Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 430 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32 ... 36  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 31 Ene 2019 21:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 17:57
Mensajes: 15405
Ubicación: España
No te preocupes Sabbatical, a mi no me molesta. Es súper interesante que haya nacido un debate a raíz de propias vivencias de Emanuela. :thumbup:

De hecho vienen, quizás, los capítulos más espinosos o que puedan herir más sensibilidades. Hoy en día ya carece de importancia, es mejor tomarlo como la opinión o realidad que ella y su hijo vivieron al respecto, aunque se basen en teorías de la conspiración varias. Aún así, si alguien puede o quiere aportar ejemplos sobre renuncias y abdicaciones parecidas a las del Infante Jaime, tenga en cuenta que esa cuestión llega justo después del capítulo que paso a transcribir ahora. Pero sería interesante hablar sobre ellos, sobre todo el tema renuncia de los derechos dinásticos de los hijos no nacidos. ¿Qué hubiese pasado si Eduardo VIII de Inglaterra llega a tener hijos? ¿Hay sustento para las quejas emitidas en su día por Emanuela y Alfonso? Una vez efectiva la renuncia del padre, ¿se pierde la vez, como en las colas, y se acabó todo?

"Mis hijos, Alfonso y Gonzalo, fueron dos personas completamente diferentes. En numerosas ocasiones, tanto físicamente como por carácter, no parecían en absoluto hermanos. Alfonso era muy guapo y muy serio, y Gonzalo muy simpático y sociable. El primero tenía un excesivo sentido de la responsabilidad, mientras que mi hijo menor mostraba una cierta dosis de pragmatismo que yo consideraba muy inteligente, porque pienso que se trataba de una autodefensa. Gonzalo era un chico divertido que se fijaba mucho en todo aquello que, por alguna razón, resultaba ridículo. Su capacidad para captar momentos o situaciones absurdas era inmensa.

Siendo niños, y hasta que finalizaron el bachillerato, los dos estudiaron en Suiza. Después, en 1954, se trasladaron a Bilbao, a la Universidad de Deusto, con los jesuitas, y más tarde, en 1955, pasaron al CEU de Madrid. En aquella época -hablo de los años cuarenta y cincuenta-, educarse en un internado era más habitual de lo que pueda ser ahora, aunque a mí se me acusó de enviarlos a ese tipo de colegios. Yo nunca lo entendí y, por supuesto, continué haciendo lo que me parecía mejor para ellos. En mi opinión, no era comparable enviarlos al colegio en una ciudad, donde siempre hay mil cosas entretenidas para hacer, que tenerlos en un discreto y pequeño pueblo aislado, controlados y estudiando, su principal obligación. En un internado un chico tiene dos posibilidades: estudiar y hacer deporte.

[...]

Existe otra razón que tuve muy en cuenta a la hora de tomar la decisión de internarlos. Mi matrimonio con Jaime no duró más de diez años. Alfonso y Gonzalo veían porquísimo a su padre y creo que no hay que ser una lumbrera para comprender que cualquier chico necesita un referente masculino para formarse de manera adecuada. Nuestra separación se produjo un día en el que decidí que ya no podía aguantar más. Así que cogí a mis hijos y los tres salimos del domicilio conyugal. Mal hecho. Hoy pienso que todo habría ido mejor si yo, controlando mi impetuoso hartazgo, me hubiera quedado allí.

De su abuela, la Reina Victoria Eugenia, y de mí recibían el calor familiar y la compañía. Asimismo, sus primos hermanos Torlonia se conviertieron en unos pilares sólidos para ellos. Marco era de la misma edad que Gonzalo, y Sandra, creo que tiene sólo un año más de los que ahora tendría Alfonso. Fueron, a su vez, muy amigos de las hijas de Crista y Enrico Marone. El largo periodo de tiempo que vivimos en Suiza lo pasaron todos juntos. Formaban un grupo nutrido y simpático de primos que, también, eran amigos.

Bajo mi responsabilidad entraron internos en el colegio Montana, cerca de Zurich, en la montaña. Y es que Jaime debía pensar que el hecho de elegir el centro en el que estudiarían sus hijos era un asunto menor, de pura intendencia. Cuando esto sucedió, Alfonso tenía once años y Gonzalo diez. Compartían la misma habitación y cada día, después de sus clases, practicaban deporte. Todos los meses yo iba un par de días a verlos, en tren, y me hospedaba junto al colegio en un hostal que no era, precismente, cómodo. El Montana era un centro muy bueno, pero a una hija, curiosamente, nunca la habría inscrito en un internado. Será por mi lado machista que apenas reconozco pero que sé que tengo.

[...]

Gonzalo me dio siempre muchos más problemas con los estudios que su hermano. Los dos eran muy disciplinados, pero la realidad es que Alfonso estudiaba mucho más. Sabían que su obligación en aquellos tiempos consistía en ir al colegio y pasar de curso cada año. Y eso es lo que hacían.

[...]

En una ocasión Jaime intentó que mis hijos se fueran a vivir a España. Mi negativa fue rotunda porque, si había una cosa que tenía clara es que, mientras fueran pequeños, trataría de evitar a toda costa que Alfonso y Gonzalo se convirtieran en juguetes al servicio de la política. Ahora bien, ello no significa que no me hubiera gustado que se instalaran en España antes de lo que lo hicieron, con dieciocho y diecisiete años respectivamente. A esas edades ya me parecían casi unos hombres, por lo que la adaptación a un país nuevo les podría resultar mucho más dura.

Recuerdo que un día Jaime mandó a alguien al colegio a recogerlos sin avisarme. Como en el Montana sabían de nuestro problemático matrimonio, reaccionaron de manera impecable: uno de los responsables los llevó escondidos en su coche hasta Milán, donde yo los recibí. Si les hubiera permitido ir a España, a lo mejor las cosas habrían salido de otro modo, pero con los hijos no se juega. Jaime no volvió a insistir y yo no supe nada más de esta historia.

Durante los años de adolescencia de Alfonso y Gonzalo fui yo quien se hizo cargo de todos sus gastos. Después, ya en España, fue Juan y creo también la Reina quienes se ocuparon de su mantenimiento, al menos de la Universidad y del piso en que vivían. Yo no recuerdo haber pagado nada cuando estaban allí. Alfonso, estoy segura, lo sabía, pero nunca me habló de ello porque, por principio, no hablaba conmigo de dinero. Sabía que mi economía era precaria y trataba con todas sus fuerzas de no hacerme pasar peores ratos de los que pasaba por no poder dar a mis hijos lo que necesitaban para sufragar sus gastos y, sobre todo, su formación. Esto era para mí algo primordial, ya que de ella dependería su futuro. Quizá fue Gonzalo quien me comentó en cierta ocasión que Juan y Doña Victoria Eugenia eran quienes se ocupaban de ellos dos en Madrid.

Mis hijos pasaban muchas de sus vacaciones en casa de su abuela, la Reina, y a veces también navegaban en el Saltillo, el barco de Juan. Un verano les mandé con mi madre a Bélgica, a casa de unas primas, y en otra ocasión a Gran Bretaña con el fin de que mejoraran su inglés, a casa de unos primos de la Reina de Inglaterra gracias a la mediación de la Reina Victoria Eugenia. Mi obsesión fue siempre que aprendieran varias lenguas a la perfección.

[...]

El deseo de los legitimistas era que yo inscribiera a mis hijos en un colegio francés, cerca de Montpellier. Hablaron de este asunto con la Reina, quien se lavó las manos al respecto. Al llegar a este punto creo que debo contar algo sobre los legitimistas, ya que son ellos quienes apoyan los derechos de mi nieto Luis Alfonso al trono de Francia.

Los legitimistas defienden los principios sobre los que se sustentó la monarquía desde el primer rey de Francia, Hugo Capeto, en el siglo X. De acuerdo con estos principios, que se fueron estableciendo con el tiempo, el heredero de la Corona francesa debía ser el familiar primogénito, varón y católico más cercano al Rey. En la Revolución Francesa de 1789, Luis XVI fue condenado a muerte. En 1814, el pariente más cercano al malogrado Luis VI era su hermano Luis VIII, que murió sin descendencia. A éste le sucedió su hermano Carlos X, que tuvo que exiliarse juntamente con su heredero, el Conde de Chambord. Al morir éste también sin descendencia, la herencia francesa pasó a la segunda rama Borbón, la española. Cuando el pretendiente carlista Alfonso Carlos, Duque de Anjou y de San Jaime, murió en 1936, la jefatura de la Casa Borbón y el derecho al trono francés -según la doctrina legitimista- recayó en Alfonso XIII de España. A mi suegro le sucedería, en sus derechos, mi marido Jaime; a él mi hijo Alfonso y, a éste, mi nieto Luis Alfonso de Borbón.

No quisiera olvidar una mención sobre los orleansitas, defensores de los descendientes de Luis Felipe de Orleáns, hoy representados por el Conde de París".

_________________
Si encontráis algún hilo con imágenes alojadas en TinyPic, por favor, avisad. A final de año desaparecerán.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 02 Feb 2019 22:24 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 17:57
Mensajes: 15405
Ubicación: España
"Qué Jaime renunció a sus derechos al trono es un hecho. Que no tendría por qué haberlo hecho, ya no lo sé. Lo que sí cuesta creer es que tuviera que renunciar, también, para sus descendientes. Del mismo modo, resulta difícil de entender sus contradicciones, ya que tan pronto se reafirmaba en su renuncia como se desdecía de la misma.

La primera, fechada en Fontainebleau el 21 de junio de 1933, coincidió con la boda de su hermano mayor, Alfonso, con la cubana Edelmira Sampedro. Por este motivo, el Príncipe de asturias había renunciado a sus derechos sucesorios. El día anterior, don Alfonso XIII había llamado a su hijo Jaime para hacerle saber que se encontraban en Fontainebleau algunos importantes jefes monárquicos como Calvo-Sotelo, el Marqués de Torres de Mendoza, Luis Miranda y el Conde de Ruidoms. Todos ellos hábilmente, sin hacer mucho hincapié en su discapacidad, trataron de convencerle para que renunciara. Repetían que, en cualquier otro momento histórico, su minusvalía no habría sido un factor que le hubiera impedido reinar, pero que entonces, tal y como estaban las cosas en España deadas las dificultades por las que atravesaba el país -gran inestabilidad política, radicalización de las posiciones de los partidos...- el mero hecho de no poder mantener, por ejemplo, una conversación telefónica era un gran inconveniente.

Igualmente, aprovecharon la ocasión para dejarle claro en aquel preciso momento, ¡qué casualidad!, que en el futuro carecería de cualquier tipo de problema económico. Jaime aceptó enseguida. Nunca se hubiera negado a hacerlo por el amor y la admiración que por su padre sentía, verdaderamente reverencial. La firma del documento se llevó a cabo ante el Rey y sus consejeros, que actuaron como testigos. Más tarde justificarían su renuncia argumentando que el matrimonio que conmigo había contraído era morganático, calificativo con el que se designa el enlace entre una persona de sangre real y otra de rango menor. Debo decir, en honor a la verdad, que siendo yo joven sí se hablaba de que un matrimonio de estas características anulaba las posiblidades con las que alguien pudiera contar para subir al trono. Sin embargo, años después, en opinión del Marqués de Villamagna y de otros muchos, nuestro matrimonio nunca debió ser un impedimento para que Jaime hubiera podido reinar. Según su tesis, el Rey debería haber sido Jaime y, el heredero, mi hijo Alfonso.

[...]

Por aquel entonces no sabía nada sobre los legitimistas franceses. Ni don Alfonso XIII ni nadie de la familia nos había hecho el más mínimo comentario al respecto. De ahí que las revelaciones de Cataoui no hicieran más que provocar en mí sobresalto, una inquietud. ¿Acaso podía ser cierto que estuviera la propia familia obrando mal en contra de mis hijos? En todo caso, confieso que aquella inquietud debió ser, a decir verdad, no muy intensa, puesto que igual que vino se fue. Yo no podía ni quería creer algo así. Con los años, a medida que fui perdiendo mi ingenuidad, comprendería muchas cosas.

En absoluto fui consciente de todas las tensiones que existían a mi alrededor. Por fortuna, me enteraría mucho después. Nunca supe que el Rey estaba muy preocupado por su sucesión ni nada parecido; es más, mi impresión en todo momento, durante aquellos años, fue que la renuncia de Jaime no era sino una cuestión zanjada, sin vuelta atrás. ¿Cómo iba a imaginar que existía un pequeño o, acaso, un gran mar de fondo? A mí el Rey me trataba como un buen suegro trata a su nuera. Seguramente mejor de lo habitual porque, tal vez, veía que yo sufría con el comportamiento de Jaime hacia mí y, sobre todo, hacia sus hijos. Don Alfonso XIII era especialmente cariñoso conmigo, así que ¿cómo podía yo suponer que llegaría a ser arbitrario, e incluso injusto, con su hijo y con sus nietos?

Toda la familia Borbón aceptó el deseo del Rey cuando éste decidió nombrar a Juan su heredero. Además de él, era Jaime el único hombre con vida de la familia, ya que las otras dos eran mujeres. Yo no sé si sus hermanas estaban al corriente de que Jaime, o acaso sus primogénitos, hubieran podido también, al igual que en Francia, regir los destinos de España siendo su Rey. Pero creo que no, ya que de haberlo sabido a Crista se le hubiera escapado. No así a Beatriz, quien nunca, y bajo ningún concepto, lo hubiera contemplado ni como mera posibilidad.

A pesar de todo hay que tener en cuenta que, cuando tuvo lugar aquella primera renuncia de Jaime, toda la Familia Real se hallaba en el exilio y la Constitución de 1876, por la que se regía la monarquía española, no estava vigente puesto que la forma de gobierno era entonces la República. De acuerdo con aquella Constitución, cualquier modificación en la sucesión de la Corona debía ser discutida en las Cortes y ratificada mediante una ley. Por tanto, no estaba del todo claro que, sin notario ni taquígrafo, y por supuesto sin someter la decisión a unas Cortes, tuviera que renunciar Jaime al ser presionado por los consejeros de su padre. Todavía más incomprensible resultaba que, sin estar casado, sin tener aún hijos, lo hubiera hecho no sólo a título personal, sino también en detrimento de sus posibles descendientes. Esa especie de irregularidad justificaría la obsesión del Rey quien, si uno lee con atención, comprueba que da demasiadas explicaciones para dejar a Juan como heredero".

_________________
Si encontráis algún hilo con imágenes alojadas en TinyPic, por favor, avisad. A final de año desaparecerán.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 17:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2009 15:24
Mensajes: 1959
Ubicación: Madrid
Clara escribió:
Todavía más incomprensible resultaba que, sin estar casado, sin tener aún hijos, lo hubiera hecho no sólo a título personal, sino también en detrimento de sus posibles descendientes.


¿Y dónde está lo sorprendente? Las renuncias se hacen por sí y por los descendiente que pudiera llegar a tener. Que, por cierto, es algo redundante puesto que al renunciar a unos derechos previamente al nacimiento de tu herederos, al nacer estos no hay ningún derecho que transmitir puesto que ya no los tiene. Aun aceptando la chapuza de la renuncia de Jaime, en un marco legal para la dinastía proscrita harto complicada, el matrimonio de Jaime y Emanuela ya descalificaba de por sí a esa posible descendencia. La pragmática sanción de matrimonios convivió con la Constitución de 1876 -y con todas las anteriores- y durante el exilio hasta la Constitución actual por la que se entiende derogada. La abdicación de Isabel II, en una situación legalmente análoga, también se produjo sin amparo constitucional ni parlamentario y nadie, que yo sepa, la ha considerado inválida.

Yo creo que la llamada a la puerta de los legitimistas despertó en aquella familia -los Segovia- unas ambiciones desmesuradas y absurdas.

¿Por qué Alfonso XIII no arregló su sucesión cuando pudo? ¿Albergó esperanzas en sus hijos mayores? ¿Por qué no preparó adecuadamente a don Juan siendo su único hijo sano? ¿Hería su orgullo el reconocimiento público de una descendencia con taras físicas? Demasiadas cuestiones. Creo que de haber tomado al toro por los cuernos en su momento hubiera ahorrado muchos problemas familiares posteriores y, quién sabe, se hubiera podido afrontar la crisis del 31 de otra manera, puesto que la desafección general en ese momento fue más hacia el Rey que hacia la Corona.

_________________
Verdad y razón nunca envejecen.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 18:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 17:57
Mensajes: 15405
Ubicación: España
Emanuela es una contradicción constante, pues en un mismo capítulo puede expresar un posicionamiento y su contrario. Por ello agradezco tu reflexión Godoy.

Cuando preguntaba hace unos días sobre la abdicación de Eduardo VIII y qué hubiese ocurrido si hubiera tenido hijos, creí que venía bien utilizarlo como símil. Da igual que la renuncia a los derechos sucesorios o a un trono se realicen ante una Cámara de Diputados o en el salón de casa. Son derechos históricos, personalísimos, transmisibles por tradición y hay multitud de ejemplos si atendemos a la casuística de otras abdicaciones y renuncias. Puede haber discrepancias respecto a si Jaime debía renunciar o no -aunque según la propia Emanuela él fue el primer desinteresado, a la par que poco preocupado por la dinastía ni la política ni la situación de España-, pero lo que no tiene mucho sentido es reclamar que una vez casado y con hijos, la renuncia sea inválida porque a ver quién puede renunciar a los derechos de una descendencia nonata.

Según la teoría de Emanuela, si Eduardo VIII hubiese llegado a tener hijos con Wallis, la hoy Isabel II podría haberse encontrado con un heredero disputándole el trono porque, ¿cómo iba a ser posible que el padre renunciara a los derechos de unos hijos no nacidos?

No. Esto no funciona así. Juan de Luxemburgo tuvo que hacerlo así cuando se casó con Helene Vestur, Friso de Holanda lo mismo cuando se casó con Mabel Wisse y el último ha sido Luis de Luxemburgo. En estos recientes casos fue por sus matrimonios, en el caso de Jaime por entender que no estaba capacitado para reinar o ser el Jefe de la Casa. Esta justificación es más notoria y de mayor importancia que el lío ese de considerar que su matrimonio con Emanuela podía ser morganático. Luego, qué lugar hay a un reclamo respecto a unos derechos que se han perdido a través de, no una sino dos renuncias ocurridas en vida de Alfonso XIII, pero no así de algún hijo (al menos legítimo).

_________________
Si encontráis algún hilo con imágenes alojadas en TinyPic, por favor, avisad. A final de año desaparecerán.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:36 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26700
Ubicación: ESPAÑA
De haber preparado convenientemente a Juan, España pudo ser otra. Es un tema que siempre he pensado. Una chapuza monumental en mi opinión.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Oct 2009 20:03
Mensajes: 1159
Bueno, de haberse preparado a don Juan cierto que podría haber sido otra cosa pero hay otro problema los políticos! Ese fue el fallo también en época de Alfonso XIII, los malos políticos, precisamente Alfonso XII salió adelante porque Cánovas y Sagasta fueron muy buenos políticos, pero el siglo XIX y el primer tercio del XX los políticos fueron todos una catástrofe!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:46 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26700
Ubicación: ESPAÑA
Tampoco es que ahora podamos presumir de buenos políticos y la abdicación a Felipe ha salido fenomenal. En fin. Ya nunca lo sabremos.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Abr 2015 17:02
Mensajes: 37
Don Juan no estaba bien preparado? Pero de todas maneras en el año 31 Don Juan era demasiado joven, tenia 17 años, seria casi imposible que alguien con esa edad por muy preparado que este manejase la situación de la España del 31.

Una duda que tengo es porque los legitimistas franceses consideraron al Infante Don Jaime el heredero de la corona francesa? Tendría que ser Don Juan si acaso no? ya que es el que recibe los derechos dinásticos de su padre Alfonso XIII.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:49 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:02
Mensajes: 26700
Ubicación: ESPAÑA
El texto de Emanuela dejando caer de una manera sutil los derechos de sus hijos me ha parecido tóxico. Cuanta inquina ha debido de digerir.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Mar 2008 16:43
Mensajes: 4469
Godoy escribió:
¿Por qué Alfonso XIII no arregló su sucesión cuando pudo? ¿Albergó esperanzas en sus hijos mayores? ¿Por qué no preparó adecuadamente a don Juan siendo su único hijo sano? ¿Hería su orgullo el reconocimiento público de una descendencia con taras físicas? Demasiadas cuestiones. Creo que de haber tomado al toro por los cuernos en su momento hubiera ahorrado muchos problemas familiares posteriores y, quién sabe, se hubiera podido afrontar la crisis del 31 de otra manera, puesto que la desafección general en ese momento fue más hacia el Rey que hacia la Corona.


Nadie, ni republicanos ni monárquicos se veían venir lo que ocurrió en abril de 1931. Todo lo que pudo salir mal, salió mal. Ahora ¿por qué no se preparó a Juan?

¿Y quién dice que no se estaba haciendo?¿Dónde estaba Juan entonces?

Respuesta; en un cuartel recibiendo instrucción militar, el primero de sus hermanos en hacerlo. ¡Claro que Alfonso XIII contaba con él para la sucesión!¡Pero tenía 17 años cuando llega la República! Sabía inglés, francés y alemán, manejándose con fluidez en todos ellos, sin ser tan buena en alemán como su hermana Crista. Su formación académica, como la del resto de sus hermanos, era de nivel y supervisada directamente por el monarca, que no dudaba en reprenderlos. Una vez Juan le dijo una palabra más alta que otra a su profesor recordándole la diferencia de posiciones. El docente espero pacientemente al Rey, que estaba fuera, y le contó lo sucedido. Cinco minutos después (o veinte, que el palacio era grande) Juan era despertado y obligado a pedir disculpas. Bobadas, las justas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 19:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Mar 2008 16:43
Mensajes: 4469
Alfonso XIII cae porque le dejan solo aquellos que estaban destinados a proteger, no al monarca, si no a todo el orden constitucional y la legitimidad de las elecciones (que ganan por goleada los monárquicos, no se nos olvide) Y lo resumo en un nombre...

SANJURJO

De haber querido, la Guardia Civil habría controlado la calle sin problema.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Fallece Emmanuela Dampierre
NotaPublicado: 03 Feb 2019 20:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 17:57
Mensajes: 15405
Ubicación: España
No olvidemos que Alfonso XIII envió a Juan a Sandhurst para terminar su formación militar. Después se embarcó y estuvo sirviendo en la marina durante al menos dos años (a partir del 32). De ahí vienen sus dos dragones tatuados en los brazos: uno en la India y otro en China.

_________________
Si encontráis algún hilo con imágenes alojadas en TinyPic, por favor, avisad. A final de año desaparecerán.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 430 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32 ... 36  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro