Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 66 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 18:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
hernangotha escribió:
Mi estimada Bluemoon: mis más cálidas felicitaciones por este hilo que dedicas a ese complejo personaje que fue Ludwig II... :thumbup:


Muchísimas gracias Hernan!

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 19:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Ali escribió:
Y cómo habrá sido la archiduquesa Sofía?(también era una Wittelbach).
Su enfrentamiento con Sissi habrá sido el choque de dos fuerzas emocionales?
Y las otras dos hermanas de Ludovica reinas de Prusia y de Sajonia?cuales habrán sido sus vidas?
Helena no sólo sufrió ya casada;parece que el detalle de las películas,cuando en la tercera le confiesa a Francisco José que está enamorada de él,no es una fantasía de Sissi y su destino.También recuerdo que Julius Andrassy le declara su amor a Elizabeth,lo cual coincide con algunos rumores.
Minnie te pido un favor ?.Mencionaste otras películas y miniseries en las que se reencarna a Sissi?.La miniserie o los retazos no,las copletas,a ver si las pueda bajar.Ludwig ya la tengo.


La archiduquesa Sofía, en carácter, no me parece demasiado "Wittelsbach" en el sentido que nosotros le estamos dando. Mi percepción es que Sofía había salido más bien a su madre, Karoline de Baden. Una mujer fuerte y práctica, capaz de recomponerse a sí misma en cualquier circunstancia para tirar hacia adelante con brío. Es cierto que Sofía, en su juventud, tuvo sus "patuleas" puramente emocionales. Por ejemplo, ahí está su reacción de enfado y luego desconsuelo cuando le dijeron que tenía que casarse con el archiduque Franz Karl. Pero en el momento en que comprendió que era inevitable ese enlace, pronunció su frasecita: "He decidido ser feliz. Y lo seré" ;) Figuraos la entereza de la joven. Con todo, la Sofía recien llegada a Viena fue un personaje bastante romántico. Su amistad con su primo Gustav Wasa o con su sobrino político Reichstadt dió mucho que hablar...

Yo creo que su choque con Elisabeth fue precisamente porque Sofía había sido lo bastante disciplinada consigo misma para someterse a las exigencias de la vida en la corte imperial y para buscar una compensación en el ejercicio de la política, puesta al servicio de la dinastía cuyo futuro encarnaba el mayor de sus hijos. Sofía había sido una princesa bávara que se las había apañado para que la considerasen "el único hombre de la corte de Viena" en la época, azarosa y peligrosa, de la Revolución de 1848. Supongo que Sofía tenía un escasísimo margen de paciencia para las muestras de "temperamento anticonvencional, asilvestrado y fantasioso" de su sobrina Elisabeth.

Las hermanas de Sofía casadas en Prusia y en Sajonia tampoco son nada Wittelsbach, no encajan en el prototipo de princesas inestables y perturbadoras del orden establecido. Al contrario, eran mujeres que encajaban a la perfección en el molde.

Ah...respecto a Helena...yo no me creo en absoluto que haya "amado" a Franz. Helena viajó a Bad Ischl persuadida de que era la favorita indiscutible de tante Sofía para el puesto de emperatriz consorte de Austria. Y debió considerarlo una suerte, porque, en ese caso, convertirse en emperatriz consorte de Austria no exigía casarse con un hombre muy mayor tres veces viudo, como le había pasado a su tía materna Carolina Augusta, ni con un caso clínico con piernas, como le había pasado a la pobre María Anna de Cerdeña. Ahí sólo había que casarse con un chico joven, de buena planta, al que según las aristócratas le sentaba estupendamente el uniforme y que bailaba bien. Vamos, una bicoca. Helena estaba "predispuesta" a que le gustase su supuesto futuro marido y probablemente hubiese llegado a convencerse a sí misma de que le quería...de haber tenido oportunidad para ello. Pero es que no tuvo ni media oportunidad, Sissi fulminó a Franz en el primer encuentro.

Ali...aprovecho para decirte que me aclares qué información deseas que te facilite sobre miniseries acerca de Sissi ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 19:22 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Bluemoon, algunas imágenes de Ludwig:

Imagen


Imagen


Imagen


Con sus padres y hermano menor:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 19:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Más:

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 19:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
Ali, una muy buena cuestión el preguntarse sobre como eran el resto de los Wittelsbach. Hay que tener en cuenta que Maximiliano I se casó 2 veces y tuvo una nutrida descendencia, como de Luis I, la emperatiz Carlota, la archiduquesa Sofía, Ludovica la madre de Sissi y demás hijos. No tengo mucha información sobre todos estos personajes pero vamos a hacer un perfil del máximo posible y ver si relucen o no esos famosos genes Wittelsbach.

Por lo que tengo leído, las características de esta familia son sobre todo su amor por el arte, tuvieron una gran relación con los artistas, la pintura, arquitectura, fueron unos importantes mecenas, eran almas sensibles incluso diría que hipersensibles, disfrutaban de la naturaleza, la literatura, los viajes, no casaban muy bien con el protocolo, en ciertas manera incomprendidos en el ambiente monárquico. Es verdad que se dieron casos denominados de locura en su época y hoy más específicamente determinados como esquizofrenia, tener alucinaciones mentales, trastornos mentales,etc. como los de la princesa Alexandra (ya mencionado que creía que se había tragado un piano de cristal siendo pequeña), el propio Luis II, su hermano Otón, la ex-prometida de Luis II y hermana de Sissi, Sofía Carlota.
Sería exagerado decir que todos los miembros de la familia cumplían el mismo perfil, pero sí que creo cierto que en mayor o menos medida sí que lo hicieron.

Imagen

Maximiliano I (Schwetzingen, Sacro Imperio Romano Germánico, 27 de mayo de 1756 - Múnich, Reino de Baviera, 13 de octubre de 1825), rey de Baviera entre 1805 y 1825. Era el hijo del Conde palatino Federico Miguel de Zweibrücken-Birkenfeld y de María Francisca de Sulzbach.
Fue cuidadosamente educado bajo la supervisión de su tío, el Duque Cristian IV de Zweibrücken, fue Conde de Rappoltstein en 1776 y tomó servicio en 1777 como coronel en el ejército francés, ascendiendo rápidamente al rago de comandante. Entre 1782 y 1789 estuvo destinado en Estrasburgo, pero al inicio de la Revolución francesa cambió sus servicios a Francia por Austria, tomando parte en las campañas de la Guerra de la Convención.
El 1 de abril de 1795 sucedió a su hermano, Carlos II, como Duque de Zweibrücken, y el 16 de febrero de 1799 fue hecho Elector de Baviera, Conde Palatino del Rhin y Duque de Berg con la extinción de la línea Sulzbach con la muerte sin descendencia del elector Carlos Teodoro.
Sus simpatías por Francia y las ideas de la ilustración caracterizaron su gobierno desde el principio. En la primera organización ministerial destacó el Conde Maximiliano José de Montgelas, quien, tras entrar en desgracia con Carlos Teodoro, recobró su posición como el secretario privado de Maximiliano José, teniendo una gran influencia sobre él, una influencia ilustrada y francesa a la vez. Se fomentaron la agricultura y el comercio, se reformaron las leyes, se promulgó un nuevo código penal, las tasas y los impuestos se equilibraron sin tener en cuenta los tradicionales privilegios, mientras un gran número de casas religiosas fueron suprimidas y sus ingresos utilizados para la educación y otros propósitos. Cerró la Universidad de Ingolstadt en 1800, trasladándola a Landshut.
En política exterior, hasta 1813 Maximiliano fue el principal aliado alemán de Napoleón, cimentándose la relación con el matrimonio de la mayor de sus hijas con Eugenio de Beauharnais. Por ello fue recompensado en el Tratado de Presburgo de 1805, donde se determina que recive el título real e importantes adquisiciones territoriales en Suabia y Franconia. Asumió el título de Rey el 1 de enero de 1806. En Marzo cedió el Ducado de Berg a Napoleon.
El nuevo Rey de Baviera era el más importante de los príncipes que formaban la Confederación del Rhin y permaneció junto a Napoleón hasta la batalla de Leipzig, cuando se decidió a firmar el Tratado de Ried (1813) que garantizaba la integridad de su reino a cambio de abandonar al emperador francés y unirse a los aliados. A pesar de ello, por el primer Tratado de París (3 de junio de 1813) tuvo que devolver el Tirol a Austria como cambio por quedarse el obispado de Würzburg. Durante el Congreso de Viena, Maximiliano también tuvo que hacer otras concesiones a Austria, como Salzburgo y los territorios del Inn y el Hausruck a cambio del Palatinado occidental. El Rey luchó duro para garantizar la integridad de los territorios bávaros confirmados en Ried, pero lo más que pudo conseguir fue una garantía de Metternich en el asunto de la sucesión de Baden, algo destinado al fracaso.
Durante el congreso, y después de él, Maximiliano se opuso fuertemente a la reconstrucción de Alemania, algo que dañaría peligrosamente la independencia de Baviera, y fue su insistencia en el principio de soberanía que dejase reinar a los príncipes alemanes que contribuyó poderosamente a la creación de la Confederación Germánica. El Acta Federal del Congreso de Viena fue proclamado en Baviera como un tratado internacional, y que en parte era un seguro para impedir ninguna interferencia de la dieta federal en los asuntos internos de Baviera; y en otra parte daría unidad a sus heterogéneos territorios.
En 1818 concedió a su pueblo una constitución liberal. Montgelas, que se había opuesto a esta concesión, había caído e desgracia en los años previos; y Maximiliano firmó en 1817 un concordato con Roma, por el que los poderes del clero, largamente discutidos durante la administracioón de Montgelas, fueron restaurados.
En su vida privada Maximiliano era amable y sencillo. Le gustaba pasear por las calles de la capital en bourgeois y mantenía conversaciones con gente de todas las categorías sociales, saludando a todos con gran afecto.

Su contribución artística fue la fundación en 1808 de la Academia de Bellas Artes
Imagen

y en 1810 el Teatro Nacional, ambos dos en Múnich.
Imagen


Maximiliano se casó en dos ocasiones y tuvo un total de doce hijos:
Augusta Guillermina de Hesse-Darmstadt, hija del Príncipe Jorge Guillermo de Hesse-Darmstadt — (1765-1796), casados en Darmstadt el 30 de septiembre de 1785.
Luis I(1786-1868) su sucesor y abuelo de nuestro prota Luis II, casado con Teresa de Sajonia-Altenburgo
Augusta, duquesa de Leuchtenberg (1788-1851), casada con Eugenio de Beauharnais
Amalia (1790-1794)
Carlota, Emperatriz de Austria (1792-1873) esposa de Guillermo I de Württemberg, y después de Francisco I de Austria
Carlos Teodoro (1795-1875)

Carolina de Baden, hija del Príncipe heredero Carlos Luis de Baden (1776-1841), casados en Karlsruhe el 9 de marzo de 1797
Maximiliano José (1800-1803)
Las Gemelas Isabel Luisa ("Elise") (1801-1873), esposa de Federico Guillermo IV de Prusia; y Amalia Augusta (1801-1877), esposa de Juan I de Sajonia
Las Gemelas Sofía (1805-1872) esposa del Archiduque Francisco Carlos de Austria, y madre del emperador Francisco José; y María Ana, esposa de Federico Augusto II de Sajonia
Luisa (se la conoce con la versión alemana del nombre, Ludovica, y fue la madre de Sissi) (1808-1892). Casada con Maximiliano, Duque en Baviera.
Maximiliana Josefa Carolina (1810-1821).

Imagen

Luis I (Estrasburgo, 25 de agosto de 1786 - Niza, 29 de febrero de 1868), Rey de Baviera entre 1825 y 1848, hijo y sucesor de Maximiliano I.
Luis nació en Estrasburgo (entonces bajo soberanía de Francia) y en su juventud adquirió el gusto por las artes, efectuando numerosos viajes a Italia. Tomó parte en las Guerras Napoleónicas, inicialmente dentro de las tropas de Napoleón, para luego cambiar de campo en 1813.
Con motivo de las celebraciones de su boda en 1810, se realizan celebraciones populares que son consideradas como el origen de la Oktoberfest, fiesta de la Cerveza de Múnich.
Tras la muerte de su padre en 1825, Luis accede al trono. En 1833 favoreció la formación de la Unión Aduanera de Alemania.
Adoptó una política constitucional moderada durante los primeros años de su reinado, pero más tarde gobernó como un monarca absoluto en respuesta al espíritu revolucionario que triunfaba en Europa. Los políticos católicos dominaron la vida del país en la última década de su mandato, pero no consiguieron que desterrara a su amante, la bailarina irlandesa Lola Montes. Abdicó en favor de su hijo Maximiliano II de Baviera durante la Revolución de 1848, que se extendió desde Francia a otras partes de Europa. Posteriormente se trasladó a Francia, donde pasó casi todo el resto de su vida, muriendo en Niza en 1868.
Como admirador de la antigua Grecia, de hecho consiguió que su segundo hijo varón Otón fuese nombrado rey de los helenos, y la Italia renacentista, impulsó diversas construcciones de estilo neoclásico, casi todas, en Munich.
1-Walhalla:debe su nombre al Hall de los dioses de la mitología germánica (y nórdica) siendo el equivalente al Olimpo griego. Es una copia perfecta del Partenón de Atenas, sostenido por 52 columnas dóricas. En su interior alberga bustos de 130 ilustres alemanes cubriendo 2000 años de historia, siendo el más antiguo es Arminius, victorioso en la Batalla de la selva de Teutoburgo en el año 9 D:C.
Imagen

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 20:09 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
2-Befreiungshalle, algo así como Palacio de la Liberación
Imagen

Está en el monte Michelsberg, junto a la ciudad bávara de Kelheim, y Luis I lo mandó construir para conmemorar las victorias sobre Napoleón I.

Imagen


3-Ludwigstrasse: avenida de Luis, en Munich, de clara influencia italiana renacentista.
Imagen
Imagen

La avenida en 1842, festejando la llegada de la futura esposa de Maximiliano II, María de Prusia.

4-El museo Glyptothek en Munich: que en su momento conservaba toda la colección de esculturas griegas y romanas del monarca.
Imagen

5-La vieja y Nueva pinacoteca en Munich
Imagen

Para guardar la colección de cuadros de la familia y en su momento, la inauguración fue en 1836, fue el modelo a seguir fue otros museos de San Petersburgo, Bruselas, Roma, etc.


La "locura" de Luis I fue su romance con Lola Montes

Imagen

cuyo verdadero nombre era María Dolores Eliza Rosanna Gilbert (Grange, Condado de Sligo, Irlanda, 17 de febrero de 1821 – Nueva York, Estados Unidos, 17 de enero de 1861), fue una bailarina y actriz nacida en Irlanda que se hizo célebre por pasarse por una española bailarina exótica, cortesana y amante de Luis I de Baviera. Sus padres eran Edward Gilbert, militar británico y Eliza Oliver, que tan solo tenía 15 años cuando tuvo a Lola. En 1823 la familia se traslada a la India, donde había sido destinado el regimiento de su padre. Poco después de su llegada su padre muere de cólera. Su madre pronto se vuelve a casar con otro oficial llamado Craigie y envían a Eliza de vuelta a Escocia a vivir con algunos familiares de su padrastro.
La enviaron a Gran Bretaña para que fuera a la escuela, alojándose con el padre de Craigie, en Montrose, Escocia. Pero la «díscola niña india» pronto se dio a conocer como altamente dañina. En una ocasión, clavó unas flores en la peluca de un señor respetable durante una misa, y en otra, corrió por las calles desnuda.
A los diez años, Lola fue trasladada de nuevo, esta vez a Sunderland, donde la hermana de su padrastro, Catherine Rae, dirigía una escuela con su marido. Lola causó una gran impresión en sus profesores, que más tarde la definieron como una niña graciosa y elegante. Decían que tenía unos ojos especialmente hermosos, una piel oscura propia de Oriente y cierta altivez. Pero también comentaban «la violencia y la obstinación de su temperamento, que muy a menudo producía dolorosa ansiedad en su buenísima tía». La determinación y el temperamento de Lola se convirtieron en su marca. Se quedó en Sunderland solo un año, partiendo posteriormente a Bath, para recibir «una educación más sofisticada». En 1837, con dieciséis años, Lola se fuga con el teniente Thomas James. La pareja se separa cinco años más tarde en Calcuta y Lola se convierte en bailarina profesional bajo un nombre falso. Su debut en Londres como «Lola Montes, la bailarina española» en junio de 1843 fue un gran éxito, sin embargo se la reconoce como la Sra. de James y se produce un gran escándalo. La resultante notoriedad obstaculiza su carrera en Inglaterra, así que decide marchar hacia el continente europeo, donde será muy famosa, quizás más por su belleza que por su talento para bailar. En estos momentos ya está aceptando favores de hombres ricos, y empieza a ser considerada una cortesana.
Conoció y tuvo una relación con Franz Liszt, quien la introdujo en el círculo de George Sand. Después de actuar en varias capitales europeas, se estableció en París, donde fue aceptada por la sociedad bohemia literaria del momento, entrando en contacto con Alexandre Dumas (padre), con quien se la acuso de mantener cierto coqueteo.
En 1845, tras la muerte de su amante en un duelo (no relacionado con ella) el periodista Alexandre Dujarier, abandona París. En 1846 llega a Múnich, donde actúa en un teatro del que es despedida por el dueño al ver su espectáculo. Ella, ofendida, fue a palacio a ver al rey Luis I de Baviera, para exigirle justicia. Corría el rumor de que aquel día el rey le habría preguntado en público si su cuerpo era obra de la Naturaleza o del Arte, a lo que la Montes contestó cogiendo unas tijeras y cortándose el vestido, mostrando sus pechos desnudos. Aquel mismo día salió de palacio con un contrato para actuar en el mejor teatro de Múnich y se convirtió en amante del rey. Pronto empezará a servirse de su situación privilegiada y a abusar de su poder (se dice que siempre llevaba un látigo que utilizaba con todo el mundo a la menor ocasión), lo que la hará bastante impopular entre la población local, especialmente cuando se hicieron públicos unos documentos que revelaban que esperaba obtener la nacionalidad alemana bávara para tener acceso a un título nobiliario.
A pesar de la oposición, Luis la convirtió en Condesa de Landsfeld en 1847. Parece ser que la relación con Lola y la intromisión de ésta en la vida política del país contribuyeron considerablemente a la caída de la popularidad del anteriormente querido rey. En 1848, bajo la presión del creciente movimiento liberal, Luis abdicó y Lola abandonó Baviera. Después de una temporada en Suiza, donde Lola esperó en vano a Luis, hace una breve excursión a Francia, volviendo más tarde a Londres, a finales de 1848.
En Inglaterra conoce y se casa rápidamente con George Trafford Heald, un joven oficial del ejército de caballería que acababa de heredar. Pero los términos de su divorcio con Thomas James, no le permitían casarse con nadie más hasta que el otro falleciera. Esta situación forzó a los recién casados a abandonar Inglaterra ante el escándalo de bigamia promovido por una tía soltera de Heald. Los señores Heald residieron en Francia y en España, pero en dos años la relación estaba terminada. Lola se trasladó a EE.UU. con la intención de establecerse allí y empezar de nuevo, coincidiendo con la fiebre del oro. Desde 1851 hasta 1853 actuó como bailarina y actriz en el oeste del país. En San Francisco se casa con Patrick Hull, un periodista local y se trasladan a Grass Valley, un pueblo minero de California. Este matrimonio fracasó muy pronto pero Lola permaneció en su casita de Grass Valley, durante dos años más. Allí abre un saloon, decorado con gran lujo, donde cada noche se daban cita los hombres influyentes de la zona y donde actuaba. Por fin, su espectáculo se convierte en un éxito completo.
Algunas cartas encontradas a la muerte de Lola demuestran que su idea real, era dar un golpe de estado para anexionarse California y llamarlo Lolaland. En esa época realiza una serie de conferencias que tampoco tendrán mucho éxito sobre «La justicia histórica sobre el intelecto de las mujeres». Su casa restaurada en Grass Valley se convirtió en un punto histórico de referencia en California. Lola además sirvió de inspiración a otra joven entertainer, Lotta Crabtree.
Finalmente abandona California tras sufrir un colapso esquizofrénico y se traslada a Nueva York, donde pasa sus dos últimos años de vida como indigente en las calles. Parece que contrajo neumonía lo que le causó la muerte en 1861. Está enterrada en el cementerio de Green-Wood en Brooklyn, Nueva York. En su tumba dice «Sra. Eliza Gilbert / Muerta el 17 de junio de 1861», a la edad de 42 años. Ninguno de sus dos hijos reclamó su cuerpo, uno porque estaba muy ocupado y el otro porque estaba en la cárcel.

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 20:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
Volviendo a los familiares de la dinastia, como bien a escrito Minnie, no creo que la archiduquesa y otras miembros fuesen especialmente Wittesbach

Maximiliano II, padre de Luis II

Imagen

1829 a 1830 estudió en la Universidad de Göttingen y desde 1830 hasta 1831 en la Universidad de Berlín, (en aquello época no era muy frecuente que los príncipes estudiasen en universidades, tenían sus tutores particulares) donde imparte clases en la historia y en particular el derecho constitucional visitado. Maximiliano era un estudiante del estudioso Friedrich Dahl y Arnold Heeren en Göttingen, Friedrich von Raumer y Leopold von Ranke en Berlín, y Friedrich Wilhelm Joseph Schelling en Munich. Su comprensión de la historia fue fuertemente influenciado por ellos. En 1830 se convirtió en miembro honorario de la Academia Bávara de Ciencias nombrado.
Viajó por toda Alemania, Italia y Grecia.
En abril de 1829 vio el mal estado de las ruinas del Castillo de Hohenschwangau . Lo compró en octubre de 1832, lo mandó reconstruir como residencia de verano reconstruir, y el castillo fue inspirado en los castillos de cuento de hadas de su hijo el príncipe Luis II.
En política exterior trató de la independencia de Baviera en la Confederación Alemana, y en la política interior, fue un mecenas de la ciencia y el arte. Múnich cimentó la reputación como ciudad universitaria, creó una íntima sociedad de artistas e intelectuales que dedicaron su tiempo a los estudios históricos y científicos.

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 20:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
vamos a volver a nuestro prota...
monedas del reinado

Imagen

Imagen

Luis II muerto

Imagen

Imagen

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 20:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17267
Bluemoon, Maximilian I no me parece tampoco nada propenso a "perderse en ensueños o fantasías". Era un tipo muy pragmático, muchísimo. Todo lo afable y campechano que quieras cuando salía a pasear en sus coches descubiertos, pero capaz de trabajar codo con codo con su inseparable Montgelas para sostener la posición de Baviera en la época, extremadamente compleja, de la expansión y posterior caída de la Francia de Napoleón. Maximilian supo cambiar de bando rápidamente; había sido aliado de Napoleón y había aceptado casar a una de sus hijas con el hijastro de Napoleón, en tanto que una de sus sobrinas fue entregada en matrimonio a uno de los mariscales favoritos de Napoleón, Berthier, nombrado duque de Wagram. A partir un piñón con Napoleón, a pesar de que la mujer de Maximilian, Karoline de Baden, a quien en un tiempo pretérito se había pensado emparejar con el célebre duque de Enghien fusilado por orden del emperador, detestaba "al advenedizo corso". Pero en cuanto se vió que Napoleón tenía un territorio sobredimensionado y que se íba a tomar vientos a raíz de la expedición a Rusia...el bonachón y simpático Maximilian no perdió tiempo en virar su política de alianzas. Un tipo listo, sí señor (y que conste que no lo digo con ironía, jaajajaa).

Ludwig I fue un Wittelsbach de los fascinados por la antigüedad clásica, la literatura, la arquitectura y la pintura; el de la Galería de las Bellezas que quedó atrapado en las redes de la hermosura exótica de Lola Montez.

Maximilian II salió distinto a Ludwig I. Radicalmente. En un determinado período, se pensó casarle con una gran duquesa rusa, Olga Nicolaevna. Le mandaron a San Petersburgo a que cortejase a Olga, que era guapísima, muy refinada en el ámbito cultural y con profunda sensibilidad artística. Puede que Olga esperase ver un Wittelsbach-Wittelsbach, de los que nos atraen, jejeje. Pero cuando conoció a Maximilian, todavía kronprinz, le soltó rápidamente a su padre el zar que con ese imbécil no se casaría ni a la fuerza.

Ludwig II tiró más al abuelo Ludwig I que al padre o al bisabuelo homónimo del padre.

Es una curiosa alternancia...¿verdad?.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 10 Dic 2010 21:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
Minnie, efectivamente yo tampoco veo a Maximiliam I el prototipo de Wittelsbach, y tampoco a Maximiliano II, que se le ve muy devoto de la historia y las ciencias y de la sabiduría en general con la sociedad que fundó pero tiene distinto matiz con respecto los otros dos Luises, puede que caprichos de la genética ;).
Lo que sí veo es que en un mismo período se juntaron varios miembros que sí se puede considerar que cumplen el perfil. Me refiero al archiduque Maximiliano, a Sissi y a su hijo Rodolfo y Luis II.
Rodolfo es una figura muy singular: era un niño tímido, hipersensible, lo más lejano a lo que nos podemos imaginar de un Habsburgo, teniendo en cuenta que era 3/4 partes Wittelsbach (3 de sus abuelos lo eran) tampoco es tan raro. Además, el régimen espartano (e inhumano) al que desde los cuatro años fue sometido por su preceptor el general Gondrecourt, hizo mella en su natural sensible y con ese elemento de fragilidad emocional atávico de los Wittelsbach. Aun cuando el inflexible militar acabó siendo relevado de sus funciones y reemplazado por el más humano coronel Joseph Latour von Thurmburg, a instancias de Sissi, el archiduque ya había adquirido ese aire melancólico que puede advertirse en sus diferentes retratos. El cambio, sin embargo, le permitió diversificar sus conocimientos y ampliar su visión de las cosas, especialmente en ciencias naturales y empezando una colección de piedras minerales siendo muy niño y la cual, tras su muerte, acabó siendo posesión del Museo de Historia Natural como había sido su voluntad. (Creo que leí que hizo algún doctorado o algo parecido pero ahora no encuentro la información)

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 11 Dic 2010 02:34 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
La relación entre Luis II y Sissi:

Si el primer gesto del nuevo soberano fue traer a Wagner, su primera visita de soberano a soberano fue para Sissi, y de este modo se completó el universo humano de Luis II: Wagner y Sissi son las dos personas que cuentan en la vida del rey. Ambos dejan en el adolescente una impronta que en el hombre no se borrará.
Para Luis, Sissi era el recuerdo de su más tierna infancia. Era 8 años mayor que Luis, y él estaba fascinado con su prima (segunda, ya que Sissi era prima carnal de Maximiliano II, el padre de Luis II). Cuando tiene ocasión de abandonar el austero Hohenchwangau, palacion reconstruido por su padre, por Possenhofen él es inmensamente feliz ya que sus primos y él, en especial Sissi, estaban muchos más cómodos en medio de la naturaleza que en Munich. Sissi era un poco salvaje pero inteligente, sabía cantar a los Alpes, a la naturaleza, a los lagos, a los bosques, algo que fascinaba a Luis. La infancia de Luis que se caracterizó por la austeridad por lo que los paseos y las visitas a su prima eran unas vacaciones para él.
Para Luis, el matrimonio de Sissi fue un desgarro en su infancia, ella tenía 16 y él 8 años. En verano de 1864 se volvieron a reencontrar en las termas de Bad Kissingen con Sissi, que estaba con su marido y con sus hermanas Matilde y Sofía, su futura prometida.
En febrero de 1867, Luis II mandó esta carta a Wagner: "Walther es feliz de anunciar al querido Sachs que es ha encontrado con Evchen, y que Sigfrido ha encontrado a su Brunilda. Sofía profundamente feliz por la carta. Secretario parte mañana. Fiel hasta la muerte. Walther."
¿De qué se trata? De un pequeño código, no muy complicado, que esconde un gran misterio. Luis escribe a Wagner para anunciarle su próximo compromiso. es muy del rey tomarse por Walther, el héroe de los "Maestros Cantores" o por Sigfrido. En este caso se tiene por Walther, Wagner es Sachs, el viejo zapatero de los "Maestros Cantores", y la novia es bautizada como Brunilda, la valquiria hija favorita del dios Wotan. Realmente pocas palabras pero cargadas de sentido. Cuando vive una aventura, Luis se cree es una ópera de Wagner y éste le sigue el juego.
Es la primera vez que, oficialmente, Luis II se interesa en una joven hasta el punto de comprometer con ella. Una extraña y dolorosa aventura comienza.
Sofía Carlota no es una desconocida. A sus diecisiete años es un encanto y ya había roto algunos corazones como un príncipe de Wurtemberg, su primo y concuñado el archiduque Luis Víctor, un infante de España... peor todo en vano ya que Sofía declara que sólo se casará enamorada, algo que trae de cabeza a su madre, la duquesa Ludovica, pero postura que cuenta con el apoyo de Sissi, hasta el punto que el 22 de abril de 1866 le escribe a su madre ¡si tan sólo encontrara un marido al que ame y la haga muy feliz, pero ¿quién?
Evidentemente, Sissi no puede imaginarse que la respuesta a su pregunta es su primo Luis.
Luis y Sofía se conocen desde pequeños, había pasado mucho tiempo juntos, pero entre ellos no existía esa atracción secreta hecha de comprensión y de identidad, que es encuentra entre Sissi y Luis. Fue precisamente Wagner el que unió a los dos primos ya que Sofía amaba su música, al igual que Luis que lo idolatraba. Cuando Wagner fue obligado a exiliarse, Sofía declaró lo injusto que le parecía, algo que hizo que Luis cambiará la imagen que tenía de ella, además tocaban música juntos... Sofía no era Wagner, que al estar exiliado hacía que Luis se sintiese vacío, pero la ventaja de Sofía era que encima estaba allí, junto a él. Y además, se parecía a Sissi. Luis resume así su atracción: "de suponer que yo pueda entenderme con una mujer, no podría hacer nada mejor que elegir a una hermana de la admirable Emperatriz". El rey, en el colmo de su confusión, hace una doble transferencia, su ideal femenino es una heroína wagneriana que se parece a Sissi.

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Luis II Baviera: el rey loco
NotaPublicado: 11 Dic 2010 02:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Dic 2010 22:26
Mensajes: 61
Fotos de la pareja

Imagen

Imagen

Imagen

_________________
No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego
(George Sand)


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 66 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro