Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 257 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 22  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 08 Oct 2011 22:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Imagen

Puesto que no tenemos ninguna sección específica para el mundo bélico, podemos hacer un repaso de la historia de Enrique V de Inglaterra, de Francia y señor de Irlanda (eso decía él), a raíz de su participación en Agincourt (no va a ser de su vida entera) Podría haber empezado el tema en Francia pero es que los ingleses me caen mejor, después de todo ganaron ellos ;)

La diferencia entre Agincourt y Azincourt es simplemente si preferís pronunciarlo con acento francés o con acento inglés, pero tanto más da, nos referimos al mismo sitio.

La mayoría de las fotos como siempre salen de mis libros. En este caso de "Grandes batallas de la historia" de la editorial Debolsillo, "El arte de la estrategia" de Juliet Barker y, ante todo y sobre todo, "Técnicas bélicas del mundo medieval" de la editorial Libsa.

Y si queréis algo más sesudo, que os haga pensar a la par que os entretiene, personalmente me encantó "Guerra, el origen de todo" que recopila los artículos del historiador Victor Davis Hanson. Pone en relación todo tipo de guerras, desde la invasión de Irak a la conquista del Ática por parte de Esparta, puesto que las motivaciones para emprender un conflicto esencialmente no han cambiado y las aspiraciones de los soldados son siempre las mismas (que se acabe pronto que quiero volver sano y salvo con mi familia).

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 08 Oct 2011 23:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Al amanecer del 25 de octubre de 1415, dos ejércitos se encontraban frente a frente en la llanura de un rincón del noreste de Francia que iba a convertirse en uno de los campos de batalla más célebres de la historia de Europa. La disparidad entre los contendientes no podría ser mayor. A un lado los restos desaliñados del ejército inglés que, después de diez semanas, se encontraba en un estado deplorable, exhaustos y medio muertos. Frente a ellos, bloqueando el acceso a Calais, se encontraba en ejército francés que los superaba en número al menos por cuatro hombres a uno, hay quien dice que por seis a uno. Salvo notables excepciones, estaba presente todo principito con un rastro de sangre real en las venas, además de los oficioales militares mas reconocidos del reino. Descansados, bien alimentados, armados hasta los dientes, luchando en casa y en un terreno elegido por ellos. El desenlace de la batalla parece claro ¿no?

Imagen

No prentendo hacer sólo un estudio de la batalla. Primero nos ocuparemos de la cuenta atrás hacia la guerra y el escenario que hizo posible este conflicto, después nos uniremos a las filas inglesas en la campaña bélica propiamente dicha y por último trataremos de explicar las consecuencias de la victoria inglesa y qué fue de vencedores y, sobre todo, de los prisioneros. Pero ante todo vamos a intentar mantener un tono neutral, sin caer en el tópico de los valientes y prácticos plebeyos ingleses que ganan a los aristócratas franceses cobardes, afeminados y emperifollados. Desgraciadamente la mayoría de las fuentes que se conservan son inglesas, las francesas ardieron en la Revolución, así que suele concederse mayor énfasis a la experiencia de Enrique V sin parase a analizar el honor caballeresco que sobresalía del lado francés.

Desde luego, ninguno de los bandos estaba compuesto por simples matones brutales, máquinas de matar motivadas por la codicia y la sed de sangre, de hecho la mayoría eran caballeros inteligentes, instruidos y sensibles. Y, aunque este es un foro sobre realeza, también veremos el impacto de la guerra en las personas menos notables.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 08 Oct 2011 23:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

El mapa y las genealogías pretenden poner en claro los orígenes de esta situación

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 08 Oct 2011 23:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Enrique V es un oportunista, era extraordinariamente inteligente a la hora de reconocer una oportunidad para alterar las cosas en beneficio propio. La oportunidad se le presentó a raíz de la reclamación de sus derechos y herencias legítimos que le habían sido negados y violentamente arrebatados y, puesto que no podía obtener justicia por medios pacíficos, tendría que recurrir a las armas.

En una última carta a Carlos VI de Francia antes de la batalla le plantó un ultimátum: "Dar a cada uno lo que le pertenece es fruto de la inspiración y de un sabio propósito. Amigo, devuelve lo que posees".

Imagen

Carlos VI en un códice del Maestro de Boucicaut

Imagen

Enrique V, ese corte de pelo no le sienta bien :-p

¿Cuáles eran esos derechos que reclamaba el rey de Inglaterra? Uf! un lío de familia que empezó 350 años antes de la batalla de Agincourt. Vamos a ver cómo lo resumimos.

En el 1066 los normandos conquistan Inglaterra, coronan rey a Guillermo el Conquistador y de esta forma la isla se convierte en parte del continente cultural, social y políticamente. El matrimonio en 1152 de Enrique II y Leonor de Aquitania dio lugar al imperio angevino, que ocupaba Inglaterra y Gales, Normandía, Aquitania, Anjou, Maine, Touraine y Poitou... casi nada. Un señorío grande, rico y poderoso que suponía una amenaza para la autoridad de la monarquía francesa de la cual, se supone, que tanto Enrique como Leonor eran vasallos. Así que los franceses se lanzan a la conquista de estos territorios de forma que, en 1204, a los ingleses sólo les queda la Gascuña (llamada ducado de Aquitania), una estrecha franja de tierra en la costa occidental importantísima por la presencia en ella de los puertos de Burdeos y Bayona, que eran una fuente constante de fricción entre monarcas ingleses y franceses.

Estoy resumiendo muuucho, pero es que si no nos dan las uvas. El problema es que los franceses aseguraban que Aquitania era vasalla del rey de Francia y los reyes ingleses decían que nones, que tenían plena soberanía. Mientras, los gascones usaban la situación en su propio beneficio y cuándo apelaban a uno cuándo a otro.

Total que los ánimos estan inflamándose y la cosa estalla en 1337, cuando Felipe VI de Francia declaró que Eduardo III era un vasallo desobediente y que Aquitania quedaba confiscada. Lo que pasa es que en esta ocasión Eduardo no manda al rey franco a la porra y punto, sino que afirma que no acata la decisión de Felipe sencillamente porque Felipe no es el rey legítimo de Francia, así que por "Dieu et mon droit" lo reclama como propio, transformando un conflicto modesto en una disputa dinástica trascendental.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 00:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Imagen

Felipe VI de Francia

Imagen

Eduardo III de Inglaterra que también pretendía ser Eduardo de Francia.

Eduardo III reclamaba el trono porque era nieto de Felipe IV de Francia (el que churruscó a los templarios en la hoguera) Felipe muere a causa de la maldición de Jacques de Molay :whistling: y en los 14 años siguientes sus tres hijos y su nieto caen como moscas (qué mala leche se gastan los templarios cuando maldicen) El caso es que adieu Capetos y necesitamos nuevo rey. Lo lógico es elegir a lo más cercano en parentesco y lo que temenos son dos nietos: Juana, hija del hijo mayor, y Eduardo III, hijo de su hija Isabel (la Loba de Francia). Claro que a los franceses no les vale ninguno, uno por ser rey de Inglaterra a la que siempre han tenido una tirria que no la pueden ver delante y a la otra por mujer y por menor de edad. Así que se sacan la ley sálica de la manga y deciden, con caracter retroactivo, que una mujer no puede heredar el trono de la flor de lis.

Se han quitado a Juana de encima, pero la ley no impide que las mujeres transmitan el derecho a reinar, así que sobre el papel la reclamación de Eduardo sigue siendo legítima lo que pasa es que por entonces en un niño de 16 años en el puño de su mamá y el amante de ésta. Los franceses siguen sin estar convencidos con este candidato y coronan a un sobrino de Felipe IV el churruscador de templarios, Felipe VI de Valois.

¿Está claro o se nos está haciendo la dinastía un lío?

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 00:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Total que la decisión de Eduardo III (que fundó la orden de la Jarretera por cierto) da comienzo a la Guerra de los Cien años.

Hasta que aparece nuestro protagonista Enrique V, lo más cerca que los ingleses están de conseguir su objetivo es el Tratado de Brétigny, en 1360, tras las victorias de Eduardo III en Crécy y Poitiers y con el rey francés, Juan II, prisionero de los ingleses. Vamos, que tienen la sartén por el mango. A cambio de que el rey de Inglaterra renunciara a su derecho al trono de la flor de lis le entregan Aquitania, Poithieu, Guînes y Calais con plena soberanía, además de tres millones de coronas de oro por la liberación de Juan II.

Menudo triunfo inglés pero uys! problema: la cláusula clave del asunto, la renuncia inglesa al trono de Francia y la garantía de plena soberanía en los territorios entregados a cambio, fue incluida en un documento aparte, que sólo se firmaría cuando los francos entregasen los territorios. Listo Eduardo que no se fiaba un pelo de los Valois. Este segundo documento nunca se firmó a pesar de las buenas intenciones de ambos monarcas y de lo amiguitos que somos todos :-* Total que los franceses contratan a un jurista boloñés que declara nulo el contrato y la guerra sigue adelante.

Yo me pregunto... Eduardo III y sucesores ¿de verdad se creían los legítimos dueños de Francia o eran simplemente unos aprovechados que querían más concesiones? La verdad es que Eduardo se conformó con poco en Brétigny si lo comparamos con el reino entero, aunque un poco seguro es mejor que mucho de nada.

El caso es que ambos países de verdad intentaron cumplir el tratado en un principio. Ricardo II, el sucesor del fundador de la Orden de la Jarretera, era un hombre de paz y no usó el título de rey de Francia excepto en algún documento. Entregó Aquitania a su tío Juan de Gante para evitar que un rey de Inglaterra rindiese pleitesía al monarca francés, pero los gascones lo rechazaron rotundamente. Así que Ricardo se casa con Isabel, la hija de Carlos VI de Francia, y consigue una tregua de 28 años.

Imagen

Ricardo II en la abadía de Westminster.

Si Ricardo hubiese sobrevivido y tenido hijos con Isabel, la paz con Francia hubiese sido cosa hecha. Lo que pasa es que su primo, Enrique Bolingbroke, da un golpe de estado y el rey muere en circunstancias sospechosas. Como hijo de Juan de Gante y nieto de Eduardo III, hereda el trono Enrique IV que se dedica a establecer su autoridad en Inglaterra frente a rebeliones y conspiraciones, así que los franceses, con Luis de Orleans a la cabeza, aprovechan para invadir Aquitania y amenzar Calais. Los ingleses van a tener un golpe de suerte, en noviembre de 1407, Luis de Orleans es asesinado por Juan sin Miedo, duque de Borgoña, unos de los príncipes de Francia más ricos, más poderosos y con menos escrúpulos. Esta parte de la historia está maravillosamente contada por Minnie en su hilo de María de Borgoña.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 01:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
El asesinato fue la culminación de un enconado enfrentamiento personal entre el Orleans y el Borgoña por llenar el vacío de poder causado por la locura intermitente de Carlos VI. En principio era Luis de Orleans el que controlaba al rey, desviaba ingresos reales a su bolsillo y disfrutaba también de la reina. Juan Sin Miedo estaba decidido a hacerse con esos beneficios, incluidos los favores de la reina según dicen. Cuando la maquinación política no hizo efecto recurrió a un asesinato tan descarado que dejó alucinados y paralizados a los demás príncipes franceses. Juan queda impune del asesinato al no haber nadie que dispuesto a enfrentarse a él y en 1409 es rey de Francia en todos los sentidos salvo en el nombre.

Imagen

Juan Sin Miedo, era igual de feo que de mala persona

Imagen

Asesinato de Luis de Orleans.

El caso es que a Orleans muerto, Orleans puesto y Carlos vivirá para vengar a su padre. Al cabo de tres años, con 16 recién cumplidos, forja una alianza contra Borgoña que incluye a los duques de Berry, Borbón y Bretaña y los condes de Armagnac, Alençcon y Clermont. Total que ambos bandos irreconciliables se lían en una guerra civil. Carlos de Orleans se casa con la hija del conde de Armagnac en 1410.

El odio mutuo de Armagnacs versus Borgoñones era tan grande que estuvieron dispuestos a pasar por alto su antipatía por los ingleses en busca de apoyos, incluso ofreciéndole ayuda en su reclamo de su "herencia legítima" al trono de Francia.

La oportunidad resultaba irresistible para los ingleses pero lo primero que hay que hacer es decidir qué partido apoyar. Para entonces Enrique IV está enfermo y debilitado y es su hijo Enrique V el que ejerce el papel dominante en el Consejo Real. No sabemos lo que le prometió Juan Sin Miedo, pero se hace con el apoyo del príncipe inglés y el conde de Arundel es enviado con un enorme ejército que se ocupa de recuperar París para Juan de Borgoña. Peeero... los ingleses cambian de chaqueta y ahora apoyan a los armagnacs, que han prometido reconquistar, con sus propias tropas y a sus expensas, Aquitania entera para servirla en bandeja al rey inglés a cambio de un ejército de cuatro mil hombres que pretende llevar a Juan Sin Miedo ante la justicia.

Vaya lío... ¿por qué esta gente nunca se limita a cumplir sus pactos y se dejan de dar vueltas?

Resulta que esta última decisión la ha tomado Enrique IV sin la aprobación de su hijo, al que las malas lenguas acusan de traición y deslealtad; su padre se lo cree y lo echa del Consejo Real favoreciendo a su otro hijo Thomas, duque de Clarence, que es su favorito. En 1412 el príncipe jura su inocencia en público pero se huele que su hermano se está camelando a padre para que le deje el trono. Aún así no recurre a la violencia, es un hombre paciente, y sabe que si la naturaleza sigue su curso será rey de Inglaterra, aunque sería estupendo que su hermano Thomas fastidie la campaña francesa de apoyo a los Armagnac.

Clarence desembarca en Normandía el 10 de agosto de 1412 con mil hombres de armas y tres mil arqueros pero nunca ha sido un líder afortunado y en este momento se empieza a notar. Los Armagnac y los Borgoña han llegado a un acuerdo secreto y se libran de los ingleses con un soborno de 210.000 coronas de oro y entregando como rehén a Jean, conde de Angulema, hermano de Carlos de Orleans, de 12 años y que estará olvidado por su familia 33 años como prisionero de los ingleses. Clarence se dirige a Aquitania y, aunque la cosa no le ha salido del todo mal, lo cierto es que no ha conseguido un triunfo militar y político apoteósico como se esperaba.

El 20 de marzo de 1413, Enrique IV muere en la abadía de Westminster. Había sido en su juventud un joven deslumbrante, famoso por su valentía en las cruzadas y en las justas, generoso mecenas de las artes, y muere siendo un hombre arruinado sin el respeto y la pena de quienes le rodean, con 46 años, dejando al gobierno endeudado, al Consejo Real y a la nobleza dividida en facciones e intrigas, al país plagado de desórdenes y a la Iglesia amenazada por la herejía a nivel nacional y por un cisma en el extranjero.

Díficil lo tiene Enrique....

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 08:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Sep 2011 09:47
Mensajes: 9354
:bravo: :bravo: :bravo: :bravo: :bravo:

¡¡¡Batalla de Agincourt ,Guerra de los Cien Años !!!

_________________
La risa es un antidepresivo sin efectos secundarios


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 08:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17069
Ohhhhhhhhhhhhhh.
No tengo palabras, o al menos no tengo palabras suficientes, para transmitir la profunda impresión de encontrar este tema. Gracias, Iselen, estás tocando uno de mis períodos favoritos. Cada personaje y cada situación me resultan interesantes y amenos. Así que...hacia adelante ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 11:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Jul 2011 15:11
Mensajes: 897
Ubicación: España
Wooowwww el Enrique V de Shakespeare que lo caracterizó como un joven salvaje e indisciplinado...

Iselen estás sembrá, no tienes límites.... :yay:

_________________
Princesa Celta


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 22:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Pues déjame decirte Brianna que Shakespeare se equivocó con esa semblanza de Enrique V... y mucho.

Enrique ha recibido el aprendizaje de un rey gracias a uno de esos manuales clásicos, conocidos como "espejos de príncipes", que le ha dedicado su secretario Thomas Hoccleve. En él le recomienda disciplina, conocimientos humanistas y experiencia en las tareas de gobierno. El nuevo rey destaca en todas esas materias.

Enrique V sabía leer, escribir y tenía conocimientos de aritmética a un alto nivel. Su abuelo, Juan de Gante

Imagen

además de ser famoso por buen mozo, fue conocido como mecenas del poeta cortesano Geoffrey Chaucer

Imagen

Después de la muerte de Chaucer, Enrique IV ofreció su puesto a la mismísima Cristina de Pizan, pensando que al ser viuda y tener a su hijo prisionero, ella se vería obligada a aceptar. Se equivocó :? ella fingió interés, le devolvieron a su hijo y después pasó olímpicamente del rey inglés excepto para ponerlo de vuelta y media en sus escritos.

Me encanta Christine de Pizan y algún día espero atreverme a dedicarle el tema que se merece en el foro, pero mientras me quedo con la respuesta que le dio a un tipo que le dijo que "era inadecuado que una mujer fuera instruida, porque era un hecho muy raro", a lo que ella contestó "que menos adecuado era que un hombre fuese ignorante, puesto que era algo tan común" :yay: ¡menuda mujer!

Enrique lee y escribe con fluidez en inglés, francés y latín y, junto a sus hermanos menores, reunió una gran biblioteca con textos clásicos, históricos y teológicos, también tratados de caza y poesía. Aprendió a tocar en su infancia el arpa galesa y esta siempre le acompañó en las campañas guerreras. Vamos, que se nos crió completito.

Sin olvidar una sólida formación en el arte de la guerra. Le regalaron su primera espada a los 12 años, era aficionadísimo a la caza del venado que se practicaba con arco y ballesta a pie (los franceses despreciaban la arquería, así les va ir en Agincourt :D ) y participó en justas y torneos públicos donde aprendería a manejar la lanza en ristre.

Imagen

Eso que sobresale de la armadura es un ristre. La lanza se apoya en él de forma que el impulso se realiza con todo el cuerpo del caballero y no sólo con su brazo. El caballero se coloca con las piernas completamente estiradas sobre los estribos para dar más empuje, el pomo y el borrén trasero de la silla impiden que salga despedido de ella. La armadura completa de batalla pesa entre 23 y 28 kg, mientras que la de justa pesa entre 41 y 46 kg.

Enrique sobresale en "el hecho de armas", en el que dos oponentes se enfrentan en una serie que incluye: carga a caballo con lanza y lucha con espada, lucha con hacha y lucha con daga a pie. Este entrenamiento es crucial puesto que el buen caballero inglés, después de la carga, desmonta y permanece en pie junto a los arqueros (los franceses no lo hacen, así les va a ir en Agincourt :D )

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enrique V y la batalla de Agincourt
NotaPublicado: 09 Oct 2011 23:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12282
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
Enrique empieza su carrera militar profesional antes de los 14 años reprimiendo las revueltas armadas de los primeros seis años de gobierno de su padre. Se le nombró caballero en octubre de 1399, en la víspera de la coronación de su padre, y habiendo cumplido los 13 años hacía un mes. La ceremonia se celebró en la Torre de Londres donde nuestro protagonista tomó un baño simbólico de purificación, se vistió de blanco con capa roja y pasó una noche de vigilia rezando y velando sus armas.

Imagen

Al día siguiente, después de oir misa, se le ciñió la espada a la cintura y se le ataron al talón las espuelas de oro.

Imagen

Esta le perteneció a él en persona o a uno de sus hermanos.

Por último, recibió de su padre el "collée", una bofetada con la mano o la espada, el último golpe que iba a recibir jamás sin devolverlo.

En la ceremonia de coronación de su padre, Enrique fue el encargado de portar una de las cuatro espadas de Estado, significativamente eligió la que representaba la justicia. Unas semanas más tarde, el Parlamento le jura como príncipe de Gales, duque de Aquitania, Lancaster y Cornualles, conde de Chester y heredero de Inglaterra. No son títulos vacíos, tiene efectivamente la responsabilidad de administrar y mantener seguros esos dominios.

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 257 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 22  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google Adsense [Bot], RagnarLothbrok y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro