Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 157 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5 ... 14  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 04 Mar 2008 00:19 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
A principios de enero de 1853, los rumores mortificaban a Eugenia. Medio París, por no decir todo París, se hacía lenguas acerca del acoso con intención de derribo al cual la sometía el emperador; se ponía a su madre de ambiciosa alcahueta y a ella misma de fulana espabilada, por decirlo en pocas palabras. Dispuesta a apostarlo todo a una carta, Eugenia declaró que se alejaría de dónde tanto se la insultaba y se la deshonraba con la peor clase de maledicencias. Napoleón reaccionó en plan caballeroso: el día doce solicitó la mano de la joven a María Manuela, que confesó su felicidad a su amigo Prospero Merimée.

Los miembros del Consejo de Estado, los diputados del Congreso y los del Senado, fueron urgentemente convocados a un acto solemne en el mismísimo Salón del Trono de las Tuilleries.

Imagen

Allí, en su papel de emperador, Napoleón pronunció un discurso cuidadosamente elaborado:

"Aquí estoy, señores, para decirle a Francia que he preferido una mujer a la que amo y respeto a una mujer desconocida cuya alianza hubiese supuesto alianzas unidas a sacrificios...".

Siguió manejando, con habilidad, sus argumentos a favor de la elección realizada desde el corazón pero con cabeza. Acabó con un:

"Muy pronto, al acudir a Notre Dame, presentaré la emperatriz al pueblo y al ejército. En cuanto la conozcáis, estaréis persuadidos, señores, de que, una vez más, la Providencia me ha inspirado".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 04 Mar 2008 22:02 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Por supuesto, la noticia es "un notición" y causa un tremendo revuelo en el país. Mientras Napoleón III pronunciaba su esmerado discurso en su Salón del Trono, Eugenia había permanecido con su madre en el apartamento de la plaza Vendôme. María Manuela parece arrobada, pero Eugenia se muestra preocupada por lo que se le pueda venir encima a partir de ese instante.

Imagen

Al principio, lo que se le viene encima son las visitas de cortesía de los parientes masculinos del emperador, encabezados por su tío el príncipe Jerome Bonaparte. La cumplimentan educadamente, pero hay poco agrado en sus miradas. Eugenia sabe lo que dirá la gente: Jerome había protestado ante el sobrino, la hija de Jerome -Mathilde- se había arrojado ante su primo para rogarle que no causase semejante afrenta a la familia, etc, etc. Pero esa será apenas una pequeña parte del precio a pagar por su lustrosísimo compromiso: la mayoría consideran que el novio que aspiraba a princesas se ha rebajado, esa aquella boda inminente parece una messaliance. Los periódicos británicos se muestran más que irónicos: los Bonaparte, unos advenedizos de tomo y lomo, no son quienes para ponerle pegas a una española que, a fín de cuentas, posee más antepasados aristócratas de los que podrá esgrimir jamás esa "pseudo dinastía imperial".



Quizá a Eugenia le reconfortase la reacción entusiasta de los españoles y esa apreciación de los británicos, que le reconocían mejor pedigree que a su futuro marido, pero lo importante, a fín de cuentas, era congraciarse con los franceses que se preparaban para "asumirla" en calidad de emperatriz. Ahí, sus primeras decisiones fueron pensadas desde una óptica populista: rogó a su emperador que la gran dote que íba a asignarle, una fortuna, se emplease en financiar distintas obras caritativas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 20:25 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Ante la orgullosa mirada de su madre, María Manuela, pero en ausencia de su querida hermana Paca, que convalecía de un aborto espontáneo en su Palacio de Liria madrileño, Eugenia se convirtió en emperatriz de los franceses el 30 de enero de 1853. Tenía veintiséis años y había alcanzado una posición que nunca nadie hubiese imaginado que ocuparía esa rubia andaluza:

Imagen
Eugenia.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 20:48 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Lo que Eugenia no podía figurarse, tampoco, era lo que le esperaba. Ante ella se extendían dieciesiete años en la cresta de la ola imperial, que rematarían con una espantosa guerra, la derrota y la salida hacia el exilio inglés. Se iría con un marido que la había traicionado una y mil veces durante su matrimonio, así como un hijo que representaba todas sus esperanzas de futuro. Se quedaría viuda, vería partir a su prometedor retoño a luchar en otro continente. Al final de su vida, estaría sola, aunque rodeada de familiares -principalmente los Alba- y amigos.

Imagen
Eugenia.

Eugenia se convertiría en un icono de la moda, el refinamiento y el glamour; su imagen sería una constante promoción internacional de los magníficos atteliers de couture parisinos, lanzando al estrellato al diseñador Charles Worth. Sin embargo, también se involucraría en grandes proyectos de todo tipo, arquitectónicos o sociales, y, en determinados aspectos, favorecería el avance de las mujeres. Representaría al imperio en notables eventos internacionales, influiría en ciertos episodios controvertidos como la intervención francesa en centroamerica y a la postre sufriría las consecuencias de sus errores de juicio. Para su pesar, descubriría que, a menudo, de buenas intenciones está empedrado el camino que conduce al abismo.


Última edición por Minnie el 08 Mar 2008 21:31, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 21:10 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Primera cuestión: el matrimonio.

ImagenLa imperial pareja.

La absoluta negativa de Eugenia a ceder a los requerimientos amorosos de Napoleón con anterioridad a su matrimonio contribuyó a ir enardeciendo más de lo habitual a un hombre que no estaba acostumbrado a que las mujeres le parasen los pies de aquella manera tan rotunda. Dicho de otra forma: Napoleón no se casó excitado, sino hiperexcitado, por la aristocrática española. Todas sus expectativas en ese sentido se vieron tristemente defraudadas. Es probable que, en el caso de él, la impaciencia y la impetuosidad tomasen ventaja sobre la experiencia, haciéndole actuar de forma precipitada o poco cuidadosa. Ella, que había llegado virgen a ese punto, no logró sentir nada excepto dolor y bochorno en sus primeras noches juntos. Aunque quizá Napoleón esperaba que, paulatinamente, su mujer mostrase mayor pasión en la cama, acabó asumiendo el hecho de que Eugenia era bastante fría.

Significativamente, a los seis meses de la boda Napoleón ya había retomado su relación de años con Harriet Howard. La había enviado lejos mientras cortejaba a Eugenia, se comprometía con Eugenia y se casaba con Eugenia; pero en esa época buscó en Harriet lo que no había encontrado en Eugenia: una intensa y vibrante sexualidad. Para Eugenia representó un duro golpe enterarse -nunca falta quien transmita ese tipo de rumor...- de que Napoleón se confortaba a sí mismo con Harriet. Los cuernos no le hacían gracia alguna y nunca se la harían, aunque, con el paso de los años, se acostumbrase a ver desfilar ante sus ojos a las amantes de su esposo.

Sólo con una de las amantes de Napoleón no lograría transigir Eugenia, como veremos en su momento: Virginia Oldoni, condesa Castiglioni. Virginia, una mujer impresionante, tenía la osadía de pavonearse en las mismas narices de Eugenia, algo que ésta encontraba excesivamente humillante. Además, nadie ignoraba que Virginia manipulaba políticamente a Napoleón para lograr que el reino de Saboya-Piamonte patrimonializase el paulatino proceso de unificación italiana. Eugenia no simpatizaba con ese proyecto que ponía en jaque a los mismísimos estados pontificios: ella era una ferviente católica y se negaba a agraviar de tal manera al Papa. En resumen: las dos mujeres estaban frente a frente no sólo a causa de un hombre, sino que convergían otros factores destacados.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Mar 2008 21:31 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Segunda cuestión: las limitaciones.

Nada más convertirse en emperatriz, su vida dió un giro de ciento ochenta grados. En las Tuilleries, en Fontainebleau o en Compiègne, nunca podría gozar del margen de libertad que había conocido antes. Pero lo peor fue que hubo de romper "amarras" con su familia: ya no podía visitar a Paca cada vez que se le antojaba, tenía que conformarse con escribirle asiduamente; por otro lado, María Manuela, su madre, tuvo que atender una petición formulada por Napoleón el mismo día de la boda imperial para que, en un plazo de tiempo razonable, volviese a España. María Manuela, tan vinculada a los círculos artísticos de Passy y a la nobleza del Faubourg Saint-Honoré, era una suegra que podía acabar ocasionando serios problemas de imagen a los emperadores, en opinión de su reciente yerno. Quizá Eugenia comprendiese la postura de su marido, pero la partida de María Manuela le llenó el corazón de congoja.

Eugenia estaba rodeada de un nutrido círculo de damas de honor y damas de compañía, pero, en esa fase inicial, todavía no existía una relación de confianza. Podía empezar a apreciarlas en lo que valían, pero el asunto requeriría su tiempo.

Imagen
Eugenia con sus damas, en 1855.

Poco a poco, sin embargo, fueron destacándose alguna de esas damas de su entorno inmediato. Esta bella Eugenia...

Imagen
Eugenia, detalle del cuadro anterior.

...encontraría que podía confiar en la dama, más mayor, que aparece a su derecha en el retrato de grupo. Se trataba de la princesa Paula d´Essling, gobernanta de la casa de la emperatriz: aunque los años le habían añadido grosor a su figura, de joven había sido una auténtica beldad con gran éxito social. La dama que aparece al fondo del grupo de la derecha con un vestido en un delicado tono de amarillo, Nathalie Ségur, baronesa Malaret tras su matrimonio, coqueta y sofisticada, también se llevaba bien con la soberana. Otra favorita sería Emilie MacDonnell, vizcondesa Aguado y marquesa de Las Marismas, de quien vemos a continuación un retrato:

Imagen

Poco a poco, Eugenia acabaría tomando el pulso a su corte y amoldándola a sus deseos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Mar 2008 22:11 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Tercera cuestión: relaciones con otras monarquías.

Imagen
Eugenia, resplandeciente emperatriz.

La primera prueba de fuego para la joven Eugenia surgió en el primer trimestre de 1855. En plena Guerra de Crimea, Napoleón III concibió la idea de presentarse en el campo de batalla para liderar a las tropas; sus aliados ingleses juzgaron esa opción "absolutamente descabellada" y, para distraerle hasta tal punto que ni tuviese tiempo de marcharse a territorio ruso, le cursaron una invitación para visitar a Victoria y Alberto en Windsor. Napoleón III "picó" en ese cebo. Junto a Eugenia, se embarcó en un barco llamado "Belle Hortense" en honor a la madre de él. Un segundo buque, el "Petrel", les seguía llevando a bordo sus formidables equipajes.

Eugenia estaba triste e incluso ligeramente deprimida en esa época. Le había costado concebir un bebé y, una vez embarazada, había sufrido un aborto espontáneo que la había dejado con la moral por los suelos. En otro sentido, también estaba lógicamente nerviosa ante la idea de ser presentada a la reina de Inglaterra. Todavía no estaba acostumbrada a manejarse como una emperatriz...entre los miembros de la "auténtica realeza", la gente por cuyas venas fluían siglos de realeza y que habían heredado sus tronos de una panoplia de formidables ancestros.

Imagen
Eugenia.

Pero la visita discurrió mucho mejor de lo que nadie hubiese anticipado. Desde que llegan a Douvres, los emperadores inician un viaje hacia Londres para allí tomar el tren que les conducirá a Windsor. En el castillo, surge un problema: el "Petrel" no ha llegado a la vez que el "Belle Hortense", así que la emperatriz carece de ropas adecuadas para asistir a la gran cena. Napoleón se toma con humor la angustia inenarrable de su mujer: tiene dos opciones, le dice, y son o fingir que se encuentra muy indispuesta para meterse en cama o echar mano de la inventiva. Eugenia se decanta por lo último. Se embute en un vestido gris perla, adornado con nudos rosados y orlado con encaje negro; de un jarrón coge un ramillete de crisantemos, les corta el tallo y mientras usa algunos para decorar su vestido, otros los emplea en su larga cabellera rubio rojiza. Aparece en el salón, del brazo de su esposo, absolutamente pletórica. La reina Victoria, con un vestido amarillo y montones de diamantes, decide que en adelante llenará sus vestidos con flores bermejas.

Napoleón es un gran embaucador, cuando quiere. Se dedica a halagar la vanidad de Victoria y a mostrar una respetuosísima afabilidad con Alberto. Los dos reconocen, para sus adentros, que no es el mal bicho que a veces les habían retratado. En cuanto a Eugenia...parece genuínamente bondadosa y cálida, no la mujer fatal que describían algunos. La emperatriz confiesa a la reina cuán abatida se encuentra por su pasado aborto; la reina, madre de una nutrida prole, se siente en su salsa prodigándole consuelo y buenos consejos para el futuro: nada de baños calientes durante la preñez, nada de montar a caballo, sentarse o recostarse con una mullida almohada bajo los riñones.

En conjunto, todo resulta "charmante", encantador. Los niños de Alberto y Victoria fueron las siguientes conquistas de Eugenia: estaban embelesados con la dama hermosa y amable, que les ofrecía regalos y confites en una actitud que demostraba a las claras cuánto le agradaba tratar con chiquillos. Eugenia era una de esas mujeres a las que las criaturas siempre buscan porque saben que en ellas encuentran una sincera empatía y afecto.

El episodio sentó las bases para la posterior relación privilegiada de Eugenia con la reina Victoria.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Mar 2008 23:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 13:28
Mensajes: 1907
un 10 minnie como siempre... :o

Me parecio triste lo de NAPOLEÓN IV una pena....., se rumoreó en su tiempo incluso que podía haber contraido matrimonio con la princesa Beatriz, hija de la reina Victoria.

NAPOLEÓN ( IV) EUGENIO (París, 16-3-1856 - 1-6-1879)

[URL=http://imageshack.us]Imagen[/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Mar 2008 23:57 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
alexander escribió:
un 10 minnie como siempre... :o

Me parecio triste lo de NAPOLEÓN IV una pena....., se rumoreó en su tiempo incluso que podía haber contraido matrimonio con la princesa Beatriz, hija de la reina Victoria.

NAPOLEÓN ( IV) EUGENIO (París, 16-3-1856 - 1-6-1879)

[URL=http://imageshack.us]Imagen[/


Menos mal...porque ya me temía que sólo a mí me atraía Eugenia, jajaja.
Luego ya saldrá en el tema, y no poco, el hijo de Eugenia ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Mar 2008 16:04 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Feb 2008 12:02
Mensajes: 4454
Menos mal...porque ya me temía que sólo a mí me atraía Eugenia, jajaja.
Luego ya saldrá en el tema, y no poco, el hijo de Eugenia Wink

MINNIE !!!!!!!!!! :shock:
que no participemos no significa que no nos guste...yo estoy encantada con tanta literatura... :wink:

Cuando vaya sabiendo mas de los personajes ya iré participando, pero mientras no dejes de escribir >:D<


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 18 Mar 2008 16:42 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 27097
Ubicación: ESPAÑA
Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 06 May 2008 21:39 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Esto hay que retomarlo, jajajaja.

Es muy curioso, porque justamente esta tarde me encontré de chiripa una foto de María Manuela, la madre de Paca y Eugenia. Y al ver la foto me acordé de que María Manuela se convirtió en un personaje de muchas coplas españolas de la época. Hay una muy graciosa, que rezaba así:

Pero mi señora María Manuela
que en los casamientos tiene mucha escuela,
les dice a los majos, con mucho primor,
mientras abre y cierra su abanico malva:
"Paca ha de llamarse duquesa de Alba,
y Eugenia, señora de un emperador".


Hay otra, de una etapa posterior, bastante triste. No la tengo entera, pero sí el inicio...quizá alguien conozca el resto, que aquí hay mucha sabiduría flotando en el ciberespacio ;)

Se salió con la suya María Manuela:
una reina es de Francia y otra es duquesa.
Pero Paca se muere bajo la niebla
y Eugenia en el Versalles se siente presa.


La verdad es que, repasando este foro, pensaba que en aquellos tiempos María Manuela, viuda de un conde de Montijo, tuvo que representar un gran personaje en los Madriles. A fín de cuentas, su gran capacidad de maniobra le permitió anticipar las bodas de sus hijas, que fueron espectaculares. Si podía parecer que con Paca, al verla unida a Jimmy de Alba, se había lucido, imaginaos la impresión que causó la posterior boda de Eugenia con Napoleón III. Hoy en día, me figuro que María Manuela habría sido portada del "Hola" una semana sí y otra también, ataviada de goyesca con abanico malva entre las manos, jajajaja.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 157 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5 ... 14  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro