Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 157 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ... 14  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 23 Nov 2009 00:20 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Nov 2009 21:44
Mensajes: 2935
Ubicación: Sevilla
¿Cuál creéis que es la mejor biografía (no novela) sobre la emperatriz Eugenia? ;) Hay tantas que no sé cuál elegir :oops:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 19 Ene 2010 20:57 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7982
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

Fachada de la casa de Granada donde nació Eugenia.de la guía Gallego Burín de granada.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 19 Ene 2010 21:36 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Yo con este tema tengo una penita que no me cabe en el cuerpo...
:((
Empezamos a tirar para adelante con la historia de Eugenia. Para una española que llega a ser emperatriz de Francia, la cosa tenía su interés añadido, jajajaja. Pero en determinado punto nos embarcamos en una discusión apasionada tipo

a)era hermosa porque algo tendrá el agua cuando la bendicen.
b)la llamarían guapa para lisonjear porque con esos ojos de merlucina...como que no.
c)seguro que era corrientita.
d)era fea, fijo que era fea a pesar de los retratos halagadores.

Y...¡¡nos dejamos a Eugenia por el camino!!
:(( :(( :((

Llevo semanas pensando: hay que retomar a Eugenia. Porque ella y su historia lo valen, jajaja, como se ha demostrado, tangencialmente, en otros temitas (véase a Sophie Troubetzkoi). Pero da pereza reenganchar con un relato que se quedó...muy pero muy atrás.

Así que...me propongo reformularlo. A ver si podemos sacar provecho de nuestra Eugenia, caray.

:whistling:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 19 Ene 2010 22:48 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 27097
Ubicación: ESPAÑA
No cuesta nada, lo hago, probamos y si no nos convence, los vuelvo a fundir.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 19 Ene 2010 22:54 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Tampoco es necesario que te tomes ese trabajo, Sabba, jajajaja.

Pueeeedo reformular el tema. Sólo tengo que coger aire y tirarme a la piscina, jajajaja.

Para una emperatriz que le endosamos a Francia...no me digas que no lo merece la muchacha ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 19 Ene 2010 22:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Oct 2008 18:22
Mensajes: 963
Ubicación: Entre Pinares
La denominan la española mejor casada?? o algo así?? :whistling:

No sé donde lo entendí o le leí... es que tengo muy mala cabeza pufff...

Vamos a seguir con nuestra emperatriz exportada ejejeje. :ooops:

:mojar:

_________________
Orléans Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 19 Ene 2010 23:45 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
A ver, una breve recapitulación...así, a bote pronto, sin tomarme siquiera la molestia de ir a las primeras páginas para descubrir dónde arrancó la historia y por dónde íba. Hasta es posible que la recapitulación sea más amena y jugosa, jajajaja, nunca se sabe.

Nuestra Eugenia nació en Granada. Oficialmente, era la segunda hija del matrimonio formado por don Cipriano Palafox y Portocarrero, conde de Teba, y doña María Manuela Kirkpatrick de Closbourn y de Grevignee. Oficialmente. Porque la vida conyugal de don Cipriano y doña Manuela era un clamoroso desastre; no se avenían y todos se hacían lenguas acerca de la predilección de la guapa señora, a quien en su época se consideraba dinamita pura, por otros caballeros, muy específicamente el diplomático inglés George Villiers. La sombra de la duda se proyectó por tanto sobre el nacimiento de Eugenia: ¿la había engendrado verdaderamente don Cipriano o había sido engendrada por George Villiers?.

Lo cierto es que don Cipriano casi nunca estaba "en casa". El tipo era un afrancesado convencido desde los años de su apasionada y turbulenta juventud. Había luchado denodadamente, desde Trafalgar, a favor de Napoleón I, a quien consideraba el mayor genio de la historia. Entre la suma de batallas, Cipriano perdió un ojo, una pierna y un brazo. Se le conocía como el tuerto con parche. Fernando VII le detestaba. Cuando no le tenían sometido a vigilancia policial -nada discreta-, le tenían en prisión. Para Manuela, ocho años menor que Cipriano, esa situación resultaba insufrible. Ella quería ser una reina de los bailes de la sociedad, comparecer engalanada con mejor gusto que ninguna otra y danzar hasta que le doliesen los pies. El papel de mansa y devota esposa de un hombre cuyas ideas políticas le tenían constantemente en un brete no le agradaba ni pizca. Así que, llegado el punto, Manuela se largó a París con sus hijas Paca y Eugenia, que debían recibir una educación "a la francesa". La señora, con las chicas, retornaría a Madrid después de la muerte de Fernando VII.

La situación en España, no obstante, era demencial. Cipriano había heredado de su difunto hermano Eugenio el título de conde de Montijo; disponía de un precioso palacio, el palacio de Ariza, en la calle del Ángel, y de una hermosa quinta de recreo, rodeada de frondosos jardines, en Carabanchel Alto. Manuela hubiera debido estar contenta, batiendo palmitas con las orejas, al igual que las niñas. Pero las guerras carlistas hacían estragos. En un verano en concreto, las cosas se pusieron peor imposible; surgió una epidemia de cólera en la capital y, con ella, los rumores de que se debía a que los religiosos, a quienes se atribuían en general simpatías por los carlistas que estaban avanzando en dirección a la ciudad, habían envenenado las fuentes, para diezmar la población y facilitar la toma de Madrid. Hubo escenas violentísimas en Madrid, con la gente asaltando iglesias y conventos. Manuela decidió que sonaba la hora de tomar otra vez el camino a Francia con Paca y Eugenia, en tanto que Cipriano se quedaba para asistir a las sesiones de las Cortes. Las mujeres salieron en dirección a Perpignan, desde dónde pensaban alcanzar Toulouse. De Toulouse se mudaron a París. Manuela no tardó en hacer ingresar a sus hijas en el prestigioso convento del Sacré-Coeur, en la rue Varennes. Allí estudiarían dos años. Después, se las enviaría al Gymnase Normal, Civil et Orthosomatique, para que su formación adquiriese otros ribetes. Con el tiempo, se decidió que las niñas cruzasen el Canal de La Mancha a fín de ser internadas en un famoso pensionado inglés, en Clifton, cerca de Bristol. Paca lo llevaba mejor, pero Eugenia odiaba su pensionado inglés, dónde las otras niñas, muy británicas, se burlaban de esa españolita criada en suelo francés que tenía el pelo rojo. A Eugenia la llamaban carrot, zanahoria, algo que ella encontraba detestable.

Como las muchachas, especialmente la menor, no se aclimataban, Manuela acudió en su búsqueda. Las llevó de vuelta a París, si bien tendrían en casa una flamante institutriz inglesa, Miss Flowers. Era 1839 y Manuela se enteró de que su esposo Cipriano estaba gravemente enfermo. En tanto que Miss Flowers se encargaba de Paca y Eugenia, Manuela viajó a Madrid. La muerte de Cipriano la hizo muy rica, aunque su amigo George Villiers, que la asistió durante la testamentaria, juzgaba que ella hubiera debido recibir más de lo que recibió.

Viuda y con medios, Manuela se instaló en Madrid dispuesta a presentar apropiadamente a sus hijas Paca y Eugenia. Eran guapas, salerosas y con una formación cosmopolita, muy superior a la media. Manuela contaba con que atraerían la atención de los aristócratas en edad de merecer, para lo cual ofrecía saraos en su palacio de Ariza y en la quinta Miranda. Entre los asiduos están James, duque de Alba y Berwick, así como Pepe Alcañices, heredero de numerosos títulos con grandeza de España. En un principio, parecía que a James le gustaba Eugenia, que a su vez estaba enamorada de Pepe, al que, por su lado, le tiraba especialmente Paca. En ese embrollo, James acabó cortejando a Paca, que enseguida aceptó sus requiebros.

Manuela decidió que el trousseau de la futura duquesa de Alba y Berwick tenía que adquirirse en París. Avisó a su amigo Prosper Merimée de que acudiría a la capital francesa con las chicas para comprar todo lo necesario en los mejores atteliers de la ciudad. En ese lapso de tiempo, por cierto, a Eugenia le surgió un admirador: el hijo del embajador de los Estados Unidos en París, Mister Reeves. Pero ese asunto quedó enseguida en agua de borrajas. Lo que deseaba Eugenia, más que nada en el mundo, era regresar a la capital española para la boda de Paca con James.

Ahí se produce el episodio Alcañices. Eugenia estaba encantada con los galanteos de Pepe, por quien bebía los vientos. Cuando se enteró de que Pepe le hacía caso sólo para tener más fácil acceso a Paca, la reciente y flamante duquesa de Alba, el soponcio de Eugenia fue mayúsculo. Tanto que, al parecer, trató de suicidarse. Manuela abortó esa tentativa de su apasionada hija menor de quitarse la vida. Decidida a que Eugenia se recuperase lo antes posible del desamor, la llevó en una amplia gira por resorts de moda empezando por Eaux Bonnes, en los Pirineos.

Pero Pepe estaba constantemente en la mente de Eugenia. Aseguraba, rotunda, que podía ser que ella llegase a casarse, pero que veía más factible acabar convertida "en canonesa o en hermana de la caridad". El temor de Manuela a que Eugenia cumpliese esa amenaza infantil era real. De ahí que optase por trasladarse por una temporadita larga a París. Con sus orígenes y sus conexiones, enseguida obtienen una posición firme en la sociedad parisina, frecuentando los salones más distinguidos, en especial el de la princesa Mathilde Bonaparte, que trabaja infatigablemente para consolidar la popularidad de su primo Louis Napoleón, a la sazón presidente de la República. Las Montijo están en París cuando, a través de un osado coup d´Etat, Louis Napoleón se convierte en emperador.

El nuevo emperador querría casarse con una princesa...pero no encuentra ninguna disponible a la que su familia entregue de buen grado a un ex presidente republicano que se ha hecho a sí mismo emperador y cuyo trono no parece precisamente sólido y resistente. Así, acabará solicitando la mano de Eugenia, la española rubio-pelirroja a la que lleva un tiempo tratando de seducir sin que ella se deje llevar al huerto porque no tiene la menor intención de ser una más en la larga lista de amantes efímeras. Finalmente, Eugenia mandará a Paca una carta elocuente, en la que le indica que quiere ser la primera en anunciarle su boda con el emperador. La carta de Eugenia remata con una frase muy expresiva, que refleja la enormidad del salto que está a punto de dar: "¡Adiós toros!".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 05 Feb 2010 14:20 
Desconectado

Registrado: 05 Feb 2010 13:05
Mensajes: 12
Yo también quiero colaborar a que se conozca mejor a Eugenia de Montijo, que me parece un personaje fascinante. Mi abuelo paterno, que alcanzó a conocerla personalmente con diez años, me contaba que aunque era una anciana, todavía conservaba cierto empaque. Y que su madre -que hizo una buena amistad con ella y la acompañaba a muchos sitios durante el invierno de 1920, que lo pasó entero en Sevilla- comentaba que, al igual que La Chata, era muy exigente en materia de protocolo con la aristocracia, pero muy afectuosa y natural con la gente sencilla. Yo oí contar que cuando mi bisabuela la despidió en la estación -poco antes de morirse- fue a hacerle la reverencia pero la Emperatriz lo impidió y le dio dos besos. También oí que era muy generosa y espléndida -por lo menos en su ancianidad- y que le hizo a mi bisabuela unos magníficos regalos, entre otros, un maravilloso mantón de Manila que había usado ella misma -que aún conserva una tía mía- y ¿sabeis que más? ¡Una miniatura del Marqués de Alcañices, su primer novio, que ella conservaba desde su juventud...
Ahí os pongo dos fotos suyas que tambíen le regaló, una de ellas con su hijo... El Príncipe Imperial


Manejar Adjuntos:
[La extensión jpg ha sido desactivada y no se mostrará en adelante]
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 05 Feb 2010 14:23 
Desconectado

Registrado: 05 Feb 2010 13:05
Mensajes: 12
Aquí teneis la otra foto


Manejar Adjuntos:
[La extensión jpg ha sido desactivada y no se mostrará en adelante]
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 05 Feb 2010 17:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 13:45
Mensajes: 3739
Ubicación: Viña del Mar- Chile
Que linda historia!. Se me hacia que Eugenia era asi (love)

_________________
Carolath Habsburg (as seen on Tumblr!!)

http://carolathhabsburg.tumblr.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 05 Feb 2010 18:42 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 27097
Ubicación: ESPAÑA
Citar:
¡Una miniatura del Marqués de Alcañices, su primer novio, que ella conservaba desde su juventud...



Favila... a esto me refería, jaja, te necesitamos en el hilo de Pepe, pero con carácter de urgencia, jaja. (Es broma (wink))

sophie-troubetzkoi-t513-408.html#wrapheader

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EUGENIA DE MONTIJO (DINASTÍA: BONAPARTE)
NotaPublicado: 05 Feb 2010 18:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Oct 2009 13:00
Mensajes: 295
Eso, eso favila, y bienvenido!!!


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 157 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ... 14  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro