Foro DINASTÍAS | La Realeza a Través de los Siglos.

Nuevo tema Responder al tema  [ 314 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ... 27  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 14:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Jun 2008 09:22
Mensajes: 507
Ubicación: MADRID
Efectivamente Sabba, se "enrocó" como tú dices (que graciosa¡¡¡), y ese fué uno de sus errores, otro y gordo es lo que dice Minnie y estoy de acuerdo con ella, se veían a sí mísmos como incuestionables, absolutos.....y no....eran humanos, quizás se dieron cuenta demasiado tarde.

Lo que dices del hambre es bien cierto. Cuando visité el Palacio de Invierno, en una de las salas nos enseñaron un reloj. Un reloj que fué hecho por encargo de Catalina. El relojito en cuestión ocupaba toda la estancia que era muy grande, seguro que muchos de vosotros lo habeis visto.

Imaginaos una circunferencia con un radio de dos metros, cubierta por una jaula de oro, de dos metros o más de alta. Dentro animalitos......, un conejo, una ardilla, ....y la figura principal , un pavo. Todos los animalitos tienen los ojos de piedras preciosas.... y entonces, no sé si a las horas en punto o a las medias, suenan unas campanadas y tachán¡¡¡¡¡, se abre la cola del Pavo Real, toda, todita, toda, cubierta de esmeraldas, zafiros, rubís y toda clase de piedras preciosas que os podais imaginar. ESPECTACULAR¡¡¡¡

Realmente ante tal espectaculo uno entiende que hubiera una Revolución.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 15:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Feb 2008 02:19
Mensajes: 3303
Que tragedia es no saber hacer bien el bien............


y....muerte al pavo real!!!!!!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 16:00 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26950
Ubicación: ESPAÑA
Me releo y creo que habré dicho la palabra error unas 27 veces en un sólo párrafo, sorry (wink)

Lo que pasa es que en el caso de los rusos, pobres, lo peor estaba por llegar... esa es la gran diferencia. Menos mal que el pueblo no veía los pavos reales...

De todas maneras, creo que tenemos una tendencia a ser más flexibles con la francesa, quizá subconscientemente nos ponemos en contexto doscientos años para atrás y encontramos todo lo de la Guillotina como con más pase (Yo no, de hecho hoy es 14 de Julio, esta noche habrá fuegos artificiales en todas partes de Francia y yo siempre pregunto como pueden celebrar así esa monstruosidad) es decir, como si la época fuera más bárbara y mas aceptable todo, de los zares tenemos tanto material visual y nos parecen tan cercanos en el tiempo, que creo que lo llevamos peor.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 16:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 12 Mar 2008 17:10
Mensajes: 7956
Ubicación: MURCIA - ALICANTE
Bueno, hoy todavía hay millones de personas que consideran que la revolución rusa fue un gran adelanto para la humanidad y que gente como Lennin o Trotsky hicieron lo que era necesario para liberar a Rusia y a otras partes del mundo de la exclavitud capitalista y oligárquica. Preguntaselo a LLamazares. Luego Stalin y los demás traicionaron el espíritu de la revolucion.

En cuanto a porque consideramos más aceptable la francesa, como tú bien dices se debe a la lejanía, pero no sólo a eso; hay que tener en cuenta que lo queramos o no somos hijos de esa revolución que dió forma a los derechos del hombre y del ciudadano, a la igualdad ante la ley etc... y también a la maravillosa propaganda francesa que sabe muy bien vender todo lo suyo dandole un toque de encanto y genialidad. Vease sino con Napoleón, de un dictador han hecho un héroe.Eso sólo lo saben hacer los franceses, desngañémonos. :-D


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 17:20 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26950
Ubicación: ESPAÑA
legris escribió:
... y también a la maravillosa propaganda francesa que sabe muy bien vender todo lo suyo dandole un toque de encanto y genialidad. Vease sino con Napoleón, de un dictador han hecho un héroe.Eso sólo lo saben hacer los franceses, desngañémonos. :-D


NO LO SABES TU TAMBIÉN (grin) PODRÍA DARTE MILES DE EJEMPLOS

Bajo el tono :roll: me emocioné... ja ja
Pero es cierto, le han dado un toque de genialidad a un asunto tan monstruoso, como sólo ellos saben hacerlo... Especialistas en darle la vuelta a la tortilla, con Hitler hicieron igual, les admiro por esa jeta tan impresionante.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 18:24 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
isabel escribió:
No sabía ninguna de éstas anecdotas Minnie¡¡¡¡ me dejas boquiabierta, sobre todo con el episodio de Ella, parece que ella vió claramente lo que Alix núnca vió¡¡¡¡¡¡¡ Me han encantado y ese tapiz del que hablas es el que ví en el Palacio claro, pero fijate que no me pareció un tapiz sino un cuadro, claro que puedo estar equivocada.


Bueno, chiqui, yo he utilizado la palabra "tapiz" porque es la que mejor me encaja para describir un Gobelino de seda, jajaja. Pero, a decir verdad, no soy ninguna experta en la materia. Quizá Licorne, si casualmente lee esto, nos lo podrá aclarar: ella en cuestión de arte nos da ciento y raya ;)

Al hilo del debate que estáis sosteniendo...

...aquí os va mi propio "ladrillazo". Espero que me disculpéis que me extienda, pero me gustaría matizar al máximo mi opinión.

Siento ternura y compasión hacia Alix. ¿Qué otra cosa se puede sentir, hacia alguien que, como ella, se vió golpeada, desde la niñez, por una serie de dramas familiares que plantaron en su interior las semillas del fatalismo? Todo lo que le ocurrió en la infancia contribuyó a que se desarrollasen las facetas más sombrías de su personalidad, para que se convirtiese en una muchacha tímida, retraída, demasiado imbuída de sí misma, incapaz de relacionarse de manera positiva con la gente que no formaba parte de su círculo íntimo, distante, obstinada, terca, orgullosa, soberbia. No hay que olvidar que, cuando era una criaturita, sus padres le otorgaron el sobrenombre afectuoso de "Sunny" por su naturaleza vivaracha y risueña; pero, a posteriori, las circunstancias se fueron encadenando hasta llevarla a una actitud existencial que no guardaba ninguna relación con ese apelativo cariñoso que le habían dado.

Sin embargo, por otro lado, nuestra vida no es tanto lo que nos sucede como el modo en que reaccionamos a lo que nos sucede. En el siglo XIX, había una elevada tasa de mortalidad femenina durante el parto o de postparto, combinada con un cupo muy elevado de bebés o niños que fallecían antes de tiempo. Millones de criaturas se quedaron sin su mamá o sus hermanos en esa época, no resultaba nada inusual. Y Alix, para ser sinceros, estaba en mejores condiciones que cualquiera de las otras niñas para recomponerse por entero. Su abuela paterna, la princesa Elisabeth de Prusia, luego también denominada princesa Karl de Hesse, parece haber sido una anciana adorable y entrañable, la típica mujer que se desvivía por sus nietos. Su abuela materna, la reina Victoria, puso siempre especial énfasis en participar en la crianza de sus nietos hessianos. Había dos presencias femeninas claramente protectoras en las dos abuelas. Entre tantos tíos, tías, primos y primas, tampoco faltaban grandes dosis de afecto. Alix podía haber adoptado una actitud animosa y resuelta. Pero incluso en la adolescencia, su prima favorita, Marie Louise de Schleswig-Holstein, tuvo la perspicacia suficiente para captar la clave del carácter de Alix al decirle: "Alix, siempre juegas a sentirte dolorida; un día el Señor te enviará una verdadera tragedia...¿y entonces qué harás?". Gran frase de Marie Louise, porque lo dice todo sobre Alix.

Fijaos, por favor, en que hablo de una Alix anterior en el tiempo a la Alix que después de haber puesto en el mundo cuatro niñas recibe el tan ansiado varón para descubrir, en cuestión de días, que el pequeño padecía una terrible enfermedad. Resulta fácil caer en el error de querer "pasar por encima" de las limitaciones y deficiencias del carácter de Alix atribuyéndolos a la fortísima presión psicológica y emocional que le provocaba la desdichada situación de su hijito. Pienso que nadie pone en duda que, efectivamente, la situación de su hijito suponía un martirio constante para la madre, condicionando muchas de sus acciones u omisiones. Pero décadas antes de que llegase Alexei, Alix ya tenía una tendencia bien cultivada a mostrarse caprichosa, dura en sus juicios, cerrada de mollera y poco accesible. Yo encuentro bastante chocante un hecho que revela también a Alix, mencionado por G. King en su biografía de la zarina. Ocurrió tras haberse anunciado de forma oficial el noviazgo de Nicky con Alix: en esas fechas, un diplomático ruso, el conde Osten-Saacken, que había ejercido un cargo de representación en Darmstadt, se encontró con el gran mariscal de la corte de Hesse-Darmstadt; aprovechándose de un conocimiento previo, Osten-Saacken se dirigió al gran mariscal para preguntarle cómo era Alix:

-Cuando yo me fuí de Darmstadt, la princesa Alix era sólo una niña. Dígame, con franqueza...¿qué piensa vd de ella ahora que ha alcanzado la edad adulta?.

A Osten-Saacken se le debió quedar cara de alelado al recibir la siguiente réplica del gran mariscal, formulada en un tono helado:

-¡Qué gran golpe de suerte para Hesse-Darmstadt que vds se la lleven!.

Pensad, por un segundo, en la carga de profundidad de esa anécdota. Forma parte de la tradición de las cortes europeas "no menguar nunca el valor en el mercado matrimonial de sus princesas", es decir, se corre un tupido velo sobre los defectos mientras que se ensalzan las virtudes. Obviamente, el gran mariscal de la corte ducal llevaba años "dentro del sistema" y tenía que tener perfectamente asumida "esa máxima". Sin embargo, en presencia de un notable diplomático ruso, no pudo cumplir su deber de mostrarse ya no digamos laudatorio hacia la princesa, sino al menos circunspecto. Le salió un exabrupto: "Qué suerte tenemos por habérsela endilgado a vds, vayan con dios y que les aproveche nuestra princesa". Resulta claro que al gran mariscal de la corte ducal le había provocado más de un dolor de cabeza el carácter dominante y obstinado de la princesa.

En resumen...creo que Alix fue en gran medida responsable de todo lo que le sucedió. Ya antes de llegar a Rusia era una muchacha "difícil de llevar". En Rusia, encima, dejó que se le subiesen a la cabeza la autocracia y un fanatismo ortodoxo propio de los conversos. Se veía encaramada a un pedestal junto a su marido, bastaba con seguir encima del pedestal para recibir de forma automática la reverente adoración de su pueblo. Creo que era una idea cómoda para Alix: al dar por supuesta y segura la entrega abnegada de los rusos, no se veía en la tesitura de tener que ganárselos día a día. Podía dedicarse a pasar tardes enteras tumbada en el diván de su Boudoir Malva, leyendo libros de Marie Corelli, bebiendo té y fumando, en vez de vencer su timidez para salir a tratarse con los rusos de diferentes estratos sociales.

Pero lo peor de Alix es, como dice Sabba, que "se enrocó". Paulatinamente, los avisos de la tempestad que se avecinaba se hicieron más claros y reiterativos. Nunca he entendido que ni siquiera quisiese escuchar a Ella. Ella era su hermana, una hermana que había formado parte del círculo imperial, que había gozado de gran simpatía social y que a esas alturas vivía atendiendo a los miserables en los suburbios moscovitas. Si alguien podía decirle lo que pensaban los rusos, desde las clases más elevadas a las menos favorecidas, ésa era Ella. Puedo entender que Alix prefiriese hacer oídos sordos a Miechen, a Ducky o a Zinaida Yussupov: ninguna de ellas era santo de su devoción. Pero la forma en que despachó a Ella...eso no me cabe en la cabeza. A partir de ahí, la hago doblemente responsable de lo que ocurrió.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 18:43 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26950
Ubicación: ESPAÑA
Me encanta que dices siento ternura y compasión hacia Alix para luego sacar toda una artillería pesada sobre ella (grin).
Yo siento ternura y compasión por Ella, su hermana, vivió los mismos dramas que Alix en su niñez, como el resto de sus hermanas, sin embargo apechugó con su destino sin huir, sin odio, sin altivez, etc...
Nunca me ha servido mucho la excusa de mira que niñez tuvo... otros y otras la tuvieron mucho peor, pero es en el interior de las personas dónde se forja su carácter, dónde uno se hace un compromiso consigo mismo de lo que quiere, de lo que está dispuesto a arriesgar, y de su apertura para mirar tu alrededor con los ojos cerrados ó bien abiertos.

Al fín y al cabo ella SI tuvo un matrimonio por amor, algo rarísimo en la época, tenía, de partida mucho más puntos favorables donde sostener su fortaleza y su carácter, pero todo lo ignoró para ser Alix, nada más que Alix por encima del bien y del mal.

Pensad un poco con el contaxto de la época, es terrible tener un hijo con esa enfermedad, pero en esa época no era ninguna novedad perder niños pequeños, estaba a la orden del día, nuestra Ena padeció lo mismo, no estaba apoyada por su marido y su actitud hacia la vida fué bien diferente. A Alix le fallaba una pata, Alexei, pero le funcionaban otras cinco perfectamente.

En ese sentido la frase de su prima la define por completo.

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 18:58 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
sabbatical escribió:
Me encanta que dices siento ternura y compasión hacia Alix para luego sacar toda una artillería pesada sobre ella (grin).


¿¿He sonado hipócrita?? :oops:
No, en serio, jajaja: yo creo que se puede experimentar ternura y compasión hacia alguien que se percibe claramente que estaba abocada a un gran desastre de no ser capaz de enmendarse la plana a sí misma. Y Alix no era capaz, desde luego, de enmendarse la plana a sí misma. En gran medida, no he conocido mayor ejemplo de cumplimiento del viejo adagio castellano: "Sostenella y no enmendalla".

Pero desde luego coincido con tu punto de vista. Louis y Alice tuvieron cuatro hijas: Victoria, Ella, Irene y Alix (no cuento a la quinta niña, May, porque murió en la infancia, así que no sabemos cómo habría evolucionado su carácter). Las mismas tragedias domésticas que marcaron los primeros años de Alix marcaron a Victoria, Ella e Irene. Quizá incluso se podría decir que marcaron más a Victoria, Ella e Irene, porque, siendo un poco mayores en edad, comprendían mejor lo que representaba cada pérdida: la muerte de Frittie (acaecida ANTES de que naciese Alix), la muerte de May, la muerte de Alice. Pero Victoria era una mujer con una gran dosis de sentido común, de pragmatismo y de coraje: basta con pensar en el modo en que afrontó y manejó la enfermedad congénita de su hijita Alice de Battenberg. Ella contaba a su favor con una espiritualidad muy profunda, muy sólida, que no se transformó en fanatismo sino en voluntad de servicio a los demás. Irene tuvo no uno sino dos hijos hemofílicos, pero mantuvo una actitud benévola y conciliadora hacia la vida. En ninguna se percibe la notable falta de equilibrio que caracterizó a Alix.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 20:27 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 22:02
Mensajes: 26950
Ubicación: ESPAÑA
Exacto.
Seguro que también influyó un marido débil al que ella manejaba como quería, y él encantado. Para qué rectificar...

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 22:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Jun 2008 09:22
Mensajes: 507
Ubicación: MADRID
Bueno, bueno....qué interesante se está poniendo esto¡¡¡

No creo que la muerte de su madre, Alice de Inglaterra fuera determinante para forjar el caracter de la futura Emperatriz, no , no lo creo, fué una gran desgracia para una niña pequeña perder a su madre y a su hermanita menor pero determinante no. Cuando esto sucedió quedaron cinco huérfanos, y sin duda a todos les afectó en mayor o menor grado pero los caracteres de los cinco eran diferentes y por eso seguro que reaccionaron de diferentes maneras.

Yo tendo dos hijos, niño y niña, los mísmos padres, el mísmo colegio, la mísma comida los mismos valores inculcados....y son la noche y el día¡¡¡¡ más diferentes no pueden ser.

Victoria, Ella, Irene , Ernst y Alix, nacieron ya como personas diferentes, cada uno con su caracter, caracter que se desarrolla desde el nacimiento hasta la madurez. Es cierto que a Alix sus padres le llamaban Sunny en sus primeros años, pero a los cinco o seis años el caracter del niño empieza a asomar, aparecen las timideces, las vergüenzas....., no creo que sólo la muerte de la madre cambió el caracter de la niña, sino que su personalidad empezaba a aparecer.

La abuela materna Victoria, veló especialmente por los niños Hesse cuando quedaron huérfanos, ....da la casualidad de que la abuela era la monarca más poderosa en aquel momento, sin duda la majestad y el poder de Victoria deslumbraba a la princesita del pequeño ducado de Hesse, de hecho Alix se sintió siempre 100% inglesa, digna nieta de su abuela.

Por otra parte era la nieta favorita, la elegida por Victoria para convertirse un dia en Reina de Inglaterra, mientras Victoria intentaba casarla con Eddie, el futuro Zar de Rusia le cortejaba y le juraba amor eterno, seguro que los humos se le subieron "un poquito"??

Alix estaba enamorada de verdad de Nicolás, de eso estoy segura, pero sin duda enseguida vió que al futuro Zar le faltaba caracter, de novios, mientras Alejandro III agonizaba, los médicos informaban puntualmente a Dagmar del estado del Zar, ni un solo informe a Nicolás, ....Alix recriminó a su novio esta actitud, empujándole a demostrar a todos su fuerza y enfrentándolo a los médicos para que le informaran a él primero como futuro Zar que era.

Nicolás no quería ser Zar, hubiera sido infinitamente más feliz, siendo un noble anónimo que disfrutaba de sus tierras y su familia, Alix sí quería ser Emperatriz, se sentía Real, y creyó que sus consejos ayudarian a Nicolás a adquirir esa autoridad que le faltaba.

Efectivamente muchos niños morían al nacer o en su primera infancia, efectivamente Victoria de Hesse afrontó con estoicidad la enfermedad de su hijita Alice, e Irene la desgracia de dos hemofílicos y la muerte de uno de ellos, pero no olvidemos que ninguna de ellas tenía encima la presion de todo un pueblo que esperaba un heredero. Un pueblo de veintidos millones de habitantes a principios de siglo.

Creo que además tuvo el enorme handicap de casarse siendo ya como quien dice Emperatriz sin unos años de aprendizaje básicos par conocer el nuevo País, las costumbres, las gentes......no sé si realmente se pasaba los días tumbada fumando, me parece un poco injusta esta imagen ligera de Alix. Respecto a salir a conocer a todos los rusos de los diferentes estratos sociales, no creo que Maria Feodorvna o Maria Alexandrovna, por no hablar de Catalina, salieran a conocerlos tampoco, como tampoco lo hacían las Reinas de los demás paises europeos, la sociedad entonces estaba establecida de otra forma bastante más distante, pero no sólo los miembros de la realeza, tampoco las damas y caballeros de la nobleza de Rusia o cualquier otro país se molestaba en conocer a las clases inferiores.

Lamentablemente todavía hoy cien años después es un hábito poco habitual


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 23:26 
Desconectado
Madre Fundadora
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2008 21:47
Mensajes: 18334
isabel escribió:
Creo que además tuvo el enorme handicap de casarse siendo ya como quien dice Emperatriz sin unos años de aprendizaje básicos par conocer el nuevo País, las costumbres, las gentes......no sé si realmente se pasaba los días tumbada fumando, me parece un poco injusta esta imagen ligera de Alix. Respecto a salir a conocer a todos los rusos de los diferentes estratos sociales, no creo que Maria Feodorvna o Maria Alexandrovna, por no hablar de Catalina, salieran a conocerlos tampoco, como tampoco lo hacían las Reinas de los demás paises europeos, la sociedad entonces estaba establecida de otra forma bastante más distante, pero no sólo los miembros de la realeza, tampoco las damas y caballeros de la nobleza de Rusia o cualquier otro país se molestaba en conocer a las clases inferiores.

Lamentablemente todavía hoy cien años después es un hábito poco habitual


Tienes toda la razón, Isabel ;) Es una imagen un poquito injusta, porque tal y como lo he expresado parece que se pasaba los días, día tras día, tirada en el diván con sus novelitas de la Corelli alternando tazas de té con cigarrillos franceses. Y tampoco es eso, claro que no. Al querer plasmar en una imagen el espléndido aislamiento en el que vivía respecto a la realidad, se me ha ído un poco -o bastante- la mano. Mis disculpas, porque, al menos, podría haber añadido que no sólo le chiflaban las novelas cursis e insustanciales de Marie Corelli, sino que era capaz de volverse loca de entusiasmo con libros de ciencia (especialmente El Orígen de las Especies de Charles Darwin) ;)

Pero, desde luego, no estoy de acuerdo en que otras soberanas de la época tampoco se preocupaban de realizar una gran actividad entre los estratos menos favorecidos de la sociedad. Precisamente en esa época, fue cuando se extendió de forma notable la participación en distintas obras de carácter benéfico-social de las reinas consortes europeas. Además, la difusión que alcanzaban, paulatinamente, los periódicos e incluso los "magazines" servía para subrayar esa nueva conciencia de responsabilidad social de las soberanas. María Feodorovna, Minnie, no se había limitado a patrocinar el Instituto Smolny siguiendo la tradición de las zarinas rusas; añadió a su lista otros veintiséis institutos femeninos, así como setenta y siete escuelas para niñas de clase media-baja que requerían una educación más básica y orientada al trabajo. También tomó bajo su protección orfanatos y escuelas especializadas para niños ciegos, centros que visitaba con regularidad.

No sólo se encargó de liderar la Cruz Roja tras la muerte de su suegra, la zarina María Alexandrovna. Cuando en 1870 se produjo una epidemia de cólera en San Petersburgo, Minnie, la alegre Minnie que parecía ir de fiesta en fiesta, visitó incansable la larga serie de hospitales en los que se confinaba a los enfermos e incluso llegó a adentrarse en distritos puestos bajo cuarentena. En cualquier desgracia que se produjese, Minnie estaba lista para aparecer aunque le costase sacrificar su frenética actividad social.

Pero resulta que, aparte Minnie, otras seguían esa pauta. Alix, en Inglaterra, no se ganó su extraordinaria popularidad quedándose en Sandringham House haciendo petit point. Era una mujer que visitaba hospicios, escuelas y hospitales con frecuencia. Su bella historia de amistad con el desdichado hombre elefante prueba esa dimensión de su vida.

Alexandra, en ese sentido, constituye una "decepción". Se hubiese esperado más, mucho más, de una princesa cuya preceptora había sido una protofeminista con ideas notoriamente liberales. En la época en que se dejaba guiar por Margaret Jackson, Alix había llegado a bajar a unas minas en Gales para comprobar, por sí misma, las durísimas condiciones laborales. Eso lo hizo en Inglaterra, dónde sólo era una de las veintidós nietas de la reina Victoria. En cambio, en Rusia, se retrajo hacia el interior de Tsarskoé Selo, apenas participaba en ceremonias oficiales y en algunos eventos benéficos muy bien escogidos. Cierto que durante la Guerra trabajó bastante en su hospital, pero es que durante la Guerra todas ellas arrimaron el hombro tanto o más que la zarina rusa (estoy pensando en Ducky o en Masha recorriendo en frente en ambulancia para llevar asistencia a dónde se necesitaba con mayor urgencia, en Olga agotándose en el hospital de Kiev, etc).


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Jul 2008 23:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 02 Jun 2008 15:34
Mensajes: 5465
Minnie escribió:
isabel escribió:
No sabía ninguna de éstas anecdotas Minnie¡¡¡¡ me dejas boquiabierta, sobre todo con el episodio de Ella, parece que ella vió claramente lo que Alix núnca vió¡¡¡¡¡¡¡ Me han encantado y ese tapiz del que hablas es el que ví en el Palacio claro, pero fijate que no me pareció un tapiz sino un cuadro, claro que puedo estar equivocada.


Bueno, chiqui, yo he utilizado la palabra "tapiz" porque es la que mejor me encaja para describir un Gobelino de seda, jajaja. Pero, a decir verdad, no soy ninguna experta en la materia. Quizá Licorne, si casualmente lee esto, nos lo podrá aclarar: ella en cuestión de arte nos da ciento y raya ;)

Al hilo del debate que estáis sosteniendo...

...aquí os va mi propio "ladrillazo". Espero que me disculpéis que me extienda, pero me gustaría matizar al máximo mi opinión.

Siento ternura y compasión hacia Alix. ¿Qué otra cosa se puede sentir, hacia alguien que, como ella, se vió golpeada, desde la niñez, por una serie de dramas familiares que plantaron en su interior las semillas del fatalismo? Todo lo que le ocurrió en la infancia contribuyó a que se desarrollasen las facetas más sombrías de su personalidad, para que se convirtiese en una muchacha tímida, retraída, demasiado imbuída de sí misma, incapaz de relacionarse de manera positiva con la gente que no formaba parte de su círculo íntimo, distante, obstinada, terca, orgullosa, soberbia. No hay que olvidar que, cuando era una criaturita, sus padres le otorgaron el sobrenombre afectuoso de "Sunny" por su naturaleza vivaracha y risueña; pero, a posteriori, las circunstancias se fueron encadenando hasta llevarla a una actitud existencial que no guardaba ninguna relación con ese apelativo cariñoso que le habían dado.

Sin embargo, por otro lado, nuestra vida no es tanto lo que nos sucede como el modo en que reaccionamos a lo que nos sucede. En el siglo XIX, había una elevada tasa de mortalidad femenina durante el parto o de postparto, combinada con un cupo muy elevado de bebés o niños que fallecían antes de tiempo. Millones de criaturas se quedaron sin su mamá o sus hermanos en esa época, no resultaba nada inusual. Y Alix, para ser sinceros, estaba en mejores condiciones que cualquiera de las otras niñas para recomponerse por entero. Su abuela paterna, la princesa Elisabeth de Prusia, luego también denominada princesa Karl de Hesse, parece haber sido una anciana adorable y entrañable, la típica mujer que se desvivía por sus nietos. Su abuela materna, la reina Victoria, puso siempre especial énfasis en participar en la crianza de sus nietos hessianos. Había dos presencias femeninas claramente protectoras en las dos abuelas. Entre tantos tíos, tías, primos y primas, tampoco faltaban grandes dosis de afecto. Alix podía haber adoptado una actitud animosa y resuelta. Pero incluso en la adolescencia, su prima favorita, Marie Louise de Schleswig-Holstein, tuvo la perspicacia suficiente para captar la clave del carácter de Alix al decirle: "Alix, siempre juegas a sentirte dolorida; un día el Señor te enviará una verdadera tragedia...¿y entonces qué harás?". Gran frase de Marie Louise, porque lo dice todo sobre Alix.

Fijaos, por favor, en que hablo de una Alix anterior en el tiempo a la Alix que después de haber puesto en el mundo cuatro niñas recibe el tan ansiado varón para descubrir, en cuestión de días, que el pequeño padecía una terrible enfermedad. Resulta fácil caer en el error de querer "pasar por encima" de las limitaciones y deficiencias del carácter de Alix atribuyéndolos a la fortísima presión psicológica y emocional que le provocaba la desdichada situación de su hijito. Pienso que nadie pone en duda que, efectivamente, la situación de su hijito suponía un martirio constante para la madre, condicionando muchas de sus acciones u omisiones. Pero décadas antes de que llegase Alexei, Alix ya tenía una tendencia bien cultivada a mostrarse caprichosa, dura en sus juicios, cerrada de mollera y poco accesible. Yo encuentro bastante chocante un hecho que revela también a Alix, mencionado por G. King en su biografía de la zarina. Ocurrió tras haberse anunciado de forma oficial el noviazgo de Nicky con Alix: en esas fechas, un diplomático ruso, el conde Osten-Saacken, que había ejercido un cargo de representación en Darmstadt, se encontró con el gran mariscal de la corte de Hesse-Darmstadt; aprovechándose de un conocimiento previo, Osten-Saacken se dirigió al gran mariscal para preguntarle cómo era Alix:

-Cuando yo me fuí de Darmstadt, la princesa Alix era sólo una niña. Dígame, con franqueza...¿qué piensa vd de ella ahora que ha alcanzado la edad adulta?.

A Osten-Saacken se le debió quedar cara de alelado al recibir la siguiente réplica del gran mariscal, formulada en un tono helado:

-¡Qué gran golpe de suerte para Hesse-Darmstadt que vds se la lleven!.

Pensad, por un segundo, en la carga de profundidad de esa anécdota. Forma parte de la tradición de las cortes europeas "no menguar nunca el valor en el mercado matrimonial de sus princesas", es decir, se corre un tupido velo sobre los defectos mientras que se ensalzan las virtudes. Obviamente, el gran mariscal de la corte ducal llevaba años "dentro del sistema" y tenía que tener perfectamente asumida "esa máxima". Sin embargo, en presencia de un notable diplomático ruso, no pudo cumplir su deber de mostrarse ya no digamos laudatorio hacia la princesa, sino al menos circunspecto. Le salió un exabrupto: "Qué suerte tenemos por habérsela endilgado a vds, vayan con dios y que les aproveche nuestra princesa". Resulta claro que al gran mariscal de la corte ducal le había provocado más de un dolor de cabeza el carácter dominante y obstinado de la princesa.

En resumen...creo que Alix fue en gran medida responsable de todo lo que le sucedió. Ya antes de llegar a Rusia era una muchacha "difícil de llevar". En Rusia, encima, dejó que se le subiesen a la cabeza la autocracia y un fanatismo ortodoxo propio de los conversos. Se veía encaramada a un pedestal junto a su marido, bastaba con seguir encima del pedestal para recibir de forma automática la reverente adoración de su pueblo. Creo que era una idea cómoda para Alix: al dar por supuesta y segura la entrega abnegada de los rusos, no se veía en la tesitura de tener que ganárselos día a día. Podía dedicarse a pasar tardes enteras tumbada en el diván de su Boudoir Malva, leyendo libros de Marie Corelli, bebiendo té y fumando, en vez de vencer su timidez para salir a tratarse con los rusos de diferentes estratos sociales.

Pero lo peor de Alix es, como dice Sabba, que "se enrocó". Paulatinamente, los avisos de la tempestad que se avecinaba se hicieron más claros y reiterativos. Nunca he entendido que ni siquiera quisiese escuchar a Ella. Ella era su hermana, una hermana que había formado parte del círculo imperial, que había gozado de gran simpatía social y que a esas alturas vivía atendiendo a los miserables en los suburbios moscovitas. Si alguien podía decirle lo que pensaban los rusos, desde las clases más elevadas a las menos favorecidas, ésa era Ella. Puedo entender que Alix prefiriese hacer oídos sordos a Miechen, a Ducky o a Zinaida Yussupov: ninguna de ellas era santo de su devoción. Pero la forma en que despachó a Ella...eso no me cabe en la cabeza. A partir de ahí, la hago doblemente responsable de lo que ocurrió.


MINNIE, OS LEO Y OS ESTOY LEYENDO :-)


Arriba
 Perfil  
 


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 314 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ... 27  Siguiente


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  



Style by phpBB3 styles, zdrowie zdrowie alveo
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Base de datos de MODs
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro