Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 219 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 14, 15, 16, 17, 18, 19  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 14 Nov 2009 22:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Imagen

Restos de Santa Brigida de Suecia


La Orden del Santísimo Salvador, por su celo apostólico, por su eficaz labor en la instrucción del pueblo y por su actividad cultural, significó un fuerte lazo de unión de los tres reinos escandinavos. Su actividad en el campo de la cultura fue muy grande a finales de la Edad Media: muchos brigidinos escandinavos fueron obispos y profesores de universidad; ellos tradujeron la Biblia a los idiomas escandinavos, y fueron los monjes de Vadstena los que tuvieron la primera imprenta en Suecia. La Orden del Santísimo Salvador se extendió por toda Europa, llegando a tener alrededor de ochenta monasterios de gran renombre y espiritualidad. Con la Reforma protestante, primero, y con la Revolución francesa, después, la Orden brigidina sufrió mucho, si bien consiguió sobrevivir en Europa en el monasterio bávaro de Altomünster.

En el siglo XVI, una dama española, la Venerable Marina de Escobar, dio un gran impulso a la rama española de la Orden que ha perdurado en México y en España.
Fue el instrumento escogido por Dios para instaurar la Orden Brigidina en España durante el siglo XVI, de donde en 1743 saldría la primera fundación hacia México (Nueva España).

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 16 Nov 2009 03:20 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Santa Eteldreda, Reina consorte de Nortumbría

Imagen


Santa de la Iglesia Romana
SANTA ETELDREDA (630-679) nació en Exning, Suffolk, Inglaterra, en una familia de la alta realeza de su tiempo; en aquella época Inglaterra estaba dividida en siete reinos distintos.

La princesa Eteldreda, o Etheldreda, también llamada Audrey, fue hija del rey Anna de Anglia Oriental y de la reina Hereswida de Inglaterra.

Su sueño fue siempre hacerse monja al igual que sus hermanas, pero no habría de alcanzar esta meta sino hasta después de haber estado casada en dos ocasiones.

En 652, a los 14 años de edad, Santa Eteldreda fue casada con Tonbercht, anciano príncipe de Gyrvii del Sur (Escocia), territorio colindante con Anglia.

Su marido le dio como obsequio de bodas la isla de Ely. Ella se las arregló para convencerlo de respetar su voto de virginidad, y tres años más tarde él falleció.

Santa Eteldreda se retiró entonces a Ely. No obstante, la pertinaz insistencia de Egfrido, poderoso rey de Nortumbría, dio lugar a un segundo matrimonio, en 660. Ella tenía 30 años de edad, pero su nuevo esposo solamente 16 :-O . Él la respetó por 12 años, pero después tuvo deseos de que su relación de casados fuera normal.

Para mantener sus votos, la ahora reina Eteldreda huyó entonces a su isla de Ely. Su confesor, San Wilfrido, obispo de York, abogó por ella ante el rey Egfrido. Finalmente el matrimonio fue anulado, y San Wilfrido le otorgó el velo monacal en 671.

Al año siguiente, Santa Eteldreda fundó un monasterio doble en Ely; San Wilfrido la nombró abadesa, y ella lo gobernó hasta su muerte, dando un ejemplo de obediencia a las reglas monacales.

Santa Eteldreda falleció de un repentino tumor en el cuello, que ella achacó a tantos años de haber usado collares lujosos. Luego de su muerte, en Ely, su culto se extendió con rapidez.

En la actualidad, Santa Eteldreda sigue siendo una de las santas más populares de Inglaterra.

SANTA ETELDREDA nos enseña el valor de la resignación y la paciencia para esperar el momento en que Dios nos conceda las cosas que anhelamos.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 16 Nov 2009 15:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Santa Eufrasia, Princesa de Bohemia

Imagen


Santa de la Iglesia Romana
Hija de un pariente del Emperador Teodosio I, al morir su padre, Eufrasia se crió bajo la protección del emperador y al cumplir los cinco años de edad, éste la comprometió en matrimonio con el hijo de un rico senador. La madre de Eufrasia comenzó a ser solicitada en matrimonio con tanta asiduidad, que decidió partir a Egipto y refugiarse en un convento. Eufrasia de siete años, se sintió atraída fuertemente hacia la vida religiosa y rogó a las monjas que le permitieran permanecer con ellas, tomando los hábitos como novicia a la edad de ocho años. Pronto su madre falleció, y la santa permaneció en la soledad del convento creciendo en gracia y hermosura.

Cuando la muchacha cumplió los doce, el Emperador Arcadio recordó la promesa que había hecho a su sucesor de Teodosio I y envió un mensaje al convento de Egipto rogando a Eufrasia que regresara a casarse con el senador a quien había prometido. La santa se negó a abandonar el convento y escribió una carta al emperador suplicando que la dejara en libertad, que vendiese todos los bienes heredados de sus padres para que sean distribuidos entre los pobres así como dejar libres a todos los esclavos de su casa.

El emperador accedió a los deseos de Eufrasia, quien prosiguió su vida habitual en el convento; sin embargo la santa comenzó sufrir tentaciones para lo cual la abadesa, le confió duras y humillantes tareas para distraer su atención. Ya en su lecho de muerte, tanto Julia su compañera de celda y la abadesa le imploraron a la santa que le obtuviera la gracia de estar con ella en el cielo. Tres días después de la muerte de Eufrasia, Julia falleció y poco tiempo después, lo hizo la abadesa
.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 16 Nov 2009 15:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
La Santa
Santa Eufrasia, más ilustre por su virtud que por su nobleza, nació en Constantinopla, hacia el 380, en tiempos del emperador Teodosio el Grande, con quien estaba emparentada. Sus padres, Antígono y Eufrasia, eran dechado de virtudes en la corte. Ofrecieron su hija a Dios, y luego vivieron en continencia para dedicarse con más desembarazo a la virtud.

Todo el esmero de la virtuosa madre fue la educación cristiana de su hija. Le hablaba del amor a Jesucristo, de la salvación eterna, del horror al pecado, del santo temor de Dios. La niña Eufrasia aprendió tan bien la lección que a la tierna edad de cinco años era la admiración de todos.

Perdió a los cinco años a su padre. El emperador la tomó bajo su tutela. Era tan agraciada que tuvo muchos pretendientes. El emperador firmó por ella un compromiso para cuando fuera mayor. También los tuvo su madre. viuda de veintidós años, tan admirada por su virtud como por su hermosura. Pero la madre, que ya había hecho voto de castidad, marchó a Egipto, con su hija, buscando un retiro para dedicarse a Dios el resto de su vida.

Encontraron en Egipto un convento de religiosas de perpetua clausura, de vida muy santa y de mucha austeridad, según el espíritu eliano. Allí acudían con frecuencia madre e hija para aprovecharse del ejemplo de sus virtudes y para cantar con ellas gozosamente las alabanzas del Señor.

La deliciosa niña, con una inteligencia superior a su edad, pues apenas tenía diez años, como inspirada por Dios, decidió quedarse en aquel convento para siempre. Se hincó de rodillas ante un Crucifijo, lo abrazó tiernamente, y exclamó: «Yo me consagro a Vos para siempre, dulce Jesús mío. No saldré de este convento, porque no quiero otro esposo que a Vos». Y escribe al emperador para romper el compromiso de matrimonio.

La madre, deshecha en lágrimas de alegría, al verla precoz generosidad de su hija, la abrazó con ternura, y ella misma ofreció también a Dios aquella inocente víctima. Poco después, la madre, debilitada por sus muchas austeridades, se durmió en el Señor. Ella y su esposo están canonizados.

Su hija la lloró con lágrimas de consuelo y esperanza. Y unida ya con más estrechos lazos al cielo que a la tierra, redobló sus fervores, aumentó sus penitencias, buscaba los oficios más humildes, servía a todas, y sería imposible describir el amor a Jesucristo de este serafín.

E1 demonio no podía dejar de combatir tan noble princesa de sangre y de espíritu. Pero su obedencia a la abadesa, su probada humildad y su plena confianza en Jesucristo, la ayudaron a salir siempre victoriosa. Apuntemos un ejemplo, digno de las Fioretti. La abadesa le manda trasladar unas enormes piedras. La dulce Eufrasia obedece humildemente. Las traslada sin dificultad. Al día siguiente le manda volverlas al lugar primero. Y así durante un mes, sin mostrar el menor signo de impaciencia.

Para más probar su virtud, permitió el Señor que fuera acosada por la envidia y celos de alguna religiosa, sobre todo por una que se llamaba Germania, que la trató de hipócrita y ambiciosa. La respuesta de nuestra dulce Eufrasia fue arrojarse a sus pies, y con la mayor humildad le pidió perdón, a la vez que le suplicaba por amor de Dios que rogase por ella.

El Señor se había prendado de su fiel esposa, y hacia el año 410, ocupando la silla de San Pedro el papa Inocencio I, cuando Eufrasia frisaba los treinta años de edad, coronó su vida santa con una preciosa muerte. Todo el mundo decía que había sido un ángel desterrado del cielo.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 21 Nov 2009 19:45 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Para hoy un santo noble muy español y con muchos simpatizantes en el foro

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 21 Nov 2009 19:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
San Francisco de Borgia y Aragon, SJ, IV Duque de Gandía y Marqués de Llombay, Grande de España y Virrey de Cataluña,

Imagen

San Francisco Borgia, se convierte al contemplar los despojos de la emperatriz Isabel de Portugal, Oleo


Santo de la Iglesía Romana.

Nació en Gandía (Valencia, España), el 28 de octubre de 1510 y murió en Roma, (Italia) el 1 de octubre de 1572. Fue el hijo del duque de Gandía y bisnieto del Papa Alejandro VI, Rodrigo de Borja y Borja
Aunque de niño fue muy piadoso y deseó convertirse en monje, su familia lo mandó a la corte del emperador Carlos I de España y V de Alemania. Allí destacaría, acompañando al emperador en sus campañas y casándose con una noble portuguesa, Eleanor de Castro Melo e Menezes, con la que tuvo ocho hijos: Carlos, Isabel, João, Álvaro, Fernando, Afonso, Joana y Doroteia. Llegó a ser «gran privado» del emperador y caballerizo de la emperatriz.

En 1539, escoltó el cuerpo de la emperatriz Isabel de Portugal a su tumba en Granada. Se dice que, cuando vio el efecto de la muerte sobre la bella emperatriz, decidió «nunca más servir a un señor que se pueda morir». Sin embargo, aún en su juventud, fue nombrado virrey de Cataluña, administrando la provincia con gran eficiencia.

Sus verdaderos intereses fueron otros, sin embargo. Cuando su padre murió, el nuevo Duque de Gandía se retiró a su tierra natal y llevaría, con su familia, una vida entregada puramente a la fe. Por esos tiempos entró en contacto con jesuitas: los Padres Pedro Fabro y Araoz. Así fue madurando su deseo de ayudar económicamente a la Orden fundada por Ignacio de Loyola, sobre todo después de hacer los Ejercicios Espirituales. Fue un gran bienhechor del Colegio Romano y fundó el Colegio Jesuíta de Gandía, el primero en recibir alumnos seglares.

Hijo de Juan II de Borja (3º Duque de Gandia) y Juana, hija ésta de Alonso de Aragón, hijo natural de Fernando el Católico (Fernando II de Aragón) y por lo tanto hermano natural de Juana I de Castilla. En los últimos días de Juana I de Castilla (Juana la loca), Francisco de Borja le dió apoyo espiritual en Tordesillas.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 21 Nov 2009 19:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Imagen


En 1546 su esposa Eleanor murió y Francisco decidió entrar en la Compañía de Jesús. Ajustó cuentas con sus asuntos mundanos, renunció a sus títulos en favor de su primogénito, Carlos, e inmediatamente se le ofreció el título de cardenal. Lo rechazó, prefiriendo la vida de predicador itinerante. En 1554 se convirtió en el comisario general de los jesuitas en España y, en 1565, a la muerte del Padre Laínez, Padre General de toda la Orden.

El Generalato.
La Congregación General II de los Jesuítas se inclinó evidentemente en su elección por el enorme prestigio del otrora Duque de Gandía. El electo revisó las reglas de la Compañía y, por influjo de las prácticas de ciertos jesuítas españoles, aumentó el tiempo dedicado a la oración: una hora diaria, por la mañana (Ignacio no había establecido esa norma, dejando que cada miembro de la Compañía decidiera al respecto). Francisco de Borja se preocupó de que cada Provincia jesuítica tuviese su propio noviciado: personalmente fundó el Noviciado de San Andrés del Quirinal, en el que se formaron San Estanislao Kostka, el predicador polaco Piotr Skarga y el futuro Padre General Claudio Aquaviva.

Una de las tareas más delicadas de este gobierno fue negociar con el papa San Pío V, quien deseaba reintroducir el Oficio cantado en la Compañía. De hecho, esta medida empezó en mayo de 1569, pero solamente en las casas profesas y sin interferir con otras tareas. Pío V también ordenó que ningún candidato al sacerdocio de ninguna Orden debía ser ordenado hasta después de su profesión; esto causó grandes problemas a la Compañía. Por este motivo, todos los jesuítas debían profesar tres votos solemnes hasta que Gregorio XIII (en diciembre de 1572) restauró la práctica original, tal como estaba en las Constituciones escritas por San Ignacio.

Los Colegios prosperaron: de 50 en 1556 pasaron a 163 en 1574. Borja promulgó la primera Ratio Studiorum en 1569. Para su gobierno se apoyó en Visitadores. Se inició la remodelación de la Iglesia del Gesù en Roma (Italia). El General siguió muy de cerca la evolución de la Contrarreforma en Alemania. Muchas fundaciones jesuítas atendieron a reforzar la causa católica.

Dio gran impulso a las misiones. Una expedición misionera enviada por él a Brasil fue exterminada por los protestantes en altamar (Inácio de Azevedo y sus compañeros mártires, el 5 de junio de 1570).

Francisco de Borja recibió misiones especiales de Su Santidad, al igual que Laínez. De viaje a Portugal y a España -pese a sus achaques-, fue muy agasajado. Atendió negocios de la Compañía y delicados encargos diplomáticos en las cortes de ambos países. El regreso a Roma fue penoso; llegó a la Ciudad Eterna desahuciado, pero feliz de obedecer hasta el fin. Murió el 1 de octubre de 1572.
Su decisión referente a la oración alteró la concepción ignaciana al respecto, hasta que en el siglo XX se volvió a la práctica primigenia. Llevó a la práctica la resolución de la CG II de convocar las Congregaciones de Procuradores, que demostró ser una medida muy acertada. Bajo su administración la obra misionera se incrementó y fue próspera. La Compañía fundó nuevas misiones en Florida, México y Perú. Se incrementó la penetración en Brasil. Sugirió a Pío V la creación de la Congregación para la Propagación de la Fe.

Francisco Borja fue canonizado en 1671, por el papa Clemente X. Su onomástica se celebra el 3 de octubre. Es el patrón de la ciudad que le vio nacer, Gandía, y las fiestas patronales en su honor se celbran entre finales de septiembre y su onomástica. Con motivo del V Centenario de su nacimiento, se ha creado un patronato para promover la figura de este insigne religioso. En él encontramos como presidente de honor al rey Don Juan Carlos I. Entre los múltiples actos previstos se celebrará un Simposio Internacional con reconocidos expertos y un concierto de música de la época a cargo de Jordi Savall.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 21 Nov 2009 19:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
San Francisco Borgia según la Iglesia,

Imagen


Cuando contaba el Santo treinta y seis años de edad, perdió a su esposa, de la que había tenido ocho hijos. El Duque de Gandía decidió entonces entrar en la Compañía de Jesús, con la que se había relacionado durante su virreinato de Cataluña. Nombrado Superior General de la misma en 2 de julio de 1565, murió en 1572. Fue elevado a los altares por el Papa Clemente X en 1671. — Fiesta: 10 de octubre. Misa propia.

Dos características queremos hacer notar en San Francisco de Borja: la primera, su humildad, camino obligado para la santidad; la segunda, su desprecio de las cosas mundanas, en paralelismo con la expresada virtud.

Tenía una ascendencia nobilísima. Por su padre, tercer Duque de Gandía, descendía de la familia de los Borja, a la que habían pertenecido los papas Calixto III y Alejandro VI, y que tanto brillaba en España y en Italia, por los días de su nacimiento. Por su madre, pertenecía a la familia del rey católico Don Fernando de Aragón.

Mereció el aprecio y la confianza del emperador Carlos V y de su esposa Isabel de Portugal; fue buen compañero de Felipe II; se le otorgó el nombramiento de Marqués de Lombay; ejerció el cargo de virrey de Cataluña desde 1539 a 1543; y al morir su padre, en este último año, heredó el ducado de Gandía.

Había contraído matrimonio, a sus diecinueve años, con la portuguesa Leonor de Castro, camarera favorita de la emperatriz, dechado de elegancia y de virtud.

La bella emperatriz falleció inesperadamente diez años después, en 1539, en la flor de la edad y en la cumbre de la grandeza terrena, produciendo el suceso un disgusto profundo en los dos esposos. Leonor de Castro fallecía, con no menor sorpresa de todos, en 1546, ocho años después de haber dado a Francisco el hijo octavo.

Si la primera muerte marca síquicamente el momento en que Francisco determina vivir de cara a Dios, con el corazón despegado de las cosas terrenas, la segunda pone en marcha una nueva vida externa del Duque de Gandía, convirtiendo el desasimiento afectivo en efectivo.

La última mirada al rostro de la emperatriz Isabel le hizo exclamar: «No quiero servir a Señor que se me pueda morir». La muerte de Leonor le coloca en plena ejecución de la renuncia al mundo. Proveyendo al bien de sus hijos, cede títulos y haciendas, se dispone a todos los sacrificios y planea la manera de entregarse totalmente al servicio de Dios.

Ya durante su virreinato en Cataluña —en el cual se distinguió por sus dotes de gobierno, especialmente por su ponderado juicio—, había tratado en Barcelona a los padres Araoz y Fabro, de la Compañía de Jesús, recientemente fundada, y había conocido al mismo San Ignacio de Loyola. Ahora, a raíz del fallecimiento de su esposa, se le presenta en Gandía el padre Fabro (el futuro Beato Fabro), con el cual conferencia largamente.

Resultado de sus detenidas conversaciones y de unos ejercicios espirituales, fervorosamente practicados, fue pedir la entrada en la Compañía. La suplicó a San Ignacio en carta que le entregó en Roma el propio Fabro.

San Ignacio lo admitió en la Orden; pero en la carta de respuesta le decía estas palabras: «El mundo no tiene orejas para oír tal estampido», por lo cual le exhortaba a conservar en secreto su propósito, mientras arreglase sus asuntos domésticos y procurase sacar el grado de doctor en Teología.

Cumplido todo ello, el 31 de agosto de 1550 Francisco se despedía de todos y se dirigía a Roma, acompañado de su hijo mayor y de un séquito de nobles. No se había hecho pública aún su decisión de vestir la sotana de jesuita.

Poco tardó, sin embargo, en estallar la noticia: la cual, como había previsto San Ignacio, causó verdadero estupor. Por concesión especial del Papa Paulo II, a petición de San Ignacio, Francisco había emitido secretamente, dos años y medio antes, la profesión solemne.

En la Ciudad Eterna fue destinado, por propio deseo, a la pequeña residencia de Santa María de la Estrada, donde durante cuatro meses tuvo largas conversaciones con el santo Fundador, y se ejercitó con los más modestos y pobres de la Casa.

Enviado a España a principios del año siguiente, para que se preparase a recibir las sagradas Órdenes, estuvo algún tiempo en Oñate, cerca de Loyola, y en mayo recibía ya el sacerdocio.

Celebró su primera misa en Loyola y cantó otra en Vergara, con gran solemnidad. Era ésta la voluntad del Papa, que concedió indulgencia plenaria a los que asistiesen.

Fue tal la aglomeración —unas veinte mil personas—, que tuvo que celebrarse el acto al aire libre.

Tanta resonancia y admiración había alcanzado la transformación del Duque, ahora sencillo jesuita, a quien todos querían contemplar con sus propios ojos. Pero más admiración había de causar su inmediata temporada de apostolado en su propia tierra —«Apóstol de Guipúzcoa» se le llamó—, predicando al pueblo, por orden de San Ignacio, catequizando a los más humildes, mendigando con imponente humillación lo más indispensable para sustentarse, pidiendo limosnas a los sencillos labradores, que escuchan y miran con embeleso al que llaman «el santo Duque».

Poco después, el establecimiento definitivo de la Compañía de Jesús en España y Portugal induce a Ignacio de Loyola a sacar del sencillo anonimato a Francisco de Borja y encargarle una misión diplomática de importancia.

De nuevo los honores, los cumplidos de la Corte. Pero ahora ya es diferente. Francisco ha pasado por el tamiz de la más cruda obediencia y disciplina y ejerce su cargo con entera entrega a Dios, aun en los momentos de nuevos aplausos. No es condición indispensable para la santidad el anonimato, o la obra sencilla. Sí lo es la sencillez de espíritu aun en las obras más grandes.

Obligado a salir de España precipitadamente, Francisco vuelve a Roma, y es elegido (por muerte del Padre Laínez) tercer Prepósito general de la Compañía de Jesús.

A las instituciones culturales de la misma y a la consolidación de la aún nueva Orden, es a lo que dedica su tiempo Francisco de Borja. Dándose cuenta de la importancia que la vida espiritual tiene para sus sacerdotes, especialmente en un tiempo en que la vida externa de la Iglesia aún no se ha consolidado en las directrices de Trento, manda a todos los jesuitas la hora de meditación diaria y otras prácticas ascéticas.

Rehúsa más de una vez la púrpura de cardenal, y se asocia con sumisión a los deseos de los papas, que cree beneficiosos para la Iglesia.

En el año 1571, aun cuando no de edad avanzada, pero sí avejentado por los trabajos y las penitencias, es, a pesar de todo, invitado por el Papa Pío V a acompañar al cardenal Bonelli en su viaje a España, Portugal y Francia, para tratar de diversas cuestiones referentes a la lucha contra los turcos. Es un golpe de muerte.

Al regresar a Roma, pocos días le quedan para prepararse al «paso del mundo al Padre». Fallece el 28 de septiembre de 1572. ¿A qué se debió esta humildad y obediencia que hicieron a Francisco dejar todas las cosas y seguir el camino de Dios hasta el sacerdocio más ferviente?

Llegamos así, cuando parecen finalizados nuestros datos biográficos, a la segunda característica que debemos considerar en el Santo: el desprecio de las cosas de aquí abajo.

El desprecio movido por la gracia de Dios, que dirigió los acontecimientos para que Francisco de Borja pasara por el trance de tener que descubrir el rostro, ya desfigurado por la corrupción, de la hermosa Isabel de Portugal. «No quiero servir a Señor que se me pueda morir”.

¡Cuánta sabiduría en la decisión! Frase repetida, quizá algo tópica, en las biografías de Francisco de Borja, pero no por eso menos sabia.

Es una de las buenas respuestas a aquella palabra de Jesucristo: «¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma?».

Francisco puso todo el corazón en su determinio, que ciertamente pudo calificarse de heroico.

Decía más tarde el emperador Carlos V: «¿Qué es nuestra retirada del mundo, si la comparamos con la del Padre Francisco de Borja?».

La fidelidad absoluta al espíritu de aquella retirada fue el secreto más profundo de su santidad, de su vida despreocupada de toda otra cosa que no fuese el cumplimiento de su deber; fue asimismo el secreto de la serenidad de su muerte: la muerte de un hombre que no ha vivido esclavo de las miras humanas ni de los hombres mismos, sino entregado única y totalmente a Dios.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 29 Nov 2009 03:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Santa Juana de Avis, Infanta de Portugal.

Imagen


Santa de la Iglesia Romana
Juana de Avis y Coimbra, llamada la Príncesa Santa, (Lisboa, 6 de febrero de 1452 - Aveiro, 12 de mayo de 1490. Infanta de Portugal. Hija mayor del rey Alfonso V el Africano y de su mujer Isabel de Coimbra.

Dado el cariño de su pueblo, a pesar de que al nacer su hermano Juan perdió el título de princesa pasando a ser infanta de Portugal, la llamaban la infanta-princesa Juana.

Fue regente de su padre en 1471.

Muchos príncipes europeos la pidieron en matrimonio, pero ella los rechazó a todos. De fuerte vocación religiosa, tomo los hábitos el 25 de enero de 1475, en el Monasterio de Jesús, en Aveiro.

Tras su muerte se la veneró espontáneamente como santa, y debido a las múltiples curaciones y milagros que se le atribuyeron, su culto como beata fue confirmado por el Papa Inocencio XII, el 4 de abril de 1693.

Su festividad se celebra el 12 de mayo.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 29 Nov 2009 04:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
Santa Juana de Valois, duquesa de Berry

Imagen


Santa de la Iglesia Romana.

Juana de Valois (Nogent-le-Roi, 23 de abril de 1464 — Bourges, 4 de febrero de 1505), hija del rey de Francia Luis XI y la reina Carlota de Saboya.

Infancia y adolescencia
El rey, su padre se desilusionó mucho con su nacimiento, porque esperaba al tan ansiado delfín. Muchas historias se han contado con respecto a si Juana era deforme o no, el día de su nacimiento se informó que la reina Carlota había dado a luz a una bella niña, luego se le diagnosticó raquitismo y escoliosis, deformación de la columna vertebral y desarrollo desigual de los miembros inferiores y de la pelvis y una debilidad ósea generalizada. La pequeña princesa vivió junto a su madre hasta los 5 años en el castillo de Amboise, luego fue llevada al castillo de Linieres mientras que sus hermanos Carlos y Ana continuaban en Amboise, nunca más volvió a ver a su madre.

Fue criada por Francisco de Beaujeu, señor de Linieres y su esposa Ana de Culan, elegidos por el mismo rey Luis XI, la pequeña se encariñó mucho con ellos y creció rodeada de una ambiente cariñoso y estrictamente religioso. La enseñanza religiosa encontraba en esta niña un terreno muy fértil.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 29 Nov 2009 04:17 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
El rey, su padre, no la visitaba ni quería saber mucho de ella, pero como gran estratega político que era, comenzó a organizar la boda cuando Juana aún era muy pequeña. Se eligió como futuro marido de la princesa Juana a su primo Luis, hijo de su tío el duque Carlos de Valois y de la princesa María de Clevés, muy halagado el duque Carlos aceptó y el 19 de mayo en Blois se firmó el contrato matrimonial.


Imagen


Cuando su futura suegra la conoce estuvo a punto de desmayarse al ver lo deforme que era la joven princesa. Nada se podía hacer y el joven futuro Luis XII debió casarse con ella, el 8 de septiembre de 1476 ambos jóvenes fueron llevados al castillo de Montrichard y se unieron en una ceremonia privada. Lo extraño de esta boda es que no hay indicios de si fue consumada o no, dada la importancia que tenía en esta época la consumación de un matrimonio. El príncipe Luis no toleraba la presencia de su esposa, y ella sola sufría humillaciones, vivía en Limieres la mayor parte del tiempo aislada de la corte y cuando su esposo forzosamente la visitaba éste se pasaba el tiempo cazando o persiguiendo mujeres. El rey Luis XI quería herederos de esta unión e imponía a su yerno que cumpliera su deber marital. Luis XII siempre negaría la consumación de este matrimonio

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: CORONAS Y AUREOLAS
NotaPublicado: 29 Nov 2009 04:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Mar 2008 22:18
Mensajes: 1044
El calvario de Juana
Su padre fallece en 1483 y sube al trono su hermano, como Carlos VIII, esto garantizaba a Juana que su matrimonio seguría porque su hermano estaba unido a ella y la protegía. Pero lamentablemente el 7 de abril de 1498 su hermano muere sin herederos y el trono pasa por la ley sálica que regía en Francia a su esposo Luis que ahora se convierte en Luis XII. Este no quiere seguir casado con Juana y decide repudiarla alegando que nunca se consumó el matrimonio y que ella no es capaz de darle un heredero a la corona. Luego de un juicio vergonzozo para ambos, Luis consigue el divorcio y se casa con la reina viuda Ana de Bretaña que tampoco conseguirá darle un heredero varón.

Últimos días
Juana de Valois en 1499 se traslada a Bourges y luego funda una congregación femenina para ayudar a los enfermos y celebrar la Anunciación y la Encarnación. La regla de la nueva orden de la Anunciada fue aprobada por el papa en 1501. En el monasterio construido por ella pronuncia sus votos en 1503. Desgastada por el ayuno continuo al que se sometía murió el 4 de febrero de 1505, tenía apenas 40 años. Se encontró sobre su cuerpo lacerado un singular cilicio: un trozo de laúd, había clavado en él cinco clavos de plata, en recuerdo de las cinco llagas de Cristo, y lo mantenía fijo a su pecho por un círculo de hierro. Su esposo que la había humillado y rechazado tantas veces hizo celebrar en su honor grandes funerales, fue beatificada en el siglo XVIII y canonizada el 28 de mayo de 1950.

_________________
Vizconde del Hondo Vacio...♥♣♠♦


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 219 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 14, 15, 16, 17, 18, 19  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro