Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 149 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 02 Nov 2015 16:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Mar 2015 23:42
Mensajes: 360
Qué bueno Iselen que retomaste el tema!
Me intrigaba saber como seguía la historia del Cid.
Muchas gracias.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 13 Nov 2015 18:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Así, en la primavera de 1090, el conde Berenguer y su gran ejército se ponen en marcha llegando a Calamocha, donde asientan su campamento. Desde allí, con una pequeña escolta, parte hacia Daroca donde se entrevistará con el rey de la taifa de Zaragoza al-Mustain. Después de mucha negociación, y el pago de unas parias, éste también se une a la alianza del rey de Lérida y el conde de Barcelona.

Parece ser que tuvieron la feliz idea de enviar una embajada ante Alfonso VI, que andaba entonces por Miranda de Ebro, para que se sumara a las fuerzas contra Rodrigo, ya que últimamente se llevaban tan mal. Mucha fue su sorpresa cuando el leonés rehusó participar, pero no vayáis a pensar que fue porque le restaban unas migajas de lealtad hacia su antiguo vasallo, lo de Alfonso siempre es y será puro interés: por un lado si ganan sus aliados puede despedirse de las aspiraciones castellanas sobre Valencia, mientras que con un Rodrigo controlando Levante había más posibilidades de que la ciudad acabase en sus manos o al menos bajo su influencia. Por otro lado, los espías leoneses habían informado de mucho movimiento en torno al emir Yusuf, quien planeaba pasar por tercera vez a España, y no era cosa de andar dispersando fuerzas ante un inminente ataque.

Viendo la inutilidad de sus ruegos, Berenguer volvió a Daroca y concentró sus tropas.

Imagen

Castillo Mayor de Daroca.

Rodrigo seguía tranquilamente en Morella cuando llegó un emisario del rey de Zaragoza para prevenirle de que el barcelonés iba a por él con todo lo que tenía. Al-Mustain debió arrepentirse pronto de haberse sumado a esa alianza viendo cómo Alfonso VI se desentendía de ellos, además conocía el percal puesto que el Cid había servido 5 años en su reino a las órdenes de su padre y de él mismo y era el más indicado para saber de sus capacidades militares. Nuestro protagonista, al conocer la superioridad numérica del su enemigo, necesitó tomar precauciones para la defensa así que acampó en una posición alta y protegida su retaguardia por los montes, así lo informaron los exploradores de Berenguer cuando éste trasladó a las tropas más cerca de la posición del Cid.

El conde de Barcelona fue consciente entonces de que Rodrigo, que era un genio de la estrategia, para qué lo vamos a negar :cool: , se había atrincherado al fondo de una garganta con un monte a las espaldas que le protegía de cualquier maniobra envolvente, reforzando el terreno con barreras protectoras a la entrada del desfiladero. Bien aprovisionado, la posición del Cid es inamovible y las superioridad numérica del barcelonés totalmente inútil. Éste no puede atacar, pero tampoco quedarse eternamente esperando a que Rodrigo asome la nariz, así que se lo juega todo a una carta, literalmente. Una misiva en la que, con toda la chulería del mundo, acusa a Rodrigo de cobarde terminando con un “sal a campo abierto si tienes huevos”. La idea es pinchar al Campeador en su orgullo para que, movido por la furia, cometa una imprudencia. Bueno, mejor os dejo aquí la carta transcrita de la Historia Roderici y así ya lo leéis vosotros:

Yo, Berenguer, conde de Barcelona, con todos mis soldados, te digo a ti Rodrigo que vi la carta que enviaste a al-Mustain con el encargo de que nos la diera a conocer en la que te burlabas de nosotros, nos injuriabas y provocabas toda nuestra indignación. Ya antes nos habías herido con cantidad de insultos, por los que debíamos estar contra ti y ser tus enemigos; cuanto más ahora debemos ser tus adversarios a causa de la nueva burla con la que en tu carta nos despreciaste y te reíste de nosotros.

Todavía el dinero que me arrebataste está en tu poder
(se refiere al botín adquirido por Rodrigo cuando apresó al conde en la batalla de Almenar, se ve que todavía le escuece esa humillación) Pero Dios, que es Omnipotente, te pedirá cuentas de tantas injurias como nos has inferido. Nos heriste aún con mayor ofensa y burla cuando nos igualaste a nuestras mujeres (vamos, que Rodrigo lo llamo nenaza) Pero nosotros no queremos reírnos de ti y de tus hombres con chanzas infames, pero rogamos al Dios del cielo que te entregue en nuestras manos y te ponga en nuestro poder y que podamos mostrarte cuánto más valemos que nuestras mujeres.

Dijiste también al rey al-Mustain que si nosotros nos acercábamos a ti para combatirte, sadrías a nuestro encuentro antes de que él volviese a Monzón
(se ve que el rey de Zaragoza ha abandonado la alianza y se ha vuelto a casa); y si nos retrasáramos en llegarnos a ti, serías tú el que vendrías a encontrarnos a medio camino.

Te pedimos pues, encarecidamente, que no nos vituperes porque hoy no hayamos bajado hasta ti, ya que no lo hemos hecho porque queríamos tener antes noticias de tu ejército y tus defensas. Hemos comprobado que poniendo tu confianza en el monte, quieres pelear con nosotros apoyados en él; vemos también y sabemos que los montes y los cuervos, y las cornejas y los halcones, y casi todas las clases de aves son tus dioses, y que confías más en sus augurios que en Dios. Nosotros, en cambio, creemos y adoramos al único Dios, para que Él tome por nosotros venganza en ti y te entregue en nuestras manos.

Sepas, pues, la verdad, que mañana al salir la aurora, Dios mediante, nos verás a nosotros cerca y delante de ti. Si salieres al llano, apartándote de ese tu monte, serás tú el mismo Rodrigo al que llaman Batallador y Campeador. Pero si no aceptares este reto, serás uno de los que en idioma vulgar castellano llaman alevoso.

Nada te aprovechará, ciertamente, aparentar que tienes tanta fuerza: no nos retiraremos ni nos apartaremos de ti hasta que caigas en mis manos muerto o prisionero aherrojado en cepo de hierro. Y al fin celebraremos a tu costa una burla semejante a la que tú escribiste e hiciste a costa nuestra; y Dios vengue a sus iglesias, las que tú destruiste y profanaste
.

Rodrigo por supuesto envió su propia respuesta al conde como era su costumbre:

Yo Rodrigo y todos mis compañeros a ti conde Berenguer y a todos tus hombres, salud.

Sepas que leí tu carta y entendí perfectamente todo lo que en ella se contenía. En ella decías que yo había escrito a al-Mustain una carta, en la que yo me burlaba y te injuriaba a ti y a tus hombres, y todavía os injurio, y te diré por qué te vitupero; porque cuando tú estabas con al-Mustain en la comarca de Calatayud, fue por entonces cuando tú me ultrajaste ante él, diciendo que por el pavor que te tenía no había tenido valor para entrar en esas tierras.

Tú mismo también, estando presente al-Mustain, dijiste al rey Alfonso que ciertamente habías peleado conmigo y vencido me habrías arrojado del territorio de al-Hayib, si hubiera osado esperarte de algún modo en esas tierras, pero todo esto lo dejaste de hacer por respeto al rey y que por él yo era su vasallo, por eso mismo me habías respetado y no habías querido afrentarme. A causa de estos agravios que hicisteis con la tal befa, yo ahora me río y reiré de ti y de los tuyos y os equiparé y asimilé a vuestras esposas por vuestro ánimo mujeril.

Pero ahora no podrás excusarte de luchar conmigo, si tuvieres valor para ello; mas si lo rehusares todos me tendrán en la estima que merezco. Y si te atrevieres a venir hasta mí con tu ejército, estoy aquí y no tengo ningún miedo. No creo que hayas echado en olvido lo que hice contigo y con tus hombres y lo que os hice padecer.

Sé muy bien que llegaste a un acuerdo con al-Hayib para que a cambio de cierta suma de dinero tú me expulsaras y arrojaras de sus tierras. Creo que ahora te aterroriza el tener que cumplir lo que prometiste y que en modo alguno tendrás valor para venir hasta mí y mucho menos para luchar conmigo.

Y no te disculpes de acercarte hasta mí, ya que me encuentro en el lugar más llano, entre todos los más llanos de esta tierra. Pero en verdad os digo, que si tú y los tuyos quisiereis venir hasta donde yo estoy, no ganaréis nada, pues yo os daré vuestra paga, al que acostumbro a daros, si tenéis valor para acercaros a mí.

Pero si os faltare el valor para llegaron hasta mí y combatir conmigo, haré llegar mis cartas al rey Alfonso y enviaré emisarios a al-Mustain. Les diré que por el terror que yo os causaba no pudisteis cumplir lo que prometisteis, lo que te jactabas y fanfarroneabas que ibas a hacer. Pero no sólo lo comunicaré y lo haré saber a estos dos reyes, sino también a todos los magnates tanto cristianos como sarracenos. A todos esos magnates, tanto cristianos como sarracenos, les diré cómo te hice prisionero y cómo tus caudales y los de los tuyos se encuentran en mi poder.

Ahora pues te espero en el llano con ánimo sereno y firme; si te atrevieres a venir hasta mí, podrás ver parte de tu dinero, pero no para tu provecho, sino más bien para tu perdición. Tú ya has afirmado con palabras vanas y jactanciosas que caería en tus manos vencido, cautivo o muerto, pero eso está en las manos de Dios y no en las tuyas.

También injuriándome afirmaste falsamente de mí que incurrí en alevosía a fuero de Castilla, en lo que ciertamente has mentido de lleno por tu boca. Nunca jamás cometí tal crimen; quien lo hizo y está bien experimentado en esas traiciones, es ese que tú bien conoces; y muchas gentes, tanto cristianas como musulmanas, saben muy bien quién es ese que yo digo.

Ya hemos pasado mucho tiempo disputando con palabras polémicas; dejemos las palabras, y como es propio de los caballeros de verdad, que el pleito se decida entre nosotros por la noble fuerza de las armas. Ven y no te retrases y recibirás de mi la paga que acostumbro a darte
.

Imagen

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 13 Nov 2015 21:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
:lol: :lol: Las cosas claras,para qué andarse con rodeos. :bravo:

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 13 Nov 2015 21:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 18:57
Mensajes: 11893
Ubicación: España
"Ven y no te retrases y recibirás de mi la paga que acostumbro a darte".


Ya le estaba dando de tortas en la misiva. :XD:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 15 Nov 2015 21:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
A estas alturas de la historia, el conde de Barcelona ya debería saber lo que les pasa a los que se meten con Rodrigo y debería haber actuado con más prudencia… La cuestión es que nuestro protagonista, que es muy listo, sabía dónde pincharle en el hueso a su adversario:

También injuriándome afirmaste falsamente de mí que incurrí en alevosía a fuero de Castilla, en lo que ciertamente has mentido de lleno por tu boca. Nunca jamás cometí tal crimen; quien lo hizo y está bien experimentado en esas traiciones, es ese que tú bien conoces; y muchas gentes, tanto cristianas como musulmanas, saben muy bien quién es ese que yo digo.

Eso es una alusión, nada sutil por cierto, a los rumores que circulaban por toda Europa acerca de Berenguer asesinando a su hermano Ramón Berenguer II para quedarse con el condado ocho años antes. Esa era una espada de Damocles que pesaba sobre el catalán, ya que todas sus gentes pensaban que la planificación de ese asesinato era obra suya, acto que le desacreditaba como conde y por tanto podía hacer que sus nobles se declarasen en rebeldía. Es fácil, pues, imaginar la irritación que le causó la carta de Rodrigo.

Berenguer podía estar cociéndose en su ira con relativa seguridad, ya que era consciente de que su enorme superioridad numérica ponía al Cid en desventaja. ¡Pero no contaban con su astucia! :XD: Así de repente, sin venir a cuento, los catalanes descubrieron a varios caballeros intentando desertar de la mesnada del Campeador, los apresaron y procedieron a interrogarles sobre los planes de su jefe. Los asustados cobardes cantaron como ruiseñores: Rodrigo sólo pensaba en salir de la ratonera en la que estaba metido y al llegar la noche pensaba huir atravesando la sierra, si el conde quería atraparlo lo único que debía hacer era vigilar los distintos puertos de montaña por los que era posible salir… Así lo hizo Berenguer, dividiendo sus fuerzas en cuatro puntos, que era lo que toda esta trampa montada por el Cid pretendía. Ningún desertor era real.

Nuestro protagonista envió a las huestes moras que le acompañaban a neutralizar esas fuerzas dispersas mientras él esperaba en su campamento. Allí recibió una pequeña sorpresa, ya que Berenguer y sus barones enviaron a un destacamento de soldados amparados por la oscuridad a ocupar el monte que protegía las espaldas del Cid. Cuando Berenguer cargó a la mañana siguiente contra el campamento, si bien con las fuerzas menguadas por haberlas repartido, Rodrigo se vio atrapado entre dos frentes, y la única solución que encontró fue lanzarse con todo lo que tenía hacia delante y tratar de acabar con el conde antes de que el destacamento encaramado en el monte pudiese intervenir. El impetuoso ataque del Campeador tomó por sorpresa a sus enemigos, quienes creyeron que se mantendría a la defensiva. La carga fue tan arrolladora que la mesnada de nuestro protagonista ni siquiera fue consciente de que Rodrigo caía a tierra desde el caballo, quedando muy magullado pero no herido de consideración. Para cuando se enteraron de que les faltaba el jefe, habían hecho una carnicería con las fuerzas catalanas y apresado al conde y a muchos de sus barones, quienes fueron puestos bajo custodia.

El botín fue considerable: vasos de oro y plata, telas preciosas, caballos de guerra, lanzas, lorigas, escudos, etc. Correspondía al dolorido Rodrigo hacer el reparto entre él y sus gentes y por eso todas las riquezas se colocaron frente a su tienda. El monto del botín, más los rescates de los nobles apresados, suponen la victoria más importante del Cid frente a un ejército cristiano en batalla campal.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 15 Nov 2015 21:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Berenguer podía estar cociéndose en su ira con relativa seguridad, ya que era consciente de que su enorme superioridad numérica ponía al Cid en desventaja. ¡Pero no contaban con su astucia! Así de repente, sin venir a cuento, los catalanes descubrieron a varios caballeros intentando desertar de la mesnada del Campeador, los apresaron y procedieron a interrogarles sobre los planes de su jefe. Los asustados cobardes cantaron como ruiseñores: Rodrigo sólo pensaba en salir de la ratonera en la que estaba metido y al llegar la noche pensaba huir atravesando la sierra, si el conde quería atraparlo lo único que debía hacer era vigilar los distintos puertos de montaña por los que era posible salir… Así lo hizo Berenguer, dividiendo sus fuerzas en cuatro puntos, que era lo que toda esta trampa montada por el Cid pretendía.

Ningún desertor era real.

Me lo imaginaba, siguen siendo igual de necios. >:)

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Última edición por sambone el 15 Nov 2015 22:28, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 15 Nov 2015 21:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
necio, cia.
(Del lat. nescĭus).
1. adj. Ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber. U. t. c. s.
2. adj. Imprudente o falto de razón. U. t. c. s.
3. adj. Terco y porfiado en lo que hace o dice. U. t. c. s.
4. adj. Dicho de una cosa: Ejecutada con ignorancia, imprudencia o presunción

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 16 Nov 2015 17:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
El conde Berenguer se sentía perdido y confuso, es evidente que Dios había castigado su soberbia y no sabía cómo reaccionar ante la nueva situación. Pidió audiencia a Rodrigo para conocer su futuro pero éste se negó a recibirlo, pese a que ordenó que se suministraran a sus prisioneros abundancia de víveres y mantas. Días después, ya recuperado nuestro protagonista de sus magulladuras, llegó a un acuerdo con el conde acerca de su rescate: 80.000 marcos de oro valencianos (234 gr de oro cada moneda, en Castilla en cambio el marco era de 230 gr), o sea, 18.720 kilos de oro, más de 18 toneladas…. Flipo. :shock: :shock: :shock:

Y a eso hay que sumar el resto de la nobleza catalana, que también tenían que pagar su libertad o entregar a sus hijos y familiares como garantía hasta el pago. Viendo que todos cumplían con rapidez y honor, sin intentar huir de su responsabilidad, se apiadó Rodrigo liberando a todos los rehenes y perdonando parte de los pagos. Su generosidad causó gran alborozo entre los barones, quienes prometieron al Campeador sus servicios en el futuro a cambio de su liberalidad.

Era hora de trasladarse a otro lugar ya que las provisiones en Morella escaseaban y así llegó el Cid a las cercanías de la propia Zaragoza, donde acampó con la intención de hacer una demostración de fuerza ante ese rey que primero se había aliado con sus enemigos antes de huir acobardado. Es en este momento cuando las crónicas indican que Rodrigo cayó enfermo de gravedad, sin que nos digan de qué ni qué síntomas tenía. Ya os lo advertí, el Cid padeció mala salud toda su vida. Por entonces estaba Berenguer también en Zaragoza, en conversaciones con su rey, y sabiendo de los achaques de Rodrigo envió a sus emisarios a saludarle y ofrecer ayuda en lo que pudiese necesitar. Nuestro protagonista aceptó de mil amores llegar a un entendimiento con el barcelonés y, cuando se sintió mejor, ambos se reunieron y conversaron cordialmente. El conde renuncia oficialmente al protectorado que ejercía sobre las tierras musulmanas al sur de sus propiedades y que, de hecho, ya controla el Cid quien incluso cobra las parias. A cambio, Rodrigo le da permiso para ir avanzando la repoblación con sus gentes. Realmente Berenguer no perseguía el dinero de los impuestos, lo que quería era expandirse hacia el sur para acomodar a la población que le sobraba en Tarragona. Habiendo recibido permiso del Campeador para ello, ya no tenían por qué pelearse por la influencia sobre el reino de Lérida-Tortosa-Denia.

Entre el 1 de noviembre de 1090 y el 13 de febrero de 1091, el conde Berenguer, su mesnada y más de 40 barones, residen en la ciudad de Tarragona empeñados en su reconstrucción. Mientras tanto, Rodrigo había plantado sus tiendas en Burriana, donde celebró Pascua de Resurrección el 13 de abril de 1091, hostigando a la fortaleza de Puig que se había declarado desobediente.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 19 Nov 2015 18:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
El Cid ejerce un amplio protectorado en las tierras de Levante desde Tortosa a Orihuela. El rey al-Mundir había fallecido y su heredero, Sad al-Dawla, era un niño pequeño que tutoraban tres miembros de la familia Ibn Betyr. Como no querían problemas con el Campeador aceptaron pagarle 50.000 maravedís a cambio de protección. Al-Qadir, rey de Valencia, le pagaba sólo 12.000 al año porque sus territorios se habían visto muy mermados por pequeños señores que se habían declarado independientes. Estos también pagaban a Rodrigo su correspondiente protección: los señores de Albarracín y Alpuente pagaban 10.000 cada uno, el de Murviedro unos 8.000, el de Sobrarbe 6.000, los de Almenar y Jérica 3.000 por cabeza y el de Liria 2.000 maravedís. Para evitar problemas, Rodrigo había designado recaudadores de confianza y un caballero con una pequeña tropa en cada aldea para que la protegiese. De esa forma, cesaron los actos de robo y violencia y la población local, pese a tener que apretarse el cinturón para pagar sus impuestos, estaba satisfecha con el giro de los acontecimientos.

Imagen

Alpuente, donde el ayuntamiento se aloja en una de las torres de la muralla del castillo.

Volvamos un poco atrás en la historia. Junio de 1090, cuando el Cid se enfrenta a Berenguer Ramón en Morella. En ese momento Yusuf, el emir almorávide, cruza por tercera vez el Estrecho… y será la última. Los musulmanes no pretenden dar la vuelta como siempre sino quedarse en la Península, deponer a los reyes de taifas y construir un fuerte imperio andalusí-marroquí. Y las implicaciones del proyecto son muy grandes: se acabó la desunión y debilidad de reyezuelos, la hegemonía leonesa se pone en peligro e incluso el Cid tendrá que adaptar sus empresas militares a la nueva realidad.

Yusuf llega a Algeciras con su cabeza bullendo de planes pero sobre todo muy cabreado con la imagen de laxitud y, por qué no decirlo, de libertinaje que las cortes taifas ofrecían a estos ortodoxos del Islam, austeros y rigurosos observantes de la ley coránica. (Eso de la España de las 3 culturas, la integración, la tolerancia, todos en amor y compaña, esos musulmanes inteligentes amantes de la paz y los jardines frente a los toscos, sucios e intransigentes cristianos… Puro camelo. Una de las primeras cosas que hicieron los almorávides fue arrancar todas las vides de al-Andalus para que nadie sintiese la tentación de hacer vino así que aquel otoño, y muchos otros posteriores, nadie comió uvas :XD: )

Claro que el Corán viene a decir que está feo enfrentarse a tus hermanos de religión, pero tranquilos que quien hace la ley, hace la trampa. Yusuf se limitó a preguntar a expertos en la ley musulmana acerca de la legitimidad de esos reyes que tanto transgredían las normas de su religión. Evidentemente, los dictámenes jurídicos fallaron a su favor. Les tenía especial tirria al rey de Granada y a su hermano el rey de Málaga, a los que responsabilizaba del descalabro de Aledo dos años antes, así que fueron declarados indignos de sus tronos por la vía rápida y se procedió a la ocupación de las ciudades y fortalezas granadinas. El día 8 de septiembre, Abd Allah, rey de Granada, se rinde y pone en manos de Yusuf, quien lo envió al desierto de Marrakech con su familia y donde le seguirá su hermano el malagueño poco después.

Abu Bark, primo del emir, es designado gobernador de ambos reinos mientras Yusuf regresa al norte de Africa.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 20 Nov 2015 17:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 16:24
Mensajes: 1936
Ubicación: Huelva - España
(like) (like) (like) (like) ¡Qué caos de península, siempre peleando!

Ya tendrían miedo en la Cristiandad para dejar de lado sus diferencias y poner el foco en el que pasa el estrecho...

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 26 Nov 2015 23:45 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 16:48
Mensajes: 12885
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Pues en esas estamos, con Yusuf recién retornado a Marruecos y el Cid cobrando las jugosas parias de su protectorado valenciano, cuando una mujer decide tomar cartas en el asunto.

Imagen

Ella es la reina Constanza de Borgoña, quien como es habitual en la Edad Media lleva el nombre de su abuela paterna, la reina Constanza de Arles. Pues sí, nuestra reina de León es hija del duque de Borgoña Roberto I y de Hélie de Semur-en-Brionnais. Por parte de padre sus abuelos son los reyes de Francia Roberto II el Piadoso (el segundo rey de la dinastía Capeto) y la ya mencionada Constanza de Arles (una víbora intrigante con muy mala leche que le zurraba incluso a su marido buenos puñetazos). Por parte de madre sus abuelos son Dalmacio I de Semur (un señor borgoñón con el riñón forrado de oro) y Aremburge de Vergy (hija de Enrique I de Borgoña y por tanto sobrina del rey Hugo Capeto). Vamos, que los padres de Constanza eran primos segundos. Además, la madre de Constanza, la tal Hélie, es la hermana del todopoderoso abad Hugo de Cluny.

Y es a Cluny a donde Alfonso de León dirigió sus cartas solicitando ayuda para encontrar una segunda esposa tras la muerte, o según algunos repudio, de su primera mujer Inés de Aquitania. Hugo y Alfonso trabajaban juntos en la eliminación de los últimos reductos del rito mozárabe en la Península, que pretendían sustituir del todo por el rito romano para que por fin España se acomodase a la corriente imperante en Europa, así que se carteaban mucho y tenían buena relación. La solicitud le llegó al abad en el mejor momento puesto que su sobrina Constanza había enviudado recientemente de Hugo II de Chalon, después de 14 años de unión sin hijos, y de esa forma colocaba a alguien de su familia en el trono, bien posicionada para ayudarle en su tarea de borrar el rito visigodo del mapa.

Dice mucho del poder de persuasión que tenía Hugo que pudiese colarle a un rey de León, a la desesperada caza de un heredero, a una chica de 33 años que después de llevar casada más de una década no hubiese dado pruebas de fertilidad. Ya sea porque nadie en la cristiandad osaba chistarle al abad de Cluny, ya sea porque a Alfonso VI le venían bien las conexiones familiares de la muchacha, el caso es que se casaron en algún momento antes del 8 de mayo de 1080, cuando firman su primer documento juntos. El matrimonio durará hasta 1092, fecha de la muerte de la dama, tiempo en el cual le dio al rey seis hijos mientras soportaba sus constantes infidelidades. De ellos sólo sobrevivirá uno: la reina Urraca I.

Bien pues la reina decide que ya está bien, ¿en qué cabeza cabe que el mejor guerrero castellano ande por esos mundos de Dios, forrándose de parias a su antojo, en vez de trabajar en favor del rey Alfonso que verdaderamente anda escaso de héroes épicos ahora que los almorávides se han puesto de malas? :-/ :-/ :-/ Pues Constanza en persona envía cartas al Campeador, y anima a varios de sus viejos amigos a imitarla, en las que comunica a nuestro protagonista que el rey de León está decidido a montar una gran expedición militar contra los enemigos musulmanes que se habían quedado en el reino de Granada al mando del primo del emir. Puesto que Alfonso necesita de todos los caballeros de su reino quizá sea el mejor momento para solicitar audiencia con él, limar asperezas, yo te ayudo, tú me perdonas y tan amigos.

De hecho Constanza había informado de sus intenciones a su marido, después de haber enviado las cartas como hecho consumado, así que cuando aconseja al Cid que acuda al lado del rey lo más pronto posible con su mesnada, que permaneciera unido a él toda la campaña y que de esa forma fijo, fijísimo, que recuperaría la gracia y el amor del monarca, está apostando sobre seguro porque sabía que Alfonso lo iba a perdonar, siguiendo el consejo de su esposa.

La decisión de Rodrigo no es nada fácil, evidentemente se trata de recuperar su honor pero por otro lado ahora que por fin tiene pacificada su zona de influencia y puede vivir en calma y con relativo lujo (gana toneladas de oro, pero la mesnada debe comer, vestir, alojarse y cobrar sueldo a su costa, y los caballos también comen) maldita la gana que tiene de volver a ese nido de víboras que es la corte leonesa. Ante él no se alza ningún enemigo de importancia en las tierras de Valencia y parece que le espera un brillante futuro pero, por otro lado, la reconciliación con Alfonso implica la recuperación de sus tierras, volver a pisar el solar de sus mayores, el encuentro con su esposa e hijos, etc.

Nuestro protagonista apenas duda un momento antes de ponerse en marcha con su tropa, en una frenética cabalgada, que le lleva a reunirse con el rey Alfonso VI en la villa de Martos.

Desde luego, qué buen vassallo, si oviesse buen señor :cool:

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Historia verdadera del más famoso castellano.
NotaPublicado: 27 Nov 2015 00:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 10:47
Mensajes: 9780
Eso se dice... :cool:

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 149 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro