Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 92 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: "GILDED AGE" I: CONSUELO VANDERBILT
NotaPublicado: 20 Jun 2008 20:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
CONSUELO VANDERBILT, NOVENA DUQUESA DE MARLBOROUGH

Imagen


Última edición por Minnie el 20 Jun 2008 21:05, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 20:44 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25364
Ubicación: ESPAÑA
Excelente idea, la historia de Blenheim me ha dejado con las ganas...!

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 21:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
El 6 de noviembre de 1895, la policía neoyorquina tuvo que emplearse a fondo para controlar la formidable marejada de curiosos que se abatía sobre la esquina en la cual se cruzan la Quinta Avenida y la Calle 53. En ese emplazamiento, pleno Manhattan, se elevaba entonces, y se eleva hoy en día, la iglesia consagrada a Saint Thomas, un gran templo episcopaliano. En la jornada a la que nos referimos, allí íba a celebrarse una boda que había suscitado una curiosidad casi histérica entre la población, por eso se producía una avalancha de gente dispuesta a conseguir un buen puesto de observación en las aceras y por eso la policía se las veía moradas para controlar la situación.

La novia, entre tanto, se deshacía en lágrimas mientras contemplaba el fastuoso vestido que debía lucir para la ocasión. Se trataba de un modelo que casi había costado la friolera de siete mil dólares, una creación de puro lujo en satén color crema, con aplicaciones de encaje y salpicado de flores de naranjo; la larga cola estaba sembrada de pedrería y bordada en hilos de plata. La visión de aquella maravilla no suscitaba ninguna complacencia en la novia, sino que, por el contrario, le provocaba sollozos más intensos. Seguía lagrimeando mientras la preparaban con esmero y, cuando ya se consideró que estaba absolutamente perfecta, su padre, que entró a buscarla para conducirla a la iglesia, se encontró con que se arrojaba a sus brazos suplicándole que anulase el enlace. Pero, a pesar de que el ruego desesperado de la chica provocó una considerable turbación en el progenitor, nada íba a alterar el curso de los acontecimientos.

Sintiéndose profunda e intensamente desgraciada, Consuelo Vanderbilt, de dieciocho años, emprendió con su padre el trayecto hacia Saint Thomas, dónde aguardaba, para tomarla como legítima esposa, Charles Spencer-Churchill, noveno duque de Marlborough...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 21:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7807
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
¿Estaba enamorada de otro o su esposo era un impresentable?.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 21:24 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25364
Ubicación: ESPAÑA
Eso, ¿Qué pasaba...??

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 21:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
Imagen
Consuelo.

Dos años atrás, en el curso de un viaje en barco a la India, Consuelo, entonces de poco más de dieciséis años, había conocido a un joven apuesto, inteligente y de modales impecables. Se llamaba Winthrop Rutherfurd, procedía de una excelente familia, sumaba a su buen linaje una notable fortuna y se distinguía ya como abogado en Nueva York. Winthrop y Consuelo se enamoraron apasionadamente. Los dos iniciaron un romance, convencidos de que nadie se opondría a que, con el tiempo, formalizasen un noviazgo y se casasen. Pero, ahí, se equivocaban de medio a medio...

**************************************************************


Imagen
Alva Erskine Smith Vanderbilt.

Alva Erskine Smith Vanderbilt, la madre de Consuelo, tenía planes "más ambiciosos" en relación a una eventual futura boda de la chica. Originaria de una familia de plantadores sureños asentada en las inmediaciones de Mobile, en Alabama, Alva había visto, en su juventud, como los avatares de la guerra de Secesión echaban a perder la fortuna de los Erskine Smith. Sin embargo, su buena presencia, su elegancia natural cultivada con esmero y su refinamiento le permitieron contraer nupcias nada menos que con William Kissam Vanderbilt. William, segundo hijo de William Henry Vanderbilt, a su vez uno de los hijos del célebre Comodoro Cornelius Vanderbilt, había heredado una fortuna valorada, por lo bajo, en 55 millones de dólares (y hablamos del siglo XIX...). Tras su boda con William, Alva se consagró en cuerpo y alma en convertirse en una rutilante estrella de la sociedad americana. A iniciativa suya, se construyó la fabulosa mansión denominada Marble House, y, como no bastaba, también un Vanderbilt Palace, en el número 640 de la Quinta Avenida, cuya estampa cortaba la respiración a cualquiera. Para inaugurar Vanderbilt Palace, Alva ofreció un "fancy dress ball" que quedaría grabada para siempre en la memoria colectiva, ya que se trató de la fiesta más lujosa e impresionante que se hubiese celebrado, hasta entonces, en los Estados Unidos.

La invitada de honor del "fancy dress ball" fue una amiga íntima de Alva, a la vez madrina de bautismo de Consuelo. Se llamaba también Consuelo, de ahí el inusual nombre de la niña. En realidad, el nombe completo era Consuelo Yznaga del Valle; había nacido en la plantación Ravenswood, en Concordia Parish, Louisiana, hija de un cubano de orígen español, Antonio Yznaga del Valle, y de la esposa norteamericana de éste, Ellen Clements. Alva y Consuelo tenían mucho en común: las dos procedían de aquel mundo del Sur plagado de damas, caballeros, plantaciones y esclavos que se había ído al garete. Y, en tanto que Alva había tenido la suerte de cara al casarse con el multimillonario William Kissam Vanderbilt, Consuelo Yznaga del Valle había matrimoniado nada menos que con el aristócrata inglés George Victor Drogo Montagu, vizconde Mandeville, heredero del gran ducado de Manchester.

Imagen
Consuelo Yznaga del Valle, vizcondesa Mandeville, después duquesa de Manchester, gran amiga de Alva Vanderbilt y madrina de Consuelo Vanderbilt.

A Alva la historia de su amiga Consuelo la tenía completamente deslumbrada. Durante años, nutrió en su interior el proyecto de hacer que su hija Consuelo emulase a la mujer que había ejercido de madrina en la pila bautismal. La educación de la pequeña Consuelo Vanderbilt fue diseñada hasta el menor detalle por su madre Alva, para hacer de ella una potencial duquesa inglesa. Gobernantas francesas y alemanas llegaron a la residencia familiar, para que la niña aprendiese a manejarse con pasmosa fluidez en ambos idiomas, en tanto que otros preceptores le enseñaban música, danza, el arte de la conversación social, etc.

Por lo tanto, a Alva no le hizo ni la menor gracia enterarse de que había en progresión un idilio entre Consuelo y Winthrop Rutherfurd. En Winthrop, para ser sinceros, no había ningún defecto...excepto el de no tratarse de un duque británico. Pero para Alva, ese hecho implicaba en sí mismo que había que sacudirse de encima al pretendiente costase lo que costase.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 21:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
Para Alva aquello era una lucha a vida o muerte.

El duque inglés que tenía que hacer duquesa a su Consuelo no sólo representaba que la hija emularía a la célebre madrina de pila. De paso, le daba en las narices, de forma rotunda, a la orgullosa, soberbia y prepotente Mrs Caroline Astor. Caroline Astor era el árbitro de la gran sociedad neoyorquina y norteamericana, por extensión; ella había dictaminado que, en realidad, la élite la conformaban los famosos 400, entre los que no figuraban los Vanderbilt porque a éstos se les consideraba "nuevos ricos, advenedizos". Alva estaba obsesionada con la idea de buscarle un duque a Consuelo...y no había nada que pudiese apartarla de semejante pensamiento recurrente, machacado en su cerebro hasta la saciedad.

En 1894, Alva tomó la iniciativa. La aparición de Winthrop Rutherfurd obligaba a resolver la cuestión del futuro de Consuelo Vanderbilt con la mayor celeridad, así que la dominante madre partió hacia Inglaterra arrastrando consigo a su angustiada hija. Alva no pensaba trabajar en solitario para culminar su proyecto de décadas, sino que recurrió a los buenos oficios de la señora Minnie Paget. Minnie, norteamericana de una familia con posibles, aunque no heredera de una enorme fortuna, se había casado dieciséis años atrás con el coronel Arthur Paget, uno de los favoritos del príncipe Bertie de Gales. En excelente posición, dado que gracias a su marido pertenecía al denominado "Marlborough Set" (aludiendo a Marlborough House, la mansión londinense de los Gales), Minnie se había "especializado" en propiciar encuentros entre miembros de la aristocracia británica con herederas norteamericanas. Ellos aportarían sus títulos y sus mansiones decrépitas, ellas el dinero necesario para restaurar y sostener aquel patrimonio.

Imagen
Mary "Minnie", lady Paget, née Mary Stevens, disfrazada.

A Minnie Paget le correspondió "el honor" de auspiciar una reunión en la que Alva y Consuelo Vanderbilt conocieron a Charles Spencer-Churhill, de veinticuatro años de edad. Había ostentado el título de conde de Sunderland, razón por la que se le daba todavía el apelativo de "Sunny", antes de heredar, a la muerte de su padre, un título superior: el de noveno duque de Marlborough...


Última edición por Minnie el 21 Jun 2008 11:11, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 22:01 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 25364
Ubicación: ESPAÑA
No sabía que los Marlborough tenían un motto español, que gracia

"Fiel pero desdichado"

<center>Imagen</center>

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 22:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
"Sunny", irónicamente, significa "soleado, luminoso" en inglés. Las personas a las que se atribuía el alias "Sunny" solían ser personas que se distinguían por un carácter risueño, alegre. Pero en el caso del noveno duque de Marlborough, ya hemos visto que "Sunny" era, simplemente, una forma abreviada de aludir a "Sunderland", su anterior título. Y resultaba muy chocante pensar en el significado habitual de "Sunny" al verle a él, un individuo más bien sombrío y depresivo.

A Consuelo no le gustó ni pizca. Ella estaba que bebía los vientos por su guapo y afable Winthrop, así que se llevó la peor impresión de ese duque que la contemplaba pensando en si la dote que podía aportar alcanzaría para restaurar, devolviéndole su pasado esplendor, Blenheim Palace, en Oxfordshire. "Sunny" estaba enamorado de otra mujer, pero aquella mujer, para su desgracia, carecía de una fortuna para invertir en Blenheim. En cambio, Consuelo se cotizaría muy alto en el mercadeo matrimonial trasatlántico. De cualquier manera, "Sunny" prefirió mostrarse comedido. Quería que Alva Vanderbilt percibiese en él un posible yerno...pero que no lo diese por seguro. Si Alva creía que "Sunny" estaba en el bote de buenas a primeras, la dote no sería tan elevada como en el caso de que hubiese una larga, enrevesada, negociación previa al compromiso.

Un tanto frustrada porque el asunto permanecía "en el aire", Alva volvió a Nueva York con Consuelo para participar, con notable entusiasmo, en la temporada de invierno. La señora Vanderbilt había tomado infinitas precauciones para evitar que Consuelo pudiese citarse con Winthrop Rutherfurd, pero el amor mutuo de los chicos seguía intacto y aprovecharon la única ocasión que se les presentó, un encuentro en un "bycicling party", para separarse de los demás. En ese momento, Winthrop se jugó el todo por el todo pidiéndole a Consuelo que aceptase casarse con él. Consuelo, completamente emocionada, se comprometió a hacerlo. Pero entonces les sorprendió Alva: la señora interrumpió la romántica escena para sacar de allí, con una sorprendente rudeza de modales, a la muchacha. Al día siguiente, Alva, que no se andaba con chiquitas, partió hacia París con Consuelo.

Poner miles de kilómetros de distancia suele funcionar, pero, en ese caso, a Alva le salió el tiro por la culata porque Winthrop, picado en su amor propio, las siguió a la capital francesa. Sin embargo, por mucho que se esforzase Winthrop en ver a Consuelo, resultó imposible conseguirlo. Alva mantenía a su hija encerrada a cal y canto, sólo le permitía salir escoltada por dos damas de compañia que asumían la actitud de sargentos prusianos; si llegaba una nota de Winthrop, se confiscaba antes de que hubiese podido encontrarla Consuelo. Mientras Rutherfurd se desesperaba, Alva planificaba una escapada a Londres. Allí, en una fiesta, de nuevo se cruzaron los caminos de Consuelo y "Sunny". El duque invitó a la joven a compartir varias piezas de baile, un signo muy prometedor a ojos de Alva. Más prometedor todavía se puso el panorama cuando el duque manifestó su deseo de hacerles de guía a ambas en una visita a Blenheim. Alva se sintió fascinada por la atmósfera mágica de Blenheim, pero Consuelo experimentaba escalofríos en aquel lugar destartalado que se suponía debía arreglarse con "su" dote.

Antes de emprender viaje de regreso a Estados Unidos, Alva "correspondió" al gesto que había tenido el duque de mostrarles Blenheim invitándole a que se reuniese con ellos, el siguiente verano, en su mansión de Newport, en Rhode Island. El cerco en torno a Consuelo se estaba cerrando de forma implacable...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 22:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Abr 2008 15:09
Mensajes: 2022
Ubicación: España
Sigue, Minnie, por favor, que está altamente interesante. :D


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 22:32 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
Imagen
Consuelo.

Cuando llegó a Newport para una estancia estival en 1895, "Sunny" siguió desarrollando su jueguecito de hacerse el interesante. Se alojó con los Vanderbilt, que se desvivían por complacerle (con la excepción de Consuelo, claro). Acudió a una serie de eventos sociales con los Vanderbilt, pero no dijo ni pío acerca de sus intenciones. Se dejó agasajar con un fastuoso baile organizado por los Vanderbilt, pero siguió callándose respecto a un eventual compromiso matrimonial. Empezaron a surgir rumores maliciosos, en el sentido de que él estaba aprovechando la hospitalidad de los Vanderbilt mientras evaluaba otras candidatas a duquesa de Marlborough. Esa situación claramente indefinida humillaba a Alva Vanderbilt. En cambio, Consuelo cruzaba los dedos para que "Sunny", ante la clara falta de entusiamo de ella, buscase otra heredera norteamericana y se la llevase a su desolador palacio inglés. Así, seguramente sus padres le permitirían comprometerse con Winthrop Rutherfurd.

A Consuelo se le cayó el alma a los pies cuando una tarde, inesperadamente, "Sunny" la abordó en un rincón de la gran mansión. Ocurrió en la denominada "Sala Gótica", que a ella le parecía bastante tenebrosa. La declaración de "Sunny" provocó un sentimiento de rebeldía en la muchacha: creía, afirmó, tener el derecho de elegir al hombre que debía convertirse en su marido. Dejando a "Sunny" perplejo (¿no se suponía que la chica americana debía pegar botes de alegría ante la perspectiva de transformarse en duquesa...?), Consuelo corrió a refugiarse en su habitación. Su ansiedad estalló al día siguiente cuando su hermano menor, Harold Stirling, le dijo, con una sorprendente falta de delicadeza, que saltaba a la vista que "Sunny" se casaría con ella por dinero.

A petición del duque de Marlborough, Sir George Lewis viajó de Inglaterra a Rhode Island en USA para negociar los aspectos financieros. Estaba claro que un aristócrata británico que se preciase no se rebajaba a discutir con el futuro suegro las cláusulas del contrato pre-nupcial. Le tocaba a Lewis ejecutar, con flema británica, esa difícil tarea. Pero, mientras tanto, Consuelo seguía repitiendo su negativa a casarse con "Sunny". Alva, decidida a meter en vereda a su hija, no se anduvo por las ramas: fingió un ataque al corazón que la estaba poniendo "a las puertas de la muerte". La responsable de aquel ataque "fulminante" era, por supuesto, Consuelo, una hija desobediente, obtusa y terca. Consuelo, a sus dieciocho años, poseía una naturaleza sensitiva e impresionable; el despiadado chantaje sentimental de Alva acabó por doblegar su voluntad.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 20 Jun 2008 22:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17073
Y aún así...

...ya hemos visto al principio del tema que Consuelo siguió resistiéndose mentalmente a la idea hasta el mismo día de la boda. Apenas comía, casi no dormía, lloraba inconsolablemente, acabó incluso suplicándole compasión a su padre. Entre tanto, la prensa americana dedicaba docenas de reportajes a ese matrimonio con el ducado de Marlborough que íba a contraer la niña Vanderbilt. El fantástico ajuar de Consuelo, elegido con esmero por Alva, suscitó varios artículos prolijos en detalles. Se creó una atmósfra pre-wedding que llevó a los neoyorquinos a echarse a la calle de forma masiva, en el día fijado para el evento, por si acaso podían obtener una visión, aunque fuese lejana y borrosa, del novio o -mejor- de la novia.

Volviendo al punto de partida: el 6 de noviembre de 1895, Consuelo se convirtió en duquesa de Marlborough.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 92 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro