Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 67 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: LOUISE DUQUESA CONNAUGHT.
NotaPublicado: 22 Ene 2009 20:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Para que ésta nuera de la reina Victoria también tenga su propio espacio...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 20:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Alguien tendría que ofrecerle un estruendoso "¡Hurrah!" a esta princesa, nacida Louise Margaret Alexandra Victoria Agnes de Prusia, por haberse casado no sólo con uno de los hijos varones de la reina Victoria, sino CON EL HIJO FAVORITO de la reina Victoria. Nuestra Queen Vic se quedó literalmente apabullada cuando supo que su Arthur -el dear, dearest Artie...- acababa de comprometerse con aquella "Louischen". No entendía la soberana porqué Artie, a sus veintiocho años, no se limitaba a dedicar el tiempo libre a jugar al tenis y al críquet bajo la siempre atenta mirada del mayordomo Elphinstone. ¿A santo de qué necesitaba él CASARSE? Costó que la idea le entrase en la cabeza a la posesiva madre del príncipe...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 20:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Pero, desde luego, el momento de su vida en el que mejor encarnó Arthur su papel de "príncipe encantador" fue cuando se decidió a "rescatar" a Louise de un penoso ambiente doméstico. En cierto modo, aquella historia de amor tuvo prácticamente todos los aditivos para que pudiese parecer un cuento de hadas hecho realidad...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 21:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Abr 2008 05:47
Mensajes: 3967
Ubicación: Argentina
Hip Hip hurra. hip hip hurra por LOUISE DUQUESA CONNAUGHT.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 21:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Éste fabuloso edificio es el denominado Marmorpalais, que se eleva en el Neues Garten, a orillas del Heilingen Sees, en pleno Postdam...

Imagen

Y, en ese soberbio recinto, resultó que el día 25 de julio de 1860 una princesa se puso de parto...

Imagen

Se llamaba Maria Anna (Marianna) de Anhalt. Su padre, Leopold Friedrich, había ostentado el título de duque soberano de Anhalt-Dessau, hasta que, en 1863, un proceso de unificación territorial le permitió convertirse en duque soberano de Anhalt. Lo sustancial, respecto a Marianna, es que había realizado un magnífico matrimonio; aunque ella pertenecía a la notable dinastía de Ascania, se consideró ventajoso su enlace con Friedrich Karl, príncipe de Prusia, de la casa de Hohenzollern.

Imagen
Friedrich Karl.

Friedrich Karl, el marido de Marianna, podía ufanarse de tener por abuelos paternos al rey Friedrich Wilhelm III de Prusia y su legendaria consorte, Louise de Mecklenburg-Strelitz. Asimismo, ese hombre tuvo por tíos paternos a los reyes Friedrich Wilhelm IV y Wilhelm I de Prusia.

Independientemente del realce dinástico que había proporcionado su boda con un Hohenzollern al linaje de los Ascania, Marianna no tenía ningún motivo para sentirse complacida con su suerte. Friedrich Karl venía siendo uno de aquellos príncipes Hohenzollern exageradamente marcial, estricto, autoritario, despótico, rudo y convencido de que el mundo entero le debía pleitesía. También se daba la circunstancia de que, cuando no se encontraba en el cuartel general o dirigiendo maniobras militares, bebía mucho más de la cuenta. Su inclinación al alcohol producía en él el efecto de incremental su talante brusco y violento. No llegaba a su casa hecho una malva precisamente, sino todo lo contrario.

Marianna temía a su esposo. Y, en este caso, cuando digo que le temía, me refiero a que la pobre temblaba de miedo ante cada mirada furibunda del marido, ante cada ceño fruncido del marido, ante cada eclosión de temperamento por parte del marido.

Él. Friedrich Karl, había dejado claro que no estaba dispuesto a tolerar que ella, Marianna, le ofreciese "otra cría". Ya habían tenido tres niñas en los cinco años precedentes. La primogénita, Marie, nacida en 1855, había causado sólo una leve decepción a causa de su sexo. La segunda, Elisabeth, nacida en 1857, había sido recibida con franco disgusto por el padre. La tercera, Anna Victoria, llegada al mundo a finales de febrero de 1858, había fallecido a principios de mayo de 1858: se hubiera podido pensar que la niñita, consciente de la rabiosa indignación de su progenitor, había preferido desaparecer.

Marianna se había pasado el cuarto embarazo sobrellevando no solamente las incomodidades derivadas de su estado, sino un temor al resultado de su preñez que se incrementaba a menudo que avanzaba hacia el desenlace de la misma. Y era muy comprensible su nerviosismo, vista la actitud general de su marido hacia las tres niñas que había tenido.

Cuando el 25 de julio de 1860 la matrona comunicó a Friedrich Karl que Marianna había dado a luz una cuarta niña, el príncipe no se lo pensó dos veces: irrumpió en la habitación, se aproximó al lecho en el que se hallaba su fatigadísima esposa y le asestó una bofetada. La bofetada fue tan contundente que no sólo dejó marcas en el rostro de la pobre Marianna, sino que le dañó de forma irreversible el tímpano de uno de sus oídos...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 22:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Abr 2008 05:47
Mensajes: 3967
Ubicación: Argentina
disculpen el arrebato, pero Que H DE P....
me edito para no ofender a mis queridos amigos foritas, se me salio lo loco :oops:

_________________
Imagen


Última edición por cheque2009 el 22 Ene 2009 22:09, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 22:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Nada que disculpar, cheque. Probablemente, todos pensemos lo mismo de un individuo capaz de reventarle el tímpano de un bofetón a su mujer recien parida sólo porque no le satisface el sexo de la criatura que acaba de nacer.

Una criatura que, por cierto, en este caso es nuestra protagonista: Louise Margaret. Como se puede deducir, no hubo precisamente sonrisas de puro embeleso y cariñosas cucamonas en torno a la cunita en la que acababan de colocarla...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 22:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Imagen
Las tres niñas: Marie, Elisabeth y Louise. Louise es la menor, aparece a la derecha de la imagen.

En la corte de Berlín, rígida y pomposa hasta el rídiculo, una persona compadecía profundamente a Marianna. Se trataba de la esposa del príncipe heredero Friedrich, apodado Fritz, que era primo hermano de Friedrich Karl. Victoria, generalmente denominada Vicky, princesa real de Inglaterra antes de haberse transformado en la esposa de Fritz, había sido bendecida con un matrimonio basado en el amor profundo, la pasión, la afinidad y la complicidad. Esa felicísima vida conyugal, de hecho, proporcionó a Vicky la fuerza suficiente para afrontar su complicada existencia en los palacios berlineses, dónde la consideraban "demasiado británica" para el gusto general.

Vicky sentía lástima hacia Marianna. Juzgaba que ésta era una mujer atractiva y encantadora excepto en presencia del marido, cuando, en un rasgo muy característico de las mujeres maltratadas, intentaba replegarse en sí misma y pasar desapercibida. Para Vicky constituyó un hecho sorprendente que, cada vez que Friedrich Karl partía hacia los campos de batalla, durante la guerra de los ducados en 1864 o en la guerra austro-prusiana de 1866, Marianna pareciese volver a la vida. En esas ocasiones, la princesa asistía a las pequeñas soirées de la corte, en las que conversaba, se reía e incluso danzaba con entusiasmo.

Las ausencias "en cumplimiento del deber" de Friedrich Karl proporcionaban, pues, los días más despreocupados y risueños a Marianna. Pero, en términos generales, ella permanecía silenciosa y discreta, tratando casi de camuflarse entre las tapicerías y los cortinajes, para que su marido no reparase en su persona, lo que impediría que la hiciese objeto de comentarios hirientes en el mejor de los casos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 22:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7823
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
cheque2006 escribió:
disculpen el arrebato, pero Que H DE P....
me edito para no ofender a mis queridos amigos foritas, se me salio lo loco :oops:



Totalmente de acuerdo en lo primero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 22:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 12:45
Mensajes: 3698
Ubicación: Viña del Mar- Chile
cheque2006 escribió:
disculpen el arrebato, pero Que H DE P....
me edito para no ofender a mis queridos amigos foritas, se me salio lo loco :oops:


No, no te preocupes. Es que creo que no hay otro adjetivo para describir a semejante.....bestia.


Te sigo, Minnie!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 23:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Imagen

Aquí tenéis un bonito primer plano de Marianna.

Probablemente, sus años más difíciles fuesen los que mediaron entre 1860 y 1865. Había tenido cuatro niñas de forma consecutiva, aunque la tercera hubiese fallecido antes de cumplir tres meses. Aún no había satisfecho las expectativas de su marido: poner en el mundo un varón. Los reiterados intentos no derivaron en un embarazo hasta febrero de 1865.

No hace falta mucha intuición para comprender lo que tuvieron que representar aquellos nueve meses. La falta de audición en un oído recordaba constantemente a Marianna hasta qué punto de ebullición había llegado la rabia de su marido a raíz del nacimiento de Louise Margarete. Para Marianna, existía un riesgo, cierto, de alumbrar una quinta niña. Y supongo que debía vivir amedrantada ante la posibilidad. Lo único que la tranquilizaba era que el rey Wilhelm I había amonestado muy severamente a Friedrich Karl al enterarse de que éste había tratado con semejante brutalidad a Marianna después del cuarto parto de la mujer. Pero aunque Friederich Karl no se atreviese a reventarle el oído que le quedaba sano en caso de que pariese otra fémina, sin duda habría una escena violenta.

A Marianna la acompañó la suerte: en su quinto parto, tuvo el niño. El ansiado niño, que recibiría los nombres de Joachim Karl Wilhelm Friedrich Leopold, si bien, paradójicamente, se le conocería como príncipe Friedrich Leopold.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Ene 2009 23:10 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17151
Una imagen ulterior del niño, Friedrich Leopold:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 67 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro