Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 10:39 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
La tarde-noche del 12 de marzo de 1881, Alejandro, para no variar con respecto a la rutina de la inmensa mayoría de sus días, cenó con Katia y disfrutó un rato de la compañía de los pequeños. La atmósfera era íntima y relajada, el zar estaba contento con su vida privada. Aún recordaban como algo maravilloso las vacaciones de agosto del año anterior en Livadia, en las que Alejandro había rogado a Katia:

-No olvides, mi querido ángel, que la vida me es querida porque no quiero perder la esperanza de dedicarme por completo a tí...

De modo que, en el aún riguroso clima de San Petersburgo, ambos soñaban despiertos con regresar a Livadia. Alejandro confesaría a su mujer:

-Me siento tan feliz, que esta felicidad me asusta.

Al día siguiente, Alejandro se despertó temprano, como casi cada domingo acostumbraba a hacer, pero se dió su tiempo para prepararse e irse luego en carruaje cerrado desde el Palacio de Invierno al Mikhailovsky Manège, a presenciar una pequeña exhibición de la caballería imperial. Aparte de la satisfacción por su vida personal, estaba animado porque aquel domingo era su último día como zar autócrata: al día siguiente, lunes, estamparía el decreto que establecería un parlamento, inaugurando una nueva etapa constitucional. Alejandro tenía, pues, muchos motivos para sonreír mientras constataba que se trataba de un día de cielo despejado, pero bastante frío: la nieve aún cubría el suelo y helaba el agua de los canales. Cuando el zar por fín abandonó el Palacio de Invierno, cinco cosacos se situaron rodeándole para entrar al carruaje, mientras que un sexto se acomodó a un lado del cochero, flanqueado por su otro costado por el noble polaco Franciszek Josef Jackowski. Detrás del carruaje del zar, en otro vehículo también cerrado, íba el mismísimo jefe de la policia imperial, Dvorzhitsky. Enfilaron una ruta habitual, bordeando el canal de Catalina y cruzando posteriormente a través del puente Pevchesky Bridge. Llegaron sin incidencias al Mikhailovsky Manège y presenciaron con la mejor disposición la exhibición de dos batallones de la guardia; a su conclusión, se dispusieron a regresar a Palacio, pero el camino de vuelta incluyó una parada inesperada porque el zar quería hacer siquiera una breve visita de cumplido a su prima la gran duquesa Catalina Mikhailovna.

Para entonces, la nuera del zar, Minny, había decidido aprovechar el buen tiempo y patinar al aire libre con su propio hijo Niki y el primo Sandro Mikhailovich. Después de un buen rato de patinaje sobre hielo, riéndose con cada pirueta y cada caída, se dispusieron a quitarse los patines y regresar a sus apartamentos en el Palacio de Invierno. En aquel preciso momento en que ellos ya iniciaban el retorno, escucharon el retumbar de dos poderosas explosiones cerca de Palacio. Minny, pálida y aturdida, regresó a Palacio corriendo con Niki y Sandro.

Lo que había pasado entre una y otra escena había sido...un atentado en dos partes.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 11:09 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
El atentado a Alejandro:

Imagen

Imagen


Aquel atentado lo había preparado el grupo Narodnaya Volya, traducible por "La Voluntad del Pueblo", dirigido por el revolucionario Andrei Ivanovich Zhelyabov. Se tratata de una acción cuidadosamente planificada, que había requerido la participación activa de varios hombres y mujeres decididos a cobrarse la vida del zar. Un joven estudiante, Nicolai Risakov, armado con una bomba, esperaba en una de las márgenes del canal a que el carruaje del zar pasase justo por allí en su regreso a Palacio; en cuánto lo vió cerca, alzó el brazo y lanzó el artefacto. La sacudida del carruaje del zar fue notable: saltaron por el aire los vidrios de las ventanillas y planchas de madera, mientras los caballos, que habían trastabillado, se desplomaban al suelo; pero los cosacos se dieron prisa en detener al terrorista y alejarlo de allí, mientras el propio zar, completamente ileso, emergía del interior de su coche. Alejandro se acercó rápidamente a uno de sus cosacos gravemente herido, que, al verle, exclamó emocionado:

-¡Gracias a Dios, Vuestra Majestad está con vida!.

Nadie se había percatado, por lo visto, de la presencia cercana de otro revolucionario, Ignati Grinevitski, que se acercó rabioso portando una segunda bomba:

-¡Es demasiado pronto para dar gracias a Dios!-exclamó, mientras la lanzaba a los piés del mismísimo Alejandro.

La bomba estalló: el segundo estruendo que se propagaba en el aire gélido de San Petesburgo, mientras el cuerpo del zar salía despedido contra las barandas protectoras de la orilla del canal. La nieve se cubrió de sangre, fue un atentado temendamente sangriento que hizo el blanco carmesí. Alejandro mismo tenía plena conciencia de su extrema mutilación y gravedad. Murmuró:

-A casa, al palacio, para morir allí.

Sus hombres le recogieron y le introdujeron en el carruaje. En el breve trayecto, de labios de Alejandro salieron pocas palabras:

-Tengo tanto frío, tanto frío...

No sabía, seguramente, que había veinte heridos, acompañantes suyos empezando por el jefe de Policía y simples transeúntes. Era ya absurdo proporcionarle ese tipo de información: su rostro estaba penosamente desfigurada por culpa de los trozos de vidrio, madera y metal; su abdomen abierto manaba sangre a borbotones; la pierna derecha había sido amputada por el bombazo y la izquierda ofrecía una visión horrible. Cuando le introdujeron en Palacio y le tendieron en un diván, se buscó más que nada un Pope que cumpliese con los últimos ritos de la iglesia Ortodoxa, ya que el médico del zar, Sergei Botkin, no se anduvo por las ramas cuando le preguntaron cuánto tiempo le quedaba en el mundo a Alejandro:

-A lo sumo, quince minutos.

Una negligée rosada con muchos encajes era lo que llevaba puesto Katia cuando irrumpió a la carrera en la habitación en la que agonizaba su marido. Otros miembros de la familia se arracimaban ya en torno al diván: el zarevitch temblaba de la cabeza a los pies, aquel hombre gigantesco, y su esposa Minny todavía sostenía en una mano trémula sus patines, por ejemplo. Katia se abalanzó sobre el diván gritando:

-¡Sasha, Sasha!.

Abrazaba con angustia a su mutilado marido, sin fijarse en que su negligée pasaba del rosa al rojo brillante de la sangre. Cuando a las 15:30 horas el moribundo dejó de existir, Katia cayó al suelo sin conocimiento.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 12:38 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Abr 2015 18:57
Mensajes: 17210
Ubicación: España
Tremendo.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 13:47 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Clara escribió:
Tremendo.


Totalmente. La escena en el Palacio de Invierno tuvo que ser muy impactante. Niki, el futuro Nicolás II, la llevó en la cabeza para siempre. Imaginad cuando asistieron a aquella princesa Yurievskaya desvanecida, con su salto de cama teñido de sangre del difunto. Un horror.

Imágenes de Alejandro II:

Imagen

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 14:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 08:22
Mensajes: 1862
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Ironías del destino, a estos comunistas en ciernes, los anarquistas, les salió el tiro por la culata. Alejandro II quería seguir reformando el estado ruso y volverlo lo más democrático posible, ajustar el país de cara al siglo XX. Con su asesinato, lo devolvieron a lo peor de la autocracia reaccionaria en manos de su sucesor.

Qué les aproveche habrá pensando Alejandro II desde el más allá... :-D

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 14:52 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Imagen


Uno de los rasgos distintivos de Katia que habían entusiasmado a Alejandro era su cabellera, aquella melena "resplandeciente" que servía de marco a su rostro. En su dolor, Katia se cortó el cabello previamente trenzado para formar con él una corona que se llevaría consigo, en el ataúd, Alejandro. Era un gesto repleto de significado, que daba a entender, por adelantado, que la joven viuda pensaba guardar un estricto duelo por el emperador fallecido.

El zarevitch se convirtió en el nuevo zar, Alejandro III, y su esposa Minny pasó a ser la zarina María Feodorovna. Se abría una nueva etapa para la dinastía y el imperio, en pleno trauma por la desaparición brutal de Alejandro II, con unos funerales dignos de su condición. Alejandro III estaba tan traumatizado por el final de su padre, que todos aquellos planes reformistas del finado cayeron en saco roto y se inició una fase de autoritarismo implacable.

¿En qué situación dejaba eso a Katia? De entrada, Alejandro III y Minny, como sabemos, habían sido completamente reticentes a la incorporación de Katia a la familia. La noticia de la boda les había sentado peor que mal, y recuérdese aquel incidente en el primer encuentro en los oficios de la capilla imperial en el que el zar Alejandro II prácticamente había forzado a su nuera a saludar "a la Princesse". Durante los meses de verano e inicio de otoño en Livadia, Sasha había visitado a su padre con su esposa e hijos y todavía le había afectado tanto ver a Katia en posesión de habitaciones antaño asignadas a la zarina María Alexandrovna, que se había quejado de que aquello era intolerable, amenazando al zar con irse con su mujer a pasar el verano a Dinamarca (país natal de ella). Alejandro II había frenado ese conato de rebelión con dureza: "Entonces ya no serás el heredero del trono", le espetó. A la vuelta de Livadia, Alejandro II había dispensado a su familia, que le habían precedido en el retorno a San Petersburgo, de ir a recibirle oficialmente a la estación de tren, porque él volvía con Katia y no quería que su mujer, ateniéndose al protocolo, tuviese que caminar detrás de las distintas grandes duquesas. Para rematar, recuérdese aquel almuerzo familiar del que dejó relato Sandro, con el final en el que Alejandro había "sugerido" que quizá coronaría a Katia para que ella nunca más estuviese por detrás de las grandes duquesas y para que los niños se igualasen a sus hermanos.

Todo había sido un "demasiado para tragar" por parte del nuevo Alejandro III. Sin embargo éste tenía sentido de la decencia personal y, bajo la impresión causada por la desaparición del padre, NUNCA se hubiese permitido desatender las obligaciones hacia la segunda familia de éste que había prometido asumir en caso de necesidad. Alejandro II había sido franco con su hijo: Katia no había heredado nada de su propia familia (recuérdese la insolvencia de su padre y los apuros de su madre) y sólo disponía del dinero que él había ído guardando para ella en el Banco Estatal. En caso de una muerte inesperada, Alejandro II conminaba a que se le proporcionasen medios de vida, respetándose su derecho a permanecer en el Palacio de Invierno. El nuevo Alejandro III tenía quizá, al principio, mejor voluntad que a posteriori.

Nadie le dijo a Katia que se largase del Palacio de Invierno, por supuesto que no. Sencillamente, las cosas se hacían de otra manera...por ejemplo, no tomando disposiciones para que se caldease adecuadamente ese sector de la residencia imperial y, a la vez, comprando para la viuda una residencia apropiada, el denominado Pequeño Palacio de Mármol de San Petersburgo. Que no te echo, en el sentido de que no te pongo los baúles en la puerta, pero te invito a que los prepares y te vayas. Incluso en su Pequeño Palacio de Mármol, Katia se sintió permanente vigilada y en absoluto apreciada. No le gustaba aquella sensación de constituír un "estorbo" para el nuevo monarca, ni de que sus hijos fuesen sistemáticamente ignorados. En un breve lapso de tiempo, se había convencido de que lo más sensato era llegar a un acuerdo, recibir una cantidad de dinero importante cada año (cien mil rublos...) y mudarse al extranjero, por ejemplo a la Riviera francesa.


Última edición por Minnie el 28 Feb 2020 15:26, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 15:01 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Konradin escribió:
Ironías del destino, a estos comunistas en ciernes, los anarquistas, les salió el tiro por la culata. Alejandro II quería seguir reformando el estado ruso y volverlo lo más democrático posible, ajustar el país de cara al siglo XX. Con su asesinato, lo devolvieron a lo peor de la autocracia reaccionaria en manos de su sucesor.

Qué les aproveche habrá pensando Alejandro II desde el más allá... :-D


Sí, es bastante irónico, porque, dentro de todo, Alejandro II fue un elemento reformista que la Historia colocó como el prometedor relleno del sandwich entre la rebanada autocrática de su padre Nicolás I y la rebanada autocrática de su hijo Alejandro III...

Las cosas vienen dadas de tal manera que...ya ves tú.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 15:34 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Ésta se supone que es Katia, retratada por Timofey Andreyevich Neff antes de la muerte del pintor en 1877...

Imagen


No tengo cien por cien clara la identificación, aunque podría serlo, claro.

Y éste otro cuadro es peculiar. La leyenda dice que el pintor Kramskoy empezó a pintar a Katia "antes" de percatarse de que, con el relevo en el trono de Alejandro II a Alejandro III, no ofrecía ninguna ventaja presentar en público un retrato de la princesa Yurievskaya. Así que sencillamente lo presentó como un Retrato de Dama, sin identidad:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 15:54 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Imagen


Este cuadro, creo que de Makowsky, apareció en un museo ruso y no se sabe quién es la dama, pero algunos expertos creen que puede ser Katia. Se han basado en un análisis en detalle de esta foto de ella...

Imagen


No puedo daros más datos, encontré la referencia buscando entre sitios rusos...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 28 Feb 2020 18:54 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Una foto que he encontrado de Katia, pequeña, de una sesión conocida, sí, pero esa imagen concreta no la había visto:

Imagen


Y esta que, tristemente, tiene unas marcas de agua que la perjudican...

Imagen


No he logrado saber con cuánto dinero llegó Katia a Niza. Alejandro III se había comprometido a abonarle una anualidad de cien mil rublos, cantidad elevadísima, pero me gustaría saber exactamente de cuánto dinero disponía tras los años de constantes "transfusiones económicas" de Alejandro II. En una página rusa, he leído que el 5 de septiembre de 1880, Alejandro II había estampado su firma en un certificado según el cual el ministro y hombre de confianza del emperador Adlerberg (uno de los testigos de la boda, recuérdese) había invertido a nombre de la princesa la cantidad de tres millones trescientos dos mil novecientos veinte rublos. Sí, habéis leído bien: tres millones trescientos dos mil novecientos veinte rublos. Una cantidad fabulosa, se mire por dónde se mire. Al margen el dinero, la anualidad y la residencia en San Petersburgo, Katia disponía de un elenco de joyas recibidas de manos de Alejandro. Él solía regalarle alhajas: a modo de ejemplo, contaros que en 1866, recien iniciado su romance, Alejandro le había ofrecido el once de julio un anillo con un rubí; el veintinueve de julio una pulsera con con un rubí y cuatro diamantes; el veintisiete de agosto un brazalete de oro con la inscripción Dios te Bendiga formada por diamantitos incrustados...y así seguía y seguía la cosa, año tras año, durante tantos años como los que habían pasado juntos.

Katia tenía suficiente patrimonio para establecerse como una zarina en Niza, comprando una gran villa blanca a la que denominó "Villa George" en honor a su primogénito y único hijo varón superviviente, Goga. Tenía a su servicio una "retinue" de veinte personas y contaba con un vagón privado de tren. Aunque nada impedía a Katia viajar a San Petersburgo con los niños siempre que le diese la real gana, porque además disponía de su Pequeño Palacio de Mármol, lo cierto es que ella prefirió asentarse en Niza e ir a la capital imperial, en su país natal, de higos a brevas. No todos los Romanov que se dejaban caer por la Riviera francesa la trataban con la debida cortesía: por ejemplo, en 1895 el gran duque Georgi Alexandrovich, hijo de Alejandro III y Minnie, usó su propia enfermedad, una afección pulmonar, como una excusa para no tener que intercambiar visitas con su "abuelastra". Paradójicamente, años después, la hermana menor de Georgi, la gran duquesa Olga Alexandrovna, sí visitaría con frecuencia a Katia, a la que consideraba una anciana adorable siempre dispuesta a mantener viva a través de sus historias la memoria de Alejandro II.

Aquí os muestro el permiso de residencia en Niza de Katia:

Imagen


Y una foto de Katia con un peinado poco favorecedor y cara de pan, supongo que en una etapa más "regordeta" de su existencia:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 29 Feb 2020 12:14 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18377
Imagen


Katia murió el 15 de febrero de 1922. Sí, fijaos: 1922. Vió, desde Niza, cómo Europa se veía asolada por la Gran Guerra y cómo se derrumbaba con estrépito el Imperio Romanov, a raíz de la Revolución de 1917. En sus últimos años, conoció la estrechez económica y el sobreendeudamiento: sus recursos se habían visto seriamente mermados por aquella secuencia de acontecimientos.

Su hijo Goga...

Imagen

Goga.


se había perdido todo eso, tanto el estallido de la Gran Guerra como la Revolución...Goga había completado su educación en Francia, primeroen el Liceo Condorcert y después en la mismísima Sorbona, pero se le antojó volver a Rusia para convertirse en oficial de la flota imperial, algo que su medio hermano el emperador Alejandro III autorizó a regañadientes. En marzo de 1892, tras salir de la escuela de oficiales de la armada, se incorporó a la corbeta blindada Rynda, que formaba parte de la flota del Báltico. Después de más de un año de margen, en diciembre de 1893, otro medio hermano, el gran duque Aleksey, dirigió una carta extensa a Katia explicándole que la falta de cualidades y la actitud de Goga no eran las apropiadas para mantenerle en su puesto. Le estaban "despachando", vamos. Afortunadamente, al acceder al trono su "sobrino" Nicolás II este mostró mejor voluntad: si su "tío" no valía para oficial de la armada, que se le colocase en el regimiento de húsares de la Guardia Imperial.

Imagen

Goga con sus hermanas Olga y Ekaterina.


Sin embargo, en 1895, Katia se llevó un disgusto porque Nicolás II, aunque estaba dispuesto a echarle un cable a su "tío" Goga, no quiso asumir la función de padrino de la boda de su "tía" Olga Yurievskaya...

Imagen

Olga princesa Yurievskaya, luego condesa Merenberg.


...con el conde Georg de Merenberg, un hijo del príncipe Nikolaus de Nassau y la esposa morganática de éste, Tasha, hija menor de Aleksandr Pushkin. A Katia le pareció un agravio. El único miembro de la familia imperial que asistió al enlace de Olga con Georg fue el gran duque Mikhail Mikhailovich, un sobrino nieto de Alejandro II, y por la razón de que él mismo se había casado morganáticamente con Sophie de Merenberg, hermana de Georg de Merenberg. En septiembre de 1896, Katia se convirtió en abuela por primera vez: Olga condesa de Merenberg tuvo un niño, a quien se dió el nombre de Alejandro en recuerdo del zar.

Imagen

Olga y el pequeño Alejandro.


Goga, el hermano mayor de Olga...

Imagen

Aquí está muy pintón, no me diréis que no...


también se casó el 11 de febrero de 1900 en Niza. La nuera de Katia fue la condesa
Alexandra Constantinovna von Zarnekau, hija del (siempre tremendamente borracho, por lo visto...) duque Constantin Petrovich de Oldenburg y de la esposa morganática de éste, la georgiana Agrippina Japaridze, que había sido la mujer de un príncipe Dadiani antes de divorciarse de éste para casarse con Consantin. Agrippina von Zarkenau era muy hermosa y su hija Alexandra había sacado bastante de la madre. Al zar Nicolás II le causaban mucho desagrado los padres de Alexandra, así que no estuvo nada satisfecho con la boda de su "tío" Goga. La nueva pareja, que se instaló en San Petersburgo en principio, tuvo un hijo en diciembre de 1901, un nuevo nieto Alejandro para Katia...

Ese matrimonio fue un fiasco monumental. Hubo problemas de dinero, Goga no sabía administrar el capital del que disponía, pero también debieron intervenir otros factores, porque Alexandra von Zarkenau princesa Yuriesvkaya solicitó el divorcio en 1908 aduciendo negligencia y maltrato por parte de su marido Goga. Para entonces, en 1909, Goga ya empezaba a dar señales de una grave enfermedad, y no he logrado descubrir cuál. Murió el 13 de septiembre de 1913 a los cuarenta y un años de edad, en un hospital situado en Marburg, en Hesse, y su hermana Olga de Merenberg se ocupó de que se le enterrase en la iglesia ortodoxa de Santa Elisabeth, en Wiesbaden.

Para entonces, Olga condesa de Merenberg...

Imagen


...ya era madre de tres. A su pequeño Alejandro se habían sumado Michael y Olga Katharina.

Ekaterina, la hija menor de Katia, se convirtió en una mujer muy elegante.

Imagen

Ekaterina joven.

Imagen

Ekaterina más mayor.


Hay una foto que a mí me encanta, porque la muestra con su medio hermano el gran duque Vladimir, el marido de Miechen:

Imagen


Ekaterina se había casado en Biarritz, en octubre de 1901, con el riquísimo príncipe Alexander Vladimirovich Baryatinsky, un ayudante del príncipe Eugen Maximilianovich Romanovsky, a su vez hijo de la difunta gran duquesa María Nicolaevna. El marido de Ekaterina estaba forrado...y se había hecho famoso más que nada por su apasionado affair con la soprano italiana Lina Cavalieri. De hecho, Baryatinsky intentó casarse con Lina (diminutivo de Natalina, porque había nacido el día de Navidad...) Cavalieri, pero la familia de él intervino para frustrar aquella "insensatez"; al final, se casó con Ekaterina Yuriesvskaya, pero mantuvo intacta su pasión por Lina. Ekaterina empezó a peinarse y vestirse al estilo Lina Cavalieri...

Imagen

Ekaterina imitando el estilo Cavalieri.


en un intento por gustarle más al marido, de quien tuvo dos hijos consecutivos: Andrei y un Alejandro, por supuesto, tercer nieto Alejandro para nuestra Katia.

En el invierno de 1910, hallándose la pareja con los niños en una lujosa villa de Florencia, el príncipe Bariatinsky sufrió un repentino ataque cerebral, una apoplejía, de la que pareció recuperarse; pero al cabo de unos meses, cuando una tarde se encontraba jugando al bridge con algunos de sus amigos, cayó desvanecido al suelo. Era una meningitis que le llevó a la muerte sin haber recuperado la conciencia. Los herederos de su fortuna eran sus hijos menores, de los que Ekaterina actuaría como una guardiana legal.

Ekaterina, con los niños, se encontraba en Baviera cuando estalló la Gran Guerra y se embarcó en una auténtica peripecia para llegar desde allí a la grandiosa finca Baryatinsky en Ivanovsky, en Crimea, lugar que le sentaba de maravilla porque era asmática lo mismo que lo había sido su padre el zar Alejandro II. En su nueva residencia, conoció al príncipe Sergey Platonovich Obolensky, doce años menor que ella, oficial del ejército, con el que se casó en Yalta en 1916. Cuando estalló la Revolución, usando documentos falsos lograron salir del país con una ruta de Moscú a Kiev, y de Kiev a Viena, desde dónde proseguirían viaje hasta alcanzar Inglaterra.
La muerte de nuestra Katia no mejoró su situación económica, porque ya sabemos que Katia sólo dejó detrás de sí cartas, recuerdos y unas deudas astronómicas. Obolensky, que no tenía ganas de pasar penurias, abandonó a Ekaterina y se largó a Australia, dónde, tras el divorcio que tramitaron, se casaría con una Astor.

Ekaterina, la hija del zar Alejandro, teniendo que encargarse de sí misma y sus dos hijos Bariatinsky, se ganó la vida literalmente cantando un extenso repertorio de canciones en muy diversos idiomas: inglés, francés, ruso e italiano. La gente, por supuesto, pagaba por ver a una princesa rusa, hija de un zar, medio hermana de un zar, tía de los últimos zares si damos por bueno a Miguel tras la abdicación de Nicolás II...cantando para pagarse el porridge y las fish and chips. En 1932, Ekaterina, Catherine, pudo comprarse una casa, "The Haven", en la isla de Haysling, en Hampshire. Para entonces, recibía una asignación económica de la reina Mary, sí, nuestra May de Teck, que se compadecía de su situación. Por entonces, se convirtió al catolicismo desde la ortodoxia.

Un último detalle os cuento: Ekaterina/Catherine, que fue la última nieta de Nicolás I en morirse si no recuerdo mal, asistió en noviembre de 1934, a una boda real en Westminter.

Fue la boda de Marina de Grecia. La madre de Marina, Elena Vladimirovna, era una sobrina de Ekaterina/Catherine, y Marina misma, su sobrina nieta.

Y ya está.
:cheerleader:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: EKATERINA "KATIA" DOLGORUKOVA, PRINCESA YURIEVSKAYA
NotaPublicado: 29 Feb 2020 15:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7986
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen





Serge Obolensky


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 41 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro