Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 57 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 20:22 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Querida Neyade...cuando caigas por aquí, será fantástico que dejes un comentario, jajajaja. Ya ves que Elisabeth Christina está "muy solita" ;) Todavía confío en que alguien se pronuncie acerca de la abuela materna de Marie Antoinette, sin embargo...

Una imagen de Elisabeth Christina, en la que, por cierto, aparece identificada como esposa del rey Carlos III de España...Procede de la querida ÖNB.

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 20:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
En fín...

Elisabeth Christina viaja a Viena, supongo yo que con lo que se podría denominar sentimientos entremezclados. Le constaba que Carlos seguía sosteniendo con firmeza la tesis de que a él le correspondía ocupar el trono español. También le constaba que los países que habían estado de acuerdo ya no lo estaban desde que Carlos se había convertido, por obra y gracia de la muerte prematura de su hermano Joseph, en el emperador. Nadie quería un Carlos VI que fuese un calco en versión siglo XVIII de Carlos V, el ilustre ancestro que había manejado los hilos del poder en Europa.

De repente, Elisabeth Christina era la emperatriz, ya no la reina de España que presidía una corte sorprendente en el Palau Reial de Barcelona. Pero en la corte de Viena, hablando con propiedad, había otras dos emperatrices: Eleonore-Magdalena, viuda de Leopold I, su suegra; y Wilhelmine Amalia, viuda de Joseph I, su prima y concuñada a la vez. Eleonore-Magdalene no íba a constituír una preocupación: tras apoyar resueltamente el ascenso al trono imperial de su hijo Carlos, había expresado su deseo de retirarse para consagrarse por entero a la tarea de ganarse el cielo con obras piadosas y constante penitencia por sus pecados (aunque muchos vieneses se preguntaban qué pecados podían figurar en el "haber" de esa señora que siempre había mostrado un estricto catolicismo). Sin embargo, Wilhelmina Amalia, quien aún no había cumplido los cuarenta, permanecía en la corte. Y no era de suponer que se conformase con un segundísimo plano mientras tuviese por delante la tarea de asegurar el futuro de sus dos hijas archiduquesas -única descendencia imperial en ese punto por carecer de vástagos Carlos y Elisabeth Christina-. Estaba cantado que surgirían algunos roces acerca de la precedencia entre ambas emperatrices, Wilhelmina Amalia y Elisabeth Christina.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 21:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Para Carlos...

Imagen

...el tener de nuevo junto a sí a su "weisse Liesel" significaba, por lo de pronto, que tocaba a su fín un período de dieciocho meses en el que la lejanía física de ambos hacía imposible buscar de manera activa un hijo. Ella se había mantenido estrictamente fiel, en tanto que él no había optado precisamente por un escrupuloso celibato. No obstante, para él, incluso más que para ella, suponía un motivo de alegría el reencuentro que permitiría reanudar la vida conyugal propiamente dicha. Quizá la suerte empezase a sonreírles, enviándoles archiduques y archiduquesas que contribuyesen a perpetuar el linaje Habsburgo.

Imagen

"Weisse Liesel", no obstante, siguió sin embarazarse. Ni siquiera la inevitable peregrinación al santuario de Mariazell, en los montes de Styria, pudo remediar el hecho de que transcurriese todo el año 1714 y la primera mitad de 1715 sin que Elisabeth Christine pudiese anunciar una preñez. Era particularmente doloroso para ella, porque ninguna de sus hermanas menores manifestaba dificultad alguna para concebir. A pesar de lo desdichada que era con el zarevitch Alexis Petrovich de Rusia, Charlotte Christina había dado a luz una primera hija, la gran duquesa Natalia Petrovna, en julio de 1714. En cuanto a la tercera chica de Wolfenbüttel, Antoinette Amalia, se había casado con Ferdinand Albrecht de Brünswick-Lüneburg, un primo hermano del padre de las hermanas a las que nos referimos. Siendo la menor, Antoinette Amalia había sido la que había estrenado la condición de mamá: en agosto de 1713 (esto es, trece meses antes de que Charlotte Christina alumbrase a Natalia Petrovna, nieta del zar Pedro El Grande...) había tenido un varón bautizado Karl en honor al tío de Austria. Luego, en agosto de 1714 (un mes después del nacimiento de su prima Natalia Petrovna ya citada), nacería un segundo niño, Anton Ulrich.

Carlos debía pensar que ya era mala suerte que sus dos cuñadas hubiesen demostrado una fertilidad que parecía eludir a su esposa. Para Elisabeth Christina resultaba motivo de gran tristeza y de cierta angustia. Seguramente, no ignoraba que los vieneses achacaban la falta de hijos a su "conversión de pura conveniencia", a su "falso catolicismo". Dios, por lo visto, prefería a Charlotte Christina y a Antoinette Amalia, quienes se habían mantenido luteranas, fuera de la "única verdadera iglesia", pero que, al menos, no habían tratado de engañar a nadie en ese sentido.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 21:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
La cuestión de la sucesión imperial tenía seriamente preocupado a Carlos. El 19 de abril de 1713, es decir, el día en que se cumplía un mes desde que Elisabeth Christina había zarpado de la rada de Barcelona rumbo a Génova, para emprender el retorno a Viena, Carlos dió un paso de gigante que no estaría exento de polémica. Tenía de nuevo a su esposa consigo y le consumían las ganas de procrear; pero si para su mujer había sido difícil en los años precedentes -recuérdese que se habían casado en 1708...- nada hacía pensar que fuese a resultarle fácil en esta nueva etapa. Probablemente le costaría lo suyo engendrar. Y si se daba la feliz circunstancia de que Elisabeth Christina tuviese un bebé, debía ser necesariamente un varón para que se convirtiese en el heredero de Austria-Hungría-Bohemia, la tríada de territorios centroeuropeos que pertenecían a Carlos. Pues si Carlos sólo obtuviese de Elisabeth Christina una hija, o para el caso media docena de hijas, esas archiduquesas quedarían situadas, en la línea de sucesión, detrás de sus primas María Josepha y María Amalia, las hijas del difunto Joseph I. Así lo establecía aquel famoso "Pacto de Sucesión Mutua" firmado por Joseph y Carlos unos años atrás.

Carlos experimentó de repente el ansia de modificar las reglas del juego. Confiaba en que Dios le mandase un hijo, pero, por si al Todopoderoso le placía enviarle hijas, quería cerciorarse de que sus hijas tendrían precedencia sobre sus sobrinas. Si nos detenemos a pensarlo, Carlos no estaba siendo nada delicado con las muchachas. María Josepha tenía ya casi catorce años, en tanto que María Amalia frisaba en los doce años: las dos contaban con edad suficiente para enterarse de lo que sucedía en su entorno. Por añadidura, tampoco se trataba de un gesto considerado con la emperatriz viuda de Joseph, madre de las chicas recientemente huérfanas de padre que íban a verse perjudicadas por la decisión del tío. Pero, por otro lado, la postura de Carlos es comprensible. Casi ningún soberano con capacidad para cambiar las cosas las hubiese dejado tal cual.

La Pragmática establecía una ley semi-sálica coherente en Austria y Bohemia. Hungría se hizo la remolona durante años: sólo estaba dispuesta a aceptarla a cambio de ciertas concesiones, sus viejos privilegios que conferían cierto grado de autonomía. Pero la Pragmática hizo, de paso, que todas las miradas se centrasen en Elisabeth Christina. Ésta vería discurrir el año 1714 y el primer semestre de 1715 sin embarazarse...ni siquiera para proporcionar una niña que se beneficiase de la dichosa Pragmática (y recuérdese que, entre tanto, sus hermanas menores sí parían).

En ese ambiente general, se puede imaginar fácilmente la explosión de júbilo en el entorno de Carlos cuando, en el verano de 1715, se produjo el embarazo de Elisabeth Christina al cabo de siete años de matrimonio. Salvo en las primeras semanas de su vida conyugal, en aquella época en la que Carlos se había embelesado y extasiado ante la belleza deslumbrante de su reciente esposa, nunca había sido "weisse Liesel" tan reverenciada como lo fue en el último semestre de 1715. Por fín, íba a cumplir su principal función, que no era servir de ornato a la corte de su marido, sino ofrecer retoños a la dinastía de Habsburgo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 22:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
La emperatriz Elisabeth Christina sacó adelante su gestación con las lógicas molestias e incomodidades, pero sin mayor dificultad. Hubo momentos en que se temió "perturbarla" con ciertas noticias que se hizo necesario comunicarle. Ella estaba embarazada de tres meses cuando su hermana Charlotte Christina dió a luz en San Petersburgo un segundo hijo; la pequeña Natalia, a la sazón de poco más de un año, recibió un hermanito a quien se bautizaría en la fé ortodoxa con el nombre de Pedro para honrar al abuelo zar. Charlotte Christina, que llevaba una vida miserable junto un marido que incluso la había maltratado físicamente durante sus embarazos, no salió indemne. Su salud quedó tan quebrantada que falleció a principios de noviembre, pocos días después del nacimiento de Pedro.

Apenas seis días después de la muerte de Charlotte Christina en San Petersburgo, su hermana Antoinette Amalia daba a luz en Bevern a su tercer vástago. Tras dos hijos varones -recuérdese, Karl y Anton Ulrich-, Antoinette Amalia produjo finalmente una fémina. La niña, rubia y sonrosada, se llamaría Elisabeth Christina en honor a la tía emperatriz Elisabeth Christina, nuestra heroína. En un futuro muy lejano, se convertiría en esposa -infeliz- de un rey famosísimo: Friedrich "El Grande" de Prusia.

Poco a poco, el tiempo fue transcurriendo. Elisabeth Christina tuvo a su criatura el 13 de abril de 1716, en el Hofburg de Viena. Podría decirse que no se limitó a cumplir, sino que salió por la puerta grande con dos orejas y un rabo, pues de su cuerpo había nacido un varón que se llamaría Leopold Johann.

En ese preciso instante, pareció que la Pragmática Sanción que había rubricado ostentosamente Carlos en abril de 1713 había sido un brindis al sol. Dios le había mandado un archiduque Leopold Johann, no una mera archiduquesa. Al menos, el hecho de que hubiese nacido un niño en vez de una niña reconfortó a la emperatriz viuda Wilhelmina Amalia...

Imagen
Emperatriz Wilhelmina Amalia.

...pues, inevitablemente, hubiese sido penoso para ella tener que mirar con buena cara a una sobrina que relegaba a sus propias hijas. Que a sus hijas las desplazase un varón estaba de acuerdo con la tradición que todos habían asimilado en la realeza europea, dónde lo general era la prevalencia de los hombres sobre las mujeres.

La llegada de ese niño Leopold Johann, adorado por su padre y por su madre, coincidió con una racha favorable para el imperio centroeuropeo en la confrontación que mantenía contra el imperio turco, al que arrebataría en el curso de varios meses enormes porciones de territorio en Wallachia y en Serbia. Daba la impresión de que, de pronto, la Providencia favorecía a Carlos para que, en un futuro, tuviese la satisfacción de morirse legando a su hijo unos territorios más extensos de los que él mismo había recibido de su difunto hermano.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 22:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Feb 2008 11:02
Mensajes: 4396
yo me pronuncio haciendo una reverencia... =D>


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 22:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Nov 2009 19:51
Mensajes: 77
Minnie....eres un verdadero bombon!
Nos mimas demasiado.....sobre todo a mi que estoy recien llegada!.estoy peleando por el ultimo examen de mi carrera,y no habia podido evadirme a mi "Pandora" particular...,que es Dinastias...llego y está todo el hilo entero! y no solo es que este entero....es que está precioso.
pensaba intervenir con alguno de los detalles del libro......pero es que has puesto todo lo que sale y aun mucho mas.... :)
mil gracias!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 22:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
En septiembre de 1716, justo por la época en que el niño Leopold Johann alcanzaba los cinco meses de edad, Elisabeth Christina se encontró con otro embarazo. Cualquiera diría que con Leopold Johann se había roto un hechizo que había mantenido estéril a la mujer durante siete años de matrimonio. De repente, había un heredero varón, Leopold Johann, en tanto que la orgullosa madre se encontraba con que otra criatura crecía en su seno. Podía esperarse un nuevo archiduque, el reemplazo por si se echaba a perder Leopold Johann. En el peor de los casos, habría una archiduquesa.

El regocijo que se vivía en la corte se convirtió en absoluta desolación el 4 de noviembre de 1716, día en que se verificó el fallecimiento de Leopold Johann. Aquel niño por el que parecía girar el universo entero moría antes de llegar a su séptimo mes de vida, justo cuando su madre se encontraba en el primer trimestre de una segunda gestación. No sólo había que enterrar al pequeño príncipe que se llevaba consigo a la tumba tantas esperanzas e ilusiones depositadas en su futuro, sino que había que evitar que el impacto producido por ese hecho inesperado llevase a la emperatriz a sufrir un aborto. Carlos realizó un esfuerzo deliberado por mantener a raya sus sentimientos de dolor y decepción, para transmitir una resignada entereza a Elisabeth Christina.

En esos meses, se produjo la llegada a Viena del diplomático británico Edward Wortley Montagu, que se encontraba en tránsito hacia Constantinopla para tomar posesión de un destino en la capital del imperio turco-otomano. Con Edward Wortley Montagu se encontraba su hermosa e inteligente esposa, lady Mary, nacida lady Mary Pierrepont, hija del marqués de Dorchester. Lady Mary Wortley Montagu se admiró ante el refinado encanto que ya desprendía Viena a esas alturas del siglo XVIII, pero, aparte, visitó en Hofburg a la emperatriz Elisabeth Christina. Uno de los retratos más conmovedores que ha perdurado a través de los tiempos de Elisabeth Christina es el que trazó con su pluma lady Mary Wortley Montagu. Al conocer a la soberana, lady Mary se admiró de la dulzura que desprendía aquella mujer que aún lloraba la pérdida de su bebé pero que intentaba preservar al retoño que albergaba en su interior. La sencilla afabilidad y la delicadeza genuína de Elisabeth Christina obtuvieron encendidos elogios de lady Mary.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 22:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Querida Carmela, tú siempre al quite con tus amables comentarios...

Neyade...céntrate en los exámenes, que son lo fundamental. Pero cada vez que puedas acercarte a Pandora, aquí nos encontrarás, jajaja, tratando de sacar adelante historias como buenamente se puede. No te creas que ha sido fácil, jajaja, de Elisabeth Christina sabía lo elemental (en realidad estaba más familiarizada con su sobrina homónima, la Elisabeth Christina que se casó con Friedrich de Prusia). No es que ahora sepa muchoooo acerca de Elisabeth Christina, pero al menos puedo recopilar lo que sé y esperar a que se vayan añadiendo mayores dosis de información en caso de que alguien disponga de ella y esté dispuesto a facilitarla, jajajaja.

Un besito, guapas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 22:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Nov 2009 19:51
Mensajes: 77
a mi lo que me llamó la atencion de este personaje,y desperteó mi curiosidad,es que siendo extranjera,y no siendo nunca la reina oficial de España,sintiera tanto amor por esta patria....se enamoró y para toda la vida.En su vida posterior siempre echó de menos Barcelona y las costumbres de alli....En su sepulcro hay escudos catalanes y una imagen del puerto de
Barcelona.....
y luego atando cabos,te das cuenta de que es la madre de la emperatriz Maria Teresa y la abuelita de Maria Antonieta...casi na!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 23:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Aquí llegamos a un punto álgido de la historia de Elisabeth Christina...

Su esposo, Carlos, se permitía siempre que podía lo que yo llamaría "escapadas cinegéticas". La caza constituía su pasatiempo preferido, aunque también se trataba de un hombre ilustrado que disfrutaba ejerciendo de mecenas en distintos ámbitos de las artes y las ciencias. Por lo general, cuando quería cazar, se retiraba con sus cortesanos predilectos a Laxemburg o, todavía con mayor asiduidad, a La Favorita, un encantador pabellón rodeado de parques.

Carlos se hallaba en Laxemburg el 12 de mayo. Tras una jornada de intensa actividad, contento consigo mismo, se retiró a dormir en su alcoba. Fue despertado bruscamente al filo de las tres de la madrugada, porque acababa de presentarse en el palacete un mensajero para informar de que la emperatriz Elisabeth Christina había iniciado "los trabajos del parto" en el Hofburg. Mientras Carlos se vestía apresuradamente, se preparó su carruaje, para cubrir el trayecto que separaba Laxemburg del Hofburg. Entre unas cosas y otras, lo cierto es que Carlos no llegó al Hofburg antes de las seis de la madrugada del 13 de mayo de 1717. Elisabeth Christina aún se encontraba en pleno proceso de dar a luz. A las siete y media de la mañana, por fín, emergió de sus entrañas una criatura. Pero esa vez no se trataba de un varón que sirviese de reemplazo al malogrado Leopold Johann. La emperatriz había tenido una archiduquesa.

A la pequeña archiduquesa se la bautizó el mismo día, unas horas más tarde. Lógicamente, Elisabeth Christina no asistió a ese evento, aunque, en ese período, esto no era la excepción, sino la norma. Las mujeres convalecían después del parto por espacio de varias semanas, así que le tocaba a los hombres encargarse de que se cristianase a los bebés. El príncipe de Liechtenstein, uno de los personajes más encumbrados de la corte, se encargó de llevar a la niña, tendida en un pesado y lujoso almohadón, hacia la pila bautismal; detrás de ellos, avanzaban las archiduquesas María Josepha y María Amalia, ante la mirada de la madre de ambas, la emperatriz viuda Wilhelmina Amalia. Todas debían presenciar, con buen semblante, cómo esa chiquitina a quien se impusieron los nombres de Maria Theresia Walburga Amalia Christina, entraba en la historia de la casa de Austria. Mientras sus padres no tuviesen un hijo varón, Maria Theresia era, de acuerdo a la Pragmática Sanción, la heredera de Carlos VI.

No puede decirse que Carlos VI estuviese contento. Quienes recordaban su euforia durante el bautizo de Leopold Johann, no dejaron de constatar que en el bautizo de Maria Theresia trataba de disimular su disgusto con una expresión que pretendía ser inescrutable. Siempre habría quien asegurase que la muerte de Leopold Johann y el advenimiento de Maria Theresia eran un nuevo castigo divino por la "conversión de mentirijilla" de Elisabeth Christina desde el luteranismo al catolicismo. En realidad, Carlos podía intentar animarse pensando que aún estaban a tiempo de procrear un surtido entero de archiduques. Sin embargo, su ánimo fluctuaba entre el optimismo y el pesimismo. Tardó meses en contentarse con Maria Theresia. Sólo al cabo de meses, manifestó cariño hacia aquella hija entregada a la tutela de una gobernanta cuidadosamente elegida: la condesa Marie Karoline von Fuchs-Mollard, que, antaño, había sido dama de honor de la archiduquesa Maria Anna, aquella hermana de Carlos a la que la política de alianzas nupciales había convertido en reina de Portugal. Todos supieron en qué momento concreto empezaba a querer Carlos a Maria Theresia. Fue exactamente en el momento en que decidió referirse a la niña empleando dos afectuosos diminutivos en alemán: "Reserl" o, con mayor frecuencia aún, "Resi".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: KAISERIN ELISABETH CHRISTINA
NotaPublicado: 28 Ene 2010 23:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17155
Mirad qué imagen más bonita de la pequeña Resi, la futura emperatriz María Theresa, con su muñeca favorita en brazos. Es una preciosidad, sólo lamento no disponer del cuadro sin marca de agua...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 57 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro