Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 212 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16 ... 18  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 13:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Oct 2008 17:22
Mensajes: 963
Ubicación: Entre Pinares
Imagen

_________________
Orléans Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 13:12 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2008 20:49
Mensajes: 1689
Minnie, que rapido escribes, mi niña! No consigo acompañar tu ritmo. :ooops:

Aqui, una otra foto de los novios (espero que no esté repetida, no puedo ir a verificar ahora mismo) :ooops:

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 13:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2008 20:49
Mensajes: 1689
Antónia

Imagen

Leopold

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 13:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2008 20:49
Mensajes: 1689
ImagenImagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 13:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2008 20:49
Mensajes: 1689
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 14:01 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17538
Muchas gracias por las aportaciones, chicos. Lo cierto es que estoy "tomando resuello" antes de proseguir porque, como bien habrá intuído Micmic, nos encontramos a punto de meternos de lleno en la parte dramática, la que hizo verter ríos de tinta acerca de la "maldición Coburgo" ;)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 14:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Oct 2008 12:45
Mensajes: 3739
Ubicación: Viña del Mar- Chile
Leopold estaba bien guapo!!

Imagen

_________________
Carolath Habsburg (as seen on Tumblr!!)

http://carolathhabsburg.tumblr.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 19:07 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17538
Sí que era guapo, sí ;)

Y, en carácter, tiene su miga, porque me recuerda al Fritz de la princesa real Vicky. La clase de hombres educados en el sistema Hohenzollern, que hacía hincapié en un orgullo de casta no exento de arrogancia, en una intensa reciedumbre y marcialidad. Sin embargo, aunque lucían el uniforme con gallardía y podían cumplir su deber puntillosamente en las maniobras o en el campo de batalla, ni Fritz ni Leopold eran realmente el prototipo de príncipes prusianos; tenían una veta intelectual y una sensibilidad artística combinadas con unas convicciones liberales que les salvaban de encajar en ese cliché.

Pienso que María Clothilde tuvo pésima suerte. Habiendo existido una posibilidad de que la comprometiesen con Leopold, ya fue desgracia que al final hubiese de apechugar con Plon-Plon...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 20:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Sep 2009 20:51
Mensajes: 1093
Pobre Clotilde!, ya la llamaban en el Piamonte, cuando se tuvo que casar con Plon Plon, "la primera víctima de la guerra".

Por cierto, si a alguno se os ocurre abrir un topic de sobrenombres regios, Plon Plon es de los más espeluznantes:)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 20:44 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17538
Vamos a ello...

Theo Aronson, un autor siempre altamente recomendable, cuyas obras proporcionan extensa información entreteniendo párrafo a párrafo, sin aburrir jamás a quien le lee, alude directamente a lo que, en su época, fue denominada "the Coburgs curse", la maldición de los Coburgo, en su libro dedicado a esta dinastía (Defiant Dynasty: the Coburgs of Belgium). El relato parte de una boda: la del príncipe Ferdinand de Saxe-Coburg-Gotha con una bellísima aristócrata húngara, María Antonia Gabriele Elisabeth Koháry de Csábrág et Szitnya.

Antonia Koháry de Csábrág et Szitnya era hija de Ferencz József Koháry de Csábrág et Szitnya, fürst (príncipe) y uno de los más ricos magnates centroeuropeos. La madre de la muchacha, Maria Antonia von Waldstein-Wartenberg, aportó un linaje impecable, con vinculaciones a numerosas de las principales familias del imperio Habsburgo. Antonia Koháry fue hija única, lo que, inevitablemente, hacía de ella la heredera universal de sus progenitores. Por eso no se entiende demasiado bien el orígen que, supuestamente, tiene la maldición de los Coburgo: se supone que la lanzó un pariente de la chica, un aristócrata húngaro que para más añadidura se había hecho monje previamente, al enterarse de que el padre había decidido entregar todos sus bienes terrenos a Antonia a raíz de la boda de ésta con Ferdinand de Saxe-Coburg-Gotha, quien había accedido, para complacer a su suegro, a añadir a sus apellidos el Koháry. Se supone que los parientes de Antonia habían esperado que Ferencz József no le legase en exclusiva su inmensa fortuna, sino que estableciese una especie de reparto de bienes entre su hija y los primos de ésta. Por eso, al parecer, los primos se consideraron terriblemente agraviados por la decisión de Ferencz József de transferirlo todo a la hija y al yerno, en detrimento de otros parientes Koháry. Para mí, ahí falla la historieta, jajaja. Quiero decir...pienso que uno puede hacerse ilusiones acerca de heredar algo, poco o mucho, de un tío cuando éste carece de descendencia directa, pero cuando un tío tiene un hijo o una hija, ya se suele dar por descontado que todo, todito, va a ir a parar a manos de ese vástago.

En fín...no dejemos que la potencial inconsistencia nos arruine el tema de la maldición de los Coburgo. La teoría es que un primo húngaro metido a monje lanzó una maldición que afectaría a la progenie de Ferdinand y Antonia. A posteriori, se estimaría que la maldición empezó a hacerse sentir con la muerte prematura de la única hija entre los cuatro retoños de la pareja, la preciosa y encantadora Victoria, por matrimonio duquesa de Nemours. Pero la maldición de los Coburg alcanzaría su apogeo a finales del año 1861, cuando se cebó en los hijos varones de uno de los hermanos de la difunta Victoria, Fernando, que había sido rey de Portugal.

A decir verdad, el Portugal decimonónico tenía experiencia en epidemias que diezmaban la población. El cólera y la fiebre amarilla habían hecho su aparición en diversas ocasiones, provocando grandes daños. No en vano, la fallecida reina Stephanie/Estefánia había tenido la ilusión de promover un hospital más moderno en sus instalaciones y en su metodología de trabajo que los preexistentes, para ocuparse de los que caían enfermos a raíz de cualquier propagación de cólera o fiebre amarilla. Stephanie/Estefánia había andado demasiado escasa de tiempo para cumplir su anhelo, pero Pedro lo había hecho después de la muerte de la joven consorte, en un conmovedor tributo a su memoria.

Pero, bueno, la familia real siempre había estado a salvo. Hasta finales de 1861, claro.

Recordemos: Antonia se había casado con Leopold. Después de la boda, habían partido en la corveta Bartholomeu Dias rumbo a Anvers. El navío tenía por comandante al hermano predilecto de Antonia, Luís duque de Porto. También se les agregó otro hermano, Joao duque de Beja. Dado que tenían que llevar a la pareja a su destino, Luis y Joao aprovecharían para efectuar después una corta visita a Inglaterra y pasarse por Francia a cumplimentar a Napoleón III en Compiègne antes de retornar a Portugal. Entre tanto, Pedro, seriamente afectado por la marcha de la infanta que había sido "la alegría de mi casa", cogió a sus hermanos menores, los infantes Fernando y Augusto, para llevárselos consigo a Vila Viçosa, en el Alentejo. Lo que no se esperaba en absoluto es que, al retorno a Lisboa tras unas semanas en el Alentejo, Fernando y Augusto mostrasen síntomas de estar aquejados de una fiebre tifoidea...

Pedro estaba consternado. La fiebre tifoidea era una enfermedad seria, potencialmente letal. No se sabía en virtud de qué la habían contraído, aunque luego se diría que habían bebido agua estancada procedente de un lago situado junto al palacio de Vila Viçosa. En cualquier caso, el rey se afanaba en cuidar a Fernando y Augusto. Augusto enseguida pareció fuera de peligro, pero Fernando íba de mal en peor...y el propio Pedro acabó manifestando señales de la tifoidea, lo que le obligó a abandonar la atención de Fernando para meterse él mismo en su cama, entre escalofríos y delirios combinados con dolorosos retortijones.

Fernando fue el primero en sucumbir, con apenas quince años de edad...

Imagen
Fernando: la primera víctima de 1861.

...y se dice que los tristes tañidos de las campanas fueron los que comunicaron a Pedro, postrado en el lecho, aquella defunción. Evidentemente, para Pedro, que batallaba sin tregua contra la tifoidea, fue un mazazo psicológico. Profundamente afectado, él mismo exhalaría su último aliento el 11 de noviembre de 1871, cinco días después de que lo hubiese hecho Fernando.

El padre, Fernando, estaba literalmente "para el arrastre". A la muerte de Fernando se había sumado la de Pedro, mientras que Augusto todavía no se había repuesto por completo. Por añadidura, Luis -que técnicamente se había convertido en el rey Luis I en el preciso instante del fallecimiento de Pedro- y Joao duque de Beja se encontraban todavía en ruta hacia Lisboa a bordo del Bartholomeu Dias. Don Fernando tenía que sobreponerse a su dolor por la pérdida casi simultánea de dos hijos para ir a recibir a la rada lisboeta a los otros dos, que llegarían del extranjero tras haber sido advertidos de que Fernando estaba al borde de la tumba, pero sin saber que había perecido seguido al cabo de cinco días por el monarca. Era una situación altamente dramática, se mire por dónde se mire.

Se cuenta que nada más atracar el Bartholomeu Dias en el puerto, don Fernando, imprimiendo a su paso una firmeza que estaba lejos de su ánimo, subió a bordo para ser el que comunicase a Luis que era el nuevo rey de Portugal. Luis se quedó literalmente apabullado. En tono dolido, exclamó: "He perdido a mi hermano...y mi libertad". Y así era: de una tacada, había perdido a Pedro, a quien había querido profundamente, y su posibilidad de vivir con cierto margen para hacer carrera en la marina, su auténtica pasión. Joao duque de Beja acababa de transformarse en el heredero, pues Luis estaba soltero y mientras no se le apañase una boda, no se podía ni aspirar remotamente a procrear una nueva generación que garantizase el tradicional relevo de padre a hijo mayor.

Es fácil recrear mentalmente la imagen de don Fernando volviendo al Palacio das Neccesidades con Luis y Joao. El hombre tuvo que exponer a sus hijos el hecho de que las repentinas desapariciones de Fernando y Pedro, sumados a la noticia de que Augusto se había salvado de seguir el mismo camino por los pelos, habían causado un enorme alboroto en Lisboa. La gente no se creía que una fiebre tifoidea hubiese provocado semejante estropicio; se hablaba de envenenamiento y se acusaba directamente al marqués de Loulé, esposo separado de la infanta doña Ana de Jesús María, a quien se suponía capaz de asesinar a toda la familia para que tuviesen una oportunidad de acceder al trono sus hijos. Era demencial, sí, pero era lo que había: se habían producido tumultos callejeros, con una virulencia que íba in crescendo. Era de la vital importancia que Luis tomase las riendas y que Joao apareciese a su lado. Joao expresó su deseo de presidir, al frente del regimiento número dos de lanceros del que era comandante en jefe, el cortejo fúnebre de Pedro. A su padre le pareció acertado, porque contribuiría decisivamente a serenar los ánimos revueltos de los lisboetas.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 21:11 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 20:47
Mensajes: 17538
A medida que la noticia se propagaba por Europa, tuvo el efecto de una poderosa sacudida.

En Inglaterra, el príncipe Albert, de por sí enfermizo y melancólico, se quedó literalmente en shock. No podía encajar la muerte de Fernando, pero menos aún la de Pedro, a quien repetía, incesantemente, había querido igual que a un hijo. Victoria compartía la desolación de Albert. Consternada en extremo, escribió:

What an awful misfortune this is! How the hand of death seems bent on pursuing that poor dear family, once so prosperous. Poor Ferdinand so proud of his children--of his five sons--now the eldest and most distinguished, the head of the family, gone and also another of fifteen, and the youngest still ill...

En Bélgica, Leopold I, que ya tenía setenta y un años e iba por su trigésimo año de reinado, se sintió desolado. No podía alejar de su pensamiento a su sobrino Fernando, que estaría padeciendo horriblemente. Por otro lado, le preocupaba que los portugueses hubiesen reaccionado formando una turbamulta porque creían que alguien estaba envenenando sistemáticamente a sus príncipes. Esa inestabilidad no parecía el mejor de los augurios para el reinado que acababa de iniciar Luis.

Pero cuando la noticia alcanzó Berlín, fue el acabose. Antonia había estado presente en la solemne coronación de Wilhelm y Augusta en Köenisgberg. Luego, con su Leopold, había viajado a Postdam a fín de realizar su entrada oficial en la corte de los Hohenzollern. Todos estaban encantados con ella, una muchacha de notable presencia física que aún lucía con entusiasmo el surtido de trajes que se le habían confeccionado con motivo de la boda. Cuando Leopold hubo de comunicarle las muertes de Fernando y Pedro, es de suponer que pasó uno de los peores momentos de su existencia. Antonia sentía las cosas profunda e intensamente, no era mujer de medias tintas en lo que concernía a sus emociones; si estaba alegre, el cascabeleo se transmitía; si estaba triste, no se tomaba el trabajo de contener las muestras de pesar. La joven se vino abajo con estrépito.

Curiosamente, eso íba a abrir una cuña en su relación con su suegra, Josephine de Baden. Antonia había viajado hasta Alemania llevando consigo elevadas expectativas respecto a su futura relación con Josephine, porque, en su memoria, gravitaba la imagen de Stephanie/Estefánia manifestando un caluroso afecto hacia su madre, a quien nunca se cansaba de remitir extensas cartas en francés. La potente vinculación afectiva de Stephanie/Estefánia con Josephine había derivado en que Antonia se había creado una impresión de una mujer que rezumaría ternura por cada poro de su piel. Y, ciertamente, Josephine tenía sentimientos, pero estaba acostumbrada a reprimirse a la hora de manifestarlos; todo en ella era comedimiento, mesura, un perfecto control de sí misma. Josephine había educado a Stephanie/Estefánia y a la hermana menor de ésta, Marie, para que nunca se dejasen arrastrar públicamente por las emociones. Por eso, Josephine no podía entender que su nuera Antonia se mostrase tan...meridional, por expresarlo en una palabra. A fín de cuentas, podría ser un poquito más germánica...¿no? Su abuela materna había sido una Habsburgo-Lorena y sus ancestros paternos eran netamente alemanes.

Antonia todavía estaba tratando de remontar cuando llegó otra espantosa noticia: Joao, duque de Beja, presumible heredero de don Luis, también había fallecido...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: ANTONIA, INFANTA (fürstin Hohenzollern-Sigmaringen).
NotaPublicado: 09 May 2010 21:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Sep 2009 20:51
Mensajes: 1093
por Dios, Minnie, esto es una tragedia griega! Dime por favor que ya no mueren más!!!

Me tienes sobre ascuas....


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 212 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16 ... 18  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro