Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 151 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 13  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: MARÍA BONAPARTE, PRINCESA DE GRECIA.
NotaPublicado: 07 May 2008 20:02 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Tema para María Bonaparte...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 May 2008 22:00 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Debo empezar señalando que hay un rasgo muy curioso en la dinastía helénica que fundaron un príncipe danés, Willem, renombrado Georgios I, y una gran duquesa rusa, Olga. Y ese rasgo tan curioso es el pragmatismo en cuanto a los matrimonios de los hijos varones no herederos del trono: una buena dote de la novia superaba cualquier duda respecto al pedigree de la susodicha. Quizá por el hecho de tratarse de una casa real "nueva" en un país entonces bastante atrasado y pobre, no había posibilidades de ponerse a asignar grandes rentas a todos los príncipes, así que bienvenidas eran siempre las nueras que aportaban fortunas aunque no tuviesen un linaje "comme il faut".

Estaba pensando en los hijos varones de Georgios y Olga. Por supuesto, Constantino, Tino, el heredero al trono, tenía que conseguir un buen partido en términos DINÁSTICOS, así que contrajo matrimonio con la princesa Sophie de Prusia, Sossy, hija del ya difunto emperador Friedrich III y de su viuda Vicky, nacida princesa de Gran Bretaña. El tercer hijo, Nicholas, tuvo el buen gusto de enamorarse nada menos que de una gran duquesa rusa: Helen Vladimirovna; por lo que no se podía reprochar ninguna carencia en los orígenes de la elegida, que, aparte, dábase la casualidad de que poseía una considerable dote. El cuarto hijo, Andreas, siguió la pauta de Nicholas, pues se enamoró de Alice de Battenberg, que, pese a los orígenes morganáticos de su padre Louis de Battenberg, tenía por madre a toda una princesa Victoria de Hesse. Pero el segundo y el quinto hijo realizaron matrimonios ventajosos solamente en términos ECONÓMICOS.

El segundo hijo, George, se casó con María Bonaparte.
El quinto hijo, Christopher, Christo, se casó en primeras nupcias con la muy rica norteamericana None May (llamada Nancy) Stewart Worthington Leeds, viuda de un marido y divorciada de otro marido cuando llegó ese tercer matrimonio "en la realeza".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 May 2008 23:34 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Imagen

Esta María Bonaparte que posa francamente espectacular, con una diadema que, dicho sea de paso, me parece una de las más bonitas que jamás hayan visto mis ojos, tenía unos orígenes bastante modestos...

Para empezar por el principio, habría que situarse en la ciudad alemana de Friedrichsdorf, aproximadamente veinte kilómetros al norte de Frankfurt am Main, en lo que antaño fue el principado de Hesse-Homburg. En Friedrichsdorf, en la primera mitad del siglo diecinueve, vivía un humilde zapatero llamado Caspar Hensel, casado con Catherine Stemler. La pareja, que apenas lograba salir adelante, a veces entre grandes apuros económicos, tuvo en 1833 una hija bautizada Marie Charlotte. Dos años más tarde, en 1835, vendría al mundo una segunda niña, a la que se impuso el nombre de Sophie. Luego, en 1839, Catherine quedó encinta de nuevo. Por desgracia, el complicado embarazo derivó en un parto difícil: la mujer, de treinta y cinco años, falleció después de dar a luz a una tercera fémina, Margaretha Christine.

El viudo no tardó en contraer nupcias de nuevo. A fín de cuentas, era lo que se esperaba de un hombre que enterraba a su mujer quedándose con tres niñas a su cargo: le tocaba proporcionar una madrastra lo antes posible. La elegida, Johanna Hardert, tenía diez años menos que su esposo. Estaba, por así decirlo, en el apogeo de su fertilidad, por lo que no tardó demasiado en incrementar la familia. De hecho, la incrementó de tal manera que, poco a poco, vinieron al mundo diez vástagos, medio hermanos de las tres niñas huérfanas de Catherine Stemler.

Con una familia tan amplia, tantas bocas para alimentar, Marie Charlotte Hensel, la primogénita, tuvo que "buscarse las habichuelas por su cuenta" a edad temprana. Según parece, aún no había cumplido catorce años cuando se le encontró una colocación, en calidad de sirvienta, en la lujosa residencia de un hombre de negocios de origen francés, François Blanc.

Para ponernos en antecedentes: corría el año 1847. François había nacido en 1806 en la villa medieval de Courthézon, en la Provenza francesa, como hijo de Claude Agricol Blanc, sencillo recaudador de impuestos, y la legítima esposa de éste, Marie Thérèse Janin. Marie Janin había tenido dos niñas, Agathe y Marie, cuando quedó encinta otra vez: el resultado fueron dos varones gemelos, François y Louis. Los dos chicos crecerían intensamente unidos, con un vínculo afectivo sólido y duradero. Al hacerse jóvenes, decidieron "meterse en negocios" juntos después de presenciar, en un circo, cómo un tipo particularmente hábil para manipular una baraja podía desplumar a cuántos quisiesen participar en un juego de cartas con apuestas por medio. Su idea para enriquecerse, desde luego, consistía en aprovecharse del deseo inherente a la mayoría de los seres humanos de hacerse ricos en un santiamén a través de un golpe de suerte.

A François y Louis les fue bien organizando timbas hasta que, hacia 1840, el rey Louis Philippe promulgó una ley que prohibía las loterías privadas y las casas de juego. En Francia acababa de ponerse freno mediante esa normativa a actividades que constituían la base de la creciente prosperidad de los hermanos Blanc. Inteligentemente, estos decidieron ahuecar el ala rumbo a Luxemburgo. Y allí conocieron al landgrave Ludwig Wilhelm de Hesse-Homburg, con quien hicieron buenas migas rápidamente. Ludwig Wilhelm se estaba devanando los sesos buscando una forma de generar cierta prosperidad en su diminuto y pobre principado, así que enseguida se dejó encandilar por esos hermanos Blanc que le prometían hacer, a cambio de su protección, un lugar turístico de primer orden en torno a una mansión de juegos como nunca se había visto. Así, de esa manera, surgió Bad Homburg, con un gran casino, un bonito resort vacacional en torno a un balneario, restaurantes de lujo, salas de baile, etc. El típico sitio que, mediante una osada campaña de publicidad, enseguida atrajo a cientos de personas de buena clase, con los bolsillos llenos, dispuestos a vivir a todo trapo en aquel entorno mientras cruzaban sus apuestas.

En 1847, François y Louis Blanc eran ricos, increíblemente ricos, pero, aparte, gozaban de una posición de gran relevancia en Hesse-Homburg. François, como mandaban los cánones, se hizo propietario de una magnífica residencia. En cambio, a despecho de los cánones, no se buscó una esposa apropiada, sino una amante de origen alsaciano: Madeleine-Victoire Huguelin (en ese aspecto, resultó más convencional su gemelo, Louis, que se casaría con Anne Catherine Gaudin). Madeleine le dió dos hijos, Camille, nacido en 1847, y Charles, nacido en 1848. Entre el nacimiento de Camille y el nacimiento de Charles, a la casa había llegado una nueva criada: Marie Charlotte Hensel.

Antes de que ninguno os pongáis a "pensar mal"...no, esta no es la historia típica del señor de la casa que empieza a perseguir por los pasillos, con claras intenciones libidinosas, a la sirvienta adolescente, mientras la señora de la casa no se entera o quizá prefiere no darse por enterada. François quería mucho a Madeleine, a la que se mantenía fiel. Sin embargo, la salud de Madeleine se deterioró a raíz del nacimiento de dos hijos consecutivos. En 1852, la mujer permaneció encamada durante largas semanas antes de fallecer.

François estaba desolado. Sin embargo, enseguida reparó en la natural vivacidad y risueño semblante de su criada Marie Charlotte Hensel, que, con diecinueve años, se ocupaba a menudo de los pequeños Camille y Charles. Para Marie Charlotte, huérfana ella misma de madre a temprana edad, resultaba fácil tratar con especial afecto a los niños que se habían quedado a cargo del padre. Los sentimientos de François hacia Marie Charlotte enseguida se transformaron en interés amoroso, pero el hombre no quería abusar de su posición para mantener una aventura clandestina con una criada todavía menor de edad, de familia pobre, casi iletrada. Le hubiera parecido un abuso. En lugar de actuar así, François decidió plantear sus aspiraciones, con franqueza, al padre de Marie Charlotte, el señor Caspard Hensel. Le explicó que amaba a su hija y que, a su debido tiempo, querría casarse con ella; antes, no obstante, debía transcurrir un período en el cual la muchacha dispondría de todos los recursos para educarse y pulirse.

Aquí me reconoceréis que esto tiene un tufillo a "My Fair Lady". François Blanc sufragó una larga estancia de Marie en París, en un ambiente selecto, para que recibiese la educación más esmerada que os podáis imaginar. La criada hija de un zapatero remendón se transformó en una dama en el curso de los dos años siguientes, aunque, por lo visto, tenía suficiente buen fondo y personalidad como para no avergonzarse de sus humildes orígenes.

El cuento se completa con la boda de François y Marie, celebrada en la iglesia de Saint Roch, en París, el veinte de junio de 1854: a esas alturas, ya habían mantenido relaciones íntimas, pues la novia estaba embarazada de cinco meses. Marie Blanc ocuparía, en adelante, un lugar importante junto a su marido, quien, entre tanto, había decidido repetir la hazaña de Bad Homburg en Montecarlo, capital del también minúsculo principado de Mónaco. La historia se repetía: el príncipe Charles III de Mónaco necesitaba una fórmula mágica para enriquecerse y dotar de cierta prosperidad a su país en miniatura, igual que antaño había sucedido con el landgrave Ludwig Wilhelm de Hesse-Homburg. François Blanc vió que ahí había un enorme filón por explotar: a fín de cuentas, el clima alemán, poco benévolo, hacía que Bad Homburg alcanzase una gran cifra de visitantes sólo en determinados meses del año, en tanto que Montecarlo, tan próximo a la Riviera Francesa, permitiría mantener un gran casino a pleno rendimiento casi todo el año.

Instalados en Montecarlo, François y Marie se zambulleron de lleno en la creación del Gran Casino. Por supuesto, seguían ocupándose, desde lejos, de Bad Homburg. En realidad, viajaban allí con frecuencia, algo muy grato para ambos, pero en especial para ella, que sentía la necesidad de devolver parte de su buena suerte a las gentes más desfavorecidas de su ciudad natal.

François y Marie enseguida crearon su familia. Tuvieron una hija, Louise Marie Antoinette Sophie, el 21 de noviembre de 1854, cuatro meses después del casamiento de los padres. Un hijo, Edmond, nacería dieciséis meses más tarde que su hermana, el 23 de febrero de 1856. Por último, llegaría al mundo otra niña, Marie Félix Blanc, el 22 de diciembre de 1859.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 May 2008 23:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Para que le pongáis rostro a estos entrañables personajes...

*François Blanc, self-made man y gran magnate de la época gracias a sus Casinos de Bad Homburg y Montecarlo:

Imagen

*Marie Blanc, nacida Marie Charlotte Hensel, de familia humilde, sirvienta en su adolescencia, luego gran dama y generosa mecenas:

Imagen

También hay retratos ovales para sus dos hijas...

*Louise, la hija mayor, concebida cinco meses antes de la boda de sus padres:

Imagen

*Marie, la hija pequeña, cinco años menor que Louise:

Imagen

Como sucede en muchas familias, François Blanc, el patriarca, quería a todos sus hijos varones (Camille, Charles y Edmond), pero bebía los vientos por sus hijas Louise y Marie. Las dos muchachas Blanc crecieron en un ambiente espléndido, en el que se les brindaba, para empezar, una excelente formación de acuerdo con los estándares de ese tiempo. Entre las aspiraciones de su orgulloso progenitor, figuraba la de verlas convertidas en dos damas absolutamente impecables y por tanto completamente irreprochables pese a sus modestos ancestros. La enorme fortuna familiar hacía posible e incluso probable que se les pudiera ofrecer a ambas excelentes matrimonios.

De hecho, Louise hizo un buen casamiento. En marzo de 1876, con veintidós años, intercambió sus votos en la misma iglesia en la que se habían casado sus padres con un príncipe: Constantin Radziwill. Pertenecía a una antiquísima familia polaca, aunque, desde luego, en el aspecto económico, no nadaban ya en la abundancia. Constantin aportaba el título, en tanto que Louise aportaba el dinero.

La misma pauta se repetiría, cuatro años más tarde, en el caso de la hermana que a nosotros más nos interesa: Marie.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 00:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Lucien Bonaparte era uno de los hermanos de Napoleón Bonaparte, luego emperador de Francia. Lucien, el más intelectual, el más político, el ardiente republicano amigo de Robespierre durante el Terror, luego un artífice de la vertiginosa ascensión de Napoleón, había provocado ardores de estómago en éste con sus dos matrimonios. En primeras nupcias, Lucien se había casado con Christine Boyer de St. Maximin, hija de un simple posadero. Napoleón montó en cólera e incluso llegó a presionar seriamente a su hermano para lograr que éste se divorciase, pero Lucien resistió el envite, permaneciendo con Christine hasta que ella falleció dejándole tres retoños.

Viudo de Christine, Lucien se casó en segundas nupcias con Alexandrine de Bleschamp, viuda de Hyppolite Jouberthon. De nuevo, Napoleón se puso como un energúmeno porque Lucien se casaba con quien le daba la gana y presentaba ante la familia "un fait accompli". La pareja Lucien y Alexandrine...

Imagen
Lucien Bonaparte.

Imagen
Alexandrine de Bleschamps Jouberthon Bonaparte.

...también aguantó los furiosos embates de Napoleón. Con el tiempo, tendrían tres hijos varones, de los cuales el menor era el príncipe Pierre Napoleón Bonaparte.

Ya adulto, Pierre, sobrino de Napoleón, tampoco se anduvo con miramientos a la hora de escoger esposa. Justine Eleanore Ruflin pertenecía a una familia de clase baja parisina, gente que se ganaba la vida humildemente, con trabajos no cualificados. Sin embargo, Justine enseguida empezó a darse humos tras su matrimonio con un príncipe, aunque se tratase de un príncipe Bonaparte (auténticos parvenues a ojos de la realeza europea).

Pues bien: Pierre y Justine engendraron un hijo, el príncipe Roland, y una hija, la princesa Jeanne. Roland se convirtió en un muchacho notablemente apuesto, pero, aparte, inteligente y culto. Ostentaba el rango de oficial en el ejército francés y dedicaba su tiempo libre al estudio de la geografía, la etnografía y la botánica, soñando con que, quizá, podría llegar en un futuro a formar parte de expediciones científicas a lugares remotos. Pero, por supuesto, hasta para vivir como un príncipe soldado e intelectual, hay que contar con recursos económicos.

Así estaban las cosas cuando François Blanc tuvo la idea de que Roland príncipe Bonaparte sería un marido apropiado para su hija pequeña Marie...


Última edición por Minnie el 08 May 2008 00:20, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 00:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Y así llegamos a un momento culminante...

Roland Bonaparte se casó con Marie Blanc el 18 de noviembre de 1880 en París.

Imagen

Imagen

Desdichadamente, su vida matrimonial, generosamente sufragada por papá Blanc, estaba destinada a ser tremendamente efímera. Marie Blanc siempre había preocupado a su familia porque poseía una delicada y frágil constitución: enfermaba con facilidad, se reponía de sus achaques con dificultad. De hecho, no íba a poder resistir siquiera el proceso de traer un hijo a este mundo.

Marie se quedó embarazada al año siguiente de su boda y el 2 de julio de 1882, en el histórico Saint-Cloud, daría a luz a una niña a quien se llamaría María, en honor a la madre pero sobre todo en honor a la abuela materna, Marie Hensel. Al mes siguiente, el 1 de agosto de 1882, Marie Blanc Bonaparte fallecía tras haber redactado un testamento en el que la principal beneficiaria era, lógicamente, su hija bebé, María Bonaparte.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 14:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7790
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Hay que contar con la abuela paterna a quien Maria Bonaparte siempre consideró en parte culpable de la muerte de su madre y a quien aborrecía.
Parece haber sido la tipica madre vampiro del hijo que lo somete a su voluntad incluso cuando deja de ser niño. Por lo menos eso es lo que he leido. ¿estoy equivocada?.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 15:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
legris, no sé porqué... estaba convencida de que eras hombre... tiene gracia

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 15:35 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7790
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Bueno, soy un hombre y lo de equivocada es un equivocación, es equivocado sólo que escribo con dos dedops y tengo faltas de ortografía. Supongo que ha sido por lo de la´abuela de María que al utilizar el fermenino lo he puesto al final. aparte no he podido corregir, era la hora de la comida y a mi familia no le gusta esperar ya que comemos tarde por los horarios laborales.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 15:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
Ja ja ja... bueno así se entiende, falta de teclado sólo (wink)
Así todo vuelve a su sitio.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 15:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7790
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Pero hablando del tema de este foro, debo decir que la figura de la princesa Bonaparte me pareció myu interesante desde que leí un reportaje en el "Point de Vue" que trataba de ella como consecuencia de un programa que había hecho la televisión francesa sobre su vida y creo que su personaje era interpretado por Caterine Deneuve.
Las relaciones con la familia paterna , la ilusión por su boda y luego el desencanto; las relaciones entre su marido y su tio Waldemar; sus amantes y la relación con Freud.
Luego me fijé que aparecía en muchas fotos de la realeza entre los años de su boda y los de su muerte.
Me alegra que se haya abierto el foro. Minnie, como siempre, lo hará de maravilla. :)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 May 2008 15:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25278
Ubicación: ESPAÑA
He intentado hacerme con esa película desde hace tiempo y no hay manera... Pablo la ha visto, yo voy detrás de verla pero de momento nada, desde luego es un personaje fascinante... estoy segura de que este tema me va a encantar y de hecho ya ha empezado muy bien... (wink)

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 151 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 13  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro