Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 16 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: HANOVER
NotaPublicado: 27 Dic 2008 17:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17364
Día 20 de Junio de 1837.

En el formidable castillo de Windsor, en Berkshire, se muere, con setenta y un años, un rey que lo es por partida doble. Se trata de William IV, por un lado rey de Gran Bretaña e Irlanda; por otro lado, rey de Hanover, en Alemania. Su fallecimiento traerá grandes cambios en ambos dominios. De su dulce y generosísima esposa, Adelaide, no ha dejado ningún hijo que le herede. En Gran Bretaña e Irlanda, su heredera es una sobrina: Alexandrina Victoria de Kent, que ascenderá al trono bajo el nombre de Victoria I. Pero en Hanover está vigente la Ley Sálica, es decir, la prohibición de acceso al trono para las féminas. Victoria I no puede recibir la corona de Hanover. En cambio, Hanover pasará a un hermano del difunto William IV, tío paterno de Victoria I de Gran Bretaña e Irlanda: Ernest Augustus.

Hasta entonces, Ernest Augustus ha sido el duque de Cumberland y Teviotdale, así como conde de Armagh, tres títulos británicos que conservará incluso después de transformarse en Su Majestad el rey Ernest August I de Hanover...Junto a él, asciende al trono su consorte, Friederika, que tiene a sus espaldas un pasado no menos intrigante que el del marido.

Ernest August y Friederika son, pues, nuestros primeros personajes en esta trama. Y empezamos por Friederika, por aquello de dar precedencia a las damas...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Dic 2008 18:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17364
Ésta es Friederika, retratada por el gran Tichsbein en 1796:

Imagen

El surtido completo de nombres de pila de esta belleza rubia era: Friederika Louise Caroline Sophie Charlotte Alexandrine. Y su título de nacimiento: princesa de Mecklenburg-Strelitz. Tenía por padre precisamente al heredero del ducado de Mecklenburg-Strelitz: Charles. Su madre era Friederika de Hesse-Darmstadt.

Nuestra Friederika resultó ser la séptima hija de sus padres. Nació en el Alten Palais, de Hanover, dónde su padre se encargaba de dirigir la administración de aquel reino debido a que una hermana mayor, Charlotte de Mecklenburg-Strelitz, se había casado con el joven rey George III de Gran Bretaña e Irlanda, también rey de Hanover. Considerando los acontecimientos posteriores, el hecho de que Friederika viese la luz en el Alten Palais de Hanover parece casi un guiño de su destino hacia la neófita. Pero, entonces, resultaba imposible imaginar que la pequeñuela acabaría siendo, al cabo de cincuenta y nueve años, reina de Hanover.

Friederika se quedó sin madre demasiado pronto. Su madre arruinó por completo su salud pariendo: casada a los dieciséis años, empezó a tener hijos a los diecisiete; diez embarazos se sucedieron en un lapso de trece años y el décimo parto, plagado de complicaciones, le costó la vida en 1782, cuando nuestra protagonista tenía solamente cuatro años de edad. El viudo, Charles, no tardó en casarse con una hermana de su difunta mujer: Charlotte. Así, sus hijos huérfanos de madre tendrían por madrastra a la que ya era su tía carnal, lo que parecía un excelente arreglo de familia. Pero Charlotte fallecería al dar a luz su primer bebé, Charles, justo un año después de la boda. Así que Charles se encontró dos veces viudo, con seis hijos a su cargo: Charlotte, Therese, Louisa, Friederika, Georg y Charles. Estaba claro que aquellos retoños, cuatro féminas y un varón, necesitaban que alguien se ocupase de criarles. Charles no tardó en recurrir a su doble suegra, la madre de las difuntas Friederika y Charlotte de Hesse-Darmstadt: Maria Louise Albertine de Leiningen-Dagsburg-Falkenburg.

Maria Louise era una mujer extraordinaria. Sumaba a su inteligencia natural un profundo amor por la cultura; le atraían las ciencias, no carecía de cierto talento artístico y sentía pasión por el estudio. Así que estaba decidida a criar a sus nietas en un entorno cuidadosamente ilustrado. La mayor, Charlotte, enseguida hubo de casarse, con Frederick, duque soberano de Saxe-Altenburg. Pero las otras chicas...Therese, Louisa y Friederika...se convirtieron en princesas absolutamente modélicas gracias a la abuela Maria Louise y a la gobernanta que ésta había elegido para ellas, la suiza Salomé de Gélieu. Salomé se encargó de hacer que sus pupilas descollasen no sólo por su belleza, sino también por sus gracias sociales y su encanto sabiamente cultivado.

Después de que Therese se casase con el riquísimo príncipe Karl Alexander von Thurn und Taxis, sólo quedaban solteras, es decir, "por colocar", Louisa y Friederika, que se querían muchísimo, hasta el punto de haber decidido que removerían roma con santiago para no separarse nunca la una de la otra. En ese sentido, las suerte las acompañó. Su decidida abuela materna se las apañó para que ambas muchachas, muy guapas las dos, acudiesen a una representación teatral que tendría lugar en Frankfurt-am-Main bajo la presidencia de honor de Su Majestad del rey Friedrich Wilhelm II de Prusia. Evidentemente, Maria Louise, princesa viuda de Hesse-Darmstadt, sabía que el gran rey de Prusia andaba a la busca de esposas apropiadas para sus hijos. Las dos muchachas Mecklenburg-Strelitz, sobrinas carnales de la reina Charlotte de Inglaterra, eran partidos convenientes, aparte de que ofreciesen una estampa encantadora a ojos del monarca. Éste se quedó tan prendado que enseguida inició las negociaciones para que la hermosísima Louisa se convirtiese en la esposa de su heredero, Friedrich Wilhelm, futuro rey Friedrich Wilhelm III de Prusia. Entre tanto, un hermano de Friedrich Wilhelm, Friedrich Louis Karl, a quien llamaban príncipe Louis, fue el asignado para la preciosa Friederika.

Un 24 de diciembre, en el refulgente Palacio Real de Berlín, Louisa se casó con Friedrich Wilhelm. Al cabo de dos días, el 26 de diciembre, el mismo escenario sirvió para la boda de Friederika con Louis. Las dos hermanas pasaban a formar parte de la familia real prusiana, lo que significaba que podrían permanecer juntas...cumpliendo así el mayor de sus deseos.

Y...hasta aquí...todo parece un cuento de hadas. Dos hermanitas huérfanas de madre, criadas por una abuela cariñosa y devota, que les escoge la mejor de las institutrices, para hacer de ellas unas jóvenes dotadas de todas las gracias. Dos hermanas casadas con dos hermanos, un futuro rey y un príncipe. Dos hermanas decididas a no separarse jamás. Dos hermanas que parecen haber encontrado el camino para mantenerse juntas en una de las principales cortes europeas.

Pero...a partir de aquí...se tuercen las cosas. Louisa tuvo suerte: fue inmensamente feliz con Friedrich Wilhelm, que la amaba tanto que no tenía ojos para ninguna otra mujer. En cambio, Friederika se sintió completamente abandonada y humillada por su príncipe Louis. Louis apenas prestaba atención a su mujer, porque prefería mantener su vida de soltero, con constantes francachelas que incluían a sus amantes. Al parecer, Friederika enseguida se hartó de lucir más cuernos que bucles en la cabeza. Después de haber tenido tres hijos en rápida sucesión (Friedrich; Charles y la pequeña Friederika de Prusia), se dice que inició una aventura amorosa con un tío de su marido, el aguerrido príncipe Ferdinand Louis. Sin embargo, aunque es muy factible que haya existido dicha "liaison", a decir verdad no existen pruebas que confirmen esos viejos rumores.

Friederika tuvo la suerte -desde su punto de vista...- de quedarse viuda en 1796, con apenas dieciocho años. Ya que Louis había resultado un esposo absolutamente insatisfactorio, no fingió un dolor que no sentía cuando un fulminante ataque de difteria segó la vida de su marido, dejándola sola con los tres niños. Se estableció en el palacio de Schönhausen, dónde ejercía de anfitriona poniendo en juego toda su hermosura y su elegancia. Allí la encontró un primo carnal, el príncipe Adolphus de Gran Bretaña, duque de Cambridge, hijo de la tía Charlotte. Adolphus se enamoró locamente de la bella y sugestiva Friederika, que parece haber acariciado la idea de casarse con su primo inglés. Pero, desde la distancia, la tía Charlotte, a quien no agradaba la reputación de esa sobrina, se encargó de impedir esa boda. Y, en última instancia, Friederika no se quedó llorando en un rincón: enseguida se embarcó en una apasionada aventura con el príncipe Friedrich Wilhelm von Solms-Braunfels, de quien, pese a ser ambos mundanos y sofisticados, acabó quedándose embarazada.

Para evitar un escándalo de grandes proporciones, Friedrich Wilhem von Solms-Braunfels se apresuró a casarse con la princesa viuda Friederika de Prusia. Los dos se establecieron en Ansbach, dónde nació una niña, Sophia, que fallecería a los ocho meses de edad. A esas alturas, como sucede a menudo, el matrimonio había echado paletadas de tierra encima de la loca pasión que había unido a Friederika y su príncipe de Solms-Braunfels. Él empezó a correrse sus buenas juergas, empapándose en alcohol y tomando diversas amantes de distintas clases sociales, mientras que ella, resentida y amargada, paría seis hijos más de los cuales una niña nació ya muerta. Las discusiones de la pareja eran cada vez más frecuentes y más intensas; se palpaba en el aire la tensión entreverada de pura hostilidad, de un odio tan intenso como el amor que en su momento había vibrado entre los dos.

Así las cosas, Friederika realizaba frecuentes visitas a la corte de su padre, el duque Charles, en Neustrelitz. En una de esas ocasiones, coincidió allí con otro de sus primos ingleses, Ernest Augustus, duque de Cumberland. Al igual que antaño le había sucedido a su hermano Adolphus, Ernest August se quedó entusiasmado con la prima Friederika. El hecho de que ella estuviese infelizmente casada no le quitaba ni un ápice de encanto, y, de hecho, le añadía una pizca de sal y pimienta a sus desaforados coqueteos. El duque Charles hizo mucho por favorecer la relación: le dijo francamente a su hija que estaría de acuerdo con que ella solicitase al rey de Prusia permiso para divorciarse del príncipe de Solms-Braunfels para luego casarse con Ernest Augustus. Se iniciaron los procedimientos para ese divorcio...y, cuando aún se hallaba el asunto a medio resolver, Solms-Braunfels resolvió la papeleta muriéndose de repente. Fue una desaparición tan "oportuna" y tan "conveniente" que surgieron rumores acerca de que Friederika, animada por su amante primo Ernest August, había envenenado a su segundo marido.

Pese a que la reina Charlotte de nuevo mostró su rechazo a que uno de sus hijos -ahora Ernest August- se casase con aquella sobrina cada vez más escandalosa, el parlamento británico se mostró favorable a la boda. Así que Ernest August y Friederika viajaron a Londres para contraer nupcias en Carlton House, la residencia de George, príncipe de Gales y regente del reino.

Eso había acontecido en 1815...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Dic 2008 18:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17364
La reina Charlotte, tía bien a su pesar y renuente suegra de Friederika, jamás aceptó aquella sobrina-nuera. De hecho, Charlotte se murió tres años después del casamiento de su hijo Ernest Augustus con Friederika sin haber aceptado la situación. Pero, para ser justos, hay que decir que, si Friederika llevaba a sus espaldas un pasado turbulento, lo que le daba mala reputación, Ernest Augustus tampoco era lo que se dice un mirlo blanco.

Políticamente, Ernest Augustus era un "tory" (conservador) bastante furibundo, lo que le ganó la constante enemistad de los "whigs" (liberales). A menudo, se ha atribuído a la "malevolencia" de los whigs hacia aquel príncipe-duque una serie de historias que circulaban profusamente en las que salía francamente malparado. Todavía hoy, existe controversia entre los estudiosos acerca de "Wicked Ernest", es decir, el Malvado Ernest. Se le acusó de ser absolutamente licencioso e inmoral en su vida privada. No sólo se le achacó haber asaltado sexualmente a la encantadora Sarah lady Lyndhurst, esposa del Lord Canciller John Singleton Copley. También se le acusó de mantener una relación incestuosa con una de sus hermanas, la princesa Sophie, quien, presuntamente, habría dado a luz un hijo en el mayor de los secretos. Y había otra historia que hacía de Ernest Augustus el brutal asesino de su valet de chambre, De Sellis, quien murió de un tajo en la garganta en Kensington Palace en 1810.

Puede que se trate en gran parte de leyenda negra...pero el enorme calado popular de esas historias revela que la gente tenía una percepción de Ernest Augustus bastante negativa. Tanto, que se le podía creer capaz de acostarse con una de sus hermanas, de intentar violar a una dama de alto copete y de asesinar vilmente a su criado. Lo que no es moco de pavo, desde luego.

Así que...la reina Charlotte no tendría que haberle puesto tantos reparos a su sobrina-nuera Friederika. Aparentemente, Ernest Augustus y Friederika eran, por decirlo en pocas palabras, "tal para cual". Un hecho a favor de Friederika era que había probado con creces su fertilidad: había tenido ocho hijos con sus dos primeros maridos. Se podía suponer que mantendría la racha con su tercer marido. Pero la Friederika que se casó con Ernest August en 1815 ya no era una jovencita: tenía treinta y siete años, lo que implica que había superado su etapa de mayor facilidad para concebir. Pese a todo, tuvo tres hijos...pero sólo un varón, George, logró sobrevivir a la infancia.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Dic 2008 19:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17364
Una imagen -muy colorida, desde luego- de Ernest Augustus, duque de Cumberland, duque de Teviotdale y conde de Armagh, con el atavío de la orden de St Patrick:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Dic 2008 19:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17364
Lo "bueno" de esta curiosa pareja es que, para cuando accedieron al trono hanoveriano, ya peinaban canas. Un pasado cuajado de escándalos, trufado de adulterios, supuestos incestos, posibles ataques sexuales, presuntos envenenamientos o no probados asesinatos por degollamiento, parece menos "impactante" cuando te encuentras que se encarna en un caballero de sesenta y seis años que lleva del brazo a una mujer de cincuenta y nueve años. De hecho, a nuestra Friederika le duró más bien poco la gloria de reinar en el mismo Hanover que la había visto nacer casi seis décadas atrás: se murió el 29 de junio de 1841, apenas cuatro años después de que ambos asentasen sus posaderas en el trono germánico. Ernest Augustus la hizo enterrar, con gran prosopopeya, en un fabuloso mausoleo de mármol erigido en el jardin anexo a la capilla del palacio de Herrenhausen.

Para cuando Friederika murió, su hijo George, el único hijo que quedaba de su matrimonio con Ernest Augustus, tenía veintidós años. Era un muchacho rubio, de excelente aspecto y buen carácter, pero una enfermedad infantil le había hecho perder la visión de un ojo, en tanto que un accidente en plena adolescencia le había dejado sin visión en el otro. Así que, a los veintidós años, George era completamente ciego...lo que hacía que muchos cuestionasen si estaba o no capacitado para suceder a su padre. Ernest Augustus se obcecó en que sí lo estaba: se trataba de su único hijo y si bien lamentaba enormemente que las aciagas circunstancias se hubiesen vuelto en contra del chico, convirtiéndole en un invidente, no pensaba por ello privarle de su herencia para que se la llevase el primo Cambridge.

En cualquier caso, era, desde luego, de la máxima importancia encontrar una esposa adecuada para aquel futuro rey ciego...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Dic 2008 20:41 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7858
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

La abuela de Federica.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Dic 2008 20:44 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7858
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

su primer marido el príncipe Federico Luis de Prusia


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HANOVER
NotaPublicado: 27 Dic 2008 21:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26130
Ubicación: ESPAÑA
Minnie escribió:
En Gran Bretaña e Irlanda, su heredera es una sobrina: Alexandrina Victoria de Kent, que ascenderá al trono bajo el nombre de Victoria I. Pero en Hanover está vigente la Ley Sálica, es decir, la prohibición de acceso al trono para las féminas. Victoria I no puede recibir la corona de Hanover. En cambio, Hanover pasará a un hermano del difunto William IV, tío paterno de Victoria I de Gran Bretaña e Irlanda: Ernest Augustus.


Refrescadme la memoria por favor... ¿Por qué el hermano no le sucedió en Inglaterra también...? ¿Qué ocurría para que pasara una sobrina delante de un hermano...?

No lo recuerdo.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HANOVER
NotaPublicado: 28 Dic 2008 12:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17364
sabbatical escribió:
Minnie escribió:
En Gran Bretaña e Irlanda, su heredera es una sobrina: Alexandrina Victoria de Kent, que ascenderá al trono bajo el nombre de Victoria I. Pero en Hanover está vigente la Ley Sálica, es decir, la prohibición de acceso al trono para las féminas. Victoria I no puede recibir la corona de Hanover. En cambio, Hanover pasará a un hermano del difunto William IV, tío paterno de Victoria I de Gran Bretaña e Irlanda: Ernest Augustus.


Refrescadme la memoria por favor... ¿Por qué el hermano no le sucedió en Inglaterra también...? ¿Qué ocurría para que pasara una sobrina delante de un hermano...?

No lo recuerdo.


Que en Inglaterra no primaba el varón sobre la fémina excepto en la misma línea. Es decir, si un rey tenía, pongamos por caso, tres hijos, esos tres hijos estaban ordenados del uno al tres en la línea de sucesión; si el segundo hijo tenía solamente una hija, esa hija pasaba a ocupar el tercer lugar, relegando a su tío paterno situado antes en esa posición a una cuarta plaza. A la hipotética hija sólo la hubiera postergado del tercer al cuarto lugar, lo que habría puesto al tío paterno en quinto puesto, el hecho de que su padre -el segundo- tuviese un hijo varón.

PD: Seguro que me he explicado fatal...aún tengo la cabeza como una ollita de grillos, jajaja.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 29 Dic 2008 02:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Mar 2008 17:22
Mensajes: 5698
hola, hola

lo que traducido en rapido es : El heredero era el padre de Victoria, al morir antes que el rey, ocupa su lugar su hija y así hubiera sucedido en Hannover de no regir la ley sálica, por ello hereda su tío, y si el tío hubiera muerte también sería el primer hijo varón del mismo.
Ello llevó a la reina Federica de Grecia, a decirle a Churchill, eso de ."si en Inglaterra rigiera la ley sálica su rey habría sido mi padre."

Y fantaseando un poco, de haber sucedido eso, el loco de Willy de Prusia, no se hubiera apoderado de Hannover.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HANOVER
NotaPublicado: 08 Mar 2010 20:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7858
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
El tio prusiano, el del rumor; se llamaba Luis Fernando y le llamaban "el bello prusiano"o 2el adonis prusiano"; era militar y músico, alumno de Beethoven y un pianista virtuoso.


Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: HANOVER
NotaPublicado: 09 Mar 2010 18:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Sep 2009 20:51
Mensajes: 1093
Muchas gracias, Minnie, por "enganchar" este tema, del que seguro aprendemos tanto, como ya me mostraste al aclarar mis dudas sobre el rey ciego y su madre....:)

=D> =D> =D> =D>


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 16 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro