Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 95 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 24 Ene 2014 03:43 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Imagen
El joven duque de Enghien, Louis.

Sin que lo supiera, se lo fue apartando de la órbita materna, por esto hablo de los salones de su madre, a priori de la boda que se planificaba para él entre su padre y el último ser que el joven duque podría haber pensado: Richelieu.

Henri de Condé había hecho lo indecible (yendo incluso de lo socialmente aceptable) para congraciarse con el Cardenal-Duque, llegando al grado de ceder su precedencia al Cardenal cuando él como primer Principe-De-La-Sangre no tenía razón alguna para hacerlo atentando en tal extraño hecho contra todo el ceremonial y costumbre de la Corte. No sería ese el fin, iría aún más lejos, llegó a humillarse al grado de consentirlo abriéndole las cortinas ¡¡¡él mismo!!! para que el Cardenal pudiera abrirse paso de una sala otra.

A pesar de todo lo nombrado a Richelieu, hombre poco dado a las expresiones, se le debe haber detenido el corazón por unos segundos cuando el Príncipe de Borbón-Condé solicitó la mano de su sobrina para su hijo mayor. Siendo honestos, la misma cara de sorpresa-horror fue la que pondría el joven duque cuando se enterara tiempo después con quién pensaban casarlo…

La joven en cuestión no era otra que la mademoiselle Claire-Clémence de Maillé-Brezé, hija del mariscal-duque de Brezé, el mariscal había tenido la loca idea de unirse en matrimonio con la no poco excéntrica Nicole du Plessis. Claire-Clémence crecería con sus padres hasta que la excentricidad de su madre se transformó en total locura y su padre decidió buscar… “consuelo” de forma abierta con la viuda de unos de sus valets. Richelieu no dudó, con la excusa de una epidemia importante en la zona, le arrancó la tenencia de su sobrina a sus “especiales padres” y la paso bajo su muy especial cuidado convirtiéndola con el tiempo en un bocado más que apetecible a desposar para cualquiera que deseara estar en gracia con el todopoderoso primer ministro.

Imagen
La futura duquesa, Claire-Clémence.

Irónicamente el duque de la Tremoille ya la había solicitado antes en matrimonio para su hijo cuando el Príncipe de Condé solicitó su mano para el duque de Enghien, Richelieu ni lerdo ni perezoso canceló todo lo previsto y oficializó el compromiso sin importar que el novio tenía 11 años y la novia… 5. Inicialmente todo se mantuvo en secreto, y no porque a Richelieu le costara lo suyo casarse, ¡todo lo contrario! El que estaba más contento que zorro con dos colas era el propio príncipe Condé al que a Richelieu le costó lo suyo convencer de que se callara la boca y no confirmara ni negara los rumores que ya se extendían por toda la corte al respecto. Richelieu no era tonto, los prometidos eran niños y ese compromiso fácil se podía anular, más valía esperar a ver si a Henri II no se le cruzaban “los cables” de vuelta hasta que Claire-Clémence estuviera en edad núbil lista para ser una real esposa. Tal fue el secreto que el padre de la novia no se enteró del asunto hasta que el Príncipe Condé fue a pedirla (un trámite en realidad ya que la única aprobación que contaba aquí era la de Richelieu) en matrimonio para su hijo el duque en 1640.

Como les dije, el duque no solo no estaba contento con el asunto sino que demostró su clara aberración al proyecto en sí por varias razones, para empezar, la novia le parecía francamente horrible. Ésta tenía una frente abombada, una nariz gruesa, un cutis demasiado moreno, un aspecto diminuto y una timidez extrema. No podía ni siquiera intentar estar a la altura de esas bellas jóvenes ya aguerridas en el arte de la seducción que florecían en los salones parisinos.

Imagen
La princesa Charlotte-Marguerite retratada por Rubens.

El joven duque no era el único que estaba inicialmente en contra de esa boda, la princesa Condé, madre de nuestro protagonista, Charlotte-Marguerite, estaba en contra de toda unión con los parientes del Cardenal por la sencilla razón de que éste había hecho ejecutar al último de los duques de Montmorency, su hermano.

El duque finalmente daría el brazo a torcer, la posibilidad de encumbrar aún más a la familia, los favores reales que dicha boda generaría y la necesidad absurda de contentar a padre pudieron más que su asco inicial que le permitirían hacer tripas corazón suficiente para seguir adelante con ese proyecto matrimonial con el único fin de avanzar en su carrera.

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 24 Ene 2014 13:56 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Ago 2013 20:17
Mensajes: 2456
Konradin: Muchas gracias por continuar con el hilo. ¡Era muy guapo el Gran Condé (al menos yo lo encuentro así)! (love)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 29 Mar 2014 23:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
El duque y la futura duquesa tendrían poco tiempo para conocerse ya que otros asuntos reclamaban la atención del joven Louis, nuevamente había guerra, para variar, con España y si había algún lugar en que todo noble que se precie se ganaba su fama de aguerrido luchar era, nada más y nada menos que en batalla. Siendo así, solicitó el necesario permiso a su padre para poder unirse a la contienda, el cual recibió en la primavera de 1640, el joven duque partió hacia Picardía con todos los deseos de lucirse en el que sería su bautismo de fuego, en este caso, bajos las órdenes del mariscal de Meilleraie, un enemigo de su padre, lo cual le implicaría tener que trabajar el doble para poder probarse a sí mismo de alguna valía.

Podemos decir algo de esta primer incursión del joven Enghien en la batalla, fue corta y fácil: Arras cayó los primeros días de agosto de ese año. Regresaría de su primer incursión con una fama incipiente de parte de sus superiores, no sólo había demostrado su valor en batalla sino que además había dado muestras de inteligencia cuando se le había otorgado cierta capacidad de acción. Su principal deseo post haber pasado la “prueba de fuego” habría sido el de volver a París, a la Corte, para saborear las mieles de la victoria pero su padre tenía otros planes para él, asegurar la boda a toda costa.

Recibió la orden preceptiva de dirigirse a Dijon, el Príncipe deseaba mantenerlo alejado de cualquier contacto con otras damiselas que pudieran generar rumores y hacer peligrar la unión que tanto deseaba con la sobrina del cardenal, especifícamente en este caso, de una en particular, lamentablemente las buenas intenciones del Príncipe caerían en saco roto, Richelieu que no en vano se había ganado su buena fama de saber TODO lo que ocurría en la Corte y especialmente aquello que no debía enterarse… se olió algo raro. No dudó. Despachó a Chavigny a Dijon para que el joven duque, se apersonara (era una “invitación” si Uds. entienden la ironía del asunto) y explicara de una buena vez si los rumores que daban cuenta de su clara reticencia a la unión eran reales o no.
Como pueden imaginar si Enghien hubiera tenido la oportunidad todo ese proyecto se hubiera ido bien al cuerno si de él dependiera pero ante todo era un hijo que amaba a su padre y le temía por igual, necesitaba probarse a sí mismo por lo que jamás se le ocurriría contrariar lo que se dictaminaba para él, eran mandamientos a seguir, siendo así, negó todo y fingió por igual, luego en una carta a su padres confirmaría sus capacidades actorales, la verdad, por supuesto, era otra.

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 30 Mar 2014 00:24 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7807
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

Colegiata de Saint-Martín de Montmorency.

En la vidriera se ve al príncipe Enrique II Condé con su esposa Charlotte-Marguerite de Montmorency; detras, sus hijos, Armando príncipe de Conti vestido de marrón, Ana Genoveva después duquesa de Longueville, y a,al final, el gran Condé vestido de rojo y blanco.

foto de GFreihalter


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 30 Mar 2014 00:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
La boda se celebraría con toda la pompa correspondiente el 11 de febrero de 1641 pero dado que la fecha se figuraba lejana el príncipe estaba decidido a allanar el camino de su hijo hacia la misma y evitar que cualquier rumor estúpido abortara los planes al llegar a los oídos del cardenal, para eso decidió volverse la sombra de su hijo el duque, lo acompañaba a todas partes y “pinchaba” constantemente a su hijo para que cambiara la cara, se mostrara feliz independientemente de lo que sintiera o no de cara al próximo evento. Mientras tanto, la joven Claire-Clémence se preparaba por su lado, ya se encontraba alojada en sus aposentos de la residencia de la duquesa de Auguillon siempre secundada por madame Bouthillier, el cardenal tenía pensados una serie de festejos a medida que se acercara la fecha de los cuales uno en particular daría bastante que hablar.

Imagen

Los primeros días de enero de ese año decidió estrenar en su Palais Cardinal, en el medio de una fiesta en honor a los jóvenes novios, una tragicomedia que él mismo había escrito en colaboración con Desmarets, incluso hasta había elegido el vestuario de los actores. La obra fue un bodrio al grado de que los asistentes tenían que esperar una seña del Cardenal de que esos eran sus pasajes favoritos para aplaudir con ganas, y no fue el único comentario de la noche, no pocas personas notaron que los personajes de la obra recordaban demasiado a la Reina Ana y al duque de Buckingham, con un detalle, estos dos personajes claramente sostenían una relación. Post la obra, el siempre seguro baile en el que el príncipe Henri festejaba por demás a su futura nuera complimentándola en voz alta para todos escucharan lo bella que él decía que le parecía. No pocos rebolearon sus ojos y taparon sus sonrisas detrás de sus abanicos, a la futura novia la tenían haciendo equilibrio sobre unos tacones altísimos para ocultar su baja altura mientras danzaba a duras penas (o intentaba no tropezar y caer en realidad) una courante lo cual finalmente sucedió. La joven se fue de lleno al piso, si bien el decoro y la etiqueta hubieran impedido la posterior escena antes de ayudarla todo el mundo rompió en carcajadas al verla despatarrada en el suelo incluyendo a su futuro marido quién por fin se pudo permitir una muestra de sentimientos reales.

No eran los mejores augurios, ¿no? :-/

Dado que hablamos de un príncipe de la sangre en la línea de sucesión al trono, el contrato matrimonial se firmó en el gabinete del rey en el palacio del Louvre, unos días más tarde en la fecha establecida, la boda tendría lugar en la capilla del Palais Cardinal oficiada por el mismo arzobispo de París. La siguió el esperable banquete con otra obra de teatro más una cena, se dice que el Cardenal se gastó un total de un millón de libras en los festejos.
Terminado el carrousel de festejos se los acompañó en procesión al Hôtel de Condé para la tradicional ceremonia de acostar a la pareja.

Días después, la tensión psicológica finalmente le pasarían factura al joven duque que claramente no compartía la alegría paterna ni sus intereses por el evento; pasaría de la cólera contenida a misma la postración: cayó enfermo del disgusto.
Seis semanas exactas duró lo que hoy podríamos llamar un pico de stress de Enghien en el que se llegó a temer por su vida. Louis llegó a comportarse como alguien que no tenía deseo alguno de vivir. Afortunadamente estos pronósticos resultaron errados y tras el calvario, se recupera: vuelve a probar bocado, pero aún convaleciente, lee y habla poco. Es más, se rehúsa a recibir a nadie. Si bien ya no hay gritos ni protestas, tampoco insultos, el duque cae en un mutismo tal que habla por sí mismo de lo que realmente le sucedía por dentro.

Muchos creyeron ver en este episodio una reminiscencia de la tara psicópata que arrastraban los Borbones desde el siglo XIII pero no fue así, esta crisis sería la primera y última de su vida: nunca se repitió. Es más, se trataba tan solo de una “comedia” para demostrar su absoluto rechazo hacia ese matrimonio concertado con la sobrina del cardenal de Richelieu. Ante el hecho consumado había caído en delirios con una base de razón, temía por la salud tanto mental como física de su descendencia: entre los Richelieu se contaban numerosos casos de locura... Es más, veía en ese matrimonio un complot para eliminar a su linaje de la sucesión al trono francés. Preso de todas esas maquinaciones tomaría una línea de acción que le traería no pocos problemas: Debía evitar todo contacto con su “mujer” a fines de poder repudiarla y movería cielo y tierra con este fin. Por supuesto, no contaba con los obvios aún vivos obstáculos que representaban su padre el Príncipe y el siempre peligroso Cardenal Richelieu.

Imagen

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 30 Mar 2014 00:29 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7807
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Imagen

Clara Clemencia de Maille. Charles Beaubrun

altesses.eu.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 30 Mar 2014 00:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
legris escribió:
Imagen

Clara Clemencia de Maille. Charles Beaubrun

altesses.eu.

Photoshop a lo Winterhalter y la retratan sentada para evitar que se note que era casi una enana, gracias por tus aportes Legris. :wink:

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 30 Mar 2014 01:16 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 16:10
Mensajes: 7807
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
:wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 31 Mar 2014 04:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Sus maquinaciones comenzaron en mayo de 1643 post su milagrosa recuperación la cual debía celebrarse con toda la pompa necesaria con una fiesta en Charonne en honor de su hermana y de sus bellas amigas, ¿pero por qué festejar a las amigas de su hermana? Bueno, una de las amigas de la hermana era su gran amada y a quién el príncipe de Condé consideraba su némesis en todo plan que implicara poner a su hijo en vereda Marta du Vigean.

Richelieu que como ya sabemos de tonto no tenía un pelo captó muy bien por dónde iba el asunto, venía de tolerar la excesiva frialdad con la que el duque de Enghien trataba a su sobrina y con esto le quedó claro qué sucedía realmente de fondo por lo que decidió tomar cartas en el asunto: si el joven andaba mal encaminado y rodeado de indeseables… Bueno, esa situación habría y DEBIA ser modificada. El cardenal decidió rodeó al duque de leales servidores a su persona quiénes por supuesto le informarían de todo lo que sucedía, especialmente de todo paso en falso que el duque pudiera cometer. Richelieu fue lo suficientemente lejos para permitirse digitar la vida del duque hasta tal extremo que se permitía decidir cuántos días se podía permitir en cada localidad que visitaba. Siendo así, Louis, se sintió más que feliz cuando pudo escaparse de la presión palaciega para volver a las filas del ejército en Picardía.

Imagen
El todo poderoso Cardenal

Pero como siempre, el destino tiene muchas vueltas y la vida… aún más. El 4 de diciembre de 1642 el todopoderoso superministro de Louis XIII, el cerebro detrás de la corona francesa enfermó y murió. No hay que decir que casi nadie fuera de su círculo interno lo lamentó, muchos ni siquiera se tomaron el trabajo de ocultar su algarabía, esa potente red de espías que le respiraban en la nuca a todo aquel que el Cardenal consideraba una amenaza… caían con él. Y nuestro joven duque era uno de ellos, finalmente podía volver a hacer a su gusto siendo lo primero, volver a sumergirse de lleno en su relación con mademoiselle du Vigean. Sin embargo no crean que el duque no esperaba solamente libertad de este enlace, la boda implicaba aún más, su padre no sólo lo había forzado a ese burdo enlace para congraciarse con el cardenal, se sabía que era rico a niveles exorbitantes y se esperaba su muy querida sobrina se viera beneficiada con su muerte al ser una de sus principales herederas. Lamentablemente los Borbón-Condé una vez más no contaban con la última jugada post-mortem del Cardenal…

Richelieu no le dejaba poco ni mucho, fue peor, a su sobrina y a su sobrino político no les dejaba absolutamente nada. Y se permitió un cachetazo final desde la tumba “suficiente tenían con la dote”. Previsiblemente estalló un escándalo, el padre del duque, el Príncipe dejó todo su acting de lado e inició acciones legales contra la otra sobrina del cardenal, la duque de Aiguillon que junto con su hermano Armand de Vignerot eran los principales beneficiarios por el testamento de Richelieu, preso de la ira, llegó incluso a afirmar que ese testamento no podría ser otra cosa que el resultado de una “pasión incestuosa” (sic) por parte del Cardenal para con su sobrina porque de otra forma no se explicaba que hubiera salido tan favorecida.

Imagen
Retrato doble de los flamantes herederos del Cardenal

El proceso total demoraría 30 años que terminaría por dejar felices a ambas partes, el duque inicialmente no quiso tener nada que ver, a escondidas de su padre (y con un obstáculo menos fallecido el cardenal), estaba decidido a anular ese atroz enlace matrimonial bajo la excusa de que había sido forzado a aceptarlo siendo aún un niño. Es más, consagrará los próximos dos años completamente al solo fin de liberarse de su mujer, irá al grado de evitar todo contacto con la pobre Claire-Clémence para poder así obtener la anulación que le permitiría repudiarla y casarse con quién realmente deseaba: su amada Marta.

***

Inicialmente no pensaba irme tan por las ramas sobre cada personaje pero con Le Grand Condé no puedo evitarlo, no desesperen, poco pero voy a escribir todos los días un poco en este tema hasta terminarlo, incluso mañana me voy a pasar por los palacios de Buenos Aires y las estancias, quizá hasta revivo a Lauzun, soñar no cuesta nada... :ooops: Si tanto tema junto los termina por agobiar, me dicen. Mary Stuart habrá de esperar un poco salvo que prefieran que vuelva por ahí, Uds. me dicen. :-p

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 01 Abr 2014 08:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Lamentablemente, no se saldría con la suya, post 2 años de maquinaciones absurdas, claudicaría…

Pero mientras tanto, había que cumplir con los preceptos paternos, incluso lo suficiente para embarazar a su pobre esposa quién para esa altura cual una pobre y sufrida heroína de novela venezolana ya estaba asburda, ciega y totalmente enamorada hasta la última fibra de su ser de su siempre ausente marido. Esto no significaba que hubiera dejado de lado a su amada Mademoiselle du Vigean, no, al contrario, incluso ambos se volvieron imprudentes, galanteaban de una forma tan evidente que pronto fueron la comidilla de la Corte. Fue aún más lejos, decidió hacerle la marca personal y cual animal que ronda a su presa se mostraba lo suficientemente celoso y posesivo de la pobre Marta como para soltarle un par de verdades al pobre Marqués de Saint-Mesgrin cuando tuvo el DESCARO de pedirle matrimonio a su amada. Post este evento todos lo pensarían dos veces antes de acercarse a su mujer… O a la que él deseaba que lo fuera.

¿Quién era Marta du Vigean? Para empezar, tenía dos años menos que el duque, era bella, obvio, y tenía lo que los franceses gustan de llamar l’sprit (ingenio), que eran dos “virtudes” consideradas sine qua non para triunfar si eras mujer en aquella época. Lo que comenzó como una amistad pasó velozmente al afecto, la relación se tradujo prontamente en una pasión devoradora entre ambas partes. Sin embargo, para el príncipe de Condé el asunto “olía mal” por dos razones de peso: primero por el origen de la joven, Mademoiselle du Vigean pertenecía a la nobleza provincial… Poca cosa para los PRIMEROS príncipes de la Sangre, los Borbón-Condé, y segundo por los sucesivos fracasos del príncipe que amenazaban con ensombrecer el prestigio de su familia a ojos del rey. A esa altura se había convencido a sí mismo que solo el matrimonio con la sobrina de Richelieu permitiría asegurar el buen porvenir de su linaje…

Pero volvamos a lo importante, el duque está nuevamente dónde realmente le gusta, la batalla, la guerra, es un hombre de acción y gracias a que eligió el bando vencedor durante la conspiración de Cinq-Mars (Aconsejo el excelente aunque tristemente inconcluso tema de Ana Mauricia de Austria, Reina de España relatado por Minnie (love) para aquellos deseen adentrarse en el asunto, yo no lo pienso tocar) el cardenal, aún con vida, le otorgó el mando de un ejército en Flandes que por aquel entonces era una zona de peligro, los españoles se encontraban presionando la frontera francesa, incluso sitiaban Rocroi, un bastión de la suficiente importancia para Francia que si caía les permitiría el paso libre a los ejércitos españoles al territorio francés.

Y en medio de todo esto la situación se complicaría un poco más: el 17 de julio de 1643 fallecía Louis XIII dejando tras él a un heredero infante, un relevo generacional aún más pequeño, a su siempre intrigante hermano Gastón suelto, la tesitura de una regencia larga ante la minoridad del nuevo monarca y una Francia asediada por los Austrias por 3 costados.

Enghien no dudó, había que atacar YA y ante todo, no se debía aún dar a conocer la noticia de la defunción del monarca a los soldados, temía, no sin razón, que ante el obvio clima de desconcierto que seguiría a la muerte del monarca se aplazaría el combate permitiendo que los españoles finalmente tomaran Rocroi. Desoyendo los consejos del mariscal de l’Hôpital el duque se aprestó para la batalla. El 19 de mayo de ese año los dos ejércitos probaron suerte en la llanura de Rocroi mientras las últimas exequias eran realizadas en honor del fallecido rey Louis XIII y se lo enterraba en Saint-Denis. El resultado sería el de una aplastante derrota para los españoles, Francia triunfaría, el duque se luciría en el momento crucial al dirigir su caballería contra sus enemigos con gran arrojo en un momento de duda de los españoles que finalmente inclinaría la balanza a su favor.

Imagen
La batalla...

No pocos se sorprendieron en el medio del clima de luto general de las excelentes noticias que llegaron de la frontera con Flandes y casi todos estaban más que predispuestos en el clima de incertidumbre general a festejar por demás lo que acaba de suceder, París desbordaba de alegría, alabanzas para el duque se derramaban por todos lados, se alaba su valentía, su genio militar, lo magnánimo que había sido al no requerir nada para sí como trofeo de guerra dejando todo para su lugartenientes ya que para él “la Gloria era suficiente” cual un héroe griego y por supuesto, condición necesaria para todo gran héroe que se precie, lo humanitario que se había mostrado con los heridos de ambos bandos, no solo con los suyos. De un día para otro pasó de ser un desconocido príncipe a volverse un héroe de masas. Rocroi sería para siempre una fecha especial en la vida del príncipe y en la de la historia militar francesa, la aplastante derrota marca el fin de la superioridad española y puso de relieve la excelente preparación del ejército francés al igual que su superioridad a la hora de la batalla, pero algo quedaba claro, más allá de esta buena base se sabía fehacientemente que la victoria no habría sido tal sin la buena guía del duque y nadie se permitiría jamás olvidarlo.

Pero hubo más… Antes que alguien pudiera permitirse el teorizar si el duque había tenido suerte… nuevas noticias se escucharon sobre él: Thionville cayó también en manos de este joven general, Alemania estaba por fin abierta a los ejércitos franceses. El duque estaba en el cenit de su popularidad en el mejor momento para volverse una figura icónica cuando todos estaban intentando cernirse sobre Francia. Él, demostraría estar a la altura de las circunstancias.

Imagen
El joven duque en un retrato muy realista despojado de toda la pompa barroca pero... cubierto de gloria (grin)

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 01 Abr 2014 10:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 29 Ago 2011 15:48
Mensajes: 12397
Ubicación: Gijón. Principado de Asturias.
(like) :bravo:

_________________
La expresión suprema de la belleza es la sencillez.
Alberto Durero.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Borbón-Condé - Tema para los Príncipes de Condé
NotaPublicado: 01 Abr 2014 21:24 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 25 Jul 2009 07:22
Mensajes: 1298
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Iselen escribió:
(like) :bravo:

Gracias. (love) Pensé que estaba solo, meriendo, me corto el pelo y me paso por 3 foros por lo menos incluyendo este... :XD:

_________________
"Ma fin est mon commencement, et mon commencement ma fin".


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 95 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro