 15:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Madame acordó ese dia una nueva audiencia a Deutz, que habia llegado el 30 de octubre y traia cartas de España. El hombre parecia algo extraño. Estaba pálido de emoción y despues de la audiencia, partió como un loco gesticulando como tal ¿Porqué solitaba otra entrevista? ¿Y con tanta insistencia?.

A las 4 de la tarde, Deutz fue introducido en la buhardilla. Le entregó a la duquesa de Berry dos cartas, que acababa de recibir. Una provenia de España y la otra del banquero parisiense Jauge, escrita con tinta simpática. Maria Carolina la sumergio en un reactivo y comenzó a leer. ¿Sabe mi querido Deutz lo que contiene ésta carta? me anuncia que un hombre en quien he puesto toda mi confianza me ha traicionado y ha vendido mis secretos a Thiers.

Y agregó con una sonrisa maliciosa:

¿Oyó? ¡ Quizás se trata de usted!

Deutz pretende que respondió

¡Es posible!

Despue de una hora y media la audiencia tocó a su fin.

¡Adios señor baron!.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 15 Nov 2008 15:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
El "barón se arrodilló y besó el ruedo del vestido de la duquesa. Daban las 6 de la tarde. Maria Carolina se disponia a comer con las señoritas de Guiny y de Kersabiec, el canciller de "la Regente" Guibourg, la baronesa de Charette, (ex condesa de Viersón hija natural del duque de Berry) y el inevitable Mesnard. Terminaron de tomar la sopa y empezaron a comer el asado, cuando un violento campanillazo los sobresaltó. Era el comisario Joly. Toda la manzana de casas estaba rodeada por 1200 hombres. Seguida por Stylite, Guisbourg y Mesnard la duquesa corrio a su buhardilla. la placa de la chimenea dio vuelta y las 4 personas se deslizaron tras ella, escondiendose del mismo modo que lo habian hecho en otros tiempos unos sacerdotes refractarios del tiempo de Carrier. Era un armario que tenia 2 metros de altura por 1,60 de largo.

Imagen

Mesnard

Mientras tanto los otros invitados recibian a Joly, que sospechoso lanzó una mirada sobre la mesa adornada con flores y el mantel de damasco con flores de lis.

¿Como es posible señoritas, que en ésta mesa se vean cubiertos para 8 personas, y sólo hay 4 presentes?

Nada mas natural ya que esperabamos 4 invitados. No puedo dar credito a su información, ya que se han tomado la sopa y el asado está cortado; Creo que ni en Nantes ni en París se acostumbra a recibir de éste modo. La casa se vio invadida por los gendarmes que la registraron de arriba hasta abajo. No encontraron nada. Los Guiny, Madame de Charette y Eulalia decidieron seguir cenando y mientras lo hacian con mucha calma, miraban irónicamente a los soldados.

¿Donde está la duquesa de Berry? preguntó a la baronesa de Charette.

La hija natural del duque de Berry se encogio de hombros; lo ignoraba. La habian invitado a comer allí. Sin embargo temblaba ligeramente, porque su marido, cuya cabeza estaba puesta precio, debia llegar de un momento a otro. Felizmente éste vió al llegar que la casa estaba rodeada y se desvaneció en la oscuridad de la noche.

Joly gritaba y echaba pestes. sus hombres derribaron tabiques, sondearon las murallas, abrieron los roperos. Estaba seguro que la duquesa tenia que estar allí. Hasta en el escondite caian escombros.

¡Pobres hijos mios! suspiró cómicamente Maria Carolina, creo que nos van a hacer picadillo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 15 Nov 2008 15:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Pero Joly y sus hombres no descubrian nada.

¡Si es necesario, haré ocupar la casa militarmente durante 15 dias.

En su jaula Triangular, la "Regente" habia oido todo; sus acompañantes temblaron, pero Maria Carolina se reia aún... Pasaron las horas. Los reclusos apretados unos contra otros, tiritaban de frio y engañaban al hambre comiendo terrones de azucar, que Mesnard, como hombre precavido llevaba siempre consigo. Dos gendarmes se habian instalado en la buhardilla. Hablaban cosas picantes, con gran regocijo de la duquesa. Sus compañeros menos entusiasmados con Walter Scott,encontraban que la aventura no era tan agradable. Ya eran cerca de las 10 de la noche cuando los policias decideron enceder fuego con algunas tablas y diarios legitmistas viejos. Al principio los emparedados se regocijaron: iban a poder calentarse; pero muy pronto un humo acre los sofocó y la placa de hierro se puso roja, quemando el borde del vestido de Maria Carolina que se vio obligada a apagarla con un medio fácil de adivinar...

Tenemos que dejar a un lado las ceremonias. En la guerra como en la guerra dijo muerta de risa.

¡Un detalle que no habia previsto el autor de Ivanhoe!

Mesnard consiguio despreder unas tejas del techo, pudieron respirar, pero aumentó el frio, ya que el fuego se habia consumido. La noche transcurrio interminable, estrechada contra Mesnard, guisbourg y Stylite, que eran grandes y fornidos, Maria Carolina casi no se veia.

Cuando amanecio ya la duquesa no sonreia.

Imagen


Hacia las 9,30, los gendarmes volvieron a encender un fuego infernal, la placa estaba ardiendo y el vestido empezó a incendiarse otra vez. La duquesa hizo un gesto para extinguirlo... y abrio la placa. Stylite trató de cerrarla, pero se quemó atrozmente. Mesnard sugirió a Maria Carolina que se entragara, ya que la situación se hacia insostenible. Se resignó.

¡Saquen ese fuego, nos rendimos! gritó, ¡Somos sus prisioneros, pero no llamen a la tropa!

Imagen

Los gendarmes sorprendidos, apagaron el fuego con las botas y el sable, pronto vieron a la duquesa que, tosiendo, con los ojos enrojecidos negra de humo, salia en cuatro pies de su escondite, seguida de sus compañeros, tan desastrados como ella. La saludaron militarmente.

Imagen

Dermoncourt

La duquesa exigió que llamaran al general Dermoncourt para rendirse a él, ya que éste jamás habia recibido favores de los Borbones. Lo aguardaron... Por fin entró en la buhardilla:

Le he dado mucho trabajo general, le dijo, con una sonrisa que nuevamente iluminaba su rostro. Pero más le habria dado si no me hubiera hecho ésta guerra a la San Lorenzo... ¿Como piensa tratarme?

Como princesa dijo el viejo guerrero, ofreciendo su brazo a la duquesita.

Imagen

Y ambos partieron "como si se tratara de dar un paseo" Desde la calle Aute, hasta el castillo de la duquesa Anne. Los soldados formaron fila, presentando armas y contemplaron como pasaba ese pedacito de mujer que les habia hecho frente desde hacia 6 meses y que se pudo mantener oculta en la chimenea durante 16 horas. Irguiendo su pequeña estatura, caminaba orgullosamente con su vestido quemado.

¡Es como el emperador! murmuró un granadero

Cuando llegaron al puente, se dio vuelta y gritó lo mas fuerte que pudo

¡VIVA EL REY!, ¡VIVA ENRIQUE V!

Despues se cerró tras de ella la pesada puerta: Maria Carolina de Nápoles esaba prisionera


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2008 16:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
El 11 de noviembre, el barco "Capricornio", despues de 2 horas de espera a causa del mal tiempo, pudo por fin levar anclas, salir del estuario del Loira y dirigirse al sur. Apoyada en la baranda, Maria Carolina veia alejarse la tierra azul de la Vandea, que ya se confundia con el horizonte.

La duquesa de Berry era trasladada a su otra prisión: la ciudadela de Blaye, situada no lejos del castillo de Plessac, donde sólo hacia 6 meses habia comenzado la epopeya... Tres mil hombres estarian encargados de su custodia.

Imagen

Blaye


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2008 16:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
¡Tanto mejor! había exclamado la duquesa. ¡Me encanta estar bien acompañada!

No lejos de ella, el comisario Joly miraba a su prisionera, la que empezaba a marearse con el cabeceo del barco. El policia se conmovio.

Si, argumentó Mlle. de Kersabiec. Y se siente peor la duquesa, debido a ciertos trastornos de carácter intimo, que datan dos meses ya.

¡La epopeya iba a terminar en vaudeville!

Muy sorprendido estuvo M. Ruffo, hijo el principe de Castelcicala, embajador de Nápoles en París, cuando mientras estaba de paso en La Haya, en el año 1833, recibió la visita de la antigua "amiga" de Luis XVIII, la condesa de Cayla, que le propuso con mucha seriedad que se casara con la duquesa de Berry, hermana de su rey.

Evidentemente, no se trataba de conducir a Maria Carolina ante el alcalde y el cura de Blaye, donde la duquesa se encontraba prisionera aún, sino de declararse como el esposo secreto de la viuda del duque de Berry, del mes de Diciembre de 1831 y afirmar, que le habia hecho una visita a su buhardilla nantesa.

Ya no se podia ocultar el estado de gravidez de la duquesa y temiendo ésta que el nacimiento no se hiciera aguardar, buscaba un marido para ella y un padre para "el hijo de la vandea".

M. Ruffo habia visitado a Maria Carolina cuando se encontraba en Massa, la vispera para partir para Marsella. Se pudo celebrar perfectamente un matrimonio secreto. Mme de Cayla desplegó todos sus encantos (gloriosos restos) para convencer al hijo del principe de Castelcicala. Este la escuchó con gran cortesia y prometio reflexionar. Seguramente su meditación fue deciisiva, como tan pronto como partio la condesa, M de Ruffo "hizo sus maletas, pidio caballos y huyó apresuradamente a La Haya"

Imagen

Fabrizio Ruffo II Principe di Castelcicala (1763, 1832)
padre de M. de Ruffo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2008 16:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Maria Carolina estaba muy preocupada en su prision. Su guardián el general Bugeaud, estaba dia a dia mas sospechoso y miraba con insistencia ciertas lineas demasiado acusadas de la duquesa. Ella a pesar de su semblante resplandeciente y de un sólido apetito, pretendia que se sentia mal, pero, como se lo hacia notar en sus cartas el general al ministro de Interior. "No habia relacion entre su buena salud y una prominencia que se notaba en la duquesa, la que aumentaba cada vez más. Podria tratarse de Hidropesia..." Y el futuro mariscal demostraba tener mas aptitudes para la táctica militar que para el diagnostico.

Imagen

El mariscal Bugeaud


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2008 16:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Le costó mucho convencer a Maria Carolina que confesara su estado y más aún a que ésta creyera que si se declaraba casada la pondrian en libertad. Por fin la prisionera, apremiada por las circunstancias, escribio su famosa declaracion del 22 de febrero, en la que se declaraba casada secretamente en Italia.

¿Con quién?

Maria Carolina tuvo cuidado de no contestar francamente.

Le pareceria mal si le nombro sin su permiso, declaró.

¡Habria que comenzar por encontrarlo!

Imagen

Maria Carolina en su escondite

A pesar de la confesión de la duquesa de Berry, las puertas de la ciudadela permanecieron cerradas. En su interes de ridiculizar el partido legitmista, el gobierno tenia interes que toda Europa escuchara los primeros vagidos del recien nacido.

¿Quién era el culpable? Algunos historiadores creen que pudo ser Mesnard. Este prudente mentor, frio y severo, que entonces contaba con 63 años, no tenia nada de un Don Juan. "Usted ha sido como un padre para mi" le escribio la duquesa el 22 de mayo de 1833. Es mas posible que el causante de éste mal paso haya sido Guibourg.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2008 16:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Maria Carolina, en su retiro nantés, está muy excusada de haber caido en los brazos de su joven y seductor admirador.

Cuando la duquesa se vio deteneida al salir de su escondite, garabateó una cartita con lápiz y se la pasó a su abogado: "Insista para que no nos separen". Al dia siguiente Joly sorprendió a Stylite, en el momento en el que cosia en la bastilla del pantalón de Guiny, éste recado de la duquesa: "Tranquilicese, mi querido Gubourg, me han prometido que no nos separaran".

No obstante ésta promesa, los separaron, y Maria Carolina no volvio a ver al que posiblemente fue su amante. Desgraciadamente, ésta amistad tuvo consecuencias... ¡Y que consecuencias! Decentemente, la madre de Enrique V no podia convertirse en la señora de Guibourg. La duquesa de Berry estaba desesperada por el "acontecimiento". Comprendio que la legitimidad se iba a hundir en el ridiculo. Maria Carolina se habia confiado al mariscal de Bourmont que, si recuerdan, debia tomar el mando del ejercito de Enrique V. Estaba en correspondencia con él por medio de misivas que enviaba cosidas en el escapulario del seminarista que acudia a decir la misa de la prisionera.

Imagen

Bourmont


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2008 16:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 23:32
Mensajes: 2222
Imagen

Héctor Lucchesi-Palli

El tiempo apremiaba. Madame de Cayla, alertada por su hija Mme de Craon (la que ponia en contacto al general con la condesa de Cayla), pensó ofrecer la duquesa y su hijo a otro gentilhombre italiano que tambien habia estado en Massa en 1831, detalle indispensable. Este se llamaba el conde Lucchesi-Palli, hijo del principe de Campo-Franco, antiguo ministro del rey de Nápoles y ex virrey de sicilia.

El verano anterior, la duquesa habia elegido a Lucchesi-Palli para que la representara ante el rey de Holanda. La condesa de Cayla pensó que seguramente conoceria mucho al diplomático y habia apreciado sus cualidades.

Imagen

Guillermo I de Holanda ante quien era embajador Lucchesi-Palli

El conde tenia fama de amar a todas las mujeres, especialmente a aquellas que ya se acercaban a la madurez y se conservaban atrayentes. La anciana princesa de Partano casada con el embajador en Madrid tenia varios hijos suyos, y se suponia que le agradaba el tipo "Borbón Habsurgo", ya que cuando aun era muy joven habia tenido que salir de España a concecuencias de una intriga muy bullada con la reina Maria Cristina, hermana de Maria Carolina.

Imagen

Maria Cristina Reina Regente de España

"Mme de Cayla habló tan expresivamente a M. de Lucchesi-Palli, cuenta Mme de Boigne en sus memorias, refiriendose al hermoso testimonio de abnegación hacia la hermana de su soberano, sobre la posteridad que seria su eterna agradecida, del os altares que le levantarian... Más tarde se unió el banquero Ouvrard, con argumentos irresistibles. Cien mil escudos decidieron al conde Héctor Lucchesi-Palli, principe de Campo-Franco, a poner su nombre a la disposición de los intrigantes que lo habian comprado... Pronto la sonrisas simultanea de toda Europa acogio la paternidad postiza de un hombre que hacia dos años que no salia de La Haya".

"El hijo de la vandea podia llegar al mundo".


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 96 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6 ... 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro