Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Este tema está cerrado, no puede editar mensajes o enviar nuevas respuestas  [ 973 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 82  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: ENA, LA REINA INGLESA.
NotaPublicado: 12 Mar 2008 23:01 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
Tema para Ena...

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 12 Mar 2008 23:11 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
Imagen

Reina Victoria Eugenia de España.
Nacida Victoria Eugenie Julia Ena de Battenberg, con rango de Alteza Serenísima.
Fecha de nacimiento: 24 de octubre de 1887.
Lugar de nacimiento: Balmoral, en Escocia, uno de los palacios de vacaciones de su abuela materna, la reina Victoria I de Inglaterra.

Muchas bonfires se encendieron al ocaso en el valle del Dee, dónde se alza Balmoral, para conmemorar el hecho de que la princesa Beatriz, hija menor de la reina Victoria, había dado a luz una niña que era el segundo retoño engendrado en su matrimonio con Henry "Liko" de Battenberg. Cuando nació Ena, su hermano mayor, Alexander, contaba poco menos de un año de edad. Después de Ena, todavía vendrían al mundo otros dos varones: Leopold y Maurice.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Abr 2008 22:59 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Mar 2008 19:10
Mensajes: 594
Permitidme unas imagenes de Ena el día de su boda con su suegra subiendo las escaleras de los Jeronimos, en la playa con sus hijos y una comitiva en las galerias interiores del Palacio de Oriente:

Imagen

Imagen

Imagen

Se tratan de los reyes de España y Bélgica, La reina Mª Cristina, y las infantas Isabel y Luisa


Última edición por macebria el 14 Abr 2008 20:49, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Abr 2008 23:37 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
Grandes fotos, macebria ;)

Para empezar por el principio, algunas imágenes de la infancia...

Imagen
El pequeño Alexander de Battenberg aparece en pie delante de la abuela Victoria, con su eterna cofia de viuda. Al lado de Victoria, sentada, la princesa Beatriz sosteniendo en su regazo al bebé Leopold. Detrás Henry, marido de Beatriz, con su hija Ena, la única niña.

Imagen
La pequeña Ena, flanqueada por sus hermanos.

Imagen
Ena...simplemente adorable.

Imagen
Sentada en el regazo de su padre.

Imagen
Ena con su querida tía Anna de Montenegro, esposa de Franzjos de Battenberg, hermano menor de Henry.

Imagen
Ena, rubia y risueña, apoya la cabeza en el hombro de su prima Elisabeth von Erbach, hija de Marie, la única hermana de Henry.

Imagen
Ena y sus hermanos: Alexander, Leopold y Maurice. Con ellos, de negro, la princesa Beatrice, la madre. El padre, Henry, ya había muerto.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Abr 2008 21:29 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
Las circunstancias que rodearon la infancia de Ena y sus hermanos fueron muy especiales...

Su madre no era solamente la hija menor de la reina Victoria de Inglaterra y el difunto príncipe consorte Albert, cuya presencia se seguía sintiendo en Osborne House, isla de Wight, décadas después de que hubiese desaparecido de la faz de la tierra.

Imagen
La reina Victoria con "Baby Beatrice".

Beatrice, que se había quedado huérfana de padre con apenas cuatro añitos, había crecido a la sombra de la madre cuyo luto perpetuo sofocó para siempre la naturaleza intensa y bulliciosa que había caracterizado a "Baby". Paulatinamente, Victoria llegó a creer que Beatrice permanecería a su lado hasta el final, como la hija absolutamente fiel a la misión de cuidar y atender a mamá. La única opción matrimonial que se había barajado seriamente para Beatrice había sido el príncipe imperial Napoleón Eugenio de Francia: la reina Victoria se llevaba tan a las mil maravillas con la emperatriz Eugenia, exiliada en territorio inglés, que hubiera aceptado con gusto el enlace entre el único retoño de ésta y su propia hija menor. Pero la muerte de Napoleón Eugenio luchando a favor de Inglaterra en África disolvió en el aire de Osborne House aquel proyecto grato a ambas mamás. Y ahí quedó establecido firmemente, en la mente de Victoria, que Beatrice estaría perfectamente feliz en el papel de solterona consagrada a acompañar a la madre.

Imagen
Beatrice.

Beatrice parecía resignada a su suerte cuando, en el verano de 1884, asistió con su madre y gran parte de la familia a la boda de su sobrina carnal, Victoria de Hesse, con Louis de Battenberg, que tuvo lugar en Darmstadt. En el curso de aquellos días tan ajetreados, Beatrice tuvo ocasión de conocer y cruzar miraditas con el guapo príncipe Henry "Liko" de Battenberg, hermano menor de ese Louis que estaba a punto de casarse con Victoria. El enamoramiento de Bea, que a la vuelta a su hogar planteó claramente a su madre su deseo de casarse con Henry, le sentó peor que una patada en el estómago a Victoria. Parecía imposible, a ojos de la imperiosa señora, que la hija se obstinase, de pronto, en la idea de que prefería abandonar su "excelso cometido" antes que renunciar a un compromiso con el hombre que amaba. Cuando Victoria negó su placet al noviazgo, Beatrice había reaccionado con una desacostumbrada dureza: durante algo más de seis meses, se había permanecido invariablemente seria, con gesto adusto y sin pronunciar apenas una palabra, más bien comunicándose a través de escuetas notas. A Victoria, la fría reserva de Bea se le hizo chocante y enojosa al principio, pero, poco a poco, tener a su hija "sólo de cuerpo presente" le provocó verdadero agobio.

Ante la "guerra de nervios" emprendida y sostenida por Bea, Victoria transigió. Bea podía casarse con Liko, en el bien entendido de que Liko asumiría, de entrada, el firme compromiso de establecer su domicilio conyugal en el palacio en que viviese a cada momento su suegra. Bea y Liko nunca tendrían, ni pretenderían tenerla, una casa independiente, sino que se quedarían junto a la gran señora. Los hijos que viniesen se incorporarían a esa rutina doméstica pactada con carácter previo a la boda de los padres. Una vez establecido ese punto crucial, Bea y Liko habían podido -por fín- casarse...

Imagen

Diez años duraría la convivencia matrimonial de Bea y Liko, diez años durante los cuales nacieron sus cuatro hijos comúnes: Alexander (llamado Drino) fue el primogénito, al que siguió la única fémina Ena, viniendo en tercer lugar Leopold y cerrando la cuenta Maurice. Los niños fueron conscientes de las tensiones subyacentes entre sus padres, porque el caso era que Liko se había ído sintiendo cada vez más limitado y frustrado en el papel de mero consorte de la hija dama de compañía-secretaria particular de la reina de Inglaterra. El aburrimiento de Liko subía de punto por días. Que Victoria le confiriese el cargo, bonito pero con poca enjundia, de Gobernador de la Isla de Wight, dónde se hallaba Osborne House, no colmó las expectativas de Liko: éste seguía insistiendo en que quería participar, como un oficial militar, en los conflictos que entonces sostenía el ejército inglés en territorio africano. Si bien Victoria se resistió duramente a permitir que Liko marchase al continente negro a participar en la guerra anglo-asante, en lo que hoy conforma Ghana, al final Battenberg se salió con la suya. Marchó a África a hacer "algo útil por fín", contrajo la malaria y falleció en un tiempo récord.

Victoria sostuvo cariñosamente a la desolada Beatrice durante el mes de duelo intenso que siguió a la pérdida de Liko. Beatrice se sentía devastada ante su viudedad, algo que Victoria comprendía -¡cómo no!- mejor que ninguna otra mujer en el mundo. Al final, Bea se quedó con Victoria, pero con sus hijos a modo de feliz añadido.

La reina Victoria, por supuesto, adoraba a esos nietos Battenberg que, sin embargo, ocupaban la posición inferior entre los CUARENTA nietos de la soberana inglesa.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Abr 2008 22:30 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26524
Ubicación: ESPAÑA
Citar:
...al final Battenberg se salió con la suya. Marchó a África a hacer "algo útil por fín", contrajo la malaria y falleció en un tiempo récord.


Casi resulta cómico como lo cuentas, el pobre hombre recluído y aburrido con la suegra de por vida, decide darse un baño de mundo, y dura dos días.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Abr 2008 22:59 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
sabbatical escribió:
Citar:
...al final Battenberg se salió con la suya. Marchó a África a hacer "algo útil por fín", contrajo la malaria y falleció en un tiempo récord.


Casi resulta cómico como lo cuentas, el pobre hombre recluído y aburrido con la suegra de por vida, decide darse un baño de mundo, y dura dos días.


La verdad es que sí.
:oops:
Pobre Liko, hasta mi forma de despacharle en el tema le ha "ninguneado". La cruz de su vida...incluso ahora, jajaja.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 26 Abr 2008 18:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Abr 2008 16:09
Mensajes: 2330
Ubicación: España
Efectivamente Minnie el papel de Liko no era fácil. Aceptas unos "términos de acuerdo" pero esperas que poco a poco la "jefa" afloje las cuerdas. La Reina Victoria no dejaba de ser una "egoísta" en la forma de querer a su hija y prole. Te facilito todo pero sigue al dedillo y a mi vera todas mis órdenes. Ena idealizaría sus años de infancia con su abuela. Casi todos cuando llegamos a cierta edad, edulcoramos nuestros recuerdos infantiles.
:P


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 26 Abr 2008 18:17 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26524
Ubicación: ESPAÑA
Qué bueno tu último comentario sobre Liko, kalli, ja ja... La cruz de su vida.. incluso ahora...
De todas maneras, bravo por la valentía de Beatriz de plantarle cara a la madre. ¿Quién fué la otra hija real que se quedó para vestir santos? ¿Toria...?

Victoria era de traca.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 26 Abr 2008 19:19 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
sabbatical escribió:
Qué bueno tu último comentario sobre Liko, kalli, ja ja... La cruz de su vida.. incluso ahora...
De todas maneras, bravo por la valentía de Beatriz de plantarle cara a la madre. ¿Quién fué la otra hija real que se quedó para vestir santos? ¿Toria...?

Victoria era de traca.


Toria se quedó para vestir santos gracias a su encantadora madre, Alix ;)
De todas formas...hoy nos resulta incomprensible y reprensible esa manía de las mamás de "apropiarse" una hija "para que me atienda hasta que me muera", pero, en esa época, parece que no tenía nada de particular. La tía solterona, que lo era porque una abuela había necesitado "quedarse" con una hija y que luego se volcaba también en los sobrinos, constituía un personaje clásico ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 26 Abr 2008 21:50 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26524
Ubicación: ESPAÑA
Osbourne House en 1910
Se supone que tras la muerte de Liko, Ena pasó aquí la mayor parte de su infancia... ¿Qué edad tenía cuando miró el padre...?


Imagen

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Abr 2008 10:39 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 17490
Preciosa vista de Osborne, Sabba ;)

Ena tenía nueve años cuando falleció Liko. Él había enfermado gravemente en Ghana y se encontraba instalado en el buque de guerra "Blonde", que pretendía alejarlo de la costa africana para llevarle de vuelta a casa, cuando el virulento brote de malaria le provocó la muerte. Sólo cuatro meses antes, en el mes de septiembre del año anterior, había fallecido su madre, Julia von Hauke princesa Battenberg, así que esta mujer decidida a ver a todos sus hijos bien situados se ahorró la tristeza por la prematura desaparición del guapo muchacho a quien el azar o el destino habían brindado ocasión de casarse nada menos que con la hija pequeña, y más próxima, a la reina Victoria...

Imagen
La reina Victoria con su nieta Ena, de luto por el padre fallecido.

El fallecimiento de Liko causó una gran impresión en Osborne. Por mandato de Victoria, todos los buques que navegaban por el Solent, en el ámbito inmediato de la isla de Wight, llevaban sus banderas con crespones negros y ondeando sólo a media asta. También doblaban las campanas de las iglesias. Beatrice parecía resistir el primer embite de dolor, pero la reina Victoria, recordando su propia reacción a la pérdida de Albert, esperaba que en cualquier momento se desmoronase. Para evitarlo, Beatrice fue enviada, una vez que el cadáver hubo llegado a casa y se hubo procedido a las adecuadas honras fúnebres, a Cimiez, una paradisíaca localidad en el Sur de Francia. No marchó sola: la acompañaba su hermana Louise, duquesa de Argyll por matrimonio, que no tenía hijos y tampoco una necesidad perentoria de permanecer junto al esposo, así como uno de los hermanos de Liko, Franzjos, con la encantadora mujer de éste, Anna de Montenegro (una tía particularmente querida por todos los niños Battenberg, incluídos los hijos de Beatrice con Liko).

En Cimiez, por cierto, Beatrice recibió las visitas de condolencia de dos emperatrices...

Una, Eugenia de Montijo, ex emperatriz de Francia, acudió a ofrecerle su pésame con auténtica calidez, pues, a fín de cuentas, Eugenia residía casi todo el año en Farnborough, Inglaterra, aunque se permitía estancias vacacionales en la Riviera francesa; la proximidad hacía de Eugenia una amiga muy cercana de la reina Victoria y sus hijos, de hecho en una época se pensó que ella podía ser la suegra de Beatrice y aunque la muerte del príncipe imperial Napoleón Eugenio en la guerra contra los zulúes en África había abortado ese proyecto, la ex soberana era la madrina de bautismo de la pequeña Ena de Battenberg. La otra emperatriz, Elisabeth de Austria, siempre errando de un lado a otro, simplemente "estaba por allí" en ese momento y las convenciones sociales le obligaron a visitar a la enlutada princesa Beatrice de Battenberg.

Hay un aspecto muy triste en ese episodio. Louise de Argyll, hermana mayor de Beatrice, siempre había sido la más guapa de las hijas de Victoria, además de una mujer de gran carácter con un extraordinario talento artístico (se trataba de una excelente escultora). No demasiado feliz en su matrimonio con John Campbell, primero marqués de Lorne y después duque de Argyll, a quien muchos atribuyen tendencias homosexuales, Louise se había transformado en lo que los ingleses llaman una "troublemaker". Molesta por las excesivas muestras de aflicción de Beatrice, se dice que Louise no tuvo empacho en señalarle que, aunque ciertamente ella había sido la mujer de Liko, nunca había sido su amiga especial ni su confidente: ése papel habría quedado reservado a la mismísima Louise. La declaración de Louise atribuyéndose un vínculo preferente con Liko no sólo no amortigüó la pena de Beatrice, sino que la hizo sentirse humillada y ofendida.


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Este tema está cerrado, no puede editar mensajes o enviar nuevas respuestas  [ 973 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 82  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro